[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘sucesión’

Sería Mariano chamaqueado por Manlio al subir a García Portilla

.

Mariani González - Manlio Fabio

Martín Ruiz

Aunque podría tratarse de una escandalosa chamaqueada al más temperamental de Tlaxcala la carambola de tres bandas –aquí entre nos- conseguida por el líder nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones Rivera, logró con amplitud sus objetivos.

La sugerencia del sonorense sería en el siguiente sentido: “amigo Mariano –noten al histrión- es que Marco Mena no levanta… mira nuestras encuestas. Propongo que en calidad de emergente coloques al señor diputado Ricardo García Portilla a la vanguardia”.

Se trataba de aprovechar el momento. Para actuar en caliente. Y como tenemos a un líder con la sangre muy caliente, ahí tienen ustedes los resultados. El desgarrador escenario con dos diputados, uno local y el otro federal que, si no se veían bien, hoy se atraviesan con sus miradas, y con sus expresiones, y con sus deseos mutuos.

¿En qué consiste el gane de Manlio?

¡Un tercero en discordia! Sin el desgaste ocasionado por el derramamiento de bilis cuyo momento más áspero se vivió en el auditorio Luis Donaldo Colosio de la sede tricolor, al momento de emitir la convocatoria del partido. Las porras de Marco y las de Richie, se dijeron hasta de lo que se van a morir. Los protagonistas, pues también lo hicieron.

Y por ejemplo, Néstor Flores –ya lo adelantábamos ayer- no sabía ni cómo trasmitir los acontecimientos a su patrón don Manchis.

En consecuencia

Chance y sea por eso que en los pasillos de Palacio crece la versión en el sentido que González Zarur tendría listas varias mudas para tomar el Arco Norte, con destino a Pachuca o alguno de los lugares tan lindos de la Huasteca Hidalguense, propiedad de su amigo Miguel Ángel Osorio Chong.

Dicen que los descalabros legales más recientes agudizaron los males de salud padecidos por el libanés (de mamá).

Eso que los exagerados llaman depresión.

Y por eso optaría por ausentarse de Tlaxcala en lapsos que van de lo largo a lo muy largo.

Lo preocupante es que ya preparan al alegre Ernesto Ordóñez Carrera, para encargarse del changarro durante los vacíos dejados por el señor Manchis.

Miren, si naponeto sobrevive a los días peligrosos –por las copitas y los convivios- de este mes, hay grandes posibilidades que el resto del tiempo no la pase tan mal.

¿A partir de cuándo?

Por aquí es presentado el productivo Quinto Informe de Gobierno y… ¿para qué creen que pagamos los gastos del helicóptero?

Los números alegres

Claro, hay quienes consideran como una sesuda estrategia la riña de Mena con García Portilla, con la seguridad de que la fuerza del manchi PRI haría un triunfador a cualquiera de los dos pendencieros.

Entonces hay que ver, ¿quién levantará el brazo a quién?

Y sobre todo leer sus labios al momento en que lo haga.

Parálisis

La adri-manchi alianza denota su cortoplacismo y exhibe a sus autores, como el director jurídico del Congreso, que no sabe dónde meter la cara, de vergüenza.

Bueno, pues los diputados azules tuvieron la oportunidad de acatar la corrección de plana dictada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), respecto a la inconstitucionalidad en la duración de alcaldías y diputaciones.

Bueno a tal grado llegó la tolerancia de los ministros que, nuestros singulares legisladores nada más tenían que palomear alguna de las dos, en una especie de sanción light para estos nóveles muchachos… pues están aprendiendo verdad.

La inacción de dicho grupo es escandalosa.

Desoyeron el clemente llamado de la Corte para darle celeridad a ese cambio legal. Y no movieron un dedo.

Como quien dice, este es el momento electoral del caos.

¿Cuánto van a durar los alcaldes y, cuánto los diputados?

¿Estamos conscientes que hasta la elección de gobernador pudo ser afectada?

¿Qué clase de borrachera traen los integrantes del grupo impulsor de la manchirreforma?

Aún hay más

En la sesión de ayer, la SCJN volvió a hacer trizas el documento. Invalida por ejemplo las exigencias mínimas de militantes en los partidos y permite alianzas entre institutos políticos de nueva manufactura.

Bueno, la manchirreforma puede hasta ser publicada por alguna editorial famosa bajo el título de: “La pesadilla tlaxcalteca”.

Mena Rodríguez, la insistencia mariana por imponer la sumisión

.

Flaco favor le hace legándole la imagen de un gobierno con más críticos que seguidores a un prospecto de gobernante, castrado y manco, como condición para heredarle el poder.

(etlaxcala) Marco Antonio Mena Rodriguez, Sumision PRI, Mariano Gonzalez Zarur, Sucesion, Tlaxcala Online

En un contexto de incómoda simulación, personajes como el diputado Ricardo García Portilla, se han sumado al intento de apuntalar la figura de Marco Antonio Mena Rodríguez en el PRI, donde su gran patrocinador, Mariano, se empeña en sacar semillas a un árbol a un fresno desecado.

De los pocos que creen posible el milagro, un sujeto de nombre Fabricio y hermano de Mena, no deja de impulsar el proyecto de su vida, luego de su promesa incumplida para abandonar Tlaxcala en señal de repulsión porque su cuñada, Lorena Cuéllar, llegó a ser senadora.

Es decir, hoy al carnal lo usa como venganza contra su familiar político. Así se las gastan algunos parientes.

Lo cierto es que al interior del PRI se volvió viral la información que alerta a los comités municipales sobre la frecuente llegada de un líder estatal, en franca autopromoción y también en franco desafío a la línea tirada por Manlio desde el mismo edificio de Insurgentes, sede del PRI: “los árbitros no participan”.

Puede ser parte de la desesperada maniobra mariana por dejar, cueste lo que cueste, a alguien realmente sumiso en su lugar, ¿con qué fin?, ¿cuántas cosas que tapar hay?, ¿por qué no dejar la decisión al elector más importante, el Pueblo?

El miedo no está ausente. Y se manifiesta en el deseo de hacer fuerte a un organismo con un mal congénito que le merma fuerza en los miembros inferiores. Mas la insistencia superior ha de acabar hasta comprender su triste papel: solo una propuesta aprovechando el recurso mediático del gobierno.

Dar la obra de un gobierno como el del señor manchis, a un prospecto de gobernante pensando que el estado entero lo va a aplaudir es el peor error de cálculo de quien había resultado todo un estratega para generar un ambiente de división en todos los partidos políticos.

No pensó que en el suyo las cosas estarían peor. Pero es persuasivo. A ver a quién convence.

No perder la dignidad

Hay muestra de desesperación en aspirantes como Lorena Cuéllar Cisneros. Y usa un recurso tricolor para combatir su debilidad, las adhesiones casi colectivas que en no pocos casos acaban con la negación de aquél cuyo nombre se usó para mediatizar la preferencia individual hacia una persona.

Esto ocurre cuando la fragilidad de Lorena podría ser su mejor recurso ante la embestida mariana, dedicada día y noche a generarle divisiones y conflictos.

Las adhesiones llegan solas, sin presiónes mediáticas porque este no es un tiempo sujeto a medición precisa. No, es un lapso de oro para apuntalar un discurso y para avanzar en el tejido fino.

La presencia de la ex diputada Aurora Aguilar Rodríguez, como la muy probable coordinadora de la campaña de Lorena, debería dar seguridad a la senadora perredista, y no el ansia constante por usar nombres de personajes que luego se rajan.

No lo son todos. Por ejemplo el priísta Rafael Ortega, exitoso matador de toros que perdió ante el panista Jorge Luis Vázquez Rodríguez, tras una espectacular maniobra mapacheril achacada a él, ha renunciado a sus filias tricolores y se ha sumado a la causa de Lorena.

Ahí tienen ustedes a un seguro candidato del PRD a la presidencia municipal de Apizaco.

Y tal vez en Aurora Aguilar, a la candidata a suceder en el cargo al actual alcalde de Tlaxcala, Adolfo Escobar Jardínez.

Del otro lado de la acera

Adriana ha amagado con llevar consigo a la fracción de militancia fiel a su causa. Hoy no está de acuerdo con alianza alguna con el PRD, tal vez al resistir la decisión central para definir a quien habrá de contender con una chaqueta medio amarilla y medio azul.

Y ha convocado a sus simpatizantes a seguirla porque probablemente busque ser candidata independiente.

Sé de diputados panistas locales que muy a pesar de la cercanía con Adriana, no están dispuestos a seguirla si decide abandonar las filas del PAN.

No le alcanza con lo actual. Necesita aliados.

Renunciar a ellos es su fracaso garantizado.

Así Mirando cómo pasa el río

está el non del orticismo, Héctor Ortiz, sabedor que su grupo puede ser fiel de la balanza que haga ganar al primero en entender que las fracciones, o mejor dicho la balcanización de los grupos, partidos y liderazgos, solo permitirán el triunfo a quien se conduzca con verdadero aliento de estratega.

Puede que apoye al PRI. Puede que a la alianza PRD-PAN, y a quien menos creo que le ocurra es a la virtual candidata de Morena al gobierno, Martha Palafox Gutiérrez. Varias veces, AMLO ha tenido conceptos nada buenos sobre el orticismo. Ni qué decir del marianismo.

Peligrosa banda

Resulta que una banda dedidada a robar cajeros automáticos y también armas –asaltan las comandancias- opera en Puebla y Tlaxcala. Aquí se llevaron el cajero de HSBC en la UAT, hicieron lo mismo en Santa Apolonia Teacalco y en múltiples municipios poblanos.

Cuidado porque son tan despiadados y con entrenamiento militar o por lo menos de policía con alta escuela que, no le tienen miedo a la resistencia que les pudieran oponer en los cuarteles generales de las policías municipales.

No está por demás revisar las estrategias para repeler una ataque con esas características.

Qué dicen los ex gobernadores en el proceso sucesorio

.

Todos tienen sus intereses en juego, y salvo Tulio Hernández a quien su estado de salud ya no le permite este tipo de emociones, el resto está desbordado en el proceso.

(etlaxcala) Jose Antonio Alvarez Lima, Hector Ortiz, Alfonso Sanchez Anaya, Mariano Gonzalez Zarur, Beatriz Paredes Rangel, Caricatura, Sucesion, PRI Tlaxcala O

La visita de Manlio Fabio Beltrones, fue una especie de: ¡engarrótenseme ahí! Y eso fue para todos, incluso para las senadoras que solo obedecen a su calendario propio. A los de su partido, el PRI, el mensaje fue, ¡no se hagan bolas!, y sobre todo a Marco Antonio Mena: ¡árbitro no compite!

A Mariano, los códigos de Manlio lo pusieron quieto. Le encendieron la luz interior por medio de la cual tiene una comisión: organizar, al tiempo de sacar las manos. Ya los priístas estarán diseñando el método infalible que por lo pronto tiene una caja –dicen- de 300 millones, mágica fortuna en manos marianas a manera de salvoconducto con la leyenda: ¡por Dios que sí le entro con quien quede!

Media el amasiato prianista, de la aprobación automática de cuentas públicas y de los ojos tapados para hacerse los invidentes con los estados financieros de un Ejecutivo bien listo y consciente de las bondades a partir de repartir el pastel con sus aliados adrianos.

Como sea pero el proceso sucesorio avanza. En él los ex gobernadores, tienen su injerencia, cada cual cuidando no ser excluidos de su derecho ilegítimo a la perpetuidad, en el ejercicio este de desmenuzar sexenalmente a una administración –en el caso de la actual- ni preocupada por los pobres, ni por la seguridad, ni por una buena entrega de cuentas.

En cambio, el señor manchis reza porque no llegue un ajeno al aquelarre, capaz de entambarlo luego de comprobarle ahí un par de movidas chuecas en contra del patrimonio estatal.

El troskista tricolor

Antonio Álvarez Lima, el priísta más amarillo en su tiempo conserva fresco en su memoria el destacado papel de una Anabell Ávalos, haciendo el trabajo de campo a través del DIF.

No olvidemos que Álvarez Lima y su sangre espesa no conmueve multitudes. Ni siquiera les llama la atención. Entonces necesitaba de alguien como la actual delegada de Sedesol, más metida en la labor y el contacto con la raza que en las relaciones públicas arriba.

Yo creo que por eso Mariano se da de topes. Se despojó de ella con sus asquerosos desplantes, y nunca reparó en reflexionar lo que viejos de la talla de JAAL son capaces.

Alguien le regaló una cachucha negra, y con ella cubre su calva. Y ese de la pelona, Álvarez Lima, tampoco encuentra obtusa la imagen del grandote de Calpulalpan, Noé Rodríguez Roldán, quien ayer demandó al nuevo líder tricolor condiciones equitativas en este proceso dentro del cual nunca hubo destape alguno con la visita del nuevo líder nacional del Revolucionario Institucional.

El carnal del carnal

Al ex gobernador Héctor Ortiz Ortiz, nadie le puede quitar de la cabeza el buen papel que puede desempeñar su hermano el ex rector Serafín Ortiz, en el gobierno de Tlaxcala.

Es el academismo al poder, contrastante con las rasposas acometidas marianas o las metidas sanchezanayistas de pata, necio con impulsar a la señora su compañera, quien no quita el dedo del renglón.

El orticismo se halla a la expectativa para aliarse con un proyecto viable, para nada algo como las inquietudes de la senadora Adriana Dávila Fernández, pero de lo demás creo que hay interesantes reservas y posibilidades.

El grosor del orticismo es más que apetecible para el proyecto con reales ganas de obtener sonoros triunfos.

ASA, el otro hacendado

Dicen que tiene presencia en el PRD y en Morena, sin necesariamente estar en persona. Bueno, tal vez su gran apuesta tiene nombre y apellido: Lorena Cuéllar Cisneros, a quien llevó al PRD e introdujo en ese mundo, hoy tambaleante por cierto del que se espera ya que ruede la cabeza de Carlos Navarrete Ruiz.

Aunque no sé cómo le va a hacer en Morena, si el propio Andrés Manuel López Obrador, lo ha dejado al margen.

Como no es el único camino en la pesada agenda del güerito de rancho, ahí tienen a sus incondicionales en el gabinete de su primo, organizándose para hacer algo en el PRD… yo creo que preparan el reapuntalamiento de la candidatura de Lorena.

Beatriz Paredes, la más pesada

Nadie mejor que nuestra actual embajadora en Brasil para conocer y aprovechar la grilla tlaxcalteca. Parece partidaria de Lorena, quien la vería en sus oficinas de Río, pero como Beatriz lo mismo dice una cosa que otra, lo único vigente es su interés por mantenerse vigente en el grupo de apoderados del patrimonio tlaxcalteca.

Dicen que gentes de su altura y peso político hasta ignoran la cantidad de propiedades en el estado. Ha de ser, por eso conviene a esta generación de sanchezpiedristas la llegada de alguien alivianado, no con la intención de meter orden… porque hasta ellos salen raspados.

Beatriz, una política acostumbrada a amoldarse a las cirucunstancias es tal vez la que menos aparenta ansias en este proceso sucesorio. Insisto, solo aparenta porque en realidad mueve sus piezas sin descanso alguno.

El señor manchis

Lo mismo apoya al junior su reemplazo que se truena los dedos porque no llegue alguien capaz de destapar el avispero.

Su jugada maestra fue un buen intento para diagnosticar su relación con el centro. La llegada de Manlio Fabio y su mensaje… terso pero rico en entrelíneas, sacó a flote ese diagnóstico… la jugada no cuajó; Marco Mena no va a ser, y hay que esperar instrucciones superiores, tal vez para volver a tener a Carlos Rojas custodiando su estate quieto en algún café de los portales de Tlaxcala.

Esa fue la forma en que el establishment tuvo sereno al bravo hacendado durante el tiempo necesario para la operación magistral de quienes se llevaron tres orejas en la loca corrida del siete de junio.

Cambiando de tema

Los enlaces de chavos siempre mueven los buenos deseos. No tiene porqué ser distinto con junior y Doris, próximos a matrimoniarse… por ahí de enero, dicen amigos de la familia.

Por lo pronto andan planeando donde hacer el bodorrio. Valquirio no porque lo van a criticar –con eso del agandalle de cientos de hectáreas ejidales- en el Instituto Tlaxcalteca de la Cultura (ITC), pues tampoco, porque se dieron cuenta que Wilebaldo le meta uña a las cuotas por prestar el lugar.

Bueno lo importante es que la próxima doña de Glez ande segura. Para eso ya trae bola de guaruras, ya saben, de ojo verde y cabello rubio, muy al estilo hollywoodense.

Enhorabuena por ese enlace.

El proceso sucesorio desde la oposición… los escenarios

.

Personaje que insista en ir a 2016 sin aliarse con otras fuerzas, lo único que está haciendo es condenar su capital político a la extinción.

Adriana Davila Fernandez, Caricatura, Aurora Aguilar, Martha Palafox, Lorena Cuellar, Serafin Ortiz, Sucesion, Oposicion, 2016

Ya vio la oposición que el señor Manchis le dio la vuelta. Tan soberbios fueron los titiriteros que entre ellos mismos afloraron puntapiés y piquetes de ojo. Hicieron añicos la oportunidad de conformar propuestas competitivas.

Por ejemplo, en el segundo distrito, si sumamos los votos del panista Miguel Ángel Polvo y de la panista-petista-orticista Alejandra Ramírez Ortiz, tendremos un resultado superior al alcanzado por Anabell Alvarado. Si añadimos la rara modorra de Santiago Sesín, llegaremos a la conclusión que el único opositor real fue Marco Antonio Castillo, de Morena.

El primer distrito se cuece aparte. La soberbia del ex gobernador Sánchez Anaya, lo llevó a otra extraña modorra, que le significó el vergonzoso dos a uno propinado por la priísta Rosalinda Muñoz. De Orlando Santacruz no se esperaban grandes cosas, dada su lista de pendientes contables y jurídicos. ASA tendría que haber sido la verdadera oposición, pero no lo fue, o tal vez no lo quiso ser.

El descalabro del perredista Tomás Orea en el tercer distrito, y el empecinamiento por colocar a la panista Lilia Caritina en lugar de Vicente Hernández Roldán, también fueron reflejos de la sobredad perredista y albiazul, subidos a sendos proyectos, excluyentes y arrogantes que, cara pagaron la factura. Las dos decepciones aquí fueron Ana Lilia Rivera, de Morena y Daniel Romero, el independiente que se la pasó descubriendo en Tlaxcala el hilo negro.

La necesaria alianza

A los líderes de la oposición priísta no les queda demasiado tiempo para ponerse de acuerdo. Ya se dieron cuenta del mal negocio que resulta ir cada cual por su lado a una batalla contra un político lleno de mañas, y repuesto de la paliza que se dio él mismo durante casi todo su sexenio.

Imaginen ustedes una alianza tan fuerte que sea capaz de superar enconos entre Adriana Dávila, Héctor Ortiz y Aurora Aguilar. Prácticamente serían invencibles.

El problema estriba en quién encabezaría esa alianza. Alguien tiene que ceder, lo saben. Mejor sería sentarse a una mesa con una actitud que priorice al proyecto y no a la persona.

Si el protagonista sale de un sesudo análisis, no sólo serían capaces de enfrentar con muchas fuerzas a Mariano… podrían hasta pensar en vencerlo.

PRD los escenarios

Parece que las rancias tribus amarillas perdieron la confianza en su líder estatal, Manuel Cambrón. Incrementaron la distancia de los grupos a los cuales sirve este jovenazo, y pusieron en claro que al ser parte del gobierno, cuentan también con el respaldo mariano, en tanto una ventaja difícil de remontar para esa oportunista etapa en el PRD.

En lo que acuerdan la dimisión de Cambrón, los viejos amarillos no pierden el tiempo. Han dado signos de vida y seguramente tienen ases bajo la manga que incluso podrían ser la tabla salvadora de Mariano.

¿Por qué?

Muy simple, para que el actual mandatario haga sombra a la decisión que tome el autoritarismo institucional de Peña Nieto, va a estar en chino. Lo más probable es que la designación del próximo candidato o candidata del PRI a la gubernatura de Tlaxcala se dé en los Pinos.

Entonces Mariano podrá utilizar su derecho de veto, ya sea haciendo sugerencias a Peña, o bien, decantándose por algún perredista de la vieja guardia. Y como ya le halló la hebra, hoy resulta que hasta podría influir para la derrota de su propio partido, pues quien sea el ungido o ungida por Peña no le garantiza inmunidad.

Y dentro de esa vieja guardia de la Izquierda, quién negaría rotundamente una posible alianza entre los primos, Mariano y Alfonso Sánchez Anaya. Y aquí la derrota del güerito de rancho, vuelve a tomar dimensiones interesantes.

¿Alternativas?

La senadora petista Martha Palafox Gutiérrez, encarna un incipiente proyecto con una base nada despreciable. La ex dirigente priísta del sector popular, protagoniza una interesante alianza estratégica con Andrés Manuel López Obrador.

De hecho, la huamantleca representaría a Morena en un estado tan convulso como Tamaulipas, donde el partido de AMLO se ubicó como la tercera fuerza, en una elección que debió sobreponerse a un delicado contexto de violencia.

No nos extrañe pues, que el apoyo del tabasqueño tenga un pequeño viraje, y deje de ser tan generoso como lo venía siendo con Sánchez Anaya, quien en tal escenario habrá optado por seguir en el sitio de confort que le permite estar cerca del gobernante en turno.

¿Y Lorena?

Tendrá que volver a armar su estrategia en el PRD. Ya vio hasta dónde puede llegar esa vieja guardia izquierdista unida a Mariano. Disponerse a una lucha contra este sistema dentro del propio partido sería un método con resultados inciertos.

Su importante capital social tiene la necesidad de afianzar la fracción de partido que le toca, y procurarse en la mesa de las alianzas donde, con o sin ella como personaje central no se diluya en el río revuelto del cual, en esta ocasión, Mariano fue el ganón.

 

 

A Noé le llego la hora cero

.

Pero la avalancha que lo arrastró, curiosamente nace como un fuego amigo, dispuesto a quemar a todo aquél competidor rumbo a la sucesión; lo malo es que acaba con los activos de su propio partido.

img2702

Un perverso juego se ha dado al interior de Palacio desde el mismo inicio de la administración. No hay forma de ocultar los movimientos con los cuales, el encargado de los centavos ha ido eliminando a sus competidores, bajo la hipótesis de que su frente ha sido ungida para suceder a don González.

Parece que la primera borrada de la lista fue la entonces secretaria de Gobierno, Anabell Ávalos Zempoalteca, quien fue víctima de un estrangulamiento financiero con toda la intención de acotar su operación política, por cierto de lo menos malo del marianismo.

Ante nuestros ojos, el calpulalpense Noé Rodríguez Roldán, tuvo que dejar los mullidos sillones de Palacio porque le estaban haciendo la vida de cuadritos. Su verdugo, al menos el que daba la cara se supone era el dueño del temperamento más recio en la comarca, o sea el mandamás.

Pero un par de manos se frotaban desde lo obsceno de Finanzas.

¿Por qué saldría de esa área el pago para cubrir los honorarios de Chabelita, y acaso el recurso para hacer trizas al calpulalpense su paisano?

Ya van dos.

¿De qué tamaño será el liderazgo del supuesto autor de este par de eliminaciones en el contexto tricolor?

¿El autor, se dará cuenta de su menguada fuerza ante una oposición dispuesta a batirse en cualquier batalla con tal de capitalizar el sentimiento vomitivo popular en contra del régimen?

En otras palabras, por sí, el tricolor se había metido en camisa de once varas -despidos, corrupción, autoritarismo. En ese escenario, surge de sus entrañas el energúmeno enfermo de poder, determinado a no dejar piedra sobre piedra en su partido, con tal de aparecer en la boleta de 2016.

A estas alturas no me atrevo a decir qué tan conveniente fue la partida de Mario Armando Mendoza. Solía hacer mancuerna con el sujeto este de nuestra plática, pero le llegó el día y lleno de vergüenza se tuvo que ir.

Este hobbit de la política tlaxcalteca ha comenzado a jugar su futuro aun sin haber ganado una sola elección.

La tiene complicada.

Tronar a su paisano no le reditúa ganancias, pero sí exhibe el enfermizo miedo a causa de su su pequeñez.

Pero todo el mundo tiene derecho a soñar.

Y sin proponérselo, al igual que el michoacano, se ha convertido en el principal aliado de la oposición. ¿Qué sería de los adversarios del PRI sin este tipo de aliados?

No tarda en conocerse la deliberación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, respecto al distrito XIII, ganado por Noé Rodríguez en condiciones que hoy lo tienen en capilla.

Pero no se puede presenciar esa sesión sin conocer este antecedente, tan sucio pero a la vez, tan hilarante. Hasta donde un tipo con acceso al recurso puede acabar con el cuadro, comenzando por sacrificar a los suyos.

No en todos los estados del país se tiene a un líder del PRI avejentado por el estrés que le ocasiona saberse tan vulnerable.

Lo que más le ha de doler es el fuego amigo que lo consume… para paisanos…

 

Chipi chipi de trascendidos tlaxcaltecas

.

Es muy probable que en la próxima administración la procuraduría general de Justicia quede en manos de una mujer. Las encuestas y la mala evaluación que tiene el actual mandatario Héctor Ortiz.


Se dice que será en estos días cuando el gobernador electo de Tlaxcala, Mariano González Zarur, retome sus encuentros con secretarios del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, con el propósito de hablar sobre los proyectos que su administración pretende poner en marcha el próximo año.

Un encuentro ya confirmado es con el secretario de la Defensa, Guillermo Galván Galván, por lo que una parte importante de la agenda del mandatario electo se empezará a desarrollar en la capital del país.

Se dice que será a finales de octubre y a principios de noviembre cuando Mariano González tenga definido los nombres de las personas que lo acompañarán en su gobierno.

Des de ahora no descarte que a la Procuraduría General de Justicia del Estado llegue una mujer con experiencia y que en las últimas semanas se ha ganado la confianza del priista.

Se dice que la percepción que hay del gobierno de Héctor Ortiz Ortiz no cambiará en lo que resta de su administración, pues según diferentes encuestas el mandatario panista recibe una calificación reprobatoria de sus gobernados.

Hace unas semanas salió mal evaluado en un estudio realizado por el Gabinete de Comunicación Estratégica y hoy se confirman esos datos con la encuesta elaborada por el periódico El Universal.

Se dice que el director general del IMSS, Daniel Karam Toumeh, anda buscando al nuevo delegado del instituto para Tlaxcala, pues es un hecho que el diputado federal Julián Velázquez, se mantendrá como legislador.

Se dice que otro funcionario del gobierno de Héctor Ortiz —aparte de Víctor Cánovas Moreno— que podría formar parte del próximo gabinete del gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas es Miguel Ángel Islas Chío.

Islas Chío es uno de los operadores políticos de la lideresa nacional del SNTE, Elba Esther Gordillo Morales y se menciona que podría ser secretario de Educación en Puebla o mínimo subsecretario.

Se dice que el sindicato de reciente creación en el Hospital Infantil de Tlaxcala tiene molesto al equipo de Mariano González, pues el actual director administrativo de ese nosocomio apoyó esa decisión con dolo y mala fe.

Según los datos que llegan a los priistas, cada vez hay más evidencia de que en todas las dependencias de gobierno panista se lleva a cabo una basificación de trabajadores, lo que en su momento podría generar un problema a la próxima administración.

Islas Chío, el bueno, el malo y el feo, en el conflicto normalista

.

El señor secretario de Educación, supone que todos ignoran el multi papel que desempeña para responder a su título de delegado de Elba Esther; entonces, a la admirable organización de las normalistas, no podía desaprovecharla.


¿Dónde quedó el muertito? Seguramente en el proyecto para engrosar la cuenta bancaria de quien reclama el mito.

Si es la dirigencia del Movimiento de Bases Magisteriales (MBT) –que no el movimiento – la responsable del supuesto (claro, con maña), alguien que la protege y anima al protagonismo debe tener una tremenda cola que le pisen.

Y el despropósito de la presencia del secretario de Educación y director de la USET, en las instalaciones de Panotla, me parece de lo más extraño.

Miguel Ángel Islas Chío, dispone de un “completo” equipo de negociadores, de quienes, se supone habría sido sencillo superar la crisis con la estudiantes.

Pero esto me suena a ocultamiento de factores externos para sazonar una toma de la normal y subsecuentes manifestaciones, lo suficientemente grandes, como para pensar en una negociación conveniente. Digo, si no se alcanza el nivel óptimo de conflicto, cómo va a justificarse después el egreso pecuniario para apagar el fuego.

1.- Las estudiantes de la Normal Benito Juárez, plantearon demandas justas, pero su activismo se da en una forma tan bien organizada que, otros mañosos lo aprovecharon.

2.- Así que fueron contactados varios sujetos procedentes de Oaxaca y Michoacán, una especie de esquiroles disfrazados de maestros democráticos, pagados por el ente interesado en negociar con Tlaxcala.

3.- Escudados en encabezar la causa normalista dieron rienda suelta a reprobables actos como, el secuestro de dos autobuses ocasionando daños graves a las unidades, pero lo peor, el desvalijamiento de cada pasajero que viajaba en ellos.

Extrañamente, Islas Chío permanecía al interior de la Normal.

Hay quien llega a decir que desde ahí organizaba los movimientos de buenos y malos en este conflicto, hasta conseguir la pacífica entrega de las instalaciones, ¿cómo la ve?

No, pues tenemos un secretario de Educación de oro, ¿verdad?

Capaz, según el atamiento de cabos, de mover todas las piezas del ajedrez según su conveniencia, primero para aparecer como el rotundo líder bajo cuyos buenos oficios el problema llegó a su fin, en apariencia.

Sí, porque bien sabe de los alcances de uno y otros involucrados en enfrentamientos con la autoridad.

Al grado que ya se reclama un muertito.

Claro, es un mito que habrá de crecer hasta que se llegue el momento en el que mister Islas Chío, pueda actuar de nueva cuenta para darnos seguridad, para mostrarnos que, como delegado de la maestra Elba Esther Gordillo –y también como titular de la USET, debemos estar tranquilos, que su buen juicio, todo lo ha de arreglar (ajá).

Y, ¿a los pasajeros desvalijados de las unidades secuestradas, quién los va a contentar. A los dueños de los camiones, quienes les van a pagar los desperfectos. A los activistas de Michoacán y Oaxaca, quién les paga sus gastos. Al dirigente de Bases Magisteriales, quién lo pone quieto, hoy, día del Bicentenario?

Y lo más importante, ¿qué va a pasar con las justas demandas de las normalistas?

De resistencias sin lógica

El hijo de un influyente político de Tlaxcala se encargó de organizar la corrida del Bicentenario en la plaza Jorge “el Ranchero” Aguilar, pero no pensó en toparse con resistencias inexplicables de una diputada electa que dejó encargada la oficina, a quienes queda ad hoc la siguiente expresión, muy de Beatriz Paredes: son tan pen… pero tan pen… que no se dan cuenta de los pen… que son.

Estos, en cuanto se enteraron del proyecto de corrida, sencillamente rechazaron toda posibilidad de facilitar la plaza, con el argumento de que nada más no les daba la gana.

Al grado, que para conseguir el coso, tuvo que darse una llamada de ese influyente político Tlaxcalteca, a cuya orden, aquellos grillos de los que le platico, no podían explicarse cómo se había llegado a tal extremo.

Bueno, pero a final de cuentas, sí habrá corrida del Bicentenario, como un adelanto de lo que a Tlaxcala le espera en materia de festejos, sobre todo taurinos (aunque aquí se incluye a la Feria como el potencial e infinito escaparate que debe ser y, no el concentrado de cantinas que le venden a menores de edad por orden de Daniel Herrera Murga)
La que no quedó nada bien es la que se opuso a la corrida. Sus subordinados (comenzando por el alcalde de la eterna copa en el Mesón de Rosendo) dio muestras de estar tan, pero tan bien enterado que, ya comenzó con el pie izquierdo su relación con el que en breve mandará en Tlaxcala.

El abrazo de Calderón y Ortiz en el Campo Marte; Adri, ponte a trabajar…

.

A lo mejor Adri pensaba que el Presidente iba a echar ojotes o iba a sacar la lengua al gobernador de Tlaxcala, ahora que se reunieron con motivo de los Diálogos por la Seguridad Nacional. Esto significa que con todo y sus modotes, la seño debe ponerse a trabajar.

El presidente Felipe Calderón Hinojosa necesitaba que alguien –como lo hizo con su silencio el gobernador de Tlaxcala – lo respaldase en las intensas jornadas del Diálogo por la Seguridad Nacional, que inició el pasado martes y concluyó ayer jueves.

Lo que Calderón buscaba eran propuestas, pero hay tanto rencor, sobre todo entre familiares de las víctimas de la violencia –esta guerra ya cobró 28 mil vidas – que comenzaron los reproches y los golpes bajos y, decíamos, lo que se pretendía como un ejercicio de suma, acabó evidenciando profundas divisiones entre poderes y amargos calificativos con los demás ámbitos de la sociedad mexicana.

Así que faltaba una mano solidaria con Calderón.

Y apareció Héctor Ortiz Ortiz, con la oportunidad –que la aprovechó muy bien – de resarcir la relación con el Jefe de las Fuerzas Armadas.

Fue un amable intercambio de parabienes, entre los cuales sobresalieron las palabras de Calderón, felicitando al mandatario tlaxcalteca por las condiciones de seguridad que privan en Tlaxcala.

Los elogios fueron mutuos y, pueden corroborarse con la imagen difundida por prensa de gobierno, donde se aprecia a ambos panistas, estrechándose en el marco de dicha actividad.

Claro, no se puede ignorar la connotación política de dicho saludo. Porque más de uno, suponían que un reencuentro entre Ortiz y Calderón estaría plagado de reproches.

Pero no fue así. Al contrario, como que la derrota electoral tlaxcalteca es un asunto al cual el Presidente sólo da la importancia que le merece.

Aunque de ninguna manera podría evadir la responsabilidad de la derrota, a causa de la candidata disfuncional impuesta por él, y el pésimo ajedrez de los días previos a la jornada, con la perniciosa dimisión de Minerva Hernández, a la causa panista.

Y en consecuencia:

Como si fuese un acto de magia, dicho saludo y su difusión, apagó el fuego destructor de la ex candidata aliancista al gobierno tlaxcalteca.

Al parecer, la actitud solidaria de contento que, suele caracterizar a los panistas (aunque anden que se los lleva…) regresó a la graciosa militancia tlaxcalteca, por lo que atrás quedarán los desencuentros con diputados electos y los rosarios de reproches a quienes pusieron de su parte para conseguir aquellos 193 mil votos (que de todos modos no sirvieron para ganar).

Los lloriqueos con Gerardo Ruiz Mateos y, el nihilismo en el que de repente se vio Adriana inmersa, tomaron el nivel que les corresponde. Entonces el PAN se ha de asumir como real partido opositor, dejando para mejores momentos las rabietas de quien supuso que hacerse gobernadora de un estado, nada más consistía en ocurrencias como quitarse los zapatos o hacer referencia a los huevos (sin importarle los niveles de vulgaridad atestiguados por panistas de primer nivel quienes aceptaron participar en la campaña más rarita de la que se tenga memoria).

Los negocios de la arqui…

De aquella modesta morada en la colonia La Joya, a las millonarias inversiones en un ranchote en San Lucas Cuauhtelulpan, sin dejar de mencionar negocios de comida rápida, pues claro que se generó la crítica en contra de una de las funcionarias más polémicas del actual gobierno.

Cuando protestó como oficial mayor, su preocupación no era precisamente la vestimenta o el calzado (como suele pasar con la frivolidad de ciertas servidoras públicas), sino porque de plano ignoraba qué se hacía en esa oficina (Oficialía Mayor) de la cual la acababan de hacer titular.

Cierto, es el sueño americano con sede en tierras de Xicohtencatl. Es comenzar con la modesta y muy digna venta de confecciones y acabar viajando en vehículos más que ostentosos, ofensivos a la pobreza que vivimos en el estado menos favorecido del país.

Con justa razón, constructores que arriaban una bandera opuesta a la defendida por quien hoy se desempeña como oficial mayor (cuando asignaba obra en Secoduvi) están más que molestos y demandan, de los diputados de oposición, se investigue lo que podría ser uno de los casos de enriquecimiento ilícito de quien inventó empresas para triangular gestiones y, encabezó constructoras a las que benefició con importantes obras.

Ese es un trabajo que todos agradeceremos a los señores diputados.

Revela magistrado Lara Amador, posible anulación de elección en Apizaco

.

No hace más que seguir la línea que le trazaron mandos superiores. El afectado, Orlando Santacruz, no sólo enfrenta cuestiones legales, se convirtió en vínculo entre los dos gobiernos, como el objetivo condenable.

Según el presidente de la Sala Electoral Administrativa, crecen las posibilidades de que se anule la elección municipal de Apizaco, debido a que el hoy alcalde electo, el panista Orlando Santacruz Carreño, “rebasó los topes de campaña”.

Podría advertirse predisposición en el juzgador y, en consecuencia un lógico atamiento de cabos nos revela que en este caso particular hay intenciones políticas dispuestas a pasar por alto el frenético pleito iniciado, incluso antes del cuatro de julio, entre el hoy ganador sostenido con alfileres y una serie de frentes, abiertos con visible facilidad gracias a la soberbia como firma de la (su) casa.

Estamos convencidos que este mes ha sido de vida artificial al triunfo de Santacruz.

Y más lo estamos de que en el hundimiento de su causa ya campea una instrucción superior, dispuesta a no contener la llegada de alguien afín, dispuesto a la incondicionalidad, para administrar los destinos del municipio que ha cobrado notoriedad por los dobles diezmos exigidos por regidores a empresarios para tomarles en cuenta en la asignación de obra pública.

Es doloroso confirmar el desencuentro entre el sedicente mega abogado y el grupo político al que se debe. Alguna causa debe haber de peso, que no se pudo hallar un resquicio de solución.

Si alguien, con la bendición e impulso de la red (de Guadalupe Lozano) sentía grandes posibilidades de sentarse en la oficina más grande del palacio municipal apizaquense, pues era Arturo Rojas.

Pero avanzado el trecho electoral se detectó una muy relativa respuesta a dicha causa en las encuestas, por lo que el apoyo, tanto de la red como de otros grupos leales al orticismo, se sesgó hacia el popular comerciante (el zar del WC) y ya una vez alcalde, Reyes Ruiz Peña.

Aquí algo interesante. Primero, Reyes perdió por 151 votos, pero ganó el aprecio del hoy gobernador electo, Mariano González, con quien compartió momentos apasionantes en el desarrollo del proyecto.

Ruiz Peña, salido del gabinete orticista –donde se desempeñó como director de Pensiones Civiles – sufrió la persecución de un Orlando Santacruz que, le urdiría un proceso judicial relacionado con su cargo en el gobierno, y lo encarceló.

El plan era imposibilitarlo para contender el cuatro de julio. Pero falló.

De estas maniobras tomaron nota los respectivos equipos de Héctor Ortiz y de Mariano González, y al parecer, ambos bandos vieron por fin un vínculo a sus intereses: Apizaco.

Pero hacía falta alguien como Orlando, con la suficiente perversidad para conmover a los dos viejos priístas (uno enfundado en un pants panista), de tal suerte que Ortiz, decidiese romper cualquier relación con el sedicente abogado prodigio.

Del otro lado, un propio consultaría al gobernador electo sobre cómo tendría que concluir la Sala Electoral Administrativa (SAE), respecto al bochornoso papel desempeñado por el panista, no solo en las maniobras legaloides y a la disposición de recursos federales –que a final de cuentas lo sepultaron pues su uso rebasó los topes legales.

Y la instrucción ya la imaginará usted.

Al tiempo, Reyes no perdía oportunidad de reunir simpatizantes y organizar marchas. Su nuevo jefe político, Mariano, así lo habría instruido, “para que el caso Apizaco no decayese, sino al contrario”.

Y Ruiz Peña, consistente y sabedor que su persistencia le significa triunfo, así lo acometió.

¿Qué es la moral?

Me llama la atención un evento captado por la sensible reportera Guadalupe de la Luz, en la Central Camionera de Tlaxcala.

Ocurre que dos muchachos gay aguardaban la salida de un autobús.

Se mostraban afecto, pues eran pareja.

Pero eso incomodó al vigilante de guardia en dicha instalación, quien apeló a “la moral” para que dichos individuos abandonasen sus muestras de afecto. Hay “otros lugares”, les advirtió, al tiempo que los condenaba porque eran presenciados por niños, entre otras personas que para el gendarme, pertenecerían al lado normal de la humanidad.

Cómo creé usted que van a reaccionar elementos bajo el mando de un secretario de Seguridad Pública, a quien sus subordinados han llegado a rescatar cuando, el peligros estado de embriaguez mostraba un arma sin importarle la presencia de civiles y niños.

Disculpe usted si le formulo esta pregunta. ¿Qué es más condenable, la pareja gay de la Central o, el militar retirado, embrutecido por el alcohol y, armado, amenazando a personas que lo mismo caminaban por el rumbo que, viajaban en combis, según lo relatan notas periodísticas?

Mientras eso acontece, el obispo de Tlaxcala, Francisco Moreno Barrón, con una cautela, digamos excluyente, se refiere a los matrimonios gay como algo a lo que se debe respetar, aunque advierte que no cejará en inculcar el valor del matrimonio entre personas de distinto sexo, como Dios lo diseñó, pues de ahí viene la familia.
Temas, los dos, de lo más actual.

Héctor Ortiz y Mariano González, ¿se vieron o no se vieron?, he ahí el dilema

.

Dicen que al divo le salen como ronchas nomás de pensar que se tiene que reunir con el gobernador Ortiz. Otros aseguran que ya se vieron y lo que trataron fue lo del reparto de las notarías… a, pillo, no das paso sin huarache…

Ya no sabe uno a quién creerle. El gobernador Héctor Ortiz asegura que ya se entrevistó con su sucesor, Mariano González, y este asegura a sus íntimos que no quiere ver al que todavía despacha ni en pintura porque, siente que nomás de verlo, se quema ante sus amistades y ante el respetable…

De veras, así se las gasta el divo.

Si alguien no le cae, no para hasta humillarlo.

A ver, si quisiera ya se hubiese deslindado de los huevazos lanzados a los patiños, digo a los dirigentes de medio cuño de Convergencia el día que se animaron a venir a Tlaxcala a destituir ante los medios a Rubén Flores Leal.

Ya nos hubiese dicho que la supuesta charla en corto (o a través de un propio) tuvo que ver con el asunto de las notarías y su agandallada distribución dominada por los cuates de Héctor.

Pero no. Nunca lo hará. Prefiere matarnos de la curiosidad (ajá) y tenernos así, para comenzar cinco meses y medio. Y luego los próximos seis años.

Entonces qué. A poco nos vamos a esperar tanto tiempo para saber que a la peseta no se le va a hacer la secretaría de gobierno y que la más comentada es Anabel Ávalos. A poco nos vamos a quedar con las ganas de saber que a Turismo va a llegar uno de confianza de Joaquín Cisneros y que a la gente de Beatriz le van a cerrar las puertas al gabinete porque ella tuvo manga ancha en presidencias municipales y diputaciones.

Acaso no tenemos derecho a saber que Alejandro Guarneros, es el médico que puntea en la lista de aspirantes a suceder a Constantino Quiroz Pérez en la Secretaría de Salud.

O qué, de plano nos cree tan mal informados para no saber que una de las cuotas para su primo Poncho Sánchez Anaya, es colocar al otro Poncho, Brito Sánchez en la coordinación de información y relaciones públicas.

Pero como dice don Mariano, “si me molesta lo que dicen los periódicos, pues no los leo”.

Igual nosotros. Nos choca que nos tengan en ascuas. Entonces mejor no nos preocupamos si los datos estos que le platico ya los palomeó Mariano o, aunque no los palomee, de todos modos se van a dar.

Está bueno.

Es su oportunidad de sacar la frustración por el ayuno de doce años en el poder. Oye, doce años sumados a los ya corridos casi sin aceite de la bola de políticos, listos como perro afuera de la carnicería para cachar lo que sea, aunque se trate de un trozo de tortilla dura.

Y qué chistoso es escuchar las pláticas de, por ejemplo “el profesor y licenciado” (¿?) Femín Sánchez Varela, cuando dice cosas como, “no, ps.. nunca perdimos, nomás les dimos chance de darse las tres así, tantito…”

O de los cuates esos que bien que le hacen la barba al gobernador, pero conservaron su chamba votando por Mariano y nadando de muertito… uta, de estos hay así, así, que por un lado te dicen, “no, qué te pasa, si yo siempre he sido fiel a la causa orticista”, pero por el otro, te gritan: “oye, no manches… si yo siempre he sido priísta…”

Ajá, hijos de su Pink Floyd…

Ya tenemos la lista de gandallas, nadadores de muertito que ahí los ves cobrando puntualmente cada quincena, pero a la hora de saludar a Mariano, lo menos que le dicen: “amo, siempre estuve con usted, hágame lo que quiera, tome lo que guste de mi casa y mi familia (¡!) pero no me deje fuera de la nómina… a ver, déjeme besarle sus delicados piecesitos de hacendado… yo nunca diré que usted es un vil cacique… preferiría que un rayo me partiera o de plano que un toro me cogiera (un toro de lidia, verdad)”.