[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘Destape’

Magnífico destape, Cuéllar alzó la mano, del resto se encargaron Mariano y Adriana

.

Ahora falta que el moribundo González haga de Lorena una perseguida política… con la publicidad gratuita, la más contenta en este momento, ¿quién creen que es?

(etlaxcala) Protestan Mariano Gonzalez Zarur, Don Ramon, Adriana Davila Dona Florinda, Lorena Cuellar, Chilindrina, Caricatura, Gubernatura, Destape, Tlaxcala O

Si el señor Manchis no se pone de ejemplo, entonces no es el auténtico. En cuanto vio que Lorena Cuéllar Cisneros, acapara medios con su destape como, “candidata real del PRD a la gubernatura de Tlaxcala”, se hizo con su látigo de amo y así expresó su inconformidad.

“Hace seis años nadie imaginaba que iba a ser candidato, y mucho menos gobernador”.

Así lo dijo en Españita, por cierto en una secundaria técnica.

¿Interesó a los alumnos?, ¿a sus papás?, ¿a los conserjes?

Creo que a nadie. Bueno sí, a quienes tenían que registrar esos marianismos, para hacer la nota y ganar lectores.

Luego expuso lo que para él es el trecho de doce meses: «los seres humanos en un año nacemos, crecemos, se reproducen y mueren».

Como ustedes pueden ver, al señor manchis, el manejo del castellano no se le da. Los alumnos de la técnica intercambiaban miradas. Y no faltaron las voces irónicas perdidas en la multitud… miren así acaba uno…

El aún gobernador de Tlaxcala, Mariano González Zarur, ha expresado así, generosamente, el profundo dolor que le causa el surgimiento de otros personajes. Lo envenena saber que sus mejores tiempos pasaron. No entiende que es un cadáver político. Que así lo establecen las reglas de ese oficio del que ha podido vivir buena parte de su vida.

Su ignorancia lastima. Ignora por ejemplo, el valor del silencio, de la humildad y de la serenidad.

Y no me digan que es por su temperamento libanés ese arrojo como del borras; pero si estamos ante un insistente señor en ser reconocido como estadista.

Adriana, imparable

Pero no desde el ámbito político, sino en esa constante de decenas, cientos de palabras, hilados en contexto de vértigo, que le impide la necesaria reflexión previa a las emisiones impensadas.

Más o menos como su presunto aliado político, el señor Manchis, nuestra senadora panista se arrimó al fuego de las salvajes tribus perredistas, y antes que surgieran voces críticas exigiendo a la buena jueza, comenzar por su casa, el PAN, desvió aquella cauda interminable de fonemas a las broncas de su azul. Y acabó por calificar a la perredista Lorena Cuéllar Cisneros, como poco seria al adelantarse de forma tan evidente.

¿Acaso Adriana Dávila no ha expresado sus deseos, no de ser candidata sino gobernadora de Tlaxcala?

¿Por qué no deja a su colega senadora hacer su lucha?

La sonrisa de Lorena

¿Creía Mariano que nadie más que él tiene derecho a planear con la necesaria perversidad como lo hizo Lorena?

Ya se dio cuenta que no.

Y es apenas el inicio de una dolorosa agonía de un sujeto aferrado a los reflectores, pero consciente que sus días están contados.

Por supuesto que cientos de voluntades irán con otros personajes, unos hartos del marianismo, otros adelantándose a los nuevos tiempos.

Y la Cuéllar es uno de esos personajes. Uno entre varios, pero con la gracia de haber asestado un descontón envidiable a sus dos principales opositores: Mariano y Adriana. Lo peor sería pensar en que ambos hayan pactado acciones descalificadoras para acabar con la nieta de Joaquín Cisneros Molina, ex gobernador y ex secretario particular del presidente Gustavo Díaz Ordaz.

De ser así, la senadora perredista hizo un 25 por ciento del trabajo, al formalizar su destape. El 75 por ciento restante lo han hecho los odios y resentimientos de un Mariano celoso porque, como a los niños necios, lo ha tumbado la burra.

Así que la activista, “por sus viejitos” ha resultado una magnífica estratega capaz de encelar a muchos, de los cuales dos no aguantaron las ganas y han enseñado el cobre antes de reflexionar. Lo pensaron, se sulfuraron y lo externaron.

Tal vez el resto lo ha pensado, pero tuvo al buen juicio de guardar para sí cualquier expresión de condena, pues en este tiempo de Mariano, de Peña, en el cual todo se vale, así sean pantallas planas, y así sea que los millones de estas sirvan en este momento para ver la fuga del Chapo, los que la hacen no la consienten.

Irrumpe Noé Rodríguez… alza la mano e irrita a Mariano González

.

Nuevamente nos volvemos a encontrar, se deben decir el delfín del marianismo y actual diputado federal Ricardo García Portilla y el tan atacado paisano suyo, Noé Rodríguez Roldán.

Noe Rodriguez Roldan, Destape, Gubernatura, PRI, Mariano Gonzalez Zarur, Marco Mena, Ricardo Garcia Portilla, Caricatura Tlaxcala Online

El contenido del grupo plural que sirvió de escenario para el destape del delegado de Gobernación en Puebla, Noé Rodríguez Roldán, es una interesante reunión de ex diputados pertenecientes a la LVII, formados en torno al señor pie grande (o sea Noé), a excepción de Gelacio Montiel Fuentes, y su eterno idilio con las delicias del poder (que nunca se concretan).

Da gusto ver al cuñao-delegao de Infonavit, Fernando León Nava, zopiloteando alrededor de lo que va quedando del poderoso señor Manchis, en plena mengua; su retórica sobre la democracia es tan buena como el inseparable bisturí, que con el paso del tiempo lo hizo un excelente político cuando ha de cirujanear, y vicecersa.

En vista del inevitable fin al timón del barcote tricolor que ondea banderas de triunfo pese a la votación más baja de su historia, el diputado local Marco Antonio Mena Rodríguez, viene a ser como el único peón de confianza, incondicional y sumiso que a don Mariano le hace falta para invertir su resto, con el deseo que en 2016 otro escenario abstencionista dé chance a Marquito de ocupar el despacho de Palacio, para cubrir las manchi espaldas.

Dicen que el diputado Ricardo García Portilla, anda realmente ocupado, colocándose en comisiones y definiendo el liderazgo de la triología tlaxcalteca de nuevos legisladores, con la sólida encomienda de ponerse de tapete a los intereses del presidente Enrique Peña Nieto y sus reformas estructurales, de suerte que quepa la posibilidad de benevolencia en el mexiquense para palomear al próximo candidato tricolor al gobierno tlaxcalteca.

Incluso, hay quien asegura que el doble doctor (eso lo debe probar con documentos) ha puesto los ojos en una senaduría para 2018, acaso aceptando que este podría no ser el momento oportuno para frenar… su sólida carrera en la política (con triunfazos como el del siete de junio).

Por lo pronto, Marco Mena y Noé Rodríguez, se han sentado a la mesa de las vencidas… el primero, castrado como condición de sobrevivencia en el decadente grupo marianista de poder, y el segundo, con media docena de golpes que, al no destruirlo, con el paso del tiempo lo hicieron corrioso y temible para el aún grupo empoderado, pues si de algo pueden estar seguros es que con Noé en el gobierno, no va a haber quien oculte la tremenda cola de los júniores, los constructores de generación espontánea, de los miles de toneladas de fertilizante desaparecidas, de la cadena de litigios fracasados –verbigracia el caso de los notarios- de la Plaza Bicentenario, de la Central de Abasto.

No es promisorio el futuro del criador de reses bravas, por más que desee vender la idea de que gracias a su magia mapacheril pudo arrancar de nuez el carro completo del otrora invencible y marrullero Revolucionario Institucional.

Tampoco es desconocida la cercanía del calpulalpense con el Grupo Atlacomulco y su representante más copetón, el Presidente, gracias a la cual no se le complicó acomodarse como corresponsal del titular de Segob, Miguel Osorio Chong, en Puebla, desde donde tiene un panorama más que claro respecto al teje y mameje de la grilla en su entidad federativa.

Dos destapes dos, en Calpulalpan y en Tepeyanco, son suficiente promoción, uno, para que Mariano defina a su delfín, seguramente Marco Mena y dos, para que la expresión actual de PRI, deje las ambigüedades y los asuntos poco claros, pues no tienen mañana… si el marianismo pierde contra su propio partido, con todo y la tripleta de diputados federales, le aguardan tiempos difíciles.

Nada han dejado a la improvisación. El grupo plural de Noé y el cándido Gelacio, tiene planeadas asambleas en nueve municipios, para reunir una bola de gente, con la firme convicción de apostar a un cambio, en vista de que el actual modelo de gobierno ya huele a cadáver.

Una de aspirantes

Ignoro si los ímpetus del contralor del ejecutivo, por apuntarse en la elección a alcalde de la Capital, haya sido platicada a profundidad con personas bien intencionadas, por tanto, críticas de las acciones actuales.

La cosa es que el más pelón de los funcionarios marianistas hizo antesala en el despacho del ex senador Joaquín Cisneros Fernández, para solicitarle su apoyo y pedirle que lo vea con buenos ojos, y así, juntos puedan recuperar el municipio hoy en manos del panista Adolfo Escobar Jardínez.

A lo mejor no fue una buena visita. Primero porque el también ex candidato a la mano tiene la mira puesta en su vástago, un brillante abogado que actualmente despacha como delegado de Relaciones Exteriores en Tlaxcala… digo al fin y al cabo Joaquín junior ya dijo que se ve como gobernador en un tiempo perentorio (dijo que diez años, ya pasó uno).

Y otro que tal vez esté en los afectos del riquísimo político, pues es el hermano de su sobrino político Fabricio, el consentido del marianismo, Marco Mena.

Dados los tiempos y lo desgastado del señor manchis, esto que los teóricos llaman acomodo de fuerzas se torna tan complejo conforme pasan los días que, lo más seguro es que nada es seguro…

Serafín Ortiz, su destape… los destapes que vienen

.

Más de media docena de tlaxcaltecas aspira a la gubernatura de su estado; algunos deben pasar tremendos filtros, otros la tienen menos complicada.

Hector Ortiz, Serafin, Destape, Gubernatura, Alianza Ciudadana, Elecciones 2016, Tlaxcala Online

Creo que en un mítin de apoyo a la abanderada petista a diputada federal por el segundo distrito, Alejandra Ramírez Ortiz, pasó lo que para muchos ya no es sorpresa: el destape del actual diputado local y ex rector Serafín Ortiz Ortiz, como el abanderado de una alianza partidista para contender en 2016 por la gubernatura de Tlaxcala.

Dicha alianza ya tiene una base: Alianza Ciudadana (PAC)-Partido del Trabajo (PT). Y de aquí a 2016, los partidos y grupos que se sumen.

Ya hay estructura en los sesenta municipios, y hasta manera de medir la convocatoria con actos como este mítin encabezado por el ex gobernador Héctor Ortiz, para quien no cabe la menor duda que su herano, Serafín, se valdrá de grupos y liderazgos de distintos partidos políticos para buscar una nueva alternancia en el Ejecutivo local.

La novedad es que el diputado local Serafín Ortiz, es ya el primer candidato, definido y decidido a aprovechar cuanto foro haya para mostrar su propósito de contender en junio de 2016 por la gubernatura de Tlaxcala.

Y de aquí para el real. Sus contendientes no tardan en formalizar sus intenciones, aunque varios de ellos tienen ya un trecho avanzado en la operación, de sus respectivas candidaturas. Veamos:

  1. Adriana Dávila Fernández, tiene conformada ya una estructura con panistas identificados con su grupo. Deberá sin embargo ensanchar ese equipo de trabajo pues hasta el momento el adrianismo se encuentra aislado del resto de grupos y liderazgos con los cuales podría ser competitiva. En caso contrario no es yendo sola como podría remontar lo ocurrido en 2010, cuando ese mismo aislamiento la alejó de su entonces principal aliado, Héctor Ortiz, y perdió ante un priísta bastante gris, como resultó ser Mariano González Zarur.
  2. Ricardo García Portilla, es la apuesta de un marianismo que vive su etapa complementaria al frente del gobierno tlaxcalteca. Pero primero tiene que pasar por el filtro de la elección del siete de junio próximo, hacerse diputado federal por el tercer distrito electoral, y emprender una necesaria operación cicatriz y no con adversarios suyos, sino con aquellos aliados ignorados, desplazados y hasta saqueados. García Portilla tiene en su gran patrocinador, Mariano, a su peor crítico y en junior a quien no le permitirá desconocer loso compromisos por medio de los cuales le fuese posible convertirse en el próximo gobernador de Tlaxcala.
  3. Lorena Cuéllar Cisneros, deberá remontar la fragilidad de sus impulsores en el PRD. No tiene con Dolores Padierna y René Bejarano, la solidez estructural y moral que le permita ensanchar sus simpatías al interior del Partido de la Revolución Democrática, y aunque el destape muy adelantado hecho por el senador Miguel Barbosa –cuando el informe de Lorena en un retacado Centro de Convenciones- lejos de representarle ayuda, más bien exhibió los lados flacos que la Cisneros remedia poco a poco, sobre todo ante la confrontación que despierta con personajes que no le dejan de ver su pasado priísta. De hecho, corre una versión que apoya una eventual alianza entre PRI y PRD con el visto bueno de Peña, lo que significaría una de las maneras mediante las cuales podría esta senadora tener un papel de éxito en 2016.
  4. La otra senadora tlaxcalteca la ex priísta, que hoy con el apoyo del PT tiene un papel relevante en su carrera, es Martha Palafox Gutiérrez. Hay quien ve en ella motivos de sobra al presidente del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) Andrés Manuel López Obrador, para impulsarla a la elección de 2016, y he aquí donde surge la duda sobre el papel del PT, si vía Silvano Garay, hoy hace alianza con el orticismo. Creo que una eventual alianza PT-Morena y los grupos en subasta que no faltan podrían hacer de la Palafox una interesante propuesta, también en ese marco de renovada alternancia.

Otros que aspiran

Al priísta Noé Rodríguez Roldán, no hay quien lo pueda echar de la lista de posibles sucesores de Mariano. Fuera de la jurisdicción del gobernador tlaxcalteca, el calpulalpense peor tratado por el marianismo logró colocarse cerca de su estado natal, y con un hueso bastante bueno: delegado de la Secretaría de Gobernación en Puebla.

El perredista Gelacio Montiel Fuentes, es el eterno y frustrado candidato a quien ya en la parte más alta de sus empeños, los proyectos se le vienen abajo. ¿Será su bajo perfil académico o acaso la soberbia que lo lleva a actuar fuera de sintonía en cada elección?

Los diputados voraces

Se habla de 24 plazas que podrían llegar a 32, en un marco de infame voracidad con el presupuesto, y pasando a la Ley por el arco del triunfo. No es posible que los asambleístas contraten parientes.

Eso no les importó y lo hicieron. Y hoy, esas chambas se tambalean. No se puede criticar la falta de empleos, detonada en esta administración, y al mismo tiempo usar esa doble moral para meter a los suyos a la nómina.

Se tienen que ir. Tarde o temprano darán marcha atrás. Eso sí, sus protectores diputados habrán quedado evidenciados, por chuecos.

Adriana madruga, Lorena… le mide

.

Se trata del destape más anticipado del que se tiene registro… plantear una alianza de grupos que intentan omitir su acotamiento.

img2801

La senadora Adriana Dávila Fernández enseñó anticipadamente sus cartas. Quiere en segundas nupcias ser gobernadora de Tlaxcala -en las primeras, sucumbió en el intento-, con la novedad del patrocinio, pues si en la oportunidad anterior la respaldó el entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa, hoy se ha asido a la figura del senador Ernesto Cordero.

A falta del otrora poder económico, hoy sus planteamientos dan para nota nacional, como el rechazo de la iniciativa de reforma hacendaria propuesta por el presidente Enrique Peña Nieto. No va a pasar, lo dice con la seguridad de quien fuese vocero de Acción Nacional.

Me parece que la asesoría de Cordero, le significa dar la vuelta a la página que narra sus sentimientos al inicio de su carrera, esa autoconmiseración (parafraseando alguna sesión de AA) con la cual solía (espero) vender la idea de una superación fuera de todo contexto.

Un poco más madura, no solo en el tema de la edad, sino en sus percepciones, la Dávila sin embargo, pasa por alto la marcada división en el panismo local, donde le será una dificil tarea limar asperezas con la otra parte, de la diputada federal Aurora Aguilar Rodríguez.

Ya no son los tiempos de la influencia en las delegaciones federales. Hoy la confrontación es declarada, y en condiciones equitativas, aquí y en el CEN de su partido.

Quizas, Adri tendría una desventaja a causa de ese especial gusto por las rupturas, pues aunque hoy tiene en su bandeja a Cordero y, troyanamente a la senadora Lorena Cuéllar Cisneros, se olvida de la convocatoria de los Ortiz y su garantizada alianza con el aurorismo.

Llegó doña Lore

Y lo primero que hizo fue cargar a alguien, vulnerable, como el gobernador Mariano González Zarur, la derrota de sus candidatos a la alcaldía de Tlaxcala. «Dicho por la gente, Mariano trabajó para el PAN». ¿Cuál gente? Creo que aquí hay un tema de creciente rechazo no nada más al apellido Cisneros y a sus trilladas frases: «amo a mi estado» (por eso quiere ser gobernadora), sino a sus credenciales perredistas, bajo el auspicio de Lola Padierna y su señor cónyuge el gentleman de las ligas.

Sin embargo la publicidad gratuita que a Lorena le significó llegar como, ¡la comadre!, a los quinciaños de Adri, ha puesto su alianza a la vista de todos. ¿Contratarán a Consultoría Mitofsky para evaluarlas de aquí a las fechas lógicas para expresar decentemente los deseos de contender? Chance y sí, y de ello dependa la dimisión al estilo Minerva, de la menos posicionada.

Los comportamientos de ambas nos llevarían a interesantes y nuevos desacuerdos por sus obsesiones encima de todo.

Mariano, ¿vulnerable?

El castigo auto infligido que lo ha llevado a expresar, «estos tres años pusimos la casa en orden… viene lo bueno», es el anticipo de la estrepitosa caída en su popularidad, al grado que con esta anticipación ha comenzado los preparativos de todo cadáver político.

Ha perdido los principales municipios, todo el Congreso Federal, y lo poco que conserva es esa extraordinaria facilidad suya para estrechar la mano de Peña Nieto y al mismo tiempo mostrar la alegre mazorca coronada por su encantador bigote.

Pero, eso no deja huella.

Y, según su naturaleza, quita interés de los grupos y partidos a las jugadas que ha de hacer en lo que también tendrá que ser una despedida super adelantada.

Algo así como como las frecuentes corridas del adios de nuestro querido Rodolfo Rodríguez, El Pana…