[xyz_lbx_default_code]

Archiv para 10 enero, 2014

Hasta dónde la danza de los millones soportará el hastío del pueblo

.

Si los representantes populares vendidos en el draft de hace un par de semanas suponían que a los tlaxcaltecas les son ajenas sus maniobras, pues ya perdieron la sintonía…

img5374

Es gracioso ver la auto degradación a la que se someten los otrora protagonistas del Congreso de Tlaxcala, como quien dice a lo que se llega pa’comer… El hoy ex diputado Héctor Martínez García, decantado en el nuevo mayordomo del Legislativo pretende, nos dicen nuestras fuentes, tener mano en el reparto de la riqueza que con el manirrotismo más escandaloso en perjuicio del desarrollo de Tlaxcala, encabeza el, esmerado Marquito Mena.

La verdad se esperaba más de él. La expectativa que generó lo dibujaba, de cuerpo entero como el interesante activo tricolor, seduciendo con sus finos modales a una oposición que, requirió la intervención del conocido por todos Mario Armando, un cuate que al menos en la primera etapa de su irrupción en estas tierras la regó sistemáticamente.

Ah, y en la segunda etapa… también.

Bueno, la asintonía del jacarandoso presidente de la comisión de Concertación y Coordinación ha llegado al grado de la megalomanía, demandando a los diputados federales panistas, Aurora Aguilar y Luis Alberto Villarreal, pruebas ante la Procuraduría local, respecto al supuesto reparto de tarjetitas esas departamentales para premiar a quienes se inclinaran por su partido en la reciente elección (ajá la del cochinero).

Como quien dice, un aldeano representante popular pretende ir a la yugular de dos fajadores de buen nivel, pero a nivel central… es un desgastante desafío al fuero en aquella instancia superior, pero hablando de esa megalomanía jacarandosa, ha de seguir su curso el acta circunstanciada 2338/2013/Tlax , presentada en el feudo de doña Licha Fragoso allá por el tres de junio del año anterior.

Aquí lo gracioso sería que dichas indagatorias comprobasen que el reparto aquél que le platico resulte cierto.. oigan, qué quemada, o como quien dice, cuando por gusto se muere, hasta la muerte le sabe…

El caos reina en el Congreso. Los activistas de ayer hoy se hicieron ojos de hormiga de piel muy sensible y en pocas palabras conformaron una mayoría tiránica onerosa, de un costo tan lastimero para mi tierra que ánimas porque el resto de la Legislatura póngase las pilas y no muerda el anzuelo del desánimo… de la derrota a priori, a causa del desconcierto ocasionado por la danza de los millones y las chuecuras de diputados, líderes y demás fauna, realmente nociva.

Los he visto sesionar en un contexto que a todos los hizo perder el estilo. Y por eso, me empeño en aguardar por momentos de mayor lucidez, en el escenario ese donde ASA suma sus activos a una causa mariana que al día de hoy se ha negado siquiera a levantar la bocina del teléfono pa decirle un: quiubo primito…

Así que no se crea eso de las alianzas por conveniencia con un carácter perenne.

La razón se ha de imponer a los marquismos y a los marioarmandismos, de mira corta, de alcance efímero pero de daño permanente a la economía, porque aquí sí aplica aquella frase: «estamos echando el dinero bueno al drenaje», ese pozo sin fondo que al día de hoy ha marcado la diferencia entre los legisladores con un compromiso, quizas obnubilado por aquella danza millonaria, pero al final de cuentas, convencidos del tamaño de su compromiso con un pueblo, harto, asqueado, de esas infamias a las que equivocadamente solemos llamar acuerdos políticos.