[xyz_lbx_default_code]

La tentación del poder

.

Pronto comprobaremos si la futura administración federal que encabezará Andrés Manuel López Obrador es diferente y cumple con sus diferentes promesas de campaña sin caer en la tentación de utilizar los programas de su gobierno con fines políticos electorales, pues en los próximos días se levantarán tres padrones de beneficiarios tlaxcaltecas que podrían recibir a partir de enero una ayuda económica.

Sin que hasta ahora se conozcan los detalles del trabajo y la metodología que se empleará para elaborar los padrones de beneficiarios que recibirán el apoyo prometido del próximo gobierno federal que entrará en funciones a partir del 1 de diciembre, es un hecho que en breve la estructura partidista de Morena recorrerá los 60 municipios del estado para ubicar a las personas que integrarán esos listados que ojalá sean apartidistas e incluyentes a fin de garantizar que la ayuda otorgada será para quién en verdad la necesita.

Se dice que los responsables de coordinar ese trabajo son los diputados federales Lorena Cuéllar Cisneros y Rubén Terán Águila –la primera será responsable del distrito 3 y el otro del distrito 2-, así como el ex orticista, ex priista y hoy soberbio dirigente de Morena, Joel Molina Ramírez –se encargará del distrito 1-, quienes seguramente tendrán el poder de veto para decidir quién si es incluido y quiénes deberán ser marginados.

Como se podrá dar cuenta, el diputado federal José de la Luz Sosa Salinas “Pepeluche”, quien optó por inscribirse en la bancada del PES y no en la de Morena, fue excluido de esa operación en el distrito 1 con cabecera en Apizaco tras ganar las elecciones como lo hizo Cuéllar y Terán en los distritos 3 y 2 respectivamente.

La instrucción nacional es elaborar tres padrones para concretar a la brevedad los compromisos de campaña que hizo López Obrador para apoyar a jóvenes, a las personas con discapacidad y a los adultos mayores.

Los jóvenes serán atendidos a través del programa “Jóvenes Construyendo el Futuro” que tendrá dos variantes. La primera es la capacitación en el trabajo, dirigida a 2.3 millones de personas a nivel nacional que serán vinculados con empresas, y la segunda es la educativa para 300 mil estudiantes del país que hayan concluido el bachillerato y busquen realizar estudios universitarios.

Los beneficiarios de la primera modalidad recibirán un apoyo económico mensual de 3 mil 600 pesos hasta por un año, en tanto, en la segunda el apoyo será de 2 mil 400 pesos mensuales a jóvenes de bajos recursos mientras duren sus estudios de licenciatura o ingeniería.

Por lo que respecta a las personas con capacidades diferentes, la intención del futuro gobierno federal es entregar una pensión similar a las que hoy en día reciben las personas de la tercera edad.

Los adultos mayores con 68 años de edad recibirán alrededor de 1,500 pesos mensuales, cantidad que también podrán percibir las personas con discapacidad.

Resulta extraño que exista poca o nula difusión de esas acciones y sobre todo que no se conozca quiénes serán los responsables del trabajo de campo y de integrar las exclusivas listas, pues según la información disponible esas personas recibirán un salario por su trabajo de 5 mil pesos mensuales.

No se sorprenda si en breve se topa con los integrantes de esas tres brigadas que Morena contrató para empezarán a recorrer los municipios del estado con la promesa de hacer realidad la ayuda económica del gobierno que presidirá Andrés Manuel López Obrador, la cual podría tener un sesgo por la opacidad con que se está llevando a cabo ese proceso.

Hasta ahora no se observa ningún cambio y el proceder de Morena es similar al del PRI o al PAN.

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,