[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘UAT’

Sin lugar para los débiles

.

El malestar y la inconformidad entre directivos y maestros tlaxcalteca siempre ha existido, pero la gran diferencia es que pronto se hará evidente y empezará a crecer, por lo que vendrán días complicadas y amargos para el sector educativo que está dispuesto a recobrar sus espacios y la dignidad que le fue arrebata.

Lo que se avecina es una verdadera tormenta magisterial en Tlaxcala y todo el país, las piezas se van a reacomodar y hasta por debajo de las piedras van a brotar las expresiones de inconformidad, los antiguos rencores, la sed de venganza y sobre todo las exigencias de alguna que otra cabeza del sector educativo, sindical o de las autoridades locales. No habrá lugar para los débiles, sobre todo si quieren sobrevivir en esta nueva realidad que es inminente.

Déjenme ser profeta, el Nostradamus, un “pitoniso” si viene al caso la expresión, en los tiempos que están por venir; lo que va a acontecer una vez liberada Elba Esther Gordillo, será una lucha encarnizada por la recuperación del poder magisterial y las titularidades de las Secretarías de Educación de los Estados.

Las lanzas están listas y dispuestas, no habrá tregua ni amnistía para los traidores, sobre todo para los que ocuparon recientemente y ocupan ahora las cúpulas de las secciones sindicales 31 y 55 aquí en la tierra de Xicohténcatl. Seudo líderes que se “humillaron” y fueron cómplices del priismo liberal que les aplicó una reforma laboral punitiva, oculta en una educativa estructural “de gran calado”, que no es otra cosa que la utilizada para correr maestros, perseguir opositores y acoso de “indeseables” que se oponen a la misma o al gobierno estatal. Una reforma educativa a todas luces cada vez más sucia y agresiva en contra de los maestros.

Miguel Ángel Islas Chío, ¿se acuerdan de él?, quien fuera Secretario de Educación en Tlaxcala en los tiempos de Sánchez Anaya y luego de Héctor Ortiz, un personaje ligado a la controvertida Maestra desde principios de los años noventa del siglo pasado, que lo llevó hasta ocupar una curul en la Cámara de Diputados, pues sí, uno de los “muertos vivientes”, está de regreso y concedió una entrevista exclusiva a nuestro portal de noticias, habló de todo, de lo que él considera una injusticia en el trato que el Estado mexicano ha dado a la lideresa recién liberada; desnudó la situación que vive actualmente la educación en México y en la entidad, una charla que será transmitida hoy en el noticiero La hora de la Verdad de e-consulta Tlaxcala, que Usted no debe perderse en punto del mediodía.

Islas Chío había sido ubicado recientemente “operando”, como le dicen ahora a la labor de hacer proselitismo, pero a favor de MORENA y su entonces candidato el hoy Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador. Por una ardua labor de Miguel Ángel en busca de votos a la causa entre todo el sector magisterial tlaxcalteca, donde dejó muchos conocidos por cierto, le trajo al proyecto del tabasqueño grandes resultados.

Con contundencia, decisión y muchos agravios a sus espaldas, los maestros de Tlaxcala se volcaron a las urnas, fueron determinantes en el triunfo nacional del Peje en las pasadas elecciones y la derrota del PRI, también la de un Presidente de la República que será recordado como el peor de todos, el menos aceptado, el más ineficiente, el más corrupto.

Los docentes tlaxcaltecas, en su gran mayoría, siguieron las propuestas de Andrés Manuel, dijo Islas Chío; el exsecretario de Educación aprovechó hábilmente la inconformidad generalizada, habló con ellos, les hizo saber que todas las conquistas sindicales logradas se están perdiendo una a una, que el papel que las organizaciones de maestros de ser francos interlocutores para mejorar la educación del país, ya no existía.

Los convenció que la reforma educativa de Peña Nieto, ha sido un completo fracaso, peor aplicada en entidades de la República como Tlaxcala, que sólo dio rienda suelta a las intimidaciones y castigos laborales de los trabajadores. Andrés Manuel dice que todos los maestros, despedidos injustamente, regresarán a sus lugares de trabajo.

En Tlaxcala, puntualizó en la entrevista Islas Chío, nadie sabe del programa de gobierno en materia educativa de la actual administración y si existe, solo ellos, lo burócratas directivos de la USET, lo conocen.

Los líderes sindicales, por su parte, han sido omisos, tolerantes con las agresiones a los integrantes de su gremio; recordó que hace unos años, en el gobierno del infumable Mariano González Zarur, los maestros jubilados fueron golpeados impunemente por los gorilas del ejecutivo y nadie, pero nadie, de sus dirigentes alzó la voz para defender a esos hombres y mujeres ya pensionados, que con su trabajo forjaron al SNTE, cuando protestaban frente al Palacio de Gobierno por lo que ellos consideran atentados contra sus remuneraciones y prestaciones.

Parece que las frivolidades de Enrique Peña han permeado a los gobiernos priistas, como el de Tlaxcala, donde hay muestras de las incapacidades para administrar las políticas educativas en la entidad; sirvan dos ejemplos, por un lado, se atreven a ponerle el nombre de “Gobernador” a unas becas que no son otorgadas con el dinero personal del ejecutivo local, sino con los impuestos del pueblo; por otro, Manuel Camacho Higareda, el “flamante” Secretario del ramo, piensa que hacer bien las cosas es estar ante los reflectores de las cámaras de video y fotografía de los medios locales, fingiendo que le interesa la educación. Banalidades y brindis caracterizan esta gestión en el sector educativo.

Los servidores públicos locales de educación y también los dirigentes sindicales, ni siquiera están enterados del desplome de la eficiencia en las escuelas porque simplemente la tan mentada “Reforma Educativa”, nunca consideró mejorar el proceso de enseñanza aprendizaje, actualizar el modelo educativo, capacitar a los docentes antes de evaluarlos y despedirlos, incorporar las nuevas tecnologías de la información con planes y métodos adecuados, no, se limitaron a perseguir, a dañar a los maestros, a sus familias, que le son incómodos.

Miguel Ángel Islas y un numeroso grupo de profesores tlaxcaltecas, tienen una agenda muy importante y de amplias expectativa en Tlaxcala; ellos, organizados en “Maestros por México”, vienen por todas las canicas, quieren retomarlo todo, exigen que la Reforma punitiva del sector sea derogada, que se consulte y se redacte una nueva, con la participación de toda la comunidad educativa: docentes, directivos, padres de familia, expertos, todos.

Quieren además, la revisión de las actuales condiciones de trabajo, el regreso de los maestros cesados, libertad sindical y sobre todo, quieren ver rodar cabezas, primero, las de esos seudo exlíderes sindicales de Tlaxcala y obviamente los vigentes, que siguen cobrando doble en la Secretaría de Educación y en otras dependencias municipales y estatales.

Lo más penoso de todo esto, de la batalla que está por estallar, es que en medio de las pugnas, de los arrebatos, de las frivolidades, de los incumplimientos de las leyes estatales, de los actos de corrupción, de licitaciones oscuras, de las advertencias y promesas de los maestros tradicionales liderados por Elba Esther, están nuestros niños y jóvenes de las instituciones escolares. Que Dios nos agarre confesados.

De colofón: hoy mismo darán a conocer aquí que el Congreso Nacional del Sindicato de Trabajadores para la Educación, STE, con su líder nacional Carlos Jonguitud Carrillo, se realizará en Tlaxcala en próximas fechas. Es un organismo de maestros surgido durante el río revuelto de la Reforma Educativa, un sindicato que puede ser el tercero en discordia en la lucha por tener todo el control de la educación en el país y en nuestro estado. Señor secretario de Educación Camacho, es el momento de amarrarse muy bien el cinturón antes de salir disparado.

Nadie sabía que Tlaxcala tenía un agente padrote

.

El caso del policía de investigación Marcos N. que enfrentará la justicia en el vecino estado de Puebla por el delito de trata de personas podría sacar a flote la red de protección que la Procuraduría General de Justicia en el Estado de Tlaxcala ha ofrecido a un grupo de agentes que por años han controlado la dependencia y han realizado abusos y excesos sin enfrentar consecuencias legales.

131218_trata%5b1%5d

Aunque las autoridades tlaxcaltecas buscan minimizar el caso del agente tlaxcalteca de la PGJE detenido por obligar a una mujer a ofrecer servicios sexuales, con el pretexto de que nadie sabía su ilícita actividad y que forma parte del personal heredado por la anterior administración estatal encabezada por Mariano González Zarur, en los hechos ese policía de investigación sometió a su víctima desde marzo del 2016 hasta agosto del presente año sin encontrar algún obstáculo o impedimento en Tlaxcala.

La suerte del mencionado agente quizá cambió cuando el caso empezó a ser investigado por la Fiscalía General de Justicia del Estado de Puebla que encontró los elementos necesarios para proceder en su contra luego de dos meses de indagatorias.

Las autoridades tlaxcaltecas quieren pecar de ingenuas y por esa razón le daremos algunos datos del grupo al que pertenecía Marcos N. para que no se digan sorprendidas o que no saben con quiénes tratan.

El ahora ex policía Marcos N. estaba asignado a un grupo especial de la PGJE, donde es difícil pensar que ni sus compañeros supieran de la explotación sexual que llevaba a cabo desde el 2016, sobre todo cuando ese selecto comando está integrado por los comandantes Luis Paredes Morales y Pilar Portillo Velazco, quienes al conocer la detención de su compañero buscaron al abogado indicado para llevar a cabo la defensa del presunto padrote.

Pilar Portillo se encuentra denunciado ante el agente del Ministerio Público especializado en delitos cometidos por servidores públicos, ya que se negaba a ejecutar las órdenes de aprehensión emitidas por los juzgados penales.

Se dice que para llevar a cabo su trabajo solicita un impulso económico, situación que terminó en una denuncia por parte de la persona agraviada que no aceptó esa ilegal propuesta.

Para nadie es desconocido que ese selecto grupo de agentes conocido como “La nueva Hermandad” controla las órdenes de aprehensión. Se presume que antes de ejecutarlas los policías optan por extorsionar a los involucrados en denuncias penales, para lo cual usan los vehículos oficiales de la PGJE porque les resulta más redituable económicamente hablando al someter a un terror sicológico a las personas que deberían ser detenidas, quienes optan por pagar el dinero solicitado para evitar la cárcel.

El hoy procurador de Justicia en Tlaxcala, José Antonio Aquiahuatl Sánchez, sabe que ese comando de policías investigadores fue detenido en Puebla en un operativo donde les fueron encontradas armas largas y cortas.

Al momento de su detención los agentes tlaxcaltecas no llevaban ningún oficio de comisión, de ahí que estuvieron retenidos por unas horas antes de ser liberados de manera extraña de las instalaciones de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Puebla.

Se suponen que los agentes de investigación deben llevar un oficio de comisión en el momento de trasladarse a otra entidad federativa para realizar alguna investigación u ejecutar alguna orden de aprehensión.

Este grupo conocido como “La nueva Hermandad” ha creado un gran temor entre sus mismos compañeros, quienes prefieren quedarse callados ante los atropellos y actos ilegales que suelen cometer esos agentes, quienes presumen estar protegidos por altos funcionarios del estado de Tlaxcala.

Y por lo que se ve el comandante David Mejía Morales inspector en jefe de la Policía de investigación y el procurador de Justicia José Antonio Aquiahuatl Sánchez no han hecho nada para frenar y controlar a esos agentes heredados por la pasada administración, que por cierto, dejó de tener el poder el 31 de diciembre del 2016.

Ojalá hagan algo al respecto, porque por el momento pareciera que están relacionados con ese nefasto grupo.

El regreso de los muertos vivientes

.

Si de por sí el sistema educativo vive en el desorden y la agitación, no dude que en los próximas semanas el clima se deteriore a un más, pues los maestros afines a los intereses de la poderosa lideresa magisterial Elba Esther Gordillo Morales están dispuestos a cobrar venganza, situación que el aspirante a poeta metido a secretario de Educación, Manuel Camacho Higareda, no podrá enfrentar ante su frágil liderazgo.

SNTE -Elba

Del más allá, de las sombras del congelamiento político, de la oscuridad de la celda de castigo y de los hospitales que para conservarla con vida y salud autorizaron los administradores de justicia del país, regresa más viva que nunca la otrora poderosa líder magisterial, impulsora de Presidentes, Elba Esther Gordillo.

Los astros se alinean y también como el Ave Fénix, entre las cenizas, se levanta una mujer que se autonombra perseguida política, víctima del sistema, chivo expiatorio de todos los males que han aquejado a México en las últimas décadas.

Mientras les sirvió a los priistas y panistas para hacerse del poder, fue bendecida y aplaudida con singular vehemencia, le llenaron de privilegios, grotescos los más. Quitó y puso servidores públicos no solo en la Secretaría de Educación Pública, también en otras carteras de la administración pública federal y por supuesto también en las entidades federativas, incluida Tlaxcala.

Ante el embate del Presidente en turno, que ya prepara maletas ante la inminente llegada de su sucesor el próximo uno de diciembre, la Maestra fue proscrita por teledirigidas campañas en la mayoría de los medios de comunicación, como la figura maligna que retardaba el avance educativo y el fortalecimiento de las instituciones. A ella le cargaron todas las calamidades de las fracasadas políticas educativas de los últimos tiempos y para que no sucediera una vez más, con la reforma que impulsó Enrique Peña Nieto, tenían que confinarla para que ya no siguiera haciendo daño a la nación.

El gremio de Elba, había crecido mucho. Ella y sus agremiados ya no le respondían al Ejecutivo, cada vez necesitaban más dinero, más posiciones, menos supervisión a sus gastos y claro, mayores privilegios.

El partido político que le habían ayudado a fundar, el PANAL, se empezaba a convertir en el hermano bizarro del PRI, y nadie podía ser más corrupto que el partido oficial. La estrategia, fácil, simular una “reforma educativa” de persecución laboral e inquisidora, que la misma Maestra crucificó antier en conferencia matutina y Andrés Manuel López Obrador la envió al “santo sepulcro” al anunciar que la cancelaría, minutos más tarde en Palacio Nacional, ante la mirada perdida de Peña Nieto y amigos que lo acompañarán al casi exilio político, pero eso sí, con los bolsillos llenos de dinero.

Gobernadores y líderes magisteriales en los estados, que se beneficiaron con las “bondades” y “favores” políticos de la Maestra Elba Esther, la traicionaron de la misma manera como ella misma se expresó de los dirigentes nacionales del Sindicato de maestros que la sucedieron, antes de caer en “desgracia” judicial.

La Maestra y un importante grupo de seguidores que se mantuvieron quietos, tranquilos, callados, aparentemente resignados a la medianía del salario que reciben por plazas otorgadas por su ahora libre mentora o en alguna actividad proselitista casi en el anonimato, han resurgido como los muertos vivientes; empiezan a brotar por todas partes, en busca de venganza de los que les dieron la espalda (los traidores que llevaron al PANAL a la extinción), esos “buenos” Judas, que besaron a Elba en la mejilla para luego entregarla a las autoridades a petición de parte del gobierno federal en turno.

Los muertos magisteriales que se pensó estaban sepultados bajo toneladas de estiércol, quieren “sangre” de los “traidores”. Aquí en tierras tlaxcaltecas hay muchos personajes que tiemblan y están en busca de la mejor madriguera para esconderse; Tomás Munive Osorno y una camarilla de servidores públicos entre Directores y Jefes de Departamento de extracción sindical, cuando fungieron como patrones de la Secretaría de Educación local, están en la lista de los “identificados” como traidores a la Maestra, perseguidores y verdugos de docentes.

Personajes bien conocidos en el gremio estatal, premiados con puestos directivos de la administración o en diputaciones locales, ahora, serán perseguidos por los adoradores de la Maestra Elba Esther. También lo serán los actuales funcionarios de la SEP-USET, que no han reparado en seguir con la persecución del magisterio tlaxcalteca que inició el ex mandatario Mariano González Zarur y continuó en el actual gobierno.

Cientos o miles de docentes locales amenazados, intimidados y algunos despojados de sus plazas con la evaluación lasciva que les aplicaron, se reagrupan para ir por la revancha en contra de los traidores que todavía están en puestos de la Secretaría de Educación y otras dependencias, o bien ocupan posiciones en las debilitadas secciones 55 y 31 del SNTE.

José Carmen Corona y Armando Ramos Flores, entre otros, serán llamados a cuentas una vez que Elba Esther retome, con despiadado rencor y fuera de la rejilla de prácticas, el control del magisterio nacional. ¿Alguien lo duda?.

La Plaza Bicentenario por fin al Conacyt

.

Tuvieron que pasar casi siete años y siete meses para que se le pudiera encontrar un uso al inmueble conocido como La Plaza Bicentenario, la cual fue construida por el gobierno panista de Héctor Ortiz Ortiz y que implicó el gasto de más de 500 millones de pesos que por fin servirán de algo una vez que el Conacyt decidió instalar un consorcio tecnológico y científico.

Plaza Bicentenario

Hoy el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) asumirá el control de La Plaza Bicentenario, espacio en donde espera invertir alrededor de 27 millones de pesos para adecuar el inmueble que albergara un consorcio científico dedicado a la investigación automotriz, textil y química.

Los recursos que se invertirán provienen de las multas aplicadas a los partidos políticos y cuyos fondos por ley se deben aplicar a cuestiones de ciencia. Los proyectos que emprenderá el Conacyt en Tlaxcala serán regionales y estarán encaminados a apoyar a las ramas industriales antes mencionadas a fin de alentar su crecimiento y consolidación.

Hasta aquí todo se escucha bien, pero habrá que conocer cuál será la postura que asumirá María Maricela Escobar Sánchez, Contralora del Ejecutivo, para iniciar una investigación que permita fincar responsabilidades a los funcionarios de la administración de Mariano González Zarur, quienes ante su negligencia y omisión provocaron la pérdida de millones de pesos en equipo y mobiliario.

El gobierno de Héctor Ortiz no sólo gasto miles de pesos en la edificación del inmueble localizado a unas cuantas cuadras del zócalo capitalino, sino que también realizó la compra de butacas, elevadores, el sistema de aire acondicionado y de un sofisticado equipo de sonido.

La inconclusa Plaza Bicentenario que dejó Ortiz Ortiz al abandonar el gobierno sirvió de pretexto al vengativo Mariano González para emprender una encarnizada persecución contra funcionarios orticistas y constructores, pues según los sabuesos del marianismo había irregularidades financieras y estructurales que debían ser sancionadas.

En junio del 2015 el gobierno del hacendado Mariano González reveló los nombres de los ex funcionarios orticistas que fueron inhabilitados por supuestas anomalías relacionadas con el mencionado inmueble.

La lista la encabezó Adalberto Campuzano Rivera, ex Secretario de Obras Públicas, Desarrollo Urbano y Vivienda del Estado de Tlaxcala, Baldomero Ruíz García, ex Director de Obras Públicas, Gilberto Reyes Zepeda, ex Secretario Técnico, José Eusebio Rubén Téllez Gutiérrez, ex Encargado de la Unidad de Concursos y Precios Unitarios, José Luis Mejía Rojas, ex Jefe del Departamento de Infraestructura Urbana, Leonel Lima Loaiza, ex Jefe del Departamento de Infraestructura y Obras Viales, Marco Antonio Vázquez Salazar, ex Jefe de Oficina adscrito a la Dirección de Obras Públicas y Felipe Cuapio Tzompa, ex Residente de Obra.

Y como podrá ver nunca apareció el constructor de la obra y funcionario estatal Jesús Luévano Escalona ni el ex gobernador Héctor Ortiz, pues simplemente González Zarur no pudo proceder en su contra por más que buscó elementos para hacerlo o mejor dicho su contralor Hugo René Temoltzin Carreto nunca rascó donde en realidad estaban las inconsistencias porque no quiso o porque habría encontrado algún estímulo para engañar a su jefe.

Valdría la pena que la actual contralora María Maricela Escobar se pusiera a trabajar para indagar el destino y el estado que tienen los equipos que se compraron para el adecuado funcionamiento de La Plaza Bicentenario, pues hasta donde se sabe éstos estaban abandonados y sin el debido cuidado en una de las bodegas de la Secoduvi.

Se trata de millones de pesos que no fueron resguardos correctamente por funcionarios de la pasada administración, de ahí que es obligación de la Contraloría del Ejecutivo determinar si hay responsables o no por el daño que sufrió ese equipamiento que seguramente no sirve por el poco cuidado que recibió.

Si hay una dependencia que ha estado de adorno en la actual administración es la Contraloría del Ejecutivo que se ha dedicado más a tapar todas las irregularidades que dejó el gobierno de Mariano González y a cubrir los errores y anomalías que llevan a cabo los actuales funcionarios, ya que hasta ahora se desconoce si hay servidores públicos sancionados o amonestados por alguna inconsistencia.

Trascendidos que circulan al arranque de la canícula

.

Será en los próximos días cuando el Congreso del Estado despeje la duda sobre el trabajo que pretende realizar en las últimas seis semanas que le queda a la actual legislatura, pues se dice que el PRI aprovechará el control que tiene para designar a su conveniencia al procurador, al fiscal anticorrupción y a dos magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa de Tlaxcala.

Congal 20

Trascendió que el proceso de fiscalización de las 105 cuentas públicas está incierto, porque si bien un grupo de diputados encabezados por el perredista Alberto Amaro Corona y el priista Mariano González Aguirre pretende llevarlo a cabo antes de que finalice el periodo de la actual legislatura, la realidad es que hasta ahora el nuevo líder de los diputados del partidazo, Arnulfo Arévalo Lara, no ha mostrado mucho interés sobre el tema, como si la instrucción fuera dejar ese trabajo a los próximo legisladores que asumirán sus cargos en septiembre.

Sin embargo, esa incertidumbre ha sido aprovechada por algunos diputados como el camaleónico José Martín Rivera Barrios, quien se dice anda muy activo visitando a los presidentes municipales para ofrecer su ayuda y lograr que sus cuentas públicas sean avaladas sin ningún problema, para lo cual se tienen que mochar.

El ex alcalde de Terrenate y constructor presume ir con el aval del diputado local Mariano González Aguirre, quien estaría enterado de todos los movimientos de su nuevo lacayo que por cierto ya ha sido grabado en sus sucias maniobras.

Trascendió que las investigaciones de la Auditoría Superior de la Federación sobre la estafa maestra que involucra a dependencias federales del gobierno de Enrique Peña Nieto y a universidades públicas encontró un rastro que llevó a los sabuesos hasta Tlaxcala, donde al parecer detectaron anomalías en un contrato que estaría comprometiendo a la UAT y a un miembro de la familia Ortiz.

Los detalles de esa investigación están muy bien guardados, pero se especula que en unos días más se conocerán.

Trascendió que el galán Demetrio Rivas Corona líder de la Sección 31 del SNTE no sólo es el impulsor y protector de la próxima diputada local del Panal en el Congreso del Estado, Luz Guadalupe Mata Lara, sino su coach en su reciente carrera como legisladora.

Ambos personajes estarían buscando por todos los medios tener un acercamiento con los diputados de Morena y sus dirigentes, con la intención de ofrecer sus servicios y su voto a cambio de que al Panal le dejen controlar y designar al próximo Director de Comunicación Social del Poder Legislativo.

Aseguran que el rompimiento con el PRI y el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez es inminente y que por esa razón pretenden llevar su “fuerza política” hacia nuevos rumbos.

Trascendió que el regreso de Luis Miguel Álvarez Landa a la Oficialía Mayor de Gobierno no cayó nada bien entre los trabajadores, no sólo porque ya fueron amenazados por el priista de que llegaría a correr a los traidores que no votaron por el PRI en los pasado comicios del 1 de julio, sino porque el personal que lo acompañó en su labor proselitista nunca dejó de cobrar en la administración estatal.

El personal que estuvo comisionado con Álvarez Landa está lejos de mostrar tristeza por los resultados electorales que obtuvieron como operadores priistas, pues aunque no lograron la votación esperada éstos recibieron un jugoso bono que en algunos casos les alcanzará para estrenar automóviles 2019.

Así hasta da gusto recibir una paliza en las urnas. O no.

Violencia desbordada en Tlaxcala

.

Los discursos oficiales y los anuncios gubernamentales sirven de poco o nada para contener la inseguridad en un estado de las características de Tlaxcala, donde los habitantes viven con miedo y en la zozobra por los delitos de gran impacto que se comenten y que las autoridades tanto federales, estatales y municipales son incapaces de combatir.

imagen-secuestros_0 (FILEminimizer)

La postura oficial es que Tlaxcala se ubica como la segunda entidad más pacífica del país y también entre los cinco estados con menor incidencia de delitos, sin embargo los hechos violentos registrados en los últimos días demuestran que el esfuerzo y esmero del gobierno estatal para seguir brindando resultados a la ciudadanía en ese rubro son insuficientes y que los responsables de prevenir y combatir la inseguridad han fracasado.

Si hoy no resulta preocupante y alarmante que en menos de 24 horas se hable de dos ejecuciones, una Yauhquemehcan que involucró a un ex policía federal y a un joven trabajador y otra en el municipio de Españita donde apareció el cuerpo de un hombre con un tiro de gracia, entonces estamos jodidos y mal porque sería minimizar hechos violentos y querer evadir una realidad que dibuja claramente el hundimiento que existe en Tlaxcala en materia de seguridad.

El caso de Yauhquemehcan encendió los focos de alarma al interior de la descabezada Procuraduría General de Justicia en el Estado al comprobar que el ex agente federal y su joven empleado no sólo fueron torturados, sino que cada uno tenía más de siete disparos de arma de fuego, lo que evidenció saña de los hombres que cometieron impunemente esos homicidios que seguramente se sumarán a los innumerables casos sin resolver que cada mes acumula la dependencia encargada de investigar esos hechos y que hoy dice controlar el protagónico subprocurador José Antonio Aquiahuatl Sánchez.

En Tlaxcala era raro que se dieran ese tipo de hechos violentos, pero al parecer hoy es normal y hasta común, como lo es difundir noticias que refieren el desmantelamiento de centros de operación de huachicoleros y la persecución a balazos para detener a delincuentes que intentaron robar un automóvil en la capital del estado, donde curiosamente la delincuencia se ha desbordado y pareciera que tiene carta libre para robar cajeros automáticos y cometer otros delitos sin que tenga temor de ser detenida o perseguida.

Los atracos a camiones de carga se siguen presentando, así como los robos a los vagones del tren por la zona de Huamantla. Las llamadas de extorsión van en aumento y los prósperos empresarios tlaxcaltecas amigos del poder también son víctimas del crimen, como el reciente hecho violento registrado en una de las propiedades del dueño de Providencia, Rafa Torre Mendoza, que dejó un saldo de un vigilante muerto.

Mientras en Tlaxcala se le resta importancia a los hechos violentos y a la presencia del crimen, los Estados Unidos emitieron una alerta de viaje a sus ciudadanos para que extremen precauciones si es que van a visitar a nuestro estado, lo cual evidencia que la seguridad en la entidad atraviesa por su peor momento.

Los meses pasan y la seguridad lejos de mejorar empeora, situación que de mantenerse golpeará más la imagen del gobierno del estado que en los pasados comicios ya comprobó que no goza del respaldo ciudadano, de ahí que es urgente analizar el tema para decidir si la administración requiere un cambio no sólo en el personal, sino en la estrategia si es que hay, porque ésta no se ve por ningún lado.

Imagínese como se encuentra el nivel de inteligencia de la administración estatal que hace unos días el recién llegado secretario de Gobierno, José Aarón Pérez Carro, feliz por su nuevo encargo se dedicó a buscar a los presidentes municipales para pedirles que se sumaron al trabajo de las autoridades estatales y aceptaran la coordinación para entregar mejores resultados.

El choro que Pérez Carro lanzaba a los alcaldes fue el mismo y nunca le cambio ni una coma. Lo malo es que las llamadas se llevaron en absoluto desorden, pues resulta que un edil atendió una noche al lenguaraz ex procurador José Aarón Pérez y a la mañana siguiente recibió la misma llamada con el mismo rollo, lo que evidenció que el secretario de Gobierno sólo actúa por instinto y que ni siquiera prestó atención sobre la persona con la que habló.

Esa es una de las razones que explican porque cuando estuvo al frente de la Procuraduría de Justicia no hizo nada.

Las mentiras entorno a la fiscalización

.

La tentación de los diputados locales próximos a dejar sus cargos en los últimos días de agosto de someter a votación 105 cuentas públicas de los entes fiscalizables correspondientes al 2017 es real, sin embargo poco o nada podrán hacer para cambiar el sentido de los dictámenes que sólo un reducido número de legisladores conoce.

economia_28_1

Al parecer los legisladores locales no han entendido que los tiempos y las personas cambian, de ahí que para ellos puede salir contraproducente el tratar de vender protección a los presidentes municipales con inconsistencias en sus cuentas públicas, pues hoy en día existe otro método y una diferente forma de trabajo que difícilmente se puede alterar porque hacerlo implicaría dejar huellas y antecedentes que podrían derivar en alguna sanción de carácter administrativo y hasta penal.

Antes, los diputados en complicidad con el ex auditor del Órgano de Fiscalización Superior (OFS), Luciano Crispín Corona Gutiérrez, se daban el lujo de alterar dictámenes y cambiar de la noche a la mañana el sentido de los mismos, situación que permitía a muchos alcaldes brincar las observaciones y seguir lucrando con los recursos públicos sin enfrentar ninguna consecuencia legal.

Hoy, es cierto que personas ligadas al diputado perredista Alberto Amaro Corona como la contadora Jovana Quintero intentan convencer a ingenuos alcaldes de contratar sus servicios para lograr enderezar sus cuentas públicas, sin embargo es falso que en esas sucias maniobras esté involucrada la auditora general del OFS, María Isabel Maldonado Textle, por la sencilla razón del proceso que siguió para entregar los expedientes de las cuentas públicas que pronto serán revisadas y sometidas a votación en el pleno del Poder Legislativo.

Alguien debió contarle al diputado Amaro Corona que si bien la Comisión de Finanzas y Fiscalización que estaba en manos del inútil panista Juan Carlos Sánchez García recibió los expedientes completos de las 105 cuentas públicas que serán revisadas, éstas también llegaron con el dictamen correspondiente que fue debidamente notariado.

En el documento que elaboró el notario público quedó asentado claramente el sentido en que estaba el documento, es decir, reprobatorio o aprobatorio, de ahí que si alguien decide alterar por sus intereses ese resultado que emitió el personal técnico y especializado del OFS deberá explicar las razones y enfrentar las posibles repercusiones políticas y legales que se tengan.

Dicen que uno de los principales interesados en desacreditar el trabajo del OFS es el ex alcalde de Zacatelco y frustrado perdedor de las elecciones para diputado local, Francisco Román Sánchez, quien anda más que preocupado por las observaciones que enfrenta su marioneta Martha Palafox Hernández, quien dice ser la alcaldesa de San Lorenzo Axocomanitla, pues habría evidencias de que los recursos de ese ayuntamiento fueron a parar a la campaña del hoy priista y disminuido líder campesino.

Habrá que ver cuál es el comportamiento que tendrá el PRI ante el proceso de fiscalización que se avecina en el Congreso del Estado, pues si acepta el juego del diputado perredista Alberto Amaro de acelerar la revisión y aprobación de los dictámenes corre el riesgo de avalar cuestionadas cuentas públicas y confirmar ante la opinión pública que es un partido que alienta y solapa la corrupción si se comprueba que hubo cambios en el sentido de los fallos técnicos del OFS.

En este proceso de fiscalización no dude que serán reprobadas varias cuentas públicas y que algunos presidentes municipales tendrán serios problemas para mantener la estabilidad en sus ayuntamientos, sobre todo cuando se conozca el enorme desorden que prevalece en las finanzas.

No descarte que en los próximos días se registren protestas y manifestaciones en el Congreso del Estado para tratar de desacreditar las revisiones contables de algunos ayuntamientos, principalmente de aquellos municipios cuyos ediles saben que las cuentas no les cuadraron durante el primer año de su gobierno.

Algunos presidentes municipales ya han empezado a lamentar sus excesos y eso que aún no son expuestos.

Culpable soy yo

.

Muchas fueron las lecturas que los tlaxcaltecas y la clase política dieron al mensaje que el pasado jueves emitió el mandatario Marco Antonio Mena Rodríguez sobre relanzamiento de su gobierno a un año y medio de haber asumió las riendas de la administración, porque si bien la opinión publicada se desbordó en elogios, la opinión pública cuestionó su nueva estrategia y el tono del discurso.

funcionarios05

Una de las características que ha tenido la actual administración estatal es su lentitud para ejercer el poder y demostrar con hechos que existe un gobierno activo que está trabajando para dar resultados.

Si los funcionarios estatales han simulado en su trabajo y han mostrado una falta de compromiso, es porque el mandatario los ha tolerado y solapado por mucho tiempo, porque para nadie es desconocido que algunos miembros del gabinete debieron dejar su cargo desde hace varios meses.

La falta de obra pública y el retraso con que se ejecutan los trabajos es insultante. En materia de salud las cosas sigue siendo un desastre y en el rubro de seguridad las condiciones son preocupantes y alarmantes. El combate a la corrupción es una burla y el sistema educativo tlaxcalteca vive en el desorden.

Aunque hoy se busca culpar a los marianistas del desbarajuste y la falta de resultados en la actual administración, lo cierto es que ese grupo fue marginado desde los primeros días de enero del 2017 y fueron los funcionarios menistas los que empezaron a dirigir el gobierno con nulos resultados salvo en contadas áreas del gobierno.

Si hubo actitudes patrimonialistas, aspiraciones dinásticas o de apellidos o linajes, así como compromisos políticos por las coyunturas electorales, fue porque el gobernador las aceptó y permitió, de ahí que resulta positivo que haya reconocido ese error porque el más afectado era él y su gestión por la falta de rendimiento.

Ahora sólo falta ver cuándo empiezan los ajustes en el gabinete, porque el tiempo avanza y los tlaxcaltecas ya saben que hay funcionarios flojos y desleales que aparte de no trabajar, hablan pestes del gobierno menista.

El despido de funcionarios sin duda abrirá un nuevo frente para el gobierno de Marco Mena, porque los que dejen el cargo se irán con un pesado estigma de traidores, flojos y desleales que afectará su trayectoria profesional y política, por lo que algunos no tendrán problemas para soltar información reservada respecto a cómo se maneja el gobierno y quién ordena y realiza los negocios al interior de la administración.

Para muchos el pleito entre marianistas y menistas apenas empezó, pero en realidad el mensaje de la semana pasada representó un asalto más de la pelea que desde hace varios meses sostienen ambos grupos.

Por lo pronto, el grupo que encabeza el ex gobernador Mariano González Zarur no ha dejado de culpar al gobierno de Marco Mena del enorme fracaso electoral registrado el 1 de julio, cuando el PRI dejó de ser el partidazo para convertirse en chiquillada.

En lo personal no percibo ningún cambio y dudo que exista una transformación del gobierno del estado. El discurso del jueves habló de una nueva era que hasta ahora sólo se ve en el papel, tal y como ha pasado desde que el 1 de enero del 2017, porque en los hechos seguimos igual. O no.

La inútil cacería de brujas del PRI

.

La dirigencia estatal del PRI está lejos de reconocer su enorme fracaso y en lugar de dimitir para dar paso a militantes con mayor experiencia y arraigo, pretende iniciar una purga que de concretarse tendría que empezar por sus principales colaboradores y funcionarios de primer nivel del gabinete estatal que simularon y llevaron a cabo una huelga de brazos caídos.

PRI 1

El priismo Tlaxcalteca está molesto y no lo pudo ocultar en los pasados comicios donde optó por avalar con votos otro proyecto y hacer evidente que está cansado de la exclusión que ha sufrido no sólo en el gobierno de Mariano González Zarur, sino en la actual administración estatal que abrió espacios a aliados provenientes de otros partidos y de la sociedad civil que a los militantes del tricolor que trabajaron para retener en los comicios del 2016 la gubernatura de Tlaxcala.

Luis Miguel Álvarez Landa, coordinador estatal de la campaña presidencial del priista José Antonio Meade Kuribreña es uno de los principales simuladores, no sólo porque tenía pleno conocimiento de que la estructura del gobierno estaba suelta y operaba a favor de Morena y Andrés Manuel López Obrador, sino porque los recursos que recibió para aceitar la maquinaria nunca los invirtió y se desconoce a dónde fueron a parar.

Álvarez Landa no aprendió nada de sus ex jefes michoacanos Ascensión Orihuela Bárcenas alias “El Chon” y de Mario Armando Mendoza Guzmán. Resultó ser un petardo que no asustó a nadie y su operación cibernética y de campo fue muy mala que ahora podrá presumir que en tan sólo un año y medio llevó al PRI de ser la primera fuerza política en el estado a la tercera posición.

La lógica apuntaría que ese charlatán no debería regresar a su cargo en la administración estatal como encargado de la Oficialía Mayor de Gobierno, una vez que a finales de febrero de este año solicitó licencia para dedicarse de tiempo completo a la campaña del PRI.

Roberto Lima Morales, líder estatal del PRI en Tlaxcala, se aventó la puntada de anunciar la purga de militantes que traicionaron al partidazo en los comicios del domingo, sin embargo antes de ponerse “gallito” debería dar a conocer los nombres de los priístas que integran esa lista para que su postura tenga algo de credibilidad.

Él y sus más cercanos colaboradores siempre presumieron que ganarían los comicios con la elección de Estado que estaban llevando a cabo, idea que fue comprada por los candidatos del PRI al Senado y a las diputaciones federales y locales que al final terminaron haciendo el ridículo por los magros resultados que obtuvieron.

Será que Roberto Lima tiene miedo de señalar a Carlos Bailón Valencia, Secretario Técnico de la Oficina del Gobernador, quien se presentaba como el gran operador y estratega del PRI, cuando en realidad ese mediocre funcionario estatal no descuidaba su cargo y mucho menos sus citas con los constructores favorecidos con obras.

Otro que también podría estar en esa lista es Sergio Cuauhtémoc Lima López, director de Notarías y Registros Públicos que optó por enviar a su hijo para apoyar con todo a la campaña de José Antonio Álvarez Lima, aspirante de Morena al Senado de Tlaxcala.

El líder priísta tendrá el coraje de hacer público el descontento que existe en el partidazo con los alcaldes que recibieron apoyos del gobierno estatal y que al final dejaron morir a los abanderados del tricolor.

Las cifras oficiales del número de votos que obtuvieron los partidos en los pasados comicios se conocerán en los próximos días, sin embargo es notorio que la cantidad de sufragios para el PRI se desplomó drásticamente, lo cual resulta sumamente preocupante para el grupo que hoy detenta el poder en Tlaxcala.

Veremos si la amenaza de Roberto Lima se concreta o si sólo se trató de una burda declaración para desviar la atención y no asumir la responsabilidad de la dolorosa derrota que sufrió el PRI el pasado domingo, día en donde el partido no pudo ganar ni un solo cargo de elección popular.

Se dice que mañana habrá una reunión del gabinete estatal y que después de ese encuentro los cambios de algunos funcionarios serán inminentes.

Héctor Maldonado va hacia el patíbulo

.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia en el Estado, Héctor Maldonado Bonilla, puede jactarse de ser el funcionario que más animadversión ha acumulado en tan solo cuatro meses de haber asumido el cargo, lo que tarde o temprano le va a generar problemas que afectarán su posición y complicarán su periodo como representante del Poder Judicial en Tlaxcala.

TSJE 20

Algo le aprendió el magistrado Héctor Maldonado a su patrón el ex gobernador y hacendado Mariano González Zarur que sus compañeros de pleno del TSJE y del Consejo de la Judicatura le aprueban todo lo que quiere y nadie muestra la mínima resistencia a sus decisiones, de ahí que ese abogado pirruris no ha tenido problemas para dar chamba a sus subordinados que al igual que él viven en Puebla y que han llegado a Tlaxcala a cobrar y desplazar a los licenciados oriundos de estas tierras.

Ahora habrá que ver cuánto tiempo le dura el gusto al marianista, porque lo que no ha calculado es el tamaño del malestar que han generado sus decisiones y que en su momento el sector de la abogacía tlaxcalteca le cobrará la afrenta de despreciarlo y marginarlo de las posiciones de poder al interior del Tribunal Superior de Justicia en el Estado.

Como se recordará el primer movimiento que llevó a cabo el magistrado presidente del TSJE fue el de su incondicional Georgette Pointelin González, la michoacana que asumió el control de la poderosa Secretaría Ejecutiva, para después designar a Noé Cuecuecha Rugerio, Ana Cecilia Quiroz Chauviere y Alejandro Terova Tepatzi, como Contralor, subdirectora de Recursos Humanos y Materiales y jefe del Departamento de Informática, respectivamente.

También tuvo el detalle de aceptar la recomendación marianista y abrir un espacio a María Angélica Temoltzin Durante, quien desde hace unas semanas despacha como directora del Centro Estatal de Justicia Alternativa del Estado.

Y para seguir con los cambios en el Poder Judicial, el abogado de la UDLA no tuvo empacho en designar a la poblana Rosalba Velázquez Peñarrieta como directora del Instituto de Especialización Judicial, quien goza de un mala reputación no sólo por su cuestionado desempeño como consejera electoral en el vecino estado, sino por su trayectoria y escándalos en los que se ha visto involucrada.

La abogada conocida como la Tina Turner poblana es cercana al ex gober precioso de Puebla, Mario Marín Torres, con lo cual ya nos podemos imaginar que mañas tiene.

Héctor Maldonado le sigue jugando al Chanoc y siente que en su isla de poder nadie le hará ver su suerte, de ahí que presume sus movimientos y conquistas sin ningún pudor. Por lo pronto ya incorporó a la nómina a más acompañantes de viaje, pues por lo que se ve al presidente del TSJE no le gusta ir y venir a Puebla solo.

Magistrados blandengues

Los que dan pena ajena son los tres magistrados del Tribunal Electoral de Tlaxcala encabezados por Luis Manuel Muñoz Cuahutle, que ante el desacato en que han incurrido los diputados locales para permitir la llegada de los suplentes, pues se han visto más como aliados de los legisladores que como responsables de hacer valer la ley.

Han pasado días y los diputados suplentes que solicitaron ser incorporados al Congreso del Estado no han podido asumir sus responsabilidades porque al parecer no existe nadie con la autoridad suficiente de ordenar a los legisladores en funciones que asistan a la sesión extraordinaria para que se pueda llevar a cabo el acto legal correspondiente.

Los diputados encabezados por el prángana político Juan Carlos Sánchez García se han burlado de los fallos del Tribunal Electoral de Tlaxcala y del emitido por la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, pues simplemente han mandado al cagadero la orden de tomar protesta a los legisladores suplentes que pretenden ocupar las posiciones que dejaron los propietarios que desde hace varios días andan en campaña para buscar la reelección u otro cargo a nivel federal.

Y lo que es peor, es que los magistrados han permitido esas burlas, al grado que ayer los magistrados del TET aprobaron una amonestación para los diputados incumplidos, medida que resulta ridícula y que demuestra que están en contubernio con los legisladores en campaña para impedir la llegada de los suplentes. O no.