Archiv para mayo, 2020

Tauromaquia. En las Tientas eso de la “Nueva Normalidad” será volver a lo de antes

.

1470651352_FB_IMG_1531856593530_223815 

Y ojalá así sea; como era en los tiempos recién idos. En el tentadero de la hacienda ganadera: el Señor Ganadero, el Matador invitado, algún par de chavales que el Matador apoya; el emeuvzeta de la casa y otro par de invitados gente con mucha experiencia, conocimiento y relación con el ganado a tentar. Me refiero al ganadero, vecino o con quién se compran o comparten sementales y vientres. La Tienta en Plan de Trabajo es eso; seriedad e intimidad absoluta. Solamente así se puede calificar con máximo de honradez, pero sobre todo echar pa’ tras todo lo que no sirve o no funciona al gusto del ganadero. En la ilustración, no solamente se sigue la regla de Sana distancia, también sobran las sillas para invitados.  

20200303_174434

Así era antes y debe de ser, como en Piedras Negras, ante la vaca o el novillo pensado para semental, y al no merecer en la Bendita libreta de la casa calificación más que satisfactoria, se escuchaba el grito: ¡Cuerda y puerta! Y, aquí lo más importante, importante, tras la puerta, jalando la cuerda, cuchillo en mano estaba el carnicero. Nada de pensar en vender eso para festivales, plazas de pueblitos o similares, donde se torea lo más barato, que no es lo mismo. Que enorme daño ha hecho a las ganaderías los compradores de lo “de deshecho”, los que van a la pura compra a ver que agarran; eso sí igual que otros malditos estorbantes, los aduladores, los que actúan de gana-pulques, que eso, los pulques se ganan a base de adulaciones, sonsos y falsos elogios al pobre ganadero; pobre sí se los cree. En la foto, la imponente sobriedad de la soledad en la tienta. 

 

20200528_105328

La tan mentada Sana Distancia, debe de ser no un consejo, tiene que ser un mandato, una estricta orden en las plazas de tienta en las casas de toros criar con seriedad. El Matador Diego Urdiales en la foto, toreando con la tranquilidad que sólo da el silencio, con chaleco de vestir,  zahones y panameño de negra toquilla en cabeza y en tienta a puerta cerrada ante reservada concurrencia en la ganadería “El Pilar”. (Foto: Eventbrite)

 

IMG_20200410_123625

Bien vale, con verdadero gusto rememorar a los Señores Ganaderos,  como don Raúl González, quien con verdadero señorío e imponente autoridad, ejercían la exigencia de que para tentar en sus casas se requería vestir muy dignamente. Dicha orden se conocía y respetaba de lo contrario se escuchaba el cuestionamiento: – ¡Chavales, ¿Por dónde han venido?! – Por el camino de la loma, Señor… – ¡Pues por ahí se me van a largar…de inmediato! Mandato salido de la cara más seria e impactante que se había visto debajo de un sombrero. A eso, a ser corridos vergonzosamente se exponían quienes vestían en harapos. Al respeto a la liturgia de la tienta debe agregarse la sobriedad y elegancia al vestir. En la Foto. José Miguel Arroyo “Joselito” en labores de tienta vestido con elegante saco de twid que combina a la perfección con la gorra, zahones de piel curtida y botos camperos. FOTO 4. 

 

GRANDES DECIRES  DE LA FIESTA QUE DEBEN PREGONARSE.

IMG_20190414_182224

“La Esperanza es lo último que se pierde” el Matador Saúl Jiménez Fortes recién ha expresado este decir: “A veces cuesta trabajo esperar sentado y conviene soñar que sales toreando al frente y hasta los medios” en un sentir que hoy nos dice mucho,  ojalá y en las primeras corridas que se den próximamente alguien, algunos de los toreros vistan de color “Verde Esperanza”. De verdad que es la Esperanza, la virtud que debe campear y más en estos turbulentos y aterrados días, eso, tener mucha esperanza nos hará salir adelante. Aquí le vemos cómodo, y tranquilo sentado en silla de palo, y en escorzo, instrumentando con eficiencia el primer tiempo del muletazo: Citar, esperar, aguantar, en este caso sentado.

20200524_133707

Y una vez de pie puesto, con el cuerpo erguido, continuar  el muletazo con mucho mando para cumplimentar: mandar, templar y ligar los muletazos, con la silla tras la cintura de manera muy elegante. (Fotos: @JimenezFortes)

Centenario del “REY de los TOREROS”

.

 

foto 1

Se están cumpliendo este 16 de mayo los Cien Años del fallecimiento del conocido “Rey de los Toreros” José Gómez Ortega el muy bienquisto “Josélito” hermano que fuera del otro gran famoso coleta de inicios del siglo pasado, Rafael “El Gallo”. En su aniversario le seguimos recordando y cantando como el poeta Alberti: “Niño de amaranto y oro, cómo llora tu cuadrilla y cómo llora Sevilla,  despidiéndote del toro”. Majestuoso título de “Rey de los Toreros” bien ganado y que aparece en la Portada del libro en su homenaje, salido de la pluma de Paco Aguado, edit.,Espasa. (FOTO 1) Biografía del portento de Gélves, “de Sevilla tuvo que ser”, muerto en Talavera de la Reina por el Toro “Bailaor” de las dehesas de “Viuda de Ortega” alternado esa tarde con Ignacio Sánchez Mejías – su cuñado –  otro torero de vida y muerte trágica. Las cornadas fueron en el muslo izquierdo y entrando el afilado pitón por el bajo vientre, destrozando el hígado, herida mortal por necesidad. “Bailaor” era burriciego, José al inicio de faena, lo ve venir de largo, le presenta la muleta por delante, el Toro la ignora – no la ve – y va sobre el cuerpo del torero.

 

FOTO 2. Medallacen Plats y Ley, remembranza de

Medalla, remembranza del torero en Plata y Ley de la colección “Suertes y Toreros”. (FOTO 2) De los hechos que le convirtieron en un hito de la Historia del Toreo mencionamos que sumó un total de 310 corridas en sólo 3 años: 1915, 1916 y 17, si bien el Gran Belmonte alcanzó 109 corridas en un año, 1919. Estas cifras marcan el rebasar por primera vez un espada 100 corridas en un año. Hecho que además de histórico tiene la importancia enorme que daban las circunstancias en que ocurrieron: los medios de transportarse. NO existía el transporte aéreo, todo era moverse en ferrocarriles, carros de tiro y se iniciaron los primeros vehículos a motor a fabulosas velocidades de 80-90 km/hora lo máximo; al cansancio del torear y la tensión de los paseíllos que les seguían por las corridas firmadas, sumemos la incomodidad de los viajes, los traqueteos de los trenes, el mal dormir y apenas comer. Y muy controversialmente en nuestros días las figuras no quieren rebasar las 70 Corridas y muy a gusto con las billeteras llenas, apenas cuentan los 60 festejos al año.

 

FOTO 3. Joselito en señorial figura

Recordamos y subrayamos que Joselito toreo: en 1915, 102 corridas. 104 en 1916 y 103 en 1917. Proezas dignas de admiración y todo encomio. Llegó a causar verdadero asombro entre sus contemporáneos fueran o no gente de coleta. Extraordinario comportamiento y aportaciones, mencionamos una, que ahora en estos días es muy difícil que ocurra, cuando las figuras actuales muy lejos están de actos como este: se cuenta que cuando en alguna corrida en que un toro no embistió bien, al terminar se acercaba al ganadero para pedirle que lo convidara a encerrarse y re-tentar a la madre: “quería saber el porqué de aquel indómito comportamiento”, que no le había gustado.

FOTO 4. Los llenos en las plazas que la presencia de José prov

Rafael Jiménez, hijo del gran “Chicuelo” refiere que escuchó de su padre, quien mucho vio en los ruedos a nuestro personaje: “Jamás vi un torero como ese”, viniendo la frase de quien viene, otro torero de regia personalidad, debe tomarse como verdadera sentencia bíblica. Y, analizando esta personalidad desde un punto de vista muy actual y preocupante; las entradas en las Plazas, véase en la foto, los tremendos llenazos que José provocaba en las grandes Plazas y no eran encamisados, ni borrachines cerveceros quienes iban a verle.

 

FOTO 5. Joselito elegante en carruaje de tir

Por la mañana de ese 16 de mayo José hizo pie muy de madrugada y asomándose al balcón preguntó a la doméstica que un Té de manzanilla le servía: – Sí ya había llegado el automóvil que habría de llevarlo. Ella, de manera extraña al responder que no, que aun era muy temprano, le aseveró: – “Señorito no vaya Usted a Talavera”. Llegado el auto; al  tren que les llevó, nuevo automóvil de la estación del ferrocarril a la posada donde habría de vestirse y al bajar del auto se cayó el botijo del agua que su nombre tenía grabado “joselito”, quien quedó muy serio y melancólico contemplando la escena del botijo roto, ya con un sonrisa en los labios, exclamó –  ¡“Ya se partió gallito”! En la foto, llegando a la Plaza en elegante carruaje.

 

FOTO 6. Fotografía del estudio de Galvache 1924

Joselito, artista, motivo de inspiración de otros artistas. Así le vemos en los cuadros realizados por los taurinos pinceles de Genaro Palou y Antonio Rodríguez  Resulta indiscutible que la posición en escorzo, el sereno y expresivo rostro del torero en los cuadros es la misma que en la foto de la lente, de Galvache (1914)  lo que asevera el logro de una imagen rebosante de arte que amerita ser llevada a la tela y el óleo.

Para concluir esta entrega, Joselito “El Gallo”,  en sólo 8 años de la toma de Alternativa en 1912 a su muerte 1920, tiempo de su carrera taurina, estoqueó un total de 1500 Toros – 1922 incluyendo novillos –  y lidió en 650 – 831 incluyendo las novilladas, festivales y corridas. Con estas palabras, se despedia, dichas a su madre muchas tardes al salir de casa, rumbo a la Plaza: “No tengas cuidado, a mi no me va a pasar nada”. Enterado de lo ocurrido Rafael “El Gallo expresó: “En Talavera, José me ganó la partiaa”.