Tauromaquia

.

José Alberto Vázquez Benítez

“Asistir a los toros NO daña a los niños” Revista Médica de Inglaterra The Lancet”. El reporte tiene su base en cuatro estudios independiente llevados a cabo por equipos de psicólogos, siquiatras y sociólogos de tres universidades en España.

El reporte dice que mirar corridas de toros no puede ser considerado de peligro para la salud mental de los niños…”siempre que ellos tengan una salud mental sana y asistan periódicamente a la llamada en España, Fiesta Nacional  y que esta asistencia sea voluntaria, esporádicamente y acompañados de adultos que muestren actitudes positivas”.

Abundan en la literatura taurina las declaraciones, memorias, confesiones y reconocimientos de una cantidad enorme de grandes aficionados, los llamados “chipen” o de mucha prosapia, tradición familiar y verdadera sapiencia, los que son aficionados de pura sepa quienes proclaman que asistieron a sus primeras corridas acompañados o llevados de la mano de sus padres y abuelos.

Este tecleador, Juez de Plaza, conserva muy vivo el recuerdo de que en una ocasión y subiendo la escalinata de acceso a la plaza, venia detrás un pequeño tomado de la mano de su papá, subiendo también y con mucho énfasis le dijo al padre: “Papá, papá, cuando vengo a los toros, desde que voy llegando ya estoy muy emocionado”.

Que sí el torero nace, o se hace, es frase, un decir que tanto ha inquietado al paso de los años, pero que al ver fotografías como estas nos hacen pensar que en definitiva, estos chavalucos “ya lo traen dentro”. A oídos necios…¡Trompitas paradas! A ver, estimados lectores y necios antis: ¿Quién me explica? ¿Quién me dice? ¿De dónde sacan esos chavales estas gesticulaciones? Muy expresivos gestos al torear.

Screenshot_20181130-101907

A oídos necios…¡Trompitas paradas!

Niños y menores, siempre acompañados de sus padres ahora asisten a las plazas de toros con notoria y mayor curiosidad, como resultado de lo que dicen y preconizan, sin fundamento alguno y sin la menor posibilidad lógica de que esto sea posible: buscando los alfileres que les ponen a los toros en los testículos para aumentar su bravura. En general  como esto, tantos ataques a la fiesta han dado como resultado una mayor asistencia a las plazas y más de los menores.

IMG_20181014_131144

Con la curiosidad con que siempre han actuado los niños, ahora asisten más atentos al toro.

Ni duda cabe del hecho bien comprobado, desde bien pequeños, el ver toros les ocasiona profundas y vibrantes emociones.

20181120_135604

Íntegra, la publicación de la revista Británica “The Lancet”.

 

FB_IMG_1491674666726(1)

Estos chavales, lo torero ya lo traen dentro.

20181130_101354

Enormes emociones y entre más pequeños, más les emociona.

 

Sentencia de un Nobel de literatura

EL premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa peruano de nacimiento y su país su incluye entre los siete que conforman el llamado Planeta de los Toros, ha sido muy efusivo al expresar:

“Yo he llevado a mis hijos a los toros y ninguno ha salido cruel, porque este es un espectáculo de creación de belleza como la poesía,  la música y la novela”. 

20181130_111001

El premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa se manifiesta a favor de la asistencia de los niños a los toros.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario