[xyz_lbx_default_code]

¿No fue la elección un referéndum?; Pierde PRI, municipios más grandes; alcanzaría 12 diputados

.

Es decir, ni en sueños alcanza la mayoría absoluta… como dijo Gerardo Fernández Noroña en su visita a Tlaxcala: a este mandatario le aguardan tiempos difíciles.

img279

De tanto ofender la inteligencia del tejido social activó la condena de este a la continua mofa, a la cual hizo habitual lenguaje para verle siempre por encima del hombro. Y de poco sirvió la advertencia de Osorio Chong, para ganar Apizaco a como diera lugar. Y el acostumbrado mariachi priísta para Rafa Ortega en plena madrugada, cuando llegó a contar hasta 23 votos por encima del panista Jorge Luis, pareció entonar Flores Negras (Julio Jaramillo) y no El Rey (José Alfredo Jiménez), porque en verdad fue un gane efímero, como el matador no está acostumbrado a tenerlos.

Según avanza el reloj, la cereza del pastel de esta elección: Apizaco, se consolida con un bastión panista más, al referéndum mariano de trágico resultado. Para el PAN las pasiones de recibir los resultados han sido extenuantes porque, el triunfo que se creía seguro en Huamantla, con Alejandro Aguilar en alianza con el PAC, se desmoronó ante el súbito e impresionante crecimiento del perredista Alfonso Sánchez Manzanilla.

Pero la capital, Tlaxcala, ha sido el revés más severo para el tricolor. Nunca había perdido. Mas esta vez, la derrota a Mariano fue escandalosa, comenzando por el candidato del cual se trató, Ramiro Pluma Flores, sobrino de Rubén Flores Leal, declarado enemigo del gobernador, quien acabó por apoyar la causa panista de Adolfo Escobar Jardínez, ganador indiscutible de la alcaldía capitalina, que dejará de estar en manos del más frívolo de los presidentes municipales, quien todavía se animó a augurar dificultades a su sucesor si es que quería superar el papelón logrado por él.

Elección no apta para cardíacos, pero menos para biliosos.

El operador-responsable del tricolor, el que dejó ¿temporalmente? el cargo de subsecretario técnico, el gurú michoacano, Mario Armando Mendoza, se tiene que ir. Ya causó demasiado mal.

Aunque aquí entre nos, no dudo que su inventor, Mariano, lo sostenga, nada más por demostrar su constante contracorriente, así tenga que ver con su auto exterminio.

Mariano está a la mitad de su administración pero, el desgaste corresponde al tiempo extra. No quiero imaginar el desdén popular cuando aparezca su sucesor o sucesora… el o la que ha de reparar una casa maltrecha, quemada, saqueada, convertida en mal sitio a causa  del rencor generado por la sinrazón. Ya sus inventores lo preveían y, me consta, se autoconmiseraban. Lo malo es que nos pasaron a traer.

El Congreso, lo menos malo para el PRI

Pasar por alto la sugerencia de Osorio no era fortuito. Necesitaba un Congreso sólido. No lo tiene. A penas para defenderse como gato panza arriba, ante una oposición que, sin duda tendrá la influencia de personajes inaccesibles al marianismo.

Eso que tanto le preocupaba le ha permitido ganar en diez distritos mediante la alianza con el Verde. Logra I, II, II, IV, V, XI, XII, XV, XVII y XIX. Más los de representación proporcional, aspira a doce legisladores. La mayoría absoluta (23) es inalcanzable.

Como decía Gerardo Fernández Noroña, a este gobernador le aguardan tiempos difíciles.

Y la prueba no superada en Apizaco, lo colocan como inminente candidato al próximo granierazo.

Pero anoche, encuestas realizadas por el tricolor, suponían que ese instituto conservaba Tlaxcala y ganaba Apizaco. Los resultados fueron otros.

Etiquetas:, , , ,