[xyz_lbx_default_code]

Percepción o realidad, pero la inseguridad aumentó

.

Han pasado casi diez meses y la estrategia para contrarrestar a los delincuentes no se observa por ningún lado, porque más de la mitad de los tlaxcaltecas se siente inseguro y percibe que la inseguridad pública es un problema que lejos de disminuir va en aumento cada día sin que vea una respuesta contundente de las autoridades.

inseguridad

 

En una realidad, los tlaxcaltecas no se sienten seguros en sus casas y en las calles. Los delincuentes han ganado terreno en el estado, pues la estrategia que ha implementado el comisionado estatal de Seguridad Pública, Hervé Hurtado Ruiz, no ha podido frenar los asaltos en carreteras, robo de automóviles y de casa habitación, así como los delitos que sufren ciudadanas y ciudadanos cuando salen a trabajar o a divertirse.

Los números e indicadores no le favorecen al funcionario estatal que llegó a Tlaxcala con altas expectativas. Los delitos han aumentado y si se compara con el número de personas detenidas y sujetas a proceso se constatará que no existe proporción, lo que sin duda es una clara señal de que algo no está funcionando en materia de seguridad.

Por esa razón se entiende la percepción que prevalece hacia la efectividad que tienen las autoridades estatales para resolver ese problema, la cual es muy baja porque a lo mucho sólo 2 de cada 10 tlaxcaltecas observa que el gobierno está llevando a cabo las acciones correctas para combatir a los delincuentes.

Y aunque usted no lo crea, hay ciudadanos que desconfían del trabajo realizado en las delegaciones de la Comisión Estatal de Seguridad Pública, porque los elementos que están adscritos en ellas no entregan resultados tangibles.

Al contrario, los antecedentes de los responsable de esas delegaciones hacen que los ciudadanos se sientan más inseguros. Por ejemplo trascendió que el delegado en Apizaco estaría relacionado con el robo de transporte en la zona de Xaltocan y que el delegado de Calpulalpan, antes director de la policía municipal en ese municipio, tendría relación con la venta de gasolina sustraída de manera ilegal de ductos de Pemex.

El delegado de Tlaxco Ramiro Costeño no ha podido frenar el robo de vehículos que en los últimos meses aumentó de manera considerable, mientras que el Huamantla Jairo Andrés García Ávila es de los que suele informar que no existe ningún atraco cuando en ese momento los ladrones se están llevando la mercancía de los vagones.

A finales de junio se informó que se duplicaría el número de policías estatales y que se compraría nuevo equipo y armamento para reforzar la seguridad pública en la entidad, sin embargo han pasado los días y no se ve ni a los nuevos elementos ni la moderna tecnología por ningún lado.

No lo cuente en voz alta, pero dicen que el gobierno del estado podría regresar este año recursos etiquetados para seguridad, ya que hasta la fecha esos fondos no se han utilizado y los plazos para poder ejercerlos están por vencerse, situación que sería lamentable porque se estaría incurriendo en el mismo “error” que se presentó en la administración de Mariano González Zarur.

Si hay un funcionario que desde ahora está reprobado por los ciudadanos por la labor que ha realizado en los últimos 10 meses es Hervé Hurtado, quien desde mi opinión no pudo con el paquete de la seguridad pese a su apantallante currículum.

O usted que opina.

Etiquetas:, , ,