LA CORTE DE LOS MILAGROS

Genoveva Huerta, se le complica la reelección

.

Aunque Genoveva Huerta Villegas creía que su reelección al frente del Comité Directivo Estatal del PAN sería casi de trámite, ya comenzó a percatarse de que no será fácil y que la forma en que operó y procesó varias candidaturas le generó una gran animadversión.

Incluso entre aquellos que ganaron las elecciones de diputados al Congreso del estado y de presidentes municipales, porque no tuvieron el apoyo político y económico que les prometió, salvo el pago de los representantes de casilla, o simplemente porque la presidenta del PAN los abandonó a su suerte para concentrarse en unos cuántos distritos y municipios donde gente plenamente identificada con ella encabezó las formulas y planillas registradas.

Dos son los rivales que tendrá Genoveva Huerta en su intento de reelegirse tres años más. Uno es Marcos Castro Martínez, percibido como la avanzada del presidente municipal electo de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, para hacerse de la dirigencia estatal del PAN.

El otro es Rafael Micalco Méndez, quien ya fue presidente del Comité Directivo Estatal del PAN durante el sexenio del gobernador Rafael Moreno Valle, con quien terminó abiertamente confrontado cuando aquél se inconformó por la afiliación en bloque de 22 mil militantes en octubre de 2014 para que los morenovallistas se hicieran del control de la dirigencia del partido.

Tanto Marcos Castro como Rafael Micalco andan reuniéndose con las estructuras municipales y regionales del PAN, y se han percatado del malestar existente en contra de Genoveva Huerta —y su principal operador Eduardo Alcántara Montiel— no solo por los resultados electorales, sino por la forma en que ésta seleccionó candidatos, o sacrificó a panistas para favorecer a militantes del PRI y PRD e incluso a gente que en anteriores comicios traicionó al PAN.

A la interrogante ¿Genoveva Huerta puede perder la reelección a pesar del apoyo del dirigente nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza?

La respuesta es sí, por las heridas y fracturas que ocasionó en el PAN durante el reciente proceso electoral.

¿Quién podría ganarle?

Quien logre capitalizar ese descontento de la militancia, sobre todo en el interior del estado, pues la capital de por sí la trae perdida.

Micalco Méndez sí podría derrotarla con los panistas y cuadros de algunas regiones de la entidad donde los operadores y candidatos de Genoveva fracasaron.

Marcos Castro también podría vencerla, pero solo si Eduardo Rivera se emplea a fondo para ganar la dirigencia estatal, lo que en sí mismo constituye un riesgo quizás innecesario, pues si su gallo pierde su proyecto político de cara al 2024 también se llevará su primer abollón.

***

periodistasoy@hotmail.com y rruiz@e-consulta.com

@periodistasoy

https://www.facebook.com/RodolfoRuizOficial

Deja un comentario

Visitas : 4197
Popups Powered By : XYZScripts.com