LA CORTE DE LOS MILAGROS

Archiv para 13 agosto, 2019

El millonario negocio de los uniformes y zapatos escolares

.

Al nuevo secretario de Educación Pública del estado, Melitón Lozano Pérez, no le falta razón al denunciar que hubo un gran negocio en la compra de uniformes y zapatos escolares que realizó el gobierno de Guillermo Pacheco Pulido por más de 400 millones de pesos.

Tampoco en cuanto a sus quejas sobre la calidad y deficiencias de las telas, hilos, tejidos y componentes de las prendas y calzado para los escolares del próximo ciclo lectivo.

El asunto no tendría que quedarse en una denuncia pública, sino investigarse a fondo, hasta que sean sancionados los funcionarios involucrados y los empresarios favorecidos, en caso de que se acrediten los sobrecostos y las anomalías expuestas esta mañana por el nuevo titular de la SEP.

Un problema de entrada es quién hará la investigación, pues la titular de la nueva Secretaría de la Función Pública en la gestión del gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, Karen Berlanga Valdés, fue la encargada de la Secretaría de la Contraloría en el gobierno interino de Guillermo Pacheco Pulido.

La investigación tendría que partir de un comparativo de costos, entre lo que se pagó en 2018 y lo que se erogó este año y otro comparativo de las empresas que participaron en uno y otro año en la confección de uniformes y la fabricación de zapatos.

Los primeros indicios arrojan que este año el monto erogado por el gobierno del estado fue mayor, no obstante que las maquiladoras y talleres elegidos por la Cámara Nacional de la Industria del Vestido y la Cámara de la Industria del Calzado cobraron menos por pieza.

A decir de industriales poblanos que este año fueron marginados tanto de la confección de uniformes como de la elaboración calzado escolar, el gran negocio lo hizo un intermediario: José González Cobián, en complicidad con otros empresarios.

El dueño de Industrias Cobitel habría fabricado y vendido la tela con que se elaboraron los pantalones, faldas, camisas y blusas, y seleccionado junto con el presidente de la Delegación Puebla-Tlaxcala de la Canaive, Federico Carmona Ocañas, a las fábricas que los confeccionaron a precio de maquila.

Por cada uniforme escolar, del millón 44 mil 644 que se hicieron para alumnos de primaria y secundaria, el intermediario se habría ganado alrededor de 30 pesos, es decir, más de 31 millones de pesos en conjunto.

Con el calzado ocurrió lo mismo. Los fabricantes de León habrían vendido cada par a 85 pesos, y el gobierno habría pagado el doble por un total de 713 mil zapatos para estudiantes de primaria. La ganancia del intermediario habría rondado los 60 millones de pesos.

¿Hasta dónde llegará la investigación de la nueva Secretaría de la Función Pública? ¿Sus pesquisas abarcan sólo a los funcionarios de la Secretaría de Educación Pública que intervinieron en estas compras de más de 400 millones de pesos? ¿O se van a extender a los empresarios e intermediarios que participaron en este millonario de negocio? ¿A poco van a llegar hasta González Cobián, socios o compinches?

***

Correos: periodistasoy@hotmail.com y rruiz@e-consulta.com

Twitter: @periodistasoy

Facebook: https://m.facebook.com/RodolfoRuizOficial

Popups Powered By : XYZScripts.com