Archiv para noviembre, 2012

Sabina un oportuno trapisondista en la plaza

.

¡Sabina, ¿En qué antro dejaste a Serrat?! Este fue uno de los muy ingeniosos gritos que escuchó Joaquín Sabina cuando su presencia fue identificada en el callejón de la Plaza México, en el momento en que Alejandro Talavante le invitó a salir del burladero donde se encontraba hospedado por el Dr. Rafael Herrerías para recibir el brindis de la muerte de su primer toro, que le ofreciera el de Badajoz.

Dos veces más tendría que salir él célebre y popular canta-autor a recibir los brindis que le ofrecieron el cejijunto Arturo Macías, y el llamado “Payo” Octavio García en los toros corridos en cuarto y sexto lugares. Brindis estos de gran importancia y relevancia, mancomunados por la importancia del personaje de quien se trataba y por el gran compromiso que para los tres alternantes representaba el estar acartelados esa tarde de segunda corrida de temporada.

Hablando primero de lo ocurrido frente al toro: los tres alternantes han dejado muestra fehaciente de su gran deseo de justificar su inclusión en este cartel y buscar aparecer en los de febrero del 2013. Por delante, Ale Talavante ha dado pruebas de su gran torerismo. Arturo Macias nuevamente ha salido, como lo hizo frente a José Tomás en aquella tarde de domingo del 2010, llegando como “llegan los valientes, con sus gallos bajo el brazo y entonces tuvo el atrevimiento de atravesarse en un quite al de Galapagar. Este domingo con la muleta en su primero ha instrumentado una “arrucina” con dedicatoria a Talavante, mismo que nuevamente a venido a México a echarse a los aficionados a la bolsa, y Octavio García quien en una sola tarde, la del domingo ha vivido la inigualable experiencia que solamente puede vivir quien pisa el albero de Insurgentes, la plaza que da y quita: Si bien después del paseíllo ha sufrido el rechazo absoluto del público, siendo silbado y abucheado al grado de no haber podido salir a saludar a la concurrencia desde el tercio, y después de la lidia del sexto, ha escuchado los gritos de Torero, Torero en medio de tremenda ovación, y tras haber perdido los trofeos, dos orejas, una le fue abonada en cuenta por el juez atendiendo a la clamorosa petición de las mayorías.

Y aquí va el comentario medular, pues buscando la salida por los túneles de la gran plaza, se alcanzó a escuchar el comentario de los rigoristas, los más papistas que el Papa, los exigentes que criticaban la entrega de una oreja después de media estocada y dos descabellos. Cierto, que hablando de conceptos muy protocolarios, una oreja, después de esta falla con el acero resulta fuera de lo establecido, pero lo hecho por “El Payo” así lo ameritó y el respetable con ovación y aclamación así lo avalaron. Todo va por el mismo sendero; el protocolo No-escrito de los brindis dice que: “En tarde de presentación de un torero en una temporada o en una plaza, el brindis de su primer toro va para el público”. Ale Talavante ha roto el protocolo y cruzando todo el albero al ofrendar su brindis al ilustre visitante, quien por cierto, y bien vale comentarlo, mostrando un gran respeto hacia la plaza y al rito de la corrida, se ha presentado espléndida y campiranamente vestido con saco de pana y sombrero a lo Jones, él qué ha hecho del desgarbo en el vestir un símbolo, también ha roto su propio protocolo, vistiendo muy ad-hoc para tarde de toros, por supuesto dejando a un lado jeans desgarrados y deshilachados o los espantosos pants, que muchos suelen usar como sinónimo de informalidad y contra ello, Sabina ha llegado a la plaza muy formalmente vestido. Por todo lo anterior, no resta más que escribir que los protocolos se han hecho para eso, precisamente, para romperlos. Y tratándose de Joaquín  Sabina e interpretando el hecho de su presencia en la plaza obedece también ha patentizar su apoyo a la fiesta, rematamos aquí con lo que él ha dicho cuando fue cuestionado en torno a la prohibición de los toros en Cataluña responde el gran Joaquín: “Me parece un tremendo error. Con la prohibición se prescinde de muchos siglos de patrimonio cultural. Es una catetez hecha por políticos ignorantes”.

¡Yo si voy a los toros!

Nuevamente, la campaña permanente por el ¡SI A LOS TOROS! Se ha anotado gol en favor, con lo declaratoria dada en Colombia, donde queda sentenciado que ninguna autoridad, el decreto emitido por el gobierno se refiere a las autoridades departamentales (equivalentes a nuestros estados) ni municipales tiene capacidad para emitir algún tipo de prohibición en contra de la fiesta de los toros, siempre y cuando estos festejos se den en plazas de toros establecidas de manera permanente. Esto es un equivalente a la sentencia que tanto hemos venido preconisando: “Se prohibe prohibir“. Pese a esto, e incluso en nuestra tierra, la Puebla de los Angeles, que desde tiempos de su fundación ha tenido una tradición taurina estrechamente ligada a la celebración taurina, ahora, aparecen bosquejos de intentos de prohibición, – por supuesto a cargo de los del “verde“. Por lo que nuevamente citamos a Antonio Machado: “Es propio de hombres de cabezas medianas embestir contra todo aquello que no les cabe en la cabeza“.