LA CORTE DE LOS MILAGROS

Ganarán la elección de Morena, los que mayor capacidad de acarreo tengan

.

De los muchos nombres que se han mencionado como aspirantes a la dirigencia estatal de Morena, muy pocos, si no es que ninguno, cuentan con la estructura necesaria para ganar la mayoría de las 150 consejerías estatales que serán electas el 30 de julio.

Varios de los referidos ni siquiera podrían asegurar ser electos como consejeros estatales en las 15 asambleas distritales que se llevarán a cabo el último sábado de julio.

De las flotas y grupos en que se divide Morena en Puebla, los únicos que estarían en condiciones de que sus candidatos a consejeros queden en los diez primeros lugares de cada distrito son: el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, con la ayuda del director General de Gobierno, su primo Julio Huerta Gómez; sus delegados regionales y presidentes municipales; y quizás las estructuras del senador Alejandro Armenta Mier y del diputado federal Ignacio Mier Velazco.

Todos los demás están pelas, sin posibilidades, y eso incluye a Aristóteles Belmont Cortés, Claudia Rivera Vivanco, Rosa Márquez Cabrera, Abelardo Cuéllar Delgado, César Addi Sánchez, entre otros.

A diferencia de otros procesos, ahora si el grupo del gobernador Barbosa podría hacerse de la mayoría de consejeros, ya que según la normatividad vigente ahora podrán votar quienes aparezcan en el padrón y aquellos que lleven lleno su formato manifestando su intención de afiliarse al partido.

En esta lógica se prevé que las asambleas distritales ya no serán de 150 a 400 militantes, como antaño, sino auténticos concursos de acarreo y movilización.

¿Y quién cree que tiene la estructura, los recursos y los incentivos para movilizar y afiliar a los que acudan a estas asambleas, sobre todo fuera de la capital?

A la salida de América de la SEP, los suyos hacen fiesta

La salida de América Rosas Tapia de la Subsecretaría de Educación Superior, para ser designada titular de la Secretaría de Igualdad Sustantiva, ha provocado que algunos de sus subordinados se despachen con la cuchara grande, y tengan a las universidades e instituciones particulares de cabeza, por retrasos en la autorización de RVOES, prácticas de servicio social y profesionales, la apertura de nuevas carreras y la expedición de títulos.

El titular de la SEP, Melitón Lozano Pérez, había instruido el 1 de junio que no se efectuaría ningún cambio o movimiento administrativo en Educación Superior hasta que no se nombre subsecretario o subsecretaria.

Sin embargo, el director de Formación Docente, José Luis Aguilar Vergara, solicitó a cada director de Normal de financiamiento estatal una aportación de 28 mil pesos para remodelar sus oficinas del segundo piso del Edificio Norte del Centro Integral de Servicios (CIS).

Los directores ya saben que, de no cooperar, sus nombramientos, propuestas de recategorización, aumento de horas y cambios de adscripción, etcétera, no prosperarán.

Aguilar Vergara también autorizó, en complicidad con el líder de la Sección 51 del SNTE, Jaime García Roque, años sabáticos a Rosario Sánchez Bringas, Verónica Teutle Cervantes, José Fidel Sánchez Navarro y Manuel Ávila Romero, todos ellos con malos antecedentes y problemas de corrupción.

Rosario Sánchez ha tenido dificultades para comprobar gastos de eventos académicos a los que asistió; Verónica Teutle problemas para justificar la compatibilidad de las dos plazas de tiempo completo que tiene; Sánchez Fierro quejas de corrupción de universidades en la tramitación de RVOES, exámenes profesionales y la agilización de títulos y cédulas profesionales; y Ávila Romero problemas con la directora que lo sustituyó en la Escuela Normal Superior, a la que todavía adeuda la entrega de recursos, computadoras y procesos de regularización de algunas carreras.

Otra que también viene haciendo de las suyas es la directora de Educación Superior de Escuelas Particulares, Verónica Arellano Vázquez, en complicidad con el director de Enlace Jurídico de la Subsecretaría de Educación Superior, José Francisco Saavedra Rivera, y algunos subordinados de la primera, como Georgina Delgado Moreno “Gina”, Jesús Ramírez Hernández, Mauricio Mateo Chino.

Arellano Vázquez es mal percibida por rectores, apoderados legales de universidades particulares y gestores de éstas, calificándola como una persona conflictiva, autoritaria y deshonesta.

***

Correos electrónicos: [email protected] y [email protected]

Twitter: @periodistasoy

Facebook: https://www.facebook.com/RodolfoRuizOficial

Deja un comentario

[pvcp_1]

Popups Powered By : XYZScripts.com