LA CORTE DE LOS MILAGROS

Claudia Rivera: tiene que gastar pronto y bien, antes de que el 2021 la alcance

.

Un asunto preocupante y que debería ser prioritario en la agenda de gobierno y de Morena es el presupuestal en el ayuntamiento capitalino.

La presidenta municipal Claudia Rivera Vivanco tiene que emprender acciones de fondo para que los recursos públicos que actualmente tiene (1 mil 248 millones de pesos, más 500 millones de pesos en bancos) se apliquen ya en obras, acciones y programas en beneficio de la ciudad y sus juntas auxiliares.

Pero no en cualquier obra, porque tampoco se trata de gastar por gastar, como se hizo con la instalación de cientos de bolardos, sino de gastar bien, con eficiencia y eficacia, en trabajos que no sólo sean urgentes y necesarios, por el número de habitantes que éstos impactarán, sino de alta rentabilidad política y electoral.

Si la alcaldesa y su partido de verdad quieren revertir las opiniones negativas de la ciudadanía sobre su desempeño al frente del ayuntamiento capitalino, necesita dar resultados inmediatos y que éstos se vean o se sientan.

Lo anterior lo digo porque en diciembre del año pasado el ayuntamiento supuestamente invirtió 500 millones de pesos en obras, servicios y acciones que nadie percibió.

Y quizás también valorar la conveniencia de hacer cambios en áreas o secretarías estratégicas, en las que se reportan subejercicios mayúsculos, por las enormes diferencias entre el presupuesto autorizado y el presupuesto ejercido o aplicado, a saber:

La Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, a cargo de Lourdes Rosales Martínez; la Secretaría de Infraestructura, encabezada por José Israel Román Romano, y la Secretaría de Bienestar, cuya titular es Marcela Ibarra Mateos.

Claudia Rivera debe entender que si tales funcionarios continúan, sin dar resultados inmediatos y tangibles, la culpa ya no será de ellos, sino suya, y que la factura política que la ciudadanía le cobrará por sus errores, en los comicios intermedios de 2021, será muy alta tanto para ella como para la llamada Cuarta Transformación.

El tiempo juega en su contra, pues en la medida que los meses transcurran y nos acerquemos al inicio del proceso electoral el ambiente político se irá contaminando por la contienda electoral y porque los actores partidistas dejarán de pensar en el bien común, para llevar agua a su molino supeditando el interés general a su beneficio particular o partidista.


***

Empleados de la Secretaría de Infraestructura del estado han comenzado a mandar anónimos al titular de la dependencia, Juan Daniel Gámez Murillo, y a otros funcionarios de la administración barbosista cuestionando la permanencia de José Luis Baltazar como director de Conservación y algunos colaboradores y parientes suyos, como Jerson Delgado García, Jorge López Luis y Marcelo Luis López, que siguen como residente de obra y supervisores.

De acuerdo con los inconformes, estos servidores públicos estuvieron involucrados en una estafa de 120 millones de pesos, simulando derrumbes y deslaves de cerros que bloquearon caminos y carreteras en municipios de la Sierra Norte de Puebla.

A su denuncia han adjuntado una nota publicada en el periódico El Universal, en la que dan detalles de cómo se operó esta estafa durante el gobierno interino de Guillermo Pacheco Pulido y de una investigación que supuestamente había iniciado la Secretaría de la Función Pública del estado para sancionar a los responsables.

***

Correos: periodistasoy@hotmail.com y rruiz@e-consulta.com

Twitter: @periodistasoy

Facebook: https://m.facebook.com/RodolfoRuizOficial

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Visitas : 83
Popups Powered By : XYZScripts.com