[xyz_lbx_default_code]

23 de marzo, como sea pero García Portilla, aguarda su imposición en el PRI

.

Ha preferido el cordón umbilical con el escritorio y la cartera de su patrón al contacto físico con ese entramado roto del otrora partido invencible.

e1616

Los resultados de las encuestas más recientes, casi hechas con angustia, son elemento inequívoco de las pésimas condiciones a las que se enfrenta un PRI vapuleado como no le había ocurrido antes, sobre todo hoy en plena etapa de consolidación.

Ricardo García Portilla habrá de ser impuesto como dirigente estatal el próximo 23 de los corrientes, por cierto aniversario del asesinato de Luis Donaldo Colosio. Su llegada no se dará en la mejor época. Sabemos el gran trecho que el tricolor descendió.

Tampoco se dará en un entorno de buenas relaciones con una militancia lastimada, saqueada y engañada.

Por sobre el acercamiento con el entramado, otrora amplio y suficiente, se han impuesto porcentajes e influencias. Escritorio y cartera de su patrón aplastaron al contacto físico, al discurso fortalecedor, a la estadística como escudo contra esos detractores, que no faltan.

Es un tecnócrata que sin más alternativa ha dejado su mullido sillón por las sillas de palo de Lira y Ortega 8. Y en ese ejercicio, con un sino otoñal en plena primavera habrá quedado de manifiesto que valen más las prerrogativas, controlarlas y enviarlas a algún destino preconfigurado, que aplicarlas a liderazgos, seccionales, militancia vamos, ávida de sentir por lo menos una despedida decente de quienes los han saqueado una y otra vez.

Estrategia pusilánime

Antes Warnaco, hoy una tantas firmas dentro de la diáspora, esta maquiladora decidió levantar su inversión y dirigirse a buscar mejores plazas, donde el desdén no sea la médula de la política de fomento a las inversiones o por lo menos a conservar las existentes.

En sendas oportunidades estos maquiladores anunciaron el cierre de setecientos y cuatrocientos empleos en las dos últimas instalaciones.

Y por primera vez, la super secretaria con más millas acumuladas ha opuesto una mínima resistencia para impedir la partida.

Aunque tiene más cara de una declaración adelantada en medios para curarse en salud, no deja sin embargo de agravar la situación económica de cientos de familias, sumadas a los damnificados por el cierre de Nestlé y otras, de las cuales se ha impuesto un silencio absoluto.

Y justo en el año de la consolidación comenzó a operar el marianismo para contener a inversionistas como los que le platico. ¿Por qué no hacerlo desde el primer año?

No, entonces lo importante fue abrir frentes. Todos los posibles. Con el tiempo solo hubo que esperar a la inercia.

Y esta ha superado, por mucho, a cualquier intento pusilánime, insisto, de quien ha tenido en sus manos el papel más lamentable por cuanto generación de riqueza para un estado que lo mismo tiene que soportar el escarnio global de un proxenetismo que ha resultado en pichurrienta leyenda urbana, que la salida en masa de quienes vieron en las autoridades cualquier cosa, menos una razón para permanecer aquí.

Mendoza, fuera del Instituto de la Mujer

¿No que la misoginia es puro cuento? Ángeles Mendoza Arteaga tuvo que dejar los proyectos en los cuales sus capacidades fueron siempre sub utilizadas.

Ni modo, a engrosar las filas de desempleados.

Etiquetas:, , ,