LA CORTE DE LOS MILAGROS

RMV ofreció acabar con las universidades patito, y otorgó más RVOES que ningún otro gobierno

.

 

 

  • De los 3010 RVOES que existen actualmente, 2032 se aprobaron entre 2011 y 2018

Una de las mayores críticas que en materia educativa hizo el gobierno de Rafael Moreno Valle a sus antecesores, sobre todo a la administración de Mario Marín Torres, fue el otorgamiento discrecional —y sin controles de calidad— de Reconocimientos de Validez Oficial de Estudios de tipo Superior (Rvoes) a instituciones o universidades denominados patito.

Tan grave era el problema que Moreno Valle instruyó a su secretario de Educación, Luis Maldonado Venegas, a no autorizar nuevos RVOES hasta que las universidades e instituciones de educación superior se certificaran y acreditaran sus programas de estudios, y promulgó una Ley de Educación Superior del Estado de Puebla que entró en vigor en agosto de 2012.

Dicha legislación establece que la calidad de las instituciones de educación superior (IES) estará sujeta a verificaciones y valoraciones realizadas por organismos evaluadores, acreditadores y/o certificadores, públicos o privados, nacionales o extranjeros, reconocidos por la Autoridad Educativa o la Autoridad Educativa Federal.

También estipula que la calidad de los programas educativos que éstas ofrecen tendría que ser dictaminada por instancias como los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES); el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt); y por organismos acreditadores reconocidos por la Comisión Estatal para la Planeación de la Educación Superior de Puebla (COEPES).

 

Dicha legislación es letra muerta.

En la entidad existen actualmente 238 instituciones de educación superior —en esta relación no se incluye a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP)— que ofrecen unos 3 mil diferentes programas de estudios entre técnico superior, licenciaturas, especialidades, maestrías y doctorados.

Sin embargo de este universo de 238 IES, ni el 5% están están acreditadas o certificadas por organismos evaluadores públicos o privados reconocidos por la SEP estatal o federal.

Y eso significa que los RVOES con que operan los programas de estudio que imparten tampoco cuentan con dictámenes favorables de los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES), el Consejo para la Acreditación de la Educación Superior (COPAES), el Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior (Ceneval), el Conacyt, y otros organismos acreditadores.

Lo anterior sólo confirma una cosa: que Puebla sigue llenándose de universidades y programas patito de educación superior.

Otra cuestión que también ha quedado al descubierto, de acuerdo con solicitudes de información pública respondidas por las actuales autoridades educativas de la entidad, es que ninguno de los secretarios del ramo en el sexenio de Moreno Valle cumplió con su instrucción de no autorizar nuevos RVOES.

Esa recomendación también la pasó por el alto el titular de la SEP en la administración del gobernador José Antonio Gali Fayad: Ignacio Alvízar Linares.

Luis Maldonado, que fue titular de la SEP de enero de 2011 a abril de 2013, aprobó 225 RVOES; su sucesor en el cargo, Jorge Alberto Lozoya Legorreta, que estuvo sólo 10 meses, firmó 121.

Jorge Benito Cruz Bermúdez, que fue secretario de Educación de febrero de 2014 a junio de 2015, autorizó 368 RVOES; y Patricia Vázquez del Mercado Herrera, que estuvo de junio de 2015 a abril de 2018, aprobó 994.

Ignacio Alvízar, cuya gestión en la SEP se prolongó de mayo a diciembre de 2018, firmó 415 RVOES.

Lo más grave del asunto es que ninguno de los 2032 Reconocimientos de Validez Oficial de Estudios de tipo Superior que se autorizaron entre los años 2011 y 2018 se apegó a los criterios y mecanismos dispuestos por la Ley de Educación Superior del estado.

Los RVOES se entregaron como larines, con una gran discrecionalidad, como lo confirma el hecho de que los 3,010 que existen actualmente, dos tercios se entregaron durante los gobiernos de Rafael Moreno Valle y José Antonio Gali, y eso que el primero había prometido había prometido acabar con las universidades y los programas de estudios patito.

 

***

Correos: periodistasoy@hotmail.com y rruiz@e-consulta.com

Twitter: @periodistasoy

Facebook: https://m.facebook.com/RodolfoRuizOficial

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Popups Powered By : XYZScripts.com