Compártelo en tus redes sociales

Al diputado local del PES José Luis Garrido Cruz poco a poco lo está alcanzando la realidad, dejando bien claro que no es el gran operador político que dice ser, ni es el experto en derecho que presume, porque está más que claro que enfrenta serios problemas para retener el control del partido que alardea controlar y que es incapaz de ofrecer una solución al conflicto de límites territoriales que prevalece entre Chiautempan y Tlaltelulco.

Hace unos meses el legislador del Partido Encuentro Social ofreció poner fin a los conflictos de límites territoriales que se tienen registrados en diferentes regiones del estado, de ahí que dedujo que el gobierno de Marco Antonio Mena Rodríguez intervendría en ese problema y se haría cargo de las negociaciones, lo cual no sucedió porque previamente el mandatario estatal fue advertido de lo difícil que sería lograr los consensos sobre esos casos.

La administración estatal a través de la Secretaría de Gobierno que controla el ineficiente José Aarón Pérez Carro ya notificó al diputado Garrido que se mantendrá al margen de esa problemática y que corresponderá al Congreso del Estado encontrar la mejor salida legal al pleito que desde hace años sostienen las autoridades de Chiautempan y Tlaltelulco por una zona territorial entre ambos municipios.

Por esa razón, José Luis Garrido fue acusado ayer por los habitantes de Tlaltelulco que fueron encabezados por su torpe alcalde Rubén Pluma Morales de evadir su responsabilidad y dejar que la disputa por un territorio se prolongue por más tiempo, de ahí que ese legislador no tuvo otra más que arremeter contra el gobierno del estado al que culpó de mostrarse indiferente ante ese conflicto y de ser omiso.

Obviamente las acusaciones y ponzoña lanzada por ese pequeño diputado y líder estatal del Partido Encuentro Social no tuvo los efectos esperados y fue exhibido como un mentiroso, hablador e ineficiente político que tiene bajo su responsabilidad la Comisión de Asuntos Municipales del Congreso del Estado que atiende la problemática de los límites territoriales.

Para la mala suerte del legislador local, el presidente municipal de Tlaltelulco, el petista Rubén Pluma, supo aprovechar el error de una vecina de esa población que hizo a la hora de realizar su trámite ante las autoridades para obtener su credencial de elector para manipular a sus huestes y llevarlos ante las oficinas del Poder Legislativo, donde por cierto su hija gilipollas María Félix Pluma Flores despacha como diputada del PT y no ha hecho nada para intervenir desde su posición y exigir que ese caso sea resuelto.

La vecina de Tlaltelulco ya reconoció que ella dio mal las referencias de donde su ubica su actual domicilio y por esa razón su credencial de elector salió como si esa calle perteneciera al municipio de Chiautempan, de ahí que resultan falsos los señalamientos de los habitantes de la primera población y de sus tontas autoridades en el sentido de que se les pretende quitar por la mala parte de su territorio.

Ayer no sólo el diputado José Luis Garrido comprobó que fue un error darle entrada a las demandas de los alcaldes de dichos municipios y de los vecinos manipulados, pues varios de sus compañeros legisladores que lo acompañaron en la comisión conformada para atender a los inconformes que se manifestaron en la sede del Poder Legislativo entendieron que los conflictos de límites territoriales son muy espinosos y que éstos están lejos de solucionarse en un dos por tres.

No lo cuente en voz alta, pero desde ayer los diputados locales andan buscando como salirse legalmente de ese conflicto y dejar que el problema se mantenga vigente sin que se generen más protestas y confrontaciones, porque simplemente ya vieron que no existen las condiciones para llegar a acuerdos.

Finalmente, le comento que ayer los habitantes que exigen la destitución del alcalde priísta de Huamantla, Jorge Sánchez Jasso, no sólo ratificaron ante los diputados sus quejas, sino que se comprometieron entre este día y mañana a aportar más elementos que, según ellos, demuestran los malos manejos financieros en ese ayuntamiento.

El presidente municipal de esa población considerada como pueblo mágico deberá comparecer el martes 28 de enero ante la comisión especial y llevar todos los documentos que lo ayuden a justificar la correcta aplicación de los recursos públicos, pues de eso dependerá de que evada o enfrente el juicio político que se le pretende abrir para removerlo del cargo.