LA CORTE DE LOS MILAGROS

Qué sabe Don Max

.

Esta es la pregunta que algunos priístas se hacen de Don Maximiliano Silerio Esparza, quien en no pocas charlas de café sobre la sucesión gubernamental ha recomendado no descartar al presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, Alejandro Armenta Mier, como un serio prospecto a la gubernatura del estado.

Y esa duda tiene cierta dosis de morbo, pues no es desconocido que el secretario regional del Comité Ejecutivo Nacional del PRI era hasta hace unas semanas un firme convencido de que el actual secretario de Desarrollo Social del estado, Javier López Zavala, era la mejor alternativa del PRI rumbo a los comicios locales del 2010.

No quiero decir con lo anterior que Don Max ya abandonó la promoción del Proyecto Z.

Simplemente subrayo que el colmilludo ex gobernador de Durango y ex líder de la Confederación Nacional Campesina ha comenzado a explorar, como otros priístas de alto rango —entre los que invariablemente hay que incluir al gobernador Mario Marín Torres— otras alternativas, ante la eventualidad de que López Zavala no repunte en su posicionamiento electoral.

Don Max seguramente debe estar enterado de lo que revelan las encuestas y grupos de enfoque sobre el secretario de Desarrollo Social del gobernador, que ciertamente es el aspirante más conocido del PRI en el estado, que es percebido como el favorito del gobernador —con todo lo bueno y malo que ello conlleva—, y que si hoy fueran las elecciones él sería la mejor opción, pero también que pesan más sus atributos negativos que positivos, que sus niveles de confianza son bajos, y que entre los electores volátiles su candidatura es de las de menos potencial.

Por el contrario, el dirigente estatal del PRI registra un bajo nivel de conocimiento, sin embargo este factor no es motivo suficiente para desecharlo, y menos cuando quienes lo conocen lo identifican como un rostro joven y nuevo del PRI, institucional, trabajador y con experencia en la adminstración pública y en cargos de elección popular.

Lo que más se le crítica a Alejandro Armenta es su proclividad y subordinación al zavalismo, por un lado, y, por otro, que ni su discurso, ni sus acciones parecen ser las de un precandidato a gobernador.

En un escenario de alta competencia electoral, donde los comicios de gobernador se adelantarán del segundo domingo de noviembre al primer domingo de julio de 2010 —circunstancia que dejaría fuera de la puja a la presidenta municipal Blanca Alcalá Ruiz y al rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, Enrique Agüera Ibáñez— la opción de Alejandro Armenta no resulta descabellada.

Y menos, si como parece, el PAN postula al hoy senador Rafael Moreno Valle, y Javier López Zavala sigue sin generar confianza entre los electores volátiles y sin convencer a los factores reales de poder en Puebla, más allá de las siglas del PRI, de que su candidatura no es el principio de un maximato camuflajeado, ni el continuismo del marinismo.

***
Pedro y Pablo Maccise Jacobo ofrecerán la noche de este miércoles una cena en apoyo a las aspiraciones de Juan Pablo Piña Kurczyn como candidato a diputado federal del PRI por el distrito 9 de Puebla.

La cita es a las 20:30 horas en el Centro Mexicano Libanés y a la cena han sido convocados alrededor de 200 empresarios de esta comunidad. Juan Pablo Piña es hijo del ex gobernador Mariano Piña Olaya y la abogada Patricia Kurczyn de Piña.

***
Si desea hacerme algún comentario recibo sus mensajes en los siguientes correos: periodistasoy@hotmail.com y rruiz@e-consulta.com.mx.

Visitas : 0
Popups Powered By : XYZScripts.com