LA CORTE DE LOS MILAGROS

Archiv para 1 octubre, 2019

En 20 años la SEP ha sido incapaz de revocar un solo RVOE

.

La mejor prueba de que las autoridades han sido omisas y negligentes en su responsabilidad de elevar y mejorar la calidad de las instituciones públicas y privadas de educación superior que operen en la entidad es que en las últimas dos décadas la Secretaría de Educación Pública no ha suspendido ni revocado un sólo Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios de tipo Superior (RVOES).

El resultado de esta política está a la vista: Puebla se ha llenado de universidades patito o de pésima calidad, ya que carecen de licenciaturas o postgrados de calidad o de alto rendimiento o con validez y acreditaciones internacionales.

De las 238 instituciones de educación superior que existen en el estado, no hay ni 10 con carreras válidas o reconocidas en el extranjero o acreditadas por organismos nacionalmente reconocidos como el Consejo para la Acreditación de la Educación Superior (COPAES), los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES) y el Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior (Ceneval).

Y la culpa la tiene la propia Secretaría de Educación Pública del estado por incumplir la Ley de Educación Superior, por no supervisar que las IES se acrediten y certifiquen por organismos reconocidos, por no impulsar el Sistema Estatal de Planeación y Evaluación de la Educación Superior, y por no activar la Comisión Estatal para la Planeación de la Educación Superior de Puebla (COEPES).

Pero sobre todo por premiar con nuevos RVOES a particulares y universidades que poco o nada han realizado a favor de la calidad de sus programas de estudios a nivel de licenciatura y maestría, su plantilla docente y la acreditación nacional e internacional de sus carreras; y por la evaluación de las competencias y saberes de sus egresados, frente a otras universidades nacionales o del mundo.

La SEP ha sido omisa en el cumplimiento de la ley en la materia, al no publicar en el Periódico Oficial del Estado durante los meses de junio de cada año el padrón actualizado de las IES particulares con sus programas educativos con RVOES vigentes y definitivos, al no someter a estas instituciones a evaluaciones continuas, al no exigirles suscriban convenios con universidades extranjeras y el cumplimiento de estándares internacionales de calidad, y al renovar casi de manera automática cada seis años los RVOES que tienen autorizados.

Pero también por incumplir con los propios acuerdos emitidos por sus titulares para obtener y mantener los RVOES.

Mas que investigar o dar seguimiento a investigaciones iniciadas sobre la expedición irregular de estos Reconocimientos, el secretario de Educación Melitón Lozano Pérez tendría que estarlos suspendiendo, y la Secretaría de la Función Pública iniciando procedimientos a los últimos titulares de las dependencias que los autorizaron al margen de la legislación evidente.

A todas luces es evidente que los RVOES expedidos después de 2012 —más de 2 mil—, incumplieron con lo establecido en la Ley de Educación Superior de Puebla, y con los acuerdos para su tramitación, comenzando porque los particulares e instituciones beneficiadas carecen del aval de organismos evaluadores y acreditadores reconocidos.

La mejor evidencia de que los RVOES otorgados violan la legislación es que el organismo creado ex profeso —para vigilar la calidad de la educación, que las universidades se certificaran y acreditaran sus programas de estudios y para que las nuevas licenciaturas, maestrías o doctorados que abrieran contaran con el aval de organismos evaluadores reconocidos—, ni siquiera ha sesionado.

La Comisión Estatal para la Planeación de la Educación Superior de Puebla (COEPES), creada en 2012, es un organismo muerto, que sólo existe en el papel y que nunca ha evaluado a fondo el estado de la calidad de las IES que operan en la entidad.

Sólo así se explica que Luis Maldonado Venegas, Jorge Alberto Loyola Legorreta, Jorge Benito Cruz Bermúdez, Patricia Vázquez del Mercado e Ignacio Alvízar Linares hayan autorizado entre los años de 2012 y 2018 la friolera de 2032 nuevos RVOES, y paradójicamente no hayan suspendido o revocado al menos uno.

***

Correos: periodistasoy@hotmail.com y rruiz@e-consulta.com

Twitter: @periodistasoy

Facebook: https://m.facebook.com/RodolfoRuizOficial

Popups Powered By : XYZScripts.com