Archiv para noviembre, 2013

Suertes clásicas. “El Tricherazo”.

.

El pase de Trinchera, trincherazo, suele darse al inicio de faena, con la muleta bien cuadrada, muy bien “planchaa”, su objetivo es dominar al toro desde las primeras embestidas, y mostrarle quien manda durante la faena. Ese es el mandato que se proponen señalar de manera enérgica muchas figuras al dar este muletazo que debe mostrar poder, dominio, pero a la vez gran clase y relajamiento propio únicamente de quien sabe lo que hace o lo que manda. Esto significa que jamás podremos ver un trincherazo verdadero en algún principiante, o torero falto de experiencia o de mando. Por algo el genial Agustín Lara escribió en la letra de su paso- doble dedicado al Gran Silverio: “Monarca del trincherazo / Torero, torerazo / Azteca y español.

131122-toros-01

Y, ya que estamos con lo que se ha cantado y escrito en torno al pase de trinchera, vamos con el poeta Gerardo Diego:

“La Trinchera, es ¿Cante chico?

Depende de quien lo cante

Y abra y cierre el abanico.

Pásatelo por delante,

Cuidando en la tela el pliegue

Y largo, que llegue, llegue

Hasta más allá del vuelo”.

131122-toros-02

Don Gregorio Corrochano a propósito de este pase dominante y la manera de interpretarlo de Domingo Ortega escribió:

“Lo mejor que tiene Ortega, es el toreo por bajo. Ese aguante, ese temple, esa suavidad con que carga la suerte, echando todo el cuerpo sobre la pierna de salida, con la rodilla un poco doblada, es lo que tiene de verdadera calidad”.

131122-toros-03

Y, es que el pase de trinchera, según el tratado-biblia de los toros el Cossío lo clasifica dentro de los “cambiados por bajo” ya que se da la salida al toro por el lado contrario de aquel en cuya mano se tiene la muleta. Ya entrados en definiciones, se suele denominar “De trinchera”, al que se ejecuta sin flexionar la rodilla y se da de derecha a izquierda. Si se carga menos la suerte y es más ligero, se llama “De trincherilla” o más comúnmente “Trincherazo”, siendo el equivalente en terrenos de los pases de castigo, del “Ayudado por abajo”, recibiendo el nombre de ayudado, ya que el diestro se apoya en la espada para desplegar la muleta con mayor extensión.

Puede también, llamársele “Doblón”, si el animal es obligado por el pase a revolverse y se le quita así poder.

Van ahora algunos ejemplos muy ilustrativos:

131122-toros-04

131122-toros-05