[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘Roberto Romano Montealegre’

Una obra cada dos días… ¿dónde están que no se ven?

.

Si llaman obra a la pinta de manchigrecas en las escuelas, ya se explica uno el elevado número de trabajos y sobre todo, la algarabía del gremio de la construcción en Tlaxcala.

Caricatura 1, Obra cada dos Dias, Mariano Gonzalez Zarur, Roberto Romano Montealegre, Hugo Rene Temoltzin, Tlaxcala Online

Caray, una obra cada dos días, nos lleva a la mágica suma de 730 trabajos en lo que va del sexenio. Sin duda una cifra récord… ya la quisieran otras entidades más grandes y con mucho más presupuesto.

Sólo una duda. ¿Por qué hasta hoy lo informan casi a manera de paquete?

Se me hace que en prensa de gobierno, el vocero a control remoto, Raymundo Vega Crespo, se quedó con esos datos y los fue acomodando en una catacumba con olores fétidos y todo eso. Porque de no ser por esta campaña de persuasión respecto a lo movido que es el régimen marianista, el particular ha pasado imperceptible.

1.- Si es tan elevado el número de obras, ¿cuál es la causa que mueve a la gente a sentir como que este es un sexenio perdido?

2.- ¿No será que bajo el infalible esquema de ingeniería comprobatoria, las obras se hallan en informes y demás documentos, pero físicamente no existen?

3.- Ah, ya caigo, es que los regaños del hacendado, clausuras, coscorrones, zapes y demás, tuvieron mayor impacto entre la gente. Entonces las obras han quedado en un segundo plano.

4.- ¿Se las llevarían a otro estado?

Si como obra se cuenta la pinta de manchigrecas en las escuelas, entonces se entiende esa elevada cifra de acciones.

Además, desde un principio se nos advirtió: este no es un gobierno de obras faraónicas, sino de pequeños detalles en favor de la restitución del tejido social.

Conste que las obras se quedaron en prensa; que el señor de prensa ya fue corrido varias veces pero inexplicablemente ahí sigue.

Lo malo: persiste esa sensación como de hueco… como que nos resistimos a al atole con el dedo de las obras… chiquitas pues, pero al fin y al cabo motivo de grandes derramas económicas que seguramente se ven en un gremio constructor próspero y orgulloso del gobierno al cual sirven.

La jiribilla de los cambios en la UAT

Parece que la negativa del ex gobernador Héctor Ortiz Ortiz, a ser de nueva cuenta rector de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT) trajo interesantes cambios coyunturales, en pleno proceso electoral y con el concurso de los grupos que gobiernan la institución.

La influencia se siente por ejemplo en el nuevo titular de la Secretaría Académica, Efraín Ortiz Linares, quien dejó la Secretaría de Extensión Universitaria al ex diputado local Edilberto Sánchez Delgadillo. De ambos no hace falta cuestionar su profundo orticismo.

El rector, Rubén Reyes Córdoba, comenzó la cirugía en el tejido universitario y llamó a, Luis González Placencia a la Secretaría Académica y a Ernesto Meza Sierra a Autorrealización. La nueva secretaria de Rectoría es Gabriela Georgina Mateos Gómez, quien era titular del Departamento de Vinculación e Intercambio Académico.

Rodolfo Ortiz llegó a la dirección de Planeación y Mauro Sánchez es ahora titular de Vinculación e Intercambio Académico.

Llegó el tiempo de labrar al nuevo equipo que protagonizará un papel pleno en la etapa sucesoria del Ejecutivo, y muy probablemente el proyecto que ha generado estos ajustes sería Serafín Ortiz Ortiz.

Falta ver la composición que logre Víctor Job Paredes Cuahquentzi, el ex rector con un papel relevante y un futuro promisorio, creo que en el corto plazo. Hay que ver el coctel de partidos con los que planee conquistar el segundo distrito federal electoral. Por lo pronto, ni quien dude que lleve como base al PRD. Falta ver el papel que juegue el PAC.

Siempre si ocupan el ITC

El desinterés por la cultura es manifiesto. Una autoridad que para en seco a la Plaza Bicentenario, con teatros, auditorios y espacios para las artes, y que a media calle saca al Instituto Tlaxcalteca de la Cultura, lo manda a Apizaco y abre las puertas a Sanborns y a Famsa, está más interesada en hacer negocio con el inmueble que en seguir permitiendo que sus cuartos y patios sigan siendo los improductivos salones donde pronto dejarán de impartirse clases de música.

Pues es una postura muy marianista.

Muchos no están de acuerdo.

Gobiernos anteriores procuraron a esa casona ser motivo de orgullo para las familias tlaxcaltecas. Hoy, están a punto de cederla a millonarios para que sigan acumulando riqueza.

 

 

Irregularidades en el IEM descubrirían grave desfalco

.

Maricela Cuapio enfrenta tantos problemas que no tiene idea de su crítica situación. ** Opacidad en ATAH. ***Obra pública, el talón de Aquiles en 2015.

Caricatura 1, Roberto Romano Montealegre, Contratos, Mariano Gonzalez Zarur, Secoduvi, Tlaxcala Online

Seguramente ha sido la ausencia de un marco jurídico en el Instituto Estatal de la Mujer (IEM), lo que al día de hoy permite a su titular, Maricela Cuapio Cote, la aplicación de criterios muy personales en el desempeño de la institución.

Hoy nos enteramos, por ejemplo, de la desastrosa administración que tiene al IEM con fuertes problemas ante la Contraloría del Ejecutivo. Sería el uso dado a esta oficina como una arbitraria sede para operaciones ajenas al tema de género.

Eso, a las activistas en favor de los derechos de las mujeres no les ha parecido en absoluto. ¿Usar el presupuesto del IEM para cumplir los caprichos de una titular insaciable y acostumbrada a la buena vida?

Los problemas del instituto se propagaron. Y no exagero al adelantar que en breve exigirán la salida de Cuapio Cote, no sin antes practicarle una serie de auditorías ante lo que podría ser un escandaloso desfalco.

Hace unos días lo planteaba el diputado panalista Bladimir Zainos Flores: “es inadmisible que a más de 15 años, el Instituto Estatal de la Mujer siga operando mediante un decreto sin funciones claras, ni personal calificado para las actividades propias de su encargo”.

Propuso reglas claras y la intervención del Congreso para analizar a futuras postulantes a encabezar el IEM.

La gota que derramó el vaso

Sin duda fue el acto discriminatorio presentado por la académica Cynthia Galicia, tras sufrir una crítica con severos problemas existenciales del magistrado Gerónimo Popocatl.

Cuapio, lerda para reaccionar e insensible pese al puesto que desempeña tuvo que ofrecer posteriores disculpas a Galicia, reconociendo en ausencia de la ofendida la pésima imagen que a Tlaxcala da un tipo de las hechuras de Popocatl, misógino e inseguro, agresor de la panelista Cynthia Galicia.

Hoy, la enigmática Cuapio Cote, ha puesto en marcha una campaña para recuperar un poco de la credibilidad perdida. Asegura que al menos seiscientas diez mujeres han sido asesoradas por los abogados del IEM.

De nuevo, su reacción tardía no pudo evitar el descubrimiento de la pésima administración en sus manos.

Cuapio está en un brete.

Opacidad en ATAH

El ex presidente de Autotransportes Tlaxcala Apizaco Huamantla (ATAH) Abelardo Meneses Curiel, demandó cuentas claras a los actuales directivos de la empresa, quienes no han informado del estado financiero de la empresa desde 2013 a la fecha.

Creo que la inconformidad de Meneses y socios que, en conjunto poseen la cuarta parte de la empresa radica en el uso corporativo de los autobuses, para quedar bien con los políticos del momento y sacar raja política, pero a costa de un servicio deficiente que lamentan cientos de usuarios.

Se ha dado un intercambio de declaraciones. El riesgo es que truene la asamblea de inicios de enero, la empresa entre en una etapa de anarquía y puedan darse episodios como los que hace años tuvieron inmovilizados a los autobuses meses y meses sin una solución a los problemas sindicales de entonces.

La obra pública, bajo lupa

Algo tiene que hacer este sistema para aminorar la inconformidad de decenas de constructores locales, que han presentado una denuncia ante la PGR por la corrupción detectada en la asignación de obra pública.

Debilitado el gobierno, y al alza sus detractores, el tema de las obras se perfila como un detonante que a varios los va a poner atrás de las rejas.

Nuestra geografía, la más pequeña… nuestra corrupción, de las más altas

.

No lo dice cualquiera; se trata de un trabajo realizado por el Inegi y twiteado por Consulta Mitofsky, que nos coloca en el octavo lugar de la lista de más corruptos del país

Caricatura 1, Arturo Tecuatl, Corrupcion, Mariano Gonzalez Zarur, Roberto Romano Montealegre, USET, Secoduvi, Tlaxcala Online

Pero por qué nosotros, siendo la entidad más pequeña del país, somos la número ocho en corrupción, debajo de San Luis Potosí, DF, México, Chihuahua, Quintana Roo, Tabasco y Jalisco.

No hay comparación en tamaño pero, según el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi), aquí se cometen 12 mil 761 actos de corrupción por cada 100 mil habitantes.

Eso es escandaloso.

Y según el comportamiento de los entes susceptibles de actos chuecos, proponemos la siguiente lista, a la que desde luego le hace falta la aportación de todos ustedes.

Los más corruptos de Tlaxcala

1.- Tal vez se trata del ámbito de la construcción de obras financiadas con el presupuesto de Egresos. Abundan las adjudicaciones directas, o las empresas fantasma que tienen relación directa con familiares de autoridades, y que han despertado la inconformidad del gremio, al grado que existe una denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR) (no sabemos las causas por las cuales no ha prosperado).

Además, son utilizados materiales de ínfima calidad con el riesgo de complicaciones, demoras, así como los muy frecuentes incrementos a los presupuestos originales, pero siendo tan cerrado este círculo, todo quedaría entre cuates.

Las comisiones son las más altas: “14.5 por ciento”, que puede convertirse en doble diezmo, es decir en 20 por ciento.

¿Quiénes padecen las consecuencias? Pues todos nosotros, usuarios a fuerzas de esas obras.

2.- El ramo de las adquisiciones. Aquí dominan unas cuantas comercializadoras en manos de familiares de funcionarios harto influyentes. Medicamentos, vehículos, consumibles, cobertores, equipo de cómputo, fertilizante y hasta chamarritas dadas en lugar de útiles escolares, pasan por un inaudito proceso de encarecimiento.

Aquí es donde hace falta la protección de aquellos subordinados con la vara alta y sobre todo, “ponerse la del Puebla”, pues todos quieren su parte de comisión… desde el más alto hasta el ejecutor de la transacción.

3.- Dependencias con una doble función, como podría ser la Secretaría de Gobierno, convertida en la verdadera secretaría de organización del partido, ante la inacción del dirigente-aspirante, acostumbrado a que otros trabajen y él nada más ponga las manos.

Como no ocurrió en secretarios anteriores, hoy sí hay presupuesto en esta que, aplica métodos muy tricolores para procurar la estabilidad política y la gobernabilidad del estado.

Con cargo al erario, tenemos frente a nosotros a un secretario movidísimo, con las facilidades para auto promoverse como la apuesta mariana para disputar el segundo distrito electoral federal, algo demasiado caro para todos, padeciendo los más graves niveles de desempleo e inseguridad.

4.- Y en el top de esta lista, seguro que se haya el secretario que cachetonamente se ha embolsado 22 millones de pesos correspondientes a la adquisición de útiles escolares. Soportan la crítica y hasta procuran respuestas graciosas cuando son cuestionados, pero de cumplir con lo mandatado por la Ley… nada.

La USET tiene al día de hoy la nada envidiable primera posición como la dependencia más corrupta.

El resto

Creo que los encargados de soportar la agenda de viajes internacionales con resultados magros, tienen una participación activa en este top de corrupción, detectado por el INEGI y twuiteado por Consulta Mitofsky.

Al grado que las mordidas de tránsito o las extorsiones de ministeriales, resultan peccata minuta, ante la cascada de hechos tan reprobables como la venta de votos en el Congreso para apoyar iniciativas o aprobar cuentas públicas.

Diputados como los de apellido Mena o Acametitla, no pueden evitar que los veamos como de los más comprometidos con acciones de las que para nada sentimos orgullo.

Curiosamente, individuos como estos tienen un promisorio destino en la política tlaxcalteca.

Chiquitos pero mañosos

Las dimensiones geográficas del estado son similares a Aguascalientes, pero allá tienen el orgullo de encabezar la lista de los más horados, junto con Sonora, Guerrero, Tamaulipas y Colima.

Bueno, hasta el estado del gober bala, Puebla, no es tan corruto como el nuestro, andan por ahí del 20 más honesto (de 32).

Tetla tiene su varguitas

El alcalde de Tetla de la Solidaridad, Javier Hernández Mejía, se atavió como varguitas, el controversial protagonista de la cinta La ley de Herodes.

¿Cómo se le ocurrió?, pues casi no ha de pasar tiempo frente al espejo y, claro, en sus sueños guajiros debe tener muy presente que en un descuido, bota a Peña Nieto de los Pinos y se aplasta en la silla Presidencial.

Aplausos a Javiercito Hernández, por hacer el servicio a los restantes alcaldes tlaxcaltecas. En realidad lo hizo para que todos, pero todos en el país, vieran hasta donde puede caer un ridículo político de cuarta con acceso a redes sociales. (es que subió su graciosa imagen a Facebook)

javier hernandez con la banda presidencial

 

Trascendidos Navideños

.

Roberto Román, Jonathan Bretón y Ricardo García los tres funcionarios que están amarrados en sus cargos en la administración estatal.

img5032

Trascendió que ahora sí en 2014 el gobernador Mariano González Zarur realizará algunos ajustes en su gabinete, sobre todo cuando tiene bien claro que muchos de sus funcionarios simplemente no pudieron con el encargo.

La lista de los nombres de los servidores públicos que dejará la administración estatal sólo la conoce el mandatario, pero trascendió que los que están seguros y amarrados en sus cargos son Roberto Romano Montealegre, titular de la Secoduvi, Jonathan Bretón Galeazzi, responsable de la Sefoa y Ricardo García Portilla, secretario de Planeación y Finanzas.

Al primero se le reconoce su habilidad para los negocios y por privilegiar a empresas foráneas en la ejecución de obras, especialmente unas ligadas a un joven político que optó por crear sus negocios por la región de Atlixco, Puebla.

El segundo se mantendrá no porque sea un excelente funcionario o porque haya entregado buenos resultados en estos tres años del gobierno marianista, sino porque su lugar representa una posición familiar que será respetada.

Respecto a Ricardo García sobra decir que hoy en día está convertido en el funcionario más cercano a Mariano González, pese a las llamadas de atención que le haga el mandatario.

Trascendió que el alcalde capitalino Pedro Pérez Lira trabaja a marchas forzadas para arreglar las cuentas en su administración, pues simplemente no le cuadran, de ahí que se haya dado a la tarea de elaborar contratos laborales para tratar de justificar la aplicación de ciertos recursos económicos.

Lo malo es que si bien algunas personas han optado por firmar esos contratos, lo cierto es que el problema no está resuelto, ya que el edil priista no tiene forma de justificar con movimientos bancarios el pago de esos trabajadores.

Otro problema que trata de resolver Pedrito, es el referente a la compra de luminarias, las cuales al parecer se compraron pero éstas nunca se instalaron.

Trascendió que en los últimos días del año dos magistrados del Tribunal Superior de Justicia del estado andan más que movidos para lograr los consensos y apoyos que les permitan llegar a la presidencia del Poder Judicial.

Elsa Cordero si bien ha mantenido un bajo perfil, lo cierto es que ya ha tocado puertas externas e internas para llegar a la posición que en unos días dejará Justino Hernández.

El otro de los magistrados que tiene la intención de suceder a Justino Hernández, es Mario Jiménez, cuya principal fortaleza se centra en los apoyos que ha logrado al interior y en la estructura del Tribunal Superior de Justicia, aunque para muchos su principal debilidad es su distanciamiento con el gobernador Mariano González.

Trascendió que en breve saldrán a relucir las deslealtades y transas de un alcalde panista que presume de pulcro y honesto, pero que en realidad es un político mentiroso que dejará adeudos y un mal sabor de boca a sus proveedores y amigos.

Millones perdidos por el saqueo, por los pleitos… ahora, hay que terminar la Plaza Bicentenario

.

Fue la gran oportunidad para que los depredadores del momento hincharan sus bolsillos hasta casi reventarlos… en esta disputa perdimos todos.

img1428

Ha estado a medias, expuesta por tres años, como una de las manzanas de la discordia entre marianismo y orticismo, pero quienes hemos pagado los platos rotos somos los de a pie… los que desearíamos ver culminada una importante obra cultural.

He ahí el detalle: cultura.

El comportamiento del actual gobierno parece considerar los aspectos culturales como algo de muy poco interés. Gusta -según vemos- de negocios rápidos, donde la inversión sea mínima y el margen de ganancia, amplio y suficiente como para sentirse satisfecho.

Ubiquémonos en el simpático reparto de chamarritas escolares.

Suplantaron a los útiles escolares, con un costo muy superior, y sobre todo, socialmente oneroso porque quedó la duda respecto a quien negoció la hechura de esas más de 200 mil prendas. Fue Tonchis, dejaron correr en los pasillos de Palacio, tantito por indiscretos y otro poco por envidia (más de diez habrían sido felices haciendo la tranz(s)acción (perdón por la ortografía).

En el fondo, cuadernos y lápices que debieron entregarse por Ley, fueron sustituidos por tardías chamarras-negocio (aparte verdes, para hacer juego electoral con las manchigrecas).

El estilo mudéjar

No fue la estilizada construcción lo que disgustó al marianismo, sino haber sido privado del control absoluto, durante esos seis meses de hibernación previa asumir el mando. Tenían que haberle consultado para que él les dijera que no. Al no hacerlo, uno de sus primeros planes para confirmar su poder era ese: echar abajo la obra, pararla, exhibirla como trofeo de caza para mostrar a los tlaxcaltecas hasta dónde podía llegar su influencia.

A los ojos de un pueblo que votó por Mariano, aquello fue una inexplicable clausura. Después de tantos retrasos con Ortiz, lo que ricos y pobres deseaban era ver la obra terminada, pero no fue posible.

Entonces vino la depredación. Butacas, puertas, instalaciones eléctricas y todo lo imaginable en un edificio con semejantes características pasó por los dientes de infames roedores que actuaron aprovechando los sellos de clausura.

¿Quiénes serían? Yo creo que eso nunca se va a saber.

Pero el daño, el millonario daño dejó patente que esa disputa iba para largo.

A inicios del marianismo se dio una temporada en que todo juicio lo perdía. La disputa legal de la Plaza Bicentenario era un ejemplo. Si en los litigios fue superado no ocurrió así a la hora de aplicar la fuerza y poner sellos de clausura.

Con el tiempo, la justicia federal otorgó un amparo a la Universidad Autónoma de Tlaxcala, como legítima comodataria del inmueble. Pero el saqueo y el estrangulamiento presupuestal hacían inconveniente ejecutar la posesión del bien.

Entonces vino el discreto escándalo en voz del rector, Víctor Job Paredes Cuahquentzi: «no nos interesa».

Acaso salió del guión. No era lo que el Ejecutivo esperaría. Tal vez él y sus abogados se hallaban listos para mantener colocados los sellos de clausura, a sangre y fuego.

Y se toparon con el desdén de la Universidad.

Creo que a partir de ese momento, el marianismo se sorprendió con su propio juego… permitimos o alentamos el saqueo que a la postre nos pegó.

Acabar la plaza va a costar demasiados millones de pesos, sobre todo si se encarga el actual secretario de obras, sobre quien abundan pruebas de una corrupción que seguramente lo va a perjudicar.

Pero lo más grave fue que durante el marianismo ese mismo personaje fue el subordinado al cual se encargó diseñar  y ejecutar la obra. Al cambio de gobierno, se colocó otra chaqueta y vivió para analizar la forma en que hundiría a sus ex jefes.

En pocas palabras, servía a una mafia pero se pasó con la otra. Eso se llama traición. Lo quisiera ver traicionando al marianismo con el que viene… ¡claro que es capaz!

El recuento

¿Quién va a pagar esas millonarias pérdidas?, ¿Nosotros?, ¿No le parece injusto?

Ha costado millones de pesos pelear por una causa perdida como lo es la Plaza Bicentenario.

Los costos se fueron al cielo para demoler a los notarios orticistas. Fuimos capaces de gastar el dinero que habría alcanzado para transformar al estado para borrar a esos notarios.

¿Por qué dilapidar?, ¿Es el precio del desconocimiento?, Yo creo que sí, porque al de las decisiones lo mismo lo exprimen dentro que fuera de ese sistema al cual… manda.

Que los episodios culminen con semejante polarización y con este grado de resentimiento social nos habla de un liderazgo bizarro, ignorante y de mala cuna. El aquí y ahora. Medrar ahora que se puede. Descobijar hasta al amigo Tulio. Más o menos como la entrega de Pemex a la IP.

Se hace porque se hace. ¿Y quienes pierden?