[xyz_lbx_default_code]

Tirar el puente de Chiautempan, ¿será capaz?

.

No lo derruye, pero sí usa su funcionamiento mermado para exacerbar los ánimos de la comunidad chiautempense. ¿Crisis en la UAT? ** La boda Cánovas, el suceso…

img3995

Hay una curiosa tendencia destructiva que lleva adjunta la falta de obra… ¡nadie por encima de mis  logros!, y como muchos muchos no son, entonces opta por borrar la evidencia.

Al menos así lo plantea, mas la realidad puede ser contrastante.

Las obras satanizadas, por llamarlas de algún modo, no nada más corresponden a la gestión de Héctor Ortiz. Hasta eso, hay que reconocert que el marianismo no discrimina en tratándose de no dejar piedra sobre piedra.

Por ejemplo, afectar un lugar de monumentos: las emblemáticas escalinatas, para construir ahí unas oficinas ha sido de las decisiones más crueles y con la maldad implícita de la ausencia de tlaxcalidad, o tlaxcaltequidad, parafraseando al querido Don Desiderio Hernández Xochitiotzin, cuando se refería al amor por esta tierra.

Y ha comenzado Mariano a calentar la cabeza a los chiautempenses, buscando exaltar la animadversión por el paso a desnivel, cuyo «crucero inteligente» fue habilidosamente interrumpido, Un poco por el mantenimiento al Río de los Negros, y otro, ya caemos, para exacerbar a los automovilistas que, muy molestos hacen largas filas a causa de una vialidad semi mutilada.

Con las ganas de hacer las cosas que ha mostrado el actual, le llevaría años y una fortuna derruir dicho puente. Hay pocas posibilidades de que lo haga, pero, sí lo utiliza para generar ese encono contra su antecesor.

Ojalá lo derribara y en su lugar creara una serie de túneles y puentes, de la talla de los segundos pisos del Periférico en el DF. Pero que lo haga, porque esto de especular con las obras que finalmente son de carácter público, y luego dejarlas  perder le ha resultado una estrategia valiosa.

Mire el caso de la Plaza Bicentenario. La están saqueando.

¿Y quién va a reponer los daños?

Dicen que hay una detallada entrega recepción. Hoy las pérdidas se cuentan por millones.

Los campamentos de defensa en la UAT

Son al menos tres los escenarios que se vislumbran ante el innegable hecho de una airada defensa de la autonomía.

1.- La presunta intervención del marianismo para invadir el territorio de la UAT es una especie de distractor para cubrir la pugna interna por controlar el edificio de Rectoría.

2.- El enrarecimiento del ambiente porque en uno y otro bandos campea la apasionada defensa de los intereses del grupo al cual pertenecen.

3.- Una lucha simulada a modo de un plan B, que no se limita a un solo personaje para impulsarlo hacia la sucesión del gobierno estatal, en 2015, sino que tendría dos. Uno, el ex rector Serafín Ortiz, encabezando una oposición de minorías en el Congreso. Otro, el actual rector, Víctor Job Paredes, acaparando a las izquierdas, en lo que podría ser una interesante alianza, una vez superado el natural interés de los grupos por hacerse con el poder en la Máxima Casa de Estudios.

Y esto señalaría a una nada descabellada alianza en los hechos (de facto, como dicen los grillos) entre, el orticismo y el Sanchezanayismo. Nada sencilla de conseguir, pero con grandes posibilidades de sobreponerse al tifón González que al día de hoy ha causado una dolorosa destrucción en la entidad.

La mega boda

El bello altar mayor del templo de San Francisco Acatepec, en Cholula, fue escenario de la elegante boda, con un suegro del peso de Víctor Cánovas. Luego del la ceremonia se fueron a un eco lugar fantástico, donde lo verde del bien recortado césped recibía las pisadas del gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle y su alcalde electo de cabecera, Tony Galy; ambos muy bien acompañados de sus esposas

Estuvieron sentados en la mesa de Cánovas.

Esperaban la llegada del líder panista Gustavo Madero y del líder cameral Luis Ernesto Villarreal, pero niguas. Sí fueron invitados los consejeros electortales

Como la misa comenzó a las ocho de la noche y se prolongó hora y media, para eso de las once, los invitados andaban filosos. Bueno, todo sacrificio tiene su recompensa. Comenzaron a servir el rico menú:
un jitomate con aderezo relleno de camarones empanizados cola azul, después una crema de olivos con aceitunas negras. Luego, para suavizar los sabores repartieron helado de mandarina.

El plato fuerte fue corazón de filete o filete de robalo.

Y para los menos cuidadosos de la línea, había una charola de nueve postres.

La gran mayoría de los invitados pasó a saludar al gobernador Rafael Moreno Valle, incluso la diputada federal por Tlaxcala, Aurora Aguilar Rodríguez, se emocionó y pidió a los fotógrafos que tomaran una imagen, porque estaba con uno de los presidenciables con mayor presencia al interior del PAN.

A la boda de Víctor Cánovas, llegó Adolfo Escobar, Alejandro Aguilar y empresario dueño de Saga Construcciones.

Etiquetas:, , ,