Compártelo en tus redes sociales

El relajamiento y desinterés por mantener vigentes las medidas sanitarias impuestas por la pandemia de Covid-19 empezaron a reflejarse esta semana, pues en tan solo dos días se volvieron ocupar el 75 por ciento de las camas con ventilador que existen disponibles en Tlaxcala.

 

El pasado martes se registró un movimiento inusual en el número de pacientes contagiados por coronavirus, el cual se mantuvo a la alza entre el miércoles y jueves, situación que preocupó a las autoridades del sector salud encabezadas por René Lima Morales, ya que había serios indicios de que Tlaxcala tenía un rebrote de infectados de Covid-19.

 

El aumento de pacientes con esa enfermedad no ha sido reconocido por la Secretaría de Salud del estado que sigue manejando datos que al parecer no reflejan la realidad de la pandemia. Según esa dependencia hasta ahora se tienen contabilizados 8 mil 186 casos positivos y mil 224 fallecimientos.

 

La información oficial que todos los días difunden las autoridades tlaxcaltecas responsables de la pandemia pareciera que no refleja la realidad ni la gravedad del problema sanitario, es decir, del lunes al jueves de esta semana se ha reportado 20, 28, 17 y 14 nuevos casos de coronavirus, cantidades que son menores a los números de  pacientes contagiados la semana pasada.

 

Si los enfermos van a la baja entonces por qué  se saturó el hospital Covid de Nativitas, por qué el de Huamantla registró una ocupación del 60 por ciento y por qué el de San Pablo del Monte también reportó más del 70 por ciento del uso de su capacidad instalada.

 

Se dice que los hospitales del ISSSTE y del IMSS también se encuentran a un paso de estar saturados por infectados, lo que demuestra claramente que en Tlaxcala ya se vive un rebrote de esa mortal enfermedad que a nivel nacional ha cobrado la vida de 87 mil 894 personas.

 

De acuerdo con el último reporte extraoficial, se sabe que en dos días la capacidad hospitalaria para atender a pacientes con Covid-19 llegó al 75 por ciento, lo que es un claro indicador que Tlaxcala lejos de avanzar para alcanzar el color verde del semáforo epidemiológico retrocederá del amarillo al naranja o quizá al rojo como ayer le pasó al estado de Chihuahua donde siete nosocomios llegaron al límite de su capacidad para atender a enfermos.

 

Con 21 mil 178 casos confirmados y mil 699 decesos por Covid-19, Chihuahua a través de su gobernador Javier Corral Jurado anunció la aplicación de medidas drásticas en la entidad a fin de evitar la propagación del virus que en este momento se encuentra en su pico más alto.

 

Según una información publicada en el portal de El Universal, el mandatario detalló que habrá ley seca los fines de semana con el propósito de evitar reuniones y fiestas, así como restricción de movilidad en Ciudad Juárez a partir de las 10:00 de la noche, esto con la intención de que la pandemia pueda ser controlada en términos de las capacidades del sistema de salud.

 

En el vecino estado de Puebla, el gobernador Miguel Barbosa Huerta ayer advirtió la posibilidad de un rebrote de casos de coronavirus, debido a que tan sólo el jueves se contabilizaron 227 nuevos pacientes.

 

En Tlaxcala veremos si hoy o en los próximos días el secretario de Salud, René Lima, actualiza los datos y la información en torno al comportamiento de la pandemia de Covid-19, pues es urgente que las autoridades federales, estatales y municipales retomen y refuercen algunas medidas sanitarias que ayuden a frenar la propagación del virus para evitar la saturación y el colapso del limitado sistema de salud que tiene el estado.

 

Aunque se han detectado algunos contagios entre el personal de algunos juzgados, hasta ahora el Tribunal Superior de Justicia en el Estado no tiene previsto suspender actividades. Dónde si se estudia la posibilidad de aplicar restricciones es en el Congreso del Estado, especialmente a las personas que acuden a las oficinas para entrevistarse con los legisladores.

 

 

El rebrote de Covid-19 era inevitable y al parecer ya se hizo presente en Tlaxcala. Sólo es cuestión de tiempo para que se confirme.