[xyz_lbx_default_code]

Entre la Feria y las cuentas públicas, los diputados ya no duermen

.

Literalmente la revisión de estados financieros es una descarada subasta.

etlaxcala-Mariano-Gonzalez-Zarur-1-Ano-Viejo-Aguirre-Nuevo-Caricatura-Tlaxcala-Online

La transparencia y la revisión de cuentas, pasaron de las ideales medidas prioritarias en la relación entre poderes, al punto de convergencia para compartir el botín..

A los diputados salientes no les alcanzan los dias para avistar cloacas administrativas, poner cara de fuchi y, conseguir aplastarse en enésima oportunidad... a negociar.

Pero todo ha de ser con un ritmo frenético. Las horas no sobran y por el contrario, cada vez es más robusta la fila de solicitantes deseosos que sus estados financieros se aprueben pese a constar de contabilidades imperfectas, por cuánto desvíos, por comprobaciones inverosímiles, y cinicas aceptaciones mutuas de estar cometiendo vulgares fraudes con el dinero del Pueblo.

Y es la génesis de los nuevos ricos; de aquellos que nada tenían y hoy, en la abundancia, han perdido la razón, y también el sueño, porque si de septiembre para atrás les retachan sus estados financieros, ello significará que ni sumidos en el lodo de la corrupción habrán sido capaces de no salir  raspados.

Díganme dónde, legisladores y auditores pueden meter la cara cuando toman conciencia que por ejemplo, las cuentas públicas más chuecas son las rubricadas por un titular del Ejecutivo, malo para generar progreso del estado, pero único para empinar a la bola esta de arrastrados, responsables de que cada día estemos más hundidos, en la inseguridad, con obras de relumbrón, escandalosamente infladas, o existentes sólo en los comprobantes, enviados por empresas fantasma.

Por eso la prisa que podemos ver en el Palacio Legislativo y en el órgano de Fiscalización Superior (OFS).

Hasta parece que deveras trabajan… qué bárbaros, qué dinámicos. Bueno, es que estos últimos días de legislatura van a marcar la diferencia entre los mismos pobretones que tuvieron la oportunidad y la desaprovecharon, y los nuevos millonetas, a saber: un alcalde con departamento en la Torre Trump; media docena de nuevos rancheros, y otro tanto de propietarios de edificios, a lo mejor un poco charros en su diseño, pero edificios al fin y al cabo.

Los criminales y el bufet ferial

Para los criminales organizados, la feria de Tlaxcala y sus tumultuosas o nocturnas actividades, equivalen a estar ante la barra del bufet, para servirse al gusto, las veces que quieran y en la cantidad  deseada.

1. Los autos en vía pública son un inquietante desafío para ser desvalijados o robados completitis, como pasó en plena inauguración.

2. Trasnochados, con la panza llena de tequila y todavía tarareando los madrazos de Paquita la del barrio, ahí tienen ustedes a las parejas que, muy contentas ni siquiera recuerdan por donde dejaron la camioneta.

3. Meseros como los tipos esos queretanos que se le fueron a una clienta a chingadazos hasta casi matarla. O sea, a la feria de Tlaxcala vas a comerte lo que te den y no protestes , porque todo lo justifican las tremendas cuotas cobradas por el patronato. Claro, los ferieros de esta calaña tienen que recuperarse a como de lugar.

Educación media superior, desenfrenada

A los cultos miembros de la Gendarmería les sugerimos emplear su tiempo en prevenir y combatir el delito, aparte de leer buenas obras en su biblioteca itinerante.

Por ejemplo, nos dicen que en el Cobat 01, las fiestas llegan tan lejos que, siguen en la calle o en terrenis baldíos cercanos, donde chupe, cigarritos con sorpresa y sexo, ya ni siquiera merecen discreción… hoy les cuadra el exhibicionismo.

El Cebetis es otro caso interesante.

También recomiendan a los gallardos gendarmes aprender a buscar en las mochilas, porque chavos y chavas son tan truchas que las hojas de la mota las ponen ente las de sus libros, y bien que en la operación mochila ven la oreja a quienes no se den color del tamaño de las mañas de estos inquietos bachilleres… no todos, pero si bastantes.

Etiquetas: