Archiv para abril, 2015

¡El Nuevo Coliseo de Puebla!

.

La vieja casona de los de Velasco, verdadero palacete que fuera de las primeras casonas de esta ciudad y propiedad de la familia, descendientes del segundo virrey de la Nueva España, practicante y protagonista del arte de alanzar toros, fiestas que mucho engalanó con su presencia. Pues bien, hay dieron cita los empresarios a sus invitados, ganaderos, toreros, novilleros y gente de la fiesta del toro que, atentos escucharon las participaciones de don Carlos Mouriño y del matador de toros y hoy exitoso empresario Arturo Gilio.

tor01

Tocó a este escribidor hacer la presentación formal de quienes presentaron el llamado proyecto que es ya una realidad a dos semanas de arrancar la construcción activa de los que seguramente, aunque en la presentación se dijo que carece de nombre será llamado “COLISEO de PUEBLA”. Ubicado en la explanada que se encuentra entre los estadios “Cuahutemoc” (fut bol) y ”Hermanos Serdan” (Beis Bol) en un amplio terreno de cerca de tres hectáreas.

El plazo para terminar la obra se estima en 18 meses, se habló de los meses de julio agosto del 2017 para que se haga, todavía no se sabe a ciencia cierta el primer paseíllo de corrida de toros o la presentación de algún espectáculo de los llamados de primera línea. Todo esto queda a disponibilidad de las llamadas “Tours” de las grandes figuras del espectáculo, o dependiendo sí estén en curso las ferias en España y por tanto la posibilidad de que se encuentren por aquí las figuras de escalafón. De ahí que el evento. O festejo de inauguración quedan aún a buena distancia.

tor02

Las características del coso techado, con capacidad para corridas de toros de cerca de nueve mil espectadores, con cómodos palcos en dos modalidades Platino con pases para 18 espectadores en todo tipo de eventos. Los Platino en la parte baja del coso con butacas ergonómicas y los de Oro con pases para 15 espectadores, ambos con duración a la compra de 10 años. Comodidades como estacionamiento privado de acceso inmediato; los Platino con dos

cajones y los Oro con tres espacios, existiendo la posibilidad de adquirir un espacio o cajón extra. Elevador exclusivo para acceso VIP independiente, cuentan con alacena, cocineta y barra con tres butacas y con sala de estar. En las tauroinstalaciones, contará con cuatro corrales amplios y bien comunicados para albergar diversas corridas – encierros – de toros y 8 toriles 8, y un amplio ruedo de 38 metros de diámetro.

tor03

La presentación de tan importante Coliseo culminó con todos los asistentes puestos de pie; copas de vino en mano para brindar por que el éxito y buena fortuna que de seguro acompañará a esta entusiasta empresa.

 

ANECDOTARIO TAURINO.

La presentación por parte del matador Arturo Gilio y su equipo de lo que será el “Coliseo de Puebla”, trajo a recuerdo, una de las anécdotas que tienen lugar preferente en nuestro disco duro de la memoria:

Toreaba en Puebla el matador Gilio y a la hora de entorilar, después del sorteo, el que esto escribe, entonces Inspector Autoridad, dejé el paso, para que se colocara en buen sitio al apoderado de Gilio, el increíble Marcelo Acosta, por todos conocido y llamado “El Hermano Lobo”, por su espesa barba, peludo rostro y actitud siempre sigilosa. Al cederle el paso para que, supuestamente pudiera apreciar las cosas que se dicen hacen los toros al entrar a toriles: sí rematan en las puertas, si rascan la arena, echan pa´tras, se dan la vuelta, y otras más que se piensa serán premonitorias de su comportamiento en plaza.

tor04

-“¿Tú también crees en eso?” – me interrogó cuando me hice a un lado dejándolo pasar -. Se rió, movió su peluda cabeza, y al terminar las maniobras de entorilar, tomándome del brazo me contó:

“Un vez toreaba Arturo; era en sus inicios, habría que buscar siempre la manera de que toreara. Hacíamos empresa, un mano a mano; no-recuerdo-con-quién-. Sale el primero de Arturo; negro zaino, manso perdido, se acercaba a los burladeros y huía, al llamarlo con los capotes se espantaba y salía corriendo, ya ni te digo lo que hizo con los caballos, nunca les dio el frente y ante un rozón de puyazo salió echando brincos como chivo”.

“Decidí devolverlo a corrales y así se lo pedí al Juez, para que ordenará su devolución, ante el asombro de todos pues bien sabían que no había otro de reserva. Se corrió el turno, salió el segundo de

Gilio como sustituto de su primero, y me fui a toriles. Pedí que con palas, con lo que se pudieran cubrieran los lomos, todo el toro con arena blanca que afortunadamente había un montón ahí cerca. El toro que era negro zaino quedo bien, pero, bien, cárdeno claro.

Cuando sonó el clarín ordenando la salida del segundo de Arturo, se abrió la puerta del toril y salió el toro todo cubierto de arena blanca y en medio de una polvareda, salió como diablo y duro a rematar en burladeros; se comía los capotes. Duro, y directo se fue sobre los caballos y casi provoca un tumbo. Hubieras fisto como fue en la muleta, la locura en la plaza con el “bravo” toro. ¡Arturo le cortó las dos orejas!