Hágase la ley en los bueyes de mi compadre

.

Está muy bien que el PRI en el Senado demande una investigación sobre el destino de los recursos recaudados en Puebla por el llamado Impuesto Sobre Nómina (ISN) y su administración a cargo de un fideicomiso privado, y que en el Congreso local se busque convertir en causal de juicio político para un gobernador el manejo indebido de fondos o deuda pública.

Ambas iniciativas me parecen excelentes, pero que tendrían que completarse con una investigación hacia sus diputados locales de la LVIII Legislatura que en 2012 aprobaron, sin chistar, reformas a la Ley de Proyectos para la de Prestación de Servicios por las cuales el gobernador Moreno Valle fue autorizado a transferir a un fideicomiso privado los recursos del ISN.

En otras palabras: tan culpable es el que mata la vaca como el que le agarra la pata, y de esas reformas que hoy son fuente de opacidad –y quizás hasta de corrupción– del destino que tienen los recursos del ISN, son tan responsables el gobernador actual y sus diputados de la LVIII Legislatura local como los legisladores del PRI de entonces.

Aquí sus nombres: Edgar Salomón Escorza, Ramón Felipe López Campos, Felipe David Espinoza Rodríguez, Ernesto Leyva Córdova, Eleoformes Palacios Reyes, Jesús Vázquez Viveros, Elvia Suárez Ramírez, José Lauro Sánchez López, Jorge Luis Coriche Avilés, Ricardo Urzúa Rivera, Zenorina González Ortega, Iván Conrado Camacho Moreno, Juan Manuel Jiménez García y Gerardo Mejía Ramírez.

corte01

Pues fueron ellos los que avalaron que lo recaudado por el ISN pudiera ser operado durante 50 años por un fideicomiso, administrado por Evercore-Protego, de la que es socio el ex secretario de Hacienda, Pedro Aspe, sin rendir cuentas al Congreso del estado.

Como ya lo documentó la periodista Socorro López Espinosa, estos diputados aprobaron el 19 de marzo de 2012 reformas que permitieron al Ejecutivo estatal, a través de la Secretaría de Finanzas, constituir fideicomisos que administrarán los ingresos derivados de contribuciones, impuestos como el ISN, derechos, productos y aprovechamientos, pero además que éstos fueran desincorporados temporalmente del patrimonio del estado.

Es decir, el gobernador Moreno Valle pidió permiso al Congreso para llevarse a un fideicomiso privado los ingresos del ISN, y los diputados de la LVIII Legislatura, incluidos los priístas, se lo autorizaron aun a sabiendas que estos dejarían de formar parte del patrimonio del estado.

Por eso digo que está bien que el Senado pida al Congreso investigar el destino de lo recaudado por la Secretaría de Finanzas del Impuesto sobre Nómina entre 2012 y 2015 y mejor aún que Pepe Chedraui pida transparentar la aplicación de esos recursos e incluso la posibilidad de llevar a juicio político al gobernador Moreno Valle en caso de que estos se hubieran malversado, pero me parece que la investigación debe ir más a fondo.

No quedarse sólo en el plano mediático.

La investigación debe ampliarse a los diputados de esa Legislatura que de manera irresponsable aprobaron que esos recursos salieran del patrimonio del estado para ser administrados por un fideicomiso privado.

De lo contrario todo quedará en un escándalo, propio de la coyuntura electoral. Y ya basta de eso. El asunto es demasiado serio como para dejarlo ahí. Son 50 años de opacidad que no podemos, ni debemos permitir.

***

Correos: rruiz@e-consulta.com y periodistasoy@hotmail.com

Twitter: @periodistasoy

Facebook: Rodolfo Ruiz http://on.fb.me/1qovSt

Rara coincidencia o diagnóstico compartido

.

Ayer le platicaba que el alcalde José Antonio Gali Fayad iba a aprovechar sus últimos días en la presidencia municipal de Puebla para deslindarse o criticar algunas acciones de gobierno que representaban un lastre para su proyecto de convertirse en gobernador del estado. Y esta mañana la virtual candidata del PRI salió a criticar en Twitter justamente las que ayer le comenté.

Rara coincidencia que me lleva a pensar que ambos actores tienen el mismo diagnóstico sobre la capital —que representa un tercio de la votación del estado—, que los priístas ya saben lo que le duele al gobernador Rafael Moreno Valle, o que alguien de los colaboradores de Gali Fayad está llevando información al cuartel de Blanca Alcalá.

Ninguna de estas hipótesis me parece descartable.

Digo que la coincidencia resulta rara porque la senadora Blanca Alcalá se tardó mucho en criticar la concesión del Soapap y los aumentos en las tarifas de agua potable, el deficiente servicio en las rutas alimentadoras del sistema de transporte colectivo RUTA, y las elevadas fotomultas del programa Monitor Vial.

corte01

¿Por qué hasta ahora levantó la voz? A ciencia cierta no lo sé, pero lo supongo.

Lo cierto es que sus mensajes de esta mañana en Twitter se ven raros, quizás porque distan de su estilo pocas veces crítico y más bien afable y optimista.

Su repentino cambio es, sin duda, producto de la intervención de sus estrategas electorales y consultores de campaña, que a estas alturas ya le habrán dicho que si de veras quiere ganar los comicios del primer domingo de junio, debe entender que el enemigo a vencer es el gobernador Moreno Valle y no el alcalde Gali Fayad.

Y que en la capital del estado los mayores problemas, además de la percepción de inseguridad y el desempleo, se focalizan en el deficiente servicio de transporte a cargo del sistema RUTA, en la falta de agua potable y el encarecimiento de ésta, y en las excesivas foto multas aplicadas a decenas de automovilistas que ahora prefieren emplacar en Tlaxcala o no regularizar sus autos antes de ponerse a mano con la Secretaría de Finanzas.

Los asesores de Gali Fayad deben tener el mismo diagnóstico, de ahí el consejo que le dieron de salir a deslindarse de estas políticas y acciones, antes de que sea postulado para suceder en la gubernatura a Moreno Valle y antes de que en la campaña electoral su contrincante del PRI salga a reprochárselas cada vez que pueda.

Para quien la situación debe resultar bastante incómoda, aún con los corteses deslindes de Gali Fayad y las veladas críticas de Blanca Alcalá, es para el gobernador Moreno Valle, ya que la temática que ha comenzado a perfilarse en la actual coyuntura electoral gira en torno a su administración.

Pues quién si no él instrumentó la operación del Metrobús en la forma que se hizo, y con los empresarios que hoy controlan el sistema RUTA; quién si no él dispuso la concesión del Soapap a un consorcio vinculado a la familia Hank González; quién si no él contrató a la empresa Autotraffic más como un instrumento de recaudación que de previsión vial.

Estas acciones de gobierno ya tuvieron efectos electorales en las pasadas elecciones, cuando los morenovallistas perdieron tres de los cuatro distritos de la capital, pero por lo visto no fueron valoradas en su justa dimensión al grado que hoy —¡otra vez!— vuelven a surgir como tema de campaña del PRI contra el PAN de Moreno Valle en el cual se inscribe Gali Fayad, a pesar de no ser formalmente militante de este partido.

***

Si en política la forma es fondo, las imágenes que ayer fueron captadas del saludo del presidente Enrique Peña Nieto a la senadora Blanca Alcalá en la inauguración del hospital de ortopedia General Rafael Moreno Valle, y del intercambio de impresiones que ambos tuvieron con el mandatario estatal sobre las futuros comicios locales, hablan por sí solas.

Aquí les muestro tres fotos para que saque usted sus propias conclusiones. Es importante que fije usted su atención en la vestimenta del presidente Peña y la senadora Alcalá y la de otros priístas, y en los gestos y actitudes que registró la cámara al momento del saludo e intercambio de impresiones entre los actores políticos presentes.

corte03 corte04 corte05

 

***

El próximo lunes se presentará en las salas T251 y T252 del edificio central de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) el libro México, ¿el motor inmóvil?, que es una investigación del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY) y esta institución universitaria sobre el fenómeno de la desigualdad social en nuestro país.

El libro se hizo con base en datos de la Encuesta ESRU de Movilidad Social aplicada en México durante 2011, de la que se desprenden importantes implicaciones de política pública, que serán comentadas por Enrique Cárdenas Sánchez, Rogelio Gómez Hermosillo y Rogelio Rojas, todos ellos expertos en el tema.

La presentación comenzará en punto de las 18 horas. El libro contiene ensayos de los investigadores Roberto Vélez, del CEEY; Juan Enrique Huerta, de la UPAEP; y Raymundo Campos, del Colegio de México (COLMEX).

invitacion

 

***

Correos: rruiz@e-consulta.com y periodistasoy@hotmail.com

Twitter: @periodistasoy

Facebook: Rodolfo Ruiz http://on.fb.me/1qovSt

Popups Powered By : XYZScripts.com