LA CORTE DE LOS MILAGROS

Guerra en el paraíso o el fin de la luna de miel entre Gali y Moreno Valle

.

La transición entre el gobierno saliente de José Antonio Gali Fayad y el entrante de Martha Erika Alonso Hidalgo está siendo muy accidentada, con muchos roces y, en no pocos casos, muy desaseada en las formas.

Francisco “Franco” Rodríguez Álvarez, a quien Martha Erika designó como coordinador de Enlace Institucional en la transición, se comunicó la tarde-noche de este miércoles con varios de secretarios del gobierno de Gali para avisarles que mañana jueves al mediodía tenían que entregar sus oficinas a fulano, mengano y perengano.

El problema, a decir de algunos secretarios salientes, fue el modo y la forma en que transmitió el mensaje. De entrada, sin correrle la cortesía al gobernador Gali Fayad, avisándole quiénes serán los encargados de recibir cada dependencia y oficina, y como si se tratara de una instrucción.

Al secretario de Infraestructura, Movilidad y Transportes, Xabier Albizuri Morett, le dijo que mañana a las 12 horas debía entregar su oficina a Vilma Cristina López Hernández, una funcionaria de la Secretaría de Finanzas muy cercana al que será el titular de esta dependencia Eduardo Tovilla Lara.

La historia se repitió durante el transcurso de la noche con Ignacio Alvízar Linares y otros secretarios, con los que Franco se comunicó, en nombre de Martha Erika Alonso, para instruirles a quien debían entregar su oficina.

De todo lo anterior fue informado el gobernador Gali Fayad, quien reclamó por los conductos institucionales la falta de oficio y educación de Franco Rodríguez y otros enviados de la nueva gobernadora que desde miércoles han pretendido tomar el control de Casa Puebla y otras oficinas del Ejecutivo.

***

Este miércoles fue un día mucha tensión entre los gobiernos saliente y entrante, pues los que llegan presionaron al gobernador José Antonio Gali y a otros funcionarios de la Subsecretaría de Transportes para que autorizaran este jueves un aumento a las tarifas del transporte público de pasajeros.

Molesto por la coacción, Gali les mandó a decir que no será él —y menos a 48 horas de que concluya su gestión— quien autorice una alza al precio pasaje, y que los costos tendrá que asumirlos la próxima administración.

***

Cena navideña deja al descubierto las fracturas del Cabildo

Una muestra de cómo andan las relaciones entre los regidores del ayuntamiento de Puebla y la presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, es la pobre convocatoria que tuvo la cena de fin año efectuada anoche en el restaurante Entre Tierras del Centro Histórico de Puebla.

De los 22 regidores del Cabildo de Puebla, sólo acudieron once y la verdad es que varios de ellos lo hicieron más por formalidad institucional que por gusto de celebrar con su jefa las fiestas decembrinas y de fin de año.

Entre los faltistas hay que mencionar a cuatro de los cinco regidores del bloque panista: Enrique Guevara Montiel, Luz del Carmen Rosillo Martínez, Jacobo Ordaz Moreno y Carolina Morales García; la única que hizo acto de presencia fue su coordinadora Augusta Valentina Díaz de Rivera Hernández, quien, por cierto, ha hecho buenas migas con la secretaria general del ayuntamiento, Liza Aceves López.

Otra ausente fue la única regidora del PRI, Silvia Guillermina Tanús Osorio.

Sin embargo, las inasistencias más notorias fueron las de los regidores de Morena del autodenominado G6: Rosa Márquez Cabrera, Jorge Eduardo Covián Carrizales, Edson Armando Cortés Contreras, Roberto Elí Esponda Islas, Marta Teresa Ornelas Guerrero y Cinthya Juárez Román.

Hay que aclarar que ésta última sí se presentó al festejo y se tomó la foto del recuerdo. No así el resto de sus compañeros, que desde hace algunas semanas se mantienen distantes de la presidenta Claudia Rivera y la secretaria del ayuntamiento Liza Aceves.

Este grupo de regidores es considerado el más cercano al ex candidato de Morena a la gubernatura, Luis Miguel Barbosa Huerta.

Los que sí acudieron a la cena son los regidores del grupo compacto de Claudia Rivera y que encabeza Ana Laura Martínez Escobar. Me refiero a José Iván Herrera Villagómez, Patricia Montaño Flores, Jorge Iván Camacho Mendoza y Carmen María Palma Benítez.

Otros que también acompañaron a la presidenta municipal, pero que están lejos de ser incondicionales suyos, a pesar de haber sido parte de su planilla, son: Libertad Aguirre Junco, José Luis González Acosta, Justino Joaquín Espidio Camarillo, Ángel Rivera Ortega y María Isabel Cortés Santiago.

Quien tampoco acudió al restaurante de la 4 Norte y 6 Oriente fue el síndico, Gonzalo Castillo Pérez, no se sabe si por falta de invitación o por exceso de trabajo.

Lo que sí se sabe es que este funcionario será objeto de mucha atención mediática en los próximos días por los millonarios juicios que la Sindicatura está perdiendo en tribunales, ya sea por descuidos o por no contestar a tiempo distintas demandas civiles y laborales que le heredó la gestión de Luis Banck Serrato o porque los casos que le dejaron estaban prácticamente perdidos.

Pero esa, como decía la nana Goya, será otra historia.

***

Correos: periodistasoy@hotmail.com y rruiz@e-consulta.com

Twitter: @periodistasoy

Facebook: https://m.facebook.com/RodolfoRuizOficial

Popups Powered By : XYZScripts.com