[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘Rafael Ortega’

Crece aislamiento mariano a instancias del peñanietismo

.

Le otorgan el lugar que merece el más bronco de los viejos especímenes en franca extinción… pseudo echeverrista, pseudo salinista y fuerte aspirante a estadista.

Caricatura-Miguel-Angel-Osorio-Chong-Gobernacion-Trampa-Fraude-Apizaco-Rafael-Ortega-PRI-Tlaxcala-Online[1]

De alguna forma el PRI tenía que liberarse de la perjudicial conducción que, lejos de mantenerlo en una ruta ganadora, lo utilizó para conquistar sus propios intereses. ¿El partido en manos de Marianito? Digamos que este fue el superlativo que colmó a la militancia.

No fue un hecho aislado. Forma parte de la megalomanía marianista, convencida que el gobierno, sus negocios y su franquicia para competir en las elecciones, se convirtieron a partir de 2010 en el satisfactor personal de un sujeto que, afectado por el vértigo del poder, se contempló saciando sus apetitos y caprichos hasta el último día de su gestión.

Perder sistemáticamente en las urnas le dejó interesantes dividendos, desde vender las candidaturas a ingenuos aspirantes, hasta privarlos de los recursos, formales o indirectos, con tal desventura que sus campañas llevaron siempre el sino del fracaso.

Parte del redondo negocio también fue utilizar a los integrantes del órgano electoral, algunos de los cuales posibilitaron las prácticas más asquerosas de manipulación de resultados, los cuales en otras condiciones habrían dado rotundos éxitos al estilo este, un poco setentero, otro tanto criminal, en una mixtura rebosante de las abyecciones que hoy, en plena decadencia generaron un momento muy interesante.

Sin más preámbulos se dio la división entre el gobierno de Enrique Peña Nieto y el local.

El monitoreo constante de los desfiguros marianos colmó la tolerancia desde Los Pinos tras aquella violencia verbal… a mí, ni el Presidente me regaña.

Y quedó rubricado un plan para desmantelar el pseudo sistema este que muy poco tiene de principios tricolores y sí mucho del interminable acto de venganza contra un mundo de tlaxcaltecas, a quienes lo menos cruel fue quitarles su trabajo.

A otros les pagó con garrotazos la vida entregada al servicio público. A los policías los intimidó y en el colmo, vituperó a los representantes del gobierno federal, considerándolos una ostentosidad injerencista en el territorio donde según su apreciación, no debería hablarse otro lenguaje que el de los marianismos (barbarismos).

De todo ello hubo quien tomó nota.

Y constantemente entregó esa información al Presidente.

Por eso no es raro que a estas alturas se perciba la contundencia un movimiento llamado a sí mismo, para recuperar la gobernabilidad, y que debe aglutinar múltiples talentos con una consigna muy clara: combatir a ese ente de brutalidades que, montado en los colores del PRI, hoy elucubra la recuperación de la militancia, con un muy ridículo reparto de pollos.

De un tiempo para acá, profundizaron las diferencias con la gente de Peña Nieto, operada ni más ni menos que por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien por su lado no ha tenido empacho en celebrar los simpáticos aldeanismos marianos.

Creo que el hidalguense vivió en los cochineros electorales más recientes de Apizaco y el poniente del estado, hasta dónde un ente de poder como el todavía vigente puede llegar.

Y fue revelador observar la ineficacia de esos fines, pese a lo grotesco de su ejecución… urnas que fueron vulneradas durante su lento y arbitrario traslado, de la plaza donde se verificaron las elecciones al Instituto Electoral.

No había en el país entero un antecedente tan patético. Lo peor es que esas acciones casi fueron vendidas como si se tratase de una brillante maniobra para ayudar al matador de toros, amigo del titular de la Segob, a quien subieron y bajaron del trono, y de plano le mataron la ilusión de gobernar al municipio en el cual es ejemplo de superación.

Agudiza la separación

De meses a la fecha el ejecutivo local dejó de ser convocado a actos donde se anunciaban importantes inversiones y acciones del gobierno federal.

Su imposición en Oportunidades fue echada porque nunca cortó su cordón umbilical con la casa de gobierno.

Hoy, se siente como una bola de nieve que, “para recuperar la gobernabilidad”, acentúa la repulsión a González, como ha pasado en tantos escenarios, los más recientes: la rechifla de ayer jueves al representante del gobierno que elogió la figura mariana al intervenir en un acto verificado en el Cecyte de Apetatitlán.

Hace poco, fue aparatoso el rechazo, sobre todo de señoras de San Miguel del Milagro, a la arrogante presencia de quien les iba a anunciar una estratosférica inversión… la respuesta fue que no lo reconocen como gobernador.

Casos sobran. La impopularidad se va al alza. Más, el distanciamiento del Presidente. Con todo y los rastrerismos propios de un pseudo echeverrista, pseudo salinista y abierto candidato a estadista mediante su interpretación personal del compromiso social.

El oleaje del PAN

Tres son los grupos albiazules con la convocatoria suficiente para hacer de este un partido ganador, o fracturarlo sin esperanza de reposición.

Si dos de ellos se unen, como parece ineludible, al tercero van a arrinconarlo.

Parece que eso ocurrirá con Damián (Adolfo) y Adriana Dávila.

¿Es el mejor fin de la historia de disputas?

No lo sabemos, porque ahora estamos hablando de cifras, frías e impasibles.

 

 

En capilla triunfos tricolores de Apizaco y distrito XIII

.

En una compleja red maliciosa las decisiones de Pedro Molina son o dejan de ser eficientes; por lo pronto, dicen que Apizaco y Calpulalpan van a descalabrar al magistrado unitario.

img2201

De aquél inquietante siete de julio a la fecha, mucha agua ha corrido por el río. Unos, estropeados precisaron dejar la plaza. Otros, echados padelante ven desde sus mullidas butacas cómo desaparecen o quedan neutralizados, uno a uno,  sus potenciales competidores.

La disputa no es menor. Por eso desean limpiar la senda a la sucesión.

Pudiera ser el caso del calpulalpense García Portilla, y su creencia de pasar desapercibido a los ojos de los damnificados  por su furia. También a los ojos del que le proveé los anhelos para coronar su voracidad ilimitada.

Hoy se ha sabido que en una hábil apuesta colocó sobre la mesa el futuro de su paisano, Noé Rodríguez, confinado a dirigir el PRI sin más posibilidad que la de un actor secundario.

Y muy a pesar de sus innegables relaciones en el círculo más alto de la política. Nadie se asombre si más de una vez el propio Enrique Peña Nieto, ha contestado personalmente alguna de sus llamadas.

Mas su estatura, orgánica y política no empata con los apetitos de aquél a quien otra de sus gracias recientes fue escribir un raro mensaje, que elogiaba y crucificaba al sector salud. Si la voz que lo leyó -sin descifrarlo- no hubiese sido la de la hija del gobernador, nadie habría sospechado que el presunto responsable se obnubila ante la jurada lealtad en un acto que trastoca su misma esencia en tanto personaje surgido de las cañadas, pero puesto en el candelero a propósito de quienes lo reconocen por servil y agachón.

No deberían confiarse porque bajo esa premisa regateó presupuestos y quebró económica y tácticamente a nombres como los de Anabell Ávalos y Noé Rodríguez, en su paso por la Secretaría de Gobierno. Para su desventura nunca investigaron más allá de la postura autoritaria de ese ente liliputense arrogándose facultades fuera de su competencia, pero en el marco del perjudicial silencio en torno a la neurosis de quien solía golpear las mesas como aquél encargado de dar ritmo al teponaxtle.

Uno de los saldos

De semejante adversidad en el distrito ganado efímeramente por Noé, germina uno de los argumentos panistas de peso. El uso manipulador de fetiches religiosos, presumiblemente encauzado y liquidado con dinero de la Secretaría de Finanzas.

Una jugada, sutil en apariencia. Rebosante en malicia. Efectiva para los de enfrente. Lograda gracias a la ecuación precisa de la mente encargada de ejecutar los negocios del estado.

¿Nadie lo advirtió? Estimo que sí.

El asunto no para ahí. Se ensancha en proporción con el contexto panista de chantaje a la hora pico de votar las reformas.

Apizaco y el distrito trece son pues, prendas no negociables de los azules.

Miguel Ángel Osorio, puso en la balanza el favor no pedido del mapache hacendado y el peso extorsionador de los panistas condicionando su permanencia en el Pacto por México.

Con una sutileza igual de maliciosa a la del calpulalpense voraz, pero incomparable por cuanto alcances, el osorismo habrá inspirado a leguleyos a llevar la defensa del triunfo de Rafael Ortega ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, y de Noé Rodríguez en el distrito XIII.

En cambio, optó por una mejor defensa para los osados herederos de Gómez Morín.

Hoy, aquellos triunfos están en capilla.

Arriba no hubo el suficiente empuje para sostener las marianeces electorales en sendas plazas y, solo resta que el tiempo haga diablo vengador al que dio y quitó el triunfo a ese par. Con un dolor singular al talentoso espada, lleno de ánimos porque su público, heterogéneo todo le perdona, pero en el ruedo

Originalmente, Mariano envió un mensaje al matador… ¡a tus zapatos, remendón!

El ambiente postelectoral lo llevó a desandar aquella dura apreciación. Contranatura tendió esos resortes, onerosos, malévolos, y edificó sobre cimientos débiles. Dejó a la potestad de Osorio el protector de Ortega, aceptar o rechazar ese favor no pedido.

Maestro y alumno se parecen tanto. El primero, impetuoso hasta cerca del fin. El segundo, un depredador que no desperdicia oportunidad alguna.

A los dos los hermana el gusto por destruir a la gente.

Y así no se obtienen logros sustanciales.

El adiós de Ortega a los ruedos, pero aún no se aclara si será o no alcalde

.

Su comportamiento no debería ser como el del diestro tras el burladero, pidiendo a la Vírgen lo cubra con su mantilla filipina, en su mejor escenario lo aguarda una vida regida por las leyes.

img1086

Rafael Ortega, el alcalde electo e impugnado de Apizaco, comienza mañana la gira de despedida de lo que podría ser una nueva cefalea en su vertiginosa carrera política.

Han llamado a esa serie de corridas, la despedida del mestizaje, y tienen -según vemos– un propósito múltiple: cosechar aplausos con un público que seguramente le es leal; pero también poner en práctica una aventurada medida, casi jugarse la vida de político, pues a diferencia de los minutos que dura una lidia, los tribunales tienen sus términos para que sea posible determinar si cortó o no rabo en la elección del siete de julio.

Tiene mucho que ver el apresurado actuar del diestro con su destino en el ruedo de la grilla. Mas esto de las leyes tiene tal distancia con las monedas al aire que cualquier profesional de estas lides preferiría una conducta discreta hasta tener en sus manos el reconocimiento del Trife porque, ya imaginarán ustedes que un descalabro de esta envergadura debe ser muy dificil de superar.

Ya lo veremos mañana sábado en Huamantla, en ese reencuentro con sus seguidores tlaxcaltecas, acostumbrados a ver a un hombre limpio y valiente, y no a un torero que ha devenido en vil candidato chanchullero.

De los guaruras de la casta divina

Tenía que ser... la conducta digamos relajada del gurarua y chofer de la niña de la casa -se acuerda que echó tiros en una cantina- puso al descubierto que el personal de papi, del medio hermano (es que está chaparro) y de la propia afectada, carecen de las correspondientes autorizaciones oficiales.

O sea, a quienes creemos garantes de la Ley andan con escolta chocolata.

Ni licencia actualizada para portar armas ni un poquito de formalidad para considerar prioritario el no andar como patrulla de Zacatelco (sin placas) como le gustaba a un ex presidente espurio del PRI.

El asunto es delicadísimo. Nadie, así sea guardaespaldas del más influyente de la comarca, tiene derecho a comportarse como delincuente.

Es ofensivo que cientos de policías fueron cruelmente corridos porque reprobaron los exámenes de control y confianza, mientras estos, bravos como pitbulls, andan sueltos y armados, una singular amenaza que subsiste en un grave, ilegal, escandaloso entorno de impunidad.

Es momento que autoridades estatales y federales exijan a toda escolta, de personajes públicos o privados, los correspondientes documentos que lo confirmen como no delincuente.

Dígame qué diferencia hay entre toparse con un zeta y con uno de estos energúmenos, armados, groseros y por si fuera poco, borrachos… ¡indecentes!

La sensacional Feria de Huamantla

Saludos y felicidades a los habitantes de este Pueblo Mágico, de fiesta en honor a Nuestra Señora de la Caridad.

Sólo una súplica. Que la Huamantlada no se convierta en escaparate de descontrol con ríos de cerveza y mares de intoxicados, mientras los de siempre hacen el negocio de su vida.

Sin duda, los ojos del mundo están puestos en el arte efímero de los tapetes huamantlecos y en las bellísimas tradiciones que en cualquier parte del mundo, nos visten no solo a los huamantlecos sino a todos los tlaxcaltecas.

No crean que es una gracia ver borrachos morir destripados por los toros. Esa es la peor publicidad para una tierra hace esfuerzos por incrustarse en los conciertos nacional y mundial de la promoción turística.

Anoche, reunión Dávila-Cordero con Osorio Chong… luego, reafirmación del Pacto por México

.

Suponemos que el tema toral fue el cochinero de Apizaco… * Comienza a crecer la posibilidad de la anulación…** Dice Alicia Fragoso que su presencia en Apizaco fue para que no se robaran los paquetes, nada más…

img633

De las cosas simpáticas de la política. El ex delegado de Gobernación  -panista como el solo- de repente le salió el espírtu  tricolor que todos (los que son como él), ¿y qué creen?, ha dejado correr la versión en el sentido de que el portento de triunfo de Rafa Ortega en Apizaco (ajá-ajá) se debió a lo impactante que resultó que se le adhiriese, igual que una seño diputada (que ya no lo es) de cuyo nombre no me quiero acordar.

De las cosas no simpáticas de la política. A penas ayer se había reincorporado el doctor Jorge Luis Vázquez Soto, mejor conocido como el compadre don Loncha, y así como llegó, zaz, se fue.

Ya en corto alguien tuvo la decencia de comentarle que su compadre (el más lépero de Tlaxcala) todo le perdonaba en esto de la elección donde Rafa se tambalea, ¡menos la campañita nacional donde Ciro Gómez Leyva, Sergio Sarmiento y Denisse Maerker, tiraron candela contra el cochinero del que tanta tinta se ha gastado.

De los asuntos en las butacas de Bucareli

Anoche mismo trascendió que en las oficinas del secretario de Gobernación, dos personajes robaron cámara: los senadores Ernesto Cordero y Adriana Dávila Fernández.

Si en la atadura de cabos vimos a un titular de la Segob, reafirmando más nochecito al Pacto por México, con el reconocimiento de los los presidentes Madero y Zambrano, PAN y PRD respectivamente, pues, o el asunto Apizaco subió su categoría para sumarlo al rotundo triunfo albiazul en Baja Californa como parte del botín panista, o por ahí se pactó lo que pudiera ser la anulación del cotejo.

Una vez en el IET la impugnación presentada por el ex candidato inconforme, Jorge Luis Vázquez Rodríguez, comienza la cuenta regresiva de la esperada respuesta de la Sala Unitaria Electoral Administrativa, cuyo titular el ex orticista y hoy marianista, Pedro Molina, pues ni modo que escuche a los enemigos de su patrón.

Ocurridos dichos actos (la reunión con Osorio y la impugnación) insisto en que la medida menos lesiva sería la anulación.

¿Ve usted algo mejor a estas alturas que ir de nuevo a las urnas?, ¿no se le hace que eso sería mejor que reconocer el papel delincuencial de una bola de gentes del ejecutivo?, ¿y del IET?

Otros dos detalles

Dicen los cronistas taurinos que Rafael Ortega no recibió la constancia de mayoría entregado por el IET porque se había trasladado a una plaza lejana, pues su trabajo de matador de toros está sujeto a compromisos agendados. Por eso el documento lo recibió el representante del PRI ante ese organismo.

Lo curioso son los comentarios a ese respecto:

1.- Ante la prensa especializada (que cubre actividades taurinas) Ortega adelantó que como alcalde su obligación será defender la fiesta brava. Lamentó las pésimas condiciones en de la plaza Rodolfo Rodríguez «el Pana», y anunció que habrá grandes eventos taurinos.

2.- Pero no crea que los cronistas taurinos lo trataron tan bien. Una de las columnas más populares publicada por ESTO, señala: Rafael ni es tan buen torero como para considerar el triunfo electoral una especie de reconocimiento a su arte… es un torero poderoso, pero no bueno… insistió esa pluma.

El cariño de todos los apizaquenses a Ortega es incuestionable. Claro, hasta antes que el diestro hubiese optado por volverse tricolor. Por un lado quedaron frustrados sus seguidores, panistas, perredistas o ciudadanos simples pero aficionados a la fiesta brava. Por el otro, una creciente oleada de antitaurinos lo juzga como un ignrante asesino de animales a punto de llegar al poder en ese municipio.

Y sobre eso, el primer espada tlaxcalteca reclamó argumentando el elevado nivel cultural de todos los toreros.

Por cierto, quien jura por esta que su presencia en el Comité Municipal Electoral de Apizaco, fue nada más para ver que no se robaran los paquetes de votos, es la procuradora Licha Fragoso.

Le pegaron las críticas de la senadora Adri.

Creo que todo se aclararía en cuanto nos dijeran qué salió de aquella reunión entre Cordero, Dávila y el secretario de Gobernación.

Sánchez Anaya, la tabla salvadora de Mariano, una víctima de su propio temperamento

.

Entre hacendados el lenguaje es muy parecido, más si son primos, como Alfonso y Mariano. *El triunfo de Ortega en Apizaco, sostenido por alfileres.

Caricatura Manuel Cavazos Lerma, PRI, Delegado CEN, Burla, Apizaco, Tlaxcala Online

¿Qué mueve al ex senador Alfonso Sánchez Anaya para sugerir diálogo a su pariente el gobernador Mariano González Zarur? Es claro que quiere aprovechar el rechazo de la Izquierda tlaxcalteca a la senadora Lorena Cuéllar Cisneros.

Caricatura, Miguel Angel Osorio Chong, Gobernacion, Trampa, Fraude, Apizaco, Rafael Ortega, PRI, Tlaxcala Online

No duda en condenar el exceso de partidos contendiendo, como tampoco en trasladarnos a sus tiempos, cuando a su versión de Izquierda  la aderezó con decenas de organizaciones sociales, todas marcadas por un agraciado activismo que mes a mes recibía en pequeñas porciones el equivalente a las prerrogativas de los partidos políticos.

El chiste era obligar a esos lidercillos izquierdosos a adorar su mesianismo. Y todo le funcionó de maravilla.

Alfonso sabe que estos casi tres años que faltan a González, no los podrá transitar solo. Como se trata de la gran decepción del priísmo nacional, el mandatario requerirá nuevamente los favores de la Izquierda… sólo así, pagando caro ese apoyo podrá concluir, casi de hinojos, y en el mejor de los casos, tirar la toalla, al fin que le da lo mismo estar aquí o en México, según lo dijo en corto a periodistas en la sobremesa del desayuno en Casa de Gobierno.

Los dos grandes grupos

Víctima de su propio temperamento, Mariano inicia más que debilitado la segunda mitad de su gestión. Tiene ante sí a orticistas y beatricistas decididos a dificultarle estos años restantes.

No serán los cañonazos de dinero tan efectivos como en la legislatura que llega a su fin. Se aproxima una disputa de curules para lograr la mayoría absoluta en los temas graves.

Y con liderazgos como los del ex rector de la UAT, Serafín Ortiz (PAC), y del empresario José Gilberto Temoltzin (PAN), la convocatoria se equilibra.

Por eso es tan importante la interlocución de Sánchez Anaya. Su influencia sobre los nuevos legisladores, Eréndira Jiménez y Santiago Sesín, es vital para Mariano.

Apizaco para el PRI, pende de alfileres

Parece que a Rafael Ortega no lo hace feliz la debilidad de su triunfo. Siete votos a su favor es todo lo que pudieron lograr con una presunta maniobra mapacheril de alta escuela, según las denuncias de los panistas.

Tan cerrados como están los resultados habría que esperar la deliberación de la instancia superior, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) porque aquí las instituciones, para desgracia de todos cayeron en una estrepitosa devaluación.

La ausencia

Ortega Blancas no recibió personalmente la constancia de alcalde electo. Lo hizo el representante del PRI ante el Instituto Electoral de Tlaxcala (IET), Leonel Ramírez Zamora. Una declaración más bien timorata a El Sol de Tlaxcala, sostiene respecto a la inminente judicialización del proceso:  «es un tema que escapa a nuestras manos, pero defenderemos nuestros triunfos».

Hoy lunes cambió el discurso del torero-alcalde electo: “atrás quedó el tiempo de campaña con la elección histórica realizada por los hombres y mujeres apizaquenses”.

Y vino el primer intento por superar el trago amargo de la confrontación en un IET actuando como extensión de los intereses de quien tiene obsesión por esta plaza: “ahora es momento de que en congruencia trabajemos parejo por la transformación de Apizaco y no desunamos con mentiras a nuestra gente”.

Cavazos, provocador

La visión reparadora de Ortega contrasta con la necesidad de reflectores de otros personajes de su partido.

Fiel a ese raro estilo que no abona a la frágil estabilidad del estado, el senador Manuel Cavazos Lerma, delegado del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, opinó que a los panistas, «les asiste todo su derecho a patalear».

No es colocarlo como un ser odioso para los panistas, pero hoy lunes a eso de las cinco de la tarde, cuando se dé la primera concentración de albiazules en el Parque de Apizaco, quemarán como si fuera un judas a la imagen del tamaulipeco.

La guerra de nervios

El matador de toros es un ejemplo de triunfo merced al esfuerzo. Pero en los ruedos, donde por cierto la vida no es fácil. La política no es como cortar rabos. A él le ha tocado dar la cara; para ser más claros, lo están utilizando. Al no asistir al IET a recibir la constancia el diestro, queriendo o no, envió un mensaje al sistema este tricolor, asido a su muy deteriorada imagen. Algo así como, «no estoy dispuesto a un desgaste más si no hay una real garantía y no siete miserables votos».

Hasta ahí llegaron

Ha quedado claro que la colusión de funcionarios, operadores, miembros del IET y autoridades, hasta ahí llegaron: siete votos, a costa de una inversión  millonaria porque, no me diga que fue gratuita la supuesta operación suburban, la distracción del tráiler, todo este montaje que, en mejores condiciones no habría dejado al lidiador tlaxcalteca en un estado de semejante desventaja.

Siete votos, es todo lo que pudieron conseguir. Si el TEPJF lo revoca, como dice Leonel Ramírez, eso escapa a sus manos.

Hoy más que al día siguiente de la contienda, la causa priísta se da cuenta que ha mostrado todas sus cartas.

Creo que al triunfador Ortega -en los toros- lo castiga la incertidumbre tras haber aceptado un patrocinio tan perverso.

Evidencias de fraude; ¿Ensucia Osorio Chong la elección municipal en Apizaco?

.

En abierta disonancia con el discurso del presidente Enrique Peña, y su gran logro: el Pacto por México, la tentación de ganar con un aparente fraude parece haber invadido al mismísimo titular de la Segob.

img436

Lo que menos quisiera uno imaginar es a un hombre con la imagen de triunfador en los ruedos de Rafael Ortega, al vulgar aprendiz de político empecinado en ganar una elección, y utilizado por intereses superiores para, hacer de los comicios de Apizaco el estercolero que ahora es.

Primer acto, la poderosa supervisión

Nada lejano está aquella madrugada de martes, en que un par de camionetas cargadas con rostros desconocidos merodeaba el Consejo Municipal, allá en la Dos de Abril. No contaban con que los municipales iban a estar como pitbules, resguardando la paquetería electoral.

Mas tarde, una bola de guaruras (altos, güero y de ojo azul jeje) buscaban afanosos cualquier amenaza para su patrona, doña Licha Fragoso, quien hizo su aparatosa llegada al mencionado comité municipal, supervisó que los sellos de la paquetería no hubiese sido violada, y luego se fue, como siempre, como si alguien la estuviera esperando (o sea, en friega).

Segundo acto, de Apizaco a San Manuel, a vuelta de rueda

¿Acaso en el trayecto de Apizaco a la ex fábrica de San Manuel, personajes como extraídos de la cinta «La Gran Estafa» (cuyo nombre original es Ocean’s eleven, con Bratt Pit y George Clooney) iban escondidos en los ceniceros de las subúrbanes que, tan lentas como nuestro progreso, les dieron chance de sacar boletas y marcarlas, para inutilizarlas?

No lo descarte eh, pero la pifia de fraude intentado muy a fuerzas pese a que los panistas cuentan con cada una de las actas, firmadas por todos los representantes y que le dan una ventaja de poco más de 140 votos, muy lejos de hacer un héroe a Ortega, lo llevan de la fama al desprecio colectivo, pues nadie conocía esas muecas, entre mapache de nuevo cuño y pseudo cacique asido a la rodilla del Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong (al menos esa ha sido la versión que el matador ha dejado correr).

Tercer Acto. ¿Y el Pacto por México?… bien, gracias

Se ha puesto de moda que los elevados intereses del país sean superados por los altos mandos, ¿a sus órdenes?

El hecho es que mientras el presidente Enrique Peña Nieto, se desgañita aduciendo conceptos democráticos de avanzada, en provincias como Apizaco, claramente identificadas con los afectos e intereses del titular de la Segob, la propuesta peñista quedó reducida a viles heces.

Parecen una mancuerna del mal: Osorio Chong-Ortega Blancas. Uno, suponiendo que en Tlaxcala puede lograr lo que en su estado natal, Hidalgo, donde su partido no deja de tener carros completos en cada proceso electoral.

Osorio Chong ignora que aquí somos campeones en alternancia, como dice el resignado (y un poco mañoso) gobernador tlaxcalteca, Mariano González Zarur.

Error uno: pensar que fraguaría la estrategia de explotar la popularidad de un triunfador de la fiesta brava. Error dos: que ese personaje de veras creyera que su destino siempre fue ser autoridad. Error tres: recurrir a acciones tan básicas y riesgosas para sus propios intereses, como alterar los paquetes ignorando las actas, firmadas por representantes de todos los partidos, incluido el PRI, señalando un resultado claro.

Ya imagino la instrucción al hoy matador: …tú no dejes de hacerla cansada, nosotros nos encargamos del resto. Pues uno y otros incurrieron en el error de su vida. Mire que un engaño colectivo a estas alturas, nada más cabe en una mente lunática.

Resultó el SARJE el gran negocio entre cuates

¿Qué va a pasar cuando Eunice se canse de tanto ocultar las verdaderas causas de la caída del SARJE? Sí, porque nos estábamos yendo con la finta de que el presupuesto de 16 millones de pesos había sido sub utilizado por el Consejo General del Instituto Electoral de Tlaxcala, cuyos integrantes acordarían la contratación de una empresa barata, de quinta, con los resultados que todos conocemos.

¿Y si un día, Eunice revela que esos 16 millones de pesos fueron dados a un apizaquense de dudoso historial en materia electoral, en mismo contexto que ocurrió lo de las chamarritas, baratas, feítas y caras como ellas solas?

¿Y si resulta que así como Tonchis hizo negocio con las chamarritas, en el caso del SARJE, el negocio pudo haber estado en manos de un tal Antonio Blanco García Méndez?

¿Estará consciente ese señor de la inestabilidad en que metió al estado al contratar servicios francamente malos, lentos, y con un software que a la voz de ya tiene que ser presentado ante instancias superiores, primero para comprobar su licitud y segundo, para ver cómo los costos estrangulados dieron pie actos de violencia?

¿Qué castigo merece el responsable de esta crisis?

¿Cuándo Eunice va a soltar la sopa?

Sigue priísmo sin rumbo… Rafa Ortega, el menos malo para Apízaco; Pluma para Tlaxcala

.

Al perder el control de sus acciones, al no tener credibilidad, al tener frente a sí a enemigos de la talla del ex magistrado José Juan Temoltzin, el PRI trastabillea, está por caer, y no le queda otra que ir cediendo las principales plazas, mientras en las demás, su crisis es dolorosa.

Todavía está fresca la visita que le hicieron a Mariano los simpatizantes del matador de toros Rafael Ortega., para pedirle su apoyo a la alcaldía de Apizaco. Fiel a su estilo, don Mariano les hizo cara de fuchi y al mismo tiempo prounció la sentencia: «zapatero a tus zapatos».

1.- Queda claro que el popular torero perderá las simpatías de su creciente público, al prescindir de la imparcialidad; que a los antitaurinos, si les era indiferente la plaza de Apizaco, ahora harán contracampaña, y que no es lo mismo lidiar a un enemigo de 500 kilos que a la enorme y demandante población apizaquense, a la cual poco le interesan los méritos taurinos… lo que quieren es seguridad, limpia eficiente, cultura, trabajo.

2.- Así que don Mariano no andaba tan errado al pronunciar espontáneamente -como hace la mayoría de sus cosas- «zapatero a tus zapatos». Sin embargo, el tricolor ha tenido tal decrecimiento que las encuestas convencieron al delegado del CEN, Manuel Cavazos Lerma, que Rafa era lo menos malo, tal vez ya para no pensar en un triunfo avasallante, sino en una participación digna, donde la verdadera disputa se entre grupos con presencia en otros partidos.

3.- Digamos que Ortega Blancas, lleva consigo una discreta dosis de respaldo de la clase hacendada, mas no por pertenecer a ella, sino por el beneficio mutuo entre los potentados, terratenientes y dueños de negocios, y el ejemplo de esfuerzo que la familia Ortega representa en la región, con Rafa como el artista, con Othón como el ex administrador de Mariano, resultado de lo cual invariablemente han de ser vistos como subalternos, acaso como peones, por el ahora dueño de una nueva expresión a los periodistas: «¡me dan pena!».

Se rompe la alianza

Como estaba escrito que el candidato de la alianza PAC-PAN fuese Justo Lozano Tovar, al ser Jorge Luis Vázquez Rodríguez, el virtual ungido de panismo, vía adrianismo y orlandismo, la alianza no tiene otro destino que el truene.

En consencuencia hay más candidatos, el voto se pulveriza y el dierectamente beneficiado es el ex alcalde Reyes Ruiz Peña, quien sin distractores sigue conservando un lugar ventajoso en las encuestas.

Para Lozano Tovar, el delfín de la dupla Dávila-Santacruz, carece de un capital político lo suficientemente robusto como para enfrentar y vencer a Reyes… Justo llegó al extremo de asegurar que a un chasquido de dedos tendría un público de cinco mil seguidores, contra los doscientos presentes durante el registro del ex secretario técnico del Ayuntamiento de Apizaco y virtual candidato albiazul.

Es lógico que no habrá ni diálogo ni posibilidad de resarcir la relación.

González Necoechea, no puede quedar al margen

La decisión de Dávila, de renunciar a su ex colaborador, Juan Antonio González Necoechea, para dar su respaldo al delfín de Orlando, se acompaña de un pragmatismo con consecuencias, pues la senadora no advierte que Necoechea le puede poner las peras a catorce. ¿Los motivos?… la militancia de ambos en el PAN, el haber compartido proyecto y el haber visto a Vázquez Rodrítguez, como el enemigo a vencer.

Como sea, este desencuentro causa un terrible desgaste en el PAN apizaquense y, lleva a Necoechea a urdir otras acciones -hay más partidos- para no doblarse ante una creciente cantidad de seguidores que, sería lo que menos esperasen de él.

Jorge Luis se afianza

Contra viento y marea, el proyecto orlandista y hoy compartido con Adriana, llega a la arena electoral con dos propósitos definidos:

1.- Sobreponerse a Héctor Ortiz, quien ahora ve en ambos a un par de adversarios susceptibles de combatir hasta las últimas consecuencias. Adriana, por haber operado para que no fuese senador, y Orlando, por salir de ese control original del cual dificilmente se habría vislumbrado en las condiciones que llegó a tener el orticismo.

2.- Sobreponerse a Reyes Ruiz, cuyo paso por la alcaldía apizaquense le dota de conocimiento en puntos neurálgicos, aprovechados sin titubeo, hasta con la posibilidad de acoger en el seno de su alianza al Partido Alianza Ciudadana, en un marco de amplia ventaja, casi por considerarse como proyecto ganador.

Pero Jorge Luis, además de contar con el buen posicionamiento de su principal patrocinador, se ha dedicado a una intensa campaña de acercamiento con la gente… poco a poco su popularidad se afianza, y entra a la etapa final de cara a la elección, cuando pueda hacer uso de todos los recursos que le permitan alcanzar la posición ideal, según sus operadores.

Sige el chanchuyo en el PRI

Es sobrecogedor el cinismo del delegado nacional del tricolor, Manuel Cavazos Lerma, en casos específicos como el de Contla, donde fue incapaz se entregar una sola encuesta, supuestamente realizada por Mitofsky, lo que lo llevó a considerar a Pablo Flores Galicia, como candidato de unidad.

Estaba prevista una consulta a la base para ayer domingo, acción que requirió un pago más de parte de los maltrechos precandidatos sin la suerte de contar con la mano todopoderosa de Mariano, que en realidad se la juega por el ex alcalde y ex diputado local Flores Galicia.

Al grado que dos operadores del marianismo, tras cobrar una fuere suma, quedaron mal ante uno de los precandidatos contlenses, y no les quedó de otra que verse entre sí, impotentes ante la cargada mariana, acompañada de argucias legalóides que, al día de hoy tienen esa elección interna en un brete.

El poder tras…

¿Quién se halla tras los exitosos juicios promovidos por Salvador Temoltzin?, pues parece que su hermano, José Juan, a quien la ruptura con el marianismo le causó tal resentimiento que no ha de parar hasta no dejar piedra sobre piedra.

El objetivo es poner todos los obstáculos posibles en un aspecto vulnerable del marianismo: los arrebatados procesos del partido. Y lo está logrando.

Al parecer JJ y Rubén Flores Leal, se volvieron a unir en una alianza uno de cuyos objetivos es lograr un congreso avasalladoramente antipriísta. Y según parece lo están logrando.