[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘municipios’

El falaz triunfalismo ante la pandemia de Covid-19

.

Analizar el regreso de las actividades económicas en Tlaxcala en estos momentos en que los contagios de coronavirus siguen a la alza y asumir una actitud triunfalista por los buenos resultados que ha obtenido el personal médico, enfermeras, camilleros y otros para atender a los pacientes de Covid-19 es un despropósito, porque pareciera que tiene más un afán de resaltar la figura del gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez que en realmente ver por el bienestar de los ciudadanos y ciudadanas.

La entidad ya tiene un mes con elevados índices de personas contagiadas a consecuencia del mortal virus. La economía local se encuentra moribunda, la pérdida de empleos formales es inédita y el número de tlaxcaltecas que viven en pobreza extrema se incrementará pese a los millonarios recursos que se reparten a través de diferentes programas sociales del gobierno federal.

Aunque se habla que en la siguiente semana Tlaxcala podría ubicarse en el color naranja del semáforo epidemiológico establecido por el gobierno federal, en los hechos el número de tlaxcaltecas infectados por Covid-19 no ha disminuido y tampoco se ha frenado el deceso de personas.

Hasta ayer, se tenían mil 774 casos positivos y 243 fallecimientos, sin que tales números hayan comprometido la capacidad hospitalaria o los servicios médicos de la entidad.

En un evento donde el gobernador Marco Mena entregó créditos del Programa Emergente de Apoyo a la Economía Estatal ante Covid-19, a Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Mipymes) del sector taurino se resaltó que Tlaxcala “tendrá números destacados en comparación con la región y el país. Vamos a ser referencia por la manera en la cual defendimos la salud y la economía”.

Según el mensaje del mandatario, lo anterior será posible por “las acciones preventivas en materia de salud y de respaldo a la economía que ha emprendido la administración estatal, de ahí que Tlaxcala volverá a ser referente nacional y regional por el manejo de la pandemia.

Aunque parezca increíble ahora resulta que la competencia entre los gobernadores es por ver qué estado del país y específicamente del centro es el que tiene el menor número de contagios, fallecidos y personas recuperadas, lo cual representa una burla y una afrenta para las familias de los 243 tlaxcaltecas que perdieron la vida por Covid-19 porque para las autoridades forman parte de una estadística favorable.

Si en Tlaxcala a alguien se le debe reconocer su entrega y profesionalismo es a los médicos, enfermeras, camilleros y demás personal que atiende en los hospitales a los infectados de coronavirus, porque a pesar de la falta de equipo, medicinas, bajos salarios, acoso laboral y otros problemas siguen trabajando para salvar la vida a los enfermos.

El personal que labora en los hospitales de San Pablo del Monte y Nativitas a cargo del gobierno de estado ha tenido problemas porque los ventiladores no funcionan correctamente, porque medicamentos importantes como midazolam y bromuro de vecuronio escasean y se dificulta tener estables a los pacientes que son intubados, mismos que sólo reciben propofol.

La escasez de personal es la constante y en la actualidad una enfermera es obligada a atender a 12 pacientes en terapia intermedia y por cada siete enfermos intubados a éstos se les asigna dos enfermeras. La política del nefasto secretario de Salud, René Lima Morales, es sólo ver la cantidad y no la calidad que reciben los enfermos.

Pero la cosa cambia si tienes la fortuna de ser amigo o amiga de la líder del sindicato de los trabajadores de salud de Tlaxcala Blanca Águila Lima, porque su conocida que enfermó de Covid-19 de nombre María Alejandra N. recibió una atención envidiable mientras estuvo intubada. A su cuidado estuvieron siempre atentos un grupo de enfermeras y médicos especialistas, de ahí que se recuperó y libró la enfermedad.

A las enfermeras de los mencionados hospitales las obligan a trabajar doble turno y en condiciones poco seguras. Perciben a la quincena 2,300 pesos y los bonos prometidos que supuestamente recibirían nunca se los han pagado o entregado. En cambio las enfermeras contratadas por el Instituto de Salud para el Bienestar que perciben 19 mil pesos al mes no son molestadas ni enviadas a atender a los pacientes de coronavirus.

En Tlaxcala no se debe hacer caravana con sombrero ajeno ni asumir un falso triunfalismo, porque la realidad que dejará la pandemia será muy dura.

Decir que se han salvado más de 5 mil empleos con más de 43 millones de pesos entregados en créditos puede ser cierto, pero esas cifras jamás podrán ocultar la pérdida inédita de los miles de empleos formales que se cancelaron durante abril y mayo, lo cual es lo que realmente debe preocupar a las autoridades.

El espejismo triunfalista de las autoridades en Tlaxcala es simplemente desalentador.

En la 4T hay recomendados y éstos son peor que priistas

.

Las tentaciones que provoca el poder son enormes y tarde o temprano siempre terminan por seducir, como es el caso de recomendar a los amigos para ocupar cargos en la administración pública sin que éstos tengan el perfil y la capacidad para desempeñar las responsabilidades del puesto.

En anteriores administraciones federales las delegaciones de las dependencias eran ocupadas para colocar a los amigos o los recomendados, aunque también se recurría a esas posiciones para dar premios a aliados políticos, con la salvedad que se procuraba que éstas personas dieran resultados y evitaran conflictos en la estructura del gobierno.

Ayer, se pudo comprobar que los recomendados de la 4T que llegaron a los principales puestos administrativos del Hospital Regional del ISSSTE resultaron no sólo unos improvisados y soberbios, sino que su incapacidad fue tal que las protestas e inconformidades de los trabajadores que atienden a los pacientes de Covid-19 por la falta de equipo de seguridad y material para evitar contagios tuvieron que ser atendidas y resueltas por funcionarios de oficinas centrales del Instituto.

Los trabajadores que están cansados de los malos tratos y de la intolerancia con que se conducen la novata directora del mencionado hospital María del Carmen Cruz Angulo y del poblano subdirector Administrativo Abraham Landeta Leyva, fueron los responsables de la protesta que llevaron a cabo el personal médico que contó con el apoyo de trabajadores de otras áreas del nosocomio.

Landeta Leyva llegó a Tlaxcala y a esa posición administrativa gracias a la recomendación que recibió de uno de los hijos del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de ahí que el bisoño funcionario se siente intocable y capaz de hacer y deshacer sin que nadie le diga nada, de ahí que decidió sacar del área de pediatría a la novata María del Carmen Cruz para volverla responsable del Hospital Regional del ISSSTE en la entidad sin investigar antes si la doctora tenía la experiencia que se requiere para dirigir el nosocomio.

Pero no crea que ese chairo o liberal recomendado de la 4T sólo recomendó a esa doctora, pues también decidió traerse a otro poblano de nombre Israel Carreño, quien se desempeña como coordinador de Recursos Materiales sin que ese psicólogo tenga la menor idea de cómo realizar licitaciones, adjudicaciones, inventarios y otros procedimientos propios de su función administrativa.

Ese triunvirato en el Hospital Regional del ISSSTE es el responsable del entendible malestar del personal que labora en ese nosocomio, de la escasez y falta de medicinas, de la mala atención a los derechohabientes y de que hasta el momento 27 trabajadores hubieran resultado contagiados de Covid-19 por no contar con el adecuado equipo de seguridad.

Del total de trabajadores que han dado positivo con coronavirus, 24 ya se recuperaron y regresaron a sus labores y el resto sigue en observación médica.

Hasta hace unos meses el mencionado hospital con sede en la capital del estado venía laborando en condiciones aceptables, pero tan luego los recomendados de la 4T aparecieron, las cosas cambiaron al grado que hay pacientes con influencias que al percatarse del desorden y falta de equipo prefirieron hacer gala de poder para ser trasladado a otro lugar.

Tal fue el caso del nefasto y ladino secretario general de la sección 31 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Demetrio Rivas Corona, quien al dar positivo de Covid-19 se movió al más alto nivel para ser reubicado inmediatamente al Centro Médico Nacional «20 de Noviembre», donde cientos de enfermos de la Ciudad de México necesita esperar días para ser ingresados y atendidos.

El personal directivo de Hospital Regional del ISSSTE se enteró de la protesta de ayer un día antes, es decir, sabía que un día después de la visita a Tlaxcala del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se llevaría a cabo la manifestación y paro activo de labores, sin embargo lejos de adelantarse a los hechos y establecer una negociación con el personal, mejor optó por avisar a la Guardia Nacional para pedirle su presencia a fin de que los protegiera de los gritos y quejas de los inconformes asumiendo una actitud cien por ciento fifí.

La protesta se consumó y puso en evidencia las carencias con que labora el personal de ese nosocomio, así como las múltiples quejas que existen de los derechohabientes.

Al final, tuvieron que llegar funcionarios de oficinas centrales del ISSSTE para atender y resolver el conflicto que los recomendados de la 4T encabezados por Abraham Landeta no pudieron enfrentar, lo que demostró que ser amigo de uno de los hijos del presidente López Obrador no te da la capacidad ni la inteligencia que se requiere para dirigir un hospital.

Pero no crea que sólo en el ISSSTE existen problemas o una marcada incapacidad de los funcionarios de la 4T, pues se dice que en las oficinas del Instituto de Salud para el Bienestar que operan en Tlaxcala existe un trato preferencial para la poderosa líder de los trabajadores del sector, la priísta Blanca Águila Lima, quien está consiguiendo que varios recomendados suyos obtengan su plaza o su trabajo a cambio de que éstos la apoyen en los siguientes meses cuando decida nuevamente buscar un cargo de elección popular en los comicios del 2021.

Para finalizar le cuento que los contagios de Covid-19 van a la alza y el virus no sólo ya se hizo presente entre el personal que labora cerca del gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, sino que también ya infectó a trabajadores del Congreso del Estado, específicamente a la doctora que atiende a los diputados y a una asistente de la gris y convenenciera legisladora del PES, Luz Vera Díaz.

Lo bueno, lo malo y lo… de la gira de AMLO por Tlaxcala

.

En la gira de seis horas que el presidente de México Andrés Manuel López Obrador sostuvo por tierras tlaxcaltecas hubo de todo, desde anuncios de inversión federal hasta veladas advertencias para “los conservadores”, ex funcionarios de pasadas administraciones, empresas factureras y periódicos nacionales como Reforma, sin olvidar a los gobernadores que están pensando en intervenir en las elecciones del 2021.

Lo bueno de la breve gira de López Obrador es que por fin se puso fecha para que la obra de modernización de la carretera Tlaxcala-Apizaco se concluya, siendo a mediados de septiembre cuando el tabasqueño se comprometió a regresar a la entidad para inaugurar esa importante y fundamental vialidad que durante su construcción ha provocado serios dolores de cabeza a los tlaxcaltecas que tienen la necesidad de circular todos los días por esa zona.

También resultó positiva la inversión de 500 millones de pesos para infraestructura urbana y mejoramiento de vivienda que ayer anunció el mandatario del país, sin que se dieran detalles de cuáles serían los municipios o las zonas beneficiadas con esos fondos.

Otro asunto que resultó bueno es la cobertura y operación de los diferentes programas sociales del gobierno federal, pues entre adultos mayores, personas con discapacidad, becas para estudiantes, apoyos para campesinos y otros se ha beneficiado a 250 mil tlaxcaltecas que para finales de este año habrán recibido de manera global más de 4 mil millones de pesos.

Lo malo fue la permanente y abierta confrotación que el presidente López Obrador insiste en sostener con los que suele llamar “conservadores” y que los ubica en el sector empresarial, académico, intelectual, periodístico y en organismos autónomos como el INE, mismos que según él se la pasan criticándolo, ofendiéndolo y burlándose porque siemplemente no aceptan que han perdido sus privilegios y rechazan la nueva forma en que se gobierna este país.

Lo anterior resulta negativo porque el país cada día se polariza más entre los que respaldan a López Obrador y entre quienes rechazan sus propuestas y estilo de gobernar que se centra en apoyar a los que menos tienen.

Lo malo fue que los tlaxcaltecas tuvieron muy poco contacto con el presidente Andrés Manuel López Obrador. La prensa local no tuvo acceso ni a su conferencia de prensa mañanera ni al recorrido y supervisión de la obra de modernización de la carretera Tlaxcala-Apizaco.

Vaya, los eventos del tabasqueño fueron tan cerrados que ni la super delegada del gobierno federal Lorena Cuéllar Cisneros tuvo la oportunidad de acercarse y tomarse una foto con el mandatario del país, quien sí se percató de la presencia de su cercana colaborador porque la saludó de lejos tanto en la 23 Zona Militar como en el otro evento oficial que encabezó el mandatario del país.

Lo raro o extraño de la gira del presidente fue la advertencia que lanzó a los gobernadores del país, en el sentido de pedirles que se abstengan de intervenir en el proceso electoral del 2021 con la tentación de canalizar recursos para apoyar las campañas de sus candidatos.

Si el gobierno federal se mantendrá al margen de esas elecciones, eso no quiere decir que no intervendrá para aplicar la ley en aquellos casos donde se detecten delitos electorales, sentenció el presidente.

La advertencia la soltó en Tlaxcala donde el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez anduvo muy activo políticamente los últimos días, al grado que presumió un encuentro inédito con los dirigentes de todos los partidos políticos de la entidad, cuyos líderes andan más que dispuestos y movidos para conformar un Bloque Opositor Amplio.

Además, hay que tener presente que el mandatario tlaxcalteca ha venido tolerando que ciertos funcionarios de su administración utilicen sus cargos y los recursos públicos que manejan para promocionarse a fin de convertirse en candidatos en las elecciones del próximo año .

Seguramente la advertencia le cayó muy mal a nuestro sensible gobernador priista porque no se necesita ser muy sagaz para entender que el mensaje que López Obrador envió en su conferencia de prensa mañanera también estaba destinado para Marco Mena, sobre todo porque nadie puede negar que su hermano Fabricio Mena Rodríguez no sólo mueve los negocios en la actual administración estatal, sino que también los hilos del debilitado y maltrecho PRI.

El presidente de México demostró que sigue siendo un maestro en la política. Marco Mena abrió la partida de ajedrez con buenas jugadas, pero López Obrador respondió con un solo movimiento que quizá sea determinante para frenar los ímpetus de un gobierno priistas que buscaba influir en las elecciones del 2021.

Sobre advertencia no hay engaño.

Los extraños cambios que provoca la presencia de AMLO

.

La presencia del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sin dudas genera un extraño efecto entre los tlaxcaltecas que nadie puede negar.

De entrada motivó al gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez a sostener un encuentro “inédito” con los dirigentes de todos los partidos políticos en Tlaxcala y a ofrecer entrevistas a modo después de noventa días de evitar cuestionamientos de la prensa, pero de aquella que desea conocer por qué el programa “Supérate Mujeres” sólo quedó en un anuncio, por qué su gobierno no ha dado ningún estímulo o bono al personal médico que atiende a los pacientes de Covid-19 y sólo se les reconoce con palabras, por qué las obras principales de su administración siguen inconclusas como el estadio Tlahuicole y la modernización de la carretera Tlaxcala-Apizaco.

Por qué ahora sostiene una reunión con los líderes de los partidos políticos y por qué nunca lo hizo antes, por qué ha evitado tener un encuentro con los integrantes de la actual legislatura local con mayoría de Morena, el PT y el PES, por qué nadie sabe de las compras que ha realizado su administración en la actual emergencia sanitaria y que tienen que ver con la adquisición de equipo médico, medicinas, automóviles y otros insumos.

Tampoco nadie tiene detalles de cómo se han ejercido los recursos para atender a las familias que han perdido a un miembro por contraer coronavirus y cómo se han distribuido los créditos otorgados para salvar y defender el empleo.

Por qué funcionarios de su administración y de su partido como el aspirante a poeta y encargado del Sepuede-Icatlax, Manuel Camacho Higareda, el pesado director del ITC, Juan Antonio González Necoechea y el coscolino líder estatal del PRI, Noé Rodríguez Roldán pueden disponer de recursos públicos para presumiblemente pagar páginas en una revista del corazón y promoverse como “papás ejemplares” mostrando sus lujosos hogares cuando hay cientos de tlaxcaltecas que se truenan los dedos para llevar algo de comer a sus casas.

Por qué apenas se tuvo la brillante idea de poner a consideración del Subsecretario de Salud federal, Hugo López-Gatell Ramírez, el tratamiento que han aplicado a pacientes de Covid-19 y que según los resultados médicos obtenidos ha ayudado a la recuperación de los pacientes.

Por qué ahora si se hace un llamado a los ciudadanos tlaxcaltecas para que asuman su responsabilidad ante la actual pandemia provocada por el Covid-19 cuando por 91 días las autoridades siempre evidenciaron su falta de liderazgo y firmeza en ese tema y sobre todo en el confinamiento.

Por qué la inseguridad se encuentra desbordada y por qué los robos armados van a la alza, por qué siguen apareciendo cuerpos de personas con señas de haber sido ejecutadas, por qué su administración no alienta la creación de la Fiscalía General del Estado y cuáles han sido los resultados de la inversión millonaria realizada en la compra de patrullas y cámaras de video vigilancia porque los criminales siguen haciendo de las suyas.

Por qué en el estado se simula el combate a la trata de personas cuando es evidente que se deja libre a los padrotes y los operativos para supuestamente terminar con ese problema no sirven para nada.

Por qué un día antes de la llegada del presidente López Obrador el mandatario tlaxcalteca desea mostrarse abierto y atento con un sector de la prensa local y con los dirigentes partidistas cuando ese comportamiento si es algo inédito.

Es una realidad que Marco Mena es un gobernador ausente, que gobierna sin estar, que le gusta sólo aparecer en momentos cómodos y bajo control, que opta por dejar a otros la responsabilidad de tomar decisiones y que no le gusta atender ni sostener reuniones ni con su equipo de colaboradores.

Lo que vimos ayer en Tlaxcala no es lo que en realidad sucede en este estado.

López Obrador tiene la radiografía de Tlaxcala. Difícilmente alguien puede sorprenderlo.

El presidente de México estará en el estado que después de Tabasco más votos les dio en las elecciones del 2018 y en donde su popularidad es real y efectiva.

Por la pandemia tendrá muy poco contacto con los tlaxcaltecas. A su tradicional conferencia de prensa de todas las mañanas no asistirán los medios locales y a su recorrido por la obra referente a la modernización de la carretera Tlaxcala-Apizaco sólo se permitirá la presencia de unos cuantos.

Se dice que después de los eventos oficiales, el tabasqueño sostendrá un encuentro privado con colabores que trabajan en el gobierno federal y más tarde comerá en la casa de la super delegada Lorena Cuéllar Cisneros.

Veremos si en las siguientes horas el presidente de México provoca otros cambios de comportamiento en uno que otro tlaxcalteca.

Soplan aires de sucesión en Tlaxcala

.

A 356 días de las elecciones para la gubernatura de Tlaxcala, las piezas del ajedrez político se han empezado a mover.

Uno de los jugadores es el mandatario tlaxcalteca Marco Antonio Mena Rodríguez que el pasado viernes mostró un poder de convocatoria al reunir a los dirigentes de todos los partidos que participarán en los comicios del próximo año, por lo que no se descarta que sea desde Palacio de Gobierno el lugar donde se alienta la formación del anhelado Bloque Opositor Amplio que sea capaz de enfrentar a Morena y su candidata o candidato al gobierno del estado.

Con el pretexto de abordar temas relacionados con los efectos de la actual emergencia sanitaria provocada por el Covid-19, Marco Mena citó en el Salón Rojo del Palacio de Gobierno a José Gilberto Temoltzin Martínez, del Partido Acción Nacional (PAN); Noé Rodríguez Roldán, del Partido Revolucionario Institucional (PRI); Juan Manuel Cambrón Soria, del Partido de la Revolución Democrática (PRD); Silvano Garay Ulloa, del Partido del Trabajo (PT); Jaime Piñón Valdivia, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y Refugio Rivas Corona, de Movimiento Ciudadano (MC).

También estuvo la chiquillada representada con Sandra Corona Padilla, del Partido Nueva Alianza (PANAL); Fabián Aquiahuatl Denicia, del Partido Alianza Ciudadana (PAC); Patricia Zenteno Hernández, del Partido Socialista (PS); José Luis Garrido Cruz, del Partido Encuentro Social (PES) y Moisés Palacios Paredes, de Impacto Social SÍ.

Aunque parezca increíble, el que no se perdió el encuentro y se vio más que contento por aún detentar la dirigencia estatal de Morena fue el porrista del gobernador priista y senador Joel Molina Ramírez, quien cada que puede presume que aún sigue siendo el representante en Tlaxcala del Movimiento Regeneración Nacional, partido que fundó el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

La reunión de Mena con los dirigentes de los partidos se realizó a tres días de la visita del mandatario del país, López Obrador, quien sostiene a nivel nacional una guerra mediática y de descalificaciones con los líderes de la mayoría de esos institutos políticos que se oponen a su gobierno y su proyecto de nación.

Pareciera que en Tlaxcala si se busca hacer realidad el BOA que hace unos días describió y dio a conocer el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pues para nadie es un secreto que por lo menos ocho partidos (PAN, PRI, PRD, PT, MC, PAC, Nueva Alianza y PS) han sostenido por varios meses pláticas para conformar el Bloque Opositor Amplio que sea capaz de enfrentar en las urnas a la probable candidata de Morena, la super delegada del gobierno federal, Lorena Cuéllar Cisneros, quien actualmente encabeza las preferencias electorales rumbo a la gubernatura del estado.

Ese bloque sabe que puede ser competitivo y más si lleva como candidata a la presidenta municipal de Tlaxcala, Anabell Ávalos Zempoalteca, quien se dice ha recibido el visto bueno de esos partidos políticos para convertirse en su abanderada al gobierno de la entidad.

En política no existen casualidades y la reunión de Marco Mena con los dirigentes de los partidos políticos tiene su dosis de grilla y de mensajes entrelíneas.

López Obrador estará en Tlaxcala el martes. A las seis de la mañana encabezará la reunión de seguridad en las instalaciones de la 23 Zona Militar y posteriormente ofrecerá su tradicional conferencia de prensa mañanera, la cual podría ser en las instalaciones del Ejército o muy probablemente en el Salón Tlaxcala del Centro Expositor.

Posteriormente, el presidente de México dará el banderazo de arranque de las obras de la carretera Ocotoxco que se financiarán en su totalidad con recursos federales.

El presidente vendrá del estado de Veracruz y se espera su arribo a la entidad el lunes por la tarde noche. Se dice que López Obrador podría pernoctar en las instalaciones de la 23 Zona Militar o en la Casa de Huéspedes del IMSS que se ubica frente al centro vacacional de La Trinidad en el municipio de Santa Cruz Tlaxcala, inmueble donde ya han dormido mandatarios del país y gobernadores de otras entidades.

Andrés Manuel López Obrador es un político con un colmillo retorcido y sabe jugar con los tiempos. Sólo él sabe si utilizará su presencia en Tlaxcala para apuntalar las aspiraciones de un precandidato de Morena a la gubernatura o simplemente esconderá su carta y la simpatía que siente por alguien que tiene asegurada la nominación y que sólo espera que llegue el momento para dedicarle el cien por ciento de sus esfuerzos para ganar los comicios del 6 de junio del 2021.

La partida del juego de ajedrez por la sucesión ya comenzó. Mena hizo su primer movimiento y le salió bien, ahora habrá que ver cómo responde el otro jugador.

Los ridículos de los diputados locales y algo más

.

Once diputados locales hicieron el ridículo y quedaron como unos ignorantes cuando en cuestión de días el Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE) desechó el proceso especial sancionador que ese grupo promovido contra trece legisladores y cinco líderes estatales de partido por presuntamente incurrir en violencia política de género.

La autoridad electoral llegó a la conclusión que casi todo mundo sabía, es decir, que no había motivo para iniciar ningún proceso en contra de los diputados locales ni de los dirigentes partidistas, debido a que los hechos denunciados derivan del derecho parlamentario y se subsumen en el mismo para su conocimiento, por lo que no es posible para el ITE conocer de un procedimiento tendiente a sancionar a la parte denunciada como responsables por actos de violencia política en razón de género, suscitados en el seno del Congreso del estado, como parte de las actividades realizadas en su calidad de integrantes de la LXIII Legislatura y al principio de inmunidad legislativa.

Los legisladores y legisladoras que hicieron el ridículo son la panista Leticia Hernández Pérez, la petista Irma Yordana Garay Loredo, la morenista María del Rayo Netzáhuatl Ilhuicatzi y la perredista Laura Yamili Flores Lozano. También se encuentra en ese grupúsculo las intrascendentes Patricia Jaramillo García y María Félix Pluma Flores, así como Jesús Rolando Pérez Saavedra, el neo petista Miguel Ángel Covarrubias Cervantes, el ex líder de los diputados de la 4T Víctor Manuel Báez López, el aún presidente del Comité de Administración del Congreso del Estado Rafael Ortega Blancas y el que aún ostenta la coordinación de Morena en la actual legislatura, José María Méndez Salgado.

Los dueños y manipuladores de esos diputados locales como el nefasto ex gobernador de Tlaxcala, José Antonio Álvarez Lima, el senador Joel Molina Ramírez, la ex dueña del PAN Adriana Dávila Fernández y el propietario de la franquicia del PT en Tlaxcala, Silvano Garay Ulloa, también hicieron el oso porque sus “sesudas” recomendaciones legales y consejos políticos no sirvieron de nada y se quedaron con las ganas de recuperar el control del Congreso del Estado.

Las diputadas que soñaban con regresar a las presidencias y vocalías de algunas comisiones, así como a la titularidad de la Junta de Coordinación y Concertación Política se quedarán con las ganas, porque los cambios aprobadas y realizados por trece legisladores locales en la sesión del pasado 28 de mayo fueron legales.

Lo anterior evidencia el comportamiento grotesco que por varios días sostuvo la diputada y ex presidenta de la Comisión de Finanzas y Fiscalización, María del Rayo Netzáhuatl, quien se negaba a entregar dicha instancia, pero que ayer finalmente lo hizo pero a través de sus subordinados porque optó por no dar la cara a los integrantes del mencionado cuerpo colegiado y así aceptar que su proceder siempre fue peripatético.

Dicen que en una primera revisión del proceso entrega recepción saltaron algunas anomalías que podrían ser investigadas, como los familiares y amigos que consiguieron trabajo en algunos ayuntamientos por recomendación de la legisladora de Morena y la contratación de ciertas empresas constructoras por parte de algunos alcaldes, las cuales estarían ligadas a los intereses de la ex poderosa diputada.

Ahora que la Comisión de Finanzas y Fiscalización ya se encuentra debidamente instalada y en manos del blandengue morenista Miguel Piedras Díaz, los integrantes empezarán a definir la ruta que seguirá el proceso de revisión y aprobación de las cuentas públicos del ejercicio fiscal del 2019 que se ha visto alterado por la actual emergencia sanitaria provocada por la presencia del Covid-19.

Es probable que sea en julio la fecha límite para que los ayuntamientos y los diferentes entes fiscalizables presenten sus justificaciones contables para que en agosto el Órgano de Fiscalización Superior entregue sus informes finales y éstos puedan ser sometidos a revisión y aprobación a finales de agosto y durante el mes de septiembre en caso de que la nueva normalidad lo permita.

Finalmente, le cuento que los cambios al interior del Congreso del Estado no han terminado, por lo que en los próximos días podrían registrarse nuevos movimientos. Uno que está muy cerca de concretarse es el de José María Méndez Salgado que estaría siendo relevado de la coordinación del grupo parlamentario de Morena, cargo que le quedó muy grande y que nunca pudo ejercer correctamente.

La escasa firmeza de las autoridades para contener al Covid-19

.

El estulto secretario de Salud de Tlaxcala, René Lima Morales, ahora trata de culpar a los ciudadanos del elevado número de contagios de Covid-19 que se registran en el estado, bajo el pueril argumento de que éstos se han movido de más y han relajado las medidas sanitarias una vez que el gobierno federal decretó el fin de la jornada nacional de Sana Distancia.

En la entidad siempre ha sido escasa la firmeza de las autoridades estatales y municipales para hacer valer el confinamiento y limitar el movimiento de ciudadanos y ciudadanas en las calles. Hay zonas y regiones que nunca respetaron la sana distancia y menos el quedarse en casa.

Los tianguis nunca se suspendieron, los eventos religiosos tampoco, así como las fiestas y reuniones masivas. La pésima operación y sin medidas sanitarias de las pocas instituciones bancarias que abren siempre ha provocado aglomeraciones de personas en plena pandemia.

Lima Morales miente y maneja la información a su conveniencia para justificar los millonarios recursos que se están gastando aceleradamente para atender la actual emergencia sanitaria.

Miente porque a pesar de que en Tlaxcala se optó por adelantar una semana (el 16 de marzo) el confinamiento y las medidas restrictivas de ciertas las actividades económicas, éstas no cumplieron con el objetivo de contener los contagios de coronavirus, porque desde esa fecha y hasta la actualidad el número de personas enfermas ha ido en aumento y no se ve para cuando se alcance el pico de infectados.

Resulta ilógico asegurar que el elevado índice de contagios se debe porque los tlaxcaltecas se empezaron a mover una vez finalizada la jornada nacional de sana distancia, cuando los datos revelan que desde mayo Tlaxcala registra una marcada tendencia a la alza de pacientes enfermos de coronavirus.

Y más cuando el limitado funcionario estatal sostiene que “gracias a las acciones que se han tomado en Tlaxcala logramos que la curva sea con una tendencia estable de crecimiento y, pese que tenemos un número acelerado de contagios, no tenemos un número acelerado de defunciones y no tenemos saturación hospitalaria”.

Ahora resulta que la Secretaría de Salud presume el haber logrado una curva de crecimiento estable de enfermos de Covid-19, la cual resulta aceptable para esa dependencia porque a pesar de ese fenómeno no se han saturado los hospitales y tampoco se ha acelerado la muerte de pacientes, como si los 205 tlaxcaltecas que han perdido la vida por ese virus se lo hubieran merecido por ser obesos, tener diabetes, padecer hipertensión o ser mayores de edad.

René Lima nunca ha dejado de mostrar su enorme interés por los recursos públicos. Ayer destacó que un enfermo tratado por Covid-19 en una cama hospitalaria de la Secretaría de Salud de Tlaxcala implica un gasto diario de 45 mil pesos, de ahí que la administración de Marco Antonio Mena Rodríguez haya destinado una partido de 50 millones de pesos para solventar esa atención médica.

Sin embargo, el responsable de la Sesa omitió informar cuántos pacientes han recibido un tratamiento de tal naturaleza y de esos cuántos se han recuperado y cuántos perdieron la vida. Y de la partida de 50 millones de pesos cuánto se ha gastado a fin de verificar si hay congruencia en los datos y la transparencia que se requiere para evitar especulaciones o sospechas de malos manejos, sobre todo porque el personal que atiende a los infectados no ha dejado de quejarse de la falta de equipo de seguridad y de medicamentos.

Otra evidencia de que en Tlaxcala no hay firmeza y que cada quien hace lo que quiere, es la información dada a conocer por el sumiso y comparsa dirigente de la Coparmex en Tlaxcala, José Noé Altamirano Islas, quien reveló que 70 por ciento de las 125 empresas afiliadas a ese organismo empresarial ha reiniciado operaciones en la llamada nueva normalidad, cuando es evidente que no hay condiciones para haber llevado a cabo esa decisión, porque además es obvio que no se trata de empresas esenciales.

Tlaxcala como el resto de los estados que conforman el país se encuentra dentro del semáforo epidemiológico establecido por el gobierno federal en color rojo, lo que implica que sólo deberían estar laborando las actividades económicas esenciales.

Los contagios de Covid-19 siguen a la alza, así como el número de muertes provocadas por esa enfermedad, situación que resulta grave porque aunque no se quiera se deberá prolongar el confinamiento y mantener suspendidas las actividades económicas.

Solo basta con ver y escuchar al secretario de Salud de Tlaxcala para entender por qué en la entidad los contagios de coronavirus están incontrolables.

Ignorantes y malos perdedores

.

La ignorancia y la escasa inteligencia de once legisladores locales que promovieron una queja por violencia política de género ante el parcial y sesgado Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE), con el propósito de obtener medidas cautelares que les permita recuperar comisiones que detentaban al interior del Poder Legislativo, difícilmente prosperará debido a que ese recurso carece de materia y porque hay una Jurisprudencia que avala lo aprobado durante la sesión del pasado 28 de mayo por parte de los diputados.

El grupo de Morena que por más de un año controló y manipuló a la actual legislatura local con ayuda de sus convenencieros aliados del PT, el PAN y el PRD no sabe perder.

Los once diputados que hoy están inconformes son manejados a distancia por el director del Canal Once, el marrullero José Antonio Álvarez Lima, quien recurre al longevo ex priista y senador de la 4T, Joel Molina Ramírez, para tratar de saciar sus frustraciones con la ayuda de la “ex dueña” de Acción Nacional en Tlaxcala, Adriana Dávila Fernández y del diputado federal del PT, Silvano Garay Ulloa.

Esos cuatro fantásticos no aceptan que su tiempo ya pasó y que es hora de pensar en el retiro antes de seguir haciendo el ridículo, porque además es evidente que ninguna de sus marionetas como las legisladoras María del Rayo Netzahual Ilhuicatzi, Leticia Hernández Pérez, Laura Yamili Flores Lozano, Patricia Jaramillo García, María Félix Pluma Flores e Irma Garay Loredo y los diputados Víctor Manuel Báez López, Jesús Rolando Pérez Saavedra, Miguel Ángel Covarrubias Cervantes, José María Méndez Salgado y Rafael Ortega Blancas tiene el talento, la capacidad y la inteligencia que se requiere para operar el Congreso del Estado.

Las mencionadas legisladoras no salen de la cantaleta de que fueron víctimas de violencia de género y que fueron castigadas por sus compañeros (Ramiro Vivanco Chedraui, María de Lourdes Montiel Cerón, María Ana Bertha Mastranzo Corona, Mayra Vázquez Velázquez, Miguel Piedras Díaz, Víctor Castro López, Luz Vera Díaz, José Luis Garrido Cruz, Omar Milton López Avendaño, Maribel León Cruz, Zonia Montiel Candaneda, María Isabel Casas Meneses y Luz Guadalupe Mata Lara) por promover que en las elecciones del 2021 quedara nuevamente establecido que deberían ser mujeres las que encabezaran la lista de los candidatos a diputados plurinominales, lo cual es un argumento chafa y sin sustento porque legalmente no existe ningún impedimento para llevar a cabo ese procedimiento que es exclusivo de los partidos políticos.

También se quejan de que fueron violentadas al retirarles la titularidad de algunas comisiones y la presidencia de la Junta de Conciliación y Concertación Política que detentaba la petista Irma Garay, lo cual resulta una barbaridad porque sus argumentos aparte de ser infantiles y mediocres no tienen un sustento jurídico.

Una resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación del 2013 y que hoy en día es una Jurisprudencia claramente establece que se excluyen de la tutela del derecho político-electoral de ser votado, los actos políticos correspondientes al derecho parlamentario, como los concernientes a la actuación y organización interna de los órganos legislativos, ya sea por la actividad individual de sus miembros, o bien, por la que desarrollan en conjunto a través de fracciones parlamentarias o en la integración y funcionamiento de las comisiones, porque tales actos están esencial y materialmente desvinculados de los elementos o componentes del objeto del derecho político-electoral de ser votado.

En pocas palabras, no hubo ninguna violencia de género o una ilegalidad en el procedimiento llevado a cabo el pasado 28 de mayo para renovar algunas comisiones y órganos de gobierno del Poder Legislativo de Tlaxcala, porque a ningún diputado se le impidió participar y porque al final se impuso la mayoría que determinó los cambios.

Mientras a nivel nacional existe una abierta confrontación entre Morena y el PAN por el estilo y forma de gobernar del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aquí en Tlaxcala el funcionario federal de la Cuarta Transformación Álvarez Lima a través del senador Joel Molina mantiene una alianza estratégica con la panista Adriana Dávila que busca aprovechar cualquier situación para sacar raja política a su favor.

Dicen que es la eterna aspirante al gobierno de Tlaxcala la que da cuerda a las legisladoras locales para victimizarse y hacer un escándalo mediático con la supuesta violencia de género, con el propósito de revivir políticamente al interior de su partido y en la entidad, porque Adriana Dávila necesita pretextos para negociar y seguir vigente después de los comicios del 2021, ya que para ese entonces dejará la diputación federal por la vía plurinominal que tiene y desde ahora anda buscando donde aterrizar para seguir con su lujosa vida que le ha dado ser legisladora federal por 12 años.

Quien iba a pensar que en Tlaxcala amigos y empleados de López Obrador se convertirían en férreos aliados del PAN y del PRD para golpear y desacreditar a un grupo de diputados de Morena que pretenden conducir de una manera diferente al Congreso de Estado.

Difícil de creer, pero es cierto.

Se desdibuja una alianza total para enfrentar a Morena

.

Los datos que han empezado arrojar diferentes estudios de opinión sobre las preferencias electorales rumbo a los comicios del 6 de junio del 2021 confirman que ni una alianza total del PAN, PRI, PRD, Movimiento Ciudadano y otros partidos políticos podría disputar a Morena la gubernatura de Tlaxcala, aunque quizá ese bloque si estaría en posibilidades de arrebatarle posiciones en el Congreso del Estado.

A casi un año de las elecciones, la gran coincidencia que tienen las encuestas que se han aplicado en los últimos días es que Morena, el partido del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ganará las gubernaturas de Tlaxcala, Zacatecas e Hidalgo porque la ventaja que tiene en esos estados es enorme y prácticamente imposible de alcanzar.

La casa encuestadora Massive Caller con sede en Monterrey, Nuevo León, reveló la semana pasada un estudio que mostró datos interesantes en torno a las tendencias electorales respecto a los comicios del próximo año, para lo cual dibujó tres escenarios en torno a la renovación de la Cámara de Diputados.

La única forma de que Morena pudiera perder el control de la Cámara de Diputados es que se diera una alianza total entre el PAN, PRI PRD y Movimiento Ciudadano, pues sólo así ese bloque estaría en posibilidades de lograr 268 posiciones, mientras que Morena en coalición con el PT y el Partido Verde Ecologista de México sumarían 232 legisladores.

Si la alianza fuera parcial, es decir, sólo conformada por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano obtendría 166 legisladores federales, el PRI 32 y Morena junto con sus aliados el PT y el PVEM 302 diputados.

Si los partidos políticos deciden competir solos, los datos que se obtienen son aún más desalentadores. Se confirma que en estos momentos el PAN es el único instituto que representa una oposición al proyecto de Morena y de López Obrador, al grado que podría ganar 116 diputaciones federales.

El PRI está en ruinas y si bien le va obtendría 33 diputados de los 500 que conforman la Cámara Baja. El PRD estaría confirmando su camino al exterminio al lograr solo 5 legisladores y Movimiento Ciudadano sumaría 8 posiciones.

Morena ratificaría su supremacía al controlar 329 diputados federales y una vez más quedaría demostrado que el PT y el PVEM son unos parásitos porque el primero apenas si ganaría 6 posiciones y el segundo 3 legisladores.

En Tlaxcala las negociaciones para lograr una alianza total opositora a Morena no se han interrumpido y siguen vigentes las pláticas. Aunque aún queda tiempo para armar ese bloque opositor, en los hechos cada vez se ve más difícil que se pueda concretar.

El PAN es quizá el partido político que lleva un trabajo más avanzado y serio en torno a los futuros comicios. Su estrategia que está centrada en el convencimiento a ras de tierra y en armar una estructura estatal empieza a darles resultados, porque ya tiene ubicados a probables candidatos competitivos para las presidencias de comunidad, las alcaldías, las diputaciones locales y federales.

Los panistas saben que si cuentan con una estructura estatal su candidato o candidata a la gubernatura puede crecer y meterse a la competencia.

El PRI está obligado a definir si se sumará a un amplio bloque opositor o irá sólo en los comicios del próximo año. Su única fortaleza en estos momentos es que cuenta con Anabell Ávalos Zempoalteca, la única priista que sería capaz de obtener el respaldo del PAN, el PRD, Movimiento Ciudadano y de otros partidos para encabezar una coalición que pueda competirle a Morena y sus aliados.

Se acerca el momento de las definiciones.

Sin cambios ni relevos en la Sección 31 del SNTE

.

El gris líder de la Sección 31 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Demetrio Rivas Corona, es un hombre feliz que la suerte le sonría desde julio del 2019, fecha en que debió dejar la dirigencia del gremio, pero que por distintas razones no lo ha hecho para desgracia de más de 20 mil maestros tlaxcaltecas que deberán esperar que la actual emergencia sanitaria pase y se normalicen las actividades para estar en condiciones de llevar a cabo su proceso de renovación.

El año pasado cuando Rivas Corona concluyó en julio su periodo por el que fue electo como dirigente de esa sección del SNTE, el Comité Ejecutivo de esa agrupación sindical consideró que no existían las condiciones para organizar el relevo y optó por posponer ocho meses su gestión, sin embargo la presencia en el país del mortal virus Covid-19 alteró los planes y la elección prevista para finales de marzo de este año nuevamente su reprogramó.

Los días pasaron y al observar que las medidas de confinamiento se extenderían más allá de mayo, el CEN del SNTE en manos de Alfonso Cepeda Salas decidió ratificar hace unos días a Demetrio Rivas como dirigente de la Sección 31 de ese gremio magisterial, posición que seguramente detentará hasta que haya condiciones para realizar la elección.

Una vez que Rivas Corona recibió la noticia y sabiendo que podría quedarse por varios meses más en el cargo de inmediato hizo a un lado su pasividad y su indiferencia para llamar a antiguos aliados y a diferentes liderazgos internos del SNTE tlaxcalteca para retomar acuerdos y establecer nuevos compromisos en materia laboral y de revisión salarial, con el claro propósito de desmantelar la oposición que se ha conformado en torno a su heredero de nombre José Arturo Morales Juárez que en el proceso de renovación que se encuentra suspendió encabeza la Planilla Blanca denominada “Lealtad”.

Si la operación de Rivas Corona tendrá resultados favorables o no para su causa se sabrá con el tiempo, porque la Planilla Azul registrada como “Suma Magisterial” representada por Cutberto Chávez de la Rosa no ha dejado de operar a través de los ex secretarios generales del sindicato.

Se sabe que ese grupo del SNTE mantiene un contacto permanente con cientos de profesores tlaxcaltecas que están decepcionados de su dirigencia que en los últimos años mostró un insultante entreguismo al gobierno de estado.

La Sección 31 del SNTE es la más importante en Tlaxcala, pues aglutina a más de 20 mil maestros.

Habrá que ver como se asimila la noticia de la permanencia de Demetrio Rivas como secretario general de la mencionada sección, pues seguramente va a polarizar más al dividido magisterio tlaxcalteca y no se descarta que en unas semanas más se registren acciones de rechazo a su mediocre liderazgo.

Y ya que hablamos de liderazgos mediocres, le cuento que hace unos días el ex poderoso Marianito González Aguirre, quien se muere de ganas porque lo mencionen como un posible aspirante a la candidatura del PRI al gobierno de Tlaxcala, convocó a una reunión a sus operadores políticos con el propósito de poner en marcha su estrategia de posicionamiento, pero ésta resultó un total fracaso porque sólo llegaron unos cuantos que se pusieron a las órdenes del disminuido priista.

Marianito o “El Moles” como se le conoce al hijo del hacendado ex gobernador Mariano González Zarur extraña el poder y el dinero público, de ahí que tratará por todos los medios obtener una candidatura a un cargo de elección popular para los comicios del 2021, por lo que pronto volverá a reaparecer por Tlaxcala y poner pausa a su glamurosa vida que se da en el vecino estado de Puebla.

Finalmente, otro político que también anda movido para convertirse en candidato a alcalde es el ex diputado priista y negociante José Martín Rivera Barrios, pero no crea que pretende la presidencia municipal de Terrenate por el ex partidazo, sino por Morena donde según él tiene las puertas abiertas.

Será.