[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘martin’

La desfachatez de los diputados locales reeleccionistas

.

La caradura de los legisladores locales es monumental y representa, sin dudas, una burla para los ciudadanos tlaxcaltecas que tendrán el 1 de julio la posibilidad de castigar o avalar el pésimo o nulo trabajo que realizaron en 16 meses, pues diez de ellos buscarán la reelección por un periodo más sin importarles los enormes pendientes que dejaron en el Congreso del Estado y que por lo visto pueden esperar.

En 64 días más veremos qué tan congruentes resultan los electores tlaxcaltecas sobre el tema de la reelección, porque si bien en encuestas y en pláticas de café hacen evidente su rechazo a esa medida, lo realidad es que diez diputados locales harán hasta lo imposible para mantenerse en el cargo y prolongar sus privilegios hasta agosto del 2021.

Si hiciéramos una evaluación sobre el desempeño de los 25 legisladores, lo más seguro es que ninguno obtendría el puntaje mínimo aprobatorio para seguir en el cargo, no sólo porque no cumplieron con la agenda legislativa, sino porque está claro que sólo manosearon problemas que pudieron resolver pero que optaron por ignorar para evitar complicaciones.

Sin mostrar autonomía e independencia, los diputados acataron la instrucción del gobernador del estado para posponer lo más que se pudiera la entrada en funcionamiento del Sistema Estatal Anticorrupción, el cual si bien nos va empezará a operar a finales de este año o a principios del 2019.

Sobre la omisión de los legisladores pudiéramos dar varios ejemplos, como el conflicto del ayuntamiento de Ixtenco donde decidieron suspender arbitrariamente de sus funciones al presidente municipal y la síndico, Miguel Ángel Caballero Yonca y Lucía Rojas González, respectivamente, quienes ya recurrieron al Tribunal Electoral de Tlaxcala para defenderse de esa decisión presuntamente ilegal y excesiva.

Otro ejemplo sería el problema registrado al interior del Instituto de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales de Tlaxcala (IAIP-Tlax) entre los desprestigiados comisionados. David Cabrera Canales y Francisco Morones Servín desconocieron por sus pistolas a Marlene Alonso Meneses como presidenta del organismo, quien nunca mostró carácter para frenar el comportamiento misógino de sus compañeros.

Tuvieron que pasar semanas para que el Congreso del Estado decidiera tratar el asunto que también deberá esperar unos meses para que se conozca si los diputados tendrán el valor que se requiere para remover de sus cargos a los comisionados rebeldes David Cabrera y Francisco Morones.

Por lo que respecta al nivel de aprobación de leyes y reformas, es obvio que éste es reducido e intrascendente. Su efectividad en materia de fiscalización es nula. No hay ningún ex alcalde en la cárcel por sus malos manejos financieros y las anomalías registradas en el último trimestre de la administración de Mariano González Zarur que superaban los dos mil millones de pesos fueron avaladas sin la menor observación.

Los diputados que van tras la reelección son los priistas Enrique Padilla Sánchez, Ignacio Ramírez Sánchez, Arnulfo Arévalo Lara y Eréndira Cova Brindis. Del PVEM harán lo propio Fidel Águila Rodríguez y Aitzury Fernanda Sandoval Vega.

Por el PRD tratarán de mantenerse como legisladores Adrián Xochitemo Pedraza, Cesar Fredy Cuatecontzi Cuahutle y Alberto Amaro Corona. En el PAN lo hará Dulce María Mastranzo Corona.

Desde ayer el Congreso sólo tiene quince legisladores y la intención es mantenerlo así, porque la instrucción es no llamar a los suplentes, lo cual resulta ridículo porque demuestra la enorme ambición que existe de los actuales diputados que no sólo legislaron a su favor para la reelección, sino que quieren mantener sus privilegios y evitar que alguien más cobre sus jugosas dietas.

Los ciudadanos y ciudadanas tienen la última palabra sobre permitir o no la reelección.

Las tendencias electorales se han empezado a mover

.

A casi tres semanas de iniciadas las campañas, las tendencias electorales han empezado a registrar variaciones que hacen suponer que el PRI y sus aliados integrados en la coalición “Todos por México” darán la pelea por el Senado y en el distrito electoral federal uno con cabecera en Apizaco, mientras que en los distritos dos y tres el panorama es desalentador porque sus candidatas permanecen estancadas.

La operación soterrada que realiza el gobierno estatal y federal para aprovechar los programas sociales a favor de sus candidatos priistas a la presidencia de México, el Senado y las diputaciones federales poco a poco está funcionando, pues la incorporaciones de nuevos beneficiarios y la ratificación de los que ya están han permitido mover las simpatías hacia la alianza electoral Todos por México.

El trabajo electoral a cargo de Luis Miguel Álvarez Landa, coordinador en Tlaxcala de la campaña presidencial de José Antonio Meade Kuribreña es realizado con movimientos quirúrgicos que hasta ahora no ha llamado la atención de una oposición que se muestra un tanto ingenua.

Es una realidad que en las últimas semanas los operadores de los gobiernos federales y estatal han incorporado a nuevos beneficiarios al programa Prospera, así como también han incrementado la lista de adultos mayores que reciben una pensión a través de la Sedesol.

También han recurrido al Seguro Popular para ganar simpatías, pues en los últimos fines de semana se ha visto a personal de la Secretaría de Salud recorriendo algunas comunidades para levantar encuestas relacionadas con el sector, pero que en realidad son utilizadas para ubicar a familias con problemas para ofrecerles ayuda y así asegurar más votos a favor del PRI.

Y aunque no lo crea, tal operación se empieza a reflejar en las tendencias electorales registradas en diferentes estudios de opinión. Hace un mes, los candidatos del PRI, Nueva Alianza y PVEM al Senado y las diputaciones federales se encontraban rezagados en la tercera posición, sin embargo ahora están por ubicarse en el segundo lugar en la lucha por los escaños de la Cámara Alta en el Congreso de la Unión y en la disputa por la diputación federal del distrito uno.

El PRI y sus aliados tienen la fortuna que los candidatos de Morena al Senado Ana Lilia Rivera Rivera y José Antonio Álvarez Lima mantienen un bajísimo perfil y que los abanderados de la alianza del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, Minerva Hernández Ramos y Gelacio Montiel Fuentes no logran despertar emociones que les permita ganar simpatías entre los electores tlaxcaltecas.

La diferencia entre los candidatos de Morena, el PT y el PES que encabezan de las preferencias electorales rumbo al Senado con respecto a los que le siguen en el segundo lugar es apenas de cinco puntos porcentuales, cifra que puede ser remontada en los 72 días que aún le restan a las campañas.

Las simpatías que logra Andrés Manuel López Obrador en la elección presidencial en Tlaxcala no están siendo replicadas en la elección de Senadores para los candidatos de la coalición “Juntos Haremos Historia”.

En el distrito electoral federal uno el priista Mariano González Aguirre ha empezado a crecer y se espera que a finales de este mes logre alcanzar al abanderado de Morena, José de la Luz “Pepeluche”, quien se encuentra estancando en las preferencias.

Por lo que respecta al distrito dos y tres, con cabecera en Tlaxcala y Zacatelco, los candidatos de Morena, el PT y el PES encabezan las tendencias y ambos sacan ventajas importantes a sus rivales. Las abanderadas de la coalición integrada por el PRI, Nueva Alianza y PVEM, Blanca Águila Lima y Sandra Corona Padilla, respectivamente, se encuentran estancadas y sin reportar ningún crecimiento, al grado que se ve difícil que abandonen el tercer lugar que ocupan en este momento.

Los cambios en las tendencias electorales es una realidad y no descarte sorpresas.

Ex alcaldes corruptos la brincarán y no serán castigados

.

Las investigaciones abiertas contra 33 ex presidentes municipales acusados de malversar recursos públicos de sus ayuntamientos empezarán a acumular polvo, al menos en los siguientes cuatro meses, porque dudo que en pleno proceso electoral algún juez o la PGJE se animen a mover esos casos que han sido acomodados en los archiveros de la impunidad.

Impunidad 3

Algo pasa en Tlaxcala que el tema de la corrupción provoca amnesia y rechazo entre la clase política. En el discurso todos se muestran interesados para combatir y castigar ese flagelo de la sociedad, pero en los hechos los une la complicidad y la omisión para dejar impune esa terrible práctica tan común hoy en día.

Resulta increíble que no haya ni un solo ex funcionario de la administración de Mariano González Zarur sancionado por las anomalías millonarias detectadas por la Auditoría Superior de la Federación que logró ubicar en más de mil millones de pesos el daño patrimonial registrado durante el 2015 y el 2016.

Pero el manto protector que se extendió para los ex funcionarios estatales parece que también abarcará a los ex presidentes municipales, porque si bien hubo el intento de llevar a la cárcel a cuatro de ellos – los panistas Adolfo Escobar Jardínez, Vicente Hernández Roldán, Filemón Acoltzi Nava y al petista perredista Antonio Mendoza Romero– lo cierto es que éstos recibieron el pitazo de una magistrada y pudieron ampararse para litigar sus procesos desde la comodidad de sus casas.

Y otros más como el caso del ex alcalde de Zacatelco, el ex panista Francisco Román Sánchez recibieron su carta de inmunidad una vez que el PRI lo recibió en sus brazos y decidió registrarlo como candidato a diputado local por el distrito 13.

Si ha existido un marcado desinterés entre las autoridades estatales y diputados locales para poner en marcha el Sistema Estatal Anticorrupción, lo lógico es pensar que tampoco hay voluntad para castigar los abusos y excesos de los ex presidentes municipales que hoy viven con lujos y sin el mínimo remordimiento.

Tlaxcala integra la lista de los estados del país con más atraso en la conformación del mencionado sistema. Es cierto, tenemos un marco jurídico que sólo unos cuantos conocen, porque es la fecha que nadie tiene los detalles de esa norma, pero también es verdad que no hay urgencia por nombrar al fiscal anticorrupción e integrar el Tribunal de Justicia Administrativa, así como el órgano ciudadano que se encargará de auxiliar a las autoridades.

La ausencia de un liderazgo en Tlaxcala que ponga orden y a trabajar a los diferentes actores es cada vez más evidente. Los diputados locales hacen lo que quieren y los ciudadanos estamos sujetos a sus caprichos y a sus tiempos personales.

Muchos legisladores van por la reelección o por un nuevo puesto de elección popular y es la fecha que se niegan a solicitar licencia, situación que no sólo impide a los suplentes asumir su cargo para sacar los pendientes que existen en el Congreso del estado, sino que genera desorden y alienta el valemadrismo.

Ya estamos en campañas y será cotidiano que todos los candidatos hablen del combate a la corrupción, sin embargo se tratará de pura palabrería que no se traducirá en ningún hecho concreto que ayude a castigar esas conductas que son cotidianas en Tlaxcala y en el país.

En el 2016 los candidatos que hoy despachan y cobran como autoridades estatales y municipales prometieron obras y las grandes transformaciones, pero el tiempo ha pasado y seguimos igual o peor. O usted que opina.

La dupla Minerva-Gelacio destinada al fracaso

.

Tendría que pasar algo extraordinario en las próximas semanas para que Minerva Hernández Ramos y Gelacio Montiel Fuentes, virtuales candidatos al Senado por la coalición integrada por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano tuvieran alguna posibilidad de ganar los comicios del 1 de julio, porque es una realidad que sus nominaciones sólo generan decepción y rechazo en esos partidos.

señorio

No se necesita ser un analista experto para llegar a la conclusión que la pela por el Senado en Tlaxcala será entre los candidatos del PRI y Morena. Los próximos senadores de la entidad saldrán entre los priistas Anabel Alvarado Varela y Florentino Domínguez Ordoñez y los seguidores de AMLO, Ana Lilia Rivera Rivera y el ex gobernador José Antonio Álvarez Lima.

La posibilidad que tenía la coalición Por México al Frente para disputar esos cargos de elección popular empezó irse al cagadero cuando el PAN impuso a Minerva Hernández como su abanderada, pues la impopular ex perredista no entiende que sus mejores años pasaron y que hoy su capacidad seductora ya no tiene los efectos de hace algunos años.

El PRD utilizó a Tlaxcala como moneda de cambio frente al PAN para sacar posiciones en otros estados donde sus candidatos son más competitivos. Entregó a los panistas dos de los tres distritos electorales federales y la primera posición de la fórmula al Senado.

Esas pésimas decisiones y la imposición de Gelacio Montiel como compañero de fórmula de Minerva Hernández han provocado una gran molestia entre la militancia perredista, la cual no moverá un dedo para apuntalar las campañas de los candidatos al Senado y a las diputaciones federales.

La coalición conformada por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano llega a los comicios del 1 de julio débil y dividida. Carece de un candidato con liderazgo y arrastre. Además es evidente la ausencia de la estructura electoral, porque hasta ahora el trabajo de esos partidos ha sido mediático y no de campo.

No cabe duda que el PAN y el PRD están convertidos en los mejores aliados del PRI y del gobernador de Tlaxcala.

Diputados mediocres

De pena ajena el actuar de algunos diputados locales que pretenden evadir su responsabilidad en el conflicto registrado en Ixtenco por la estupidez del presidente municipal Miguel Ángel Caballero Yonca.

El presidente de la Comisión de Asuntos Municipales de la LXII Legislatura, Martín Rivera Barrios, es un inepto que por andar en busca de la reelección descuido su trabajo y dejó que el problema en ese ayuntamiento creciera, porque él sabía que detrás de la síndico Lucia Rojas González, estaba el diputado priista Ignacio Ramírez Sánchez.

Ignacio Ramírez incitó y manipuló a la síndico Lucia Rojas para enfrentar al alcalde Miguel Ángel Caballero, por lo que resulta estúpida y tonta su intervención en la tribuna del Congreso del Estado, no sólo porque pidió a las partes en conflicto dejar sus posiciones hostiles, sino porque además urgió al secretario de Gobierno, Tito Cervantes Zepeda, a solucionar la disputa que él como legislador alentó y provocó.

Los diputados priistas Rivera Barrios y Ramírez Sánchez son un estorbo y su juego ya ha sido detectado por el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, quien sabe perfectamente que ambos legisladores son unos simuladores que quieren jugar al chingón cuando se sabe que son unos mediocres.

Y ya que hablamos de mediocres, le cuento que el diputado panista Juan Carlos Sánchez García, el pegaazulejos conocido entre los maestros de la cuchara como El Saga, anda muy bravucón y ahora quiere modificar la ley para quitarle al gobernador la facultad de autorizar la comparecencia de funcionarios ante los legisladores.

Oportunista y sonso, el diputado panista recordó que el pasado 15 de agosto de 2017, el coordinador de su bancada, Carlos Morales Badillo, presentó la iniciativa para modificar la Constitución Política local para que el Congreso tenga la facultad de citar a funcionarios estatales sin el permiso del gobernador.

Si bien la propuesta es buena y hasta deseable de que sea aprobada, en los hechos no existe ninguna solicitud formal de algún diputado local que pida al gobernador Marco Mena la comparecencia de algún funcionario, de ahí que las quejas de los legisladores sólo son en los medios porque por los canales institucionales no hay nada.

Con este comportamiento lo mejor que le puede pasar a El Saga es regresar a pegar azulejos y pisos, porque al menos eso si lo hacía bien.

Trascendidos de inicio de semana en el gobierno estatal y municipal

.

A casi ocho meses del iniciado el nuevo gobierno estatal, siguen los rumores de probables cambios en las estructuras de mandos medios de las dependencias. Muchos dicen que los movimientos se darán a finales de agosto y a principios de septiembre, pero por lo que se ve es difícil que se concreten porque esa estructura será necesaria para lo que viene en Tlaxcala.
sen

 

Sin que hasta la fecha se haya dado a conocer oficialmente, trascendió que el pasado 2 de agosto Elda García Gómez fue destituida como responsable del Instituto Estatal de la Mujer (IEM).

La hoy ex funcionaria asistió ese día a la inauguración del Centro de Justicia para las Mujeres en el estado de Tlaxcala, pero por la tarde fue removida una vez que su jefe se enteró que Elda García se había atribuido la gestión del mencionado centro cuando en realidad no hizo nada.

Como suele suceder, el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez solicitó detalles de ese centro, razón por la cual recibió una tarjeta informativa y una explicación de la titular del IEM, a quien se le hizo fácil asumir la gestión realizada durante el año pasado y la supervisión de los avances para su funcionamiento.

Sin embargo, el mandatario al recibir a Álvaro Vizcaíno Zamora, secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública y a Lorena Cruz Sánchez, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, se enteró por la segunda funcionaria que había sido Maricela Cuapio Cote la ex responsable del Sepuede e Icatlax la que se movilizó para concretar el Centro de Justicia para las Mujeres en el estado de Tlaxcala.

Al comprobar que Elda García había mentido, el mandatario giró instrucciones para cesarla de inmediato, orden que se cumplió la tarde de ese 2 de agosto. Aunque la ex funcionaria inició la entrega recepción, ésta no se ha podido concretar porque resulta que la ex titular del IEM se llevó la camioneta Honda CRV placas XTL 4077 color negro sin que hasta el momento tenga la intención de devolverla.

A dicha unidad se le ha visto circular por las calles de Tlaxcala siendo operada por el novio de Elda García, un burócrata conocido como el “Capi” Jorge Maldonado Balbuena, quien cobra sin trabajar en el gobierno del estado, pues según él está bien palanca porque en la pasada campaña fungió como uno de los escoltas del hoy gobernador.

Trascendió que el pleito legal por el terreno donde el ex alcalde Adolfo Escobar Jardínez decidió construir el Polideportivo “Carlos Castillo Peraza” se está complicando para el ayuntamiento capitalino, porque el síndico Héctor Martínez García está más preocupado en proteger a sus familiares que cobran en la administración municipal y en impulsar la campaña de su hijo que sueña con convertirse en diputado local que en atender sus obligaciones legales.

Dicen que el ex diputado local ha cometido algunos errores en el litigio que sostiene el ayuntamiento capitalino por el predio que fue comprado de manera irregular en la gestión del panista Adolfo Escobar, mismos que complicarán la posesión de ese inmueble donde opera el mencionado polideportivo.

Trascendió que los policías municipales de Santa Ana Chiautempan ya no soportan a su director César Sánchez González porque lejos de atender sus responsabilidades siempre anda de fiesta, perdón, en cursos de actualización que le toman tres o cuatro días, tiempo en que nadie asume las funciones de mando en la corporación.

Una prueba de lo anterior fue el accidente registrado el fin de semana en la Barranca de Briones ubicada en la colonia Tlapacoya de Chiautempan. La Policía Municipal recibió el reporte de que un conductor se había precipitado en ese lugar y sin embargo los uniformados tardaron varios minutos en presentarse porque nadie daba la instrucción de acudir al lugar.

César Sánchez dejó de presentarse en sus oficinas desde el pasado jueves y hasta el domingo por la tarde seguía sin dar señales de vida, situación que tiene molestos a los policías municipales que podrían inconformarse con el alcalde Héctor Domínguez Rugerio, a quien tienen pensado pedirle la destitución de su jefe.

Acaba la burla en Apizaco, apresarán al alcalde que perdió la razón ante la mina de oro…

.

Lo bueno para el panista es que no irá sólo a la cárcel. Lo acompañará otro alcalde, el de Calpulalpan y varios regidores y presidentes de comunidad, quienes aceptaron sobornos con recursos de obras, salarios y servicios.

Suponer que se había burlado de todos, autoridades, jueces y ciudadanos, implicará el pago de un elevado tributo, tras las rejas. No es un evento para aplaudir. Es lamentable y a nadie se desea esta suerte, pero cuando median reiteradas motivaciones, uno qué puede hacer, sino reflexionar sobre la gravedad de este capítulo.

Existía la advertencia de privar de recurso económico alguno al “gobierno ilegal” de Alex Ortiz Zamora. Y él lo ignoró. Pasó por el arco del triunfo la cuenta regresiva. Prolongó una dolorosa agonía, pensando en la temporada de asueto como si esta fuese un cobertor con el cual, ocultara los cadáveres administrativos en su haber.

¿Qué movió a Ortiz Zamora, a tomar decisiones tan delicadas como aquella de vaciar las cuentas del Ayuntamiento de Apizaco y, distribuirlas –esa es la versión no desmentida por este grupo – entre regidores y presidentes de comunidad, cómplices de esta atrocidad legal, administrativa y política?

Creyó posible involucrar a esas personas, buscando enfrentar con compañía al rígido brazo de la ley. Creyó poseer la fórmula para provocar un levantamiento en la región, en protesta por haber atentado contra el caudillo que roba al gobierno para repartirlo entre los pobres (pero de espíritu).

Creyó que regalando fechas en la Monumental, al nuevo gobernador, aspiraría a una especie de clemencia cómplice y quien quita, hasta a un huesito en la nueva administración.

Una tras otra, las acciones observadas por este panista, lo hundieron, complicaron su situación legal y le aseguraron el peor lugar entre los sesenta alcaldes tlaxcaltecas, por cierto, con todo y gobernar al municipio más activo, próspero y hasta considerado como el ombligo político de Tlaxcala.

En Apizaco domina una máxima entre sus habitantes: trabajar, trabajar y trabajar. Por eso son factores de prosperidad.

No conozco a familia o grupo en esta demarcación, opuesta a cooperar con su autoridad, siempre y cuando reciban los servicios como los merecen.

Y Ortiz Zamora, contó siempre con el respaldo de sus paisanos. Le dieron pese a sus detalles personales, el beneficio de la duda y votaron por él, sin saber que con el tiempo devendría en escasa seriedad… en delicada broma como principio rector de sus actos.

Enloqueció al ver la mina interminable de oro en los negocios del Ayuntamiento.

Pero el dinero en exceso hace daño. He aquí el ejemplo más evidente.

Recursos y poder en manos de un débil mental, son dinamita.

Y esta tuvo que estallar. Y nos ha exhibido como gobernados por el PAN, a punto de salir de la peor pesadilla.

En Calpulalpan las cosas no son mejores. Auditoría tras auditoría, nadie pensaba encontrar pruebas incriminatorias del alcalde, Juan Antonio García Espejel. Cientos de cartuchos útiles de un rifle de alto poder, despertarían las sospechas de las autoridades, respecto al involucramiento del edil con el crimen organizado.

Las cuentas de cabeza. Auto préstamos imposibles de liquidar. El patrimonio municipal empeñado en plazas como Tulancingo. Lo que ocurrió con Calpulalpan es vergonzoso.

Últimamente sus autoridades han gustado del escándalo. Esta vez, ya hay orden de aprehensión en contra de García Espejel.

No es el PAN. Son estos elementos aislados los responsables de acabar con el partido.

Eso es una respuesta aventurada, pero predecible en dirigentes que ven al fracaso como sino inevitable.

Estoy seguro que la gente pensará muy bien en volver a dar un voto a este partido.

Era muy poco. Lo adquirieron como franquicia y subieron su estado de ánimo, al grado de provocar la auto destrucción, con candidatos triunfantes de la talla de estos que nos ocupan hoy.

La frialdad de una celda o, de andar a salto de mata, serán amplios y suficientes espacios para el arrepentimiento. Mire que malgastar la formidable oportunidad otorgada por el pueblo no tiene perdón.

Por eso lo han de pagar a la sombra.

La verdad oculta tras el odio entre Minerva y Sánchez Anaya

.

Se ha llegado a especular a tal grado sobre el desencuentro entre los dos senadores perredistas de Tlaxcala que, hasta temas personales se utilizan en esta guerra. * El dislocado incremento del pasaje y su amañado manejo.


Dos versiones de perredismo dos, rompieron lanzas tras la catástrofe del cuatro de julio. La primera en soltar metralla es comandada por el senador Alfonso Sánchez Anaya, quien en particular además celebra el triunfo de “Marianito” (así llama a González Zarur), conserva pura (y así lo reza) su vocación pejista.

Enfrente, Minerva Hernández Ramos, decidió reaparecer. Y aunque prefiere no decirnos que  pactar con Manuel Camacho y su DIA –vía el chucho mayor – ve en Marcelo Ebrard Casuaubón, la causa por la que apuesta aliarse en el mediano plazo con el PAN de Felipe Calderón –el mismo que la hundió en los pasados comicios- formar parte de un gran frente, cuyo principal reto es oponerse al retorno del PRI a la Presidencia.

Fans de AMLO  e incondicionales de Marcelo, dibujan entonces una lucha sin tregua y la llevan a la parcela local, aprovechando cualquier oportunidad para picar sus ojos o, asestar puntapiés tantas veces como puedan.

Pese a haber sido equipo en aquél gobierno derrocador del PRI (1998-2004) con el tiempo tomaron caminos distintos. Hoy no se apetecen.

Eso sí, ASA les demostró hasta dónde tiene fuerza para perjudicarlos. Misógino, lo llama Abel Hernández, en su primera colaboración publicada por e-consulta.

Ambas causas, AMLO y Marcelo, habrá que colocarlas en perspectiva.

Yo creo que perfilan una elección en tercios (con Manlio, Peña Nieto o Beatriz por el PRI), ante una evidente ventaja del guapito gobernador del edomex en las pantallas de Televisa y con el beneplácito de Carlos Salinas de Gortari.

El tabasqueño y la pureza de sus planteamientos buscan la transformación de fondo. Desafían al actual sistema, pero dispone de una estructura finita en extremo, la del Partido del Trabajo (PT) apoyada por individualidades de la talla del “senador güerito de rancho”, y otros entes auténticos de la izquierda con riesgo de anidar en la utopía.

El carnal Marcelo, bajo el ajedrez planteado por Manuel Camacho Solís, probó en Puebla y Sinaloa –creo que Oaxaca plantea otra circunstancia – que la alianza contra natura con el enemigo histórico del perredismo (el PAN) posibilita triunfos bajo la premisa del momento: “aiga sido como aiga sido”.

Es una forma de aprovechar el pánico de Calderón al desahucio de Los Pinos, planteando alternativas complejas que ya pudieron coronarse en aquellas entidades federativas y, estuvieron a punto de hacerlo en Hidalgo, Veracruz y Durango.

Así que el golpeteo entre ASA y Minerva, no es sino la prueba de que ambos enfocan sus energías a proyectos tan distintos que les ha de ir la vida en apoyarlos.

Minerva sucumbiría a la causa de Adriana, (la panista del aiga sido) sólo a través del ofrecimiento de una excelente cartera en la campaña de Ebrard.

Y ASA, pues no veo quien le pueda desplazar de la representación pejista, ganada a pulso con un activismo fuera de discusión.

Y al ser apremiante una causa para Minerva en el ejercicio de reaparecer tras su fracaso electoral, pues qué mejor que aprovechar la oportunidad de vapulear al gobernador en funciones, Héctor Ortiz, el peor dice ella, no sé si como una afirmación por contar con las pruebas, ó, como elemento persuasivo para la conciencia colectiva, ávida de culpar a alguien por las deterioradas condiciones económicas y sociales a las cuales nos crecemos.

El incremento amañado del pasaje

El devaluado legislador priísta, Arnulfo Arévalo, se sumó a la consigna de ciertos transportistas por elevar el costo del pasaje, de 4.50 a 7.50 pesos, como si la economía del pueblo fuese el juego mediante el cual puede bromear con su improductividad.

Resulta que a instancias de Rubén Darío Domínguez –marianista de súbito tras prolongado besamiento de pies al actual régimen – comenzó a manejarse este despropósito en la tarifa mínima del transporte, para detonarla antes que Mariano González Zarur, asuma como gobernador, el 15 de enero de 2011.

Así, él llegaría sin el reto de retener el descontento social por el incremento, que busca ser –obvio- muy superior a lo que la lógica demanda, aunque no en las proporciones dislocadas y estúpidas con las que malamente lo pretende el singular transportista, cuyo historial a cualquiera pone chinito.

El travieso, el mago, el caporal, las Periañez… ¿le son familiares estos sobrenombres?

.

Ya viene la última feria de Tlaxcala en manos de Danny “el travieso” Herrera Murga, quien luego de un merecido descanso, vuelve a la escena con nuevos bríos para no dejar títere con cabeza durante “La Feria de todos los antros”.

Tras unas necesarias vacaciones (no sé si en Ixtapa, Huatulco u Oceánica), Danny el Travieso Herrera Murga, regresa por sus propios fueros para hacerse cargo de la fiesta más importante de la entidad: la Feria de Tlaxcala.

Oye, es el último año y hay que sacar lo que se pueda…

¿Escaparate cultural, artesanal, de música y contento?, no, para nada… hay que reponerse de los excesos y, si para ello es necesario abusar con el precio de los locales, pues, qué caray, verdad…

Ahora bien, si los principales espacios pueden quedar en manos de incondicionales, ya sabes, el negocio es más seguro entre cuates, para poder cubrir aquello de que les venden bebidas y otras cosas que atarantan, lo mismo a menores de edad que, a quien ande ganoso de sumarse a la conmemoración de este año de Hidalgo.

Dicen que ante la dificultad encarada por Danny para dejar el sitio aquél (ya sabes no, donde te la pasas entre terapia y terapia, y no necesariamente a base de arcilla en la piel), el alegre jefe ofreció el soberano negocio a mister Jesús Luévano.

Y también dicen que este lo rechazó, temeroso de hacer el oso, pues ignora las jugadas de pizarrón atribuidas al malhablado de Turismo, y lo más grave: carece del equipo humano necesario para organizar “un latrocinio colectivo”, en contra de aquellos despistados, dispuestos a hacer bulto durante las más de tres semanas, entre octubre y noviembre.

Ajá, y quién conforma al tal equipo ese, tan infalible como efectivo (para la tranza).

Haz de cuenta que tienes frente a ti al raro team de candidatos del Partido Socialista (PS), propuesto por Herrera. O sea, Margarito Pérez (el mago, porque desaparece todo), Jaime Montiel (el caporal, pues se la pasa correteando bueyes… en la Pamplonada) y “las conejitas”: un puñado (creo que son cuatro) de maravillosas ¿políticas?, cuya transformación física, pecuniaria y hasta doctrinal, es un escándalo.

Se les conoce como las cuatro (des) gracias de Terrenate.

Vamos, al grado que una de ellas, hasta alcaldesa de ese municipio resultó electa.

A su paso por varias direcciones administrativas amasaron la solvencia (¿moral?… ¡ora!…) que les permitió levantar el feudo más célebre de aquél municipio, pasando de la modesta y acogedora casita, en la cual pasaron sus primeros años, a la mansión de los locos Adam’s en pleno corazón de esta comarca.

Bueno, lista la pandilla (el travieso, el mago, el caporal y las Periañez)… que suelten a los toros y que Dios nos agarre confesados, pues estaremos ante el cínico negocio en que se convierte a la Feria de Tlaxcala.

No sé qué esperan

Dos personajes dos: Víctor (el nayarita) y Daniel (el travieso), han impreso –cada cual a su muy particular estilo – la peor imagen de corrupción al régimen que corre.

Creo que una administración con el mínimo de intolerancia al delito, a estos dos y a otra media docena, los tendría a buen resguardo, porque no se puede concebir semejante grado de cinismo.

Lo peor estriba en que personajes de esta ralea ya se apuntan para reafirmar sus parcelas de poder, digamos en el área de procuración de justicia del fabuloso gobierno priísta prometido por Mariano González Zarur.

Girón, Perla y el desamor del PAC, ¿Harán que el PAN se hunda?

.

Mariano González se ha repuesto a mil obstáculos de quien más lo subestima: Beatriz, quien está obligada a tomarle la protesta y aceptar su error.


El dirigente del Partido Alianza Ciudadana (PAC), Luis Girón, tiene un alto grado de responsabilidad del desplome de Adriana Dávila, la candidata de la alianza Progreso para Tlaxcala (PAN-PANAL-PAC) en las preferencias electorales, quien de acuerdo con la encuesta de Gabinete de Comunicación Estratégica-Milenio, ocupa la segunda posición, con 23.8 unidades, frente a 27.3 del priísta Mariano González Zarur.

Girón es la muestra fehaciente del colectivo desdeñoso y soberbio al cual el gobernador Héctor Ortiz, acusa dificultades para guiar sin que de por medio haya gritos y sombrerazos.

Bueno, ya los hubo hace unos días en que Ortiz encabezó la primera reunión con Perla López Loyo y su equipo (claro, encabezado por Luis Girón). Ahí el mandatario les dijo que no es momento de caprichos y los llamó a integrarse con Adriana. Por supuesto que en esta comparecencia, Ortiz aceptó que las cosas no salieron como las había planeado.

En efecto, nunca quiso aceptar la existencia de Adriana Dávila, la subestimó una y otra vez, hasta que su jefe, el Presidente, le recordó que era obligación suya apoyar a la Dávila, primero para hacerla candidata y luego para ganar la elección constitucional.

La naturaleza humana mostró en aquella reunión de Ortiz con el PAC a una diputada Perla, muy molesta, porque de veras se creyó con posibilidades de ser la sucesora de su jefe político. Pese a su nulo perfil, la diputada de los folders vacíos aprovechó la ocasión para chillar enrabietada ante su protector, teniendo como testigos a muchos orticistas del PAC.

Su raro chantaje, sin embargo, carece del mínimo valor. Así que su peón, Girón, ha de reaccionar, porque de seguir de contentillo, desencadenará la furia del gobierno federal y, en un mal rato hasta en la cárcel va a ver a quien ni en pesadillas imagina.

Ortiz ya tenía reportes del comportamiento imbécil de Girón. La propia Adriana se lo dijo en una de las varias reuniones sostenidas hace unos días, allí donde la Dávila hizo caer a Ortiz cuando le pidió (mañosa, eh) conocer a los integrantes del Consejo General del Instituto Electoral (IET)… la respuesta del desgastado Ortiz sería un: “yo me encargo de acercarla con ellos”, y fue en el mismo sentido de llamar al imbécil Girón para que se pusiese a las órdenes de la apizaquense.

Todo esto es parte del espinoso proceso interno panista, que refleja las inseguridades de Ortiz, para dar brillo a personajes que lo sucederían. Empecinado en ser el capo di capi, ahogó a personajes que habían creído en él (Julián Velázquez) pero que ahora lo prefieren de lejos o, hasta aceptaron que para ellos ya no existe.

Y acostumbrado como estaba, a servirse primero, las mejores y más abundantes porciones, fue incapaz de crear líneas paralelas de sucesión y, prefirió la sumisión e incondicionalidad de Perla, una verdadera afrenta a quienes aceptaron ser parte del orticismo aportando cacumen para labrar en piedra maciza lo que con el tiempo se convirtió en arcilla.

Simultáneamente, Mariano González Zarur, se sobreponía a los obstáculos colocados por gentes como Beatriz Paredes, otra partidaria de la subestimación.

Dedicada su agenda a perjudicar al divo, la Paredes tiene hoy el primer desengaño al ver a su objetivo de destrucción con una considerable ventaja sobre la candidata de Calderón y obligadamente de Ortiz.

Dice Mariano que en su ir y venir por Tlaxcala, se encuentra con un estado maltrecho, sin inversión, sin empleo, sin campo… y anuncia una administración con lupa.

Ahora bien, el criador de toros ha de saber de la existencia de un tema común con Beatriz: el discurso de hurgar ante “un gobierno caracterizado por la corrupción, la deshonestidad y los excesos”, según se lo dijo a los aspirantes, simpatizantes suyos, en el salón presidentes del CEN tricolor, reunión a la que Mariano no fue convocado.

No le quedará de otra. Tendrá que perseguir a su antecesor. Es la voluntad de quienes al menos por dos años detentan el timón del país. De otra forma, Mariano no conseguirá los recursos para atender ese desempleo, ese campo abandonado, como lo describe el propio priísta.

A estas alturas, la maniobra de Rosalía, creo que le resultó a la inversa. Ver su nombre en la boleta se habrá de tomar como un desesperado y no pedido gesto solidario con la candidata panista (recordará que fue senadora de e

se partido), pero según se ve, de poco le servirá el desplante.

El amoral consejo general del IET quiere castigar a los medios de comunicación

.

Salió bravo el nuevo consejo general del IET, como sabe de su ilegitimidad opta por agredir a los medios críticos… y se dice demócrata.

Según Enrique Zempoalteca Mejía, parte del consejo general más cuestionado en la historia del Instituto Electoral de Tlaxcala, los medios críticos en el proceso electoral, podrán ser castigados, tras una “cuidadosa evaluación”, cuando sus contenidos sean tendenciosos.

Preguntamos al señor consejero, ¿Quiénes integrarán al equipo de expertos en medios para determinar si un periodista se asume tendencioso?

Y más claro: ¿Se siente el consejero Zempoalteca con la suficiente calidad moral como para sancionar a un medio, tendencioso, si sabe perfectamente que la elección del actual consejo general puede venirse abajo debido a las inconformidades denunciadas ante instancias superiores?

En otras palabras, hemos sido testigos de la conformación de un consejo general ilegítimo, descalificado, débil, amoral, pero eso sí castigador de medios de comunicación cuando en alguno de ellos encuentre elementos que lo lleven a suponer contenido tendencioso.

Esto es pitorreo.

La misma existencia del Instituto Electoral de Tlaxcala (IET) en estas condiciones, es vergonzante para el pueblo de Tlaxcala. Tanto más que un consejero, elevado a calidad de mesías, se aviente la puntada de anunciar castigos.

Señor consejero Zempoalteca, díganos cómo va a castigar a los medios, porque hay varias opciones:

1.- A latigazos, para sepultar el aire democrático del que tanto se ufana el instituto del que usted forma parte, dentro de un proceso espurio.

2.- Retirando los apoyos económicos, que por cierto el instituto del cual forma usted parte no ha tenido a bien distribuir democráticamente.

3.- Cancelando la señal de internet, o comprando todo el tiraje de algún periódico o revista, o cercenando la garganta de algún crítico en radio para impedir que salga por su boca alguna expresión merecedora de castigo, porque criticó a algún candidato o candidata y por lo tanto desafió la prohibición establecida en los nuevos lineamientos.

4.- Contratando a los guaruras de Rubén Flores Leal o a alguno de los muchachos postgraduados de la Procuraduría para que al reportero que se pase de la raya le propinen una madriza de antología.

5.- Amenazando con dictar conferencias magistrales en las redacciones de los medios para enseñarles el oficio de escribir la historia diaria en sus páginas y demás espacios.

Primero legitímese señor consejero.

Recomiende al consejero presidente, Cesáreo Santamaría Madrid, que asista a las sesiones y dé la cara a los medios, pues con su 4.1 de calificación jamás va a encontrar alivio a sus noches de insomnio y a sus sudores fríos porque constantemente teme el encuentro con alguno de los preguntones reporteros, incómodos, pecadores, malhablados y hasta ateos, capaces de reprobar  su mediocridad ante cientos de lectores, radioescuchas o cibernautas que a diario siguen sus alzaditos textos, dignos de que las buenas conciencias, de la vela perpetua y la adoración nocturna con sede en San Manuel, los sometan a las llamas de la inquisición electoral, cuyo organismo árbitro, en mala hora cayó en las peores manos.