Lo que les echan y el mal torear…

.

 

FOTO 1. Becerros que les echan con poco

Becerros que les echan con poco trapío y escasa edad.

Éste es un tema que ya hemos tocado con anterioridad, pero resulta de vital importancia para el prevenir, preocuparse en mantener viva la fiesta velando por su futuro. Y así cómo suelen hacerlo, como neciamente persisten en ello, poner a los chavales a torear, dar sus primeros muletazos a lilipucences o  becerros sin trapío que más piden biberones con alimento que muletas; así no es la cosa. Véase los incipientes pitones que no representan amenaza o peligro alguno. Se dice y se sabe que para aparecer en esos primeros carteles son sus maestros quiene$ de ello $e encargan. Maestros que no corrigen no ponen atención a lo más importante: la distancia al torear y el tamaño de las reses.

 

FOTO 2. Ante la ridiculez del tamañito de los becerros

Ante la ridiculez del tamañito de los becerros, las enormes muletas y el descuido en la distancia para dar el muletazo.

Ante la ridiculez del tamañito de los becerros, las enormes muletas que lucen como verdaderos telones ante la pequeñez de un eral u añejo de evidente poca fuerza. El error que insistimos en señalar es que claro queda que estas reses sirven para entrenar y practicar << Mis respetos para quien se pone frente a ellos >> pero no para eventos públicos de cobrar y sobre todo de engaño para los chavales que van en esos carteles muchas veces pagando por su actuación o bien cubriendo gastos o con venta de boletos que corresponden a la parte de “los gastos” obviamente, sin ver nada de regreso…¡Haiga o no haiga ganancias!

 

FOTO 3. Se comete el gran error de publicar en las redes

Se comete el gran error de publicar en las redes, fotografías que muestran cantidad de cosas no deseables.

Para colmo, sí lo antes dicho pareciera poco: con un enorme descuido de imagen, publican y promueven en la Rs.Ss. fotos como esta que son un verdadero insulto a la Tauromaquia y sobre todo a promover su enseñanza; véase, nuevamente lo señalamos, la gran distancia para dar el pase y el enorme tamaño de la roja muleta en desproporción con el tamañito del becerro que muestra apenas nacientes encornaduras.

Pero además, lo más grave que a parte de dar pena, mueve a risa, son los sobrenombres o apodos que les ponen a los torerillos; diminutivos graciosos de los apodos de grandes toreros, sin mencionar algunos para no herir susceptibilidades, pero de verdad que dan risa, los terminados en…”ita”…”ito”…”illa”…”illo”; eso de verdad suena a ¡pura jaladita!

FOTO 4. Claro ejemplo de los torazos que echan en

Claro ejemplo de los torazos que echan en capeas y toreadas callejeras.

Y en contra de lo que aquí queda dicho, va el ejemplo de lo que viene siendo un semillero de toreros: lo que les echan en las calles en capeas y toreadas populares. Hasta se puede afirmar que, actualmente, ayuntamientos y comisiones de las comunidades que acostumbran y tienen entre sus tradiciones la suelta de toros en las calles y plazas públicas, parece ser que están en franca competencia de: A ver … Quién suelta los más grandes, más hechos toros? Y, hasta en el momento que hacen la compra, publican fotos de los toros que han adquirido para sus fiestas. Va en la foto claro ejemplo de ello, foto, crédito de Francisco Soria, torazo de “Hato Blanco”, Guateles.

 

DE ACONTECERES TAURINOS: En Pamplona: lo más importante es ¡Cuidarse el cerebro!

Concluidos los sanfermines y haciendo cuentas, restan, faltan ahora ya solamente 50 semanas para Pamplona 2020, el recuerdo de lo visto estas madrugadas al ver correr los toros en las calles, permanece además de almacenado en la memoria, en las imágenes que por mucho tiempo recordaremos, aquí van dos de ellas: Una muestra el tremendo peligro que representan unos << pitones delanteros y en puntas >>.

FOTO 5. Tener mucho, mucho respeto con los

Tener mucho, mucho respeto con los pitones delanteros y en puntas. Verdadero peligro.

Y en la otra, se ve el enorme, gran cuidado que los expertos corredores ponen, al cuidar las partes más importantes del ser humano, como el cerebro y las zonas más vulnerables

FOTO 6. Pero, lo más importante, cuidar mucho

Pero, lo más importante, cuidar mucho las partes vitales; el cerebro.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario