[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘Totola’

Negro panorama para algunos presidentes municipales

.

Será a partir de la próxima semana cuando se empiecen a analizar los juicios políticos contra los presidentes municipales de San Lorenzo Axocomanitla, Martha Palafox Hernández y de Huamantla, Jorge Sánchez Jasso, una vez que se empiecen a comprobar las serias anomalías financieras y administrativas por las que fueron acusados y que en algunos casos están resultando millonarias, por lo que aún se mantiene la posibilidad de que uno pudiera realmente ser removido de su cargo.

A finales del año algunos diputados defensores de esos alcaldes trataron de lograr el consenso entre sus compañeros para matizar las investigaciones que se abrieron para elaborar los expedientes, sin embargo conforme han avanzado las indagatorias se ha verificado que no sólo existe desorden administrativo, sino facturas falsas y compras con sobreprecios que habrían dejado ganancias millonarias a los ediles.

El expediente del ayuntamiento de Huamantla bajo el mando del edil priista Jorge Sánchez es el más amplio. El gasto realizado para el alumbrado público amenaza con convertirse en un serio dolor de cabeza, así como la presencia de otras facturas que al parecer no son reconocidas por las autoridades del Servicio de Administración Tributaria.

Los acusadores del presidente municipal de ese pueblo mágico están más que pendientes del asunto. Han elaborado un detallado expediente de la situación que prevalece en Huamantla y bajo la consigna de “Jasso al Cazo”, los inconformes están dispuestos a recurrir a otras instancias si es que el Congreso del Estado decide brindar protección a Jorge Sánchez.

Las solicitudes de juicio político son atendidas por los diputados Miguel Piedras Díaz como presidente de la comisión especial y sus homólogos Mayra Vázquez Velázquez y José Luis Garrido Cruz, quienes se encargarán del expediente de San Lorenzo Axocomanitla, mientras que el caso de Huamantla será tratada por los legisladores Víctor Castro López, Rafael Ortega Blancas y Zonia Montiel Candaneda.

Lo interesante del asunto es que entre la mayoría de esos seis diputados existe la intención de analizar detalladamente los expedientes, porque si se comprueban y acreditan las anomalías la consigna es proceder y remover a los alcaldes para dejar un buen precedente.

Por otra parte, le cuento que la disputa por la presidencia de la Mesa Directiva del primer periodo del segundo año de la actual legislatura está a todo lo que da, pues la gris morenista Patricia Jaramillo García la quiere, pero también la perredista Laura Yamili Flores Lozano, así como el panista Omar Milton López Avendaño.

Como se podrá dar cuenta el grupo que comandaba el morenista Víctor Manuel Báez López que traía como aliados a la chiquillada integrada por el PAN, PRD, PRI, PVEM, Movimiento Ciudadano y Nueva Alianza se fracturó, por lo que las negociaciones para sumar los 17 votos que se requieren para controlar la mesa directiva no avanzan.

Los diputados locales están divididos y hasta ahora nadie ha logrado el consenso para llegar a esa posición. En lo único en que están de acuerdo los legisladores, es no promover para esa posición tan importante a otra diputada tan torpe y limitada como la convenenciera María Félix Pluma Flores, porque está más que comprobado que no pueden dar la representación del Congreso del Estado a alguien que no le funcionen las neuronas.

Los próximos días serán claves y se verá si también las mujeres diputadas están dispuestas a ceder a un varón la representación del Congreso local, pues al parecer ya les gustó concentrar el poder y los reflectores y no quieren que los legisladores les hagan sombra.

Mentiroso y negligente el gobierno de Tlaxcala

.

Un funcionario menista que ha hecho quedar muy mal a su jefe y que las autoridades del gobierno federal consideran no sólo negligente, sino mentiroso, es el actual secretario de Salud en Tlaxcala, René Lima Morales, quien en el caso de los niños enfermos con cáncer ha mostrado una enorme ambición para intentar esconder el presunto jugoso negocio que implica la compra de esos medicamentos y que al parecer no está dispuesto a perder y menos cuando empezó la cuenta regresiva para la actual administración.

Una investigación que inició hace unos días el gobierno federal en torno a la supuesta falla de no dotar medicamentos contra el cáncer que alrededor de 120 niños tlaxcaltecas reciben para su tratamiento en el Hospital Infantil de Tlaxcala podría terminar es un escándalo para el mercenario René Lima, quien es el verdadero responsable de que esos infantes no hayan recibidos a tiempo sus quimioterapias.

De acuerdo con el seguimiento del caso, se sabe que la compra de las medicinas para el cáncer es una responsabilidad del gobierno del estado que tiene contratada a la filial SAFE que es una empresa vinculada a la farmacéutica PISA que tiene monopolizada la elaboración de esos medicamentos, los cuales no los ha podido elaborar ni suministrar al registrar problemas internos de producción.

Por tal razón se determinó que en Tlaxcala la falta de medicamentos de este tipo es responsabilidad del gobierno del estado encabezado por Marco Antonio Mena Rodríguez y no de las autoridades federales que coordina el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador.

Al conocer la protesta de los padres de familia que el sábado pasado dieron a conocer la problemática que enfrentan, el titular del Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Insabi), Juan Antonio Ferrer Aguilar, se trasladó al Hospital Infantil de Tlaxcala donde se reunió con los inconformes y el secretario de Salud, René Lima, a quienes les informó que el gobierno federal cuenta con esos medicamentos y que si éstos eran solicitados a través de un oficio serían surtidos de inmediato.

Hace unos meses la administración del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ordenó que se compraran en otros laboratorios los medicamentos oncológicos que tenía monopolizado PISA a fin de garantizar el abasto de esos productos médicos, procedimiento que se hizo y que se tiene resuelto.

Sin embargo, por alguna extraña razón hasta la mañana del día de ayer el valemadrista Lima Morales no había enviado el oficio al Instituto Nacional de Salud para el Bienestar para solicitar los medicamentos que requieren los niños tlaxcaltecas enfermos de cáncer y cuyos padres hoy se podrían manifestar.

Hay fuertes indicios de que René Lima más que preocuparse por la salud y el tratamiento de los infantes está cuidando el contrato y la jugosa comisión que estarían recibiendo las autoridades estatales por la compra de los medicamentos a la filial SAFE, ya que si el secretario de Salud solicita las medicinas y éstas son surtidas de inmediato por el gobierno federal en automático quedaría cancelado el compromiso con esa empresa por incumplimiento y eso es lo que al parecer se estaría evitando.

Los sabuesos del gobierno federal tienen armado el expediente y de seguir las mentiras de Lima Morales entorno a la supuesta responsabilidad del gobierno de López Obrador en la falta de medicamentos para los niños tlaxcaltecas enfermos de cáncer, éste se podría dar a conocer e incluir más detalles que dejarían muy mal a ese ambicioso funcionario estatal y a su jefe que pareciera le esconden la verdadera información sobre este problema.

El secretario de Salud de Tlaxcala no goza de la confianza ni el respaldo de las autoridades federales, porque en pocos meses ha demostrado que no tiene la capacidad para manejar esa dependencia que está desordenada, con severos problemas financieros y administrativos, así como la ausencia de personal especializado que provoca una pésima atención al público, tal y como la que recibió también en días pasado un paciente de nombre Marcos Flores Jiménez que simplemente enfrenta una muerte cerebral porque no hubo un neurocirujano que lo pudiera atender.

Ojalá quede resuelto el caso de las quimioterapias y el secretario de Salud de Tlaxcala abandone tanta estupidez, porque no se vale que exponga la vida de 120 niños con tal de lograr beneficios económicos.

Los cambios que suenan al interior del gobierno

.

El gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez quizá aún no ha dimensionado lo que su amigo el actual secretario de Educación Pública, Florentino Domínguez Ordoñez, realiza al interior de la dependencia y que podría llevar a perder uno de los principales centros de operación política del gobierno estatal, pues esa dependencia que en teoría controla “El Profe” en realidad ya fue entregada a la poderosa Elba Esther Gordillo Morales a través de Martín Hernández y Juan Santillán.

Aunque el gris Florentino Domínguez destinó hace unos meses varios cientos de miles de pesos para organizar desayunos y comidas que medio le permitieron componer las relaciones con trabajadores, maestros y directivos de la dependencia, también utilizó esos fondos para trabajar en su propósito de convertirse en el candidato del PRI al gobierno del estado.

Si bien “El Profe” ha cedido el control de la dependencia a los elbistas Martín Hernández y Juan Santillán, quienes a su vez son manejados por Miguel Ángel Islas Chío, el verdadero operador en jefe de Elba Esther Gordillo en Tlaxcala, la realidad es que el compañero de bancada de Marco Mena también ha fortalecido a funcionarios que están dispuestos a jugársela con él como Narciso Cuecuecha, quien controla todos los programas federales y al hijo de éste de nombre Prisciliano Narciso Cuecuecha Angulo, quien se desempeña como Jefe de Departamento de Telesecundarias de la SEPE.

Si las cosas siguen como van, es muy probable que se incorpore a la dependencia otro compadre de Florentino Domínguez de nombre Beneberto Sánchez Vásquez, quien funge en la entidad como líder del Sindicato de Trabajadores para la Educación (STE), pues aunque siempre se ha querido mostrar como un maestro y político independiente, en realidad es un reconocido esquirol del PRI.

La ambición de “El Profe” por conseguir la candidatura del PRI al gobierno de Tlaxcala lo está llevando a cometer errores graves, porque para empezar no tiene asegurada su nominación y en las negociaciones que han establecido las dirigencias estatales del PRI, PAN, PRD y el PT el único nombre que se ha ponderado para encabezar ese posible bloque opositor es el de Anabell Ávalos Zempoalteca, la actual presidenta municipal de la capital.

Además, es muy probable que la operación política que suele hacerse y financiarse desde la Secretaría de Educación Pública termine siendo para el nuevo partido de la maestra conocido como Redes Sociales Progresistas y no para el PRI que sigue aletargado y desaparecido.

Dicen que en las siguientes semanas se podrían concretar cambios en el sector educativo. Se verá si los compadres y amigos de Florentino Domínguez llegan a ocupar más cargos en la dependencia. Los relevos podrían abarcar la Universidad Politécnica de Tlaxcala Región Poniente y la dirección del Instituto Tecnológico Superior de Tlaxco que ostenta el ilegal Anibal George Haro, quien violando la ley sigue en el cargo sin que nadie haga nada al respecto.

De lo que se habló en la gira de AMLO

Enorme fue el ridículo que hizo el diputado neopetista Miguel Ángel Covarrubias Cervantes, quien preside actualmente el Congreso del Estado, pues el viernes pasado intentó llegar al templete donde estaba el presidente de México Andrés Manuel López Obrador encabezando un acto que sostenía con los representantes de pueblos indígenas en el municipio de San Pablo del Monte.

El ex alcalde de Texoloc llegó tarde y logró pasar algunos filtros de seguridad, pero fue tal su arrogancia y prepotencia que cuando intentó pasar el último círculo fue detenido por el equipo de protección de López Obrador y corrido a empujones del lugar, de ahí que de nada le sirvieron sus gritos de soy diputado y sus delicados ademanes para subirse al templete donde estaban autoridades federales, estatales y municipales.

La ex panista Claudia Pérez Rodríguez, diputada federal de Morena intentó por todos los medios llamar la atención durante la gira de López Obrador, al grado que optó por dejar su toga y birrete para disfrazarse de indígena y colocarse en la cabeza un rebozo que la hacía verse más que ridícula, por no decir otra cosa.

Aunque las plumas pagadas hoy tratarán de justificar los abucheos que recibió el gobernador Marco Antonio Mena durante el evento que presidió López Obrador con sesudos análisis y culpando de lo anterior a la que consideran la “peor villana” de Tlaxcala Lorena Cuéllar, la realidad es que la estrategia de los colaboradores del mandatario para contener el malestar que existe hacia él no sirvieron y mucho menos los acarreados de la varias dependencias cuyas porras no trascendieron.

Pero los abucheos y gritos de desaprobación no sólo fueron para Mena, sino para el alcalde panista de San Pablo del Monte Cutberto Cano Coyotl, quien también quedó demostrado que no goza del respaldo de sus gobernados.

Al final, López Obrador tuvo que salir a contener el malestar hacia Marco Mena, porque si se siente gacho ver que la gente lo lastime y lo repruebe tan feo, de ahí que el tabasqueño no le quedó otra que rescatarlo con la siguiente frase: “me llevo bien con el gobernador y les pido que trabajemos en unidad”.

Nunca dijo que fuera su amigo o que le tuviera afecto, sólo que se llevaba bien, lo que muchos hoy mal interpretan para decir que López Obrador y Mena Rodríguez son casi casi carnales y una dupla inseparable, lo cual es ridículo no cree.

AMLO y su interés por el gobierno de Tlaxcala

.

Para el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, iniciar en Tlaxcala las giras de trabajo de su segundo año de gobierno no resulta un hecho aislado o un hecho fortuito, pues aunque es sumamente cuidadoso de las formas y los tiempos, el tabasqueño no deja de ser un experimentado y visionario político que quizás aprovechará la ocasión para dejar mensajes entrelíneas en torno a quien le gustaría que en un futuro no muy lejano fuera el próximo gobernador o gobernadora de la entidad.

Hábil y dueño de sus tiempos políticos, López Obrador decidió ayer destacar a la actual administración estatal que encabeza el priista Marco Antonio Mena Rodríguez, a la cual puso como ejemplo a seguir en el país, debido a que sin recurrir a la deuda pública realiza obras importantes y de gran impacto.

Tlaxcala es el único estado que por ley tiene prohibido recurrir a la deuda pública, de ahí que no sólo la administración de Mena Rodríguez ha logrado ejecutar obras importantes en su gestión, sino también los últimos ex mandatarios que han optado por establecer ahorros o gestionar recursos ante el gobierno federal para concretar proyectos de infraestructura.

El presidente de México decidió apapachar a Marco Mena, gobernador que supo entender los tiempos y se adaptó sin problemas al estilo y proyecto de la nueva administración federal. Aunque tuvieron que pasar algunos meses, el mandatario tlaxcalteca terminó por aceptar a Lorena Cuéllar Cisneros, quien representa en Tlaxcala los intereses y programas sociales de la administración de Andrés Manuel López Obrador.

El mandatario del país sabía de las serias diferencias que existían entre Mena y Cuéllar, lo que sin duda haría complicada la relación entre ambos políticos, pero con el tiempo comprobó que ambos superaron sus rencores y que decidieron trabajar coordinadamente por el bien de los tlaxcaltecas, situación que ayuda a su proyecto político que tiene pensado para el estado, que después de Tabasco fue el que más votos le aportó para ganar las elecciones presidenciales del 1 de julio del 2018.

Las predicciones de los pitonisos tlaxcaltecas movidos desde una influyente área del gobierno del estado que pronosticaban la salida de Lorena Cuellar de la coordinación de los programas de desarrollo del gobierno federal simplemente fallaron y de ahora en adelante esa funcionaria federal empezará a tener un papel más relevante, no sólo porque se ha ganado la confianza de su jefe al darle resultados, sino porque hoy en día no existe ningún otro político o política que esté en posibilidades de disputarle la gubernatura.

López Obrador asistirá a San Pablo del Monte donde sostendrá una reunión con representantes de comunidades indígenas. Seguramente aprovechará la ocasión para apapachar a Lorena Cuéllar ya sea en público o en privado, pues eso dependerá del ambiente y el escenario que perciba el presidente de México, quien ha encontrado en el gobernador Marco Mena a un excelente aliado que se ha sometido sin ninguna resistencia a su influencia.

El presidente de México es dueño de los tiempos políticos y por esa razón marcará su propio calendario electoral. Aunque aprovechará su presencia en estados como Tlaxcala para dar mensajes entrelíneas, lo más probable es que esperará los resultados de los comicios locales de este año de Coahuila e Hidalgo para trazar la ruta que seguirá rumbo a las elecciones del 2021.

Coahuila e Hidalgo son considerados uno de los pocos bastiones que le quedan al PRI, de ahí la importancia de ver si en este 2020 ese partido logra mantener su hegemonía en esas entidades o si sufre dolorosas derrotas.

El PRI en Coahuila bajo el mando de la familia Moreira deberá demostrar que es capaz de conservar el control del Poder Legislativo en las elecciones para diputados locales, mientras que el poderoso grupo político de Miguel Ángel Osorio Chong tendrá que aplicarse para retener el dominio en los gobiernos municipales en Hidalgo.

Si el PRI pierde las elecciones locales de Coahuila e Hidalgo considerados aún como bastiones manejados por priistas de peso, seguramente enfrentará serias dificultades en los comicios del 2021 en donde estarán en juego 14 gubernaturas, entre ellas la de Tlaxcala.

El 2020 arranca bien y el juego de la sucesión de Marco Mena inicia.

Sin cambios la carrera por la sucesión en Tlaxcala

.

La carrera por la sucesión en Tlaxcala se mantiene sin cambios y los pronósticos de ciertos analistas que sostuvieron que las tendencias cambiarían durante el presente año no se cumplieron, pues el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador conocido como Morena se mantiene a la cabeza en las preferencias al igual que la funcionaria federal Lorena Cuéllar Cisneros, quien hasta ahora conserva una enorme ventaja sobre sus rivales internos y externos.

Mientras Lorena Cuéllar tuvo que administrar su presencia mediática para no sobreexponerse y acelerar un desgaste natural como representante del gobierno de López Obrador, otros militantes de Morena como los senadores Ana Lilia Rivera Rivera y Joel Molina Ramírez, no lograron el crecimiento que esperaban en las simpatías de los tlaxcaltecas, pese a que todos los meses del año llevaron a cabo una descarada promoción de su imagen con el claro propósito de disputar en su partido la candidatura al gobierno del estado.

Morena ha logrado conservar en Tlaxcala, el segundo estado del país que más sufragios aportó al triunfo de Andrés Manuel López en los comicios presidenciales del 2018, su intención de voto, ya que ésta sigue oscilando entre el 40 y el 45 por ciento, mientras que la “super delegada” Lorena Cuéllar capta entre el 44 y el 49 por ciento de las intenciones para los comicios del 2021.

Aunque Ana Lilia Rivera y Joel Molina reportaron crecimientos en sus preferencias, la verdad es que éstos son marginales y los ubican aún muy lejos de entrar a una zona de competencia con la responsable de los Programas de Desarrollo en Tlaxcala de gobierno de AMLO.

Con lo anterior no estoy diciendo que Lorena Cuéllar tiene asegurada la candidatura en Morena al gobierno del estado, sólo que hoy en día es la política tlaxcalteca que encabeza las preferencias electorales en Morena y entre los ciudadanos con credencial para votar y que han manifestado su intención de acudir a las urnas el primer domingo de junio del 2021.

Si bien los estudios de opinión son una fotografía del momento en que se aplican, la realidad es que durante el presente año las tendencias no se alteraron ni sufrieron cambios significativos y a un año del arranque formal del proceso electoral de Tlaxcala pareciera que el PRI cederá el poder al no situarse en una zona real de competencia.

En el PRI, el partido del gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, el panorama luce desalentador porque de la larga lista de aspirantes a la candidatura al gobierno, sólo Anabell Ávalos Zempoalteca, la actual alcaldesa capitalina, es la única que genera expectación y despierta simpatías, porque los otros suspirantes como el mediocre Florentino Domínguez Ordoñez, Anabel Alvarado Varela y Noé Rodríguez Roldán no emocionan a nadie.

Anabell Ávalos sabe que puede competir por la gubernatura de Tlaxcala siempre y cuando logre el auténtico apoyo del gobernador Marco Mena y construya una alianza opositora con el PAN y el resto de los partidos políticos ajenos al círculo de influencia de Morena, porque si esas condiciones no se logran las posibilidades de disputar la futura elección son reducidas.

El PAN no está cerrado a conformar un bloque opositor, pues sabe que si bien cuenta con aspirantes internos para la gubernatura (Minerva Hernández Ramos, Julio Cesar Hernández Mejía, Adriana Dávila Fernández y Juan Carlos Sánchez García), éstos no han podido posicionarse y ubicarse en el ánimo de los electores tlaxcaltecas, quienes según las encuestas estarían más inclinados en apoyar la llegada de un nuevo gobernador que sea afín al proyecto que encabeza López Obrador en el país.

Los análisis de prospectiva sobre la sucesión en Tlaxcala coinciden en que las tendencias electorales en la entidad se mantendrán en los siguientes seis meses, por lo que será hasta julio y agosto cuando quizá se registren algunas variaciones que estarán ligadas a los procesos que empezarán a vivir los partidos políticos para definir la constitución de alianzas y a sus probables candidatos a la gubernatura.

La cuenta regresiva para el gobierno de Marco Mena empezó y la sucesión avanza sin cambios, por lo que hay que esperar que las piezas del ajedrez se sigan moviendo para determinar si Morena se hará de la gubernatura de Tlaxcala o el PRI junto con sus aliados estará en condiciones de retener el poder.

Por lo pronto a nuestros lectores les deseamos felices fiestas y un buen año nuevo.

Este espacio entra en stand-by y en caso de que la ocasión lo amerite lo retomaremos.

A nadie le importó la glosa del Tercer Informe de Gobierno

.

Si hay una cosa que han dejado en claro los actuales diputados locales, es que les encanta la simulación y vivir una doble moral, porque en privado y en ciertas reuniones no se cansan de hablar mal de la actual administración estatal y del gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, pero en los hechos dejan pasar toda oportunidad que les otorga la ley para no molestar ni con el pétalo de una rosa al mandatario y a sus colaboradores.

Hace unos días el delicado ex perredista y hoy casi petista, Miguel Ángel Covarrubias Cervantes, junto con su inseparable homólogo el diputado morenista Víctor Manuel Báez López, lanzaban una serie de descalificaciones contra el gobierno del estado y su propuesta de ley de egresos, al grado que pedían no avalar esa iniciativa y meterle mano y tijeras a todas las partidas, según ellos para que el mandatario entendiera que los debe respetar y de paso enseñarle como se debe ejercer el poder en Tlaxcala.

Esa pareja de legisladores que se ausentó por unos días y que curiosamente coincidió por una travesía en Europa, eran los más beligerantes hacia la actual administración estatal, postura que sorprendió a sus compañeros porque hace unos meses eran sus principales defensores y operadores para aprobar las iniciativas que enviaba el Poder Ejecutivo.

Sin embargo, toda su molestia y encono la suelen mostrar en reuniones privadas al interior del Congreso del Estado y de vez en cuando la hacen pública como Víctor Manuel Báez que en tribuna se ha quejado de la evidente “falta del gobernador” en algunos asuntos y problemas que existen en Tlaxcala.

El asunto es que a ningún legislador le interesó promover y llevar a cabo la glosa del Tercer Informe de Gobierno de Marco Mena, pues el plazo para pedir la comparecencia de los funcionarios y realizar ese ejercicio democrático venció ayer, por lo que ahora habrá que esperar si algún día de estos un miembro del gabinete se dignan a explicar las razones por las cuales las principales obras de la actual gestión se encuentran tan atrasadas.

Es obvio que a los diputados locales les interesaba garantiza el fondo de los moches y uno que otro ajuste en el presupuesto de egresos del 2020, así como concluir algunos pendientes legislativos antes de que finalizara el año, con la clara intención de estar en condiciones de celebrar que por el momento forman parte de la lista de los nuevos ricos de Tlaxcala y planear su futuro político.

Incluso, ayer más que dedicarle tiempo para programar la glosa del informe y agendar las comparecencias de los miembros del gabinete estatal, los legisladores tlaxcaltecas estaban más preocupados por todos los detalles de su convivio navideño, el cual decidieron realizarlo en el vecino estado de Puebla a fin de degustar los mejores vinos y los alimentos más exquisitos, sin que corrieran el riesgo de que en Tlaxcala se enteraran los ciudadanos y los medios de comunicación de su comportamiento fifí.

A los diputados locales les encanta simular que les importa el desarrollo del estado, la correcta aplicación de los recursos públicos y que están pendientes para ver que ciertos problemas se solucionen como la inseguridad y la mala atención en los centros de salud y en los hospitales, porque en los hechos son omisos e indiferentes al mal desempeño de las autoridades estatales y municipales.

Resulta extraño que nadie tenga curiosidad por saber las razones por las cuales la modernización del estadio Tlahuicole no ha concluido cuando la obra ya tiene dos años y porque se autorizó su inauguración cuando faltan por construir otras gradas o por qué la ampliación de la carretera Tlaxcala Apizaco se ha llevado más tiempo de lo prometido al grado que nadie sabe la fecha en que concluirán esos trabajos.

También hubiera resultado interesante conocer la fecha en que se prevé estará funcionando el nuevo Hospital Regional de Tlaxcala y si éste ofrecerá todos los servicios o sólo abrirá sus puertas en una primera etapa para consultas externas de primer nivel y no para llevar a cabo operaciones y otros servicios médicos más especializados.

En materia de seguridad también abundan las preguntas y las dudas, de ahí que es inexplicable cómo los legisladores desaprovecharon la oportunidad para llamar a los funcionarios encargados de esa área que han quedado a deber a los tlaxcaltecas como el evasivo Eduardo Valiente que se hace responsable de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana y el ineficiente procurador de Justicia José Antonio Aquiahuatl Sánchez que todo lo justifica con sus tontas y desgastadas frases de que son hechos atípicos o casos aislados.

En fin, es obvio que a los diputados no les interesan estos y otros temas. De pena o no.

El amarre, el rompimiento y el influyentismo

.

Conforme pasan los días se conocen detalles de los ajustes, recortes y asignaciones que sufrieron algunas partidas del presupuesto original, por lo que ahora sólo falta esperar si el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez acepta las modificaciones que hicieron los diputados o terminan por vetar ese documento tal y como lo hizo el año pasado.

Si el presupuesto de egresos del 2020 que fue recientemente avalado por los legisladores es palomeado por el mandatario estatal, se comprobará la versión de que los recortes y las reasignaciones de fondos fueron autorizados previamente por la Secretaría de Planeación y Finanzas a cargo de Alejandra Marisela Nande Islas y no por una iniciativa de los diputados como se pretende hacer creer.

Al parecer la discreta funcionaria resultó ser más eficiente y política que el inútil ex enlace entre el Poder Ejecutivo con el Congreso de Estado, Arnulfo Arévalo Lara, quien sufría para obtener el respaldo de los diputados para las iniciativas y propuestas que enviaba el gobernador Mena.

Aunque los diputados locales pretenden presumir que le metieron mano al presupuesto de egresos, en realidad las partidas aprobadas ya habían sido consideradas por la Secretaría de Planeación y Finanzas, de ahí que en la pasada sesión terminaron avalando un gasto que se diseñó desde el gobierno estatal y no en las oficinas del Congreso del Estado, donde por cierto deberían limitar el consumo de alcohol porque en la última reunión del pleno era evidente que más de cuatro representantes populares ya tenían copas de más.

Los legisladores optaron por castigar el campo y para el próximo año no destinaron ningún fondo para ese sector como sucedió durante el 2019. La razón fue simple, porque la mayoría entendió que la asignación de recursos para la compra de ganado, herramientas y fertilizantes fue un error, porque se generaron muchos comentarios negativos y molestia entre los habitantes porque no todos fueron beneficiados y porque hubo diputados que entregaron animales enfermos y de muy mala calidad.

Por esa razón, decidieron incrementar el fondo para obras en los municipios que se ubicó para el 2020 en más de 486 millones de pesos. Ahora sólo falta conocer cómo se repartieron esos recursos y verificar si hubo equidad o no, porque se dice que hay municipios que acumularon importantes cantidades, mientras que otros quedaron muy desprotegidos por parte de los legisladores.

Un rompimiento anunciado

El presidente municipal de Panotla Eymard Grande Rodríguez pronto podría dar a conocer su ruptura definitiva con el PRD, partido que le dio la oportunidad de participar en varias elecciones hasta que pudo ganar el mencionado ayuntamiento, donde ha encabezado una desastrosa administración envuelta en constantes escándalos y en la que se presume pulula la corrupción.

No se sabe si el PRD se cansó de sus excesos y abusos del mediocre Eymard Grande o si éste chiquito político busca crear en el PT otro clan familiar donde le permitan seguir su carrera política junto con su desacreditada parentela.

Dicen que el fiestero alcalde de Panotla ya recibió el visto bueno del líder del PT, Silvano Garay Ulloa, para que se sume a sus filas y desde ahí sea nominado candidato a diputado local para los comicios del 2021, para lo cual y en complicidad con los presidentes de comunidad de ese municipio ya lleva un proceso de afiliación a ese partido.

Si el alcalde capulina de Tlaltelulco Rubén Pluma Morales hace negocios con empresas de su familia y logró imponer a su limitada hija María Félix Pluma Flores como diputada local a fin de obtener protección, entonces yo no tendré problemas para lograr impunidad y tener la posibilidad de crecer en el PT porque soy más chingón que ese torpe edil, dicen que eso suele comentar Eymard Grande cuando presume que el PRD pronto perderá a uno de sus mejores operadores.

El poderoso tío Pérez Carro

Ayer le comentaba que el bobo secretario de Gobierno José Aarón Pérez Carro le entró a la repartición de jueces que se hizo en el Poder Judicial de Tlaxcala, pero resulta que no apoyó a un amigo sino a un familiar.

Un lector bien informado nos hizo llegar una precisión y nos comentó que Omar Cuapantecatl Trujillo que fue designado Juez Civil es sobrino político pues este último está casado con la sobrina del secretario de Gobierno de nombre Guadalupe Josefina López Pérez (hija de su hermana), quien a su vez en junio del año 2018 fue recomendada para ocupar la titularidad del Registro Civil en el municipio de Ixtacuixtla, cargo que hasta la fecha desempeña.

La semana pasada se dio a conocer que Pérez Carro logró darle chamba a su sobrino Luis Ernesto Pérez Ramírez (hijo de Margarito Pérez Carro) en el Sistema Estatal Anticorrupción.

No cabe duda que tener un tío tan inútil para realizar su trabajo para tan bueno para darle trabajo a sus familiares no tiene precio.

La designación de nuevos jueces es una descarada burla

.

Si alguno de los abogados que buscó convertirse en juez civil o penal se inconforma con los resultados y pide que se respeten los resultados de las evaluaciones, es muy probable que se caigan las designación de esos funcionarios que anoche llevaron a cabo con total sigilo los magistrados del Tribunal Superior de Justicia, porque es obvio que no llegaron los mejores perfiles y los que obtuvieron las más altas calificaciones, sino los amigos e incondicionales de aquellos que hoy en día se sienten los dueños del Poder Judicial de Tlaxcala.

El servicio profesional de carrera en el Poder Judicial es una farsa y no se diga de los procedimientos realizados para designar a jueces y funcionarios, pues simplemente la preparación y los conocimientos en las diferentes ramas del derecho no importan, porque lo que realmente se valora y pesa es quién te recomienda, protege y promueve para escalar en la estructura administrativa del TSJ.

Si uno revisa los nombramientos de los nuevos jueces penales, es muy probable que llegue uno a la conclusión que la magistrada Rebeca Xicohténcatl Corona se sirvió con la cuchara grande.

Violeta Fernández Vázquez se convirtió anoche en jueza penal sólo por el hecho de ser “super amiga incondicional” de Rebeca Xicohténcatl. La nueva impartidora de justicia es esposa del ex priista y hoy morenistas y lorenista de hueso colorado, Ricardo Amaro.

Esa caprichosa y vanidosa magistrada también impulsó a Noé Cuecuecha, cuyo nombramiento quedó bajo reserva, sin embargo todos saben que es un litigante que obedece ciegamente a la engreída presumida Xicohténcatl Corona, quien también logró colocar como juez penal a Aida Báez.

Pero así como esa altiva mujer pudo ubicar a sus recomendados, también dicen que lo hizo el presidente de TSJE, Mario de Jesús Jiménez Martínez, quien impulso como jueces penales a Gabriel Flores Alvarado, Rodolfo Alfonso Méndez Acametitla y Alfonso González Martínez, quien también se quedó su nombramiento bajo reserva.

La magistrada adicta al reflector Elsa Cordero Martínez también hizo valer su peso y pudo lograr un espacio para una de sus chalanas de nombre Rossana Rubio Marchetti.

Y para seguir con el reparto entre amigos, en la Sala Civil se designó a Omar Cuapantecatl, quien es un abogado ajeno a la estructura del Poder Judicial de Tlaxcala pero que para su suerte cuenta con el afecto de un padrino como José Aarón Pérez Carro, secretario de Gobierno, quien ya demostró que no sólo puede meter a trabajar al gobierno a sus parientes, sino a sus amigos en el Tribunal Superior de Justicia.

Los secretarios proyectistas de algunas salas del TSJE que pudieron brincar de cargo para ser jueces civiles más por recomendación que por méritos son Dora María Espejel, Beatriz Eugenia Bello Hernández y Danielvira Ramírez Jiménez, quienes son una burda cuota de los magistrados Mary Cruz Ornelas, el triquiñuelas Fernando Bernal Salazar y la soberbia Elsa Cordero.

Tales comportamientos explican claramente porque la impartición de justicia en Tlaxcala está como está y porque nadie confía en el Tribunal Superior de Justicia.

Es más que evidente que la comida del viernes pasado entre magistrados del TSJ con el inútil y avorazado José Aarón Pérez y el nefasto procurador José Antonio Aquiahuatl Sánchez dejó buenos dividendos.

La futura dirigencia del PRI o el club de los perdedores

.

Al viejo estilo y rodeado de cascajo y cartuchos quemados, los futuros dirigentes del ex partidazo, Noé Rodríguez Roldán y Mildred Vergara Zavala, se presentaron ante la sociedad y solicitaron su registro para encabezar la presidencia y la secretaria general del PRI en Tlaxcala, situación que sólo emocionó a sus amigos porque con esos “liderazgos” el tricolor va al rumbo al precipicio y a enfrentar otra dolorosa derrota en los comicios del 2021.

De entrada el menismo demostró una vez más que es un grupo extremadamente compacto y carente de cuadros, de ahí que no resulta extraño que haya cedido el PRI a un camaleónico Noé Rodríguez que cuando le conviene y de forma clandestina muestra su abierta simpatía con Morena, el partido que fundó el presidente de México Andrés Manuel López Obrador.

El ex secretario de Comunicaciones y Transportes no sólo ha negado ser menista o tener algún vínculo con el ex gobernador Mariano González Zarur, pues antes se asumía como miembro del grupo del ex presidente del país, Enrique Peña Nieto y últimamente se decía amigo del líder nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, mejor conocido como “Alito”.

Noé Rodríguez es un eterno aspirante a la candidatura del PRI al gobierno de Tlaxcala. En el 2015 y en 2016 conformó un grupo de priistas tlaxcaltecas resentidos y marginados por la administración de Mariano González, el cual tuvo cierta representatividad al grado que el oriundo de Calpulalpan recibió cierto respaldo para moverse y por ello fue designado delegado de la Secretaría de Gobernación en el vecino estado de Puebla.

Su nombre fue considerado para suceder al hacendado gobernador, pero González Zarur operó y terminó impulsando al actual mandatario Marco Antonio Mena Rodríguez, quien decidió negociar con Noé Rodríguez que rápidamente aceptó un cargo y se sumó al proyecto de su contrincante, dejando alborotados a todos los priistas que respaldaron sus aspiraciones.

Al iniciar el gobierno menista, Rodríguez Roldán encontró trabajo y nunca más se preocupó por los priistas que lo hicieron crecer y que fueron un factor para negociar con Marco Mena.

De Mildred Vergara hay muy poco que decir. Es hija del mapache electoral y mañoso director general del Cobat, Victorino Vergara, quien en los últimos años ha hecho todo lo imposible por impulsar la carrera de esa limitada mujer que siempre va de relleno y de suplente de candidatas priistas que obviamente tienen un mayor peso político y un mejor desempeño de sus neuronas.

No se sabe si su llegada al PRI representa una posición de Anabell Ávalos Zempoalteca, presidenta municipal de Tlaxcala o los intereses del grupo menista. Seguramente utilizará el cargo para promoverse y tratar de convertirse en candidata a diputada local, por lo que desde hoy descarte que esa “hija de papi” se vaya a poner a trabajar para que el ex partidazo recupere su grandeza.

Noé Rodríguez y Mildred Vergara son sinónimo de conveniencia, torpeza y fracaso, lo cual lo terminará pagando y padeciendo el PRI que se equivocó al darles el liderazgo de ese partido a personajes tan mediocres.

Pero no crea que todo está perdido en ese partido, pues es obvio que también cuenta con militantes que operan y sin hacer mucho ruido trabajan, como es el caso de Enrique Padilla Sánchez que el pasado viernes por la tarde logró reunir a más de mil 500 personas en el auditorio de El Sabinal con el propósito de celebrar la tradicional posada.

Padilla Sánchez ha organizado por más de diez años esa posada que le genera simpatías y apoyos, por lo que no sería raro que empezara a ser considerado como un serio aspirante a un cargo de elección popular para los comicios del 2021.

Finalmente, le cuento que el sábado quedó amarrado el presupuesto de egresos del 2020. Hubo acuerdos entre los diputados y el Poder Ejecutivo, de ahí que de un momento a otro quedará aprobado.

Los diputados dispondrán de un fondo de 504,983,212 pesos que serán etiquetados para obras en los municipios. En el proceso de autorización ya no sólo tendrán injerencia los legisladores, sino el gobierno de estado a través de la Secretaría de Planeación y Finanzas.

Qué bonita familia resultó ser la Pérez Carro

.

El siguiente texto es una colaboración que nos llegó y que vale la pena compartir. El crédito es para el creador del blog Moviendo Tapetes que documentó como el Sistema Estatal Anticorrupción se convirtió ya en una agencia de colocación para los allegados y consentidos del gobierno del estado.

 

 

Moviendotapetes

A poco más de un año de la integración del Comité de Participación Ciudadana, desde el mes de marzo la Secretaría Ejecutiva del Sistema Anticorrupción del Estado de Tlaxcala tomó forma a raíz de la designación de su Secretario Técnico Julio Caporal Flores.

Pero fue desde ese momento que la estructura orgánica de esta nueva dependencia fue la manzana de la discordia dentro del Gobierno del Estado, ya que la Secretaría Ejecutiva serviría como agencia de colocación para los sobrinos, primos, amigos y hasta compadres del hermano del gobernador Fabricio Mena Rodríguez y del Secretario de Gobierno José Aarón Pérez Carro.

En las Jefaturas de Departamento podemos visualizar al sobrino consentido de Pérez Carro, el Doctor Luis Ernesto Pérez Ramírez, hijo de Margarito Pérez Carro y hermano del personaje que vio cerca su salida del Gobierno al ser vinculado con el proceso de investigación que realiza la Fiscalía General de la República a petición de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, por el caso de los estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa.

 

Sin contar con el perfil, el médico de carrera que hasta hace poco fungía como Coordinador Municipal del Centro de Salud en Calpulalpan, hoy en día es el Jefe del departamento de Comunicación y Vinculación Social de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Anticorrupción, lugar sensible que debería estar ocupando una persona con el perfil adecuado para llevar por buen camino la imagen de esta dependencia.

Pérez Ramírez no ha tenido mayor mérito que ser el sobrino del Secretario de Gobierno para pasar de ser un empleado a jefe de departamento y ganar 24 mil pesos mensuales; el joven además de no tener idea de las actividades que comprenden su área, es visto en innumerables lugares donde gusta del alcohol en exceso y para muestra está el reciente foro realizado en el municipio de Apizaco donde se pudo apreciar a esta joven promesa de la política priista con aliento alcohólico y con bebidas energizantes en mano, a fin de disimular el estado de ebriedad en el que se encontraba.

Así mismo, también está la figura del Director de Administración y Finanzas ocupado por el Contador Público Bernardino Santacruz Vázquez ex presidente de comunidad de Xochiteotla en Chiautempan, aprehendido en el 2015 por abuso de poder ya que en 2013 haciendo gala de su influencia y en su calidad de presidente de comunidad arbitrariamente “abrió una calle” en medio de un predio particular.

Hecho que provocó que el Juzgado Segundo del Distrito Judicial de Guridi y Alcocer obsequiara la orden de aprehensión dentro del proceso 416/2014, por los delitos de abuso de autoridad y daño en las cosas en contra de este personaje.

Pese a que, en la ley, las personas con antecedentes penales no pueden ocupar cargos públicos, la amistad con Fabricio Mena le sirvió de mucho para colocarse en un puesto medular de la dependencia, ya que en ese departamento se maneja el dinero otorgado en el Presupuesto 2019.

Hasta aquí la colaboración de nuestra pluma invitada.