[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘Salvador Mendez Acametitla’

Pujan Cordero y Jiménez por alcanzar la presidencia del Tribunal Superior de Justicia

.

Hoy será ungido el sucesor de Tito Cervantes, en un proceso que ha tenido muchos detalles… el más interesante, el notorio debilitamiento del ejecutivo estatal.

Salvador Mendez Acametitla, Crispin Corona Gutierrez, Discuten Por Cuentas Publicas, Tlaxcala Online

Se trata de dos candidaturas de magistrados con miras a sustituir al actual presidente del Tribunal Superior de Justicia de Tlaxcala, Tito Cervantes Zepeda, en plena cuenta regresiva para dejar por antigüedad al Poder Judicial.

Son Elsa Cordero Martínez y Mario de Jesús Jiménez.

Acaso el comportamiento en los términos de la institucionalidad hace de la primera una fuerte opositora de quien, es un declarado detractor del gobernador Mariano González Zarur.

La elección tiene lugar hoy, en una sesión de pronóstico reservado.

Con una Legislatura caliente tras aquél proceso del que Mildred Murbatián resultó damnificada.

El Congreso llega nuevamente dividido.

Ambos magistrados se han aplicado a fondo para asegurar votos.

Pero a estas alturas las lealtades son ficticias, y solo podremos atestiguar el entronamiento del sustituto de Tito cuando se encuentre rindiendo protesta.

Las nuevas condiciones

Es interesante ver cómo Mariano dejó de enviar la terna de aspirantes para llenar la vacante que dejará Tito.

Ello significa un magistrado menos: nueve como lo marca la Ley. Un detalle. En su momento, los únicos que lo señalaron fueron los panistas. Hoy, el beneplácito involucra a los dos poderes.

1.- Está claro que el ejecutivo local no tiene ni ganas ni operadores para salirse una vez más con la suya… bueno, para intentarlo, porque en su desempeño de cuatro años, la enorme mayoría de veces en que trató de hacer su voluntad, tuvo sonoros descalabros.

2.- Junto con ese debilitamiento va una notable baja del grupo priísta para lograr concesiones con sus iguales del Congreso. ¿La razón? Puede que se trate de presupuestos escasos o inexistentes para, “lubricar el engranaje”.

Y si con dinero baila el perro, sin dinero los que hoy bailan como perros son aquellos que han quedado desamparados de aquella mano, a veces temblorosa pero buena para autorizar un flujo que nada más… ya no.

Cuentas, las manzanas de la discordia

Es un raro debate por las cuentas públicas y sus distintos filtros. Y cuál de las partes metidas en la disputa tiene así, así, de solvencia moral y ética, para sentirse dueña de la razón.

Esto es un negocio. Consta de la venta de protección mediante auditores a modo; de la posibilidad de hacerse de la vista gorda cuando se detecta un lío y, de compromisos en el marco del tiempo… hoy por ti, mañana por mí, en este sinigual submundo del poder, al cual lo que menos interesa es la defensa de los presupuestos.

Esta vez, el diputado presidente de la comisión de Fiscalización, Salvador Méndez Acametitla, ha solicitado por enésima vez la cabeza del titular del Órgano de Fiscalización Superior, Crispín Corona Gutiérrez, quien le genera sospechas con lo que encuentra como conducta irregular detectada por la Auditoría Superior de la Federación.

Una de tantas manzanas de la discordia es la cuenta pública de Apizaco.

Rechazarla es el negocio de moda. Aprobarla lo es más. Todo depende de los argumentos usados por el afectado, el ex alcalde Orlando Santacruz Carreño, y las justificaciones de miembros de su equipo, como el diputado local Julio Cesar Hernández, quien se desempeñaba como síndico durante su administración.

Si la conducta del OFS satisface al presidente de la comisión de Fiscalización, entonces todo fluye. Al no suceder así, Méndez Acametitla, estalla como cohetón barato.

Vaya problema que tenemos. A los dos les pagamos. Y los dos dieron paso a la controversia de moda: las cuentas. ¿quién mete las manos al fuego por cualquiera de los dos?

Yo creo que nadie.

Conago, distractor o actualidad

Es lógico que al gran operador de la grilla tlaxcalteca, Mariano, lo tiene bien preocupado la presión de sus homólogos integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores.

El lapso que le corresponde encabezar la presidencia de dicha agrupación, tiene prohibido por él mismo, permitirse una de sus principales habilidades: humillar a la gente.

Esta vez no, ciudadano gobernador. Demasiados ojos con verdadero poder juzgan cada acto, palabra o actitud, asumidas a nombre del sindicato de mandatarios estatales, en verdad interesados en dar vigencia a ese renovado federalismo, que hoy copa los discursos de quien hace apenas unos meses sacaba la lengua y arrugaba la nariz a los delegados federales.

El poder como lo entiende González, va a experimentar la más inquietante actualización.

El señor gobernador, casi será, “reseteado”.

Qué bien, verdad… el más recalcitrante de los tricolores con poder tendrá que cambiar.

Y no se puede resistir, porque no se lo van a permitir.

Cambiar la Constitución; que los vividores aprueben los últimos diez meses

.

También, ampliar los lapsos de las cuentas públicas, ¿con qué fin?, ¿disponer de más tiempo para hundirnos en la corrupción?

Caricatura 1, Revisen Mismos Diputados Cuentas Ejecutivo, Salvador Mendez Acametitla, Mariano Gonzalez Zarur, Tlaxcala Online

Hombre prevenido, Mariano se ha propuesto modificar la Constitución de Tlaxcala para que sea el mismo grupo de congresistas postrado a sus pies el encargado de dictaminar los primeros diez meses de su última cuenta pública.

Los nuevos diputados nada más podrán meter la mano en los dos meses restantes del último ejercicio.

Les juro que es verdad.

Y lo más gracioso es su inminente aprobación. Para eso sirven los legisladores a modo en tanto parte de un contrato con letras pequeñitas, humillantes para un pueblo confiado en sus representantes.

Acaso la encuestología, pagada a precio de oro ha infundido al autor de las singulares peticiones para enmendar la ley local suprema, el miedo de quien la hace… pero no la consiente.

E inminentes diputados locales como Rosalía Peredo y Héctor Ortiz (dos de los que más le quitan el sueño) sean vistos como los ay nanita con el garrote listo para el ojo por ojo y muela por muela.

De que se las debe…

Ni quien lo niegue… en el terreno de las dramáticas alteraciones vitales de seres queridos, o en la bola de obras sepultadas en el cajón de infamias.

Llamemos –en consecuencia- a la iniciativa más reciente: Por el blindaje del año de Hidalgo.

Diez meses con los excesos bajo la garantía de la aprobación de los vividores (tricolores, amarillos,  uno que otro albiazul, parte de la chiquillada).

Y ahora sí, que Dios nos agarre confesados pues, una vez vigente dicha enmienda constitucional, a ver quién los alcanza, porque el saqueo estará en plenitud.

Sobre todo el que salga del control de papá de junior y jefe de los subordinados… comercializadores que extorsionan, gestores de chamarritas, tenedores de chicos ranchotes (más o menos como los Abarca), constructores de las invitaciones restringidas.

¿Qué pasara con los dos meses siguientes?

¡Nítidos, deslumbrantes, más blancos que los chones de los Coyotes de Tlaxcala!

¿Y el tejido social?

A estas alturas de la gestión, uno esperaría que la autoridad quiera poner el enésimo parche a nuestra Constitución como para crear un comité de Ética que sancione la profesión del momento: la contabilidad que cuadra números a costa del patrimonio de los tlaxcaltecas, es decir, la famosa ingeniería comprobatoria.

Díganme si de algo sirve entregar semestral y no bimestralmente las cuentas.

El resarcimiento del tejido derivó en el engaño vil a través del cual se cierran fuentes de empleo en la misma proporción que engorda la membresía de un tricolor, próximo a una obesidad tan marcada, como el voto diferenciado con el cual este caótico grupo de poder, casi todo lo pierde.

Cierto, donde puede, recupera a base de chayotazos. ¿Dónde, díganme, está el oficio político?

Adiós a Crispín

Son estos cambios, fatuos y parciales, la antesala para que el señor Corona Gutiérrez Crispín, deje de estorbar a la nueva era de la fiscalización vista como el negocio de moda, nada más por los iniciados en la ingeniería comprobatoria de la era mariana (ya saben ustedes, encabezados por el amarillo este chaparrito que se pone muy bravo cuando a él y a sus coleguitas el pueblo los llama vividores de la Izquierda).

Dependemos noventa y tantos por ciento de los recursos enviados por la Federación.

Llegan y así como se los platico se esfuman.

Pero eso sí, aprobados en paquetes de tan inverosímil factura, que de toda la República ya nos ven con una tremenda envidia… ¿pos cómo le harán esos tlaxcaltecas para que sus números cuadren de forma tan admirable?

Que no nos pidan detalles de nuestra infraestructura o del ánimo colectivo.

Mientras la familia real haga lo que la de Granier en Tabasco.

Ya ven cómo le fue…

El reparto de obras

Mal le fue a Tlaxcala y Apizaco, en la distribución del pastel para las obras.

Bien a otros municipios donde se nota la cucharota de sus protectores y los métodos arbitrarios para el reparto de 42 obras según el ánimo de quienes se ubican en el sitio que les permite mover la batuta según sus muy particulares intereses.

 

 

 

Operadores inútiles horadan barco marianista, y lo ponen a pique

.

Llegó la hora de nuevos y comprometidos apagafuegos porque Mena Rodríguez y Méndez Acametitla, simplemente reventaron.

Caricatura 1, Congreso Marco Antonio Mena, PRI, Salvador Mendez Acametitla, PRD, No Pasan Cuentas Ejecutivo, Tlaxcala Online

No solo han quedado mal en la encomienda de aprobar la cuenta pública del Ejecutivo estatal, hoy, la comisión de fiscalización y la junta de coordinación y concertación política, se culpan mutuamente por dicho incumplimiento.

Teóricamente no tendrían por qué fallar pues obedecen a los mismos intereses, pero en la práctica se trata del amotinamiento de una tripulación urgida de culparse entre sí por los boquetes que hoy los han puesto a pique.

1.- Hacer inmaculados los estados financieros fallidos a la vista de todos, unos más que otros, ha sido un grave error. Asegurar ante un Pleno, suspicaz y unos aliados insatisfechos en sus demandas, que no hay falla alguna en la cuenta pública es una empresa tan grande y complicada, como imposible parece su aprobación sin cuestionamiento alguno.

2.- Quizás operadores menos tensos habrían pugnado por reprobar ciertos rubros –la casa de las Artesanías por ejemplo padece una administración garrafal, igual que el C-4- con el propósito de mantener a salvo temas tan delicados como el de la obra pública. Ello habría despresurizado a la asamblea.

3.- Pero a los subordinados los invadió la soberbia. Y pensaron que la perinola les garantizaba ganar todo. Nunca imaginaron que algunos de sus aliados de la oposición se zafarían así de fácil al primer momento en que los compromisos les fueron incumplidos. Menos pensaron que entre la propia bancada del PRI habría sujetos insaciables, dispuestos a poner las peras a catorce.

¿Cuál ha sido el resultado?

La parálisis que afecta al Congreso del Estado. La violación constitucional a la fecha límite, 30 de octubre, para que todas las cuentas públicas se incluyesen en dictámenes aprobatorios o reprobatorios, según la labor del Órgano de Fiscalización Superior (OFS).

Bueno, esto es consecuencia de las facultades supra legales otorgadas a una comisión, la de Fiscalización, con apariencia democrática… nada más apariencia, porque su verdadera función consistía en confrontar al OFS en caso de dictámenes inconvenientes.

Nadie pensó que ese arbitrio derivaría en el superlativo de corrupción manifiesto por el diputado perredista presidente de la Comisión de Fiscalización, Salvador Méndez: “ustedes (OFS) limítense al trabajo técnico… nosotros nos encargamos de las negociaciones”.

Es decir, la crisis de hoy la podemos atribuir a la voracidad de quienes se vieron ricos y llenos de poder porque podían cambiar dictámenes del OFS.

Graciosamente, Méndez Acametitla, subraya la conclusión de los trabajos de la comisión a su cargo… de hoy en adelante, todo es culpa de la JCyCP. En su lenguaje podríamos interpretar un: “comprometí a tu causa (Ejecutivo) mi pertenencia a un partido de oposición, si no me beneficias ya no cuentes conmigo”.

Este, curiosamente es momento para los emergentes. No tarda en conocerse el nombre del encargado de recoger todos los trozos de los intereses del gobernador, que se hicieron añicos en este encontronazo entre un liderazgo blandengue y un mercenario, improvisado e irresponsable.

Amenazas

Por si los desacuerdos entre priístas y perredistas, otrora cómplices, no fuesen suficientes, el grupo parlamentario panista reveló ser víctima de actos intimidatorios tras radicalizar su postura en torno a las cuentas públicas del Poder Ejecutivo de Tlaxcala.

Llamadas anónimas han advertido a legisladores panistas desde daños físicos hasta incriminaciones legales, según los afectados.

Y en medio de esta situación crítica, poco aporta quien vea en la extorsión el camino ideal para salvar los intereses marianos.

Poco informado

Parece que mandos medios y otros más bajos, han tomado el control de las acciones, provocando desinformación y confusión en un coordinador de los esfuerzos, enterado a medias o, después de haberse tomado las decisiones.

El hartazgo inunda el desempeño de quien en 2010 sentía posible el cobro de tantos pendientes.

Y no es exageración elucubrar en episodios donde el interesado prefiera tirar la toalla tras haber inscrito, como quiera que sea, su nombre en la historia moderna.

Aspectos tan incómodos como reclamar el papel de Mariano González Aguirre, en la administración del estado, son usados por la propia burocracia gobernante para tomar acciones a nombre de su superior. Lo grave es que ellos mismos lo propician.

Los tamaños de Richie

Al presidente-aspirante del tricolor se le veía como el germen inocuo del marianismo para un descobijado tercer distrito electoral federal. No era duro pues, negociar a tan frágil personaje.

Pero del propio PRI ha surgido la figura de Teodardo Muñoz, como una especie de protesta de una militancia, mayor a la que en su vida ha visto el dos veces doctor (y criado en el comunismo).

Dicen que eso no le gustó a Alfonso Sánchez Anaya pues rompería el equilibrio pactado de origen entre estos que se sienten dueños del estado.

1.- De qué manera se entera uno del peso real de los políticos, como ese presidente-aspirante-inocuo y sin vigor.

2.- Está en riesgo el pacto ese del que les hablaba. Y si Teodardo le sigue, y el PRI se fortalece en el 3º, comenzará la guerra sin cuartel… acaso la parálisis legislativa es parte de esos enfrentamientos.

Topan con pared cuentas públicas de IET, Caiptlax y la Casa de las Artesanías.

.

Y no habrá tregua en su reprobación, a no ser que intervenga el más polémico pero milagroso presidente de la Comisión de Fiscalización, el señor Méndez Acametitla.

Caricatura 1, Pasan Cuentas Publicas Ejecutivo, Mariano Gonzalez Zarur, Salvador Mendez Acametitla, Tlaxcala Online

Proponemos que a la Comisión de Fiscalización del Congreso se le cambie de nombre. ¿Les parece la tabla salvadora? Sus integrantes toda cuenta la aprueban. No se quiebran la cabeza como en cambio ocurre al molesto Órgano de Fiscalización Superior (OFS).

Por ejemplo, si el OFS ha detectado cientos anormalidades en la cuenta pública del Poder Judicial, la comisión Acametitla se encarga de disipar toda duda. Sencillamente la aprueba.

No así con la Comisión de Acceso a la Información (Caiptlax) y el Instituto Electoral de Tlaxcala (IET) que, en ambas instancias fiscalizadoras van a tronar como ejotes.

Salvo ese par de organismos autónomos, creo que los demás pueden dormir tranquilos. Bueno no tanto, porque a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHT) no crean ustedes que no le encontraron bola de detalles, uno de los más sonados fue el viaje de su consejero presidente a la Pampa argentina (hombre teniendo la Cabaña de la Feria para qué ir tan lejos).

En las mismas andan el Tribunal de Conciliación y Arbitraje y la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT). Tienen cientos de observaciones pero es evidente el trabajo de sus administradores. De que pasan, pasan. Al menos es lo que escuchamos en la comisión Acametitla.

Ahora, ¿se trata de exhibir a los que de plano no dan una?

Ahí tienen ustedes a los integrantes del Fideicomiso Fondo de la Casa de las Artesanías. Ni cómo ayudarle. Han tenido que recurrir a San Chavita Méndez para aspirar a que su chiquero administrativo aspire a pasar.

Caso especial es el del Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública (C-4) Ese sí que no da una. Bueno ni siquiera entregó sus estados financieros por lo que al día de hoy la posibilidad de desvío de recursos asciende al mismo monto de su presupuesto anual: casi doscientos millones de pesos.

Si así son para justificar sus gastos, cómo serán para manejar el lado delicado de la información inmediata en el estado. Dicen que el titular carece de la preparación suficiente.

Huele a cambio por necesidad. El C-4 se desmorona.

Va a tener que intervenir la mano intercesora del chaparrito Méndez Acametitla, protector de los contadores tarugos y defensor de los gastalones sin control.

Pero, ¿de qué nos espantamos?

Para eso pusieron a Chava.

Es como Jesús Malverde, protector de los traficantes, nada más que en talla chiquita.

Recuerden que a Malverde, quienes le piden milagros, lo recompensan con horas de tambora. Aquí es más sencillo… con un cheque basta.

Pero aquí entre nos, lo que no tiene nombre es la aprobación de la cuenta pública de Pensiones Civiles.

Aquí es donde hasta podemos hacer un llamado a los estados que se les hace bolas el barniz de la fiscalización. Ven como somos de competentes que, podemos aprobar quizás a la entidad descentralizada con un pasado lleno de nubes y un presente en las mismas.

¿Qué me dicen de la USET?

Pues pasa sin problema alguno, aunque le detectaron posibles desvíos por casi 25 millones. ¿No será la lana de los útiles escolares que tanto demoraron en repartir?… quién sabe, verdad…

Ahora, si se trata de enderezar jorobados, alisar cacarizos o caminar sobre las aguas del Zahuapan, a continuación el milagro de los milagros: la cuenta pública del OPD Salud de Tlaxcala, con un presupuesto de más de 2 mil 500 millones y con posibles desvíos por ahí de los 300 millones pasa porque pasa.

Así con un chasquido

Yo creo que por eso hasta hay diputados que andan pidiendo la cabeza de Chavita Malverde o Chucho Acametitla. Insisto, para eso lo pusieron. Además, en la revista Forbes (de petatiux) es hoy uno de los hombres más ricos y poderosos.

Y todo gracias a navegar con la bandera de la Izquierda, pero con la salvedad de tener el gusto por vivir bien… desayunar taquitos fritos de caviar y desarrollar un exquisito gusto por el coñac más fino del mundo (mezcladito con manzanita Sol).

Uno se pregunta, cómo es que gentes del mismo partido tricolor andan tirándose golpes bajos y, en cambio los vividores de la Izquierda, perdón, algunos legisladores con esa tendencia bien que se están convirtiendo en los nuevos ricos de Tlaxcala.

La feria de las madrinas

Una venta indiscriminada de bebidas alcohólicas a mayores y menores, tensa a diario el ambiente en la fiesta de los tlaxcaltecas. Se tiene registro de tremendas golpizas sin que los vigilantes muevan siquiera un trozo de sus toletes.

La cabeza de la feria debería tomar en cuenta las mil cabezas que el descontento social tiene para manifestarse.

No sea que la fiesta de todos los santos tenga escenarios tan en esquemas de violencia que luego nos subamos a las estadísticas que lastiman.

A nivel maestría

La ingeniería comprobatoria del actual sistema puede convertirse en el posgrado que nos permita aspirar a cosas grandes.

Interesados en aprobar cuentas públicas enviaron miles de cartas para ver cómo le haceos en Tlaxcala, donde todo, todo, todo… pasa.

 

Demuelen datos duros de IMCO papel de García Portilla en Finanzas

.

Hasta la llegada de Jorge Valdés Aguilera, Tlaxcala alcanzó un destacable quinto lugar nacional en la información sobre el uso de los recursos presupuestales.

Caricatura 1, Arturo Tecuatl, Cuentas Publicas, Salvador Mendez Acametitla, Crispin Corona Gutierrez, OFS, Tlaxcala Online

Es muy interesante ver las variaciones estadísticas en el uso de los dineros y la información que de ellos se hace pública.

Entre 2010 y 2014, es notorio el avance de Tlaxcala. De hecho, nos ubicamos en la quinta posición nacional, con 87 por ciento de efectividad según el Instituto Nacional de Competitividad (IMCO) en el Índice de Información Presupuestal Estatal (IIPE) 2014.

Nos encontramos debajo de Jalisco (96), Puebla (96), Colima (92) y Sonora (87).

Las cifras demuestran que antes de la llegada del nuevo secretario de Planeación y Finanzas, Jorge Valdés Aguilera (el secretario de oro, así lo llamaban en la Cámara de diputados).

Es decir, el dos veces doctor, Ricardo García Portilla, tuvo que hacerse a un lado para que la opacidad en el uso del presupuesto dejara de ser una constante.

De 2010, año en que asumió como titular de la Sefin a enero de 2013, cuando lo enviaron al PRI, donde por cierto la tardanza para entregar estados financieros hizo acreedor a ese partido a una severa sanción, la efectividad de su puesto nunca pudo aprobar.

Según el IMCO, en 2010 García Portillo logró 45 puntos (de un máximo de 100), 53 en 2011; 56 en 2012 y 50 en 2013.

Raro verdad, pero llega Aguilera y de 50 sube a 87. Un crecimiento bárbaro en la cultura de información.

Las investigaciones del IMCO nos permiten ver otros aspectos no menos delicados, como el llamado Rubros Específicos, donde García Portilla osciló entre 10 y 22 puntos, la peor calificación a nivel nacional. Otra vez insisto, a la llegada del secre de oro, el ámbito de los rubros específicos se ubicó en 82 unidades.

Otro avance notorio, aunque ni Valdés ha podido superar es el de los tabuladores de las plazas. Ricardo aporto cero informaciones desde su llegada hasta 2012, cuando apenas publicó información que le valió 11 de calificación (de un total de cien). Hoy, con el nuevo titular andamos por los 40 puntos. Seguimos reprobados pero, al menos es un inicio.

Los presupuestos de los municipios alcanzaron 100 unidades en 2014, contra 50 los tres ejercicios previos.

A resumidas cuentas, podemos ver que la salida de García Portilla de Finanzas, ni obedeció a un gran talento político o a verle tamaños para sustituir a su jefe Mariano en 2016. En realidad fue un acto impostergable porque su eficiencia siempre fue limitada.

Y todo indica que en el PRI sigue su misma tendencia, no nada más en lo técnico sino en la amplitud de temas que abarca el partido en el poder.

Dejaron la diplomacia

Las pugnas entre técnicos y diputados (rudos) se olvidaron de las formas al aparecer el cobre que a ambos mueve en el tema de las cuentas públicas, y con una sentencia del presidente de la Comisión de Fiscalización, Salvador Méndez Acametitla, podemos hoy dimensionar el tamaño de la corrupción de este productivo negocio.

“El auditor debe ajustarse como órgano técnico del Congreso y dejar que los diputados generen lo político”.

¿Político?

La lógica nos llevaría a pensar que si una cuenta pública cumple con los requisitos de ley, el asunto político sale sobrando. Un estado financiero pasa o no, dependiendo de la labor del tesorero, y ese a su vez hace lo humanamente posible con las decisiones de su jefe el alcalde o responsable del ente fiscalizable.

Sentarse a la mesa de la negociación, sin embargo, hace magia con los números. Un trabajo competente está en constante riesgo de irse al infierno si quien lo presenta no tuvo le precaución de cabildear la voluntad de los diputados. Y viceversa, que es lo peor.

Méndez Acametitla no oculta su coraje contra Crispín, pues este lo pasa por alto y se reúne con bancadas o con individuos clave.

En otras palabras, come el mandado al ex alcalde de San Pablo del Monte, sabedor de las ganancias en riesgo de esfumarse de sus manos. Ello no enerva y no demora en hacerlo público.

Y supone que la gente y los medios van a aplaudir su indignación.

¿Cuál de los dos peleoneros es más honesto?

Ninguno.

Al contrario. Son unos vivales. Descarados operadores que lucran con los votos.

“Él dice ésta sí, ésta no”.

¿En serio? Pues que lo encarcelen. Comete un fraude.

Entonces, Acametitla es quien debería tomar esas graves decisiones.

Ojalá también lo acompañe en la cárcel. Tras los barrotes dejarían de molestar. En eso hasta aigos se vuelven.

La responsabilidad en sus manos se han encargado de envilecerla.

Uno, Crispín, discreto y perverso. El otro, Méndez Acametitla, escandaloso y descarado.

¿Hay solución?

Propongo usar el detector de mentiras. Para ellos y para el hato de votos, listos a cambio de las recompensas para hacer bueno lo podrido… o reprobar a quienes no se pongan la del Puebla…

 

 

Cúpula perredista, enriquecida y gustosa bufona del marianismo

.

Su margen de maniobra es tan amplio que protagonizan divertidos y cantinflescos debates, mofándose siempre del tejido social.

Caricatura 1, Arturo Tecuatl, Denunciar Corrpcion Comision Fiscalizacion, Cristobal Luna PRD, Salvador Mendez Acametitla, Tlaxcala Online

Los extraños códigos perredistas usados por el dirigente Cristóbal Luna, y lanzados como dardos al ex presidente de su partido, Salvador Méndez Acametitla, actual titular de la Comisión de Fiscalización del Congreso, acusan los efectos del exceso de confianza.

Y parece retumbar en su interior: “somos la oposición inmune del marianismo y hasta podemos librar señalamientos que no trastocan el efecto de las guantadas entre hijos del mismo vientre”…

¿Qué tal si alguna víctima se anima y denuncia una posible extorsión, porque su cuenta pública no haya pasado y, de plano no tenga más que perder?

Es una posibilidad, verdad… como un diálogo entre Cantinflas y Fernando Soto “Mantequilla”, exponiendo la majada que puede haber, pero seguros que nada pasa, primero por el fuero de uno y luego, porque lo siguiente ha de ser la repartición del botín.

Priístas y panistas en lo suyo (o sea… la Comisión de Fiscalización ostenta una democrática repartición de riqueza)

Pero esos simpáticos perredistas han aceptado el rol de bufones del marianismo.

Y les genera adrenalina burlarse del tan llevado y traído tejido social. Y dice el gracioso Cristóbal: “si algo turbio saben de algún integrante de la comisión… ¡denúncienlo!”

Qué calidad de líder.

¡Aplausos!

El despojo de tierras

La visita del diputado federal Ricardo Monreal (MC) para hablar de su libro La Privatización del Petróleo el robo del siglo, tuvo el acierto de referirse al tema de las compras amañadas de tierras, muchas veces a través de prestanombres de consorcios internacionales, para iniciar la extracción de minerales.

El ex senador petista y ex gobernador de Zacatecas, tiene pruebas que ello sucede en cuatro o cinco municipios, sobre todo en Huamantla.

Así que las maravillosas extensiones tlaxcaltecas no nada más sirven para enriquecer a los especuladores, más o menos como los adquirentes de la bellísima ex hacienda Santa Águeda, vuelta fraccionamiento –dentro del plan de expansión de Puebla-; hoy sabemos, gracias a las investigaciones realizadas por el diputado Monreal Ávila, que a los tlaxcaltecas se insiste en vernos como el pueblo ingenuo, donde puede pasar de todo a cambio de unos cuantos fajos de billetes.

Tal vez algunos de ustedes recuerden el extraño incendio en Dow Química, en Ciudad Industrial Xicohtencatl, aquél 16 de marzo de 2005, cuando ardió una bodega de esa firma, atiborrada de poliuretano y, “otras materias primas”.

¿Quién nos asegura que no se trató de una incineración de residuos tóxicos, tal vez importados de países donde prácticas como esta, en tierras tlaxcaltecas, están penadísimas?

Rarísimo, verdad que Dow, con estándares internacionales de seguridad haya registrado un cortocircuito y, derivado de ello, una conflagración que nos tuvo al borde del abismo.

Hoy nos damos cuenta de los grandes negocios que se hacen con la tierra de un estado limpio y de buena voluntad que, todo lo aguanta cuando vivales –particulares y autoridades- hablan de inversiones para generar fuentes de empleo.

Hacer este tipo de investigaciones para frenar en seco a asesinos globales es la labor de los representantes populares.

Monreal es vivo ejemplo. Sirva su presencia para mantener abiertos los ojos, y no dejarnos de los malintencionados que nada más ven el poder para hacer más barrigonas sus cuentas bancarias y desde luego, para burlarse de nuestra buena fé.

ASA y su destape

El güero de rancho, Alfonso Sánchez Anaya, aprovechó el foro convocado por Monreal en el Congreso estatal y reveló sus intenciones de contender con los colores del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) por el primer distrito electoral, para regresar a San Lázaro con una Izquierda más definida que el perredismo, hoy un instituto variopinto que ya puede cotizar en Wall Street.

Con él en el primero y su colega ex gobernador Héctor Ortiz Ortiz en el segundo, qué esperanzas tiene el team marianista integrado por el dirigente-comunista del PRI Ricardo García Portilla (y también aspirante, por el tercero) y por el novillero en la banca, Marianito.

Con razón el PRI cedió todos sus anuncios espectaculares al Partido Verde.

Preparan el apuntalamiento de la candidatura plurinominal de González Aguirre, convertido en regordete tucán y aceptan sin más oposición el más estrepitoso fracaso priísta en una elección federal.

La otra aspirante verde, Alma Lucía Arzaluz Alonso, ¿vecina del tercer distrito electoral federal?, corona verdad, el pragmatismo de los sujetos estos, buenos para dejar sin animales a los circos, pero más buenos para hacerse millonarios a la farsante voz de, “salvemos al planeta”.

Digamos que esta señora Arzaluz ya prepara los paños para enjugar sus lágrimas solidarias con un PRI afectado por el carcinoma llamado marianismo, al cual sus adversarios nada más se limitaron a dejarlo avanzar, atentos de las embestidas siempre con los ojos cerrados.

¿Progresó el estado?

Pues he ahí los indicativos nacionales. Poco empleo, escasa seguridad, pero buenos viajes a Europa para promover nuestra miseria.

Desesperadas encuestas

Y a estas alturas, vean ustedes a los encuestadores contratados por grupo en el poder… apurados obteniendo muestras que permitan al señor de las manchigrecas ver si el pueblo lo quiere, le tiene aunque sea tantito afecto, o… lo detesta.

 

 

Fracasa Comisión de Fiscalización en su intento por rescatar a Apizaco y Tlaxcala

.

 Intentaron cambiar el dictamen negativo del OFS, y sus compromisos y sus cabildeos se vinieron abajo. ** Napoleón Ordóñez… un mini imperio dentro del marianismo.

Caricatura 1, Arturo Tecuatl, OFS, Congreso, Comision Fiscalizacion, Crispin Corona, Salvador Mendez Acametitla, Tlaxcala Online

Vaya si mermó su influencia la Comisión de Fiscalización del Congreso. Nos dicen que sus singulares integrantes intentaron ayer modificar el dictamen adverso del Órgano de Fiscalización Superior (OFS) a las cuentas públicas de Tlaxcala y Apizaco.

¿Un giro de 180 grados en las conclusiones del ente fiscalizador?

¡Tal como lo oyen!

Y en presencia de 23 legisladores, lo más que la comisión pudo hacer fue postergar la dictaminación de dichas cuentas públicas.

Ah claro… uno de ellos exigió respeto a las conclusiones del OFS, y los demás votos… como cascada.

¿Ya ven porqué el Ejecutivo operó la irrupción de su contralor?

A los muchachos y muchachas de la citada comisión ya les había gustado la papeliza generada por contradecir al OFS. Como quien dice, los estados financieros dejaron de ser susceptibles a los auditores y vieron la luz en el cabildeo brutal.

Y como parte fundamental de los gobiernos democráticos, la fiscalización de los dineros manejados por las autoridades se sobrepuso al descontrol, encabezado por el asambleísta más chaparro de la Legislatura, cuyo pasado de alcalde que pasó las de Caín para aprobar sus cuentas públicas, con el tiempo lo convirtió en una máquina de hacer dinero… dinero malo, con el concurso de los demás integrantes de su comisión, y a costa de las finanzas del estado.

La etapa de corrupción más impresionante dada en la historia de Tlaxcala.

Alcaldes chuecos, hasta guapos resultaban tras repartir fajos y fajos de billetes.

Pero, ¿de dónde los tomaban?

Ah, pues desde principios de sus administraciones operaban con sus tesoreros un fondo al que llamaremos: “de contingencias fiscalizables”. Retenían impuestos (Apizaco), cobraban dobles diezmos (Tlaxcala), servían de caja chica (Ixtacuixtla).

Y al llegar su año de hidalgo, abrían la maleta y comenzaba a circular el estímulo para los vividores del equivocadamente llamado ejercicio de fiscalización.

No contaban con que esos señores y señoras iban a atragantarse con los enormes bocados de billetes. Ello los llevó a disipar el miedo a su amo que, seguramente los sobrealimentó en el proceso de engorda para manternerlos como hatos obedientes, sumisos y prestos a votar la causa necesaria.

En cuanto la firuliza dejó de circular, aquellos activaron el poder de su comisión y se declararon casi independientes.

Luego-luego los frenaron.

Está difícil hacerlos recapacitar.

Es el precio que paga un gobernador-acaparador… finalmente le falló su peón de confianza, Marco Antonio Mena. También fracasó el experimento de convivencia con un equis, el perredista Salvador Méndez Acametitla.

El pequeño imperio de Napoleón

Al secretario de gobierno, Ernesto Ordóñez Carrera, le asiste la gracia de controlar casi todo –menos el asunto de la gobernabilidad- pues, se desempeña como el coordinador de facto de los esfuerzos de la grilla tricolor, voluntaria y a fuerzas.

Bueno, hasta al gobierno federal y algunos de sus delegados, les gira instrucciones para concentrarse en la zona donde han de llevar el mensaje tricolor, en vista que el impuesto dirigente (creo que aspirante ya no) Ricardo García Portilla, carece del liderazgo para conseguirlo.

Y la oficina del secretario Napo (el mismo así se bautizó) se ha convertido en el despacho donde grupos e individuos reciben capacitación e instrucciones para, por lo menos una vez este sexenio, ir a una elección constitucional sin las malas vibras que los llevarán a la rotunda ruina.

Cómo cambian las cosas verdad, hace apenas unos años, el mismo que hoy la hace de mini coordinador de los esfuerzos, era vapuleado por el coordinador original (Mariano fungía como líder del PRI estatal con derrota tras derrota), al grado que su renuncia al PRI fue inevitable.

Buscó refugio en otros partidos. Fue candidato a diputado por el Movimiento Ciudadano (si no estoy bien, corríjanme plis), y hasta se retó a muerte con Rubén Flores Leal, cuando aquél dejó de tolerarlo en su franquicia naranja, o sea Convergencia.

Hoy, el destino le sonríe tanto que, tiene la capacidad para hacerse tonto con el asunto de los útiles escolares no entregados y el presupuesto de 22 millones de pesos en el bolsillo de su mentor y protector, Tomasito Munive Ororno, a quien superó el alumno, chaparrito y frágil que en aquellos ayeres formaba parte de su kíndergarten (como extraído de los paisajes del crimen del padre Amaro).

Lo que sí me llama la atención es la forma en que se desmoronó el doble doctor y dirigente-ex aspirante del PRI, Richi García Portilla, quien de candidato a todo, ¡hasta a gobernador!, motiva hoy merecida ofrenda, ante la cercanía de los días de muertos (en la política, desde luego).

Fallan diputados a Mariano, sucumben al dinero; se activa la Contraloría del Ejecutivo

.

Acaso ven más cerca que otros el poder menguado de un régimen con un final adelantado… entonces, pusieron buena cara al negocio de las cuentas públicas.

Caricatura 1, Arturo Tecuatl, Comision Fiscalizacion, Cuentas Publicas, Fracasa PRI, Marco Antonio Mena, Salvador Mendez Acametitla

Nos dicen que ahora tocó a los priístas en el Congreso ser los damnificados por las improvisaciones del huracán de San Pablo del Monte, el diputado presidente de la Comisión de Fiscalización, Salvador Méndez Acametitla, en quien recayó la responsabilidad de contradecir de múltiples maneras al Órgano de Fiscalización Superior (OFS).

El truco consistiría en perjudicar a las comunas pequeñas, bajo el supuesto que tesoreros de ellas eran presas fáciles… pero los municipios con mucha lana, y en consecuencia con numerosos recovecos susceptibles de subsanar, tendrían luz verde, claro, tras ser liquidadas las cuotas, desde 200 mil hasta medio millón, según se dejaran, trascendió.

Y la aprobación de cuentas públicas se convirtió en un tianguis donde el regateo de cuotas, permitió el surgimiento de los nuevos ricos de Tlaxcala.

¿Faltas graves?: $500,000.00; ¿Regulares?: de perdis $300,000.00; ¿Minucias?: no menos de $200 mil.

La danza de millones iba de maravilla.

Pero el tiempo no fue suficiente.

La última evidencia fue el deliberado retraso de la fracción tricolor (y luego su ridículo desmentido).

Todo a costa del nego. Méndez Acametitla de plano se atragantó. Lo mismo ocurrió con sus compañeros de comisión.

Quién hubo de pagar los platos rotos fue el coordinador priísta, Marco Antonio Mena Rodríguez, “el diputado congruente” (¿pero con qué?).

¿Resultado?

Aprobaron cuentas como la de Apizaco, con fallas tan importantes como la deficiente comprobación de recursos del Subsemun por más de veinte millones de pesos.

Tuvo que aplicarse un plan de contingencia:

1.- Es obvio que falló el instrumento marianista para vender protección o apadrinar a víctimas del OFS. Los venció el olor del dinero. La comisión de fiscalización no superó la prueba.

2.- Tuvo que ser encendida la Contraloría del Ejecutivo, para exigir a Apizaco la comprobación de los 20 millones del Subsemun.

3.- Se trata de una clara acción injerencista del ejecutivo tlaxcalteca en un tema cuya competencia es del Legislativo. Ha tenido que recurrir a ella, vista la incapacidad de los diputados para sobreponerse a la corta pero brutal temporada de recompensas a cambio de modificar dictámenes de cuentas públicas.

El caos

Viendo tan cerca la llamada conclusión adelantada de la actual administración, Méndez Acametitla y acompañantes, desconocieron el compromiso con su coordinador de esfuerzos, y optaron por asegurar su futuro en la política en vista que poco pueden esperar de quien ha comenzado a vivir la etapa que tanto temía.

La tremenda falla de la pandilla priísta (así es su comportamiento) encabezada por el formidable Marco Mena, es una prueba más de que comenzaron a flaquear las fuerzas del ejecutivo… ordena y ordena, pero sus instrucciones no son acatadas.

Veremos hasta dónde, la Contraloría de Hugo René Temoltzin, es capaz de suplir las funciones de un ente que devino en fiesta, sobre todo en esta temporada septembrina… tras la rotunda falla, ¿qué mejor que unos tragos de tequila al grito de Viva México… Vivan las cuotas… Viva la oportunidad para dejar de ser un político pobretón?

Las delegaciones federales y sus… detalles

Además de clausurar casas de empeño por aborazadas y abusivas, la delegada de la Procuraduría Federal del Comsumidor (Profeco) Edith Padilla Bañuelos, aprovecha el tiempo para lanzar pedradas a su colega de Gobernación, Ángel Ochoa Pérez, a quien casi tilda de subversivo y rebelde a las instrucciones del… ecuánime gobernador Mariano González Zarur.

No sabemos si Ochoa es un delegado variopinto, pero de que ve a Tlaxcala como tierra de oportunidades… eso me queda claro.

El tema no es menos interesante a estas alturas en que el Gobierno Federal ha aclarado a gobernadores magnánimos (como el sonorense Padrés y su presa hidráulica que desecó miles de hectáreas) a quienes puso en claro que a los delegados nada más los pone o los quita el presidente Enrique Peña Nieto.

Miren lo que son las cosas… en Sonora el gobernador pidió la cabeza de los delegados de Profepa y Conagua por sancionar su voracidad con el agua.

Pero en Tlaxcala, el delegado de Profepa renunció solito, tras hacer lo propio en la zona donde de todas formas se construye Ciudad Judicial.

Y al procurador del Medio Ambiente, Guillermo Haro, ¿quién se atreve a llamarlo el procu VIP?, tras el escándalo de corrupción en la compra de boletos de viajes de placer.

Ayer, en su comparecencia ante medios nacionales se dedicó a hacer trizas a la minera responsable de dañar a tres municipios con sus descargas tóxicas.

De veras se veía impoluto.

Comisión de Finanzas, retrasa, cambia dictámenes, lucra… anula al OFS

.

Es el resultado de colocar como presidente a un sujeto sin el perfil demandado, pero que se pinta solo para extorsionar, demorar o hundir, según lo dicte su política de moches.

Caricatura 1, Arturo Tecuatl, Comision Finanzas, Lenta, Salvador Mendez Acametitla, Tlaxcala Online

El negociazo llamado Comisión de Finanzas del Congreso local puede tener integrantes sin el perfil para encabezarla, pero qué tal para cambiar los dictámenes del Órgano de Fiscalización Superior (OFS), o para demorar dictámenes de cuentas públicas cuando los alcaldes se resisten al moche.

No entiendo entonces cuál es la función de la oficina de Crispín Gutiérrez y las decenas de auditores y los millones de pesos en equipo, si cuando los dictámenes llegan a manos de Chava Méndez Acametitla y rufianes que lo acompañan, los resultados pueden cambiar, de positivos a negativos –ante la falta de sustancia- o viceversa, porque para eso son los diputados de la Legislatura de la ley de Herodes.

Lo malo que, a unos días de las Fiestas Patrias y sus acostumbrados puentes, y cuando el avance en el Presupuesto de Egresos y Ley de Ingresos del próximo ejercicio, esa ridícula comisión del Congreso presume de haber logrado doce… ¡doce cuentas públicas, cuando suman más de cien los estados financieros de municipios y los otros llamados entes fiscalizables!

Ni es sangre fría, ni la ambición de esos delincuentes con fuero los ciega; lo cierto es que intentan masticar bocados tan grandes que sus maxilares ya no dan de sí.

Frenan el desempeño del estado; echando a perder han aprendido a llevarnos al extremo de la ineficiencia.

Convertidos en una calamidad para el estado, los integrantes de la comisión con la capacidad para pedir cuentas claras son vivo ejemplo de corrupción.

Purga en concesiones

La secretaria “perredista” de Comunicaciones (Secte) Gisela Santacruz, comete el desatino de tomar el pelo al gremio transportista, usando los manotazos de su jefe sobre la mesa como petate del muerto, para declarar sin vida a concesionarios incapaces de renovar sus unidades.

Esas placas, o se dan de baja, o se reservan.

¿Para quién?

Nos dicen que para disponer de estímulos en los cíclicos años de hidalgo organizados por el marianismo, de tal suerte que, los oficiales mayores, los diputados o ex diputados consentidos y demás variedad de cuervos, listos a lanzarse sobre desventurados transportistas, cada vez engrosan más sus flotillas.

A los pobres, ¿quién los defiende?

Nadie. Si sobreviven tienen suerte. Si conservan alguna concesión, de plano son afortunados. Los devoran los peces gordos del estanque llamado Secte, y acaban con sus nervios los emplazamientos de Mariano para que compren camionetas de más de seiscientos mil pesos.

Primer plazo: primero de agosto de este año.

Algunos pudieron… los menos. Los que no, ya se resignan a perder su concesión.

¿Cuánto vale un juego de placas?

Mínimo: $250 mil.

¿Entonces, por qué la opacidad para “reservar” concesiones?

Pues porque es uno más de los turbios negocios que aprovechan los gritos del tirano para entrar en período de purga.

Decenas de millones de pesos pasan de mano en mano… ¿oigan, si domina un sistema encabezado por un tahúr, pues qué nos esperábamos?

Los Coyotes… un barril sin fondo

Lo que opina Arturo Brizio Carter, respecto al destino de los equipos de provincia, como nuestros Coyotes, es digno de considerar.

Según el ex árbitro y hoy comentarista respondón de Televisa (se dan unas peleadas a la hora de las trasmisiones…) solamente las canteras de jugadores, como Los Tuzos de Pachuca y Las Chivas de Guadalajara, observan finanzas sanas, por la venta de jugadores.

Aquí, con cinco manchi melones, otros cinco de parte de Providencia (los cobertores del sexenio) y el resto de parte de Pachuca, los augurios son malitos.

Yo creo que todo partió de una juergota de algún potentado (como junior) que al calor de los güisquis un día se dijo… mi chavo, y por qué no tenemos un equipo de fut para que me luzca a nivel de cancha como remedo de Emily Accárraga con su América.

Como suele hacerlo porque para eso tiene un apá que lo consiente, involucró a dos-tres y ándale, comenzó la aventura.

Ya oyeron, hay que hacer de los Coyotes un semillero, para no tener que conformarnos con uno más de los manchi fracasos (es que ya hasta perdimos la cuenta).

Tirano de oro, bloquea al gobierno desde Finanzas

.

El secretario de Planeación y Finanzas, Jorge Valdez, tiene un amplio expediente como administrador de altos vuelos, hoy, dicen que hace de las suyas aquí en el ranchito…

Caricatura 1, Arturo Tecuatl, Comision Fiscalizacion, Corrupcion, Moches, Salvador Mendez Acametitla, Alcaldes, Comic Politico

No tiene precedente la crisis generada en le USET a causa de una inamovible actitud del secretario de Planeación y Finanzas, Jorge Valdez Aguilera, “el secretario de oro”, célebre en el Senado por la cruel frialdad con la cual trataba a proveedores o prestadores de servicio, cuando por cierto el senador Mariano González, presidía el Comité de Administración.

Eran otros tiempos… la adquisición del sobrevaluado predio donde más tarde se erigiría la nueva sede de la Cámara Alta, uno de los edificios más caros del mundo, cuyos detalles se fueron apagando, como muchos de los pendientes en los que administradores tricolores se han visto inmiscuidos.

Aquí, la cosa fue que el secre de oro tomase las riendas del presupuesto para que el sospechosismo generara serios conflictos en todas las áreas. ¿Qué compraste, a quién se lo compraste, hubo moche, diezmo, doble diezmo, te pusiste la del Puebla, lo sabe el alto mando?

El cerco administrativo se fue cerrando. Entonces, nos dicen, no fue difícil dar con el principal comercializador del gobierno, el papá de un funcionario que antes volaba más alto que hoy.

Raramente amainaron las desconfianzas de Valdez. Se supone que no sería lo mismo enterrar el diente a funcionarios que han tomado al marianismo como su doctrina, que a los peces gordos, en cuyas aletas y branquias se hallan los verdaderos negos, las adquisiciones con sobreprecios desquiciantes e, insisto, el respeto a ciertos marcados de territorio donde nada más los chicharrones superiores truenan.

Relatan que cuando el titular de Educación, descubrió la grave crisis financiera le sobrevino una depresión de la que aún no se repone. No daba crédito a la crueldad con la cual fue tratada uno de los pilares de la administración González. Pero esa fue su suerte. Y sabía que se enfrentaba al hueso más duro, impasible y mañoso, traído por cierto de fuera para encabezar lo que al interior del gobierno muchos ven como un histórico saqueo.

Ya apareció el peine

Aunque todavía no aporta nombres, el alcalde de Ixtacuixtla, ya denunció la desvergonzada petición de sobornos de parte de priístas y perredistas de la Comisión de Finanzas y Fiscalización del Congreso.

Entre 250 mil y 500 mil pesos, fluctúa la infame cuota que según el edil le han solicitado.

No es por nada, pero ya esperábamos algo así, sobre todo observando el antecedente de quien preside a dicho ente, el ex alcalde de San Pablo del Monte, Salvador Méndez Acametitla, también ex líder del PRD, sin el perfil exigido para semejante responsabilidad, pero eso sí, dispuesto a cobrar hasta con intereses moratorios las ralas ayudas facilitadas en su momento a quien hoy se desempeña como su alto mando, o sea el gobernador hacendado.

Este soborno en ciernes es un escándalo de dimensiones inciertas.

Por supuesto que el improvisado presidente de dicha comisión debe renunciar, no solo a Finanzas y Fiscalización, sino a su curul, para enfrentar como cualquier ciudadano sin fuero las acusaciones de las que puede ser objeto.

¿Esta es la Izquierda co-gobernando Tlaxcala?

Estos son unos vividores que utilizan a la Izquierda para asumirse como los nuevos ricos. ¿A costa de qué?, bueno el presidente municipal de Ixtacuixtla ya lo señaló de moches de medio millón de pesos. ¡Qué vergüenza!

Si no aclara y se deslinda… pues puede tener la fineza de renunciar.

Tienen frío ex líderes del Siete de Mayo

Malencarada como si detectase a toda hora un insoportable hedor, la ex lideresa del Sindicato Siete de Mayo, ha tenido que volverse a levantar de madrugada, cumplir con sus deberes en la casa y, tempranito presentarse a su base laboral, como cualquier trabajador sin goce de prerrogativas especiales por haber encabezado a esta organización gremial.

Desde ayer lunes cuatro de agosto, doña Lupe y otros familiares suyos se han reincorporado a sus respectivas áreas de trabajo, como trabajadores de base, para desempeñar sus actividades laborales, por lo tanto a partir de la fecha señalada, dejan de contar con facultades de representación y gestoría a favor del sindicato y de los trabajadores afiliados.

¿Quiénes conforman a este particular grupo?

¡Chanfle, una familia enterita!… Guadalupe Rodríguez Guzmán, Esteban Pedro Erazo Rivera,   Daniel Adrián Erazo Rodríguez, Esteban Pedro Erazo Rodríguez.

Se ha de sentir rete feo volver a trabajar luego de unas vacaciones largas, con influencias, y con la centaviza para gastar.