[xyz_lbx_default_code]

Archiv para junio, 2013

Algo huele mal… no son las ofensas gobierno-Gobernación el fondo para echar de Tlaxcala a Banck

.

Al parecer tiene demasiada información… tanta que al sistema local acabó por serle un riesgo; a control remoto, desde el enésimo viaje ¿inútil?, se opera el teatro ante Segob para que se lo lleven.

img12266

El debate entre Miguel Moctezuma Domínguez y Alberto Banck Muñoz, va a durar el tiempo que demore el gobernador Mariano González Zarur, en regresar de su más reciente expedición a las europas, de las cuales por cierto no nos trae ni un caramelo (y creo que hasta la presente, ni una inversión en forma).

Digamos que el desencuentro data del 23 de abril pasado, cuando el entonces recién desempacado coordinador de la Secretaría de Gobernación en Tlaxcala, contradijo la pasividad de la autoridad local, respecto a la existencia de grupos de autodefensa.

Mientras Moctezuma Domínguez y su inseparable modorra los negó a priori, Banck Muñoz fue al fondo del asunto, hizo preguntas aquí y allá, y concluyó ante los medios de comunicación con un sí a la existencia de esos grupos, aunque pacíficos, de acción nocturna y carácter preventivo.

Imaginen el disgusto mariano, en cuyos hábitos narcisistas no hay espacio para un gallo, viejo pero al fin gallo, capaz de cometer el peor pecado en esta administración: pensar.

Vendría la primera convocatoria a partidos políticos para llamarlos a la cordura en el proceso electoral. La iniciativa fue tomada por el representante de Miguel Ángel Osorio Chong. ¡Craso error!, ¿cómo en el feudo del libanés (bueno, casi) alguien se atrevía a disentir de la versión oficial del corrido local: «camello prieto azabache»…

Así que para la segunda reunión -en la que los supuestos invitados de honor, o sea los partidos políticos, pasaron al papel de extras de la cinta- dominó el autoritarismo en pleno: «¡el único que puede convocar a los partidos soy yo… sólo yo… y nadie más que yo!!

Entonces se presentó un extraño viaje, disfrazado de gira de promoción. Pero oiga usted, realizado exactamente cuando se hace pública el presunto saqueo de fertilizante, siete mil toneladas, dicen fuentes de la propia administración. De antemano una disculpa pero eso se parece más a un paseo para arreglar negocios personales que a una jornada con la alta investidura que se nos pretende vender.

Alberto Banck sabe demasiado.

Su presencia es un riesgo, para él y para el sistema que no lo ve con buenos ojos.

Y creo que es obligado para el secretario Miguel Ángel Osorio Chong, no sustraerse al arrogante trato dado a su representante.

Echarlo de Tlaxcala, tiene más fondo que el simple intercambio de críticas… que si a Mariano le falta información, que si Mariano es el único que puede convocar. ¿El único?, ¿bajo qué criterios?

No… aquí algo huele muy mal.

Banck puede irse, por protocolo priísta, mas la sospecha de males mayores habrá sido conformada para un gobierno federal más que consciente de que aquí germina un nuevo Andrés Granier, corregido, aumentado, pero sin los errores de un tesorero como el muchacho tabasqueño pillado con millones en la ciudad fronteriza de Nuevo Laredo.

Si el marianismo y sus torpes sicarios -creo que uno se llama Miguel- tuvieran un mínimo de cordura, desactivarían este escándalo, ofrecerían disculpas -en corto para no exhibirse ante los molestos medios- al viejo Banck Muñoz, e iniciarían una nueva y cuidada relación.

La máxima mariana: «toma todo», no entiende estos códigos. Y sus avorazados integrantes siempre antepondrán el bienestar efímero que les reclaman sus felonías a la elevada relación exigida por las autoridades federales.

Señores, a Osorio Chong, alguien lo tiene que activar para fijarse en Tlaxcala. Parece que su añosa apuesta, Blanck, no superó la prueba de, incorporarse a la fiesta sin ser detectado, de tal forma que su labor de inteligencia alcanzara objetivos importantes.

Lo traicionó su bocota.

Es un fracaso como ente de espionaje.

Aficiones taurinas

A propósito del secretario Osorio Chong, nos enteramos que Rafa Ortega, enseñó a sus hijos a torear. Gustosos como son de la fiesta brava recibieron en las tierras hidalguenses, los consejos del diestro apizaquense para arrojarse al ruedo no sin antes haberse hecho unos magníficos maletillas.

Y como amor con amor se paga, Apizaco, Ortega y Osorio Chong, parecen tener una ruta paralela al rarísimo comportamiento del coordinador de los esfuerzos y su partido. Por lo pronto pone las peras a catorce a sus competidores y al que se siente único dueño de la plaza que aquí entre nos, le está produciendo lo que en su vida soñó.

De la Corte al Consejo de la Judicatura

Los notarios orticistas defenestrados hace poquito ya hicieron vereda entre la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y el Consejo de la Judicatura, para elevar su más enérgica queja contra el juez Othón, el de las tremendas fiestas con invitados de la talla de don Mariano.

Hay que ver la reacción de los integrantes de dicho Consejo, cuya probidad no puede aceptar un lunar del tamaño que le quieren vender, respecto a la actuación de dicho juzgador, quien tras más de dos años de litigio, acabó por dar puntilla a los dieciséis ortinotarios.

Fertilizante, demoníaco recurso para medrar con el hambre de miles de campesinos

.

Mientras en el centro del estado el cardúmen de políticos y autoridades se conflictúa, y luego inventa pactos para contenerse, en las comunidades rurarles se vive un impresionante y temible tráfico de fertilizante.

img12174

El fertilizante y su uso electorero son un capítulo que habríamos preferido un simple mito pero, me temo que irán apareciendo pruebas que nos llevan al consecuente atado de cabos, asombroso, temible.

¿Le parece cuerdo hablar de un promedio de siete mil toneladas de ese producto, supuestamente sustraídas de las bodegas en varios puntos de la geografía estatal?

¡Siete mil toneladas!

Estamos con el campesino Gumercindo «N»:

1.- «A cambio de la credencial de elector nos ofrecen dos sacos de fertilizante»

2.- «Es que la falta de todo, de dinero, de agua, de algo para comer, no nos deja alternativa… lo tomas o te mueres de hambre».

Hagamos números. Cada saco pesa cincuenta kilos, es decir, veinte sacos por tonelada. Nos comentan que la sustracción alcanzaría las siete mil toneladas, es decir 140 mil sacos, lo que equivale a 70 mil credenciales de elector.

Mientras en la capital del estado, dirigentes de partidos, reporteros, autoridades y otros personajes, se concentran para no desperdiciar la oportunidad de alentar conflictos, es en el interior del estado donde ese presunto tráfico de fertilizante es la otra cara de la moneda del gracioso Pacto de Civilidad, signado -a excepción de PAN y Movimiento Ciudadano- por todos los partidos políticos en la sede del Instituto Electoral de Tlaxcala (IET).

También hay tráfico de cemento. Bueno, eso nos indican los tráileres detenidos en Tzompantepec cuyos operadores, acabarían por reconocer la encomienda que tenían de distribuir entre ciertos destinatarios esa carga.

Lo hay de tarjetas telefónicas en tanto remedos de aquella mala historia vivida en 2012, cuando una tienda de autoservicio, Soriana, cobró notoriedad por haber hecho el negociazo de la vida con el PRI.

En esa acción sustractora del fertilizante, hasta se habla de la desaparición de un vigilante en alguna de las bodegas vulneradas.

Casi igual a lo ocurrido con la mujer policía degollada en la caseta de vigilancia de la Secretaría de Fomento Agropecuario (Sefoa) en el ex rancho La Aguanaja. Aquello fue un feminicidio. Ni los familiares ni nosotros nos olvidamos de la saña utilizada para ultimar a la agente y madre de familia cuya cabeza literalmente rodó como parte de uno de los crímenes más horrendos cometidos en territorio estatal.

¿Dos vidas cegadas por el vil uso del fertilizante, en lo que parece un plan urdido con la suficiente anticipación, para impedir que una voluntad popular pudiese repetir aquél castigo infligido aquí en el estado al candidato tricolor, a quien se había prometido un cerro de votos?

No dejan de ser reuniones de buena fé

Para algo sirvió la reunión de representantes de partidos el secretario de Gobierno, Miguel Moctezuma y el representante de Gobernación, Alberto Banck Muñoz.

Para que este último reclamara -en ausencia del gobernador Mariano González- el zape aquél de la segunda reunión: «el único que puede convocar soy yo», dijo entonces el mandatario ante un incrédulo delegado de Miguel Ángel Osorio Chong.

Vale la pena leer en la nota de Guadalupe de la Luz, de la Jornada de Oriente, el contexto de esta respuesta: «Contrario a los señalamientos del gobernador Mariano González Zarur, quien la semana pasada presidió la sesión y dijo que él era el único facultado para convocar a las reuniones, el funcionario federal (Banck) respondió que le falta información al mandatario para emitir declaraciones al respecto, pues sostuvo que hubo necesidad de realizar la primera plenaria ordinaria y que asumió la responsabilidad de armarla».

Este en esencia fue el mensaje de la reunión de ayer miércoles 12 de junio.

Para Banck Muñoz, los medios, «sobrecalientan el ambiente», en el tema este del adéndum al Pacto por México. Hasta nos reclamó mediante un texto firmado por él que hayamos puesto en su boca palabras que no dijo, como sugiriendo aquello de, ¡mienten las grabadoras!. Pero veámoslo; ya usted me dirá si encuentra o no que, el concepto de un gobernador mal informado fue el centro de este debate. Aquí íntegro el texto: «En los términos del derecho de réplica que me concede la constitución, agradeceré a ustedes reproducir textualmente en su medio, la siguiente aclaración: En el curso de la rueda de prensa del día de hoy (miércoles 12) en el que se me hicieron diversos cuestionamientos, nunca dije que «EN NINGÚN MOMENTO NECESITÉ LA AUTORIZACIÓN DEL GOBERNADOR GONZÁLEZ ZARUR PARA ORGANIZAR LA PRIMERA SESIÓN DE LA COMISIÓN PLURAL EN TLAXCALA» (independientemente de que representemos instancias diferentes y complementarias de Gobierno, ninguna subordinada a la otra, me permito recordar a ustedes la denominación oficial de Tlaxcala: «ESTADO LIBRE Y SOBERANO DE TLAXCALA»).

Lo que sí dije, es que cuando me preguntaron mi opinión acerca de la obvia diferencia de opiniones entre el Gobernador y el suscrito durante la II sesión celebrada la semana pasada, afirmé textualmente que este incidente se debió a la falta de información del Gobernador González Zarur sobre este tema, lo que resulta completamente distinto de la frase que ustedes me atribuyen en su texto. Sugiero al Sr. Gerardo Santillán consultar su grabación».

En el IET, el compromiso de civilidad política

A kilómetros de distancia, en la ex fábrica San Manuel, siete dirigentes o representantes de partido firmaron el Compromiso de Civilidad Política. A excepción del PAN, que de plano desairó el llamado de la consejera presidenta, Eunice Orta Guillén, y del Movimiento Ciudadano, cuyo representante estimó que no hay condiciones de equidad en el actual proceso, los restante siete manifestaron su esperanza de que el proceso electoral transcurra en los mejores términos posibles.

Miguel Moctezuma, mucho ayuda el que no estorba

Además de tirar una sutil línea al representante de Gobernación, «para que todos estemos en la misma sintonía», el secretario de Gobierno lució ayer miércoles su mejor expresión de hartazgo en el tema este del adéndum al Pacto por México… habla de reportes verbales porque no hay elementos de denuncia documentados, de desconocer si el gobernador informó o no a las dirigencias nacionales sobre la resistencia de sus iguales en el estado para participar en este rollo, en fin, hizo un mal esfuerzo para cubrir la ausencia, creo que deliberada del gobernador, cuya activa participación enrarece el clima entre partidos lejos de abonar en el ideal clima favorable a la democracia.

Con esas ganas de convocar, secretario, de qué sirve el esfuerzo central llamado Pacto por México, si en uno de los estados más cercanos a la capital del país, se ha hecho un ambiente tan denso que hasta puede cortarse con el dedo índice.

Tiene, sugerimos, que ponerse las pilas. Mostrarse ágil, voluntarioso, mas hay que ver, le decía, la expresión de resignación y hartazgo en el adusto rostro de Moctezuma Domínguez.

IET, llama a tregua entre partidos… se desentiende del atropello tricolor

.

Un tráfico más de recursos públicos irrumpe en el escenario de los discursos que llaman a tregua entre partidos, pero dan rienda suelta a la infame y ventajosa actuación de uno solo.

img12116

Aunque intentaron ocultar el supuesto tráfico de fertilizante en comunidades rurales a cambio de copromisos, personales o grupales para votar por el tricolor este siete de julio, este salió a la luz, y con ello, de nueva cuenta quedan evidenciados programas federales y estatales (aquí estarían involucradas Sagarpa y Sefoa).

Es grotesco que en municipios como Altzayanca, se tengan detectadas las entregas de entre uno y dos sacos de fertilizante a pequeños productores que, a causa de la terrible sequía que los afectó el ciclo agrícola anterior, reciben lo que les ofrezcan, pese a que tengan que prostituir su credencial del Instituto Federal Electoral.

El llamado del Instituto Electoral de Tlaxcala (IET) a una tregua entre partidos simula y atenta contra los electores, contemplando los rostros de cándida perversidad puestos por una presidenta consejera de ese organismo que, nos dicen, ha podido lograr la ofensiva sumisión ante un ejecutivo cuya vida política va en los resultados de los comicios del siete de julio próximo.

El tráfico de fertilizante se suma a los tráileres de cemento detenidos por petistas cerca de Apizaco y a las tarjetas telefónicas que motivaron la muy molesta risa burlona del señor jaibo, don Manuel Cavazos Lerma, un político de vasto expediente que nos vino a demostrar aquí al ranchito, lo que pueden hacer los elementos rapaces, a veces un poco cínicos y otras… más.

Y podemos entender la inflexibilidad mariana hacia el representante de la Secretaría de Gobernación, pues de los tiempos absolutos en materia de control depende el relativo bienestar del funcionario non de Tlaxcala, bajo cuya conciencia se haya esta estrategia maligna del toma todo en la perinola del poder indigno.

Nadie esperaba la irrupción del líder de la bancada panista en la Cámara de Diputados, Luis Alberto Villarreal, quien de manera claridosa y evocativa dijo estar, «hasta la madre», con las acciones del gobernador Mariano González Zarur y del alcalde de Tlaxcala, Pedro Pérez Lira.

Si con el fuero constitucional que lo arropa hubiese puesto sobre la mesa los temas del cemento, el fertilizante y las tarjetas, su estancia en estas tierras habría sido aún más productiva.

Eso sí, no desaprovechó la oportunidad para criticar a su propio partido, acostumbrado a la onda grupera, dijo, aludiendo a la marcada división interna.

Para nadie es un misterio el extraño comportamiento de la senadora Adriana Dávila Fernández, cáustica y de una autodestrucción de su propio partido que, no puedo dejar de imaginarme que podría actuar en colusión con aquél que por ahí de 2010 fue su adversario en la urna, pero con el tiempo se convirtió en ventajoso aliado, y generoso si recibe ayudita para desmantelar todo lo que huela a competencia para su maltrecho partido.

Mientras todo esto acontece, nosotros las familias en las ciudades y en las comunidades no cesamos de ver las carotas de los candidatos, hoy todos unos sujetos llenos de moralidad y buenaventura, en pleno ejercicio de la labor seductora para, en unos cuantos meses, dar el cambiazo como el vivido por el señor este de la tauromaquia que se la pasó seis meses hibernando sus rencores pero en cuanto asumió funciones dio rienda suelta a sus facultades de tlatoani de los setenta.

Ánimas porque en el instituto con sede en San Manuel les caiga aunque sea tantita conciencia y se apliquen a fondo para refrenar esta etapa entre simulatoria y canalla con la cruz en la diestra y el acero en la siniestra, y todavía pensando que somos tan tarugos que no nos damos cuenta.

Hay evidencias de sobra que sugieren a esta como una vil elección con la injerencia del Estado

.

Si no fuera por las ventajas tan visibles en los tribunales encargados de juzgar la legalidad del proceso, tal vez esta desconfianza no sería la constante en los ciudadanos.

img12051

Bueno, pues no ha habido gallo que se anime a publicar una encuesta seria, con la metodología ideal, que nos alumbre respecto a los niveles de popularidad e intención de voto de los candidatos a la alcaldía de Tlaxcala.

¿Quién va a ganar?

Creo que aquél con el equipo más experimentado, capaz de movilizarse el día de la elección ágil y eficientemente.

Me duele decirlo, pero estimo que el sucesor de Pedro Pérez Lira, saldrá de un proceso con prácticas dinosáuricas, que aquí se enquistaron pese a ser nosotros pioneros en alternancia -me refiero al ámbito estatal.

Eso sí, tenemos que reconocer al proceso electoral como una de las escasas alternativas detonantes de la maltrecha economía a causa de la cruel política laboral del actual sexenio.

Al menos las campañas dan trabajo a rotulistas, fabricantes de playeras, lonas, recuerdos, medios de comunicación. Lo malo es que quienes participan, echan toda la carne de su temperamento al asador, y lo que debiera ser la fiesta de la democracia, se convierte en oportunidad para generar odios entre vecinos, y a veces hasta integrantes de una misma familia.

¿Propuestas?

Las hay, pero han sido rebasadas por la desconfianza que infunden por ejemplo, los patrocinadores (o sea los que jalan las cuerdas a los títeres) y sobre todo por la contracampaña emprendida por sendos personajes que se asumen como los peores enemigos de su partido político: el alcalde de Tlaxcala en funciones y el gobernador del estado.

En ambos cabe la expresión: «con esos amigos, ¿para qué quiero enemigos?»… uno, con sus vaticinios antipriístas porque en el partido burlaron al hermano. El otro, jurando por esta que en el proceso todo es diáfano, pero bien que les atiza a sus adversarios, ya sea en tribunales a su servicio o con las alianzas perversas que acaban por permitirle meter la nariz en partidos como el PAN y el PRD.

Insisto, ¿propuestas?

Van de convertir a Tlaxcala en un verdadero atractivo turístico, como lo establece Paco Hernández, hasta recuperar Acuitlapilco para hacer de la laguna un proyecto sustentable, de Adolfo Escobar. Desde cobrar impuestos con base en un solo criterio para que pague más el potentado, de Antonio Velázquez, hasta superar las divisiones entre grupos y familias, de Ramiro Pluma.

Queda muy claro que los mensajes contundentes, de fácil comprensión y prolija difusión deberían coronar a las estrategias.

Los operadores sin embargo, privilegian pactar con líderes de grupos, quienes son los verdaderos beneficiados en esta temporada electoral. No es raro ver que los candidatos desfilan por la oficina o casa del mismo representante, quien maneja con suma habilidad los códigos que cambian votos por dinero u otras prerrogativas.

De los candidatos depende elevar el nivel tan bajo pues se trata, ni más ni menos que del próximo alcalde de la capital del estado.

Sin duda, el papel de Héctor Vázquez Galicia, (PAC) podría entenderse como el de más precisión, dada la vasta experiencia del ex diputado local y ex titular del Copladet, en los terrenos académico y de planeación, sin embargo, él mismo lo ha expresado… los años no pasan en balde.

La mejor defensa es el ataque

Quién mejor que el dirigente apócrifo del PRI para condenar las acusaciones, infundadas, de la oposición, como aquellas que presentaron las tarjetas telefónicas con crédito entre cien y quinientos pesos, reconocidas por el PRI y protestadas por PAN y PRD.

Con él, lo que mal comienza, mal desarrollo tiene.

Sobra decir que al auto erigirse como el partido de la legalidad, faltan a la inteligencia de los tlaxcaltecas, testigos de aquellos cobros de mala leche desde la etapa de las precampañas, pasando por las paellas rapeces, las candidaturas tasadas en miles y para cerrar con broche de oro, los discursos donde se enaltecía su invariable vocación democrática.

Vamos que volamos al siete de julio. Sin duda la elección más importante que afecta a Mariano González. Veremos si mediante la estrategia pseudo legal adelantada, el corte a priori de cabezas y demás (des) gracias de un gobierno con estas características, esta, sin duda una elección con la injerencia del estado.

Si la oposición no se pone las pilas no dudo de su aciago destino.

Pacto por México, urgen casos a la Presidencia para aplicarles la ley, como a Andrés Granier

.

Y hay pruebas que me llevan a pensar que el próximo gobierno sometido al escrutinio con cara de sacrificio, es el nuestro.

img11993

Uno que otro funcionario del sexenio de la intolerancia debe haber puesto sus escasas barbas a remojar tras el encarcelamiento de José Manuel Sáiz Pineda, el ex secretario de Finanzas del gobierno de Tabasco, a las órdenes de Andrés Granier, acusado del delito de desfalco al presupuesto del estado.

Capturado cuando pretendía dejar al país, con una cantidad impresionante de efectivo, Sáiz Pineda no es un simple ex servidor público denunciado por el nuevo mandatario tabasqueño, el hoy perredista Arturo Núñez Jiménez, es una pieza fundamental para afianzar al Pacto por México, conteniendo la ira de perredistas y el despecho de panistas -hoy fuera de Los Pinos.

Hay alguien más particularmente alegre con esta detención. El presidente Enrique Peña Nieto. Crítico de sus viejos compañeros de partido, acostumbrados como Granier, a gastar miles y miles de pesos tan solo a la hora de comer. Era una ofensa enterarse de los excesos de este cínico gobernador, disponiendo del erario público para satisfacer las excentricidades de su familia y las propias.

Aquí no cantamos mal las rancheras. Cierto día, el bigote más temperamental del sexenio pidió a su tesorero una cantidad importante de efectivo. Sus deseos no fueron cumplidos. Y tembló el estado, ¿cómo carajos no va a haber centaviza si para eso te puse, inútil? (los demás adjetivos los omitimos pues resultan obvios.

Así como lo oyes -sería la respuesta- y además te informo que es imposible la comprobación de cantidades monstruosas de dinero debido a que la facturación es deficiente y a que se empleó en inversiones, digamos amañadas.

O los gastos que se hacen para comprar cosas lujosas para recibir en la Casa de Gobierno a un Subprocurdora.

Por eso da coraje ver cómo a los constructores que cometieron el error de hacer negocio con el gobierno que les platico, hoy les doren la píldora conque les van a liquidar sus chambas mediante un crédito adquirido con Banobras, siendo que en su momento había y suficiente para cubrir lo solicitado.

Cacarear las buenas condiciones de las escuelas es una de las frases de moda. Lo hace sin embargo a las costillas de dichos empresarios a quienes en mala hora el chavo del 24 (este sobrenombre proviene de las tres comisiones de ocho por ciento 8X3=24) (creo que también lo conocen como Roberto) los convenció y antes que nada les pasó la charola.

O sea, todavía no les pagan y ellos desde antes de firmar el contrato ya habían cubierto la comisión exigida.

Señores, eso es una vil cadena de actos de corrupción.

Y miren que hoy, con eso del Pacto por México, los sabuesos del Gobierno Federal andan muy movidos detectando casos como este, para llevarlos a donde les aplican el filtro de Peña y todos los que están tras él, y entonces deciden defender, sacrificar o en el peor de los casos dejar a su suerte a los involucrados.

No intento meter ruido a los funcionarios. Ya han de tener suficiente con los problemas generados por su conducta ingobernable, pero nada más hay que ver las silbatinas perfectamente organizadas al de la casa, cuando ha venido el presidente Peña Nieto.

Sus organizadores no han perdido oportunidad para darse el gusto, de ver ridiculizado al tlatoani de provincia más temperamental de la historia.

Así que la conformación de la nueva Legislatura debe quitarle el sueño a quien había hecho del embute un arte mientras el estado se hunde en el desempleo y por consecuencia una dolorosa pobreza.

Y esos diputados que aceptaron unirse a corriente súbita de nuevos ricos no han de dormir tan tranquilos, sabiendo que sus infamias tienen empobrecido y humillado al pueblo del que se dicen representantes.

Una de las voces que sobre este tema más ha destacado en el proceso electoral, es la del ex rector Serafín Ortiz Ortiz. Desde hoy, adelanta su compromiso por dar al nuevo Congreso la dignidad que poco a poco fue perdiendo, y eso, le aseguro, al señor que despacha enfrente no lo hace feliz.

Tlaxcala es un estado de grandes conflictos entre su clase política, escasos logros de quienes están en funciones y una indignación que cada día crece más en su gente, pacífica y chambeadora, pero hasta el copete de esta cruel política laboral, con tendencia a carcajearse cuando ve sufriendo a las familias.

Quien encabeza a ese sistema tiene gustos de veras extraños. Nadie en su sano juicio podría regodearse al ver cómo cae su estado. Pero a él, eso parece alegrarlo.

Así que la elección en puerta es la oportunidad para frenar en serio este desempeño tan, pero tan parecido al de Andrés Granier en Tabasco.

El arte de dividir, la política del estadista Mariano, y su operador Tonchis… del momento

.

Lo malo de esta estrategia son los pasos agigantados pero hacia atrás, además de los odios entre hermanos, un bizarro gusto muy arraigado en esta casta.

img11927

La tentación del trueque doblegó a don Mariano a mostrar por enésima vez el cobre, esta ocasión ante la comunidad universitaria, a la cual exigió reciprocidad tras haber gestionado recursos extraordinarios para la institución.

Hace unas semanas el rector, Víctor Job Paredes, ponía en evidencia la estridente propuesta marianista, pues los cacareados recursos extraordinarios no eran sino parte del ejercicio presupuestal vigente, mas en el proceso electoral, los expertos del ejecutivo seguramente le sugirieron cambiar su modo hostil hacia la Máxima Casa de Estudios de la entidad.

Abogado o contador, privado o público, el mandatario no debe bajarse de esta dinámica que lo congracia con la más importante comunidad tlaxcalteca, en todos los ámbitos, principalmente el académico.

Pero ver el entusiasmo de miles de jóvenes, potenciando el proyecto que tengan en la mira, es esa suerte de ambición que difícilmente puede satisfacer de persistir con sus hostilidades.

Suele don González generalizar, mas los universitarios son tan heterogéneos y librepensantes que la influencia setentera en la política de aquél queda corta, nulificada, ante la grandeza de la Universidad.

La división… la estrategia

Si algo ha funcionado a quien despacha en la oficina más lujosa de Palacio es la insidia.

Generarla y luego atizarla le permitió, por ejemplo, alianzas perversas con quien en su momento le representaba competencia electoral.

El caso es que tanto taladró en partidos y grupos que acabó por distanciarlos, aprovechando la proclividad que lamentablemente tenemos a desbordar nuestra ira ante intentos malévolos que buscan distanciarnos.

Hay quienes vivieron con la sombra en sus espaldas para conseguir la división de los pueblos.

Yo diría que el non viene de Michoacán y ha llenado sus talegas con ese despreciable oficio de hacer pelear a los hermanos. Pero hay otros, no crea que esa forma de ser nada más la tienen los purépechas.

Digo, ´para no ir más lejos, tenemos a Tonchis, hoy por hoy el hermano incómodo. Incapaz de producir un centavo en su azarosa carrera de la nada, ha vivido a la sombra del carnal, quien antes le tenía un justificado recelo pero, con el tiempo se dio cuenta que hasta los fardos pueden ser útiles en la construcción de algún proyecto.

Es así que Tonchis llega a Apizaco, como operador master de Manchis. Y para qué le cuento una de sus primeras hazañas: romper el compadrazgo de años y de grado entre su brother y el médico de cabecera de la familia, don Loncha Vázquez Soto.

Así, sin consideración alguna sobre los vastos recuerdos de esa relación de años y años, llegó Tonchis con el tranchete a hacer lo que sabe: nada, bueno, casi nada porque bien que sabe ganar una feria demoliendo relaciones y gozando con el sufrimiento ocasionado.

Le decía, es un gusto bizarro al cual gentes de esa ralea adoptan como traje a la medida. No creo que en el negocio de las chamarritas verdes (feítas, feítas) haya mediado un cinco de buena intención. Así que dentro de la abierta vulneración a aquello de: ni familiares ni amigos, el nuevo operador político, seguramente acompañaba al bigote más poderoso de Tlaxcala y al hoy legendario periodista de la farmacia completita en la mariconera, derramando, como parte de sus gustos guarros, los botes de leche de trabajadores que pasaban el día entero en el reparto, mientras esos mozalbetes, malos, malos, se dedicaban a divertirse a sus costillas.

Entonces fue creciendo la adicción al mito. Y llegaron al doctorado del mismo. Con ideas que lo sugieren un estadista con grandes deseos de aportar a la democracia, cuando en realidad lo que funciona es esta insidiosa costumbre de dividirnos.

Hace unas entregas le platicábamos de aquella reunión entre una señora de apellido Dávila, un grotesco ¿dirigente panista, Roly? y el as de la división tlaxcalteca.

Ya luego nos fuimos enterando, según dicen, de los 700 mil varos entregados al tipo que encabeza la Sala esa del monólogo legal-electoral, para provocar la caída de Alejandro Aguilar. También ahí se fraguó en fregadazo a Antonio Mendoza.

Y creo que ayer a las oficinas de Bucareli, donde despacha Miguel Ángel Osorio Chong, llegó una comisión de partidarios de Paco Hernández, que ya sienten la intromisión cínica y metiche de quien esta vez hace la elección ideal, no como la de 2012.

Humillar a Banck Muñoz (Segob), síntoma de la volatilidad mariana en pleno proceso electoral.

.

Esto es la guerra; nadie en sus cabales podría lograr una relación decente con un gobernante de mecha corta.

img11868

¡Nadie más que yo puede citar a los partidos políticos!… Yo, yo y yo… En Tlaxcala tenemos un severo problema de culto a sí mismo. El gobernador Mariano González Zarur, no dimensiona las consecuencias que le puede acarrear la humillación pública hecha al representante de la Secretaría de Gobernación, Alberto Banck Muñoz.

Lo puso en un brete. Si guarda silencio quedará de manifiesto que el mandatario tlaxcalteca se arrogó la potestad de demoler personajes, sin tomar en cuenta su jerarquía o trascendencia. Si cometen el error de cruzar por alguna de sus frecuentes crisis de ira, de seguro sentirán la candela.

Ante la eventualidad que Banck Muñoz, demandase un mínimo de respeto a su representación, subirá al encordado aquél desafío de: «a mí, ni el Presidente me regaña» (acompañado del infaltable: «todavía no nace quien sea capaz de regañarme»). Y en la esquina contraria nuevamente aparecerán las ironías logradas por el Estado Mayor en las visitas del presidente Peña Nieto a Tlaxcala.

De nueva cuenta aparecerá esa fina y mordaz silbatina, cual intervención quirúrgica, en el peor momento para el mandatario afectado.

Este grave cuadro psicopático demuestra la pésima compañía que significa una conducta volátil cuando de por medio hay trabajos de precisión.,

Con el perverso esmero de quien aguarda el siete de julio la recomposición de su azarosa conducta, sobrevienen los clásicos cuadros neuróticos que potencian los problemas, ahondan conflictos y disipan logros.

Mire que convocar a los partidos políticos y frente a sus representantes humillar al representante de Gobernación demanda las formas de un candidato a una prudente estancia en el Batán.

Requiere también la valoración del Legislativo para discutir serenamente las capacidades (o falta de ellas) para seguir en el cargo más importante de un estado.

Farmacia, hormona, temperamento y sificientes dosis de inseguridad completan el cuadro, el dramático cuadro de quien hoy llama a hablar bien a la hora de reunir a su partido con los de enfrente, y en el primer descuido, ¡zaz!, los descontones.

Perderíamos el tiempo si buscamos una solución simple (aceptación, confiar su problema a otra persona y pedir ayuda a Dios)

No, esta es la guerra. Del muy particular ejecutivo, contra todo lo que se mueva, sea chico, grande o regular.

Quien no lo asuma será historia. No hay otra forma de relacionarse con políticos de esta clase.

Y si tiene alguna duda, le recuerdo que hace unos días el columnistas más marianista arremetió contra el candidato del PRI en Apizaco y su equipo, como si la intención impedir que de la pelea por ese ayuntamiento.

¿No que no los tenían guardaditos?

Hablar del sub-gerente del gobierno el mismo que visita al psicólogo porque lo mencionan en columnas, es referirnos al cargamento del cemento detenido ayer.

Recuerda usted el caso de los tráileres cargados con cemento que quedaban embodegados.

1.- O los están sacando a estas alturas, dentro de acciones francamente burdas para encauzar el voto.

2.-O se trata de otras entregas en calidad de delitos, porque estamos en época de veda electoral.

Si el cemento está duro, no hay duda, se trata del que mañosamente metían a las naves que hoy han dejado de albergar plantas productivas.

Si está fresco hay que indagar.

Nos queda claro que no se trata de programas bajo la potestad de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), sino que corresponden a otros de carácter local. Pero a estas alturas, de gente informada y partidos con la vista aguzada, nadamás a un tarugo (mediocre y viejito) se le ocurre meter el hombro para ayudar en la campaña.

El caso tiene que llegar hasta las instancias más altas.

Sabemos que en Tlaxcala, una voluntad inquebrantable hará hasta lo imposible para que al contrario, el delito detectado por vecinos de Tzompantepec, parezca una acción celestial.

Enhorabuena a esos ciudadanos de Tzompantepec. Con ellos inicia una verdadera defensa de la dignidad.

La nueva versión de fraude… corte anticipado de cabezas: ¡camino despejado!

.

Mandar a la guerra a candidatos obesos, impopulares y pobres dejó de ser problema en esta plaza. Hay que desmembrar a sus oponentes y ¡listo!, como en caballo de hacienda… así serán buenos.

img9883

En un marco diametralmente opuesto a los pregonados aires democráticos del Revolucionario Institucional comandado por Enrique Peña Nieto, llegará a Tlaxcala el presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de ese partido, Cesar Camacho Quiroz, quien viene a constatar el juego sucio mediante el cual en una plaza tan pequeña como esta, pueden generarse los escándalos más estruendosos del país.

Revocaciones de candidaturas horneadas en un tribunal unilateral… en un monólogo de legalidades al más puro estilo marianista, descorren el velo de una creciente inconformidad social, tras convertir a los actores políticos en meros testigos de su sepultura a través de un oneroso mecanismo que fragua  los incidentes electorales antes de ir a la urna.

En esta ocasión, se supone que los votos se contarán en presencia de todos los partidos políticos pero, ¿quién no se habrá dado cuenta que el daño ya se había hecho?

Si en Chiautempan la lectura oficial apuntaba al perredista Antonio Mendoza,como enemigo a vencer, pues había que hacer algo… tirar su candidatura es mejor que enviar a la batalla al desangelado ex diputado local, Francisco Javier Romero Ahuactzi.

Así, sin obstáculos en su pista le será más sencillo ganar la carrera. Así será bueno.

Ni qué decir del pleitazo entre los panistas María del Carmen Cervantes y Alejandro Aguilar, disputando la candidatura a la alcaldía de Huamantla. Un par de llamadas a la Sala Electoral Administrativa sirvieron para dejar en el camino al ex diputado local, muy a pesar de las protestas albiazules.

No sé porqué, pero las actitudes de dirigentes panistas como Rolando Romero López, despiertan las lógicas sospechas a las que todo iscariote está expuesto. Vamos, sin embargo a dejarlo al tiempo y a la alianza de facto entre panistas huamantlecos y seguidores del ex gobernador Héctor Ortiz, quien al ver el jaque mate contra Aguilar, así de rápido ordenó romper la alianza con el PAN, operar otra de facto con Nueva Alianza y aprovechar el poco más de un mes efectivo que queda a la campaña.

Ahora bien, siguiendo esta lógica del supuesto descontón desde la sala electoral esa que le platico, no pierda usted de vista al candidato perredista a la alcaldía de Tlaxcala, Paco Hernández, sobre quien pesa un par de ipugnaciones internas, bueno, una porque se supone que Rogelio Camarillo ya se incorporó a su equipo.

Como lo apuntábamos aquí arribita, nada más hay que hacer un par de llamadas… y ese candidato se cae.

Y si tomamos en cuenta que es Paco el enemigo número uno del marisnismo (vamos, decir Paco es decir Lorena y a González no le apetece en ningúna circunstancia que la senadora llegue a sucederlo) pues vaya usted haciendo sus cálculos.

De manera muy distinta a la abandonada elección federal, cuando lo que dependía de la votación era apuntalar el triunfo de Enrique Peña Nieto, hoy Mariano sí está operando.

No ha confiado las cosas ni las talegas a su retoño, a Mario Armando Mendoza lo puso fuera del gobierno (al menos así lo aparentan) y casi le advierte que un resultado adverso como el de 2012, le cuesta la cabeza, y ¡por Dios!, las pláticas persuasivas del primo Alfonso Sánchez Anaya, dibujando el inexorable pejetriunfo, dejaron de formar parte de sus principales líneas de acción.

Para que las cosas pasen hay que hacerlas uno mismo, parece haberse dicho don Mariano, y puso manos a la obra. Personalmente ha supervisado el rodamiento de las cabezas de Mendoza, Aguilar, el de Nopalucan y los que faltan.

Con toda seguridad cuida las crecidas uñas del delegado del CEN, Manuel Cavazos Lerma y su patiño, el dirigente apócrifo del Revolucionario Institucional.

Este es el entorno con el cual Cesar Camacho llega a encontrarse. Si es o no democrático, eso es lo de menos, lo que importa son los resultados. Que su jefe Peña Nieto, considere al juego limpio como garantía de la vigencia de su fabuloso Pacto por México, bueno pues eso es una utopía que para los temperamentos como los de este particular gobernador salen sobrando.

El compadrito Loncha

¿Se acuerda de Tonchis y su creciente papel de operador?… sí, el de las chamarritas chafas que le dejaron una carretada de… sí, ese… pues se ha convertido en un eficiente correveydile, como lo demuestra el mensajito enviado al compadre Jorge Luis Vázquez Soto, para que pusiera sus zapatos (y todo lo de arriba) afuera de la Sesa, en caso de no desistir en el apoyo a su hijo Jorge Luis, que se toma muy enserio eso de convertirse en el sucesor de Orlando Santacruz.

Dice que si no dejas de apoyarlo entonces te saques con todo y chivas. Digno, el compadre Loncha se fue. Antes, peló la piña a Tonchis. Dile que me liquide. Tengo deudas, Todavía debo el carro que acabo de mercar. En fin, la conversación fue intensa, pero el secretario de salud en términos reales (no nominales como el doc. Chucho) puso distancia de pormedio y como lo haría cualquier papá (bueno, no todos eh, conozco a uno que se enojó con su hijo porque se quedó dormido en un antro gay de Puebla) renunció a todo con tal de tender el brazo a su vástago.

Elecciones judicializadas… caen Antonio Mendoza (PRD) y Alejandro Aguilar (PAN) y los que faltan

.

Dejaron de ser noticia los notarios y sus litigios al compararlos con los pleitazos por defender candidaturas… pero hay que notar, aquí hay una Sala Unitaria, así la diseñaron desde aquella planeación de este proceso, agobiado por el triunfo de un solo proyecto aunque sea mediante el rompe y rasga.

img11739

La reacción del alcalde Pedro Pérez Lira, a la campaña que en su contra realiza el candidato del Partido Verde a sucederlo, Antonio Velázquez Nava, hizo que aquél comenzara a sacar los trapitos al sol, así literalmente lo dijo en declaraciones a El Sol de Tlaxcala, y no desaprovechó la ocasión para echar en cara a su crítico que su padre, el ex secretario de Salud, Julián Velázquez Llorente, tuviese pendientes con la comprobación recursos al estar al frente de dicho organismo, o que uno de sus hermanos, Francisco, hubiese resultado beneficiado -así lo expuso- con una patente orticista de notario, por cierto todas ellas eliminadas por el gobernador Mariano González Zarur.

Recordemos que en cientos de bardas, Velázquez colocó pintas demandando cárcel para Pérez Lira.

Si legalmente los ataques tenían fundamento, eso quedó en segundo término, pues el escándalo desatado por la aparición de ese tipo de pintas, hizo que el abanderado del verde elevara su presencia en el ánimo de los electores, pues hay que aceptar que Lira Pérez, tuvo una etapa francamente autodestructiva, con una locuacidad sin rumbo, como alardeando por haber llegado a la mayoría de edad en su administración al frente del Ayuntamiento de Tlaxcala.

Velázquez Nava, ex subsecretario técnico de la Secretaría de Gobierno, hábil para impactar masivamente, vio en el mordaz alcalde la oportunidad para ganar esos puntos que el atraso en conseguir candidatura lo tenían con números negativos. La reacción fue sobresaliente y, el alcalde Pérez Lira mordió el anzuelo, y se ha dedicado a aclaraciones no pedidas, en su errática vía de las responsabilidades manifiestas.

Los demás candidatos a la alcaldía tlaxcalteca, pasivos en su mayoría, tienen ante sus ojos una aparatosa cátedra para ganar puntos en un juego de dados donde el ex titular de la Sefoa, lo apuesta todo sin miedo a la derrota. En realidad no pierde nada y sí en cambio, gana terreno en el conocimiento de la gente.

Pérez Lira no ha sido su único blanco. Lo es también Paco Hernández, el candidato del PRD, patrocinado por Lorena Cuéllar. Anteayer, con el pretexto del día del chofer, publicó una cáustica felicitación a dicho personaje, a quien, «felicitó» por haber sido tanto tiempo quien conducía la camioneta de la entonces alcaldesa de Tlaxcala.

Paco no ha respondido, pero es muy claro el enfrentamiento de Velázquez con la legisladora Cuéllar, a quien por cierto le interesa sepultar a Velázquez pues, ante la eventualidad de un triunfo suyo en la lucha por la alcaldía, entonces tendría frente a sí a su principal enemigo en la búsqueda de la gubernatura. Y lo ha dicho a propios y extraños. Y sostiene un toma y daca constante que tiende a subir de tono conforme se acerque el día D.

Catástrofe perredista en Chiautempan

Al ex diputado local y candidato a la alcaldía de Chiautempan lo tiró el seguimiento personal dado desde la Sala Electoral Administrativa y unitaria para evitar disonancias, acaso al notarle desde las alturas que se había convertido en el enemigo a vencer en esa demarcación.

Y se hizo efectiva la inconsistencia de Mendoza a la hora de ceñirse a la convocatoria de su partido. El resultado, usted y yo lo conocemos. Lo derrumbaron. Seguramente el asunto alcanzará instancias superiores pero… que la contrademanda le permita reponerse en su labor de proselitismo, eso sí es improbable, bueno y eso en caso de obtener resultados positivos allá donde hay una imparcialidad efectiva.

Una de panistas

Carmen Cervantes nunca estuvo conforme con la designación de Alejandro Aguilar López, en el marco de esa salomónica decisión tomada por la cúpula panista, así que acudió al Trtibunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TSPJF) y, qué creén… pues lo echó abajo.

Hoy Huamantla no tiene candidato panista a la alcaldía… música para los oídos tricolores, verdad, que extrañamente en un contexto como el de Chiautempan, el tricolor ve como lo no se gana en el campo se puede ganar con golpes certeros en sitios estratégicos.

Y los que faltan.

Es aquí donde aquellas demandas presentadas en esa misma instancia por el priísta Salvador Temoltzin Durante, manejado por su carnal JJ de los mismos apellidos, cobra un valor incalculable para los adversarios del tricolor, pues óigalo bien, en el caso del Revolucionario Institucional no serían una o dos candidaturas como ha pasado a perredistas y panistas, sino todas, todas, al haber sido presentadas ante un líder apócrifo de nombre José Luis González Sarmiento.

Como pueden ustedes ver, la elección se calienta.

Y como van sucediendo las cosas, nadie duda que será un proceso ciento por ciento judicializado.