Archiv para 23 octubre, 2015

“MARIDAJE DE ARTE, HISTORIA Y EL TOREO UNIVERSAL”.

.

El resultado logrado por Alejandro Talavante al representar de manera magistral, con maquillaje y “puesta en escena” de su propia inspiración al célebre “Caballero de la mano en pecho”, el retrato salido de los pinceles de “El Greco” y que el de Badajoz, ha logrado representar de manera impactante. Este trabajo de montaje en cuerpo presente ha sido parte del original trabajo realizado por Talavante y sus compañeros acartelados para la recién concluida Feria de Nuestra Señora del Pilar en Zaragoza. Los originales carteles en el momento de su diseño y elaboración contaron con la participación y creación activa de los toreros.

Pilar.Talavante.jpgEl Caballero de la mano en el pecho: Alejandro Talavante, la similitud es enorme

Otro que ha logrado un efecto que trasciende y rebasa las limitantes de un simple cartel, ya sea taurino o para algún otro espectáculo, de verdad es de maravilla el resultado logrado por José Antonio Morante de la Puebla, quien con vibrantes colores ha tatuado, si se puede decir, su cuerpo con los mismos trazos de flores y hojas que el genial Salvador Dalí muchas veces utilizó en sus diseños y alegorías taurinas. El resultado al pintarse el bigote de retorcidas puntas al estilo de quien también mucho amó y admiró la fiesta resulta al nivel de ambos personajes, representado y representador: Genial.

Tan genial e impactante resultó este cartel, que al hacerse gran difusión de esta feria, colocaron cartel y espectaculares en calles, comercios, autobuses, no solo de la ciudad zaragozana, sí no que al llegar esta publicidad a Barcelona, la alcalde de esa ciudad, tan azotada por el criterio de sus gobernantes, ordenó el retiro de dichos carteles, logrando el efecto contrario; un gran interés y una publicidad extraordinaria en torno a la feria y su exitosa difusión: Por cierto los

llenos en las corridas fueron los 8 días continuos con toros y llenazos de entusiasmada afición en la plaza.

PilarMorante.jpgMorante pinta, decora su cuerpo a lo Salvador Salí. Los bigotes y su efecto son geniales.

Julián López “El Juli”, otro gran promotor y defensor activísimo de la fiesta, ha participado también en la auto-decoración de su cuerpo para un cartel que resalta por la sencillez de su diseño: “El Juli” en blue jeans; un capote de brega sobre el torso descubierto, y sobre la cara interna del brazo con grandes letras la palabra: “RESPETO”, respeto es el argumento que Julián prácticamente por todo el universo taurino ha venido enarbolando como estandarte en defensa de la fiesta:

Pilar,Juli.jpgJulián López “El Juli”, muy bien agestado, vistiendo pantalón vaquero, con capote de brega al hombro y en su antebrazo la palabra “Respeto”, respeto para la fiesta, que es lo que “El Juli” ha venido defendiendo.

Alberto López Simón, ya con el galardón en el bolsillo del “Torero Revelación” en la espuerta con sus solo 25 años de edad se ha puesto la corona de rey de la fiesta en el cerrojazo de la feria motivo de difusión con un majestuoso cartel con su cuerpo semidesnudo, cosa que a miles de puritanos y espantadizos mojigatos no gustó. En este sabio diseño, es la palabra “VERDAD” la que con grandes letras aparece sobre el muslo derecho del torero, exactamente sobre la gran cicatriz de la doble cornada que en la plaza de Albacete recibiera, unas semanas antes de lo que aquí comentamos, y así con el muslo cosido a puntadas, la herida sin cicatrizar se presentó a torear en la misma plaza en que fue herido para conquistar nueva salida a hombros en olor a multitud y por la puerta grande bien abierta en su honor y haciendo honor lo que es su toreo; VERDAD PURA:

Pilar,LópezSimón.jpg(1) “Soy Verdad”, escribe en su muslo derecho, el de la tremenda cornada, recibida en Albacete. Alberto López Simón.

Este diseño de carteles, tomados de modelos vivos con la activa participación de los personajes retratados y el gran éxito obtenido deja de manifiesto, bien claro, el Derecho Universal a respetar nuestras tradiciones. Y que el Arte de la Tauromaquia tiene una influencia cultural en todas las Bellas Artes.

Otra manifestación de la comunión del arte y la tauromaquia, ahora aunada a la historia tuvo lugar en el Puerto de Palos, célebre sitio del embarque de don Cristóbal Colon rumbo a su viaje concluido el 12 de octubre de 1492 con la llegado a lo que entonces se llamó el “Nuevo Mundo”, pues de ahí del Puerto de Palos levaron anclas, pero,

también esa localidad fue el sitio de nacimiento de los célebres hermanos Pinzón. Este año la corrida se ha dado con casi una semana de retraso por las fuertes lluvias. En Palos de la Frontera, Huelva, tierras andaluces vieron la luz los hermanos Pinzón, Martín, Alonso y Vicente, que como dice la cancioncita…¡eran unos marineros…! Y es en su recuerdo y homenaje que en esa plaza se celebra por cuarto año consecutivo la corrida “Pinzoniana”, en la que los actuantes visten a la usanza de aquellos intrépidos navegantes en esos años de viajes y descubrimientos.

Las cuadrillas encabezadas por Jesús Manuel “El Cid”, Manuel Escribano y David de Miranda han partido plaza luciendo vestimentas al estilo de la época.

IMG_20151020_121822_edit Hecho de remembranza histórica. “La Corrida Pinzoniana”, en el Puerto de Palos. Los actuantes visten a la usanza de esa época: 1492.

 ANECDOTARIO TAURINO.

“PUES. – ¡MUÉSTRALE EL GAFETE!”.

CooorreleWey.jpg“Pues. – ¡Muéstrale el gafete!”

El Caporal, además de muy responsable de sus deberes es un extremo celoso guardián de todo lo que en la hacienda ganadera se guarda: la casa hacendaria, el potrero e instalaciones, pero sobre todo extremadamente cuidadoso del ganado de lidia que está a su cargo. Don Cipriano el caporal vio asombrado, como se detuvo el carricoche aquel, sin placas y en la parte delantera del techo unos faros y escandalosa sirena. Del auto bajo un sujeto sombrerudo de actitud grosera y prepotente y le dijo que tenía que hacer una revisión minuciosa de “todo el rancho”. A lo que don Cipriano respondió que no tenía orden de su patrón y el grosero aquel respondió. – “A mí tú patrón y tú me valen…”, al tiempo que le mostraba un llamativo gafete con su foto.

Pronto el abominable sujeto ya había cruzado portón, cercas y por todas partes curioso metía su nariz, al llegar a querer abrir las trancas del potrero donde se encuentran los sementales, don Cipriano, atento, le dijo: ¡Por ahí Nooo por favor…!

A lo que el sujeto respondió. ¡A mí me vale! Ya le enseñe mi gafete!

Pasaron pocos minutos y don Cipriano escuchó los gritos desaforados y desesperados del judicial que corría tratando de alcanzar y saltar la cerca teniendo atrás un enfurecido toro embistiéndole y a punto de alcanzarle: – ¡Auxilio!, ¡Ayuda! – gritaba con cara de pánico.

A lo qué don Cipriano, viendo que el toro casi le alcanza ingeniosamente respondió: – ¡Muéstrale el gafete!