[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘gubernatura’

Cede Patricio Lima a su imparcialidad para apoyar a Adriana, pupila suya en la universidad

.

Patricio Lima fue invitado por Adriana (y aceptó) ser el representante de la alianzapalprogreso ante el IET; su incorporación a ese equipo tiene mucho más fondo del que se alcanza a ver.

A veinte días de los comicios, dos personajes destacados en el derecho electoral, Jesús Ortiz Xilotl y Patricio Lima Gutiérrez, fueron convocados por Adriana Dávila Fernández, candidata de la alianza Por el Progreso para Tlaxcala, para fungir como representantes ante el Instituto Electoral de Tlaxcala (IET), el primero por el PAN y el segundo, por la coalición (PAN-PANAL-PAC)

Ortiz Xilotl tuvo que renunciar al cargo de presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHT), dejando atrás una muy modesta cauda de logros, mucho menor a la cantidad de fiestas –algunas en medio de verdaderos excesos – según versión de amigos de quien pasó a formar parte de las nuevas contrataciones adrianistas.

La incorporación de Patricio Lima, obedecería a la invitación hecha por Dávila Fernández, para encargarle el aspecto político de su proyecto, trascendió en las instalaciones del IET, en San Miguel Contla, mientras que Ortiz Xilotl, tendría a su cargo el lado legal.

El movimiento, a iniciativa de Adriana y con un creciente apoyo del orticismo, equilibra la balanza que, a partir de este mes se inclinó a favor del mandatario, cuyos principales operadores políticos irrumpieron en la víspera comicial, unos con probados aciertos, aunque de la mayoría se observe el acecho en un contexto oportunista y luego de sonoros fracasos cuando se asumieron en potenciales candidatos.

Lima Gutiérrez y Ortiz Xilotl, fungieron como presidentes del IET en distintos momentos y, los dos tuvieron un papel relevante en los comicios que organizaron. A sus nombres se sumarían tres o cuatro reconocidos profesionistas, todos con la misma suerte: fueron excluidos del nuevo consejo general, el cual finalmente quedó integrado por aquellos que obtuvieron las calificaciones más bajas en los exámenes aplicados por el Congreso.

Claro, ello exhibió la ínfima calidad de los organizadores, dispuestos a dar la batalla con tal de defender los presuntos recursos ilícitos gracias a los cuales repartieron juego con baraja amañada.

Cuando aquello acontecía, pocos tenían clara la inminente medición de fuerzas que con posterioridad acabó por imponer a la inexperta panista.

Convocar a Lima Gutiérrez parece ser el primer tema en el que realmente coinciden la candidata de Calderón y los orticistas, aunque no pueden dejarse de tomar en cuenta por lo menos dos factores:

1.- En tanto uno de los docentes que mayor huella dejó en la formación académica de Dávila, el hoy convocado a representar a la alianzapalprogreso en el IET, es el adrianista sin partido con el mayor nivel de confianza, cuya labor será fundamental en el desempeño de quien fuera su pupila en las aulas de la Universidad del Altiplano.

2.- Cual cerillo que se enciende ante la menor chispa –uno de sus grandes parecidos con Calderón- Adriana logra con Lima entre sus principales colaboradores, la estabilidad emocional del sujeto que le significa certidumbre en este turbulento océano, donde la depredación camuflada es la constante que puso el término de dos años al matrimonio por conveniencia (temporal), cuya duración, bajo esta variante, podría prolongarse hasta el término constitucional, gracias al oficio político que emane de la unión que al convocado le significa la pérdida de la imparcialidad con la cual procuró conducirse hasta hoy, y a  convocante, la firmeza en términos docentes para cambiar las vulgaridades por una perspectiva con sustento académico.

Es lógico que no a todos los involucrados en este, uno de los proyectos políticos más destacados que irán a las urnas en veinte días, les resulte simpático. Y sin embargo, parece que van a tener que deglutirlo como la amarga medicina que les espantaría los fantasmas del cerebro.

Las chaquetas de Beneberto

Cuando al diputado Beneberto le quedaban mal los orticistas en aquél convenio fifty-fifty de tiempo en la diputación cuyo titular es winnie the poo (también conocido como Víctor Hugo Cahuantzi), a este se le ocurrió vender la causa con el de enfrente. Y ándale que se reúne con Mariano González en una mesa del Vips, donde incluso le fueron tomadas varias fotos, publicadas después en El Sol de Tlaxcala.

Yo creo que Bene suponía que de ambos lados trataba con aficionados y le dio por imaginarse que podría formarse en ambas filas para recibir mesadas religiosamente. Para sorpresa de todos ponía las dos manos y a lo mejor supuso que así se sobrepondría a la crisis económica ocasionada por la necedad de Poo para dejar de cobrar en el administrativo de Allende 31. Sin embargo, tenía hasta chamba de subsecretario en el gobierno de Ortiz, pero eso tampoco le importó.

Hoy podemos ver en Bene uno de los casos más escandalosos de chaquetería en pleno siglo XXI, descubierto por ambos bandos de los que suponía servirse. No se imaginaba que estos cruzan información y que lo usaban como bandeja para llevar y traer. Tan ingenuo se vio que a ninguno sirve ya pues, se descubrió como un ineficiente correveydile y se condenó a ser el apestado de lo que le falta a la actual legislatura.

El hoy diputado chaquetero fue el que entregó al equipo de Adriana Dávila el directorio de los contactos y operadores municipales de Mariano González, si así como ve de ese es el tamaño de su traición.

Con esos aliados para que quieren enemigos los candidatos.

La elección en manos de los indecisos

.

Héctor Ortiz y Beatriz Paredes se enfrentarán el 4 de julio. De ambos depende que sus respectivos candidatos obtengan el triunfo en los comicios para la gubernatura de Tlaxcala, pues el que sea más eficiente en la operación saldrá con la victoria.


¿Un debate entre los candidatos al gobierno de Tlaxcala sería determinante para definir la elección prevista para el 4 de julio?

En lo personal creo que no, pues a estas alturas del proceso existe una polarización de los ciudadanos y las campañas se han salido de control, debido a que prevalecen más los ataques y las descalificaciones que las propuestas.

Y es aquí, donde personajes como el gobernador Héctor  Ortiz y Beatriz Paredes asumen un papel relevante para definir la lucha por la gubernatura de Tlaxcala.

Si la panista Adriana Dávila gana los comicios, su triunfo estará sustentado en la estructura y operación del gobernador Héctor Ortiz.

Ella ya aportó lo que podía, sin embargo  en las últimas semanas ya entendió que su figura y el apoyo del presidente Felipe Calderón no le alcanzan para obtener el triunfo, de ahí que su sueño de convertirse en gobernadora depende de la eficacia y eficiencia con que Héctor Ortiz opere el día de la jornada.

Lo malo para el mandatario, es que en esta ocasión enfrentará a su maestra, Beatriz Paredes, quien mañana jueves demostrará a los priistas y a otros sectores de la sociedad tlaxcalteca que su decisión de ganar su estado natal es cierta  y que hará todo lo posible para que Mariano González  triunfe el 4 de julio.

A los operadores que ya apoyan la campaña de Mariano González, se sumarán los del equipo personal  de Beatriz Paredes, quienes se encargarán de garantizar la movilización de los priistas el día de la elección, de la cobertura y vigilancia de las casillas y de recabar sin alteraciones las actas de escrutinio.

Beatriz Paredes conoce a Héctor Ortiz y viceversa, por lo que el 4 de julio el triunfo para cualquiera de los candidatos al gobierno de Tlaxcala dependerá de la decisión que asuman los ciudadanos que están dentro de ese porcentaje tan elevado que existe de personas indecisas y que aún no saben a quién darán su voto.

Si bien se dice que aún prevalece un empate técnico en las mediciones electorales entre Adriana Dávila y Mariano González, lo cierto es que ambos candidatos saben que el porcentaje de indecisos es superior al 25%.

La incertidumbre existe y la polarización entre los electores tlaxcaltecas es tan evidente que a estas alturas ya nadie sabe quién es el bueno y  quién es el malo, quién miente y quién dice la verdad, quién tiene experiencia y quién es un improvisado.

Por lo pronto, dicen que en los próximos días TV Azteca dará a conocer los resultados de una encuesta que contrató al despacho Blanco y Asociados para conocer las preferencias electorales en Tlaxcala, ejercicio que puede dar certidumbre a algunos o a elevar el nivel de descalificaciones que ya existe.

La torre de babel que rompe barreras

.

Si sigue el jaloneo de unos y otros esta que se supone es la cargada, los resultados se avizoran de pronóstico reservado, y es aquí donde hace se siente la ausencia de la casta…

La lucha por la sucesión es una carrera de aguante. A 52 días de los comicios, parece que la experiencia de los más curtidos en estas lides se impone y, al contrario, de quien asomaban visos de brillantez, brota la modorra y la sosedad se impone, paradójicamente en un entorno muy elaborado.

O sea, a cinco días de campaña prevalece el estilo Ortiz de operación. ¿Cuál es? El dominio absoluto. En este caso, con la difícil labor de aparentar una robusta ayuda, por momentos extrema, pero, a lo mejor la mano negra de ciertos operadores también lleva voz cantante con otros candidatos.

Cualquiera dedicado a esto de aspirar a gobernador ya hubiera encendido las luces rojas. En todo caso la oportunidad no es ganar por ganar una elección, sino hacerlo en forma legítima a través de un verdadero liderazgo. Y he aquí donde aparecen los asegunes.

Los claroscuros de esta parte del proceso electoral cambian cada minuto. Haga de cuenta que observamos un sistema coloidal donde en este momento irrumpe cierto agente llenando con sus tonos un cierto espacio. Y al ratito ocurre algo similar por el otro lado. Claro, la hipótesis es que dicho coloide tenga tanta contundencia que,  por más irrupciones de agentes externos quede incólume la columna vertebral.

Intuyo que es en este momento cuando la disputa por el poder se halla en una de las partes más altas. Tomemos en cuenta que se trata de una cargada. ¿Dónde está la gente?.. . pues donde hay regalitos. ¿Y es gente convencida que garantiza su voto el cuatro de julio? Eso, nada más ellos lo saben, porque aquellos que aspiran a gobernar Tlaxcala tienen que vestir el hábito que les da tal personalidad.

Si se cuenta con un eficiente sistema de espionaje político –reconocido por los mismísimos encargados de monitorear llamadas, agendas, reuniones, similares y conexos-, habrían llegado al hartazgo con su política kagebesca y, lograrían conocer el lado perverso de quienes no tienen el poder del gobierno federal, pero tampoco están aniquilados.

Oiga, se trata de la extinción de toda una doctrina (el orticismo) que por seis años abrigó el sueño de su afianzamiento transexenal.

Y en que puede uno darse cuenta de la dilación, inducida o no, de la enemiga a vencer.

1.- Marianoglez fue el primero en hablar de conducirse dentro del imperio de la Ley. Que lo haga o no es otro cantar, pero digamos que es su frase de batalla. La fuerza que rompe barreras tardó cuatro días en hablar de recorrer esos caminos.

2.- Minervahdez está muele y muele con el asunto de la declaración patrimonial. Y yo creo que ya les movió el tapete. Unidosportlax y progresoparatlax se vieron bien lentos cuando aparece esta propuesta.

3.- Rosyperedo se reencontró con los pobres y pone, con su original activo de la pobreza el cascabel al gato proponiendo el seguro del campesino. ¿Cómo no se nos ocurrió antes?, parece decir el equipo fuerzarompedoradebarreras.

En consecuencia, si el fantasma de la pachorra sigue rondando por las oficinas de Adri, los resultados son de pronóstico reservado. Decía líneas arriba, esto es una carrera de aguante, pero también que demanda reflejos oportunos. Haga de cuenta que dos ejemplares híbridos de la raza criollita-caballar tiran en direcciones opuestas atados con una cuerda.

Que si una de las mulas se apellida Girón, pues a lo mejor, verdad. Que si la mula del otro lado está recibiendo unos cates de la vida para acopiar mayores niveles de experiencia… ojalá.

Y aquí es donde demandas la casta. Queda bien el ejemplo de las manzanas. He ahí un platón con esos frutos; unos de penetrante perfume y rojos profundísimos vienen muy bien presentadas y se pueden vender aquí y en China. Las otras pertencen al grupo de las panocheras. Conclusión: las de California y las panocheras, son manzanas. Nada más que unas son de California… y las otras… panocheras. (perdón por ser tan ma…).

Mariano; el que pega primero… pega dos veces

.

Si la presencia de Margarita Zavala se hubiera pensado mejor, habría igualado al exitoso escándalo tricolor para acoger a Peña Nieto en Puebla, donde Mariano fue el vocero de lujo del aquelarre.

De lo que más llamó ayer la atención en el inicio de las campañas de proselitismo, la obsesiva referencia de Mariano González Zarur, a conducirse dentro de la Ley, fue tan marcada que, hasta se postró ante la regla no escrita de su partido, al reconocer que será Beatriz Paredes Rangel (su hermana coheredera del sanchezpiedrismo) quien marcará los tiempos en los asuntos relativos a la sucesión presidencial de 2012.

Ávido de reflectores, los locales no le fueron suficientes al divo, quien muy de chamarra y de copete hizo un hueco en su agenda para trasladarse a la casa de su paisano Pepe Chedraui, por cierto atrasito del Centro Mexicano Libanés, para hacer bulto en la recepción organizada por políticos y empresarios poblanos en honor del gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto.

Llegaron invitados de lujo. Estuvo Miguel Alemán, el gober precioso, el dino mega constructor Félix Cantú Aguilar, el abarrotero Guillermo González Nova (dueño de la Comer) y, desde luego, no podía faltar el simpático aspirante a gobernador de Puebla, Javier López Zavala, quien al igual que marianoglez, se mostró cauto a la hora de expresar simpatías a favor del Jimmy Neutrón del PRI.

Cosa curiosa, investido en todo un vocero de ese aquelarre, el divo de Apizaco se apuró a decir que es muy temprano para hablar del proceso sucesorio, pero bien que hizo bulto en el caserón de Pepe Chedraui para dar a entender precisamente lo que se niega a través del verbo, o sea, los personajes estos –entre quienes destacaba la menuda figura de Blanca Alcalá, como no ocurrió con la otra menuda Lorena Cuéllar.

Y nada de reservas en la pachanga. Sobre los céspedes del palacio del libanés Chedraui fueron aterrizando uno a uno, cinco helicópteros en cuyo interior iban, desde Kike Peña hasta los pesudos presentes, para quienes se avecinan los mejores momentos, ahora que saquen a Calderón con todo y PAN de la Presidencia… bueno, ese era el ambiente que se respiraba en tan singular celebración.

Adriana ¿confiada?

De nueva cuenta, el jumento de la política local también conocido como Luis Girón, hizo un desaire a la abanderada de progresoparatlax, dejando de acudir a su arranque de campaña, donde pudimos observar a una apizaquense sobrada, acaso confiada en que el concurso de fuerzas, encabezadas por su patrocinador, el “aiga sido como aiga sido” y respaldado por el poder orticista en pleno ocaso, son suficientes para dejar atrás a sus contendientes.

Adri se refirió a “encuestas” (¿cuáles?) que le dan una ligera ventaja a penas al inicio de esta fiesta a la que llegó de invitada disfrazada la respetable Margarita Zavala, a un acto que no pudo impactar como sí lo hizo el escándalo ya comentado que ocurrió en la casota de José Chedraui.

Me llama la atención la modorra, del equipo adrianista, con el ojo hinchado y como que muy seguros de que en unos meses van a andar en auto convertible y con suficiente crédito como para comprarse unos trapos en las Europas, ahí nadamás como para demostrarle a esta bola de mortales que habitamos Tlaxcala lo que es vivir como la gente.

Minerva y su llamado a debatir

Se le vio segura, aunque no tan guapa como en el promocional fushia, donde está hecha un cuero. Lo cierto es que Minerva Hernández, se alineó por la derecha acudiendo puntual a presentar su declaración patrimonial aunque para ello le volvieron a hacer el desaire los peones de Mariano coordinados por Rubén Flores Leal, a los cuales sus dirigentes nacionales ya les advirtieron que con todo y huaraches los van a mandar lejos en caso de que sigan de necios.

Pese a la desventaja numérica, producto de la misoginia que se agrava con el chuchismo pernicioso de su partido, la abanderada de honestidadytransparencia tiene los pies sobre la tierra y sin tanto trabajo mueve el tapete a sus adversarios cuando no solo los convoca a uno, sino a tres debates para ver si como roncan duermen.

Rosalía, la candidata de los pobres

Así queríamos verla; liberada de la melcocha con la cual le era difícil moverse en el mundo totalmente palacio a lado de su querido amigo el super fresón Santiago Creel, y afectada por las miradas de desprecio de los pesados ancianos panistas y poderosos representantes del yunque.

Si no gana es lo de menos. Lo bueno es que Tlaxcala recuperó a una auténtica lideresa que se habla de tú con las clases más desprotegidas y, a las cuales ha regresado cual hija pródiga que culminó la fantástica aventura de incrustarse en la corte, comer junto al rey, pero sin olvidar su origen.

Enhorabuena por ese retorno.

Y muchos éxitos a la candidata del Partido Socialista, hoy por hoy, la verdadera opositora capaz de seguir siendo el fiel de la balanza y factor sobresaliente en el sistema de pesos y contrapesos.

Tlaxcala el premio mayor

.

De las 12 gubernaturas que están en juego este año, el PAN realmente tiene posibilidades de ganar Tlaxcala, porque en el resto prácticamente ya no juega.

De las 12 gubernaturas que están en juego, la de Tlaxcala está convertida en la joya de la corona para priistas y panistas.

Tlaxcala y Oaxaca son los dos estados donde el PRI enfrenta una competencia más reñida por las gubernaturas, pues en el resto de las entidades donde habrá elecciones sus candidatos mantienen una ventaja que los ubica como los favoritos para ganar.

La gran diferencia entre Tlaxcala y Oaxaca, es que el PRI en la primera entidad es oposición y en Oaxaca gobierno, por lo que si el partidazo recupera la gubernatura del primero se verá como un gran logro al vencer a la candidata del presidente Felipe Calderón.

Y si el PRI pierde Oaxaca la culpa recaerá exclusivamente en el actual gobernador Ulises Ruiz Ortiz, quien enfrenta  el rechazo mayoritario de los ciudadanos a y la imposición de su delfín Eviel Pérez Magaña.

Para el PAN, retener la gubernatura de Tlaxcala implicaría demostrar que el partido aún goza de la aceptación ciudadana en un estado del país y que logró la continuidad de un gobierno panista.

Sí Adriana Dávila obtiene el triunfo en los comicios del 4 de julio, Calderón y el PAN podrán presumir que una militante panista ganó y que acertaron en la decisión de apuntalar las aspiraciones de la ex diputada federal.

Por esa razón, el PAN echará toda la carne al asador y buscará ganar la gubernatura de Tlaxcala, ya que en términos reales es el único estado donde puede salir con el triunfo y créame que esa oportunidad no la dejará escapar.

Cuánto cuesta una campaña para gobernador en Tlaxcala

Dicen los que saben que una campaña de gobernador en Tlaxcala implica un gasto superior a los 100 millones de pesos, por lo que los cuatro candidatos a suceder a Héctor Ortiz Ortiz deberán romper sus cochinitos para financiar sus actividades.

Pues es obvio que el recurso público que recibirán como financiamiento no les alcanzará ni para organizar sus arranques de campaña.

Según la información disponible, el PAN recibirá del IET un millón 228 mil pesos, el PRD 934 mil 555 pesos y el PRI 740 mil 938 pesos.

El PT 371 MIL 823 pesos, el PVEM 279 mil 204 pesos, Convergencia 327 mil 230 pesos,  Nueva Alianza 349 mil 396 pesos,  Alianza Ciudadana 260 mil 735 pesos  y el PS 380 mil 230 pesos con 35 centavos .

¿Qué tal un poder ciudadano para realmente impedir los desvíos?

.

Debe estar alejado de la pachanga en que devino el OFS y, opuesto al bodrio de la Secretaría de la Función Pública, en manos de un veterinario.


Ojalá el ofrecimiento del gobernador Héctor Ortiz, de no permitir desvío de recursos para favorecer a algún candidato, contara con la certificación constante de instancias probadamente imparciales.

En la misma proporción en que las acciones de este gobierno son monitoreadas por el calderonismo yunquista a través de la implantación del terror deberían, organismos ciudadanos, hacerse cargo de observar no sólo a la administración local, sino a los funcionarios federales, cuyas manos, por obligación deben estar completamente limpias.

Es la presencia inútil del centro en los estados. La duplicidad de mandos, lo mismo en labores de inteligencia que, en el campo, las comunicaciones, el agua, la leche para los pobres, en fin… que la oferta del mandatario se acompañe de informes constantes respecto al comportamiento de servidores públicos, estatales y también federales.

Me habría gustado más escuchar que la búsqueda del poder obedece al desbordante oficio de servir a la gente y, a la creatividad como mecanismo que refresque el desértico campo de la democracia en la entidad. Pero además de escucharlo, confirmarlo con toda una trayectoria que, extrañamente habla de una lucha permanente por abatir la pobreza.

Hay, entre el electorado tlaxcalteca la justificada creencia de que estas semanas por venir son harto benéficas para las maltrechas familias. Es en estos días cuando se reparten desde despensas hasta casas, dependiendo del interés que cobre la actuación de quien puede ser un activista o un simple voto cautivo.

¿Por qué los beneficios en temporada electoral?, ¿Por qué no es una constante que deje atrás a la complicidad colectiva?… tú haces como que me convences y yo, como que te doy mi voto, en la misma forma como lo hemos hecho elección tras elección.

Recordemos que el mismo que hoy ofrece no desviar recursos, es el que creó el sistema legal electoral extremo, como otra expresión del terror en contra de quienes ocupan lugares importantes en el IET, en la Sala Electoral.

Que él hubo de ceder ante el firme manotazo de Calderón, quien exigió los mejores resultados para la que hoy reclama el cambio generacional.

La manera como se decide el futuro de un estado queda fuera de nuestro alcance pues somos simples ciudadanos. Pero siempre hay voces que podrán recordar a esos que lleguen al poder que, no tienen de otra más que comprometerse con el verdadero desarrollo, aunque eso no caiga bien a sus planes personales y de grupo; a sus proyectos de mediano plazo con la mira puesta en 2012.

Una contraloría ciudadana, que nada tenga que ver con la pachanga en que se convirtió el Órgano de Fiscalización Superior (OFS) o, el bodrio de la Secretaría de la Función Pública, deben ser creados cuanto antes, para comprobar si las palabras de quien hoy toma la iniciativa para no desviar recursos, cumpla con su palabra.

Mas si las tentaciones y los miedos lo inhiben de cumplir, que existan formas ciudadanas, tan poderosas que no le den más alternativa que cumplir cabalmente con su obligación constitucional.

Los aciertos de los tres candidatos a la gubernatura de Tlaxcala

.

La elección la ganará el candidato que cometa menos errores durante la campaña constitucional. En mayo se comprobará que tan ciertas son las lealtades que hoy todos se dicen tener.

Las campañas de los candidatos a la gubernatura de Tlaxcala deberán ser manejadas quirúgicamente a partir de este momento, pues un error en la estrategia y en la operación podrá significar la derrota.

Si  bien diferentes estudios de opinión realizados para medir el posicionamiento e intención del voto entre los habitantes de Tlaxcala revelan que tanto Adriana Dávila, Minerva Hernández y Mariano González pueden ganar los comicios, lo cierto es que ninguno puede presumir una ventaja que sea determinante para sus aspiraciones.

Los tres políticos tlaxcaltecas han tenido aciertos hasta este momento. Adriana Dávila mostró posicionamiento y presencia electoral por si sola sin la ayuda de la estructura del gobernador Héctor Ortiz . Minerva Hernández ha mantenido su trabajo a ras de tierra por todo el estado y logró una alianza del PRD con Convergencia y el PT pese a los intentos oficiales por reventar esa coalición. Mariano González se alzó con la candidatura en el PRI sin que ese proceso provocara fracturas, aunque habrá que ver si tan grave o no resulta la ruptura con Rosalía Peredo.

Los procesos internos de los partidos son diferentes y en la campaña constitucional se observará una nueva realidad. Los discursos serán diferentes, la imagen de los candidatos cambiará y las estrategias para captar el voto de los indecisos serán determinantes, así como las alianzas que se pacten y que se traduzcan en compromisos reales.

Por ejemplo, dicen los que conocen a Beatriz Paredes Rangel, que si la líder nacional del PRI apoya a Mariano González con el mismo coraje y determinación que utiliza para impulsar la candidatura de María de las Nieves García a la presidencia municipal de Oaxaca, es factible que Tlaxcala sea gobernada nuevamente por el tricolor.

Si Beatriz Paredes tiene su corazon puesto en Oaxaca donde enfrenta al gobernador priista Ulises Ruiz Ortiz, quien pretende que la nominación a la alcaldía de esa ciudad sea para su ex secretaria de Turismo, Beatriz Rodríguez Casanovas, lo lógico sería ver que la lideresa nacional del PRI también siente algo por su estado natal y que buscará derrotar a la candidata del gobernador Héctor Ortiz y del preisdente Felipe Calderón.

Las campañas iniciarán formalmente el 6 de mayo y desde ese momento se verá quienes simulan apoyos y quienes están comprometidos con los proyectos que dicen respaldar. Obvio esto incluirá al mismo gobernador panista Héctor Ortiz, quien en la lucha por la gubernatura puede ser el que incline la balanza, pues a pesar de su nivel de rechazo hay que reconocerle que es un buen operador electoral.

Después de las elecciones de Julio, Héctor Ortiz al gobierno de Calderón

.

A cambio, el gobernador de Tlaxcala garantizó el apoyo de los grupos afines a su corriente para, hacer gobernadora a Adriana Dávila.

Pactado con la Presidencia un esquema de inmunidad, una vez que concluya su administración, Héctor Ortiz, anunció que como militante panista apoyará a Adriana Dávila, quien para el mandatario encabeza una alianza estratégica para que el PAN se mantenga en el poder.

Declaraciones del gobernador reproducidas por El Sol de Tlaxcala y otras informaciones allegadas, confirman la próxima incorporación de Ortiz al gabinete del presidente Calderón.

Según lo explica el ejecutivo tlaxcalteca, una vez que concluya su gobierno se habrá de incorporar al equipo de Calderón. Una posibilidad es que Ortiz asuma la titularidad de la Secretaria de Trabajo y Previsión Social, en sustitución del poblano Javier Lozano Alarcón.

Los acuerdos logrados por Ortiz con la cúpula panista van más allá del sexenio de Calderón, pues le habría sido ofrecida la primera posición de la candidatura plurinominal a senador de la República, con base en la legislación vigente, ó lo que una eventual reforma le permita asegurar inmunidad a partir de 2012 y hasta 2018, cuando concluya la legislatura a la que se incorporaría.

El pasado viernes, una convocatoria urgente de la ex aspirante a la candidatura panista al gobierno de Tlaxcala, Perla López Loyo, reunió en su casa de campaña prácticamente a todos los representantes del orticismo, para informarles que como resultado de las negociaciones de Ortiz con la dirigencia nacional panista y con la propia candidata, Adriana Dávila, “todos los grupos mantendrán sus prerrogativas en la próxima administración, adelantando que el PAN gane la elección constitucional”.

Se supo que, incluso los grupos más beligerantes al adrianismo (sus ex compañeras panistas, la delegada del ISSSTE, Aurora Aguilar y, la delegada de Sedesol, Leonor Sevilla) tendrían participación en la administración de Dávila Fernández.

Este mismo lunes –trascendió-  el líder estatal del Partido Alianza Ciudadana, Luis Girón, corregirá sus declaraciones en torno a la insistencia de respaldar a Perla López Loyo, quien por su lado, también matizó las críticas hechas al presidente y al secretario general del CEN panista, en el sentido de que su decisión de otorgar la candidatura a Adriana Dávila, era un “asesinato a la democracia”.

Y sólo falta conocer el candidato del PRI para saber quiénes se enfrentarán en las urnas el próximo 4 de julio.

La moneda está en el aire y cualquiera puede ganar.

Entre la piel sensible y el cruce de datos

.

Dos encuestas son las que comenzaron a dibujar el escenario previo al formidable compromiso electoral de julio de 2010.

La política en Tlaxcala vive momentos de tal intensidad que, el conocer el resultado de una encuesta de Consulta Mitofsky, desbordó la desesperación de unos y la indignación de otros pues, su expectativa siempre fue mayor respecto a sí mismos.

Y aquí es necesario hacer un par de acotaciones. Primero, que e-consulta se limita a informar, no a hacer política, porque esto último le corresponde a los políticos.

El otro asunto, tiene que ver con el elevado número de indecisos o que tuvieron un “no se” por respuesta a las mil encuestas aplicadas por Mitofsky entre el cinco y el ocho de septiembre de este año.

El género como factor preponderante

No hay duda, según lo arroja este primer trabajo publicado, que las mujeres jugarán un papel fundamental en la elección de 2010.

Aunque los hombres no deben descartarse en este compromiso con las urnas, son las potenciales candidatas, Lorena Cuellar (PRI), Perla López (PAN) y Minerva Hernández (PRD) quienes en este momento alcanzan el mejor puntaje.

El trecho es largo y, seguramente muchas cosas ocurrirán.

Mitofsky no es la única

Pero en este escenario, es sano recurrir a otra encuesta, que habría sido elaborada por la propia Secretaría de Gobernación.

Lo importante en esta, es que rompe con el factor de género y se concentra en tres personajes que, para esa dependencia, serían los que despiertan su interés, basados en una interesante labor de análisis e inteligencia en las entidades donde habrá elecciones.

Los nombres son: Minerva Hernández Ramos (PRD), Lorena Cuellar Cisneros (PRI) y Julián Velázquez Llorente (PAN).

Es notable el cambio de personajes que militan en el partido en el poder. Si desde la perspectiva de una firma seria y respetable como Mitofsky, es la diputada federal Perla López Loyo quien alcanza la mejor puntuación, con indicativos relevantes hasta de 38 por ciento en el tercer distrito electoral, es el ex secretario de Salud de Tlaxcala, quien para la SEGOB, reúne las condiciones que lo perfilarían como posible sucesor de Héctor Ortiz.

En el caso de la alcaldesa de Tlaxcala, Lorena Cuellar, el haberla tomado en cuenta no obedece a motivos superficiales. Le preceden dos elecciones constitucionales con resultados positivos, en condiciones de franca desventaja.

Por cuanto a la senadora Minerva Hernández Ramos, su calificación va de la mano con el innegable rendimiento alcanzado en la Cámara alta, que, según el monitor legislativo es uno de los más elevados, incluso a nivel nacional.

Del ex secretario de Salud de Tlaxcala, Julián Velázquez Llorente, no es desconocida la intensidad del gobierno estatal para darse un perfil inclinado al tema sanitario que, sumado al contundente triunfo el pasado cuatro de julio y a su posible inclusión como presidente de la Comisión de Salud, dibujan un perfil de amplios méritos.

En otras palabras, tiradores hay muchos, pero no todos acuden al compromiso en las mejores condiciones.

Los habrá, seguramente, con elevadas dosis de aventura. Otros lo ven como un sueño personal mas no, insertos en una realidad actualizada y los hay también quienes se apuntan para ver qué ganancia obtienen conforme madura el proceso.

Y tal vez esta sea la dolorosa serie de espasmos ocasionada por aquella lucha generacional que, dicho sea con toda precisión, en el caso de estos tres ni concentra en el mayor de ellos las visiones desfasadas, ni otorga a quien fuese menor una visión absolutamente revolucionaria.

Habría que anotar que la formación de dos de esos tres, obedece a marcados compromisos con la izquierda, en tanto compromiso social y, que una de ellos, traería consigo el sello de de una rancia tlaxcalidad como elemento conservador, incierto ante las preferencias que, como usted y yo sabemos, resultan impredecibles al momento de depositar el voto.

He sabido de personajes insistentes en inscribir su nombre en este cotejo, haciéndolo con la graciosa argumentación de contratar a firmas dedicadas a la labor demoscópica, que cobren baratito.

Es ahí, donde comienzan a establecerse las diferencias entre aquellos que no tienen de otra mas que ver hacia arriba y los otros, que tratan de sobreponerse a la improvisación, a la inmadurez, a la visceralidad.

Pues estamos ante los que pugnan por ser la autoridad más importante de Tlaxcala y hacen por el voto, bien anticipados y mejor preparados, que es como los demanda una entidad a la que no se puede dar trato de iguales, según palabras de Emilio Sánchez Piedras, bien recordadas por las generaciones que él formó, pero también por las subsecuentes, a las que le toca vivir su momento en la historia de Tlaxcala.

Sol, arena, brisa habanera ó, de cómo se urde ganar una gubernatura

.

Ni modo que don Julián deje a medias la agenda lograda previa a asumir como presidente de la Comisión de Salud… siempre hay una primera vez.


Allá por el verano de 2003, dos viejos amigos recibían la brisa del mar en Manzanillo. Ese ambiente les fue propicio para que uno confiara al otro la decisión de hacerse gobernador de Tlaxcala.

Priístas los dos, sabían –sin embargo – de las escasas posibilidades de sortear los acostumbrados obstáculos en el PRI. Entonces, el primero elucubró una posible candidatura en el PRD, lo cual no se pudo, porque al final de cuentas fue Maricarmen Ramírez, quien obtuvo ese abanderamiento.

Héctor Ortiz y Julián Velázquez, suelen inventar entornos para mezclar imaginación y probabilidades. A veces les resulta. Porque de aquella tarde playera en Manzanillo se consiguió una gubernatura.

En realidad, ese botín vino por añadidura, porque lo valioso de aquel encuentro fue despertar la decisión de un sujeto de la política para quien los escenarios imposibles desaparecen en cuanto toma una decisión de esa envergadura.

Ha pasado media docena de años, de aquella plática entre conchas y cangrejos y sol y aire… Las cosas han cambiado porque el tiempo no perdonan; pero la voz de Ortiz para cantar acompañado por su tradicional complemento, guitarra en mano, es la misma.

Y la frescura y, la proclividad de Julián Velázquez a turnar los graves asuntos al entorno playero, también es la misma.

O sea, si sus físicos se deterioraron, es por el efecto gravitacional. Pero sus anhelos, se ensancharon además de conservarse en excelentes condiciones.

Por ahí de la tercera semana de julio de este año, los mismos amigos se situaron otra vez en la playa, solo que ahora, en Varadero.

Los altos vasos de ron tañían en homenaje al aguadura (así llaman al hielo en Yucatán), como presagio de que una nueva gubernatura sería planeada.

¡No!, lo olvidaba, las gubernaturas no se urden… tal vez, sol, viento y arena, estimulan el sacar los ímpetus, inmunes al paso de los años. Y estos, combinados con la circunstancia, considerablemente ventajosa si se le compara con la de aquél 2003, son factores de peso para conseguir la gubernatura, por ejemplo, ó el carro completo del pasado cinco de julio.

La agenda merece todo su respeto

Entre los casimires en los cuales se ha enfundado el recién electo diputado federal Velázquez Llorente y la añosa ropa deportiva con la que a veces se anima a andar por la vida hay varias millas náuticas.

Pues el efecto logrado por los granos de pólvora elevó el ánimo del diputado Julián y muy probable presidente de la Comisión de Salud de la LXI.

Ándale, ahí radica el conflicto interno de quien ve una intensa gestión como legislador, cuyo tiempo habrá de ser valioso como factor de suma al buen desempeño de quien gobierne Tlaxcala.

¿Cómo?... la lógica orticista nos sugiere que es él quien ha de gobernar Tlaxcala.

En tal escenario, ¿qué pasará con los grandes planes a la cabeza de la comisión de Salud?

Con el debido respeto, la señora Juárez Capilla, suplente de Velázquez, aun cuando ha acopiado respetables experiencias en la práctica parlamentaria, se le ve verde para semejante paquete.

Ay, quién pudiera…

Si el pediatra Velázquez tuviese la oportunidad de ser diputado federal y gobernador de Tlaxcala, me cae que lo hace. Pero eso es imposible.

Y por eso me oprime la solución encontrada a tales desvelos en aquella tarde playera en Varadero.

Conociendo a Julián, ya parece que va a dejar colgados a los secretarios con los que ya se entrevistó… ya parece que va a despedirse del respetable electorado que lo hizo diputado hace menos de un mes.

Pues qué conflicto, ¿verdad?

Yo creo que le viene de familia. A sus raíces no se les da desconocer la palabra empeñada, así sea consigo mismo.

Así que, o nos encontramos ante la primera vez que Julián Pancho Velázquez, deje a medias el papel de diputado federal, para proceder al nivel que le sigue, es decir, candidato primero y luego gobernador de Tlaxcala, o en aquella tarde paradisíaca en La Habana se puso sobre la arena –en tanto mesa – la posibilidad de un plan B, del que dos nombres surgen con un súbito brutal.

En primera instancia, Perla López Loyo, a quien los años enseñaron que la efectividad es en el orticismo producto de una discreta lealtad.

Y Antonio Velázquez Nava, cuyos ímpetus retenidos con el mismísimo valor de su raíz, habrían de desbordar en la férrea lucha de quien es hijo putativo, en contra de los voraces elementos, ávidos de recibir la orden para redireccionarse.

Es algo relacionado con aquello de que así no se consigue la gubernatura, sino, despertando la actitud guardada a causa del pánico generacional a ceder el trono a quienes no deje de juzgar como en su momento hicieron con el muchacho pendenciero que, rabo entre las patas huyó de la dirigencia nacional panista.