[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘Mariano González Aguirre’

Elecciones de julio con aroma a sucesión

.

El proceso sucesorio en Tlaxcala previsto para el 2021 prácticamente ha iniciado con la designación de los candidatos a senadores, diputados federales y diputados locales. Hay más de cinco tiradores que esperan ganar los comicios de julio de este año para de inmediato trabajar en sus respectivos proyectos de convertirse en el próximo gobernador de la entidad.

señorio
Si las aún senadoras Lorena Cuéllar Cisneros y Adriana Dávila Fernández mantienen firmes sus intenciones de llegar a gobernar el estado, lo lógico era que otros políticos como Serafín Ortiz Ortiz dejarán su zona de confort para alzar la mano en la muy adelantada carrera por la sucesión gubernamental.

Para nadie es un secreto que para algunos políticos tlaxcaltecas los comicios de julio representan un mero trámite para llegar a cumplir con su objetivo central de despachar en la oficina principal de Palacio de Gobierno.

La ex priista, ex perredista y hoy militante de Morena, Lorena Cuéllar, sabe que tiene asegurado un lugar en la Cámara de Diputados, por lo que aprovecha el tiempo y cualquier oportunidad para seguir construyendo su proyecto rumbo a la gubernatura de Tlaxcala, luego que en las elecciones del 2016 fuera derrotada por el actual mandatario Marco Antonio Mena Rodríguez.

Lo mismo sucede con la panista Adriana Dávila, quien logró una excelente posición en la lista de candidatos a diputados federales plurinominales del PAN. La senadora ya tiene garantizado un escaño en la próxima legislatura.

Por tercera ocasión la panista buscará el gobierno de Tlaxcala, de ahí que lejos de someterse a un desgaste innecesario en estos comicios apostó por asegurar el control del partido y la lealtad de los futuros diputados locales.

El clan de la familia Ortiz vendió la idea de que su Partido Alianza Ciudadana (PAC) apostaría en la sucesión gubernamental a la figura de Alejandra Ramírez Ortiz, pero ayer esa posibilidad se desdibujó cuando se confirmó que el ex rector de la UAT, Serafín Ortiz Ortiz, se someterá al escrutinio de los electores para conocer si cuenta o no con respaldo ciudadano para buscar la gubernatura de Tlaxcala.

Si Serafín Ortiz logra derrotar en las urnas al candidato del PRI a la diputación local, Enrique Padilla Sánchez, y contener el arrastre del aspirante presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador, el ex legislador tendrá elementos para pensar en serio en su candidatura al gobierno de estado, pero si es derrotado su retiro político será obligado y necesario.

En el PRI anote los nombres de Anabel Alvarado Varela y Mariano González Aguirre como los dos tiradores a la sucesión. La primera intentará por todos los medios un lugar en el Senado, mientras que el segundo hará hasta lo imposible por amarrar su llegada a la Cámara de Diputados.

Ambos gozan del respaldo del gobernador Marco Mena, pero eso no quiere decir que todos los grupos que existen al interior del PRI los ven con buenos ojos.

La sucesión ha iniciado y el desgaste del actual mandatario será cada vez mayor, porque la oposición aprovechará todos los errores para desacreditar al gobierno del estado.

De guerras intestinas y otras cosas más

.

Hasta ahora nadie comprende la actitud quijotesca que existe al interior del Poder Legislativo relacionada con el manejo de los recursos que se hace a través del Comité de Administración que preside el diputado Mariano González Aguirre, porque es un secreto a voces que esa posición representa un gran negocio.

MGA 27

Sin dimensionar el impacto que tendrían sus deseos de protagonismo y lucimiento, el diputado priista Mariano González Aguirre decidió abrir la caja de pandora sobre el uso y destino de los recursos públicos que han dispuesto y gastado pasadas legislaturas por medio del poderoso Comité de Administración.

En su afán de presumir y justificar la inversión millonaria de 25 millones de pesos que se realiza en la remodelación del edificio de la calle Allende, Mariano González dejó entrever que en la pasada legislatura se malversaron alrededor de 30 millones de pesos al comprobarse que los diputados Eréndira Jiménez Montiel (PRD), José Javier Vázquez Sánchez (PRI) y Ángelo Gutiérrez Hernández (PAN) no destinaron ni un peso en el arreglo y mantenimiento del inmueble cuando encabezaron el mencionado comité.

Utilizando un medio a modo y sumiso a las órdenes del marianismo, el también aspirante a la diputación federal por el distrito uno con cabecera en Apizaco se aventó la puntada de asegurar que en 25 años nadie canalizó recursos para el mantenimiento del edificio del Poder Legislativo, con lo cual se supone que todo gasto que se decía era para tal fin, en realidad terminaba en el bolsillo de los diputados y administradores del Congreso.

Si tales posturas y declaraciones hubieran salido de un diputado opositor la trama que se pretender montar tendría algún sentido, pero cuando éstas fueron promovidas y alentadas por un priista e hijo de un ex gobernador entonces resulta preocupante por las siguientes razones.
1.- En la pasada legislatura el coordinador de los diputados priistas era el actual gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, quien se supone avalaba todas las decisiones de José Javier Vázquez Sánchez cuando se desempeñó como presidente del Comité de Administración.

2.- Si hoy Mariano González se queja de la pasada y otras legislaturas sobre el gasto ficticio que hubo en el mantenimiento del Congreso local, también está involucrando en esas irregularidades a Fabricio Mena Rodríguez, quien es hermano del actual gobernador y que ha administrado en algunas ocasiones las finanzas del Poder Legislativo.

3.- Si hubo gastos simulados en reparaciones del edificio porque no existe ninguna observación del Órgano de Fiscalización Superior.

4.- Será que el gobernador Mariano González Zarur no sabía de los gastos ficticios y que los diputados priistas lo engañaban sobre el tema.

5.- Porque el diputado Mariano González evidencia mediáticamente el caso y no presenta las denuncias penales correspondientes para castigar a los responsables de esos presuntos delitos.

6.- Porque la intención de golpear al gobernador y a sus funcionarios como el nefasto José Javier Vázquez Sánchez, quien desde hace unos días despacha como titular del Instituto Tlaxcalteca para la Educación de los Adultos.

Mariano González Aguirre lejos de sumar simpatías está abriendo frentes que no le ayudarán en nada a su próxima campaña para la diputación federal.

Ahora que abrió la caja de pandora difícilmente podrá cerrarla. Lo lógico es que nos informe a detalle los gastos que hizo el año pasado el Comité de Administración de la actual legislatura que estuvo en manos del pegaazulejos y diputado panista Juan Carlos Sánchez García “El Saga”.

Ojalá Mariano González dé a conocer la lista de 25 presuntos “asesores” que tenía El Saga y que cobraban en el Poder Legislativo, mismos que trabajaban para apuntalar las aspiraciones del panista a una diputación federal. Dicen que el frustrado constructor consentido del orticismo disponía de casi un millón de pesos mensuales para satisfacer sus caprichos y los de su frustrada pareja.

El arranque de protagonismo que tuvo Mariano González le puede salir muy caro.

Las definiciones en el PRI tendrán el sello de Meade

.

El virtual candidato del PRI a la presidencia de México, José Antonio Meade Kuribreña, asumió de inmediato el rol protagónico en el partidazo y no ha tenido miedo en tomar decisiones relacionadas con la designación de candidatos a las gubernaturas, por lo que es obvio que también influirá en la nominación de los abanderados priistas a las senadurías y diputaciones federales.

sello

Alguna señal recibió el actual diputado federal Ricardo García Portilla que busca recomponer su deteriorada relación con el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez.

Quizá el oriundo de Calpulalpan sabe algo que lo hizo salir de su retiro mediático para regresar y mostrarse como un priista disciplinado y leal al proyecto de Mena Rodríguez, como si alguien le hubiera dicha que estaba entre los finalistas que se analizan para ser designados candidatos del PRI al Senado de la República.

Su relación con el ex gobernador Mariano González Zarur y la cercanía que logró con personajes ligados a Meade Kuribreña puede ser determinante para concretar su sueño de convertirse en aspirante a la Cámara Alta, sobre todo cuando el virtual candidato presidencial del PRI influyó para imponer a los candidatos priistas a la gubernatura de Yucatán y Jalisco.

Según la columna Templo Mayor del periódico Reforma, en ambas entidades los favoritos priistas o de abolengo no quedaron porque esas posiciones al final fueron para personajes ligados a José Antonio Meade, el no militante del PRI que ya se comporta como todo un viejo miembro del partidazo.

En Yucatán el bueno resultó ser el ex secretario de Desarrollo Social estatal Mauricio Sahuí, de quien se dice que trabó buena relación con Meade cuando estuvo al frente de la Sedesol federal y en Jalisco ocurrió algo muy similar pues el «candidato de unidad» será Miguel Castro, también ex secretario de Desarrollo Social.

En la primera entidad se quedaron con las ganas de competir por la gubernatura el peñista Jorge Carlos Ramírez Marín y el hijo del influyente senador Emilio Gamboa Patrón, Pablo Gamboa Miner, quienes ayer tuvieron que aceptar la imposición del candidato del ex secretario de Hacienda.

En Tlaxcala no sería nada raro que Mariana González Foullon, actual delegada de Sedesol, terminara siendo la candidata al Senado junto con Ricardo García Portilla, pues hay que recordar que fue José Antonio Meade quien la hizo funcionaria federal de la dependencia donde trabaja cuando éste era el titular de esa área en el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Me queda claro que Meade Kuribreña está tomando decisiones y que está apostando por personajes que conoce. En Tlaxcala sabe que el PRI se fortaleció en los últimos dos procesos electorales gracias a la operación que hizo su amigo el ex gobernador Mariano González Zarur, quien seguramente será consultado sobre los probables candidatos a legisladores federales.

Pronto se verá hasta dónde llega la influencia del hacendado, pues hay quienes aseguran que su hija Mariana podría ser candidata a senadora mientras que su otro hijo Mariano González Aguirre podría convertirse en aspirante a diputado federal por la vía plurinominal, pues es la única vía que le queda para seguir su carrera política.

Aunque se especula mucho sobre el futuro de los hijos de Mariano González, es una realidad que ambos están siendo considerados para participar en los comicios del 2018.

Veremos si Meade opta por apapachar a los hijos de su amigo el ex gobernador.

Pronto despertará la estructura priistas ligada a Manchis

.

La inminente designación del próximo candidato del PRI a la presidencia de México es esperada con mucha atención en Tlaxcala, pues si se confirma que el actual secretario de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña, resulta el elegido, el grupo del ex gobernador Mariano González Zarur recibirá oxígeno puro para revivir y pelar posiciones en el 2018.

 pri

La estructura priistas que dejó Mariano González Zarur y que permanece aletargada en la actual administración pronto podría dar señales de vida, sin embargo ésta difícilmente se someterá al círculo de influencia que dice tener el actual líder del PRI en Tlaxcala, Florentino Domínguez Ordoñez.

 Sólo espera que se confirme la inminente nominación en el PRI de José Antonio Meade a la presidencia de México para dedicarse a trabajar por él y los candidatos que Mariano González decida apoyar para el Senado y las diputaciones federales y locales.

Florentino Domínguez nunca pudo convencer a la estructura priista montada en el gobierno del estado de sumarse al nuevo proyecto, porque los funcionarios y empleados que operaron en la última elección donde el PRI logró retener la gubernatura se sienten desplazados y traicionados.

A nivel nacional el PRI no visualiza ningún conflicto serio en Tlaxcala al momento de repartir las posiciones que estarán en juego en los comicios del próximo año, ya que en su radar sólo tiene registrados dos grupos con fuerza y capacidad para exigir candidaturas. Uno lo encabeza el actual gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez y el otro el ex mandatario Mariano González.

 Y aunque ambos grupos han mantenido las formas, la realidad es que mantienen una disimulada disputa por las candidaturas al Senado. El primero busca apuntalar a la actual secretaria de Gobierno, Anabel Alvarado Varela, mientras que el segundo impulsa a su hija y actual delegada de la Sedesol, Mariana González Fullon.

 Faltan pocos días para que el hacendado empiece a mover sus piezas en este juego de ajedrez. Veremos si tiene la fuerza y la habilidad para imponer sus deseos y caprichos como lo hizo en el último año de su gobierno.

Oposición se alista para dar otro coscorrón al PRI en el Congreso

Será mañana jueves cuando el caso del ex magistrado Fernando Bernal Salazar sea nuevamente puesto a discusión en el pleno del Congreso local, donde los priistas comandados por Mariano González Aguirre y Arnulfo Arévalo Lara harán hasta lo imposible por evitar la ratificación del abogado como miembro del Tribunal Superior de Justicia del Estado.

 Sin embargo, la oposición que hace unos días logró aprobar la ley para entregar uniformes escolares a los estudiantes de educación básica con el rechazo del PRI está convencida que lo mejor es evitar un conflicto con el Poder Judicial de la Federación, de ahí que al parecer podrían lograr los votos necesarios para ratificar a Bernal Salazar como magistrado.

 Los diputados panistas y perredistas ya comprobaron que no hay ningún elemento que impida la confirmación de Fernando Bernal como integrante del TSJE, por lo que tendremos que esperar hasta mañana para saber si el PRI logra su propósito o si la oposición vuelve a vencer a los priistas.

 Se valen las apuestas.

Mariano, un líder sin fuerza en el Congreso local

.

Mariano González Aguirre ya entendió que no es lo mismo ejercer el poder siendo hijo de un gobernador que ser un diputado más en el Congreso del estado, pues sus dotes de operador político que presume tener simplemente no le alcanzaron para evitar que diputados de oposición apoyados por algunos aliados del PRI hagan travesuras.

señorio

Algo tendrá que realizar el jefe político en el estado para evitar que cosas se descompongan más al interior del Congreso local, porque el responsable de tener el control en el Poder Legislativo ha fallado repetidamente al permitir que la oposición apruebe reformas que afectarán al gobierno.

De Mariano González Aguirre, hijo del ex gobernador Mariano González Zarur, se esperaba más como diputado local y presidente de la Junta de Coordinación y Concertación Política, pues a lo largo del sexenio de su papá disfrutó ejercer el poder, sin embargo es obvio que aprendió muy poco de ese talento que sólo unos cuantos políticos logran asimilar y desarrollar con éxito.

El primer fracaso del bisoño político fue cuando la oposición encabezada por el diputado perredista Alberto Amaro Corona logró hace unos meses reformar el Artículo 299 del Código Financiero para el Estado de Tlaxcala y sus Municipios para quitarle al Poder Ejecutivo el control sobre el destino de los recursos excedentes y regresar al anterior esquema que permitía al Poder Legislativo y Judicial tener participación de esos fondos.

A finales del sexenio de Mariano González Zarur la anterior legislatura aprobó una reforma al mencionado código para otorgar al gobernador en turno la potestad de decidir en dónde y en qué se gastarían los recursos excedentes que tuviera el estado de Tlaxcala, cambio legal que Mariano González no pudo mantener porque su soberbia no le permitió ver que su liderazgo es endeble.

El más reciente descalabro de Mariano González se registró ayer en la sesión ordinaria del Congreso del estado, donde los diputados de oposición junto con los legisladores aliados del PRI –J Carmen Corona y Sandra Corona (Panal), Agustín Nava (PS) y Yazmín del Razo (Independiente)- se juntaron con los del PAN, PRD, PAC, Morena y PT para aprobar una ley que obligará al gobierno estatal entregar uniformes escolares gratuitos a los estudiantes del nivel básico a partir del ciclo escolar 2018-2019.

González Aguirre no pudo o no quiso frenar dicha iniciativa que afectará las finanzas de la actual administración estatal, ya que para poder cumplir con esa obligación las autoridades tendrán que disponer de por lo menos 200 millones de pesos que implicará la compra de falda o pantalón, blusa o camisa, suéter y calcetas o en su caso ropa deportiva.

La propuesta realizada por los diputados de Nueva Alianza que hoy se encuentran distanciados del gobierno de Marco Antonio Mena Rodríguez nunca explica de dónde saldrán esos recursos, por lo que la oposición en el Congreso local aprovechó la falta de operación política del PRI para avalar dicha ley que sin duda repercutirá en las finanzas públicas.

Al gobierno de Mena Rodríguez le está saliendo muy cara su postura de no entregar los 25 millones de pesos que su administración debió depositar al Congreso local para llevar diferentes obras de mantenimiento al inmueble, pues los diputados saben que parte de esos recursos serían destinados para ellos y por eso no han tenido empacho en demostrar que están molestos con el Ejecutivo.

Lo de ayer es un mal antecedente que sin duda debe preocupar, ya que la designación del fiscal anticorrupción se puede entrampar, así como el nombramiento de los dos magistrados que integrarán el Tribunal de Justicia Administrativa de Tlaxcala y la aprobación de las leyes secundarias del Sistema estatal Anticorrupción.

El PRI requiere con urgencia de un operador en el Congreso del estado que garantice el control de ese poder, porque está comprobado que Mariano González Aguirre reprobó en esa encomienda que le entregó su amigo el gobernador Marco Mena.

Mal augurio para el Sistema Estatal Anticorrupción

.

Tlaxcala está lejos de contar con un confiable Sistema Estatal Anticorrupción, pues los diputados locales no muestran ningún interés para legislar con tiempo y llevar a cabo los nombramientos de un fiscal y dos magistrados que se encargarán de aplicar la ley en materia administrativa. Todo dependerá de la negociación que logren el PRI y sus aliados con el PAN y PRD.

Enrique-Padila-Sanchez

Los diputados tlaxcaltecas una vez que asumen el cargo parece que de inmediato se colocan el chip del valemadrismo, porque legislatura tras legislatura es común ver cómo trabajan al vapor para aprobar leyes sin consultar a los ciudadanos, es decir, ven por sus intereses partidistas y de grupo y se olvidan del bien común.

Aunque los legisladores tuvieron casi once meses para analizar y aprobar el Sistema Estatal Anticorrupción, la realidad es que será hasta diciembre cuando se someta a votación las leyes secundarias que darán vida a esa estructura que busca castigar las conductas ilegales en la administración pública.

El laberíntico diputado Enrique Padilla Sánchez que es responsable de sacar adelante ese nuevo sistema jugó bien por casi once meses con el tema, porque incluso llegó a tener credibilidad sobre sus acciones encaminadas para darle vida a ese andamiaje legal, pero por desgracia el tiempo demostró que sigue siendo un gran simulador, un convenenciero y que se mueve como una veleta que hoy apunta hacia Palacio de Gobierno.

Padilla Sánchez sólo ve su beneficio personal y hoy más que nunca sabe que si logra sacar adelante el sistema y los nombramientos que disponga el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez tendrá garantizada su reelección como diputado local, posición que anhela para desde ahí proyectarse como un aspirante a la gubernatura para el 2021 sin estar bajo la tutela de Mariano González Aguirre.

Por esa razón, el sobrino de Beatriz Paredes acató la instrucción de llevar la aprobación de las leyes secundarias de ese sistema hasta diciembre, mes en el que también los legisladores deberán aprobar los nombramientos del fiscal anticorrupción y de los magistrados que conformarán el Tribunal de Justicia Administrativa de Tlaxcala una vez que el mandatario Mena Rodríguez envíe las respectivas ternas.

En los pasillos del Poder Legislativo corre el rumor que para nombrar al fiscal anticorrupción se prevé lanzar una convocatoria a fin de abrir ese espacio a las propuestas ciudadanas y de diversos organismos, sin embargo sólo se trata de una celada para tratar de vender la idea de que la designación de ese funcionario será un proceso limpio y democrático, pues legalmente el gobernador tendrá que enviar una terna a los diputados que al final votarán por el hombre o la mujer que reciba el visto bueno del mandatario tlaxcalteca.

Los diputados tienen 52 días para aprobar las leyes secundarias y los mencionados nombramientos a fin de cumplir con la disposición legal que establece que el Sistema Estatal Anticorrupción de Tlaxcala deberá operar a partir del 2018.

El presidente de la mesa directiva del Congreso del estado, Arnulfo Arévalo Lara, tuvo un arranque de honestidad al declarar que si bien para él y otros legisladores es una prioridad el citado sistema, ésta no puede estar por encima de los intereses y negociaciones que se lleven a cabo en la Junta de Coordinación y Concertación Política que preside el diputado priista Mariano González Aguirre.

Ahora resulta que el futuro de ese andamiaje depende del ánimo y la voluntad de los diputados que integran ese órgano de gobierno del Poder Legislativo, lo cual resulta lamentable porque difícilmente en esas mentes existe el deseo de aprobar leyes que garanticen un sistema anticorrupción moderno y con dientes, pero sobre todo que tenga la característica de ser independiente del gobernador y de los legisladores.

Con estos antecedentes le puedo asegurar que el Sistema Estatal Anticorrupción no servirá de nada y será una pantomima más con la que se pretende simular que en Tlaxcala se castiga la corrupción.

El disparate de negar la ratificación del ex magistrado

.

Si el Congreso del estado dice tener la razón uno no se explica porque tarda tanto tiempo en emitir su fallo sobre la ratificación o no del ex magistrado Fernando Bernal Salazar, quien lleva ya casi tres años litigando una ilegalidad que la pasada legislatura y el ex gobernador Mariano González Zarur cometieron en su contra.

SONY DSC

El tiempo se agota y es la fecha que el Congreso del Estado no encuentra la salida para dar cumplimiento a un fallo de un juez federal que ordenó a los diputados emitir un nuevo dictamen sobre la ratificación o no del ex magistrado Fernando Bernal Salazar.

Aunque los legisladores locales insisten en que tienen los argumentos y la razón para negar la permanencia de Bernal Salazar como miembro de Poder Judicial en Tlaxcala, trascendió que el dictamen que se pretende presentar ante el pleno para ser votado está siendo elaborado en las oficinas de la magistrada Elsa Cordero Martínez.

Un indicio de lo anterior tiene que ver con la presencia de Rigoberto Lucas López, actual Director Jurídico del Congreso local, en el despecho de Cordero Martínez para recibir línea y los argumentos jurídicos que, según esa magistrada, servirían para rechazar la ratificación de Fernando Bernal.

A esa reunión celebrada hace unos días, también estuvo presente la magistrada Leticia Ramos Cuautle, quien anda más que preocupa porque sabe que puede dejar de ser integrante del pleno del Tribunal Superior de Justicia en el Estado.

Trascendió que varios abogados ya analizaron el caso del ex magistrado y llegaron a la conclusión de que no hay elementos legales para oponerse a la ratificación, sin embargo los diputados Mariano González Aguirre y Arnulfo Arévalo Lara -responsable de la Comisión Especial que se encarga del caso-, insisten en que se debe encontrar argumentos para frustrar el arribo de Bernal Salazar al TSJE.

Elsa Cordero y Mariano González no saben ocultar su ambición y su enorme deseo por controlar el Poder Judicial los siguientes años, pues como se sabe la segunda dejará en unos meses más la presidencia del TSJE y su intención es heredar esa posición al manchimagistrado Héctor Maldonado Bonilla.

El resto de los diputados locales debe tener presente que en caso de no acatar la orden del juez federal que puso un plazo para resolver el asunto se harán acreedores a una multa y a diferentes tipos de responsabilidad tanto penal, civil y administrativa por no cumplir en tiempo y forma con la sentencia de amparo.

Es escandaloso e inmoral que la presidenta del Tribunal Superior de Justicia en el Estado en lugar de defender la independencia judicial sea copartícipe junto con algunos diputados de vulnerar la autonomía del Poder Judicial.

Pronto veremos cuáles son esos sesudos argumentos legales que recomendó Elsa Cordero para negar la ratificación del ex magistrado y comprobaremos si son válidos o se tratan de una chicanada más a las que le encanta recurrir a la presidenta del TSJE para tapar todas sus irregularidades.

La tragicomedia montada para aprobar la cuenta pública del ex

.

El pleito que hace unos días protagonizaron el bisoño legislador priista Mariano González Aguirre con la diputada panista Guadalupe Sánchez Santiago puso al descubierto la pantomima montada por un grupo de legisladores para “exigir” al gobierno del estado 25 millones de pesos etiquetados para el Congreso del estado.

minimanchis

Si el hijo del ex gobernador dominara su carácter que en ocasiones en tan explosivo como el de su papá, es muy probable que hubiera salido bien el montaje teatral para “pelear” los millones de pesos pactados a través de un convenio firmado por la pasada legislatura y el mandatario Mariano González Zarur.

Sin embargo, el pasado proceso de aprobación de las cuentas públicas de los ex alcaldes generó una confrontación entre diputados que tiró a la basura esa escenificación, que hay que decirlo, avanzaba con cierta credibilidad.

El diputado panista Juan Carlos Sánchez García tuvo un papel protagónico en esa obra y empezó a lanzar dardos con cierta dosis de veneno a la secretaria de Planeación y Finanzas, Alejandra Nande Islas, porque según él la funcionaria menista se negaba a depositar 25 millones de pesos establecidos en un convenio, del cual nadie se acordó en los primeros meses de este año, sino a finales de julio y principios de agosto cuando ya se trabajaba en la revisión de las cuentas públicas.

Todo iba de acuerdo a lo planeado, pero cuando llegó el momento de aprobar y reprobar cuentas públicas de algunos ex alcaldes, el asunto de los 25 millones de pesos se salió de control porque en una reunión entre legisladores donde se calentaron los ánimos, el minimanchis González Aguirre habría dicho que si el pleno avala los estados financieros de su papá y de la Secoduvi, el gobierno del estado procedería a entregar ese monto pendiente para ser repartido entre los 25 diputados.

Traicionado por sus genes, el joven político priista habría hablado sin pensar y sin medir las consecuencias de sus palabras. La legisladora panista Guadalupe Sánchez Santiago mostró altura y lo confrontó sin ningún temor. Y ahí mismo le exigió aplicar los criterios usados para la cuenta pública de la Secoduvi a las cuentas públicas de algunos ex presidentes municipales que estaban reprobadas.

La cuenta pública de la Secoduvi está plagada de irregularidades y pretendes ocultar la corrupción que existió en el gobierno de tu padre, se habría escuchado fuerte y claro.

El intercambio de descalificaciones subió de tono al igual que los gritos de los diputados involucrados. Un testigo mudo de ese pleito entre esos dos políticos de alcurnia fue el legislador perredista Alberto Amaro Corona, presidente de la Comisión de Finanzas y Fiscalización.

Al final, todos sabemos el desenlace. Las cuentas públicas de Mariano González Zarur y de la Secoduvi fueron aprobadas, no así los estados financieros de los ex ediles panistas como el de Zacatelco, Tlaxcala, Calpulalpan y Tlaxco.

Estoy seguro que el Congreso local si recibirá en sus cuentas los 25 millones de pesos que adeuda el gobierno del estado, pero ahora dudo que éstos se vayan a repartir entre los diputados como se tenía planeado, pues el sismo del pasado martes puede cambiar ese compromiso si al final se comprueba que el inmueble donde opera ese poder sufrió daños.

No cabe duda que el ex gobernador es un político precavido y al final dejó etiquetado el estímulo que iban a exigir los diputados para aprobar su cuenta pública. Quizá por esa razón ya se le ve caminando tranquilamente por las calles de Tlaxcala, como lo hizo el fin de semana pasado donde aprovechó la ocasión para sostener una reunión con sus ex colaboradores.

El fallido complot contra Amaro

.

La postura y trabajo que realiza el diputado perredista Alberto Amaro Corona ya incomodó a legisladores y a otros actores políticos. De entrada impidió que las cuentas públicas fueran negociadas como sucedía anteriormente y buscará que los excesos de los ex alcaldes se sancionen y no queden impunes.

ofs

El complot montado por algunos diputados y 50 presidentes municipales que acudieron a las instalaciones del Órgano de Fiscalización Superior para tratar de quitar a Alberto Amaro Corona la presidencia de la Comisión de Finanzas y Fiscalización no prosperó y quedó demostrado que nadie cuenta con elementos para acusar al legislador perredista de alguna conducta ilícita.

 El lunes los diputados miembros de la Comisión de Finanzas y Fiscalización comandados por el presidente de la Junta de Coordinación y Concertación del Congreso del estado, Mariano González Aguirre, intentaron  arengar a los alcaldes para que mostraran su inconformidad en contra de Amaro Corona, pero simplemente ningún munícipe tuvo el interés de seguir el juego al grado que ninguno fijó o hizo una denuncia que fuera usada como pretexto para pedir la cabeza del legislador.

 La reunión no estaba teniendo el objetivo que se buscaba y en un arranque de sinceridad y desesperación, Mariano González se aventó a decir a los presentes “hablen ahora o callen para siempre”, con lo cual dibujó claramente cuál era la intención del encuentro al que también asistió la auditoria general del OFS, María Isabel Maldonado Textle.

 Alberto Amaro captó de inmediato la intención del aquelarre y se limitó a cumplir con sus obligaciones que tiene como presidente de la Comisión de Finanzas y Fiscalización, por lo que al final el complot armado en su contra resultó un petardo que sólo lo fortaleció al interior del Congreso del estado y debilitó, aún más, a Mariano González Aguirre que cada vez se muestra más débil ante los diputados y ahora presidentes municipales.

Una prueba de la fortaleza de Alberto Corona es la petición que hizo por escrito a la auditora general del OFS para que presente las denuncias ante la Procuraduría General de Justicia del Estado contra los ex alcaldes que se niegan a comprobar los recursos públicos. Debe actuar y evitar caer en omisiones que le impliquen alguna responsabilidad, establece el documento firmado por el diputado perredista y que fue recibido en la oficina de Maldonado Textle.

 Otro que también recibió un llamado fue el procurador de Justicia, Tito Cervantes Zepeda, para que reciba y de celeridad a las investigaciones con las cuales se busca terminar con la impunidad en Tlaxcala.

 Me queda claro que Alberto Amaro ya se convirtió en un personaje incómodo para el sistema, por lo que no dudo que haya nuevos intentos para tratar de quitarle la influyente Comisión de Finanzas y Fiscalización.

Los cambios en las delegaciones

La lista de delegados de dependencias federales que podrían dejar sus cargos a finales de este mes o en la primera quincena de septiembre incluye a más de 10 personas que simplemente ya cumplieron su ciclo como empleados del gobierno federal.

 Los primeros movimientos se darían en las delegaciones de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, así como en la Secretaría de Educación Pública y terminar en la Conafor.

 Dicen que a esas posiciones estarían llegando personajes ligados al ex gobernador Mariano González Zarur, quien se espera que regrese mañana viernes de sus largas vacaciones por Europa.

 Será cuestión de unos días para comprobar si el hacendado aún tiene fuerza e influencia.

 

El interesante proceso de iniciación de Marco Antonio Mena

.

Es que los castigos no cesan; en la eventualidad de un triunfo, su mérito será la persistencia… hasta su mejor amigo, le hizo de chivo los tamales…

Mariano Gonzalez Aguirre, Lo Sacan Plaza Toros Caos Vial Apizaco PRI, Caricatura

En el recuento de daños por el beltronazo del sábado anterior en la plaza de toros de Apizaco nos encontramos con una sensible baja en la popularidad del abanderado de la alianza PRI-Verde-Rosalía-Panal, Marco Antonio Mena Rodríguez, a quien el sonorense líder nacional del PRI en sus cinco sentidos y con una mala fe que desbordaba lo llamó Marco Adame hasta en tres ocasiones.

Otro tres tiene que ver con el tercer lugar en el que tres días después del espectacular acarreo tricolor, coloca a Mena Rodríguez una encuesta, en plena guerra sucia de quien pagó el espacio al Sol de Tlaxcala, mas no presentó la metodología para obtener los resultados: 1º Adriana, 2º Lorena y 3º Mena. Ya la autoridad electoral mueve sus regordetes brazos para descubrir quién fue el atrevido y… sancionarlo.

Como vemos el simbolismo se hace intenso en esta serie de eventos que tienen toda la forma de un proceso de iniciación a través del Triangular en tanto la primera prueba moral e intelectual.

Y así tendríamos al egresado de Stanford con la regla y el martillo en el ángulo superior de lo que ha sido una gran plancha de prueba, sometiéndolo a los tres momentos que hoy no deberían pasar inadvertidos: su destape, la negación de su promotor, el reencuentro con el CEN.

Dicho en términos mundanos, Mena ha tenido que aguantar vara a castigos intensos, primero por haber sido impuesto a costa de la reprobación del presidente Enrique Peña Nieto, el CEN de su partido y ese complejo sistema correspondiente a la Orden como Partido o el Partido como Orden.

El egresado de Stanford, funcionario del IFE –donde encuentra la verdadera alianza estratégica con Luis Carlos Ugalde– el nieto de la mujer que vendía carbón, hijo de maestros y autor de discursos entre cándidos y circunstanciales, no ha sido destruido pese al fuego amigo, a las fuerzas que dentro del propio sistema obran en su contra –Ricardo García Portilla, por ejemplo- factores todos en un maletín que no deja de agredirlo en cuanto a penas lo abre.

Cómo aceptar que su querido amigo Ugalde, director de la consultoría Integralia haya dejado fuera a Tlaxcala del trabajo de análisis electoral.

No puede ser juez y parte

¿Cómo entender entonces que el ex directivo del IFE tenga hasta un amplio espacio en la casa del ex senador Joaquín Cisneros, y no por ello la imagen del candidato deje la mediocridad como constante?

Qué difícil. El amigo, el incondicional… ha carecido de una entrega completa y leal, reservando acciones como esta, de Integralia.

En la eventualidad de ganar

Se habrá encaminado por un sendero lleno de espinas, piedras filosas y cristales angulados, al final del cual se halla la Verdad.

Su mérito será entonces haber sobrevivido a crisis como aquella de presentarse en dependencias de gobierno, pidiendo vales de gasolina ante actitudes, de la miseria al sobresalto cuando los responsables encaraban a un desgarbado candidato… ¡no, no, no, qué trauma!

Si los votos lo favorecen el cinco de junio, será un gobernador con una intensa vida en apenas unos años, pasando del azaroso papel como secretario de Turismo, al improductivo tiempo de diputado líder de los priístas, a dirigente estatal de ese partido. En un tiempo record y con la pesada laja mariana sobre sus hombros, el tipo agonizó tantas veces como se ha podido erguir, primero maltrecho, luego pues como uno se pone cuando le cambian el nombre.

El american dream de Apizaco

Nada más falta que la rectora de cierta universidad -¿la que escribe cajón con g?- atribuya al mérito académico durante su formación, el éxito económico que ya quisieran los millones de connacionales del otro lado de la frontera.

La declaración patrimonial de la senadora Adriana Dávila Fernández, es prueba fehaciente de ese enriquecimiento milagroso, formidable, de ensueño.

Información publicada hoy por Reforma, detalla cómo su patrimonio creció de 780 mil pesos a más de 12 millones de pesos en los últimos seis años.

Noten la diferencia. Mientras la enorme mayoría… los de a pie, sufren cada mes para pagar la renta, el teléfono, el cable y la colegiatura de los niños, hay en nuestra tierra verdaderos ejemplos de superación. Adriana sostiene lo siguiente: «He presentado desde el 31 de marzo mi declaración 3de3 como símbolo de lo que buscamos para Tlaxcala, ser el Estado más transparente del País, el principal cambio inicia por combatir de verdad y sin simulaciones la corrupción».

¡Esa es de las mías!, bueno, el fin justifica los medios ¿no?

Nótese la ironía de Reforma cuando añade en su nota la siguiente afirmación de la Dávila: «Tenemos que dar el mensaje de que la propuesta que traemos inicia con esta declaración 3de3, que no lo es todo, sino se trata de una conducta correcta».

Hay de aquellos que osen cuestionar el término “correcta” y deseen pasarlo por los filtros de Nietzche, para azotar con un palo de membrillo la manera prohibitiva de hacerse millonario mientras los demás tienen medio cuerpo medito en el lodo.

Y si en 2010 su patrimonio era de 780 mil pesos y créditos por 1.2 millones, hoy la bonanza es constante: sus chambas en Hacienda, Presidencia y el Senado le permitieron ganar 7.8 millones de pesos (mdp), y sus casas ya valen 2.8 mdp, bueno aunque todavía le deben algo al banco, porque la adquirió junto con su cónyuge, como quien dice a paguitos…

Injusticia laboral

No creíamos que la violación a los derechos de los trabajadores del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE) fueran tan rotundamente vulnerados.

Pero uno ni se imagina las que pasan esos empleados, cuyo estado de desvelo y desnutrición comienza desde que checan su tarjeta al iniciar el día y lo checan al acabar la jornada, digamos empiezan a las ocho AM y terminan a las cuatro PM.

Un detalle: checan la tarjeta de salida, pero no se van. A esa hora comienza lo bueno.

1.       ¿Y las horas extra, quién las cobra?

2.       ¿Y el Tribunal de la Defensa del Trabajador, a qué se dedica que no se da una vueltecita por San Manuel?

3.       ¿Los tiranos laborales están conscientes que tienen un pie en la calle?

La última y nos vamos

Pero lo que más castiga a Marco Antonio Mena Rodríguez, son los índices de reprobación, tanto del presidente Enrique Peña Nieto, como del gobernador, Mariano González Zarur.

Necesitaría ser superman para que no le peguen: la caída de 40 a 30 por ciento de aprobación ciudadana en el mes de marzo, y de 78 a 21 por ciento de aprobación entre los líderes del país en ese mismo lapso.

También en marzo, la percepción de que nos acercamos al precipicio creció de 34 puntos a 75 puntos, según se desprende de la encuesta aplicada por Reforma.

O sea el país va en caída libre.

Claro que en Tlaxcala las cosas son distintas. ¡Porque estamos peor!

Aquí no nada más la cosa administrativa está por los suelos. Además, hay persecución, terrorismo laboral y colusión con los organismos electorales. Si Peña tiene 3 de calificación, Mariano debe andar tres puntos abajo.