[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘MGZ’

Una tonelada de pólvora en Natívitas, la mitad estalló, ¿lo detectó la autoridad?… No

.

El chofer de la camioneta que no estalló reveló que llevaba 75 gruesas de cohetones, cuyo peso bruto supera los quinientos kilos. Este es el tráfico de muerte en un estado que se tambalea.

Según declaraciones recogidas por un medio digital, el chofer de la camioneta que no estalló (suponemos que hubo dos vehículos, este es el que según el gobernador se había dado a la fuga), de nombre Marcos Sampedro Jiménez, reveló la cantidad de pólvora que llevaba en la batea: 75 gruesas de cohetes, es decir diez mil 800 unidades y dos bultos de bombas de luces.

Eso fue lo que no estalló.

Con un peso bruto aproximado a los 500 kilogramos, de pólvora, suponemos que los explosivos que estallaron, serían otros quinientos kilos.

Una tonelada de pólvora. La llevaban a bendecir. Feligreses de tres barrios que año con año se reúnen en el templo de Jesús Tepactepec, habían conseguuido esta impresionante cantidad de explosivos.

Mil kilos de pólvora traficados clandestinamente. Suficientes para matar a diecisiete personas, desaparecer a un número desconocido y causar terribles quemaduras y pérdida de miembros a decenas más.

¿Hay o no responsabilidad de las autoridades?, ¿hay o no responsabilidad del clero?

Tres barrios cuyos feligreses competían entre ellos para conseguir la mejor fiesta: la de más cohetes y luces, la de más comida, la de más bebida.

No es casualidad que en el Congreso del Estado consideren que hubo negligencia. Por supuesto que la hubo.

Y las autoridades tienen que responder. La Ley los obliga. Lo menos que debe hacer Miguel Moctezuma, de la Secretaría de Gobierno, Mateo Morales de Protección Civil y Jesús Fragoso, de la Secretaría de Salud, es renunciar, como el primer gesto de congruencia del gobierno. Deben disponerse a responder por su irreponsabilidad.

¿Conocemos el número de desaparecidos?

No. Mire que hay familias que desde el día de la explosión no volvieron a ver a un ser querido. Sencillamente desapareció. ¿Acaso en el espantoso fuego generado en el centro del desastre?

Lo ignoramos. Pero es el momento en que no hay un censo de muertos, desaparecidos y lesionados.

Hoy, piden dinero a la gente. Explotan su lástima. ¿Por qué? No, el gobierno dispone de millones de pesos, y los gasta en conciertos mal organizados, en viajes internacionales sin resultados, en subvenciones a firmas para que afirmen haber creado nuevos empleos sin que tal sea cierto. El dinero se gasta a manos llenas, en viajes de helicóptero, pese a las advertencias a inicio de gobierno para no caer en esa tentación. En recompensas a diputados para aprobar leyes.

¿Cómo es que no se ha anunciado la acción más justa y solidaria con deudos y familiares de víctimas?

Para eso no hay dinero.

Ese es el tejido social roto. Por el que este gobierno garantizó trabajar para resarcirlo. Aquí está la prueba.

No podemos seguir comportándonos como un estado de quinta. Nos hemos dedicado a administrar la abundancia enviada por la Federación. Y lo hacemos muy mal. Nos peleamos con la gente. La despedimos. No reaccionamos a tiempo para atender emergencias.

Para eso es el dinero. No para respaldar campañas políticas en medio del caos. ¿Para qué conservar el poder si lo hacen tan mal?

El diputado Víctor Morales Acoltzi (PS) reclamó información de los recursos federales empleados para atender esta contingencia. Nada habría más despreciable que algún funcionario, de esos que no faltan, medrara con el dolor de todo Tlaxcala, principalmente del municipio de Natívitas.

Seguimos como al principio. Sin una claridad en la conducción de las acciones tras la desgracia.

Minuto de silencio en el Senado, en el Congreso local. Luto permanente mientras la crisis no se supere.

Directo contra la procuradora

No ha habido maquillaje. Lilia Caritina Olvera, la diputada panista se fue a la yugular de la procuradora, Alicia Fragoso Sánchez, de quien aún conservamos recuerdos de un férreo activismo en el marco del compromiso social.

Mas hoy, la señalan como factor que ha permitido el crecimiento del crimen, organizado y el de siempre dentro de la demarcación tlaxcalteca. No hay combate. Pudiera haber el control. Pero el avance de aquél no se detiene. Y las familias tienen miedo.

Cualquiera sufre una extorsión. Llegan los malos, rompen los negocios, lastiman a la gente.

Cuando la autoridad se entera, así, así de rápído dirigen la mirada a Puebla… vienen de allá… allá hacen de las suyas y nos vienen a dejar a sus víctimas… vienen y nos roban, nos espantan.

El señalamiento no es para menos. Ha fallado la procuración de justicia.

La legisladora albiazul cuenta con elementos de peso.

¿Qué falta para reaccionar?, ¿Una matanza, equivalente a la tragedia de Natívitas?, ¿Que los cuerpos cuelguen de los puentes, como ocurre en Tamaulipas?, ¿Que las cabezas aparezcan en la plaza de la Constitución, como sucede en Guerrero?, ¿Que asesinen a un periodista?.

Ojalá no tengamos que volver a levantar nuestras naguas para dejar ver la miseria dentro de la cual sobrevivimos. La inseguridad es histórica.

Fragoso tiene que responder.

Si no lo hace, estará aceptando los señalamientos.

No la tiene fácil. Vive momentos de más en la administración pública.

La explosión del viernes nos desnudó: solos, sin capacidad de respuesta, con crisis en el sector salud.

.

Pese a que contamos con helicópteros y ambulancias de terapia intensiva, nos los tuvo que enviar Puebla, porque aquí nada más no reaccionamos.

¿Por qué el presidente Enrique Peña Nieto, no vino a Natívitas, a solidarizarse con los deudos de las diecisiete víctimas fatales de la explosión del pasado viernes 15 de marzo?… el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, tampoco vino. Pese a la magnitud de la tragedia, dieron la espalda a Tlaxcala y a su gobernador, Mariano González Zarur.

El mandatario estatal, sólo, pero con su habitual contrariedad, se limitó a dosificar una deficiente información y, a ver a gobiernos, como el de Puebla, reaccionar enviando helicópteros para el traslado de heridos, ambulancias con equipo de terapia intensiva, bomberos, personal de apoyo.

La explosión nos tomó por sorpresa y evidenció las graves carencias en el sector salud. No había medicamentos. Por más esfuerzos del personal médico, ¿qué podían hacer si carecían de lo necesario para responder a la gente que gritaba de dolor.

Y ante el colosal desastre -aquí van 17 muertos; en PEMEX la cifra llegó a 33- sobrevino el shock de la autoridad. ¿cómo fue que se abrió el telón y dejó ver la miseria en el sector salud; así como nuestra respuesta tardía para reaccionar (la gente debió aguardar agonizantes y eternos lapsos para que llegaran, primero ambulancias y luego las autoridades).

Hubo bajas al bloquear la ayuda ofrecida por la Fundación Michou y Mau, gestionada por la senadora Lorena Cuéllar, cuyo nombre, genera un rechazo en automático en la política local, agudizó la crisis.

A partir del 15 de marzo, nuestro comportamiento no puede seguir siendo el mismo. Cohetes, cohetones, bombas de luces y otros artificios de riesgo, sencillamente no pueden adquirirse en forma indiscriminada y menos almacenarse cerca de la gente. ¿En qué cabeza cabe llevar estos productos de pólvora en la batea de una camioneta? En una, que inicia una cadena de irresponsabilidades, desde los religiosos que estimulan la formación de comisiones ciudadanas para recaudar fondos con los cuales se paguen estos materiales de altísimo riesgo, hasta los propios feligreses, capaces de reunir importantes sumas, con las cuales habrán de adquirir la pólvora, siempre en el clandestinaje.

Tomo con mucho respeto algunas frases escritas por el sacerdote Ranulfo Rojas Bretón, a propósito del 15-M (15 de marzo): » Es muy probable que se critiquen las fiestas religiosas e incluso lleguen a críticas jacobinas de agresión contra la religión e incluso acusen de ignorantes e idolatras dichas prácticas. Sería normal en mentes demasiado cerradas a las realidades de la cultura. Accidentes de este tipo suceden en muchas partes y no solo por motivos religiosos puesto que no es la única ocasión en la que se detona pirotecnia».

Rojas Bretón -quien llegó a autopromoverse como candidato a obispo- pone sobre la mesa esa especie de obligada relación entre religión y cohetes, y como religioso poco aporta al desarrollo armónico aludiendo a las críticas jacobinas de agresión contra la religión, así lo llama.

Con el tema de las críticas jacobinas, el prelado Rojas alude a la Revolución Francesa y el acceso de los pobres al poder. Los coloca en una bandeja y victimiza a la religión católica. (aquí entre nos, poca falta le hacen defensores de este nivel).

Pero omite referirse a la extraordinaria capacidad organizativa de los ciudadanos, quienes al conformar una comisión para la compra de fuegos artificiales, llega a reunir cantidades entre los 200 mil pesos o más.

Doscientos mil pesos para comprar un gravísimo riesgo, y aunque Rojas seguramente lo hace a título personal, no deja de mostrar ese cobre religioso al minimizar este tipo de eventos: «suceden en muchas partes y no solo por motivos religiosos». ¿Recibe acaso una comisión de fabricantes de cohetes y cohetones?

No señor Rojas Bretón, la vida de las personas vale más que las interpretaciones mañosas y arbitrarias expuestas por usted. Creo que que los sacerdotes mucho tienen qué hacer en sus homilías y reuniones con los feligreses, para desinsentivar el uso de pólvora en las celebraciones con alta asistencia de personas.

Y esas comisiones deben anteponer la seguridad de los fieles. Ningún cohete vale más que el bienestar de la gente, pero hay que sortear a las voluntades como las del señor Rojas Bretón, y su sermón de, la vida no vale nada, mucho mejor si lo acompaña con música de mariachi y otras canciones de José Alfredo.

Cantinfleando

Peña Nieto nos dio la espalda. Osorio Chong, también. Moreno Valle no. Ex secretario de Finanzas de Puebla, sabe en qué consisten los momentos de apremio. De hecho él atiende el proceso eruptivo del Popocatépetl, allá por los dificiles últimos días de diciembre de 1994.

Pero créame, ante la ayuda ofrecida, hacía falta una reacción mariana dentro de la lógica.

Veamos esta declaración a Milenio. Se trata de un asunto serio en extremo… que causó la muerte a 17 personas y heridas a más de ochenta:

«En entrevista con Héctor Diego Medina, para Milenio Televisión, reveló que no existían los permisos para el uso de la pólvora, por lo que ya la delegación estatal de la Procuraduría General de la República comenzó la averiguación previa para deslindar responsabilidades».

«Alguien dice que uno iba fumando, otros que un cohete hicieron que subiera y que pegó en un cable y regresó, otros que una bomba, por lo que la PGR está haciendo las averiguaciones, por lo cual lo conveniente es que no hagamos conjeturas», sostuvo.

– ¿Entonces cual sería la línea?

– Vamos por que fue un cohete, sin embargo te aclaró que se encontraron más cohetones que no explotaron. Lo importante ahorita es atender a la gente».

Perredistas y panistas… les fue imposible superar su modorra ideológica

.

Tan no fueron capaces de unirse, como tampoco lo serán para aceptar que se han diluido a niveles jamás pensados por ellos mismos… dejaron el camino libre a marianistas, orticistas, sanchezanayistas y ¡lorenistas!



Panistas y perredistas tlaxcaltecas, pudieron aliarse de cara a la elección de julio, para dar juntos la batalla a un PRI que hoy, pese a su constante fuego amigo, los ha dejado atrás. Ambos, incapaces de asumir su decreciente influencia en el electorado, dieron muestra de que la organización no es su fuerte, y menos cuando ha de requerirse hacer a un lado su egocentrismo… chiquitos… débiles… ¡ah, pero muy orgullosos!

Y ni siquiera se trató de cuestiones doctrinarias, porque los dominó ese conflicto perenne, presto a manifestarse cuando de imponer sus candidaturas hablamos… abanderados con el halo de la derrota, pero satisfechos porque superaron el caos interno previo a la batalla electoral, y llegaron lo sufientemente debilitados como para perder, de manera contundente.

Algo así como lo sucedido a Josefina Vázquez Mota, quien tras librar obstáculo tras obstáculo, pudo llegar a la constitucional, eso sí, con hartas porras de parte de Ernesto Cordero, su gran verdugo.

Aquí las cosas son un poco más improvisadas. Penden de la influencia de Adriana Dávila, y se complican un poco más con sus eternos adversarios internos (Aurora, Adolfo, el dos caras de Rolando, Sergio González, la lista es larga).

A los perredistas les hizo falta la brújula y la billetera de personajes como Alfonso Sánchez Anaya. Esta vez no hubo empatía. Esta vez nuevos cachorros (como el retoño de Gelacio) irrumpieron en el escenario de las mediocridades y de aquella alianza al estilo de la que llevó a Rafael Moreno Valle, al poder en Puebla, nada más quedó el recuerdo de lo que pudo ser.

Lugares comunes

Bueno, los tradicionales grupos que suelen jugar la ruleta electoral hasta el final, ¿qué cree? Pues volvieron a llegar al nivel de la prueba superada, dejaron atrás a esos panistas y perredistas que, quemaron su pólvora en infiernitos y hoy, configuran lo que en julio pasará a conformar a los nuevos ayuntamientos y a la nueva legislatura.

Los ortices contra los manchis, aderezando el plato los sanchezanaya y hoy, los lorenos.

Aquí no hay partidos, no hay ideología. Se trata de la esgrima entre grupos políticos con tantas posibilidades de colocar su arriar su bandera al final de la batalla, como millones dispongan para emparejar el camino que los acerque a la nueva configuración de estado de Tlaxcala.

No dejamos fuera a las huestes de Beatriz, pero seamos honestos, ocupada como anda en tierras cariocas por el autoexilio tras tronar como ejote ante la fuerza de Peña, ha llevado su estrategia y megalomanía a un lugar distante… aquello de operar por celular o por chat, no supera a la modorra de la paisana para meter la nariz donde hoy, no tiene ganas de hacerlo.

En el PRI

Entre la pena que da ver a Noé Rodríguez Roldán, llevando bajo el brazo la carpetita beige, con sus documentos en el interior. El aspirante a gobernador… el sedicente delegado de Peña Nieto… el secretario de gobierno de utilería… hoy viene dispuesto a dar la batalla en el XIV distrito electoral local.

Incluso su mediocridad nos conmueve.

Da gusto ver los nombres, un poco fuera de cámaras como el de Carlitos Bailón, precedidos por el escándalo y la ineficiencia, como Blanca Águila Lima, o de delicadas formas y declarada batalla al lorenismo… claro quién más que Marquitos Mena Rodríguez, la apuesta cisnerista para dar la batalla a la traviesa y respondona sobrina que ha cometido el exceso de desafiar al cada vez más maltrecho don Joaquín (bueno, bueno, lo que queda del bigote más rico y poderoso de la comarca).

Ahora que Giovanni Pérez Lira (el gemelo del alcalde de Tlaxcala) ha tenido broncas para ser aceptado, pues uno no deja de ver lo riesgoso que para el PRI significa la insistencia de personajes son semejante antecedente y malqueridos por tantos. Pero ahí los tiene usted, la lucha se hace… ya lo que digan las autoridades del partido y los electores… eso es otro cantar.

La disputa de la capital entre lorenistas y joaquinistas, es el asunto más maquillado y amañado al que se enfrenta el nuevo PRI, el de los líderes patiños que oscila entre las gracejadas de Manuelito Cavazos Lerma y las caras de tarugo con las que Güicho González, no deja de aparecer cada que la militancia le reclama la cerrazón con la que están actuando, por orden del michoacano más malquerido en estas tierras, ah, y del muchacho que pese a tener chamba, allá en la suidá, de todas formas sigue de mañoso, viniendo a desmadrar lo que la militancia poco a poco va conformando.

El doloroso contraste entre el peñismo y el marianismo: ¡años de diferencia!

.

Suena a pitorreo el discurso marianista de resarcir el tejido social, y cuando la Presidencia le demuestra lo que es aplicarse en ese empeño, aquí, hay muestras de un desplome rotundo.

Nada más hay que ver el detalle en la fecha de hoy, Día Internacional de la Mujer. Mientras la enorme mayoría de quienes se desempeñan en la política aprovechan espacios para enviar merecidas felicitaciones y reconocimientos a mamás, hermanas, hijas, vecinas, compañeras, o nada más conocidas, en plazas como la nuestra, la misoginia es una constante, ya sea en el ambiente laboral o en la simple relación con las tlaxcaltecas… se palpa esa actitud entre despreciativa y desvalorizante.

Las diferencias saltan a la vista. Hoy, por ejemplo, el presidente Enrique Peña Nieto, escribió en su cuenta de Twiter: «Felicidades a todas las mujeres en su día. Son ustedes pilar de la familia y de la sociedad, del futuro y de la transformación del país”.

Aquí, en cambio, otros, pero no el mandatario estatal, se ocupan de solidarizarse con ellas. No, aquí el planteamiento es distinto, y hasta hay antecedentes de violencia, esa que suele acompañar a los espasmos previos a las crisis de temperamento, de las cuales nadie -menos las mujeres del gobierno- pueden afirmar que salieron sin raspón alguno.

Es que la diferencia en el desempeño de los viejos personajes, de los descontextualizados, con aquellos que procuran una constante hacia arriba, no solo afecta a las mujeres. Va más allá. Nos hunde en otros ámbitos, como el laboral.

Mientras la llamada Presidencia Democrática de Peña, no baja la guardia en generación de nuevos empleos, mejor remunerados y a más mexicanos, aquí, el terrorismo laboral activó el resentimiento de cientos, tal vez miles damnificados de un marianismo cruel, que parece disfrutar con las desgracias familiares de quedar al desamparo. Esos casos cada vez son más. ¿Cuántas familias han cambiado su vida con este tipo de decisiones?. Muchas, miles.

Hay el reconocimiento peñista a los ancianos. Más dinero para apoyarlos, a los sesenta y cinco, no a los setenta. Aquí en cambio, se les persigue. Se les ha colocado una etiqueta de orticistas y se les ve como delincuentes. Sólo a una cúpula de venerables senectos se les procuran delegaciones  federales (Cisneros), poderosas secretarías (Munive) oficinas inoperantes y en la opacidad (Vega Crespo).

El oficio político de los priístas que regresaron a Los Pinos, y parecen decididos a no volver a dejar esta residencia, Hoy, tienen comiendo de su mano a las festivas izquierdas y a la entregada Derecha. Los convirtió en sus lamebotas. Y casa acción en la que busca el concurso de ellas, la consigue con resultados sorprendentes.

Ningún priísta, por ejemplo fue capaz de semejantes elogios a Peña, por la aprehensión de Elba Esther Gordillo Morales, como en cambio los tuvo Gustavo Madero, el líder panista más peñista que Peña.

Aquí en cambio, a los diputados se les cohecha para conseguir invariablemente resultados adversos al estado. Aprobación de cuentas públicas con marcadas deficiencias, exoneración de funcionarios, como el golpeador secretario de Seguridad Pública, Orlando May Zaragoza, vulgar y cínico invasor violento del Recinto Parlamentario.

Las consecuencias de esta asincronía es muy obvia: derrotas electorales, como la registrada en 2012, cuando la escandalosa derrota de Enrique Peña Nieto, pese a que se le habían prometido resultados fuera de serie.

Mariano demoró demasiado su arribo al poder. Mas haberlo hecho antes en poco habría modificado su comportamiento. Tal vez hoy carezca de los ímpetus destructivos que entonces, cuando no tan viejo, movían  a cada iniciativa, a cada proyecto…

El saldo es negativo. Una elección se avecina y hasta el propio dirigente estatal del PRI, José Luis González Sarmiento, ha reconocido la delicada situación de su partido. Tal vez, «creceremos un poquito» ¿Tal vez?, pero si se trata del partido en el poder.

Imagine hasta dónde afecta esta crisis que el propio instituo político es el primer perjudicado del marianismo.

Para colmo nos envían como delegado nacional a las sobras del priísmo nacional, a Cavazos Lerma y su encantadora capacidad para hundir al de por sí en pique maltrecho barco tricolor, en cuyo cuerpo hay un boquete de este tamaño, ocasionado por las gentes de confianza del marianismo, que lo siguen desmantelando. Claro, como no son de aquí, ¡pobres de los militantes a los que sí les mete ruido esta debacle anunciad de su partido.

El penoso asunto de la Caiptlax

Un delicado expediente que no tarda en estallar, aglutina el comportamiento inverosímil de la comisionada Mayra Romero Gaytán, quien alardeando de una mal enfocada protección del gobierno estatal, arrasa con la credibilidad de un organismo autónomo que, precisamente busca la confianza de los ciudadanos, y no su exhibición como una frívola, romántica y etílica covacha.

Entre una delicada hospitalización, que costó miles, al descarnado uso de las redes sociales de ese organismo para denostar al comisionado presidente, un timorato pseudo académico, achicado porque lo han llamado apache, la Caiptlax es un asaqueroso ejemplo de incongruencias y alardes de grupos metidos hasta el tuétano en la manipulación presupuestal, como medida de control.

Ni la renuncia salva a estos personajes de la descalificación popular que han ganado merced a sus actitudes grotescas e insensibles, cuando el estado de Tlaxcala lo único que les demanda es seriedad al frente de la Comisión de Acceso a la Información Pública.

¿Siente usted confianza por este organismo?

Nadie.

Dos contra el mundo (del perredismo) o Una pareja de idiotas…

.

Luis Mariano Andalco y Alejandro Martínez, los promotores de Mariano González Zarur, como candidato externo del PRD.


Entre los grupos del PRD en Tlaxcala, es posible advertir el rumbo, según el comportamiento de líderes y sus seguidores.

Hay dos vertientes. La encabezada por la senadora Minerva Hernández Ramos que, al reencontrarse políticamente con el también senador, Alfonso Sánchez Anaya, avanzó un trecho importante en la unificación de criterios, y el pretendido registro como externo, del diputado priísta Mariano González Zarur.

Esta última tiene como sus principales promotores al diputado federal Alejandro Martínez y al ex dirigente del partido, Luis Mariano Andalco López.

Es cierto que estos dos viven un proceso de aislamiento, puede que por su valentía, pero también por una especie de doble moral parecida a la que tienen aquellos destinados a dormir con parejas distintas, a sentarse a la mesa con familias distintas…

A lo mejor esto toma fuerza por aquello de la crianza de toros bravos y la afición de ambos a esta actividad.

Lo cierto es que hasta antes de julio el factor MGZ era útil a ASA, para una eventual sustracción de activos a Minerva, quien hasta ese momento se comportaba como su más frontal adversaria, luego de haber sido su pupila y colaboradora por muchos años.

Y a partir de la cumbre realizada en el restaurante del Hotel Misión entre ambos senadores perredistas el escenario se modificó sustancialmente.

Ambos pusieron sus canicas donde la mayoría de grupos las ha colocado.

Pero al interior de un partido caracterizado por su apego a la democracia, no todas las voces iban a ser homogéneas.

Y si a ASA no le interesó más apoyar a Marianito (así llama el ex gobernador al criador de reses bravas) a otros, sí. A esos sirve la pareja Andalco-Martínez.

Lo cierto es que con habilidad, y con incomparables ayudas (como la de Rubén Flores Leal <a> la peseta), Mariano González Zarur, dispone de un lugar en Convergencia y de otro en el Partido del Trabajo (en manos de pillos como Jorge Romero).

Pero la cercanía con 2010 hace que las izquierdas en México busquen aliarse, primero para subsistir y luego como el inexorable ejercicio de limar asperezas entre los principales líderes: AMLO, con el reconocimiento de todos y, Chucho Ortega, porque le tocó la mejor circunstancia y se hizo presidente del PRD.

Algunos opinan que Marcelo Ebrard podría concitar los intereses de uno y otro bandos y, con su incuestionable liderazgo podría alzarse como el gran candidato para 2012.

Mientras llega esa fecha, en Tlaxcala se gesta una analogía: Minerva Hernández, con una versión muy propia del  PRD (que desde luego supera al chuchismo) ha logrado el acuerdo más importante de su proyecto: pactar con Sánchez Anaya.

Así como Ebrard puede ser el gran candidato de las izquierdas, Minerva está en las mismas.

Ah, pero faltan algunas piezas en este ajedrez: el PT y Convergencia. Entonces, la verdadera disputa es por esos brazos de la izquierda, a los cuales también se cuelga el apéndice del Partido Social Demócrata.

Por eso, para Mariano González ha sido tan importante adquirir activos en el Partido Verde. Lo digo en forma metafórica, pero de que el diputado federal, junto con su talentoso hijo Marianito (otro que también acusa la doble moral) han previsto varios escenarios, nadie lo duda.

Detalles del acto organizado por Yenisei Flores, de la Sala Electoral

Seguro que se acuerda del acto organizado por Yenisei Flores, funcionaria en activo de la Sala Electoral del Poder Judicial, quien debería ser más cuidadosa de su credibilidad.

Bueno, atestado de abogados, aquel evento contó con discursos, unos buenos y otros peores (¿?) de Ricardo Amaro Ramírez (CEDHT), Alicia Fragoso, Arturo Cerón y, pues no podía faltar el pelo en la sopa, Cuauhtémoc Lima López, el ex oficial mayor del Congreso que, del eterno aspirante tricolor, pasó al frívolo ajonjolí de todos los moles.