LA CORTE DE LOS MILAGROS

El debate de candidatos

.

El debate de candidatos a la gubernatura de Puebla fue un reflejo de lo que han sido las campañas de Miguel Barbosa, Enrique Cárdenas y Alberto Jiménez, que no modificará —sustancialmente— las preferencias electorales que registran las principales empresas encuestadoras.

El puntero se mostró confiado, seguro, marrullero, y a veces soberbio, de que ganará las elecciones extraordinarias y se convertirá en el primer gobernador en la historia de Puebla emanado de un partido de izquierda.

Miguel Barbosa se defendió atacando a sus contendientes de lo que lo acusan, pero sin dejar del todo claro el origen y licitud de sus bienes, entre ellos su casa de Coyoacán, endilgándole a Enrique Cárdenas los calificativos de perdedor, fichita, mentiroso y defraudador fiscal, y a Jiménez Merino la imagen de pupilo y cómplice del ex gobernador Mario Marín Torres.

El debate de candidatos organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE) mostró a un Miguel Barbosa lúcido, demagogo, con habilidades y oficio en este tipo de polémicas, muy diferente al político enfermo y disminuido que sus críticos y detractores han querido vender del abanderado de la coalición integrada por Morena, el PT y el PVEM.

Enrique Cárdenas se vio nervioso por momentos, haciéndose bolas con las imágenes que mostró durante la transmisión de casi dos horas. Se esforzó por exhibir a su rival y su supuesto patrimonio mal habido, asegurando que Barbosa era corrupto, mentiroso, que no era de fiar ni estaba preparado para gobernar Puebla, pero fue incapaz de convencer por qué él, a diferencia de aquél, sí podía ganar las elecciones extraordinarias, convertirse en una opción viable y hacer un gobierno diferente al de sus antecesores, que también fueron nominados por el PAN, el PRD y MC.

Tampoco aclaró, con la contundencia que el caso merecía, si ocultó los dos terrenos que le atribuyen en Cholula y no están en su declaración 3 de 3, y si en verdad defraudó al fisco como investigador y director ejecutivo del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

La naturalidad y soltura que mostró en el debate convocado por la Coparmex y otras organizaciones hace un par de semanas, para exponer y justificar sus propuestas, ahora estuvieron ausentes.

La participación del candidato del PRI, Alberto Jiménez Merino, confirma por qué las encuestas lo ubican en un lejano tercer lugar, por qué Miguel Barbosa lo exhibió como tapadera del ex gobernador Mario Marín y por qué Enrique Cárdenas le dijo que en esta contienda estaba de más y que los priístas mejor deberían votar por él y no por Miguel Barbosa que ya los había traicionado cuando renunció al PRI para irse al PRD.

Jiménez Merino no hizo ninguna propuesta relevante o innovadora, y tampoco una crítica audaz e inteligente de sus adversarios. La verdad es que no salió de los lugares comunes.

El formato del debate fue mucho mejor de los que anteriormente se han realizado, incluyendo el de la Coparmex. Fue eficaz para conocer el desempeño, habilidades, propuestas y carácter de los candidatos.

La participación de las moderadoras, Gabriela Warkentin y Patricia Estrada también resultó bastante aceptable. Fueron claras, neutrales, concretas y nada protagónicas.

EN CORTO

Esta semana el gobierno del estado implementará una serie de acciones encaminadas a combatir la contaminación del aire, comenzando por la creación del Consejo Ciudadano de Ecología que tendrá entre sus integrantes a la ecologista Verónica Mastretta Guzmán.

La idea es que este Consejo haga sugerencias sobre qué hacer de manera inmediata para monitorear la contaminación y contrarrestar sus efectos frente a la carencia de infraestructura básica con que se encontró la actual administración estatal.

Se sabe que en muchas áreas el gobierno de Guillermo Pacheco Pulido y la Secretaría del Medio Ambiente están comenzando de cero.

Una de las primeras acciones que el Consejo Ciudadano de Ecología podría impulsar es la apertura de nuevos centros de verificación vehicular, ya que los existentes son insuficientes para realizar esta labor.

***

Un asunto que a los medios de comunicación nos pasó de noche, pero ya afecta a los ciudadanos es el cambio de la empresa encargada de la elaboración y renovación de las licencias de conducir.

Resulta que el 30 de abril se venció el contrato que durante ocho años tuvo la empresa Icards Solutions, S.A. de C.V., y que la Secretaría de Infraestructura, Movilidad y Transporte adjudicó este servicio, mediante una licitación por invitación, a DC Soluciones Tecnológicas S.A. de C.V., que encareció el costo de la emisión de licencias en 27%.

Antes el costo era de 143 pesos con 50 centavos y ahora es de 183 pesos, con el agravante que hasta el viernes los módulos permanecían cerrados con el argumento de cambios en el sistema de impresión y emisión de licencias de conducir.

***

Correos: periodistasoy@hotmail.com y rruiz@e-consulta.com

Twitter: @periodistasoy

Facebook: https://m.facebook.com/RodolfoRuizOficial

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Popups Powered By : XYZScripts.com