[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘Minerva Hernández’

Mensajes y sus interpretaciones

.

Diferentes lecturas e interpretaciones tendrán los mensajes que ayer fueron enviados por actores políticos tlaxcaltecas en distintos eventos. Todos están relacionados con el desarrollo de las elecciones del 1 de julio en que los ciudadanos elegirán presidente de México, senadores y diputados federales y locales.

Mensajes Mena

El gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez aprovechó el aniversario luctuoso del ex mandatario Emilio Sánchez Piedras para hacer un llamado a la unidad y evitar la confrontación después de las elecciones.

Palabras más, palabras menos, dejó claro que él seguirá siendo el gobernador de Tlaxcala sean cual sean los resultados de los comicios.

Muchos reconocieron su actitud demócrata, pero otros interpretaron su mensaje como una señal de derrota anticipada para los candidatos de la coalición integrada por el PRI, Nueva Alianza y el PVEM denominada “Todos por México”, sobre todo porque es la tercera ocasión en menos de un mes que Mena Rodríguez aborda el tema de la unidad y de que él seguirá siendo gobernador pase lo que pase el 1 de julio.

El PRI y sus aliados saben que no la tienen fácil porque conocen lo que representa el arrastre del candidato presidencial de Morena Andrés Manuel López Obrador, pero tampoco se dan por vencidos y es obvio que tratarán de ganar posiciones cueste lo que cueste.

Los que ayer aceptaron su derrota fueron los candidatos a diputados federales de la coalición Por México al Frente conformada por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, pues de los tres abanderados sólo Humberto Macías Romero fue el único que se presentó al foro organizado por los empresarios afiliados a la Coparmex.

La ausencia de la panista Guadalupe Sánchez Santiago y la perredista Alejandra Ramírez Ortiz, candidatas a diputadas federales por los distritos dos y tres, respectivamente, dejó mal sabor de boca a los empresarios, sobre todo porque los asistentes interpretaron que la pela por esas posiciones está entre los abanderados de Morena y los del PRI.

Los empresarios no pudieron ocultar su simpatía por los candidatos de Morena y en especial por Lorena Cuéllar Cisneros, a quien se le vio más que cómoda por el trato y recibimiento que tuvo.

Mariano González Aguirre, candidato del PRI a la diputación federal por el primer distrito no dejaba de repetir que ellos darían la sorpresa y que Morena pagaría su exceso de confianza.

Sin aceptarlo abiertamente con las personas que conversó en el salón donde se realizó el foro antes mencionado, el hijo del ex gobernador Mariano González Zarur dejo entrever que a 16 días de las elecciones el PRI y sus aliados no encabezan las preferencias en Tlaxcala, pero que aun así pueden remontar y obtener los triunfos.

Un pleito que amenaza con subir de todo es que el inició la desesperada candidata del PAN al Senado Minerva Hernández Ramos, quien ha lanzado dardos envenenados al gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez y a su contrincante Anabel Alvarado Varela, con acusaciones falsas que no han tenido el efecto esperado.

Fiel a su estilo y tal como lo hizo en el 2010 cuando acusó de corrupto al ex gobernador Héctor Ortiz Ortiz, la ex perredista hoy denuncia que el mandatario supuestamente presiona a los alcaldes para que operen a favor del PRI a cambio de la aprobación de sus cuentas públicas y de un supuesto favoritismo hacia un familiar de Anabel Alvarado que logró una concesión en el Zoológico del Altiplano.

Lo primero es totalmente falso y lo segundo es una verdad a medias, porque la concesión que logró el papá de Anabel Alvarado se otorgó hace cuatro años cuando el gobernador era Mariano González Zarur.

Lo bueno de esta historia es que Minerva Hernández ya evidenció que su fuente para obtener la información que usa para para “golpear” al gobernador Marco Mena y a Anabel Alvarado provienen de su amiga María Maricela Escobar Sánchez, quien se hace cargo de la Contraloría del Ejecutivo.

La tribu de Andalco… la novedad incongruente del perredismo en Tlaxcala

.

El perredismo a la tlaxcalteca es tan permisivo que hoy, un personaje como Andalco, fue capaz de formar a rete hartos izquierdosos, sin decirles que el objetivo es respaldar a Mariano, y por su lado, la ex diputada Gastélum, dice que esta tribu apoya a Marcelo…

Son capaces de lanzarse maldiciones, de llamarse “enanos”, y de retirarse el habla. Sin embargo los mueve el mismo fin: apoyar la candidatura de Marcelo Ebrard Casaubón, a la presidencia de la República.

Este domingo, el bigote que engaña (también conocido como Luis Mariano Andalco), muy seriecito rindió protesta como mero mero de la Izquierda Renovadora en Movimiento (IRM), haga usted de cuenta como una gota de agua, con la pachanga en torno del Bloque de Izquierda Social (BIS).

Nada más que ahora, la ex diputada perredista, Martha Dalia Gastelum Valenzuela (eterna enemiga de la senadora Minerva Hernández Ramos), comenzó a mostrar el cobre, respecto al objetivo que le mueve para hacer una tribu grande, grande, es decir, el acopio de apaches (así los llama Alfonso Sánchez Anaya) para formarlos en las filas en apoyo al Carnal Marcelo.

Así como para tapar el ojo al macho, la Gastélum, sostiene que parte de su corazoncito, está con Andrés Manuel (nada más que allá no hay dinero), y aprovecha el viaje para rechazar cualquier acuerdo en lo obscurito con el creador del aiga sido como aiga sido.

Nel, sostiene Martha Dalia. Con Calderón, bueno y poco.

Y con su postura puede uno asomarse al contaminado contexto en el cual pervive una Izquierda, a la que sólo Andrés Manuel puede dar legitimidad, mientras Marcelo se conduce pragmático, justificando los medios.

Si al ingreso de Minerva Hernández en el PAN, lo visualizamos como una especie de avanzada de Marcelo como causa, al ala liberal del blanquiazul (bajo la batuta de Gustavo Madero) nos ha de caer el veinte, con respecto a la tirada del partido en el poder. Mediante sus diversas expresiones, está dispuesto a aliarse con el mismo demonio, con tal de conservar la esperanza de no perder la elección en 2012.

Como se ha hecho costumbre, la ambivalencia es una constante en los partidos políticos. Tienen una cara en lo nacional pero, aquí sus objetivos son distintos. (ahí tiene usted a Convergencia).

La misma historia se teje con los perredistas de Andalco. La seño Gastélum señala el rumbo hacia Ebrard, pero Luis Mariano habrá de obedecer la indicación de Alfonso Sánchez Anaya, pejista de hueso colorado, en lo nacional, aunque en lo local su corazón y sus votos están con Mariano González Zarur, su queridísimo pariente.

Así que, siendo Enrique Peña Nieto, quien se halla en el altar de Mariano, no dude usted que ASA pudiera en un momento sesgar los votos hacia ese rumbo y no, hacia el Peje, tal y como lo tiene convenido originalmente.

Ah de la lealtad y la palabra empeñada en la política a la tlaxcalteca.

Hoy te dicen una cosa y mañana tratan de convencerte de lo contrario.

Pero en este submundo hay otra clasificación. La que ocupan personajes de la talla de Antonio Mendoza, el diputado perredista más orticista de todos, capaz de aprovechar el foro donde Andalco alzó la mano izquierda, para quejarse porque la candidatura amarilla se le fue de las manos.

No me la dieron, chilló, fueron gachos, yo si hubiera ganado, snif, snif.

Y todos se quedaron como extrañados con semejante teatrito.

Nombre, pura gente valiosa. Se pudo ver a Jelipe Sánchez Lima y a Arnulfo Corona Estrada, vamos, puro académico…

Hieden las patrullitas, pero ¿los verificientros a quién se los regalaron?

.

Fabián Pérez Flores, que no es un portento de servidor público, tiene el deber moral de exhibir un listado de los propietarios de verificentros, así como dar el nombre del empresario a quien se otorgó la concesión para extorsionar a quienes carecen de verificación. Hay de todo en el negocio del medio ambiente, desde diputados hasta funcionarios de primer nivel.


Pues ahora sí, la falta de moral que, en ciertas dependencias de esta administración panista es crítica (en otras es espantosa) oblgó al coordinador de Ecología, Fabián Pérez Flores, a sacar de circulación a las molestas patrullitas, en tanto expresión de terror del Estado, hacia ciudadanos incapaces de reponerse de tantos cobros (tenencia, estacionamiento, declaraciones a Hacienda, colegiaturas y hasta el pago doble de consultas médicas porque en el Sector Salud la desatención alcanza niveles grotescos.

Decíamos falta de moral porque hay por lo menos tres temas en el ámbito ecológico, para sentir una pena profunda… para sacudir a los servidores públicos enfundados en prendas de aparente defensa a nuestro maltrecho medio ambiente, cuando en la realidad, lo que interesa es recolectar en canastas un tributo más, el correspondiente al uso del aire y, claro sustentado en el impacto causado por los viejos y humeantes motores, de autos pertenecientes siempre a las personas que más los necesitan.

1.- Tenemos cinco años (casi seis) aguardando por un proyecto atribuido al Instituto Politécnico Nacional (IPN) cuyo propósito es la recuperación del río Zahuapan. Como veo las cosas, seguiremos esperando hasta el fin de los tiempos para contar con ese estudio. Y también seguiremos viendo cómo las autoridades piden dinero para construir nuevas plantas de tratamiento de aguas residuales, mientras las ya existentes han dejado de funcionar por falta de recursos.

Está claro el interés de quienes gestionan y logran dicho recurso para construir obras tan infladas como inútiles; que les permitan adornar discursos con una presunta lucha en contra del deterioro ambiental, «culpa de todos nosotros» y así, puedan justificar el cobro semestral de una buena lana, para hacerse de la vista gorda porque nos atrevimos a andar jalando un viejo carro, con combustible a penas necesario para no quedar varado y, con las llantas tan lisas y delicadas que, hemos de procurar cuidados de más para circular, digamos en Apizaco, donde entre baches y obras no realizadas, cualquiera puede colapsar en la más insignificante jornada.

¿Sabe?, así como van las cosas, al río jamás lo van a recuperar. Que no nos engañen. Que no vengan personajes como el gober precioso a recordar aquellos ayeres en los cuales se divertía con su amiguito -también hoy en el ocaso de poder- introduciendo sus delicados piesecillos en un cuerpo de agua donde había carpas y ajolotes (y no las descargas tóxicas de Dow Química, defendidas a capa y espada por funcionarios que nos suponen unos imbéciles).

2.- ¿No cree usted que es amoral dar un uso político a los depredadores del bosque? Pues claro. Por un lado nos informan de operativos intimidantes para dar lecciones épicas a familias que por generaciones han subsistido gracias a los recursos boscosos, y por el otro nada nos dicen de la destrucción de vastas áreas mediante el uso de maquinaria pesada y alta tecnología, en una especie de guerrilla depredadora, capáz de ocasionar un incendio forestal si se precisa de este para impedir el acceso a cualquier servidor público despistado con la creencia de que es posible defender un recurso tan nuestro (así lo queremos ver) como la Malintzin.

Los años pasan y seguimos acariciando el mito de recibir recursos de la comunidad internacional debido al esmero con el que cuidamos nuestras montañas.

Pero al ser incapaces de anteponer el interés colectivo de nuestra emblemática Doña Marina, al particular de las gavillas bajo un desempeño propio del crímen organizado, pues a los euros que podrían venir, sencillamente les salen alas, y se esfuman. No conviene a los verdaderos amantes de la naturaleza hacer tratos con políticos tan descastados como los mexicanos.

3.- ¿Por qué no exigimos a la autortidad un listado de propietarios de los centros de verificación vehicular?

No me crea mucho pero, dispongo de información en el sentido de que el botín de los verificentros fueron otorgados a puros cuates. Son algo así como patentes de notario que aseguren el futuro de los beneficiados. Y cuando se puede hurgar en esta pachanga, no deja uno de sorprenderse al conocer los nombres de los grillos metidos a supervisores del medio ambiente.

Por favor… si ellos mismos son incapaces de controlar sus vapores etílicos y se envenenan a sí mismos con el tufo que despinden y, queremos responsabilizarlos de cuidar el aire que respiramos.

Oiga, no seamos tan ingenuos.

A ver, usted sabe que las ganancias de las patrullitas de la extorsión, se reparten fifty-fifty entre el concesionario y la autoridad.

Depede de nosotros dejar que nos hagan sus puerquitos.

AMLO-PRI, barruntos de una temible alianza

.

Hay que verlo en la parcela local; a la fuerza de AMLO, cómo le hace bien mover el tapete al sistema del aiga sido. ASA recobra una fuerza innegable en el perredismo de Tlaxcala y hasta es probable que su esposa incursione en el gobierno de Mariano González Zarur.


El desahucio a priori del calderonismo en Los Pinos, aceleró la exhibición del maridaje alcanzado entre el PAN y el chuchismo y, nos obliga a hacer atisbos respecto a una potencial alianza entre la pureza ideológica del amlismo utópico y un robustecido priísmo, con pruebas, como lo registra el Edomex del «beneficio espontáneo» que al tricolor le puede significar cualquier gesto de Andrés Manuel.

Si lo trasladamos a la parcela local podemos ver a Alfonso Sánchez Anaya, quien ostenta aquí con esmero la representación del movimiento de López Obrador, guardando para sus propios intereses una amplia relación con el gobierno entrante, al grado que ya hay quien habla de la incursión de Maricarmen Ramírez García, en un área tan atractiva en la administración de Mariano González, como lo puede ser la Secretaría de Turismo (Secture).

Vivimos una etapa en la cual los cambios de fondo dibujan escenarios impensables hasta hace poco.

Alguien en nuestro país detenta a la definición como constante. Su nombre es Andrés Manuel. Otros viven para obstaculizarlo. Le tienen pavor. Si él decidiera abonar su desempeño con un poco de flexibilidad, cuidado con los escépticos, porque al cambio no lo paran ni los gringos.

Reitero, hay que ver el contexto en los estados. El nuestro nos enseña a un inminente perredismo, con la mayor parte de sus integrantes boquiabiertos por la medida tomada por Minerva Hernández y Ricardo Olivares.

También nos deja ver a ASA sin más opción que tomar al partido por los cuernos, debatirlo, refundarlo y definirlo, ya sin los rescoldos de los chuchos, cuya acción en la izquierda acabó por descubrir al PAN como la energía a la cual le fueron funcionales.

Oiga usted, la imagen de los nuevos panistas fue aprovechada por una desaliñada Adriana Dávila Fernández, para dejarse ver de nueva cuenta, pero con el mismo rostro.

Ni quien dude de su intercesión para agilizar el arribo de Minerva y el necesario reflector de Ricardo.

Ambos denegaban pertenencia a la casta divina de los buenos tiempos del perredé en Tlaxcala (1998-2004), mas los dos llegaron al CEN del PAN como seguramente lo llegaron a vislumbrar, sabiendo que no hay plazo que no se cumpla.

Qué cosas, verdad. Si la abanderada albiazul este cuatro de julio hubiese sido Minerva, otro gallo cantara a los panistas locales.

En su momento reclamamos la lunática actitud del inventor del aiga sido, para llevar a las últimas consecuencias a quien, descalza, resultó una conferencia magistral de lo que no se debe ser, ni hacer en la política.

La perspectiva desde el otro lado de la acera nos enseña a otra política, Minerva, con el interés legítimo de no tirar por la borda su plausible hacer legislativo.

Que tire la primera piedra el que se sienta libre de culpa.

Total, lo único que se pierde en estos episodios es la definición.

¿Qué más da en los albores de esa gran alianza (PRI-AMLO) que podría marcar una nueva etapa en la vida de todos los mexicanos?

Total (de nuez) a quienes tienen una real vocación de izquierda, los entusiasma que en la época del marianismo, por lo menos no hay esquemas tan hechos y cerrados como ocurre con el estertóreo orticismo.

Las razones de Minerva

.

Perdió la pelea en el PRD con Alfonso Sánchez Anaya, quien la sometió a una constante metralla a través de los sicarios de nombre Mariano Andalco y Felipe Sánchez lima -entre otros- sumisos a Mariano, promotores del PRI y, pendientes de renunciar, por congruencia, al PRD.

Una de las cartas de presentación de Minerva Hernández Ramos, durante la campaña a la gubernatura de Tlaxcala, fue la considerable productividad como miembro del Senado, sin duda la más destacada actuación del PRD.

Sin embargo, su ruptura con el también senador perredista, Alfonso Sánchez Anaya, tuvo un elevado costo.

Sicarios de ese partido, encabezados por Mariano Andalco y Felipe Sánchez Lima, se encargarían -por orden de Alfonso y sumisión a Mariano- de golpetear día a día a Minerva, quien aquí entre nos, aguantó vara, aunque al final del proceso exhibió el grave daño de ser la abanderada de un partido caótico, en disputa.

Ella lo llama doble moral en la carta mediante la cual justifica dejar al Sol Azteca.

Saúl Hernández, el secretario general del PRD -gente leal a Hernández Ramos- también lo considera un acto congruente, pero añade la invitación a los sicarios de los que le comenté aquí arriba, que reununcien también a este partido, pues fue más que evidente su activismo por el PRI y su abanderado, Mariano González Zarur.

Pero, ¿usted cree que ese par va a dejar las filas perredistas?

De ninguna manera. Hoy más que nunca son útiles al inminente mandatario estatal, para encabezar a la izquierda tlaxcalteca, procurando de ella la sumisión (como parte de aquella premisa de sumarse, sumarse y sumirse).

Minerva Estorbaba. Era la pieza sin encajar en el nuevo rompecabezas llamado perredismo en los tiempos de Mariano.

Seguramente lo evaluó y decidió llevar sus canicas a otro patio, donde por cierto le deparan un destino halagüeño.

Fíjese. Es casi un hecho que Minerva encabezará la Comisión de Desarrollo Social del Senado. ¿Le parece poco para una legisladora que mantiene elevado su record de iniciativas y propuestas, presentadas y registradas.

No, pues se estaba tardando.

Otro de los párrafos de puño y letra de Minerva, describe su formación basada en los principios de la izquierda.

Llegar al PAN, al grupo de Gustavo Madero, uno de los más destacados tiradores a la dirigencia nacional bajo el lema que combate la feudalización de ese partido, suena atractivo para la senadora tlaxcalteca, quien hubo de hacer tripas corazón cuando aceptó presentarse en aquella tristemente célebre rueda de prensa, al lado de Adriana Fernández, hecho que sería la tumba para ambas.

Tampoco perdamos de vista la vocación aliancista de Hernández, quien en su carta reafirma entrelíneas su apego al proyecto aquél planeado en las oficinas de Manuel Camacho Solís, para conformar coaliciones o alianzas en torno de Marcelo Ebrard Casaubón, quien por su lado ya reconoció que va con todo en búsqueda de la candidatura perredista a la Presidencia. Yo creo más que factible que esa candiatura sea común con el PRD de los chuchos, tan fiel a los interteses de Calderón.

Aún hay más. Se supone que Minerva dirigirá el apoyo a Ebrard, desde el ala panista a la cual recién llegó, a través de la Fundación Equidad y Progreso, por cierto muy avanzada en su consolidación y a punto de arrancar, pasado mañana jueves, para ser precisos.

Desmenusados los motivos del éxodo minervista puede que no suene tan descabellado.

El travieso, el mago, el caporal, las Periañez… ¿le son familiares estos sobrenombres?

.

Ya viene la última feria de Tlaxcala en manos de Danny “el travieso” Herrera Murga, quien luego de un merecido descanso, vuelve a la escena con nuevos bríos para no dejar títere con cabeza durante “La Feria de todos los antros”.

Tras unas necesarias vacaciones (no sé si en Ixtapa, Huatulco u Oceánica), Danny el Travieso Herrera Murga, regresa por sus propios fueros para hacerse cargo de la fiesta más importante de la entidad: la Feria de Tlaxcala.

Oye, es el último año y hay que sacar lo que se pueda…

¿Escaparate cultural, artesanal, de música y contento?, no, para nada… hay que reponerse de los excesos y, si para ello es necesario abusar con el precio de los locales, pues, qué caray, verdad…

Ahora bien, si los principales espacios pueden quedar en manos de incondicionales, ya sabes, el negocio es más seguro entre cuates, para poder cubrir aquello de que les venden bebidas y otras cosas que atarantan, lo mismo a menores de edad que, a quien ande ganoso de sumarse a la conmemoración de este año de Hidalgo.

Dicen que ante la dificultad encarada por Danny para dejar el sitio aquél (ya sabes no, donde te la pasas entre terapia y terapia, y no necesariamente a base de arcilla en la piel), el alegre jefe ofreció el soberano negocio a mister Jesús Luévano.

Y también dicen que este lo rechazó, temeroso de hacer el oso, pues ignora las jugadas de pizarrón atribuidas al malhablado de Turismo, y lo más grave: carece del equipo humano necesario para organizar “un latrocinio colectivo”, en contra de aquellos despistados, dispuestos a hacer bulto durante las más de tres semanas, entre octubre y noviembre.

Ajá, y quién conforma al tal equipo ese, tan infalible como efectivo (para la tranza).

Haz de cuenta que tienes frente a ti al raro team de candidatos del Partido Socialista (PS), propuesto por Herrera. O sea, Margarito Pérez (el mago, porque desaparece todo), Jaime Montiel (el caporal, pues se la pasa correteando bueyes… en la Pamplonada) y “las conejitas”: un puñado (creo que son cuatro) de maravillosas ¿políticas?, cuya transformación física, pecuniaria y hasta doctrinal, es un escándalo.

Se les conoce como las cuatro (des) gracias de Terrenate.

Vamos, al grado que una de ellas, hasta alcaldesa de ese municipio resultó electa.

A su paso por varias direcciones administrativas amasaron la solvencia (¿moral?… ¡ora!…) que les permitió levantar el feudo más célebre de aquél municipio, pasando de la modesta y acogedora casita, en la cual pasaron sus primeros años, a la mansión de los locos Adam’s en pleno corazón de esta comarca.

Bueno, lista la pandilla (el travieso, el mago, el caporal y las Periañez)… que suelten a los toros y que Dios nos agarre confesados, pues estaremos ante el cínico negocio en que se convierte a la Feria de Tlaxcala.

No sé qué esperan

Dos personajes dos: Víctor (el nayarita) y Daniel (el travieso), han impreso –cada cual a su muy particular estilo – la peor imagen de corrupción al régimen que corre.

Creo que una administración con el mínimo de intolerancia al delito, a estos dos y a otra media docena, los tendría a buen resguardo, porque no se puede concebir semejante grado de cinismo.

Lo peor estriba en que personajes de esta ralea ya se apuntan para reafirmar sus parcelas de poder, digamos en el área de procuración de justicia del fabuloso gobierno priísta prometido por Mariano González Zarur.

Las tremendas lluvias descubrieron el latrocinio oficial con cientos de predios

.

Fulano es dueño del cerro equis, y perengano escrituró la barranca ye, que fue retacada con cascajo. Luego, vienen las inundaciones y aquellos afectados demandan el apoyo del gobierno… esto es una pachanga.

Lamentamos la desesperación de cientos de familias, afectadas por las lluvias atípicas.

Como no se tenía memoria, el agua pluvial abunda, las casas ceden, los bienes se pierden y, los responsables de Protección Civil, estatal y municipales, tienen dos alternativas: seguir actuando con la mediocridad que los lleva a autorizar construcciones en zonas de riesgo, o convertirse en funcionarios intolerantes  con aquellos ciudadanos o grupos que satisfacen la urgente necesidad de vivienda, pese a arriesgar la integridad de los suyos.

Ahí tiene usted a decenas de abusivos invasores de la laguna de Acuitlapilco, retando al lecho de un cuerpo de agua. Con la ayuda de notarios inescrupulosos, escrituran predios que algún día serán inundados, o cubiertos.

Qué me dice de la permisividad oficial en municipios como Tetlatlahuca o Zacatelco, donde la ausencia de la autoridad llega a tales niveles que pocos pueden atisbar el riesgo de asentamientos humanos junto a canales y ríos que forman parte del sistema Zahuapan-Atoyac.

No importa que el nivel de esos canales esté más arriba que las casas. Hoy, alguien decide utilizar su ejido o pequeña propiedad para construir una casita y nadie se lo impide.

El problema es que mañana, cuando la pestilencia brote o, aniegue ese tipo de construcciones, las personas dirigen sus ojos hacia el concepto que tienen de “gobierno”, y le exigen la reparación del daño y hasta le reclaman porque sus familiares corrieron un inminente riesgo.

Cuántas viviendas se erigen al pie de la Malintzin, sin considerar el riesgo de deslaves.

¿Existe, por tanto, una conciencia de Protección Civil?

Se les ve llegando muy apurados a encarar tragedias, enfundados en traje de bomberos; pero carecen de la autoridad necesaria para ver en perspectiva los riesgos que algún día pueden cobrar vidas.

El meollo del comentario es: tan no dejará de llover en la temporada que los gobiernos  tienen la obligación de evaluar la permanencia de determinados asentamientos cerca de ríos, barrancas o montañas.

Oiga, el agua convierte en lodo a los cerros. Y a nadie le gustaría ser víctima de un alud.

El agua y, su furioso paso, arrastra caminos, derriba puentes y arroja árboles. ¿Sabe usted qué pasa con las viviendas, precisamente a su paso? Si, las demuele,

con todo y sus ocupantes.

No vale desafiar a la naturaleza.

La responsabilidad de los señores con el título de director de Protección Civil es enorme. Y sus jefes, los alcaldes, el gobernador, tienen la obligación de despojarse de los apetitos invasores de predios para hacer negocio, y dar a dichos funcionarios la potestad que les asiste.

Esta que vivimos, señores, es la oportunidad para limpiar de invasores a la laguna de Acuitlapilco. Ni siquiera será una acción ciudadana, porque la naturaleza se está encargando.

Y no valen falsos profetas, ni líderes advenedizos. El agua busca su cauce, su asiento. Y lo encuentra.

Diputado intolerante

Luis Salazar, diputado del Partido Socialista (PS) amagó con denunciar penalmente a los reporteros y sus medios, que evidenciaron el supuesto reparto de 2.4 millones de pesos, y para no hacerlo, exige que no haya diputados de primera y de segunda; es decir, unos que reciben trato preferencial, tal vez con el dinero ese que hoy causa discordia, y otros, como se considera él, dejados de la mano del falso dios que firma los cheques.

Con el respeto que merece su investidura, le digo al legislador Salazar que, los medios de comunicación no deberían ser para nadie, objeto o causa para chantajear a los administradores del Poder al que sirve.

El amago de Salazar es un vulgar mensaje a funcionarios del Congreso para que le den sus 80 mil o, de lo contrario, se sientan responsables porque los reporteros seremos reprimidos por haber exhibido uno de los que podrían ser muchos defectos de la actual Legislatura.

Es decir, el compromiso social al que se debe su partido, “socialista”, usa a la prensa para exigir una prebenda.

Niega que sea esta una legislatura afectada por la auto complacencia y, al contrario, le anota importantes logros.

Así lo ve, y es libre de hacerlo.

No todos lo ven así.

A propósito de inundaciones

Con qué cara cobra la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Tlaxcala (Capam) el deficiente servicio de drenaje y alcantarillado en la capital de este estado.

Es justo decir que los usuarios pagan las cuotas más altas del país. Y también padecen con uno de los peores servicios del país.

Grave, el consumo de drogas en secundarias y bachilleratos de Tlaxcala

.

¿Sabe usted de la intensidad sexual en el traspatio del Cebetis, horadado en su barda perimetral para que irrefrenables jóvenes entren y salgan a placer?, ¿Sabe de las borracheras, con caguamas y mota que a diario se dan en los Cobat?


Jonathan es alumno de bachillerato. Sus calificaciones van en picada desde que cursaba la secundaria; de hecho su madre, su abnegada madre, tuvo que dormir afuera del plantel para alcanzar ficha.

Hace poco se desvaneció en plena ceremonia a la bandera. Unos lo atribuyeron a su constante ayuno.

Hubo otros que, alarmados lo creyeron en una crisis diabética.

Maestros y papás lo llevaron a un hospital. Y además de la sutura en el pómulo derecho, solicitaron a los médicos un análisis de sangre (querían cerciorarse de la causa del desmayo).

Así de rápido lo descubrieron.

El joven, ni enfrentaba un mal hepático, ni su caída se debió al ayuno. Lo dobló lo que se conoce como síndrome de abstinencia, o sea, una súbita suspensión en el consumo de cocaína.

Cuando la mamá se enteró, no daba crédito. Una y otra vez lo cuestionaba: “¿en qué te fallé?”. Pero no tuvo más opción que adentrarse en la azarosa vida de su hijo, y enterarse que desde la secundaria prefería desayunar un cigarro de mariguana y una caguama.

Atrás quedó la mujer confiada, débil y llorona, negando el coctel de adiciones en que se Jonathan se hundió. ¿Es posible que desde los doce años esté inmerso en este infierno?

Sí, lo es.

Es uno de los cuatro de cada diez jóvenes en esta edad que en Tlaxcala deben recibir una atención especial, según la Segunda Encuesta Nacional sobre Exclusión, Intolerancia y Violencia en las Escuelas de Educación Media Superior.

Los Colegios de Bachilleres (Cobat), el Bachillerato Tecnológico (Cebetis) y otras instituciones públicas y privadas no deberían ser parte de los números alegres dados por las autoridades, en el sentido que Tlaxcala es un estado seguro.

No lo es. La venta de estupefacientes y su consecuente afectación al cuarenta por ciento de los y las jóvenes en educación media superior, debería quitarnos lo hipócritas, para no dejar al santo de nuestra devoción el alivio de aquellos a quienes urge una atención especializada.

¿Conoce alguna de las horadaciones en la barda perimetral del Cebetis, por donde entran y salen los jóvenes sin control alguno?, ¿Sabe de la intensa actividad sexual en el traspatio de dicho bachillerato?, ¿Conoce así de poco sobre las borracheras épicas que a diario se verifican en los Cobat?

¿No?

¿Pues dónde vive?

El caso Orlando, a la Sala Superior

Uno de los dos magistrados de la Sala Electoral Administrativa (SAE) se dobló ante el inminente fin de sus actividades en el Poder Judicial de Tlaxcala. Su única salida es retornar a la universidad para no quedar sin chamba.

La condición impuesta fue declarar válida la elección municipal más sucia de la que se tenga memoria, o sea la de Apizaco, donde Orlando Santacruz, debe apresurarse a vivir el efímero sueño que le permite el traslado de la causal genérica –conocida como inequidad – al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Por cierto, en esos lugares el nombre del diputado con licencia, digamos que carece de una gran imagen.

Puede llegar hasta a pensarse que su sola mención causa náuseas a más de uno, por la recurrente insistencia en temas indefendibles (que por cierto siempre ha perdido).

Hoy, Reyes Ruiz, se ha prestado a encabezar una lucha cuyo único fin parece ser la anulación de la jornada en este municipio. Detrás de él, un equipo con el encargo superior, tiene como objetivo la recuperación de un botín, tan apreciado como lo es la ciudad modelo y sus juntas auxiliares.

Esta es una tierra buena. Su gente no merece la desventura de los últimos años.

Estoy solidario con este gran municipio y espero que los bichos nocivos sean exterminados.

Mariano, que disfrute ahora lo mejor de su gobierno, porque al asumir… quién sabe

.

El del apizaquense será el gobierno con mayor grado de acotamiento; Congreso, partido, oposición, todo un engranaje dispuesto a darle una permanente batalla, como no lo padecieron Alfonso y Héctor.

Ahora que Mariano González concluya la costosa campaña, a través de la cual, cada día se proclama ganador de las elecciones de julio, se va a dar cuenta del complejo panorama que le aguarda en cuanto formalice su estadía en Palacio.

Ninguno de sus antecesores, protagonistas de la alternancia, se vio tan acotado estructuralmente, como el ganadero.

No sólo le espera la oposición adrianista (que también iniciará en cuanto la seño recupere la cordura), sino que en su mismo partido, el PRI, está obligado a coordinarse con equipos que funcionan bajo el sello de Beatriz Paredes.

Su triunfo, por consecuencia, no se debe al carisma propio y a la suma de simpatizantes de todos los partidos, sino a la apuesta del bunker beatricista a la causa encabezada por Mariano, en vista de la complejidad en que devino la propuesta de Felipe Calderón.

Beatriz, también se vio impedida para apoyar a Minerva Hernández, debido al desesperado ofrecimiento de los activos de esta que, ya veía venir su autodestrucción, como ocurrió en aquél bochornoso acto de sumisión al panismo, al más puro estilo de Jesús Ortega, con el amargo aderezo de Manuel Camacho Solís.

La comadre Rosalía aguantó, aguantó y aguantó, hasta que los amarres de los que pendía su tradicional éxito coyuntural, se reventaron (y es que de veras se la creyó).

Bueno, al no haber mejor opción, Paredes tuvo que jalar con el aliado de Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa, a la sazón, su perverso e insuperable adversario.

Ocho puntos de ventaja sobre el PAN-PRD fue el exitoso resultado de esta alianza de circunstancia.

Mas el reparto del botín fue harto claridoso: “Beatriz, no tienes mano en el gabinete, pues la tuviste al proponer candidatos a diputados y alcaldes”.

Y la de Huamantla tiene palabra. Ninguna recomendación suya tiene pase en automático al gobierno marianista.

¿Pase automático?, ¿Y por qué no ganar los puestos como se ganó la elección?

¡Formidable!

En el sexenio de Héctor Ortiz, el sector campesino dejó al PRI y se identificó con la figura de Emiliano Zapata. Miles de ejidatarios y pequeños propietarios, impulsaron gustosos un culto a la persona, propuesto por el secretario con alcances de líder.

Ahora bien, como Ortiz jugó con dados marcados a la hora de la definición –y pasó a perjudicar los orígenes del secretario-líder, este comenzó a urdir lo que con el tiempo  habría de asegurar su permanencia, claro adivinó usted, como un activo de Beatriz.

Como regresamos al tiempo de las instituciones, pues ahí tienes, el resurgimiento de la Confederación Nacional Campesina (CNC), así como un componente del partido que, dado su abundante membresía, puede ser igual de poderoso que el PRI (y en un descuido, hasta superarlo).

Esto, señores es el estilo más puro de la respetada huamantleca.

Falta otra arista en la que tiene mano. El sector popular. La Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) que da vigor al tricolor en centros urbanos, mercados, campos deportivos, en el transporte público, en fin, en cualquier sitio donde se quiera advertir la simpatía de la gente de a pie con el Partidazo.

Por cierto, uno de los dirigentes de este poderoso sector es hoy presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI, o sea, Ubaldo Velasco Hernández, por cuyas venas corre beatricista, por más genuflexiones hacia “el altísimo” (ora) Mariano.

Te late que en respuesta a tan importante sector, el sello de Beatriz siga con la mira puesta en instancias como la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SECTE) y, de ser posible, la de Obras (Secoduvi), ahí nada más como para no dejar de sentir que la señora tiene peso (eso sí ni quien lo niegue).

En este reparto del botín, añada usted a la abrumadora mayoría de diputados y alcaldes priístas, leales a Betty y, digamos dispuestos a jalar con Mariano (siempre y cuando les venga la orden de su jefa).

¿Es posible entonces, una alianza en el Congreso, entre priístas y panistas?

¿Tú qué crees?

Pero eso podría significar una vida imposible al inminente y caprichudo gobernador (a partir del  15 de enero de 2011).

Exacto, le atinaste.

En eso consiste un gobierno acotado.

Entonces, ¿Beatriz podrá contentarse con su ex secretario, Héctor Ortiz?

Ya sabes cómo se las gastan..

Del puente hundido al auditorio inconcluso: obra pública, el talón de Aquiles

.

Comenzaron a aparecer las obras deficientes e inconclusas que, ni mandadas a hacer para el próximo gobernador, pusieron en charola de plata la vulnerabilidad del actual régimen.

La administración Ortiz, enfrenta severos desafíos en obra pública: se hunde en el río Zahuapan un puente carretero del libramiento con un costo multimillonario, el auditorio para cinco mil en la Plaza Cultural del Bicentenario duplicó su presupuesto y parece que no se culminará, el recinto ferial de Chiautempan infló sus costos a manos del polémico Wilfrido Domínguez, se cancela el proyecto de las nuevas oficinas de la Secretaría de Salud.

Pese a los contenidos deseos de venganza del gobernador ubicado en la sala de espera, al cambio de chaqueta de cientos de tipos que aún cobran en este gobierno pero, se aprestan para solicitar su ingreso al próximo y sobre todo, a que las cosas no salieron como estaban planeadas el pasado cuatro de julio, la pasividad ha impuesto condiciones.

Lejos de un cierre dinámico de actividades para aquello que se llama “transición de terciopelo”, se puede palpar una especie de cansancio indolente que, no llega a advertir el enorme riesgo de bajar la guardia, en el momento preciso que los cuidados deben ser extremos pues, nuevas voluntades se encuentran ávidas de tomar el control en sus manos.

Entre hoy y el 15 de enero de 2011 hay un universo. No deben los funcionarios suponer que el tiempo transcurrirá en un abrir y cerrar de ojos, como cuando les asistía la suficiencia presupuestal y no había riesgos de que el poder marcase fechas fatales para desaparecer.

El libramiento carretero, obra polémica en cuya adquisición de terrenos hubo grandes beneficios para ciertos personajes, enfrenta –como decíamos al principio – el hundimiento de un puente tan caro como lo podría ser el nuevo edificio de la Secretaría de Salud.

¿Sabe?, una obra de semejante importancia no puede ser construida sobre pilotes sembrados con deficiencias. Para eso existen los laboratorios dedicados a estudiar el comportamiento del subsuelo. Y sin ser perito en el ramo, le puedo adelantar que dicho hundimiento obedece a la indolencia, de los residentes al secretario responsable –desde luego, pasando por el dueño de la constructora – para satisfacer los protocolos de ingeniería.

En consecuencia, decenas de millones de pesos habrán de ser derruidas. A no ser que un verdadero milagro permita que esos pilotes broten como plantas de maíz y nos deslumbren a todos con un resplandor celestial, como seguramente lo querrían los responsables.

En otras palabras, colapsó ese libramiento, magna obra de la actual administración.

Cuando a los trabajadores de la Secretaría de Salud se les ofrecieron mejores condiciones para el desempeño de sus labores, en un nuevo edificio, no se previó que a la hora de la verdad, el valemadrista secretario de Salud, Constantino Quiróz Pérez, habría de reconocer que no hay presupuesto para ese proyecto.

O sea, quitaron a los burócratas de una zona donde se erigiría otra obra soberbia (la plaza cultural del bicentenario), derruyeron un edificio funcional y, hoy no tienen dinero para construir otro.

Ah, pero pagan cantidades monstruosas por concepto de renta de un edificio aún peor del que fueron desplazados.

Eso es un exceso.

Como lo fue el prespuesto mega inflado por Wilfrido Domínguez, el escandaloso ex titular de la Secretaría de Obras (Secoduvi) incapaz de cumplir con el encargo ante el Gobierno Federal, y por consecuencia, responsable directo de la devolución de cantidades millonarias, como si a Tlaxcala le sobrara el dinero.

Este es otro exceso.

Y qué, ¿suponen que el mandatario electo no toma nota de cada muestra de vulnerabilidad?

Oigan, qué delicada situación enfrentan estos funcionarios. Vamos, ni mandados a hacer para los intereses del anunciado gobierno priísta que viene, lleno de soberbia y deseos de venganza.

Sabemos de otros servidores públicos, sobre todo aquellos dedicados a cuestiones administrativas, concentrados en cuerpo y alma para que cuadren los números. Pero con wilfridos y constantinos es imposible lidiar.