[xyz_lbx_default_code]

Archiv para 7 julio, 2015

Viene Peña al cambio de la Conago y a anunciarnos el dramático presupuesto cero

.

Se ha ocupado de conformar una lista de los estados con mayor rezago, para meterlos en una dinámica que estimule la inversión… y lo hace en el otoño del sexenio del saqueo.

(etlaxcala) Eruviel Avila, Conago, Mariano Gonzalez, Entrega Presidencia, Presidente Enrique Pena Nieto, Tlaxcala Online

La iniciativa peñista para generar las condiciones que permitan incrementar la inversión en los estados con mayor rezago, es una suerte de pitorreo para entidades como Tlaxcala, en la recta final de una administración concentrada en la otra cara de la moneda dibujada por el Presidente.

Y se da en la víspera de un presupuesto cero, que presagia una miseria histórica en estos tiempos, que nos la pasamos entre invitaciones a los reyes de España, bajo ridículos intentos por emular su donaire, así como visitas al Reino Unido, jalando con centenas de gorrones en calidad de porra del presidente pobre en la tierra de sus acreedores.

Mañana, Peña ha de estar en Tlaxcala para dar vigencia a anuncios de esta índole. Y atestiguar el paso de la estafeta de la Conago al gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila.

¿A estas alturas de visible saqueo, no es de pésimo gusto venir a dorarnos la píldora con las acciones emergentes que buscan justificar el decrecimiento dramático de nuestra economía?=

Nos la pasaremos planeando la época del nuevo federalismo en cuya agenda se ha puesto una estrellita al tema de sentir lástima por los más pobres, y usarlos como bandera para que un país entienda el porqué del presupuesto cero, en cuya mira está desaparecer aquellos mecanismos mediante los cuales se podía devolver a los pobres un poco de dignidiad.

Es una nueva versión del amargo despertar de aquella época dorada de la petrolización de la economía, en el contexto que nos hizo soñar en la administración de la abundancia. Amanecer en las condiciones tan parecidas a lo que hoy nos plantea el señor Peña a los estados más pobres, es deprimente para las mayorías, aunque procura mantener a salvo la buena vida que se dan aquellas proles usadas para como porra del Presidente.

La danza de los helicópteros

Así que mañana, en medio de nuestra pobreza y de la falta de esperanzas el cielo habrá de negrear de naves con mandatarios con agandas tan importantes, que no les puede afectar el crecimiento cero.

Nos convertiremos en los anfitriones dinámicos de los príncipes del nuevo México que decrece. Y habrá loas discursivas a esas reformas estructurales gracias a las cuales hoy estamos en estas condiciones, pero con muchas ganas de cumplir con protocolos caros y ofensivos para tierras como estas a las que no se debería dar el mismo trato que al resto de los estados en boga.

Los adri-manchis

Como marco está la desesperanza, y en el colmo de las novedosas alianzas a contrapelo de la lógica, se ha confirmado la cumbre entre la representante del panismo aislante, Adriana Dávila y el singular gobernante, que mañana devuelve el mando de la Conago.

Uno entendería pues, las especulaciones del diputado Baldemar, apedreando a quienes aprobaron la reforma electoral de los 25 legisladores, maiceados insiste el depuesto líder de la pequeña bancada del Movimiento Ciudadano (MC) con dos millones y medio de pesos.

Todo un representante popular tiene que recurrir al rumor para aligerar la imagen de chismoso y resentido, aunque lo haya hecho en el momento que el atamiento de cabos nos puede llevar a conclusiones temerarias, de las que hoy sabemos que se han reunido en Casa de Gobierno, la seño Adri, y los diputados Ángelo Gutiérrez y Julio Álvarez.

En eso acabó la temible oposición albiazul.

Ahora, hay que gastar más en redistribuir a los votantes en una plaza con menos distritos.

La verdad, alianzas como esta no nos merecen expresiones de admiración. Al contrario.

En Palacio

¿Quién será el chaparro empoderado al cual ya no aguantan las secres y asistentes, porque de súbito le ha llegado una virilidad que… no sabe qué hacer con ella?

¿Será posible esa metamorfosis, que lo ha llevado a transitar de aquel sobrenombre de chapis a la situación hormonal que se sale de control?

¿Superará al funcionario aquél a quien un día le dio por levantar las faldas, y con ello cavar una tumba de la que no se repone?

Vaya cambios ¿no?, de ser miembro destacado de la cofradía, como la isla de los hombres solos, al inquieto enamorado que ya no cabe en Palacio.