[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘dinero’

Ex alcaldes corruptos la brincarán y no serán castigados

.

Las investigaciones abiertas contra 33 ex presidentes municipales acusados de malversar recursos públicos de sus ayuntamientos empezarán a acumular polvo, al menos en los siguientes cuatro meses, porque dudo que en pleno proceso electoral algún juez o la PGJE se animen a mover esos casos que han sido acomodados en los archiveros de la impunidad.

Impunidad 3

Algo pasa en Tlaxcala que el tema de la corrupción provoca amnesia y rechazo entre la clase política. En el discurso todos se muestran interesados para combatir y castigar ese flagelo de la sociedad, pero en los hechos los une la complicidad y la omisión para dejar impune esa terrible práctica tan común hoy en día.

Resulta increíble que no haya ni un solo ex funcionario de la administración de Mariano González Zarur sancionado por las anomalías millonarias detectadas por la Auditoría Superior de la Federación que logró ubicar en más de mil millones de pesos el daño patrimonial registrado durante el 2015 y el 2016.

Pero el manto protector que se extendió para los ex funcionarios estatales parece que también abarcará a los ex presidentes municipales, porque si bien hubo el intento de llevar a la cárcel a cuatro de ellos – los panistas Adolfo Escobar Jardínez, Vicente Hernández Roldán, Filemón Acoltzi Nava y al petista perredista Antonio Mendoza Romero– lo cierto es que éstos recibieron el pitazo de una magistrada y pudieron ampararse para litigar sus procesos desde la comodidad de sus casas.

Y otros más como el caso del ex alcalde de Zacatelco, el ex panista Francisco Román Sánchez recibieron su carta de inmunidad una vez que el PRI lo recibió en sus brazos y decidió registrarlo como candidato a diputado local por el distrito 13.

Si ha existido un marcado desinterés entre las autoridades estatales y diputados locales para poner en marcha el Sistema Estatal Anticorrupción, lo lógico es pensar que tampoco hay voluntad para castigar los abusos y excesos de los ex presidentes municipales que hoy viven con lujos y sin el mínimo remordimiento.

Tlaxcala integra la lista de los estados del país con más atraso en la conformación del mencionado sistema. Es cierto, tenemos un marco jurídico que sólo unos cuantos conocen, porque es la fecha que nadie tiene los detalles de esa norma, pero también es verdad que no hay urgencia por nombrar al fiscal anticorrupción e integrar el Tribunal de Justicia Administrativa, así como el órgano ciudadano que se encargará de auxiliar a las autoridades.

La ausencia de un liderazgo en Tlaxcala que ponga orden y a trabajar a los diferentes actores es cada vez más evidente. Los diputados locales hacen lo que quieren y los ciudadanos estamos sujetos a sus caprichos y a sus tiempos personales.

Muchos legisladores van por la reelección o por un nuevo puesto de elección popular y es la fecha que se niegan a solicitar licencia, situación que no sólo impide a los suplentes asumir su cargo para sacar los pendientes que existen en el Congreso del estado, sino que genera desorden y alienta el valemadrismo.

Ya estamos en campañas y será cotidiano que todos los candidatos hablen del combate a la corrupción, sin embargo se tratará de pura palabrería que no se traducirá en ningún hecho concreto que ayude a castigar esas conductas que son cotidianas en Tlaxcala y en el país.

En el 2016 los candidatos que hoy despachan y cobran como autoridades estatales y municipales prometieron obras y las grandes transformaciones, pero el tiempo ha pasado y seguimos igual o peor. O usted que opina.

Silvia Josefina Millán, una funcionaria de adorno

.

A casi 10 meses de haber asumido el control del Colegio de Bachilleres del Estado de Tlaxcala (Cobat), Silvia Josefina Millán López ha demostrado que el cargo le quedó muy grande y que su amplio currículum académico no le fue suficiente para administrar y dirigir eficientemente un subsistema educativo que está a punto de entrar en caos.

josefina Cobat
Algo pasa en la actual administración estatal que muchos funcionarios nomás no pueden con la tarea asignada. Llegaron presumiendo enormes trayectorias y una amplia experiencia que tras varios meses no se ve reflejada en acciones concretas o en el control de las áreas que tienen bajo su responsabilidad.

Si para nombrar a un funcionario es necesario que pasen semanas o meses, para despedir o cambiar a algún miembro de la estructura de mando del gabinete legal o ampliado será necesario que ocurra algo extraordinario, de ahí que es muy probable que se siga tolerando y hasta solapando los errores e ineficiencias que algunos servidores públicos como Millán López han mostrado.

La directora general Cobat, Silvia Josefina Millán, tomó el control del subsistema educativo desde el pasado 8 de mayo del 2017, por lo que tuvo tiempo suficiente para conocer la situación legal y administrativa que tenía la Institución, así como enterarse de los excesos en que incurrió el ex director general David Flores Leal y que al final no merecieron ninguna investigación.

Es obvio que la académica lejos de conocer las extrañas del Cobat se dedicó en los últimos meses a tirar rostro en los 24 planteles y ante los 15 mil estudiantes inscritos en la Institución, con un afán protagónico que la hizo olvidar o marginar las relaciones que la parte institucional tenía con los docentes y los trabajadores administrativos.

Replicando las actitudes de cualquier cacique de pueblo, Millán López decidió imponer su ley y sus normas para empezar a dañar los derechos de los trabajadores y presumir que con ella se habían acabado los despilfarros.

Hasta antes de su llegada, era evidente que en el Cobat existían los recursos suficientes para cumplir con las prestaciones laborales que la Institución tenía con los trabajadores. Vaya hasta sobraban.

Para nadie es desconocido que en diciembre del 2016 el entonces director general David Flores después de cumplir con el pago de prestaciones a los trabajadores del subsistema entregaba abultados bonos a sus principales subordinados, demostrando la abundancia que tenían las finanzas del Cobat.

Sin embargo, algo pasó que en el 2017 que los directivos del Cobat no pueden esconder el desorden financiero que enfrentan y optaron por realizar descuentos indebidos en los aguinaldos y suspender el pago (debió cubrirse antes del 15 de diciembre del 2017) de los 16 días de salario convencional a los docentes que no hayan incurrido en faltas de asistencia, ni retardos injustificados durante ese año.

La nueva política administrativa tiene muy molestos a los trabajadores que exigen se respete las fechas de pago salarial en cada una de las quincenas y se actualice la retribución de la prestación de despensa a los docentes laboratoristas de inglés e informática, la cual por contrato a nivel nacional se debió homologar desde el 2008-2009.

Los docentes tendrían que ganar 900 y no 168 pesos que reciben actualmente por parte del Cobat.

Otra inconsistencia administrativa es la falta de pago de finiquitos de los jubilados, proceso que se adeuda desde el 2015 al 2017.

A lo anterior hay que sumar los adeudos millonarios que el Cobat enfrenta por el pago de laudos que la Institución se niega a cubrir a ex trabajadores que fueron despedidos injustificadamente y que cada mes crecen en su monto.

Al final de nada sirvió la llegada de una académica a la dirección general del Cobat porque es evidente que ese subsistema empeoró y está metido en un hoyo y en una crisis financiera que pronto podría convertirse en un dolor de cabeza para el gobierno del estado.

Funcionarios grises y relajados

.

La relajación que muestran algunos funcionarios estatales es envidiable, al grado que hacen pensar que sus dependencias no enfrentan problemas y que tienen en marcha acciones y programas que mejorarán en los próximos meses los indicadores de Tlaxcala en diferentes rubros y sectores.

palacio de gobierno 28

Cuando en Tlaxcala se encuentra a cuatro funcionarios estatales de primer nivel en un restaurante del centro histórico cerca de las once de la mañana platicando y degustando deliciosos alimentos, de inmediato se hace presente la envidia.

Cualquier mortal quisiera tener un trabajo tan relajado y nice que te permita ganar bien con un mínimo esfuerzo.

Supongo que el secretario de Turismo, Roberto Núñez Baleón, está más que satisfecho con su gris trabajo, así como el responsable de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Noé Rodríguez Roldán, el aspirante a intelectual metido a burócrata del sector educativo Manuel Camacho Higareda y la encargada del Instituto Tlaxcalteca de Personas con Discapacidad, María del Carmen Mazarraza.

Aprovechando la ausencia del gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez que acudió a la Ciudad de México para participar en un encuentro con el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, los exquisitos funcionarios se veían contentos como si fueran los servidores públicos modelos que encabezan dependencias eficientes.

Núñez Baleón quizá aún disfruta el golpe de suerte que representó para Tlaxcala la promoción del cachorro de león blanco Xonotli que se exhibe en el zoológico del Altiplano.

Gracias a ese cachorro que nos ahorró miles de pesos en promoción turística nacional e internacional, el número de visitantes a la entidad se incrementó en los últimos días, pero sería una falacia pensar que la llegada de turistas se sostendrá por ese animal que tarde o temprano dejará de ser novedad.

El secretario de Turismo desde que llegó al gobierno de Marco Mena como una cuota del Partido Socialista ha sabido nadar de a muertito al aprovechar la inercia que dejó la pasada administración en ese sector. Si alguien sabe de algún nuevo programa y acción que se haya puesto en marcha ese funcionario que la comparta, porque en materia turística le seguimos apostando a las ocurrencias.

A Noé Rodríguez se le puede hacer múltiples señalamientos. Es un funcionario reactivo que sólo interviene cuando es necesario y los problemas golpean la puerta de su dependencia. Tardó más un mes para resolver la escasez de placas para automóviles y a más de un año de asumir las riendas de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes sigue con su desgastado rollo de que pronto presentará una iniciativa de ley movilidad para el estado.

El titular de la Secretaría de Educación Pública, Manuel Camacho Higareda, decidió llevarse a desayunar a 22 menores participantes de la Olimpiada del Conocimiento Infantil. Ahí aprovechó la ocasión para entregar los reconocimientos enviados por el presidente de México, Enrique Peña Nieto, como resultado de su destacada participación.

El cuasi poeta tiene tiempo para apapachar a estudiantes, pero no para atender los conflictos existentes en su sector como es el caso del malestar que existe en un plantel del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológico del Estado, el cual se ha prolongado por varios días sin que ninguna autoridad resuelva la problemática planteada.

De María del Carmen Mazarraza que se puede decir, cuando es obvio que su presencia en el gabinete es producto de una cuota del marianismo.

La realidad que ven y viven los funcionarios es muy diferente a la que observan los ciudadanos, quienes aprovecharán las próximas elecciones para castigar la parálisis del gobierno. Al tiempo.

El combate a la corrupción puede esperar

.

La omisión de los diputados locales de aprobar el Sistema Estatal Anticorrupción fue solucionada en fast track para evitar más señalamientos en su contra, sobre todo cuando un número importante de legisladores anda tras la reelección, por lo que ayer avalaron cambios legales que darán vida a un esquema que intentará castigar el enriquecimiento inexplicable de los servidores públicos.

corrupción tlax
A los diputados locales de Tlaxcala les encanta ser exhibidos y exhibirse, al grado que solitos se ponen en evidencia ante sus representados, como sucedió ayer con la aprobación de las reformas y leyes del anhelado Sistema Estatal Anticorrupción.

Es obvio que los legisladores tenían la intención de posponer el tiempo que fuera posible la creación del mencionado sistema y que el plazo constitucional establecido para aprobar dichos cambios jurídicos y que venció a finales del año pasado nunca les importó, pues está claro que en Tlaxcala simplemente no hay voluntad política para combatir la corrupción.

Las reformas y dictámenes para dar paso al Sistema Estatal Anticorrupción siempre estuvieron listos y en manos del ladino diputado priista Enrique Padilla Sánchez, pero por alguna extraña razón los representantes populares de los tlaxcaltecas prefirieron esconderlas y guardarlas hasta que el jefe de los diputados diera la instrucción de procesar esos cambios, tal y como sucedió en la sesión ordinaria de ayer.

Pero para lograr que esa orden llegara, fue necesario que el Juez Cuarto de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México, Juan Pablo Gómez Fierro, concediera la semana pasada un amparo a integrantes del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción, por el cual se pudo obligar al Congreso del Estado a expedir las reformas que sustentarán al sistema legal que castigará las malas prácticas de los servidores públicos.

Si usted piensa que tenemos legisladores eficientes y responsables que en menos de cinco días se pusieron a trabajar para elaborar las reformas y dictámenes que fueron avalados ayer se equivoca, ya que esos documentos tenían semanas o meses listos y se ocultaron a fin de prolongar el mayor tiempo posible la instauración del Sistema Estatal Anticorrupción.

Y aunque ya se aprobaron los cambios y reformas, será hasta finales de agosto cuando ese andamiaje jurídico funcione en Tlaxcala. Una vez que sea publicada la reforma en el Periódico Oficial, el Congreso del Estado deberá conformar el Tribunal de Justicia Administrativa, para lo cual tendrá que designar a dos magistrados a propuesta del gobernador.

El tercer miembro de ese cuerpo colegiado será el gris magistrado Elías Cortés Roa, quien funge como encargado de la Sala Electoral Administrativa del TSJE.

El Tribunal de Justicia Administrativa empezará a funcionar dentro de seis meses, al igual que el Comité de Participación Ciudadano que se conformará por cinco representantes de la sociedad civil.

La Procuraduría General de Justicia en el Estado tendrá que crear la fiscalía especializada en materia de corrupción, proceso que deberá llevarse a cabo en un plazo no mayor de 60 días después de haber sido publicado el decreto correspondiente.

Como podrá ver en Tlaxcala no existe ninguna prisa por castigar la corrupción, la cual al parecer sólo existe en la imaginación de los tlaxcaltecas y uno que otro mal pensado periodista. Es mentira que haya funcionarios que llegan con una mano adelante y otra atrás y cuando dejan el cargo presumen propiedades, carros de lujo y viajes en el extranjero.

Y ya que hablamos de funcionarios, le cuento que hay algunos responsables de importantes dependencias federales que andan operando en contra del virtual candidato del PRI a la diputación federal por el distrito uno, Mariano González Aguirre.

Los responsables de esas delegaciones relacionadas ambas con la vivienda dicen que no trabajarán por el aun diputado local y que no permitirán que disponga de recursos y de personal para su campaña. Con esos amigos para que quiere enemigos el hijo del ex gobernador.

Los excesos de David Cabrera en el IAIP

.

La disputa por la presidencia del Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales de Tlaxcala (IAIP) ha escalado posiciones, porque un conflicto interno en un organismo autónomo evidenció la complicidad del Congreso del Estado y la falta de operación política del gobierno para contener y resolver un pleito casero.

IAIP 22

Aprovechando vacíos legales y algunas inconsistencias plasmadas en un decreto aprobado por la anterior legislatura, David Cabrera Canales emprendió su ambiciosa lucha por la presidencia del IAIP, como si necesitara satisfacer por todos los medios su deseo de presidir ese organismo y demostrar a su mentor Serafín Ortiz Ortiz que su egocentrismo es tal que está preparado para seguir sus pasos.

Pensar que el paladín de la transparencia está solo en su disputa por el IAIP sería iluso, porque es obvio que los orticistas han avalado la guerra intestina de uno de sus mozos, quien es utilizado para medir el nivel de tolerancia del gobernador y su capacidad de reacción a la hora de ejercer el poder.

La mesura y hasta el valemadrismo que Enrique Padilla Sánchez, presidente de la Comisión de Acceso a la Información del Congreso del Estado, ha mostrado sobre el tema confirmaría que estaría dando alas a David Cabrera para generar inestabilidad en el mencionado Instituto, como si esa hubiera sido la instrucción que recibió de su eterno jefe político el ex gobernador y diputado local Héctor Ortiz Ortiz.

Se trata de un conflicto que el Congreso del Estado y Enrique Padilla pudieron solucionar de inmediato, pues solo bastaba con exigir a los comisionados David Cabrera y a Francisco Javier Morones Servín que acatarán la decisión de los diputados de la anterior legislatura, quienes por única ocasión designaron al presidente del IAIP por un periodo de tres años, responsabilidad que recayó en Marlene Alonso Meneses, quien hoy paga muy caro la tibieza que mostró a lo largo del último año.

El gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez está más que enterado de los excesos y protagonismo de dos de los tres comisionados del IAIP, por lo que difícilmente aceptará y dejará que David Cabrera siga con su loca intención de ostentarse como presidente del organismo.

El año pasado en la celebración de la Décima Semana Estatal de Transparencia que se llevó a cabo el 12 de septiembre, Francisco Javier Acuña Llamas, comisionado presidente del Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) y sus demás acompañantes se enteraron de la animadversión que el mandatario tiene hacia David Cabrera y Francisco Javier Morones, quienes desde ese entonces ya le hacían la vida de cuadritos a Marlene Alonso.

Cabrera Canales ayer cometió un error que lo puede llevar a enfrentar la justicia y su inminente destitución al encabezar una sesión extraordinaria del IAIP. Procedió a recontratar personal y a despedir a otros empleados del Instituto, con lo cual quedó claramente demostrado que está usurpando funciones y por lo tanto deberá responder por esas acciones.

El conflicto pronto llegará al ámbito de influencia del Ejecutivo y ahí no recibirá el mismo trato que el Congreso del Estado a través de Enrique Padilla optó por darle, pues tenga la certeza de que no se avalarán actos ilegales y que se utilizará el poder para poner orden en el IAIP.

Resulta lamentable que los diputados locales no asuman su papel de aliados con el gobernador del estado. Sus ímpetus reeleccionistas los tienen dominados y lejos de ayudar a la gobernabilidad hoy representan un estorbo.

Es urgente que en bse demuestre que si hay mando y poder.

El marianismo quedó oficialmente en libertad

.

Los principales operadores del marianismo recibieron la venia de su amo para moverse en libertad en este proceso electoral, por lo que no serán castigados o acusados de traición si optan por sumarse y operar a otros proyectos que no involucren al ciudadano José Antonio Meade Kuribreña y a los candidatos del PRI al Senado y a las diputaciones federales y locales.

marcomena

El añoso y rabioso ex gobernador Mariano González Zarur estuvo el pasado miércoles y jueves en Tlaxcala. Sostuvo diferentes reuniones con sus colaboradores y principales operadores políticos, a quienes les dejó muy claro que su alejamiento con el actual mandatario Marco Antonio Mena Rodríguez es real.

El hacendado sólo invitó a los más cercanos a trabajar por el proyecto del candidato del PRI a la presidencia de México, José Antonio Meade, pero en el estado de Hidalgo, donde él aparecerá como coordinador y responsable del ejército electoral rumbo a los comicios del 1 de julio de este año.

En su estilo, el ex gobernador tlaxcalteca rechazó que en la entidad exista una diarquía como muchos han creído, al grado que se deslindó de las designaciones de los candidatos del PRI a los diferentes cargos de elección popular que estarán en juego.

Si mi hijo Mariano González Aguirre aceptó una candidatura a una diputación federal es su responsabilidad, por lo que ahora deberá enfrentar esa decisión y tratar de ganar con el respaldo de Marco Mena, habría explicado un dubitativo ex gobernador.

Con ese preámbulo, Mariano González soltó las riendas a sus operadores y les dijo que estaban en libertad de buscar acomodo en otros proyectos políticos, dejando entrever que la división interna del PRI en Tlaxcala es inevitable.

Los operadores marianistas que lograron buenos resultados en las elecciones del 2015 y 2016 están cotizados y aunque no lo crea algunos han empezado a recibir propuestas tentadoras de la oposición.

El viernes pasado en un café del centro histórico de la capital se dejaron ver Ernesto Ordoñez Carrera, ex secretario de Gobierno, Tomás Munive Osorno, el poderoso ex titular de la Secretaría de Educación Pública y Victorino Vergara Castillo, ex director general de los Cecytes. Su reunión generó morbo y se dio un día después de haber estado con Mariano González.

Se habla que la ex gobernadora Beatriz Paredes Rangel llegaría a Tlaxcala a coordinar las campañas del PRI y a tratar de mantener la unidad del partido, designación que quizá llegue a destiempo porque muchos de sus seguidores ya trabajan para el proyecto de Andrés Manuel López Obrador y porque las divisiones internas del partidazo se encuentran muy avanzadas.

En serio que el PRI no le encuentra la cuadratura al círculo y cada vez es más notorio el malestar de la militancia, no sólo porque José Antonio Meade insiste en no asumirse como priista, sino porque en Tlaxcala se permitió la reelección de diputados locales que no han hecho nada más que cobrar.

No cabe duda que el PRI de Mena tiene la pelota, por lo que ahora falta ver si logra meter los goles que se requieren para ganar.

De descuidos imperdonables hasta el juego de las vencidas

.

Al final una decisión del gobierno federal que dejó sin recursos para seguridad a dos municipios tlaxcaltecas terminará pegando al gobierno que encabeza Marco Antonio Mena Rodríguez, ya que en esas dos demarcaciones la incidencia delictiva va en aumentado y los alcaldes no podrán por sí solos enfrentar ese problema.

manchimagistrado

Los alcaldes de Calpulalpan Neptalí Moisés Gutiérrez Juárez y de San Pablo del Monte Cutberto Cano Coyotl tendrán a partir de este año serios problemas para atender el rubro de la seguridad en sus respectivos municipios, pues por errores cometidos por los anteriores ediles y en el último año dejarán de recibir fondos del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (FORTASEG).

Se trata de los recursos que reciben los ayuntamientos en forma de un subsidio por parte del gobierno federal, mismos que son utilizados para equipamiento, salarios y otras necesidades que se tienen para combatir el crimen.

De los seis ayuntamientos tlaxcaltecas que recibían esos fondos, a partir de este año quedaron excluidos del FORTASEG los municipios de Calpulalpan y San Pablo del Monte, quedando sólo los de Tlaxcala, Apizaco, Chiautempan y Huamantla.

Tlaxcala y Apizaco recibirán cada uno 10.7 millones de pesos, mientras que Chiautempan y Huamantla se verán beneficiados con 10 millones de pesos cada uno. Calpulalpan y San Pablo del Monte dejarán de gastar cada uno 10 millones de pesos, toda vez que fueron eliminados de ese programa que a nivel federal controla la Secretaría de Gobernación.

El problema si bien afectará inicialmente a los alcaldes de las mencionadas poblaciones, lo cierto es que terminará golpeando al gobierno de Marco Antonio Mena, debido a que en esos municipios se registran serios problemas de delincuencia organizada que tarde o temprano tendrá que atender el exquisito Hervé Hurtado Ruiz, quien se desempeña como responsable de la Comisión Estatal de Seguridad.

Por cierto, le cuento que el programa de video vigilancia que lleva a cabo la presidenta municipal de Tlaxcala Anabell Avalos Zempoalteca va dando los resultados esperados, pues aunque usted no lo crea ya existen en este momento más de mil cámaras instaladas en el municipio que ayudan a las labores de vigilancia.

Al finalizar este 2018 se espera que haya más de 2 mil cámaras de video vigilancia en la capital del estado, las cuales junto con los 200 grupos de vecinos vigilantes -incluyen a más de 5 mil personas- contribuyen a mejorar las acciones de seguridad que coordina Máximo Hernández Pulido.

El programa que opera en el municipio de Tlaxcala logró disminuir en 15 por ciento la incidencia delictiva en el 2017 con respecto al 2016, por lo que varios alcaldes de otras entidades han empezado a interesarse en la estrategia que se sigue en la capital para replicarla en sus poblaciones.

Valdría la pena saber cuántas cámaras de vigilancia tiene el gobierno del estado, porque por más que se anuncian inversiones en materia de seguridad los resultados no se ven por ningún lado.

Magistrados se rebelan y se ponen la manchi casaca

La instrucción, sugerencia, orden, solicitud o como lo quiera usted llamar que se hizo para que el magistrado Elías Cortés Roa asumiera la presidencia del Tribunal Superior de Justicia en el Estado simplemente fue ignorada.

Alguien les recordó a los actuales magistrados que gracias a un hacendado gobernador ocupan su cargo, de ahí que ninguno se negó a recibir la llamada y la ordenanza para echar atrás la sugerencia de llevar a Elías Cortés a la silla principal del Poder Judicial de Tlaxcala.

La noche del miércoles para el jueves no había la menor duda de que los magistrados habían aceptado la llegada de Cortés Roa, pero en las primeras horas de ayer las cosas cambiaron y de repente todos los miembros del Pleno llegaron con su manchi casaca y acataron la instrucción de designar al poblano Héctor Maldonado Bonilla como nuevo presidente del TSJE.

El nuevo representante legal del Tribunal que en su momento ha sido mal evaluado por sus alumnos de derecho de la Udla ni siquiera vive en Tlaxcala, sin embargo nadie tuvo el valor de oponerse a su designación, lo que demuestra que el ex gobernador Mariano González sigue mandando pese a que dejó su cargo el 31 de diciembre del 2016.

Elsa Cordero no pudo consumar su ambición de dejar la presidencia del TSJE para llegar a la representación del Tribunal de Justicia Administrativa de Tlaxcala que deberá estar funcionando en los próximos meses.

Imagínese lo que viene para la impartición de justicia ahora que el TSJE quedó en manos de un manchimagistrado.

Los marianistas abandonaron a José Antonio Meade

.

Los focos de alarma por la falta de crecimiento y el estancamiento que registra la campaña del ciudadano José Antonio Meade Kuribreña se han encendido en Tlaxcala, porque el virtual candidato presidencial del PRI, PVEM y el Panal no logra despegar y es la fecha que no tiene en el estado a ningún representante o coordinador oficial.

ads

Las tendencias electorales no mienten y los últimos sondeos para medir el posicionamiento de José Antonio Meade confirmaron que el ciudadano que encabeza a los priistas en este proceso está estancado en Tlaxcala con un rango de preferencias que oscila entre el 17 al 20 por ciento, cuando la tendencia que obtiene Andrés Manuel López Obrador se mueve entre 38 y 42 puntos porcentuales.

La alianza entre el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano que apostaron al panista Ricardo Anaya Cortés se ubica en el segundo lugar de las preferencias de la elección presidencial, sin embargo su rango que va de los 26 a los 30 puntos no le alcanza para disputar en estos momentos el triunfo al tabasqueño.

En Tlaxcala es imperceptible el trabajo político que quizá existe a favor del virtual candidato de PRI a la presidencia de México. La dirigencia estatal que controló por varios meses Florentino Domínguez Ordoñez se preocupó más por su promoción personal a fin de convertirse en candidato al Senado que en trabajar por las aspiraciones del ex secretario de Hacienda del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Roberto Lima Morales, quien desde hace unos días se desempeña como líder del PRI en Tlaxcala tampoco muestra un interés por la campaña de su abanderado presidencial, pues por lo que se ve está más enfocado en apapachar a los sectores y dirigentes del partidazo que en promocionar a Meade Kuribreña.

Los marianistas que el domingo 10 de diciembre del año pasado salieron a formarse y anunciar la creación del grupo “Tlaxcala con Meade” fue una llamarada de petate, porque aunque tenían el aval del ex gobernador Mariano González Zarur nunca recibieron la venia del actual mandatario Marco Antonio Mena Rodríguez que optó por bloquearlos.

Ernesto Ordoñez Carrera, ex secretario de Gobierno con Mariano González era la cabeza visible de ese grupo, el cual se desarticuló a los pocos días de su presentación al ser excluido de la precampaña de José Antonio Meade, quien ha de estar arrepentido porque los marianistas de haber sido incorporados si estarían trabajando por su causa.

El precandidato priista que visitó Tlaxcala el pasado 29 de diciembre fue recibido por los empleados del gobierno estatal que fueron citados y trasladados al salón “Joaquín Cisneros” del recinto ferial para arropar al ex funcionario federal, lo cual sucedió pero no trascendió porque después de ese evento nadie se movió más para apuntalar la figura de Meade en la entidad tlaxcalteca.

Hoy un cercanísimo operador del gobernador anda visitando a los presidentes municipales en funciones para pedirles que apoyen al PRI y a su candidato presidencial a cambio de recibir apoyos para obras y otros programas sociales. Lo malo es que esos alcaldes que hoy reciben esas tentadoras propuestas fueron maltratados el año pasado por los funcionarios estatales cuando solicitaban alguna ayuda de la administración estatal, por lo que la mayoría tiene dudas en aceptar esos ofrecimientos porque además han comprobado que Meade tiene muy poca aceptación entre los ciudadanos.

En diez días más terminará el proceso de precampañas de los aspirantes a la presidencia de México y Meade Kuribreña deberá preocuparse porque en Tlaxcala muy pocos o nadie está trabajando para su proyecto que al parecer se empieza a hundir.

La sucesión del TSJE

De no existir alguna complicación de última hora será el magistrado Elías Cortés Roa el que asuma este día la presidencia del Tribunal Superior de Justicia, proceso que implicó una dura negociación entre menistas y marianista que terminó beneficiando a la aún representante legal del Poder Judicial Elsa Cordero Martínez.

Los detalles saldrán a la luz, pero antes habrá que confirmar si el dócil Cortés Roa se sienta en la silla principal del TSJE, posición que ocupará para tapar todo el cochinero que dejó la magistrada Cordero Martínez.

Cómo estarán las cosas en el TSJE que todos extrañan la forma de administrar y dirigir al Poder Judicial por parte del ex magistrado Justino Hernández.

Los desencuentros en la oposición y la gris caballada priista

.

La duda que existe en Tlaxcala es si el partido de Andrés Manuel López Obrador irá o no en coalición con el PT y el PES en los comicios para renovar el Congreso del estado, pues sus aliados en los comicios federales no están conformes con el reparto que propone Morena para las 15 diputaciones locales.

corte02-1[1]

Los militantes tlaxcalteca del Partido del Trabajo (PT) y del Partido Encuentro Social (PES) están hartos de la soberbia que domina y controla a los seguidores del eterno aspirante a la presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador, quien no conforme con haberse quedado con las candidaturas al Senado y a las diputaciones federales, ahora pretende agandallarse once de los 15 distritos locales.

Las negociaciones para replicar la alianza electoral nacional a los comicios locales no avanzan, pues el PT no acepta por ningún motivo que sólo le asignen dos distritos al igual que al PES, cuando según ellos tienen más fuerza que Encuentro Social.

Los petistas exigen a Morena que por lo menos entregue 5 distritos locales, de los cuales dos deberán ser considerados de alta competencia para garantizar la llegada de sus abanderados, propuesta que el equipo de López Obrador ha rechazado porque el PT no solo carece de cuadros con presencia y arraigo, sino porque está comprobado que sus legisladores suelen terminar siempre de aliados del PRI.

Aunque se ha hablado muy poco de los desencuentros entre Morena, el PT y el PES, la realidad es que la coalición electoral para los comicios a diputados locales podría venirse debajo de mantenerse las actuales posturas, situación que afectaría seriamente a esa alianza que de concretarse estaría en posibilidades de convertirse en la primera o segunda fuerza política en la próxima legislatura según los resultados que arrojan los últimos sondeos.

Joel Molina Ramírez, líder estatal de Morena es el que tiene bajo su responsabilidad esas negociaciones, pues el hijo de López Obrador, Gonzalo López Beltrán, dejó hace unos días de operar en la entidad, porque según el Tlaxcala está ganado, así que decidió llevar su talento a otros lados donde se requiere reforzar la estrategia de su padre.

El PRI de Mena débil y con puro gallito habanero

Muy pocos podrían asegurar que la caballada del PRI para las diputaciones locales esta fuerte, ya que los mensajes enviados ayer en el arranque del proceso interno de ese partido para elegir a sus candidatos son desalentadores.

De entrada los priistas que acudieron a presentar su carta de intención y a tomar el curso de inducción a su candidatura, requisito estatutario para lograr la nominación, no representaron ninguna sorpresa ni generaron grandes expectativas.

La ausencia de liderazgos y operados marianistas fue evidente y la presencia de Mariano González Aguirre y su séquito de diputados fue de mero trámite y compromiso, pues está claro que serán los amigos de la familia Mena y no los militantes con fuerza los que se alistan para ser los beneficiados de las candidaturas a diputados locales.

El PRI que busca quitarse el estigma de corrupto mal hizo en permitir la entrada al curso de ex presidentes municipales, ex diputados locales, delegados federales y ex funcionarios estatales, toda vez que muchos tienen pasados cuestionables como es el caso de Pedro Pérez Lira, Ángel Meneses Barbosa, Armando Hernández Ramírez y Héctor Martínez Zamora sólo por mencionar a algunos.

De nada sirvió que el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez enviará al PRI de Tlaxcala al incoloro Florentino Domínguez Ordoñez, porque reunió a puro gallito habanero que no tienen el tamaño para enfrentar a una oposición crecida y que está metida realmente en la pelea por las diputaciones locales.

El PRI se está equivocando y va encaminado a la ruta de la derrota.

Los marianitas abandonaron al PRI, por lo que ahora falta ver si el partidazo tiene la capacidad de ganar sin tener como su principal operador al ex gobernador Mariano González Zarur.

Pésima señal enviaron los diputados locales

.

Los legisladores locales fueron incapaces de ajustarse a los lineamientos establecidos en una sentencia de amparo y por arte de magia llegaron a la conclusión que el ex magistrado Fernando Bernal fue improductivo y que por esa y otras razones no merecía ser reincorporado al Pleno del Tribunal Superior de Justicia en el Estado (TSJE).

fernando bernal

La sesión extraordinaria celebrada ayer para desahogar el caso del ex magistrado Fernando Bernal Salazar representa un pésimo antecedente para el inminente análisis y aprobación del marco legal que dará vida al Sistema Estatal Anticorrupción, así como al nombramiento de magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa de Tlaxcala y del Fiscal Anticorrupción.

Los legisladores dieron cumplimiento a la sentencia de amparo que un juez federal emitió para salvaguardar los derechos del ex magistrado, sin embargo no respetaron los lineamientos que se fijaron para llevar a cabo la evaluación y optaron por ver “las graves inconsistencias” que según ellos tuvo Fernando Bernal como integrante del Poder Judicial en Tlaxcala.

Lo curioso del caso es que los diputados dieron a conocer que existen motivos razonables, sustanciales y objetivos para no ratificar a Fernando Bernal Salazar, pues se logró acreditar que el evaluado no conservó los atributos de excelencia profesional, laboriosidad, diligencia y profesionalismo que su carácter de magistrado le exigía, es decir, llegaron a la conclusión de que fue improductivo y un mal impartidor de justicia.

Los diputados comandados por el obstinado priista Mariano González Aguirre encontraron hasta la tercera sesión que celebraron para tratar de desahogar el asunto múltiples fallas en el supuesto desempeño de Fernando Bernal.

Si se aplicaran esos mismos criterios de evaluación a otros magistrados que si fueron ratificados, como fue el caso de Elsa Cordero Martínez, se encontraría que la hoy presidenta del TSJE tendría la misma improductividad e inconsistencias que le reprochan a Fernando Bernal, de ahí que el proceder de los diputados locales no se apega a la verdad ni a la ley.

Aunque para la mayoría el caso del ex magistrado está concluido porque ahora sí está sustentado en un acto soberano, falta ver si el ex magistrado se inconforma y si el juez federal acepta o no el dictamen aprobado por los legisladores, pues existe la posibilidad de que sea rechazado si se comprueba que no se acataron los lineamientos que se dieron para resolver ese caso que inició desde el 2014.

Con este pésimo antecedente se llegará al análisis y aprobación de las leyes secundarias del Sistema Estatal Anticorrupción. Los diputados lejos de avalar un marco jurídico de avanzada lo más seguro es que opten por ver su conveniencia y su recompensa económica.

En el caso del ex magistrado Fernando Bernal por lo menos había diez diputados de oposición que estaban a favor de la ratificación, pero ayer sólo tres se mantuvieron firmes y el resto cambio su postura y su sumó a los votos del PRI y sus aliados para sacar ese tema.

Con esos dobleces y actitud sumisa de algunos diputados opositores, el PRI y sus aliados impondrán el Sistema Estatal Anticorrupción, los magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa de Tlaxcala y el Fiscal Anticorrupción, que desde hoy le puedo asegurar que no llegarán personajes independientes y con la capacidad para garantizar el correcto funcionamiento de esa estructura que al final será un adorno más en el gobierno.

Lo grave es que la actual legislatura presume que es la mejor de los últimos tiempos.