Archiv para septiembre, 2016

“Enamoramiento a primera vista”

.

Eso, enamoramiento a primera vista, fue lo que de manera obligatoria surgió en quienes vimos desde los corrales de la Plaza de Bilbao, célebre por la gran presencia de los toros que ahí se lidian en su feria de agosto; cautivante era la estampa del toro.

toros01

De gran y muy grata presencia, destacando entre sus hermanos el toro “Atrevido” procedente de la casa ganadera decirles “Alcurrucen”. Girón en castaño; o, Castaño, girón era de capa con muy vistoso pelaje, guantero y bragado.

Embestida monumental de toro de bandera con toda la cabeza, la enorme en arboladura de la cornamenta, por cierto, ligeramente tocado del larguísimo, pareciera que fuera “zurdo” del derecho, es decir ese pitón de mayor longitud que el izquierdo. Lo que sí, que tocado, lo era.

toros02

Y en esa foto le vemos embestir a una muleta mandona de un Diego Urdiales, cuyo vestido de torear hace alusión – aprecie Usted el detalle – Viste don Diego en Vino Burdeos y oro, y los dibujos y trazos del vestido son hojas de Vid en racimos de uva y ramas de la planta, señalando que la madurez de Urdiales le tiene como los “buenos vinos” a punto de gozosa degustación.

toros03

Bilbao esa importante plaza ha servido de confirmación de que en Diego Urdiales hay una figura a nivel Maestro. Su madurez taurina  dejado el grato sabor de boca que dejan los buenos vinos. Sus triunfos en el presente año seguramente le harán ver su nombre en futuros y buenos carteles.

toros04

 

EXPRESIONES TAURINAS.

“AGUANTANDO VARA”

La frase, muy taurina “aguantando vara” o “aguantar vara” se utiliza durante el primer tercio de la lidia, o “Tercio de varas” y hace referencia al toro que pelea, se muestra fuerte, se crece al castigo,  se entrega contra la vara de pica, y por ende contra quien la sostiene aupado en el caballo.

toros05

De ahí que del toro que pelea con enjundia se dice: “aguanta vara”. Pero, en la foto que ilustra este post, lo interesante es que el picador, ya esta prácticamente en el suelo, el tumbo provocado por el bravo toro ha sido espectacular. Y en este caso que comentamos ha sido el varilarguero, el picador, el que ha  aguantado vara.

Coloquialmente, la expresión aplica cuando alguna persona se resiste a los embates del tiempo, de la vida. Aguanta, resiste, diríamos a las embestidas del toro de la vida. Y, aún cuando alguien en lo cotidiano de la vida domestica enfrenta estoicamente las embestidas de esposa y suegra, decimos que…¡Aguanta vara!