[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘Minerva Hernández Ramos’

Ricardo Anaya, el candidato presidencial aplicado

.

Me queda claro que el candidato presidencial más aplicado y estudioso es el panista Ricardo Anaya Cortés, quien encabeza la coalición por “México al Frente” integrada por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, sin embargo esa preparación mostrada hasta el momento no ha sido suficiente para jalar a los indecisos y a los electores que están hartos del PRI y sus excesos.

El abanderado presidencial panista fue el primero en pisar suelo tlaxcalteca y mostrar músculo que sólo impresionó a sus seguidores.

Militantes del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano arroparon a su candidato que enseñó sus dotes de buen orador que combina con una mente ágil e inteligente, elementos que al parecer aún no son suficientes para conectarse con el imaginario colectivo que visualiza a otro aspirante opositor con más posibilidades de ganar las elecciones del 1 de julio.

El pasado domingo Ricardo Anaya logró su propósito de ganar el primero de tres debates presidenciales que se llevarán a cabo durante el periodo de campañas, pero es un hecho que le faltó contundencia para lograr el nocaut contra el candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien pese a las dificultades y ataques que enfrentó al final no salió tan dañado como esperaban sus adversarios.

Y esa falta de contundencia se observó en su paso por la entidad, pues no sólo porque omitió cualquier compromiso concreto con Tlaxcala en caso de ganar las elecciones y convertirse en el próximo presidente de México, sino porque tampoco se le vio haciendo críticas al gobierno priista de Marco Antonio Mena Rodríguez que salió bien librado de la metralla que pudo utilizar el ex dirigente nacional de PAN para tratar de conectarse con las necesidades y problemas de los tlaxcaltecas.

Lo más que alcanzó a decir Anaya Cortés fue la falta de estrategia que tienen las autoridades estatales y federales para combatir el huachicol y reconocer que el desarrollo económico del estado es insuficiente.

Ricardo Anaya habló de sus propuestas que giran en torno a evitar que siga la violencia contra las mujeres, terminar con la desigualdad laboral entre hombres y mujeres, así como de su oposición a que México pague el muro fronterizo que pretende levantar el presidente estadounidense Donald Trump.

También, lamentó que el gobierno del PRI haya sumido a México en la opacidad y la corrupción.

Es obvio que el abanderado de la coalición “Por México al Frente” no logró una conexión con los electores tlaxcaltecas ajenos a las estructuras de los partidos políticos que lo nominaron, porque su presencia en la entidad no provocó una avalancha de comentarios ni una tendencia en las redes sociales.

Si la alianza electoral del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano hubiera lanzado en Tlaxcala a candidatos al Senado y a las diputaciones federales más competitivos y con un liderazgo probado, quizá las tendencias serían diferentes como sucede en otros estados donde esa coalición está dando la pelea por la presidencia de México y las posiciones del Congreso de la Unión.

La plástica y superficial Minerva Hernández Ramos, aspirante al Senado, la aristócrata Guadalupe Sánchez Santiago que compite por la diputación federal del distrito tres y la gris Alejandra Ramírez Ortiz, candidata a la diputación federal por el distrito dos no logran destacar. Sus campañas son planas y sin chiste.

Gelacio Montiel Fuentes, el perredista compañero de fórmula al Senado de Hernández Ramos, tiene algunos destellos que lo están ayudando a posicionarse, al igual que Humberto Macías Romero, quien busca la diputación federal en el distrito uno. A ambos les falta contundencia para tratar de imponerse mediáticamente, de ahí que deberán aprovechar al máximo el tiempo que les queda de campaña.

Si la intención del Frente por México es ganar, entonces deben hacer algo urgentemente, pero si su intención es quedarse con el segundo lugar, que sigan como van.

La custodia de Tlaxcala agoniza; malhechores roban, hieren a plena luz del día

.

¿Y la gendarmería?… paseando, ¿Y Oreste de Jesús?, jugando alcoholizado con su karaoke, ¿y las cámaras de seguridad?, pues filmando estas infamias

Minerva Hernandez Ramos, PAN, Diputada Sin Escrupulos, Quiere Ser Senadora Tlaxcala Online

Era obvio que en este último trecho de su gobierno, Mariano dejaría de tener ese control absoluto al que le ha apostado desde aquél invierno de 2010, cuando renegó de su pertenencia al grupo de pupilos de Sánchez Piedras, luego formados alrededor de Beatriz Paredes Rangel.

Desde luego, es asunto instintivo, de alguien a quien apasiona la traición y el engaño con los cuales fue criado. Solo así puede uno entender el camino entre la caja de cristal, vociferada en su ofensivo discurso de toma de protesta, al nulo valor de su ofrecimiento de no incluir en el gobierno a familiares o a elementos faltos de perfil.

El asunto es que ayer, cuando los representantes de los medios osaron mencionar la expresión libros blancos, y preguntaron por el estado de su encuadernación, manchis tuvo uno de sus recurrentes ataques de cólera (con el tiempo comprendimos que recurre a ellos cada que es incapaz de responder con conocimiento pleno a algún tema que le incomode).

Y al señor manchis le pasó lo que al pastor con el engaño del lobo. Lo malo es que hoy los dolores del brazo derecho son tan intensos que lo tumban en algún centro de rehabilitación, aquí en el estado o en Houston, según platican sus íntimos.

Dolor insoportable

Así sería la sensación en su humanidad si su escaso control en materia de seguridad en verdad le preocupara.

Como quien taciturno entone el Himno Nacional – repitiendo como perico -, al mínimo cuestionamiento respecto al infierno en que se ha convertido el otrora plácido estado de Tlaxcala, responde asegurando quegracias a sus buenos oficios tenemos la oportunidad de vivir en uno de los estados más seguros de la República Mexicana.

Sabemos que esas son las pamplinas de manchis, pero en este vacío de poder que hoy nos pone a temblar porque los criminales roban dos gasolinerías localizadas sobre la carretera federal a Puebla, o los atracadores de pasajeros vuelven a las andadas, esta vez en pleno bulevar Ocotlán, entonces uno se reclama a sí mismo, ¿por qué tenemos que soportar a un falsario bocón en el poder, si ya no tiene ganas de gobernar?

Entonces resulta molesto escuchar a manchis hablando de continuidad en la próxima administración.

¡No, por Dios! ¿Continuidad en el latrocinio que cínicamente acaba con cuentas públicas aprobadas?, ¿En las obras mal realizadas, como Ciudad Judicial –su gran orgullo- donde la humedad y los asentamientos han roto los edificios más caros de la historia de México?, ¿En la intolerancia de quien asciende a su nivel de energúmeno cada que un mortal se toma atribuciones para señalarle su mediocridad?, ¿En la satisfacción que le da dejarnos a sus hijos en puestos clave para continuar con su tarea manipuladora y rapaz?

¡No por favor, continuidad e infierno son sinónimos!

Procesar al responsable de la seguridad

Cuando el agresivo e insensible Orlando May Zaragoza Ayala, deambulaba por Tlaxcala, ¿planeando secuestros?, el tema de la inseguridad era desplazado por la indignación de nuestros viejos y nuestros maestros, maltratados por ese bicho expulsado del Ejército Mexicano.

Llegó otro, llamado Oreste de Jesús, ¿y saben qué pasó? La inseguridad se desbordó. El robo de combustible llegó al tope, tráfico de enervantes, de personas, de mercancías malhabidas comenzaron a ser parte de nuestra agenda.

Y con esta realidad a manchis le da por hablar de continuidad.

Carece de principios, de memoria, de dignidad. Llegó al poder a saciarse, a cambiar la vocación de la tierra, de ejido a fraccionamiento, a urbanizar sus montes, a regodearse de los pobres al lado de otro igual a él, un tal Herrerías.

¿Tienen ustedes evidencias de progreso? Por favor pásenlas, porque nos hace falta por lo menos un motivo para no sentir este hueco, que se agrava cuando vemos a las familias llorando por sus víctimas, cuando vemos a los empresarios huyendo de Tlaxcala porque aquí se encargaron de espantarlos, cuando vemos a otros empresarios hacer fortunas ofensivas, ante los bigotes de una oposición zángana en su mayoría, cerdo de engorda, vaca echada otra intención que rumiar y rumiar su parte de botín.

Ah pero eso sí, alcoholizados o en peores condiciones los deberías ver rindiendo honores a la Bandera o colocando los bandos solemnes, o planeando cenas para el 15 de septiembre, o aprobando cuentas públicas, al fin que así como estamos, a la mitad del peor vacío de poder que tengamos memoria, si algo pasa, pues nada más activan los temibles ladridos del más bravo de Palacio, y ni quién la haga de tos.

Hay de todo en la viña del Señor

Sí porque hoy que vemos a Minerva Hernández Ramos, dando la espalda a Gustavo Madero (bueno es que si no hubiera sido por él, díganme cómo la chaparrita habría podido hacerse de la diputación pluri por el Edomex) y sumándose a una especie de cargada anticipada con Ricardito Anaya, pues como que encabrona verla en plena brega para hacerse con la candidatura a senadora, nada más que ahora por el PAN, no por el PRD como ya le tocó, cuando Alfonso Sánchez Anaya, la llevó en su veliz a una campaña que ganó sin más problema.

ASA debió advertir que la petit Mine tarde o temprano lo traicionaría, pero conservaría los activos que juntos pudieron sustraer del presupuesto, según cuentan sus biógrafos.

Igualito le está pasando a Madero, y chance le pasará al pelón Richie Anaya, porque con gentes como esta –que se mandó pavimentar su calle con las máquinas de Saúl, su constructor de cabecera- hoy eres panista, ayer perredista, y mañana hasta te sale lo republicano y te sumas al monstruoso Donald Trump.

Sectarismo panista confronta acuerdos nacionales que buscan alianza

.

El grupo de la senadora Adriana Dávila, inicia una gira por todo el estado para reencontrarse con militantes, y convocarlos a rechazar la alianza con el PRD

(etlaxcala) Minerva Hernandez Ramos, Adriana Davila Fernandez, Lorena Cuellar Cisneros, Caricatura, Candidatura PAN PRD, Tlaxcala Online

Queremos escucharte, puede ser el nombre de una adelantada campaña del adiós. Surge de improviso como reacción de miedo a la figura de la senadora perredista Lorena Cuéllar Cisneros, y su probable afianzamiento al frente de una eventual alianza PAN-PRD, urdida por sus respectivos dirigentes nacionales.

Un día la senadora panista Adriana Dávila Fernández, diseñó una gira por los sesenta municipios, ordenaría pasar la charola con los alcaldes a su empleado Carlos Carreón, y vislumbró un exitoso reencuentro con la sociedad, harta de los excesos cometidos por los políticos, bueno al menos ese es el discurso justificatorio del líder estatal del PAN.

Reconocer deshonestidad y falta de compromiso de los políticos, es un arma de doble filo usada por el dirigente híbrido albiazul; no advirtió que ese tipo de actitudes reprobables recién opacó el desempeño del Congreso del Estado, y cargó a la conciencia colectiva un espontáneo desprecio por diputados panistas que, en alianza con el gobernador priísta Mariano González Zarur, tomaron por asalto al Legislativo, acabando con el equilibrio de fuerzas.

Se hicieron con las principales comisiones legislativas y aprobaron sin oposición alguna reformas del ejecutivo redactadas en las rodillas. Lo hacen también con las cuentas públicas de dependencias y ayuntamientos, no sin antes pasar la charola, como parte de un inconcebible acto de complicidad defraudatoria usando a las instituciones.

Queremos escucharte, es un llamado al aislamiento recorriendo los sesenta municipios bajo la consigna: no a la alianza con el PRD pese a las posibilidades que ofrece para arrebatar el poder al PRI.

Se notó la ausencia de Adolfo Escobar Jardínez y de Alejandro Aguilar López, los alcaldes de Tlaxcala y Humantla, al margen ambos de la iniciativa adrianista que de entrada rechaza alianza alguna con su contraparte amarilla.

Escobar por ejemplo, antepone la coalición a la iniciativa suya de subir al carro de la sucesión.

Aguilar López, ha sido más extenso en su abanico de posibilidades para contar con un respaldo partidista.

Pero ninguno habla de aislamiento.

Aquí cabría la reflexión del ex gobernador Héctor Ortiz Ortiz, cuando aborda el tema de la sucesión y de la manera en que algún proyecto podría prosperar… sólo sumando los pequeños fragmentos resultantes de los encontronazos al interior de los partidos podría caber la posibilidad de restañar alguna posibilidad factible de captar votos, sugirió en declaraciones a los medios.

La división

Es notoria, tanto en el PAN como en el PRD. La crisis albiazul toca fondo con la campaña: Queremos escucharte. Dávila Fernández no tiene la representación absoluta de los panistas. Su aislamiento involucra a un número limitado de actores políticos de su partido.

El resto, o son fieles a sus principios y reprueban la parcialidad del dirigente actual, o simpatizan con liderazgos distintos; Aurora Aguilar, Adolfo Escobar, Alejandro Aguilar..

En el PRD las cosas no son mejores. La división es alentada por grupos o tribus opuestas a la senadora Lorena Cuéllar Cisneros.

Es evidente la mano del gobernador Mariano González Zarur, tras grupos como el de Ubaldo Lander Corona o Gelacio Montiel Fuentes, ambos con prerrogativas comprobables para asumirse en activistas en contra de la candidatura para Cuéllar Cisneros.

La división en el PRI

Conforme se acerca el fin del régimen marianista, la militancia priísta demanda ser liberado del yugo con el cual González Zarur, la ha manejado según su conveniencia.

El nombre del diputado Marco Antonio Mena Rodríguez, se desinfló y quedó de manifiesto su baja popularidad ante una militancia, insisto, determinada a liberarse de la opresión del hacendado.

Surge entonces la figura del diputado federal Ricardo García Portilla, quien en la elección pasada se estrenó ganando un proceso en las urnas, del cual por cierto es necesario señalar que fue posible gracias a la intervención de operadores enviados por el CEN y directamente por Presidencia.

El engaño consistió en manipular información que sugería los votos en cascada, gracias a la rotunda obra de Mariano, cuando en realidad fue la suma de liderazgos convocados por los enviados de Peña y del PRI nacional. En otra circunstancia, el partido habría quedado a la deriva.

Con una convocatoria sobresaliente, una vez más aparece el calpulalpense Noé Rodríguez Roldán, y comienza a acaparar militantes sueltos, y otros hastiados de la influencia de Mariano. Lo mezcla en un llamado grupo plural y es hoy, el priísta incómodo al ejecutivo local, reacio a alinearse con la línea que pretendía sacar un candidato improvisado e impopular, como resultó Mena Rodríguez.

Morena se afianza

La virtual candidata del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Martha Palafox Gutiérrez, ha quedado fuera de las disputas de estos grupos con los cuales Mariano se lio en un interminable conflicto para conseguir la división.

Acompañada del presidente nacional del movimiento, Andrés Manuel López Obrador, la senadora Palafox, recorre con una solvencia evidente los sesenta municipios, y no lo hace sola.

Incluso incluye al aún dirigente estatal de Morena, Joel Flores, y se muestra tolerante con sus detractores, comenzando por el ex gobernador Alfonso Sánchez Anaya y por el consejero de Morena, Homero Meneses.

Su supremacía al interior de Morena es incuestionable y contando con el respaldo de AMLO, es el primer proyecto definido que, ya acapara los reflectores en medios nacionales, que dan a Tlaxcala altas posibilidades de ser una de las gubernaturas ganadas por gente de López Obrador.

 

 

Hieden las patrullitas, pero ¿los verificientros a quién se los regalaron?

.

Fabián Pérez Flores, que no es un portento de servidor público, tiene el deber moral de exhibir un listado de los propietarios de verificentros, así como dar el nombre del empresario a quien se otorgó la concesión para extorsionar a quienes carecen de verificación. Hay de todo en el negocio del medio ambiente, desde diputados hasta funcionarios de primer nivel.


Pues ahora sí, la falta de moral que, en ciertas dependencias de esta administración panista es crítica (en otras es espantosa) oblgó al coordinador de Ecología, Fabián Pérez Flores, a sacar de circulación a las molestas patrullitas, en tanto expresión de terror del Estado, hacia ciudadanos incapaces de reponerse de tantos cobros (tenencia, estacionamiento, declaraciones a Hacienda, colegiaturas y hasta el pago doble de consultas médicas porque en el Sector Salud la desatención alcanza niveles grotescos.

Decíamos falta de moral porque hay por lo menos tres temas en el ámbito ecológico, para sentir una pena profunda… para sacudir a los servidores públicos enfundados en prendas de aparente defensa a nuestro maltrecho medio ambiente, cuando en la realidad, lo que interesa es recolectar en canastas un tributo más, el correspondiente al uso del aire y, claro sustentado en el impacto causado por los viejos y humeantes motores, de autos pertenecientes siempre a las personas que más los necesitan.

1.- Tenemos cinco años (casi seis) aguardando por un proyecto atribuido al Instituto Politécnico Nacional (IPN) cuyo propósito es la recuperación del río Zahuapan. Como veo las cosas, seguiremos esperando hasta el fin de los tiempos para contar con ese estudio. Y también seguiremos viendo cómo las autoridades piden dinero para construir nuevas plantas de tratamiento de aguas residuales, mientras las ya existentes han dejado de funcionar por falta de recursos.

Está claro el interés de quienes gestionan y logran dicho recurso para construir obras tan infladas como inútiles; que les permitan adornar discursos con una presunta lucha en contra del deterioro ambiental, «culpa de todos nosotros» y así, puedan justificar el cobro semestral de una buena lana, para hacerse de la vista gorda porque nos atrevimos a andar jalando un viejo carro, con combustible a penas necesario para no quedar varado y, con las llantas tan lisas y delicadas que, hemos de procurar cuidados de más para circular, digamos en Apizaco, donde entre baches y obras no realizadas, cualquiera puede colapsar en la más insignificante jornada.

¿Sabe?, así como van las cosas, al río jamás lo van a recuperar. Que no nos engañen. Que no vengan personajes como el gober precioso a recordar aquellos ayeres en los cuales se divertía con su amiguito -también hoy en el ocaso de poder- introduciendo sus delicados piesecillos en un cuerpo de agua donde había carpas y ajolotes (y no las descargas tóxicas de Dow Química, defendidas a capa y espada por funcionarios que nos suponen unos imbéciles).

2.- ¿No cree usted que es amoral dar un uso político a los depredadores del bosque? Pues claro. Por un lado nos informan de operativos intimidantes para dar lecciones épicas a familias que por generaciones han subsistido gracias a los recursos boscosos, y por el otro nada nos dicen de la destrucción de vastas áreas mediante el uso de maquinaria pesada y alta tecnología, en una especie de guerrilla depredadora, capáz de ocasionar un incendio forestal si se precisa de este para impedir el acceso a cualquier servidor público despistado con la creencia de que es posible defender un recurso tan nuestro (así lo queremos ver) como la Malintzin.

Los años pasan y seguimos acariciando el mito de recibir recursos de la comunidad internacional debido al esmero con el que cuidamos nuestras montañas.

Pero al ser incapaces de anteponer el interés colectivo de nuestra emblemática Doña Marina, al particular de las gavillas bajo un desempeño propio del crímen organizado, pues a los euros que podrían venir, sencillamente les salen alas, y se esfuman. No conviene a los verdaderos amantes de la naturaleza hacer tratos con políticos tan descastados como los mexicanos.

3.- ¿Por qué no exigimos a la autortidad un listado de propietarios de los centros de verificación vehicular?

No me crea mucho pero, dispongo de información en el sentido de que el botín de los verificentros fueron otorgados a puros cuates. Son algo así como patentes de notario que aseguren el futuro de los beneficiados. Y cuando se puede hurgar en esta pachanga, no deja uno de sorprenderse al conocer los nombres de los grillos metidos a supervisores del medio ambiente.

Por favor… si ellos mismos son incapaces de controlar sus vapores etílicos y se envenenan a sí mismos con el tufo que despinden y, queremos responsabilizarlos de cuidar el aire que respiramos.

Oiga, no seamos tan ingenuos.

A ver, usted sabe que las ganancias de las patrullitas de la extorsión, se reparten fifty-fifty entre el concesionario y la autoridad.

Depede de nosotros dejar que nos hagan sus puerquitos.

Chipi chipi de trascendidos tlaxcaltecas

.

Es muy probable que en la próxima administración la procuraduría general de Justicia quede en manos de una mujer. Las encuestas y la mala evaluación que tiene el actual mandatario Héctor Ortiz.


Se dice que será en estos días cuando el gobernador electo de Tlaxcala, Mariano González Zarur, retome sus encuentros con secretarios del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, con el propósito de hablar sobre los proyectos que su administración pretende poner en marcha el próximo año.

Un encuentro ya confirmado es con el secretario de la Defensa, Guillermo Galván Galván, por lo que una parte importante de la agenda del mandatario electo se empezará a desarrollar en la capital del país.

Se dice que será a finales de octubre y a principios de noviembre cuando Mariano González tenga definido los nombres de las personas que lo acompañarán en su gobierno.

Des de ahora no descarte que a la Procuraduría General de Justicia del Estado llegue una mujer con experiencia y que en las últimas semanas se ha ganado la confianza del priista.

Se dice que la percepción que hay del gobierno de Héctor Ortiz Ortiz no cambiará en lo que resta de su administración, pues según diferentes encuestas el mandatario panista recibe una calificación reprobatoria de sus gobernados.

Hace unas semanas salió mal evaluado en un estudio realizado por el Gabinete de Comunicación Estratégica y hoy se confirman esos datos con la encuesta elaborada por el periódico El Universal.

Se dice que el director general del IMSS, Daniel Karam Toumeh, anda buscando al nuevo delegado del instituto para Tlaxcala, pues es un hecho que el diputado federal Julián Velázquez, se mantendrá como legislador.

Se dice que otro funcionario del gobierno de Héctor Ortiz —aparte de Víctor Cánovas Moreno— que podría formar parte del próximo gabinete del gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas es Miguel Ángel Islas Chío.

Islas Chío es uno de los operadores políticos de la lideresa nacional del SNTE, Elba Esther Gordillo Morales y se menciona que podría ser secretario de Educación en Puebla o mínimo subsecretario.

Se dice que el sindicato de reciente creación en el Hospital Infantil de Tlaxcala tiene molesto al equipo de Mariano González, pues el actual director administrativo de ese nosocomio apoyó esa decisión con dolo y mala fe.

Según los datos que llegan a los priistas, cada vez hay más evidencia de que en todas las dependencias de gobierno panista se lleva a cabo una basificación de trabajadores, lo que en su momento podría generar un problema a la próxima administración.

La verdad oculta tras el odio entre Minerva y Sánchez Anaya

.

Se ha llegado a especular a tal grado sobre el desencuentro entre los dos senadores perredistas de Tlaxcala que, hasta temas personales se utilizan en esta guerra. * El dislocado incremento del pasaje y su amañado manejo.


Dos versiones de perredismo dos, rompieron lanzas tras la catástrofe del cuatro de julio. La primera en soltar metralla es comandada por el senador Alfonso Sánchez Anaya, quien en particular además celebra el triunfo de “Marianito” (así llama a González Zarur), conserva pura (y así lo reza) su vocación pejista.

Enfrente, Minerva Hernández Ramos, decidió reaparecer. Y aunque prefiere no decirnos que  pactar con Manuel Camacho y su DIA –vía el chucho mayor – ve en Marcelo Ebrard Casuaubón, la causa por la que apuesta aliarse en el mediano plazo con el PAN de Felipe Calderón –el mismo que la hundió en los pasados comicios- formar parte de un gran frente, cuyo principal reto es oponerse al retorno del PRI a la Presidencia.

Fans de AMLO  e incondicionales de Marcelo, dibujan entonces una lucha sin tregua y la llevan a la parcela local, aprovechando cualquier oportunidad para picar sus ojos o, asestar puntapiés tantas veces como puedan.

Pese a haber sido equipo en aquél gobierno derrocador del PRI (1998-2004) con el tiempo tomaron caminos distintos. Hoy no se apetecen.

Eso sí, ASA les demostró hasta dónde tiene fuerza para perjudicarlos. Misógino, lo llama Abel Hernández, en su primera colaboración publicada por e-consulta.

Ambas causas, AMLO y Marcelo, habrá que colocarlas en perspectiva.

Yo creo que perfilan una elección en tercios (con Manlio, Peña Nieto o Beatriz por el PRI), ante una evidente ventaja del guapito gobernador del edomex en las pantallas de Televisa y con el beneplácito de Carlos Salinas de Gortari.

El tabasqueño y la pureza de sus planteamientos buscan la transformación de fondo. Desafían al actual sistema, pero dispone de una estructura finita en extremo, la del Partido del Trabajo (PT) apoyada por individualidades de la talla del “senador güerito de rancho”, y otros entes auténticos de la izquierda con riesgo de anidar en la utopía.

El carnal Marcelo, bajo el ajedrez planteado por Manuel Camacho Solís, probó en Puebla y Sinaloa –creo que Oaxaca plantea otra circunstancia – que la alianza contra natura con el enemigo histórico del perredismo (el PAN) posibilita triunfos bajo la premisa del momento: “aiga sido como aiga sido”.

Es una forma de aprovechar el pánico de Calderón al desahucio de Los Pinos, planteando alternativas complejas que ya pudieron coronarse en aquellas entidades federativas y, estuvieron a punto de hacerlo en Hidalgo, Veracruz y Durango.

Así que el golpeteo entre ASA y Minerva, no es sino la prueba de que ambos enfocan sus energías a proyectos tan distintos que les ha de ir la vida en apoyarlos.

Minerva sucumbiría a la causa de Adriana, (la panista del aiga sido) sólo a través del ofrecimiento de una excelente cartera en la campaña de Ebrard.

Y ASA, pues no veo quien le pueda desplazar de la representación pejista, ganada a pulso con un activismo fuera de discusión.

Y al ser apremiante una causa para Minerva en el ejercicio de reaparecer tras su fracaso electoral, pues qué mejor que aprovechar la oportunidad de vapulear al gobernador en funciones, Héctor Ortiz, el peor dice ella, no sé si como una afirmación por contar con las pruebas, ó, como elemento persuasivo para la conciencia colectiva, ávida de culpar a alguien por las deterioradas condiciones económicas y sociales a las cuales nos crecemos.

El incremento amañado del pasaje

El devaluado legislador priísta, Arnulfo Arévalo, se sumó a la consigna de ciertos transportistas por elevar el costo del pasaje, de 4.50 a 7.50 pesos, como si la economía del pueblo fuese el juego mediante el cual puede bromear con su improductividad.

Resulta que a instancias de Rubén Darío Domínguez –marianista de súbito tras prolongado besamiento de pies al actual régimen – comenzó a manejarse este despropósito en la tarifa mínima del transporte, para detonarla antes que Mariano González Zarur, asuma como gobernador, el 15 de enero de 2011.

Así, él llegaría sin el reto de retener el descontento social por el incremento, que busca ser –obvio- muy superior a lo que la lógica demanda, aunque no en las proporciones dislocadas y estúpidas con las que malamente lo pretende el singular transportista, cuyo historial a cualquiera pone chinito.

El travieso, el mago, el caporal, las Periañez… ¿le son familiares estos sobrenombres?

.

Ya viene la última feria de Tlaxcala en manos de Danny “el travieso” Herrera Murga, quien luego de un merecido descanso, vuelve a la escena con nuevos bríos para no dejar títere con cabeza durante “La Feria de todos los antros”.

Tras unas necesarias vacaciones (no sé si en Ixtapa, Huatulco u Oceánica), Danny el Travieso Herrera Murga, regresa por sus propios fueros para hacerse cargo de la fiesta más importante de la entidad: la Feria de Tlaxcala.

Oye, es el último año y hay que sacar lo que se pueda…

¿Escaparate cultural, artesanal, de música y contento?, no, para nada… hay que reponerse de los excesos y, si para ello es necesario abusar con el precio de los locales, pues, qué caray, verdad…

Ahora bien, si los principales espacios pueden quedar en manos de incondicionales, ya sabes, el negocio es más seguro entre cuates, para poder cubrir aquello de que les venden bebidas y otras cosas que atarantan, lo mismo a menores de edad que, a quien ande ganoso de sumarse a la conmemoración de este año de Hidalgo.

Dicen que ante la dificultad encarada por Danny para dejar el sitio aquél (ya sabes no, donde te la pasas entre terapia y terapia, y no necesariamente a base de arcilla en la piel), el alegre jefe ofreció el soberano negocio a mister Jesús Luévano.

Y también dicen que este lo rechazó, temeroso de hacer el oso, pues ignora las jugadas de pizarrón atribuidas al malhablado de Turismo, y lo más grave: carece del equipo humano necesario para organizar “un latrocinio colectivo”, en contra de aquellos despistados, dispuestos a hacer bulto durante las más de tres semanas, entre octubre y noviembre.

Ajá, y quién conforma al tal equipo ese, tan infalible como efectivo (para la tranza).

Haz de cuenta que tienes frente a ti al raro team de candidatos del Partido Socialista (PS), propuesto por Herrera. O sea, Margarito Pérez (el mago, porque desaparece todo), Jaime Montiel (el caporal, pues se la pasa correteando bueyes… en la Pamplonada) y “las conejitas”: un puñado (creo que son cuatro) de maravillosas ¿políticas?, cuya transformación física, pecuniaria y hasta doctrinal, es un escándalo.

Se les conoce como las cuatro (des) gracias de Terrenate.

Vamos, al grado que una de ellas, hasta alcaldesa de ese municipio resultó electa.

A su paso por varias direcciones administrativas amasaron la solvencia (¿moral?… ¡ora!…) que les permitió levantar el feudo más célebre de aquél municipio, pasando de la modesta y acogedora casita, en la cual pasaron sus primeros años, a la mansión de los locos Adam’s en pleno corazón de esta comarca.

Bueno, lista la pandilla (el travieso, el mago, el caporal y las Periañez)… que suelten a los toros y que Dios nos agarre confesados, pues estaremos ante el cínico negocio en que se convierte a la Feria de Tlaxcala.

No sé qué esperan

Dos personajes dos: Víctor (el nayarita) y Daniel (el travieso), han impreso –cada cual a su muy particular estilo – la peor imagen de corrupción al régimen que corre.

Creo que una administración con el mínimo de intolerancia al delito, a estos dos y a otra media docena, los tendría a buen resguardo, porque no se puede concebir semejante grado de cinismo.

Lo peor estriba en que personajes de esta ralea ya se apuntan para reafirmar sus parcelas de poder, digamos en el área de procuración de justicia del fabuloso gobierno priísta prometido por Mariano González Zarur.

Grave, el consumo de drogas en secundarias y bachilleratos de Tlaxcala

.

¿Sabe usted de la intensidad sexual en el traspatio del Cebetis, horadado en su barda perimetral para que irrefrenables jóvenes entren y salgan a placer?, ¿Sabe de las borracheras, con caguamas y mota que a diario se dan en los Cobat?


Jonathan es alumno de bachillerato. Sus calificaciones van en picada desde que cursaba la secundaria; de hecho su madre, su abnegada madre, tuvo que dormir afuera del plantel para alcanzar ficha.

Hace poco se desvaneció en plena ceremonia a la bandera. Unos lo atribuyeron a su constante ayuno.

Hubo otros que, alarmados lo creyeron en una crisis diabética.

Maestros y papás lo llevaron a un hospital. Y además de la sutura en el pómulo derecho, solicitaron a los médicos un análisis de sangre (querían cerciorarse de la causa del desmayo).

Así de rápido lo descubrieron.

El joven, ni enfrentaba un mal hepático, ni su caída se debió al ayuno. Lo dobló lo que se conoce como síndrome de abstinencia, o sea, una súbita suspensión en el consumo de cocaína.

Cuando la mamá se enteró, no daba crédito. Una y otra vez lo cuestionaba: “¿en qué te fallé?”. Pero no tuvo más opción que adentrarse en la azarosa vida de su hijo, y enterarse que desde la secundaria prefería desayunar un cigarro de mariguana y una caguama.

Atrás quedó la mujer confiada, débil y llorona, negando el coctel de adiciones en que se Jonathan se hundió. ¿Es posible que desde los doce años esté inmerso en este infierno?

Sí, lo es.

Es uno de los cuatro de cada diez jóvenes en esta edad que en Tlaxcala deben recibir una atención especial, según la Segunda Encuesta Nacional sobre Exclusión, Intolerancia y Violencia en las Escuelas de Educación Media Superior.

Los Colegios de Bachilleres (Cobat), el Bachillerato Tecnológico (Cebetis) y otras instituciones públicas y privadas no deberían ser parte de los números alegres dados por las autoridades, en el sentido que Tlaxcala es un estado seguro.

No lo es. La venta de estupefacientes y su consecuente afectación al cuarenta por ciento de los y las jóvenes en educación media superior, debería quitarnos lo hipócritas, para no dejar al santo de nuestra devoción el alivio de aquellos a quienes urge una atención especializada.

¿Conoce alguna de las horadaciones en la barda perimetral del Cebetis, por donde entran y salen los jóvenes sin control alguno?, ¿Sabe de la intensa actividad sexual en el traspatio de dicho bachillerato?, ¿Conoce así de poco sobre las borracheras épicas que a diario se verifican en los Cobat?

¿No?

¿Pues dónde vive?

El caso Orlando, a la Sala Superior

Uno de los dos magistrados de la Sala Electoral Administrativa (SAE) se dobló ante el inminente fin de sus actividades en el Poder Judicial de Tlaxcala. Su única salida es retornar a la universidad para no quedar sin chamba.

La condición impuesta fue declarar válida la elección municipal más sucia de la que se tenga memoria, o sea la de Apizaco, donde Orlando Santacruz, debe apresurarse a vivir el efímero sueño que le permite el traslado de la causal genérica –conocida como inequidad – al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Por cierto, en esos lugares el nombre del diputado con licencia, digamos que carece de una gran imagen.

Puede llegar hasta a pensarse que su sola mención causa náuseas a más de uno, por la recurrente insistencia en temas indefendibles (que por cierto siempre ha perdido).

Hoy, Reyes Ruiz, se ha prestado a encabezar una lucha cuyo único fin parece ser la anulación de la jornada en este municipio. Detrás de él, un equipo con el encargo superior, tiene como objetivo la recuperación de un botín, tan apreciado como lo es la ciudad modelo y sus juntas auxiliares.

Esta es una tierra buena. Su gente no merece la desventura de los últimos años.

Estoy solidario con este gran municipio y espero que los bichos nocivos sean exterminados.

El abrazo de Calderón y Ortiz en el Campo Marte; Adri, ponte a trabajar…

.

A lo mejor Adri pensaba que el Presidente iba a echar ojotes o iba a sacar la lengua al gobernador de Tlaxcala, ahora que se reunieron con motivo de los Diálogos por la Seguridad Nacional. Esto significa que con todo y sus modotes, la seño debe ponerse a trabajar.

El presidente Felipe Calderón Hinojosa necesitaba que alguien –como lo hizo con su silencio el gobernador de Tlaxcala – lo respaldase en las intensas jornadas del Diálogo por la Seguridad Nacional, que inició el pasado martes y concluyó ayer jueves.

Lo que Calderón buscaba eran propuestas, pero hay tanto rencor, sobre todo entre familiares de las víctimas de la violencia –esta guerra ya cobró 28 mil vidas – que comenzaron los reproches y los golpes bajos y, decíamos, lo que se pretendía como un ejercicio de suma, acabó evidenciando profundas divisiones entre poderes y amargos calificativos con los demás ámbitos de la sociedad mexicana.

Así que faltaba una mano solidaria con Calderón.

Y apareció Héctor Ortiz Ortiz, con la oportunidad –que la aprovechó muy bien – de resarcir la relación con el Jefe de las Fuerzas Armadas.

Fue un amable intercambio de parabienes, entre los cuales sobresalieron las palabras de Calderón, felicitando al mandatario tlaxcalteca por las condiciones de seguridad que privan en Tlaxcala.

Los elogios fueron mutuos y, pueden corroborarse con la imagen difundida por prensa de gobierno, donde se aprecia a ambos panistas, estrechándose en el marco de dicha actividad.

Claro, no se puede ignorar la connotación política de dicho saludo. Porque más de uno, suponían que un reencuentro entre Ortiz y Calderón estaría plagado de reproches.

Pero no fue así. Al contrario, como que la derrota electoral tlaxcalteca es un asunto al cual el Presidente sólo da la importancia que le merece.

Aunque de ninguna manera podría evadir la responsabilidad de la derrota, a causa de la candidata disfuncional impuesta por él, y el pésimo ajedrez de los días previos a la jornada, con la perniciosa dimisión de Minerva Hernández, a la causa panista.

Y en consecuencia:

Como si fuese un acto de magia, dicho saludo y su difusión, apagó el fuego destructor de la ex candidata aliancista al gobierno tlaxcalteca.

Al parecer, la actitud solidaria de contento que, suele caracterizar a los panistas (aunque anden que se los lleva…) regresó a la graciosa militancia tlaxcalteca, por lo que atrás quedarán los desencuentros con diputados electos y los rosarios de reproches a quienes pusieron de su parte para conseguir aquellos 193 mil votos (que de todos modos no sirvieron para ganar).

Los lloriqueos con Gerardo Ruiz Mateos y, el nihilismo en el que de repente se vio Adriana inmersa, tomaron el nivel que les corresponde. Entonces el PAN se ha de asumir como real partido opositor, dejando para mejores momentos las rabietas de quien supuso que hacerse gobernadora de un estado, nada más consistía en ocurrencias como quitarse los zapatos o hacer referencia a los huevos (sin importarle los niveles de vulgaridad atestiguados por panistas de primer nivel quienes aceptaron participar en la campaña más rarita de la que se tenga memoria).

Los negocios de la arqui…

De aquella modesta morada en la colonia La Joya, a las millonarias inversiones en un ranchote en San Lucas Cuauhtelulpan, sin dejar de mencionar negocios de comida rápida, pues claro que se generó la crítica en contra de una de las funcionarias más polémicas del actual gobierno.

Cuando protestó como oficial mayor, su preocupación no era precisamente la vestimenta o el calzado (como suele pasar con la frivolidad de ciertas servidoras públicas), sino porque de plano ignoraba qué se hacía en esa oficina (Oficialía Mayor) de la cual la acababan de hacer titular.

Cierto, es el sueño americano con sede en tierras de Xicohtencatl. Es comenzar con la modesta y muy digna venta de confecciones y acabar viajando en vehículos más que ostentosos, ofensivos a la pobreza que vivimos en el estado menos favorecido del país.

Con justa razón, constructores que arriaban una bandera opuesta a la defendida por quien hoy se desempeña como oficial mayor (cuando asignaba obra en Secoduvi) están más que molestos y demandan, de los diputados de oposición, se investigue lo que podría ser uno de los casos de enriquecimiento ilícito de quien inventó empresas para triangular gestiones y, encabezó constructoras a las que benefició con importantes obras.

Ese es un trabajo que todos agradeceremos a los señores diputados.

Del puente hundido al auditorio inconcluso: obra pública, el talón de Aquiles

.

Comenzaron a aparecer las obras deficientes e inconclusas que, ni mandadas a hacer para el próximo gobernador, pusieron en charola de plata la vulnerabilidad del actual régimen.

La administración Ortiz, enfrenta severos desafíos en obra pública: se hunde en el río Zahuapan un puente carretero del libramiento con un costo multimillonario, el auditorio para cinco mil en la Plaza Cultural del Bicentenario duplicó su presupuesto y parece que no se culminará, el recinto ferial de Chiautempan infló sus costos a manos del polémico Wilfrido Domínguez, se cancela el proyecto de las nuevas oficinas de la Secretaría de Salud.

Pese a los contenidos deseos de venganza del gobernador ubicado en la sala de espera, al cambio de chaqueta de cientos de tipos que aún cobran en este gobierno pero, se aprestan para solicitar su ingreso al próximo y sobre todo, a que las cosas no salieron como estaban planeadas el pasado cuatro de julio, la pasividad ha impuesto condiciones.

Lejos de un cierre dinámico de actividades para aquello que se llama “transición de terciopelo”, se puede palpar una especie de cansancio indolente que, no llega a advertir el enorme riesgo de bajar la guardia, en el momento preciso que los cuidados deben ser extremos pues, nuevas voluntades se encuentran ávidas de tomar el control en sus manos.

Entre hoy y el 15 de enero de 2011 hay un universo. No deben los funcionarios suponer que el tiempo transcurrirá en un abrir y cerrar de ojos, como cuando les asistía la suficiencia presupuestal y no había riesgos de que el poder marcase fechas fatales para desaparecer.

El libramiento carretero, obra polémica en cuya adquisición de terrenos hubo grandes beneficios para ciertos personajes, enfrenta –como decíamos al principio – el hundimiento de un puente tan caro como lo podría ser el nuevo edificio de la Secretaría de Salud.

¿Sabe?, una obra de semejante importancia no puede ser construida sobre pilotes sembrados con deficiencias. Para eso existen los laboratorios dedicados a estudiar el comportamiento del subsuelo. Y sin ser perito en el ramo, le puedo adelantar que dicho hundimiento obedece a la indolencia, de los residentes al secretario responsable –desde luego, pasando por el dueño de la constructora – para satisfacer los protocolos de ingeniería.

En consecuencia, decenas de millones de pesos habrán de ser derruidas. A no ser que un verdadero milagro permita que esos pilotes broten como plantas de maíz y nos deslumbren a todos con un resplandor celestial, como seguramente lo querrían los responsables.

En otras palabras, colapsó ese libramiento, magna obra de la actual administración.

Cuando a los trabajadores de la Secretaría de Salud se les ofrecieron mejores condiciones para el desempeño de sus labores, en un nuevo edificio, no se previó que a la hora de la verdad, el valemadrista secretario de Salud, Constantino Quiróz Pérez, habría de reconocer que no hay presupuesto para ese proyecto.

O sea, quitaron a los burócratas de una zona donde se erigiría otra obra soberbia (la plaza cultural del bicentenario), derruyeron un edificio funcional y, hoy no tienen dinero para construir otro.

Ah, pero pagan cantidades monstruosas por concepto de renta de un edificio aún peor del que fueron desplazados.

Eso es un exceso.

Como lo fue el prespuesto mega inflado por Wilfrido Domínguez, el escandaloso ex titular de la Secretaría de Obras (Secoduvi) incapaz de cumplir con el encargo ante el Gobierno Federal, y por consecuencia, responsable directo de la devolución de cantidades millonarias, como si a Tlaxcala le sobrara el dinero.

Este es otro exceso.

Y qué, ¿suponen que el mandatario electo no toma nota de cada muestra de vulnerabilidad?

Oigan, qué delicada situación enfrentan estos funcionarios. Vamos, ni mandados a hacer para los intereses del anunciado gobierno priísta que viene, lleno de soberbia y deseos de venganza.

Sabemos de otros servidores públicos, sobre todo aquellos dedicados a cuestiones administrativas, concentrados en cuerpo y alma para que cuadren los números. Pero con wilfridos y constantinos es imposible lidiar.