[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘Elsa Cordero’

El triunvirato que controla y se reparte el poder el TSJE

.

Una sopa de su propio chocolate es la que recibió el viernes pasado la expresidenta del Tribunal Superior de Justicia en el Estado, Elsa Cordero Martínez, quien no le quedó otras más que ver como los magistrados Héctor Maldonado Bonilla, Rebeca Xicoténcatl Corona y Mario Antonio de Jesús Jiménez Martínez son los que ahora mueven los hijos en el Poder Judicial de Tlaxcala.

maldonado B

Con la soberbia por los cielos y con una prolongada borrachera de poder, Elsa Cordero intentó operar la ratificación de María Sofía Margarita Ruiz Escalante como representante de los magistrados ante el Consejo de la Judicatura, posición que ya no pudo retener porque el triunvirato que hoy controla el TSJE decidió ponerle un alto a su insaciable ambición.

Primero los magistrados Héctor Maldonado, Rebeca Xicoténcatl y Mario Antonio de Jesús Jiménez conspiraron para que la evaluación aplicada a su compañera Ruiz Escalante saliera negativa y tuvieran el argumento legal para oponerse a su ratificación en el mencionado cargo, pues según ellos era indispensable cortar la uña que Elsa Cordero aún pretendía tener en el Consejo de la Judicatura .

Los magistrados Elsa Cordero, Elías Cortés Roa, Mary Cruz Cortés Ornelas y Leticia Ramos Cuahutle eran los que apoyaban la ratificación de María Sofía Margarita Ruiz en el Consejo de la Judicatura, sin embargo terminó imponiéndose el criterio de Héctor Maldonado, Rebeca Xicoténcatl, Mario Antonio de Jesús Jiménez y Felipe Nava Lemus, quienes se negaron a la permanencia de esa abogada por un periodo más en esa posición.

Una vez logrado ese primer paso, el triunvirato operó la llega de uno de los suyos al Consejo de la Judicatura. Entre las propuestas que se hicieron estaba el nombre del magistrado Elías Cortés Roa, el del ex contralor Hugo René Temoltzin Carreto y el de Noé Cuecuecha, secretario proyectista de la influyente Rebeca Xicoténcatl.

Sin embargo, ninguno logró el consenso y fue entonces que Héctor Maldonado propuso a su secretaria particular Martha Zenteno Ramírez, quien al final logró el respaldo unánime del pleno del TSJE para convertirse en la representante de los magistrados ante el Consejo de la Judicatura.

Rebeca Xicoténcatl y Mario Antonio de Jesús Jiménez han jugado muy bien sus cartas para aumentar su influencia y poder en el TSJE. En 45 días han disminuido al máximo la pujanza de Elsa Cordero, quien ya siente la frialdad de la soledad.

Héctor Maldonado junto con Xicoténcatl y Jiménez controlan las sales penal y civil del TSJE, así como el Consejo de la Judicatura. Martha Zenteno y Leticia Caballero Muñoz, representante de los jueces ante ese mencionado órgano son garantía de lealtad, pues ambas le deben a María Inés Bonilla Sosa, mamá del presidente del TSJE su crecimiento profesional.

Hasta ahora ningún cambio apunta a una mejorar o una transformación del Poder Judicial de Tlaxcala. Simplemente el nuevo grupo en el poder busca cobrar las afrentas recibidas y afianzar su influencia.

El cambio del presidente del TSJE no sirvió de nada, porque las cosas siguen igual o peor.

Pobre Tlaxcala.

Los marianistas abandonaron a José Antonio Meade

.

Los focos de alarma por la falta de crecimiento y el estancamiento que registra la campaña del ciudadano José Antonio Meade Kuribreña se han encendido en Tlaxcala, porque el virtual candidato presidencial del PRI, PVEM y el Panal no logra despegar y es la fecha que no tiene en el estado a ningún representante o coordinador oficial.

ads

Las tendencias electorales no mienten y los últimos sondeos para medir el posicionamiento de José Antonio Meade confirmaron que el ciudadano que encabeza a los priistas en este proceso está estancado en Tlaxcala con un rango de preferencias que oscila entre el 17 al 20 por ciento, cuando la tendencia que obtiene Andrés Manuel López Obrador se mueve entre 38 y 42 puntos porcentuales.

La alianza entre el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano que apostaron al panista Ricardo Anaya Cortés se ubica en el segundo lugar de las preferencias de la elección presidencial, sin embargo su rango que va de los 26 a los 30 puntos no le alcanza para disputar en estos momentos el triunfo al tabasqueño.

En Tlaxcala es imperceptible el trabajo político que quizá existe a favor del virtual candidato de PRI a la presidencia de México. La dirigencia estatal que controló por varios meses Florentino Domínguez Ordoñez se preocupó más por su promoción personal a fin de convertirse en candidato al Senado que en trabajar por las aspiraciones del ex secretario de Hacienda del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Roberto Lima Morales, quien desde hace unos días se desempeña como líder del PRI en Tlaxcala tampoco muestra un interés por la campaña de su abanderado presidencial, pues por lo que se ve está más enfocado en apapachar a los sectores y dirigentes del partidazo que en promocionar a Meade Kuribreña.

Los marianistas que el domingo 10 de diciembre del año pasado salieron a formarse y anunciar la creación del grupo “Tlaxcala con Meade” fue una llamarada de petate, porque aunque tenían el aval del ex gobernador Mariano González Zarur nunca recibieron la venia del actual mandatario Marco Antonio Mena Rodríguez que optó por bloquearlos.

Ernesto Ordoñez Carrera, ex secretario de Gobierno con Mariano González era la cabeza visible de ese grupo, el cual se desarticuló a los pocos días de su presentación al ser excluido de la precampaña de José Antonio Meade, quien ha de estar arrepentido porque los marianistas de haber sido incorporados si estarían trabajando por su causa.

El precandidato priista que visitó Tlaxcala el pasado 29 de diciembre fue recibido por los empleados del gobierno estatal que fueron citados y trasladados al salón “Joaquín Cisneros” del recinto ferial para arropar al ex funcionario federal, lo cual sucedió pero no trascendió porque después de ese evento nadie se movió más para apuntalar la figura de Meade en la entidad tlaxcalteca.

Hoy un cercanísimo operador del gobernador anda visitando a los presidentes municipales en funciones para pedirles que apoyen al PRI y a su candidato presidencial a cambio de recibir apoyos para obras y otros programas sociales. Lo malo es que esos alcaldes que hoy reciben esas tentadoras propuestas fueron maltratados el año pasado por los funcionarios estatales cuando solicitaban alguna ayuda de la administración estatal, por lo que la mayoría tiene dudas en aceptar esos ofrecimientos porque además han comprobado que Meade tiene muy poca aceptación entre los ciudadanos.

En diez días más terminará el proceso de precampañas de los aspirantes a la presidencia de México y Meade Kuribreña deberá preocuparse porque en Tlaxcala muy pocos o nadie está trabajando para su proyecto que al parecer se empieza a hundir.

La sucesión del TSJE

De no existir alguna complicación de última hora será el magistrado Elías Cortés Roa el que asuma este día la presidencia del Tribunal Superior de Justicia, proceso que implicó una dura negociación entre menistas y marianista que terminó beneficiando a la aún representante legal del Poder Judicial Elsa Cordero Martínez.

Los detalles saldrán a la luz, pero antes habrá que confirmar si el dócil Cortés Roa se sienta en la silla principal del TSJE, posición que ocupará para tapar todo el cochinero que dejó la magistrada Cordero Martínez.

Cómo estarán las cosas en el TSJE que todos extrañan la forma de administrar y dirigir al Poder Judicial por parte del ex magistrado Justino Hernández.

De grillas priistas hasta grillas baratas entre magistrados

.

Las grillas al interior del Partido Revolucionario Institucional están a todo lo que dan y las diferencias que existen entre aspirantes a las candidaturas al Senado pronto se harán visibles y se demostrará que la unidad priista en Tlaxcala es pura simulación.

priistas

Anabel Alvarado Varela, la actual secretaria de Gobierno y ex compañera de los actuales diputados federales Ricardo García Portilla y Rosalinda Muñoz Sánchez, es ubicada por los legisladores como la responsable del bloqueo político y mediático, así como del golpeteo que sufren, con la clara intención de frenar sus aspiraciones.

El maltrato que dicen enfrentar los legisladores desde hace algunos meses, incluida la oriunda de Chiautempan, Fabiola Rosas Cuauhtle, quien llegó a ocupar el lugar que dejó Anabel Alvarado para convertirse en la mano derecha del gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, ha sido notificado al líder de los diputados federales del PRI, César Camacho Quiroz, quien les ha pedido paciencia y prudencia.

Ricardo García y Rosalinda Muñoz no saben si el bloqueo es una instrucción del jefe de Anabel Alvarado o una decisión personal de la funcionaria, quien según las palabras de los legisladores federales está obsesionada con ser la candidata que encabece la fórmula del Senado por el PRI en Tlaxcala.

Ambos legisladores se sienten con derechos de buscar y de ser considerados como aspirantes a las candidaturas al Senado. Ricardo García se bajó de la lucha por la candidatura a la gubernatura y fue el coordinador de la campaña del hoy mandatario Mena Rodríguez.

Lo malo para la secretaria de Gobierno es que en pocos meses ha acumulado muchas afrentas entre los priistas, quienes buscarán cobrarse esos insultos si es que la funcionaria estatal se convierte en candidata al Senado para los comicios del 2018.

De entrada le puedo asegurar que ninguno de los tres diputados federales trabajará para la campaña de Anabel Alvarado si es que se confirma su nominación en los próximos días, posición que también asumiría el grupo del ex gobernador Mariano González Zarur que no baja a la secretaria de Gobierno de ser una desleal y malagradecida.

La campaña de desprestigio de Elsa y Mariano

Alguna mala señal recibieron el diputado Mariano González Aguirre y la actual presidenta del Tribunal Superior de Justicia en el Estado, Elsa Cordero Martínez, quienes están más que dispuestos a llevar y financiar una campaña de desprestigio contra la magistrada Rebeca Xicohténcatl Corona para impedir que asuma la titularidad del Poder Judicial en el 2018.

La intención es sembrar la idea de que la impartición de justicia en materia penal se vende al mejor postor y que la responsable de esa supuesta y mala práctica sería Rebeca Xicohténcatl que encabeza una de las salas penal del TSJE.

Pronto verá como las críticas mediáticas se centrarán en la magistrada y nadie hablará del desempeño del otro magistrado y presidente de la sala penal, Héctor Maldonado Bonilla, quien pretende dirigir el Poder Judicial con el apoyo de Mariano González y Elsa Cordero.

Vaya, son tan obvios que uno de los chalanes de Elsa Cordero tuvo la encomienda de difundir que Rebeca Xicohténcatl se sometió hace unos días a una cirugía estética para mejorar su figura y sus atributos, procedimiento que llevó a cabo en Puebla y que es muy similar a los que la actual presidenta del TSJE se ha hecho para supuestamente mejorar su apariencia.

Ese es el nivel de la grilla en Tlaxcala.

Ni hablar.

El disparate de negar la ratificación del ex magistrado

.

Si el Congreso del estado dice tener la razón uno no se explica porque tarda tanto tiempo en emitir su fallo sobre la ratificación o no del ex magistrado Fernando Bernal Salazar, quien lleva ya casi tres años litigando una ilegalidad que la pasada legislatura y el ex gobernador Mariano González Zarur cometieron en su contra.

d

El tiempo se agota y es la fecha que el Congreso del Estado no encuentra la salida para dar cumplimiento a un fallo de un juez federal que ordenó a los diputados emitir un nuevo dictamen sobre la ratificación o no del ex magistrado Fernando Bernal Salazar.

Aunque los legisladores locales insisten en que tienen los argumentos y la razón para negar la permanencia de Bernal Salazar como miembro de Poder Judicial en Tlaxcala, trascendió que el dictamen que se pretende presentar ante el pleno para ser votado está siendo elaborado en las oficinas de la magistrada Elsa Cordero Martínez.

Un indicio de lo anterior tiene que ver con la presencia de Rigoberto Lucas López, actual Director Jurídico del Congreso local, en el despecho de Cordero Martínez para recibir línea y los argumentos jurídicos que, según esa magistrada, servirían para rechazar la ratificación de Fernando Bernal.

A esa reunión celebrada hace unos días, también estuvo presente la magistrada Leticia Ramos Cuautle, quien anda más que preocupa porque sabe que puede dejar de ser integrante del pleno del Tribunal Superior de Justicia en el Estado.

Trascendió que varios abogados ya analizaron el caso del ex magistrado y llegaron a la conclusión de que no hay elementos legales para oponerse a la ratificación, sin embargo los diputados Mariano González Aguirre y Arnulfo Arévalo Lara -responsable de la Comisión Especial que se encarga del caso-, insisten en que se debe encontrar argumentos para frustrar el arribo de Bernal Salazar al TSJE.

Elsa Cordero y Mariano González no saben ocultar su ambición y su enorme deseo por controlar el Poder Judicial los siguientes años, pues como se sabe la segunda dejará en unos meses más la presidencia del TSJE y su intención es heredar esa posición al manchimagistrado Héctor Maldonado Bonilla.

El resto de los diputados locales debe tener presente que en caso de no acatar la orden del juez federal que puso un plazo para resolver el asunto se harán acreedores a una multa y a diferentes tipos de responsabilidad tanto penal, civil y administrativa por no cumplir en tiempo y forma con la sentencia de amparo.

Es escandaloso e inmoral que la presidenta del Tribunal Superior de Justicia en el Estado en lugar de defender la independencia judicial sea copartícipe junto con algunos diputados de vulnerar la autonomía del Poder Judicial.

Pronto veremos cuáles son esos sesudos argumentos legales que recomendó Elsa Cordero para negar la ratificación del ex magistrado y comprobaremos si son válidos o se tratan de una chicanada más a las que le encanta recurrir a la presidenta del TSJE para tapar todas sus irregularidades.

El disparate de negar la ratificación del ex magistrado

.

Si el Congreso del estado dice tener la razón uno no se explica porque tarda tanto tiempo en emitir su fallo sobre la ratificación o no del ex magistrado Fernando Bernal Salazar, quien lleva ya casi tres años litigando una ilegalidad que la pasada legislatura y el ex gobernador Mariano González Zarur cometieron en su contra.

SONY DSC

El tiempo se agota y es la fecha que el Congreso del Estado no encuentra la salida para dar cumplimiento a un fallo de un juez federal que ordenó a los diputados emitir un nuevo dictamen sobre la ratificación o no del ex magistrado Fernando Bernal Salazar.

Aunque los legisladores locales insisten en que tienen los argumentos y la razón para negar la permanencia de Bernal Salazar como miembro de Poder Judicial en Tlaxcala, trascendió que el dictamen que se pretende presentar ante el pleno para ser votado está siendo elaborado en las oficinas de la magistrada Elsa Cordero Martínez.

Un indicio de lo anterior tiene que ver con la presencia de Rigoberto Lucas López, actual Director Jurídico del Congreso local, en el despecho de Cordero Martínez para recibir línea y los argumentos jurídicos que, según esa magistrada, servirían para rechazar la ratificación de Fernando Bernal.

A esa reunión celebrada hace unos días, también estuvo presente la magistrada Leticia Ramos Cuautle, quien anda más que preocupa porque sabe que puede dejar de ser integrante del pleno del Tribunal Superior de Justicia en el Estado.

Trascendió que varios abogados ya analizaron el caso del ex magistrado y llegaron a la conclusión de que no hay elementos legales para oponerse a la ratificación, sin embargo los diputados Mariano González Aguirre y Arnulfo Arévalo Lara -responsable de la Comisión Especial que se encarga del caso-, insisten en que se debe encontrar argumentos para frustrar el arribo de Bernal Salazar al TSJE.

Elsa Cordero y Mariano González no saben ocultar su ambición y su enorme deseo por controlar el Poder Judicial los siguientes años, pues como se sabe la segunda dejará en unos meses más la presidencia del TSJE y su intención es heredar esa posición al manchimagistrado Héctor Maldonado Bonilla.

El resto de los diputados locales debe tener presente que en caso de no acatar la orden del juez federal que puso un plazo para resolver el asunto se harán acreedores a una multa y a diferentes tipos de responsabilidad tanto penal, civil y administrativa por no cumplir en tiempo y forma con la sentencia de amparo.

Es escandaloso e inmoral que la presidenta del Tribunal Superior de Justicia en el Estado en lugar de defender la independencia judicial sea copartícipe junto con algunos diputados de vulnerar la autonomía del Poder Judicial.

Pronto veremos cuáles son esos sesudos argumentos legales que recomendó Elsa Cordero para negar la ratificación del ex magistrado y comprobaremos si son válidos o se tratan de una chicanada más a las que le encanta recurrir a la presidenta del TSJE para tapar todas sus irregularidades.

Tu voto y lealtad a cambio de lugares para la familia

.

Si hay una mujer que no tiene de palabra, es la presidenta del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Elsa Cordero Martínez, quien prometió cambios que nunca concretó porque en ese Poder se mantiene la corrupción y la compra de lealtades a cambios de espacios laborales para familiares de magistrados y jueces.

Guia de fotos3

La amistad y compañerismo que tanto gustan presumir las magistradas Elsa Cordero Martínez y Leticia Ramos Cuahutle no sólo tiene que ver con su pacto para impedir el regreso de Fernando Bernal Salazar como miembro del Poder Judicial, sino porque la segunda no está dispuesta a perder las posiciones laborales que ha logrado a cambio de su lealtad ciega a la primera.

La magistrada Leticia Ramos, responsable de la segunda ponencia de la Sala Civil-Familiar, puede presumir que es una excelente cuñada que está muy preocupada por el crecimiento económico de su familia política, pues las esposas de sus hermanos lograron buenos puestos en el Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE) gracias a las influencias de la impoluta abogada.

Dolores Cuamatzi Flores, se desempeña como secretaria proyectista y Julieta Sánchez Rojas, como subdirectora de Recursos Materiales en el Tribunal Superior de Justicia. Y por si esos dos puestos no fueran suficientes, también le consiguió trabajo a la sobrina de su esposo de nombre Verónica Hernández Acoltzi, quien obtuvo un cargo de mecanógrafa.

Elsa Cordero sabe de los lazos familiares y aun así permitió y consintió a su amiga Leticia Ramos, quien siempre está más que dispuesta a mostrar su sumisión y agradecimiento a la presidenta del TSJE.

Y esos excesos son los que han aprovechado los jueces para también cometer violaciones a la Ley Orgánica del Poder Judicial. La juez civil Aurora Moctezuma Martínez decidió designar como secretario de acuerdos interino a Agustín Sánchez Rodríguez, un pasante de derecho que carece de cédula profesional y por lo tanto no cumple con los requisitos que exige la norma para desempeñar dicho puesto.

Lo grave es que ese galán se pasó, con ayuda de su protectora Aurora Moctezuma, la carrera judicial por el arco del triunfo, lo cual tiene más que molestos a varios abogados que llevan años esperando una oportunidad para subir de cargo y responsabilidad.

Aunque Cordero Martínez se queja de la escasez de recursos públicos con que opera el TSJE, en los hechos eso no le importa y sobre todo cuando se trata de contratar a recomendados de Mariano González Aguirre, quien hace unos días logró acomodar en el Poder Judicial como responsable del Archivo al arrogante Mauricio Rugarcía Hernández, ex director administrativo del Despacho del Gobernador Mariano González Zarur.

Mauricio Rugarcía fue cesado en enero pasado una vez que la nueva administración comprobó que en la nómina que controlaba ese manchifuncionario existía un importante número de personas que cobraba sin trabajar. Y fue el mismo que en diciembre del año pasado reportó el robo de un Tsuru donde curiosamente había deja un portafolio lleno de dinero.

Esos son los colaboradores que Elsa Cordero contrata.

Para concluir, le cuento que el personal que labora en el Poder Judicial ya no soportan a las juezas Aurora Moctezuma y Marcela Ramos Vela, así como a la representante de los magistrados ante el Consejo de la judicatura María Sofía Margarita Ruiz Escalante y a la representante de los jueces ante la mencionada instancia, Leticia Caballero Muñoz, porque cuentan las veces que los trabajadores van al baño y si son varias ocasiones de inmediato son acosados.

Vaya, han llegado al extremo de ir a buscar al personal a los sanitarios para comprobar que ahí se encuentran, situación que raya en lo ridículo.

Ese es el perfil que tiene la impartición de justicia en Tlaxcala. Es un asco.

La ratificación obligada de Fernando Bernal

.

El problema de los diputados es que no tienen ningún elemento válido que puedan utilizar para impedir la ratificación del abogado como miembro del Tribunal Superior de Justicia en el Estado, sin embargo son tan necios y obedientes que podrían recurrir a alguna chicanada para mantener vigente los odios del ex gobernador.

TRESLOCOS
Los diputados locales comandados por el inexperto, pero arrogante Mariano González Aguirre, se encuentran entre la espada y la pared en el caso de la ratificación o no del ex magistrado Fernando Bernal Salazar.

Los legisladores que suelen no darle importancia y relevancia a asuntos delicados como es el caso del ex magistrado, no terminan por entender que ellos pagarán los odios y caprichos del ex gobernador Mariano González Zarur, quien en un acto de intolerancia y sin tener ningún sustento legal, ordenó a la pasada legislatura interrumpir la carrera de Bernal Salazar en el Tribunal Superior de Justicia en el Estado (TSJE).

El odio que sentía el hacendado gobernador por algunos miembros del TSJE lo concentró en Fernando Bernal, quien a diferencia de otros magistrados como Elsa Cordero Martínez o Mario de Jesús Jiménez Martínez no puedo mantenerse en la estructura del Poder Judicial de Tlaxcala porque simplemente alguien así lo decidió.

Al no ser ratificado en el tiempo establecido por la ley, de inmediato se inició el proceso para designar al nuevo integrante del Poder Judicial, posición que recayó en la imposición de Leticia Ramos Cuahtle, que forma parte de los manchimagistrados –Elsa Cordero, Héctor Maldonado Bonilla y Maricruz Cortés Ornelas- que están más que dispuestos a obedecer cualquier instrucción de González Zarur.

Hay que tener presente que Leticia Ramos fue pasante en el despacho de la ex consejera jurídica del gobierno del estado Inés Bonilla, madre del magistrado Héctor Maldonado. Ese bufete de abogados fue uno de los que contrató Mariano González para atender el pleito legal que inició contra los notarios que fueron suspendidos en su administración.

También quien podrá olvidar la emoción y lambisconería que mostraba la magistrada presidenta del TSJE, Elsa Cordero, cuando en sesiones de Pleno y sin ningún recato felicitaba abiertamente a Leticia Ramos cada vez que el Congreso emitía un dictamen en contra de Fernando Bernal. Era tanta la felicidad que hasta organizaban comidas para festejar esos momentos.

Torciendo la ley y con argumentos ilegales y tontos, los diputados de la pasada legislatura que eran comandados por el priista Florentino Domínguez Ordoñez y el panista Ángelo Gutiérrez Hernández, no sólo aprobaron una evaluación carente de legalidad que resultó negativa para la causa del ex magistrado, sino que además violentaron los derechos del abogado Bernal que tuvo que recurrir a la Justicia Federal para evitar que los atropellos de los legisladores y del entonces mandatario se concretaran.

El lunes 2 de octubre vence el plazo para que el Congreso del estado de cumplimiento a una resolución de un juez federal que pidió a los legisladores de Tlaxcala emitir un dictamen fundado y motivado que establezca si ratifican o no a Fernando Bernal como magistrado propietario del TSJE.

Si optan por la no ratificación, el juez federal ya les pidió a los diputados que funden y motiven el porqué de su desestimación, lo cual representa un serio problema para los legisladores porque no tienen ningún argumento sólido que justifique esa decisión.

En caso de no cumplir con el plazo fijado, los diputados locales podrían ser acreedores a una multa de cien a mil días de salario mínimo y el expediente tendría que ser remitido al Tribunal Colegiado de Circuito para seguir el trámite de inejecución de sentencia, procedimiento que puede terminar con la separación de sus puestos y la consignación de los legisladores ante las autoridades correspondientes.

Ayer, el Congreso local dejó insubsistente el dictamen de fecha 12 de mayo de 2016 mediante el cual se determinó no ratificar en el cargo a Fernando Bernal, con lo que empezó a atender parcialmente la sentencia de la Justicia Federal.

Sin embargo, es un hecho que el diputado Mariano González en contubernio con los magistrados Elsa Cordero y Héctor Maldonado anda como loco cabildeando el apoyo que requiere para impedir el arribo de Bernal Salazar al TSJE.

La razón es muy simple, saben que están a un paso de perder una posición en el pleno del TSJE-Leticia Ramos Cuahtle-. Situación que sin dudas complicaría su estrategia que tenían para seguir controlando la presidencia del Poder Judicial en Tlaxcala.

Veremos si se impone la legalidad y la razón o la ilegalidad combinada con la estupidez.

La sucesión adelantada en el TSJE

.

 Ante la falta de consensos al interior del Tribunal Superior de Justicia del Estado, la magistrada Elsa Cordero Martínez, al parecer ya canceló cualquier intento de permanecer por un periodo más en la presidencia del Poder Judicial de Tlaxcala.  Al final, todas sus promesas de cambio y transformación sólo quedaron en palabras.

magistrada_xicohtencatl

A Elsa Cordero Martínez le quedan cuatro meses de poder y de promoción personal, porque será en los primeros días del próximo año cuando los integrantes del Pleno del Tribunal Superior de Justicia del Estado elijan a un nuevo presidente o presidenta.

 La actual presidenta del TSJE no goza de la confianza del mandatario y su relevo se dará en los tiempos establecidos, de ahí que algunos magistrados andan en abierta promoción para lograr el apoyo que se requiere para ocupar la oficina principal del Poder Judicial.

 La más interesada en convertirse en la sucesora de Cordero Martínez es la magistrada Rebeca Xicohténcatl Corona, quien no deja de tener reuniones para pedir el respaldo para su causa.

 Está tan interesada en sumar simpatías que casi ya no acude a sus oficinas instaladas en la Ciudad Judicial. Sólo se le ve en las sesiones semanales de la Sala Penal y Especializada en Administración de Justicia para Adolescentes y en la sesión mensual del Pleno del TSJE.

Hay que recordar que Rebeca Xicohténcatl no tuvo empacho en mostrar su abierta simpatía al actual gobernador y a su esposa durante los comicios del año pasado, por lo que es quizá la magistrada más cercana al Poder Ejecutivo.

 Y si alguien sabe de las anomalías, favoritismos y de los negocios poco claros que existen al interior del Poder Judicial de Tlaxcala es Xicohténcatl Corona, quien está más que dispuesta a tratar de corregir esas conductas que Cordero Martínez mantiene y solapa.

 Un claro ejemplo de las irregularidades es el acuerdo por el cual el personal del Tribunal Superior de Justicia del Estado no trabajará los días 14 y 15 de septiembre cuando los demás poderes realizarán sus labores cotidianas.

 Pero no crea que la llegada de Rebeca Xicohténcatl será fácil, pues algunos manchimagistrados buscarán el control de ese poder y por eso alentarán la llegada de Héctor Maldonado Bonilla, actual presidente de la Sala Penal y Especializada en Administración de Justicia para Adolescentes.

 Está de más decir que Elsa Cordero apoyará a los manchimagistrados, porque no soporta la idea que Rebeca Xicohténcatl se convierta en su sucesora, toda vez que la odia, pero con odio jarocho.

 En fin, en unos meses veremos quien se impone en el TSJE.

Los excesos y recomendados del Poder Judicial

.

Hay poderes que por más que se sometan a cirugías plásticas nunca cambiarán, porque si bien pueden mostrar un nuevo rostro lo cierto es que dificilmente podrán ocultar viejas prácticas que están arraigadas en su operación. Si el anterior ex titular beneficio a sus amigos, pues yo hago lo mismo.

excesos

Las expectativas de cambio que generó la llegada de Elsa Cordero Martínez a la presidencia del Tribunal Superior de Justicia del Estado literalmente se fueron a la basura, cuando los meses pasaron y se comprobó que su proceder era igual o peor al de anteriores titulares del Poder Judicial en Tlaxcala.

La abogada se dio a la tarea de correr a funcionarios ligados a ex pesidentes del TSJE o que tenían un dudoso proceder al interior de los juzgados, sin embargo lejos de ceder esos espacios al personal que ya laboraba en ese poder para hacer efectiva la carrera judicial y la antigüedad, prefirió las recomendaciones para después pedir favores a cambio.

De esa forma fue como se abrió las puertas a puro recomendado joven que hoy actúa con soberbia y arrogancia, tal y como se conduce Cordero Martínez que ya prohibió el paso del personal en ciertos pasillos de la impoluta Ciudad Judicial, así como el uso de un elevador que según ella es exclusivo para los exquisitos magistrados del TSJE.

Así entró a laborar en el Poder Judicial el hermano del Secretario General de Acuerdos del TSJE Luis Hernández López de nombre Carlos Hernández López.

Luis Hernández quien representa la extensión de los ojos y oídos de la presidenta del TSJE, también ubicó a su hija en la Tesorería del Poder Judicial y a una sobrina de nombre Araceli Carmona que de la noche a la mañana se convirtió en Auxiliar de la Sala Penal.

Bueno, dicen que Luis Hernández es tan influyente e importante que se da tiempo para litigar ciertos asuntos en los juzgados del «honorable» Tribunal Superior de Justicia. Y es tan bueno que habría utlizado todos sus recursos de experto en derecho para liberar a uno de los ex policías estatales que fue acusado de integrar una banda dedicada al secuestro express.

Como suele suceder, nadie vio el conflcito de intereses en el que habría incurrido el consentido de Elsa Cordero.

Ejemplos sobran para demostar que la carrera judicial y la antigüedad del personal del TSJE no sirven de nada, pues simplemente bastaría por preguntarle a los abogados que laboran en puestos de mecanografía y auxiliares de juzgado si los han tomado en cuenta para poder aspirar a otro cargo dentro de la estructura del Poder Judicial.

Tal y como siempre ha pasado, en el Tribunal Superior de Justicia del Estado existen empleados de primera y de segunda, porque para nadie es un secreto que hay varios funcionarios que hacen lo que quieren y nadie les dice nada.

Si la juez Juanita Munguia llega con los efectos que provoca Baco es aceptable. La proyectista de Huamantla Ana Laura Carreón puede acudir a la hora que quiera a su centro de trabajo, sólo porque se siente protegida e intocable.

Dicen que otro exceso más cometido en el Tribunal Superior de Justicia del Estado tendría que ver con las cauciones y sanciones pecuniarias que se exigen en los juzgados, mismas que se piden a los afectados las hagan válidas con recusos en efectivo y eviten las fianzas, porque eso impide que esos fondos ingresen a las arcas del Poder Judicial.

En Tlaxcala ya empieza a ser costumbre que todo cambia pero las cosas siguen igual o peor.

Narciso Xicohténcatl y su Casa Blanca

.

El inmueble que dejó como garantía para recobrar su libertad está valuado en once millones de pesos.

(etlaxcala) UPTlax

El caso de Narciso Xicohténcatl Rojas rector de la Universidad Politécnica de Tlaxcala apesta y deja entrever la protección que el gobierno marianista pretende dar a ese servidor público.

Pero en su afán de dar cobijo al fundador del PRD en Tlaxcala, se puede destapar un asunto relacionado con el enriquecimiento que han tenido varios funcionarios estatales y que tendría que ver directamente con la compra de casas y propiedades registradas en los últimos cinco años.

El aún rector dejó en garantía una propiedad para recobrar su libertad tras ser detenido el viernes 20 de noviembre por un presunto fraude superior a los tres millones de pesos cometido a una empresa tlaxcalteca denominada Elvan de México, SA. de CV.

De acuerdo con la información disponible, la compañía habría entregado a la institución el mencionado monto para  realizar un proyecto educativo, mismo que nunca se concretó, pero tampoco se reintegraron los recursos.

Hasta ahí nada tendría nada de malo, salvo que el inmueble dejado como fianza por Narciso Xicohténcatl está valuado en once millones de pesos, el cual se ubica en el número tres de la calle Convento del Fraccionamiento Residencial San Francisco, localizado en San Gabriel Cuahutla de la capital del estado.

La pregunta es obligada. Cómo justificará el rector de la Universidad una propiedad de este tipo, sobre todo cuando trascendió que la misma fue adquirida no hace menos de cinco años, es decir, cuando se incorporó a la administración del gobernador Mariano González Zarur.

Para poder adquirir un inmueble valuado en once millones de pesos, Xicohténcatl Rojas tuvo que tener ingresos mensuales por casi 183 mil pesos durante cinco años y destinar todo ese capital a la compra de esa propiedad, lo cual es ilógico porque el rector no gana esa cantidad que resulta exagerada para los salarios que se pagan en Tlaxcala.

Desde hace tiempo existen denuncias sobre presuntos malos manejos en esa institución por parte de sus autoridades, sin que ninguna haya sido investigada a fondo por el contralor del ejecutivo Hugo René Temoltzin Carreto, quien ayer minimizó el caso de Narciso Xicohténcatl por tratarse de un funcionario palomeado por su amo el hacendado González Zarur.

Quizá al impoluto funcionario no le interesa darle seguimiento al caso y mucho menos iniciar una investigación seria que permita castigar a los funcionarios marianistas que han tenido un notable enriquecimiento en los últimos cinco años.

Se dice que el mismo contralor sería uno de los funcionarios que ya logró comprar una casa y darle a su familia de ciertos lujos, así como el ex secretario de Finanzas y hoy diputado federal Ricardo García Portilla. También estaría en esa condición el ex titular de la Sefoa Jonhatan Breton Galeazi, sólo por mencionar algunos casos.

Para Hugo René Temoltzin una auditoría rutinaria es suficiente para aclarar si hay o no desvío de recursos en la Universidad Politécnica de Tlaxcala. Y todavía tuvo el cinismo de comprometerse ante los medios de comunicación, en caso de encontrar anomalías, de llegar a amonestar o inhabilitar a Narciso Xicohténcatl.

Su postura sobre el caso es ridícula y torpe, pues según él no existe ninguna queja en contra del rector y su detención está basada en presunciones, de ahí que la dependencia a su cargo no realizará ningún tipo de investigación por el presunto fraude de tres millones de pesos a una empresa.

Hay que recordar que ningún funcionario estatal, incluido el gobernador Mariano González, hizo públicas sus declaraciones patrimoniales, por lo que hoy al final del sexenio se especula mucho entorno a sus actuales propiedades, las cuales pronto se empezarán a conocer porque la hora de las traiciones y las venganzas se acerca y lo que hoy es un secreto dejará de serlo.

Malos para legislar, peores para asignar presupuesto   

Aunque el presidente de la Junta de Coordinación y Concertación Política (JCCP) del Congreso local, Ángelo Gutiérrez Hernández, presentó como un gran anuncio que por fin este jueves se aprobará la miscelánea electoral para precisar y corregir fallas que cometieron los diputados locales, lo cierto es que su actitud despreocupada sobre el caso da pena.

Resulta que a nueve días de que arranque el proceso electoral para renovar gobernador, diputados, alcaldes y presidentes de comunidad, el Congreso local aún pretende hacer cambios a las leyes cuando está más que comprobado que la reforma que aprobaron hace una semanas tiene inconsistencias que sólo han generado confusión.

Los diputados no sólo han hecho mal su trabajo principal que consiste en legislar, sino que ahora ponen múltiples trabas para autorizar un presupuesto que garantice el correcto desarrollo de los comicios del próximo año.

El órgano electoral propone un presupuesto de 254 millones de pesos, pero según el diputado panista Ángelo Gutiérrez los legisladores están considerando autorizar una partida de 120 millones de pesos.

La diferencia es de casi 134 millones de pesos, lo cual demuestra que los diputados locales no tienen la menor idea de lo que cuesta e implica realizar una elección. Puede ser que el Instituto Tlaxcalteca de Elecciones esté pidiendo de más en algunos rubros, pero también dudo que  120 millones de pesos les alcance para cumplir cabalmente con su tarea.

Bailar en lugar de trabajar

En Tlaxcala parece que está de moda bailar para agradar. Ayer le tocó el turno a la presidenta del Tribunal Superior de Justicia, Elsa Cordero Martínez, quien decidió dejar la seriedad de su investidura para echarse unos pasitos al lado de Mariana González, hija del gobernador  Mariano González.

El motivo fue la celebración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Uno esperaría que la representante del Poder Judicial en Tlaxcala asumiera una actitud decorosa y demostrara con hechos en el ámbito de su competencia que busca erradicar ese mal social. Casos le sobran y quizá el más emblemático tiene que ver con la acusación que enfrenta el hijo del presidente del TSJE Tito Cervantes, quien litiga un proceso penal por golpear y abusar sexualmente de su expareja.

Elsa Cordero se vio ridícula y lo único que demostró es que le encanta el reflector aunque para ello tenga que vilipendiar el cargo de presidenta del TSJE.