[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘Mariano’

Hermano del gobernador se nombra el gran elector para la sucesión

.

Tonchino González, fue escuchado diciendo que manchis, su hermano llegó a ser gobernador gracias a él; quien hoy tenga planes, primero deberá entervistarse con él.

(etlaxcala) Tonchis Gonzalez Zarur, Mariano, gobierno, PRI, Tlaxcala Online Caricatura

A don Antonio Próspero González Zarur, tonchis para los cuates, le dio por ponerse el sombrero de Padrino, y hasta hablar así como entre risas y quejas pero lento, lento, tal como lo hace un ranchero de muchos años que asegura haber trabajado toda su larga vida para hacer gobernador a su carnal manchis.

Así que de hoy en adelante, quien aspire a gobernar Tlaxcala va a tener que hacer fila para pedir, mejor dicho para suplicar al padrino Tonchino su clemencia y bendición para poder meterse a la pista de baile, rumbo a la elección de 2016.

Fíjense, del hermano pobre (malito para el negocio) hoy está hecho el Padrino de Tlaxcala, próspero de nombre y de condición económica pues hoy podemos ver que sí deja ser carnal del hacendado mayor.

Al respecto, Junior todavía no fija una posición. Será interesante saber qué dice el jovenzuelo (sí el de la simpática calvita como de franciscano) respecto a los sueños de grandeza en los que ha caído su señor tío tonchis.

Llamaremos gonzalada a este sainete de poder, no como la sana convivencia (donde abundan las habladas y zancadillas entre parientes) que año con año realiza esta simpática familia sino porque los genes entre libaneses y rancherotes están desbordados.

Esto es como un servicio… informar a quienes tienen planes en la política que antes de cualquier cosa tienen que pasar al rancho a hablar con tonchis. De ello da testimonio el delegado del Registro Agrario, Arnulfo Arévalo, a quien tonchino le confiaría estos datos que generosamente comparten con nosotros.

Lo medular se dio cuando tonchis recomendó arreciar la candela contra Noé Rodríguez Roldán, a quien su carnal manchis, pues nomás no va a dejar pasar, y seguir cuidando la imagen de Marco Antonio Mena Rodríguez.

Le meten el hombro

Fue precisamente el ex carnal pobre de manchis uno de los líderes a quienes Marco Mena y su nueva adquisición, el delegado Arnulfo Arévalo, encontraron como los liderazgos efectivos para sentarse a analizar el panorama político.

Sucede que Marco –orientado por su genial carnal Fabiruchis Mena- andaba sin brújula, sosteniendo reuniones con cartuchos quemados o con grupos tan minúsculos en el partido que valía gorro la presencia del presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del tricolor señalándose a sí mismo como el bueno, el ungido, el próximo gobernador.

Los sabios consejos del sedicente artífice de mariano como gobernador no se hicieron esperar. Y también las acciones desarrolladas. Por ejemplo, diría, a Anabell Ávalos ya la bajamos del caballo, a Noé Rodríguez no tarda, “que lo pongamos en su lugar”, aunque aquí habría que ser muy puntuales en señalar que el de Calpulalpan muestra un importante músculo pero no nada más con el PRI, sino con un grupo plural, más o menos como el Mariano tuvo que armar en su momento, cuando en el PRI ni le decían que sí, ni lo mandaban a la fregada, sino todo lo contrario.

El método de elección

En medio de las sesudas reflexiones de los González, y del tonchi-poder (llamémoslo tonchi-córdoba Montoya de manchis) una cosa que si es en serio, son los cambios de delegados del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) realizados por el líder nacional del PRI, Malio Fabio Beltrones.

Sabedor que hay plazas donde su partido va a tener que aplicarse a fondo si quiere remontar su calidad opositora o refrendar triunfos ante una creciente oposición, a partir de ya, nuevos personajes están llegando a las dirigencias estatales, a saber: Puebla, el regiomontano Rogelio Cerda, tendrá ante sí al grandulón Rafael Moreno Valle. El sonorense Abel Guerra irá a Durango, donde el PRI sigue siendo primera fuerza, pero no quiere correr riesgos. Aguascalientes,  Abel Salgado Peña, para tratar de mediar entre los mismos priístas que se odian a morir. Baja California, el jalisciense Leobardo Alcalá.

Desde luego que falta Tlaxcala, donde el delegado Javier Michel Díaz, no ha sido ni tantito discreto en su abierto apoyo a Marco Mena, tantito –dicen- por las mesadas que Mariano le manda, y otro tanto porque ya le gustó la plaza como para sentar cabeza, no le aunque que ya sus mejores años han pasado.

La misoginia de Arévalo

Y que la emprende contra la ex diputada Guadalupe Sánchez Santiago, a quien no bajó de insurrecta y desobediente con su primo el jefazo manchis… ahí anda inaugurando obras y presionando para que algo le toque cuando en la política de plano para nada figura, se atrevió a señalar el delegado Arévalo.

Beatriz, el recuento de los daños

Llegó Beatriz, hizo el desplante a la Universidad –no se presentó al foro anunciado- y se fue a cenar con Mariano.

¿Es eso una definición de su onerosa visita al lado de los graciosos bailarines de Brasil?

No, solo enrareció el ambiente.

Eso sí, demostró que le gusta la buena vida, y que le paguen los gastos.

La fortuna que pagarían entre el hoy culto Adolfo Escobar Jardínez, y por supuesto su jefe el señor manchis. ¿En cuánto saldría trasladar, alojar y alimentar a la delegación, sobre todo con la integrante extra que trajeron?

O les mermaban sus raciones a los brasileiros, o duplicaban la demanda alimenticia.

Con esos resultados, la fantasmal reaparición de Beatriz, pasó sin pena ni gloria.

 

 

 

Obligado Mena a recuperar al PRI y guardar una sana distancia del gobernador

.

Presumir los logros marianistas le provoca un grave desgaste, no tiene más alternativa que abrazar a la militancia y soportar los reclamos que decantarían en un verdadero liderazgo.

(etlaxcala) Marco Antonio Mena, Ventaja Chueca PRI, Noe Rodriguez Roldan, Anabell Avalos Zempoalteca, Guadalupe Sanchez Santiago, Mariano, Caricatura, Tlaxcala

Una vez definidas las instrucciones recibidas por el diputado Marcos Mena Rodríguez, una de las principales acciones que tiene enfrente es identificarse con los militantes de su partido.

No es tarea fácil. El PRI ha sido vapuleado desde que Mariano asumió el poder. Hubo quienes equivocadamente se ilusionaron… “hoy que ganó el partido, seguro Mariano me apoya”.

Qué equivocados estaban. A penas iniciaban el viacrucis que en nada mejoró al partido en comparación con su etapa opositora. Siguió sin recursos –dicen que siempre les dieron matanga con la centaviza- y las decisiones cupulares sustituyeron a la ilusión que con el triunfo de 2010 habían llegado buenos momentos.

Ese es el reto de Marco Antonio. Dar su justa dimensión al tricolor y procurar deslindarse de su inventor pues flaca ayuda le prodigan sus acciones.

A cualquiera le quita el sueño. Mariano es intenso, absoluto, pero debe entender que su tiempo se agota. Al menos debería aparentarlo. Mucho le generaría una actitud, por lo menos una, en los terrenos de la apasibilidad, de la paz interna.

No pierde porque Mena le es totalmente leal. No lo enfurecerá –como a menudo lo hace Junior- ni dirá que lo hizo famoso –como Napoleón, cuando la Conago y las copitas que se le subieron.

Si alguien lo ofendía cada que presumía sus presuntos títulos de doctor, pues era el hoy diputado Ricardo García Portilla (no ha mostrado esos títulos), sabiendo que al contador privado manchis, lo diplomaron –corre la versión- los institutos Patrulla.

En cambio, Mena Rodríguez se ha mostrado obediente y derecho.

Incluso, tiene que poner el ejemplo, renunciando al cargo de diputado local antes del cinco de diciembre, de tal forma que cumpla al pie de la letra con el artículo sesenta de la reforma electoral, uno de cuyos numerales es claro con los 180 días de separación del cargo, en cada aspirante a la candidatura a gobernador de Tlaxcala.

Por las mismas está la delegada de Sedesol, Anabell Ávalos Zempoalteca, y el delegado de Gobernación en Puebla, Noé Rodríguez Roldán.

A Guadalupe Sánchez Santiago esa reforma no la afectará… prácticamente culminó su tiempo de diputada federal.

Los plazos fatales

Y serán ciento cincuenta días los que deben mediar entre la elección de 2016 y aquellos alcaldes chapulines con deseos de contender por el fuero de diputados locales. Así, serán historia exactamente antes que inicie el penúltimo ejercicio de la gestión a la que están dejando trunca y no podrán meter la nariz en esa cuenta pública.

Según el contenido de la ley recién aprobada, los diputados que le quieran llegar a las alcaldías, tienen que dejar la curul noventa días antes de la elección.

Como ustedes ven es interesante el contenido de la manchirreforma, por cierto por culpa de la cual los panistas, mohínos como ellos solos, se hallan preparando una denuncia penal por difamación en contra de su colega Baldemar Cortés, de Movimiento Ciudadano.

Ya saben, este tipo de denuncias es como el llamado a misa. Primero, porque Baldemar goza de fuero constitucional y segundo porque la difamación… y la carabina de Ambrosio. De todos modos la quemada respecto a las fortunas recibidas a cambio de dar ese súbito y sorprendente voto a la Ley mariana, ni dios se los quita.

La inconformidad de los maestros

Crece y aunque e la Segob han de creer que mientras los líderes reciban sus mesadas a tiempo no va a haber purrún, nada de eso. Las manifestaciones recientes reflejan el profundo enojo de este gremio, el cual a velocidad vertiginosa nos une a la franja de estados en abierta oposición a la reforma educativa, primero porque su patrimonio está en riesgo y luego porque rechazan la evaluación.

Tomar esta inconformidad a la ligera es un grave riesgo de un marianismo agotado; dedicado a organizar su año de hidalgo, y también desconcertado porque los grupos se preguntan hacia dónde jalan.

No se habían visto coincidir a los institucionales y a los integrantes de la Coordinadora. Y con la fuerza el gobierno de Mariano no va a intimidar a los profesores.

Lo malo para el hacendado es la fecha en que se da este movimiento. Hoy está debilitado, agoniza políticamente, y no puede dedicar su tiempo a organizar elecciones y recomendar a su delfín, también le pagamos por resolver problemas, como el planteado por el Magisterio.

 

 

 

Peña Nieto, visita Tlaxcala sin manchar de tierra sus zapatos

.

Se sirvieron de nuestros paisajes y nuestra anfitrionía, pero nos dejaron esperando el anuncio que algo bueno traían para el estado más empobrecido del país

A Tlaxcala le cayó bien la visita del Presidente… no nos regateó el tiempo; se organizó un histórico montaje con motivo de La Carga del Sable, y hasta hubo tiempo para que la bella Primera Dama, activara el aplausómetro a favor de su marido en pleno día de las mamás, cerrando ese detalle con un tierno e inesperado beso de amor…

Fuera del guión, que abarcó de lo histórico y solemne al rosita muy al estilo Televisa, la agradable visita se dio, y nosotros seguimos en las mismas. Hasta recordé la filmación de El Zorro, con Antony Hopkins y la celestial Catherine Z. Jones (por cierto, hoy con tremendos problemas de bipolaridad); bueno en aquella ocasión varios de nostros fuimos contratados como extras.

Esta vez nada más se aprovechó el bello escenario. Pero ningúna inversión. Cero anuncios de programas benévolos con el bonito paisaje de los trenes y los magueyes. Como quien dice, pusimos la casa para que otros montasen la carpa, bailaran, comieran y se fueran.

Esperábamos dinerito para abatir nuestra pobreza. Para surtir nuestras saqueadas farmacias o, para que todos aspiremos a una casita medianamente aceptable.

Eso sí, nadie pudo evitar las experiencias jocosas… desde la esperada silbatina al señor don Manchis teniendo a Peña Nieto como testigo de cargo, hasta las cámaras de la empresa de Emilio Azcárraga, cumpliendo con el encargo de captar a Mariano en situación incómoda.

Y lo sorprendieron sonando su nariz con una servilleta de miqui maus, ante la mirada entre: ¡oye qué asco!, y  ¡ni te veo, ni te oigo!, del procurador Jesús Murillo Káram, a quién le tocó estar sentado a lado de don González…

Digo, con todo y sus disparates, pero Fox venía a dejar, por lo menos bicicletas (jejé) y Calderón, la centaviza para la salud o para los caminos.

No es reclamo, pero, para ilustrar al señor Peña Nieto, hace varios decenios andábamos tan, pero tan amolados (no tanto como ahorita) que el entonces gobernador don Emilio Sánchez Piedras, demandó a la Federación actitudes realmente solidarias con el pueblo al cual no se le podía medir con la misma vara: «no se trata igual a los desiguales», reclamó.

Y entonces vino la modernización de Tlaxcala. Por eso, nuestro estado es uno antes de Sánchez Piedras, y otro, dinámico y expresivo, tras esa bien recordada gestión.

A Peña Nieto le decimos con respeto: bienvenido cuantas veces lleve el gusto, pero sea tan gentil de traernos algo, y que sea importante… la pose, el saludo y los besitos presidenciales, pos aquí se ven mejor verdad, pero lucirían más si nos dejan satisfechos porque nuestra desigualdad no pasó por alto.

Aquí es donde me pregunto, y dónde quedó la expresividad del señor don González. Era el momento para abrirse de capa ante Peña y pedir y perir… total esa acción no empobrece… dar es lo que aniquila… pero como es tan orgulloso, ya parece que va a asumir el papel de líder del estado amolado.

Todo listo para la elección

Ojalá en la impresión de las boletas vaya la garantía de una elección nítida. Que las desconfianzas expresadas por el diputado Gelacio Montiel Fuentes, relativas a lo amañado que pudo haber sido la contratación del Instituto Electoral de Tlaxcala (IET) no sean más que una iquietud sin fundamento.

La reacción de la presidenta de ese organismo, Eunice Orta Guillén, rechazó preferencia alguna, pero como estamos en el sexenio garante de las cajas de cristal, pero se reparten chamarras y se pintan manchigrecas en las escuelas (por cierto, ¿ya las pagaron)… qué bárbaros) es lógico que personajes como el perredista Montiel Fuentes expresen una legítima desconfianza.

Y luego, con el antecedente, hasta violento, de la empresa y el dueño de ella, que imprimió las boletas allá por 2010… pues ahí tiene usted la exigencia que esta parte del proceso sea completamente limpia.

Ese PRI anda muy raro

De nueva cuenta nubla la simulación de sus dirigentes el desempeño del partido en el poder. Hace unos días el delegado del CEN, Manuel Cavazos Lerma, habló de una ventaja que de ser cierta describiría una situación irremontable… «como diez puntos».

Si esa cifra se obtuvo con alguna de las encuestas de Mitosquis (que no Mitofsky) con las cuales jugaron a los precandidatos el dedo en sus inocentes encías, pues ya estamos viendo el evento trágico, descrito con el lenguaje propio de los Cavazos y los González Sarmiento, en pleno tiempo del peor ataque ejecutado ante instancias superiores por los manitos Temoltzin, quienes han dejado correr la versión en el sentido que todas, absolutamente todas las candidaturas tricolores son cuestionables.

«Y todas ellas se pueden caer»

Mariano, cúspide de poder para seguir destruyendo, desmantelando, dividiendo

.

Al oneroso desmantelamiento de los ortinotarios sigue el de numerosas dependencias, algunas de ellas impensables, como el Instituto Tlaxcalteca de la Cultura, el de la Mujer y ¡el de Personas con Discapacidad!…

Qué buen momento para sentarse y reflexionar respecto al poder que en sus manos crece cada día. Las ideas del gobernador Mariano González Zarur, pasaron a obsesiones, que responden a los planteamientos personales en el marco del efímero sueño de mandar a todos, por cierto, ilusión que se hizo realidad mucho tiempo después de aquella plenitud sanchezpiedrista. La duda es si en aquellos tiempos la violencia desatada por el mandatario en contra de todo y todos a los que considera sus enemigos, habría sido aún peor.

El caso es que hoy, tras la sospecha de haber dispuesto de cantidades monstruosas (hay quien menciona más de cien millones nada más en el pleito para desaparecer a los notarios orticistas), el estado no es mejor de cuando asumió el poder, allá por los inicios de 2010.

Combina el enojo con la desesperación de hacerlo ahorita mismo, aquello de dejar sin chamba a las más personas que pueda… es una especie de placer bizarro el ver que muchos sufren, sin trabajo, o teniendo que llevar sus habilidades a otras latitudes porque aquí, cualquier puerta está cerrada.

Esos con la creencia de que el poder se da para hacer amigos andan desorientados. Al menos en el capítulo de quien hoy aquí detenta el mando.

Pasa el tiempo y cada vez es más difícil comprender los orígenes ideológicos que mueven al hacendado gobernador a actuar como lo está haciendo.

Con la línea dictada por Peña Nieto no, definitivamente no. El Presidente y su equipo, apuestan a la integración, con eso que se llama Pacto por México. Y su partido prioriza las causas sociales.

Lo digo porque aquí, lo que pudiéramos entender como el fundamento de dicho Pacto, es el desprecio por los partidos y sus personajes. Antes de cualquier diálogo con los componentes del tejido social, está pactar o amenazar a sus superiores jerárquicos, buscando la parálisis y muchas veces consiguiéndola.

En el partido es peor. Siendo la línea dictada en Insurgentes, convencer a la buena bajo la premisa Democracia y Justicia Social, aquí el partido se convirtió en el supermercado de las precandidaturas, donde el pez grande devoraba al chico, donde a todo se le impuso un precio, siempre alto. Y la mentira de las encuestas, casi como si se tratase de una pelea de gallos con chapuza.

Pues al adelgazamiento burocrático que nos lleva a la constante pregunta: ¿y dónde están los fabulosos ahorros?,  y  al desmantelamiento de notarios orticistas, con la consabida polarizacion de odios de parte de un creciente grupo político, le sigue lo impensable.

Está en la agenda de los destripamientos desaparecer:

1.- Al Instituto Tlaxcalteca de la Cultura. Tras haber retirado cualquier beca o recurso a los creadores de Tlaxcala, la administración González tiene en puerta fusionar a este organismo con la Secretaría de Educación Pública.

2.- Al Instituto Estatal de la Mujer. Aquí ha dejado de contenerse la misoginia del sexenio. Es más vigente que nunca el desprecio de género, y el ir pensando dónde ponen, a esa bola de fulanas revoltosas porque el gobierno es cosa seria…  el gobierno soy yo, estas son las frases sugeridas en dicho despropósito de gabinete.

3.- Al Instituto Estatal del Deporte. Porque, dígame, a quién le interesa el ridículo tema ese que a Tlaxcala lo asista contar con muchachos y muchachas con un alto rendimiento en sus disciplinas deportivas. No, esas son fregaderas, también hay que fusionarlas con la oficina de Tomás Munive. Él ya tiene instrucciones.

4.- No lo tenemos confirmado, pero en el mismo sentido va el Instituto de Personas con Discapacidad. Lo que piense el verdugo lo consideramos un tema de mal gusto y por eso nos lo reservamos.

¿Qué quedará del gobierno?

Aquella evocación del gobernador a bordo de un auto setentero, con un chofer, que al mismo tiempo era su director de tránsito, un secretario, que al mismo tiempo era su secretario de gobierno y un procurador, como acompañante y al mismo tiempo guarura.

Nadie duda que al día de hoy, de quien hablamos concentra el poder como suele ocurrir a estas alturas de la administración en cualquier estado de la República.

El caso es aprobar las evaluaciones electorales.

La primera fue un rotundo fracaso.

Viene la segunda y más importante. Ya lo veremos.

La otra evaluación: el número de empleos, la seguridad, la gobernabilidad. Creo que tampoco la aprobamos.

¿Para esto es tanto poder?

Creo que es un desperdicio.

El vínculo gemelar que se desborda cuando fracasa en la política… Pérez Lira y sus desfiguros

.

¿Se puede ser tan ingrato como para hacer añicos del partido que lo llevó al poder? Sí, nada más vea a Pedro Pérez Lira y observe cómo nada hay por encima de su liga filial… oiga, qué peligroso.

Estamos ante un caso de amor filial tan agudo que no ha reparado en destruir al PRI y a su candidato a la alcaldía de Tlaxcala, Ramiro Pluma Flores (cuyo origen es Flores Leal).

El gemelo Pedro se ha indignado tanto porque a su carnal, el gemelo Geovanni le dieron, y luego le negaron unas firmas para poder registrarse ante su partido que, convertido en un energúmeno despotrica cuantas veces puede en contra del instituto político que lo llevó al poder.

¿Se puede ser tan ingrato?

Vemos que sí. De ese tamaño es el vínculo gemelar en el Ayuntamiento de Tlaxcala. Nada hay más fuerte que la liga familiar entre estos dos personajes, a quienes se les agota el efímero pasaje por estas senadas de la grilla.

Primero, el que se enoja pierde. Luego, parte de un corporativo como el tricolor, estos dos deberían saber que sólo conforman un engranaje, mas no el piñón que mueve al sistema de tracción. Y hoy que les ha tocado perder no conocen la conformidad. ¿Qué tal cuando ganaron?

La lisonja entre ambos los hizo verse sustitutos de Mariano. Un carnal dice una cosa, el otro le completa y ahí van… trastabillando con malos números ante el Órgano de Fiscalización Superior (OFS) pero sintiendo en su interior como si fuesen casos extraordinarios en la política tlaxcalteca.

El PRI ha andado tan ocupado contando los billetes de las candidaturas a alcaldes que, se les ha pasado iniciar el proceso de expulsión al presidente municipal de Tlaxcala (y también a su carnal).

Y el candidato Ramiro Pluma Flores, ha preferido guardar ese silencio cruel, tan de su grupo, encabezado por Rubén Flores Leal, a quien con esta decisión marianista le cerraron también el camino al Congreso, vía las primeras pluris, para contener la frustración iracunda de perder su notaría en la eterna espera de ser secretario de gobierno.

O sea, Ramiro no es parte de una generación espontánea. Ni lo puso Lorena en órbita cuando dejó su curul aquí para hacerse senadora allá. Pero que trae un antimarianismo multivalente, eso nadie lo puede negar. Casi estoy seguro que es parte de la etapa adversa del coordinador de los esfuerzos.

Claro, primero tiene que derrotar a Adolfo Escobar Jardínez, a Paco Hernández y a otros haciendo fila, como Abel Hernández, Guillermo López… en fin, la lista es larga.

De conseguirlo, primero conservaría la capital Tlaxcala para el PRI.

Luego, supongo que sería el mecanismo para materializar aquél mal augurio planteado a don Manchis allá por noviembre del año pasado, en una de las mesas de La Cabaña, de la Feria de Tlaxcala, cuando el controversial peseta negó feamente sumarse al marianismo como operador del Congreso en el clandestinaje, y al contrario, mostró sus cartas, en pro de Lorena Cuéllar, y de conseguir una Legislatura mayoritariamente antipriísta, antimarianista…

El otro eje de ataque se ubica en lo legal.

Ya ve qué exitosos procesos ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

¿Quien, al frente de ellos?

Dicen que José Juan… ¿quién más?, como parte del plus conseguido tras el reencuentro entre don pesesta y JJ, con motivos de sobra para cobrar viejas afretntas al que despecha en la oficina más grande de Palacio.

Sobre advertencia no hay engaño

Hace unos días, en una casa de Santo Toribio Xicohtzinco explotó un polvorín. El enésimo que pasa ante la nariz del director del Instituto Estatal de Protección Civil (IEPCET) sin inmutarlo.

Sólo hubo un lesionado.

¿Por qué no ha renunciado ese funcionario estatal de quien sobran razones para pensar que es un bueno para nada?

¿Por qué seguimos arriesgando a la feligresía con cohetes, cohetones y esos productos, cierto muy de la fiesta, pero manejados con irresponsabilidad?

¿Hacen falta más muertos, más mutilados, más familias rotas?

No. Lo que hace falta es autoridad.

Nuestro secretario de Gobierno es viejo y torpe. No más que el director de Protección Civil. Son incapaces de mover una empresa del tamaño de la seguridad de los tlaxcaltecas.

Desde luego que su mando superior también es viejo. Además, neurótico. Ofensivo, respondón, golpeador, misógino y demás gracias que, a la hora de pedir cuentas, pagan con valiente.

Pregúntenle al altísimo su opinión sobre otra explosión pese a la amarga experiencia del 15 de marzo en Natívitas.

Verán cómo les responde con una especie de: «¡qué pena me dan!».

Dirigente apócrifo pone en vilo proceso de selección de candidatos tricolores a alcaldías

.

El cisma tricolor parte de la prisa con la cual la dirigencia depuesta concretó los negocios realizados con precandidatos… ahora, la estabilidad en ese partido depende de la quietud de los aspirantes afectados en su economía o abruptamente bloqueados.

No crea usted que las rarezas que ocasionaron la caída de José Luis González Sarmiento de la dirigencia tricolor son tan simples, o que ahí paró la cosa y todos felices y contentos.

Resulta que ayer jueves 18 de abril en el restaurante propiedad de Tomás Munive Osorno, localizado frente a la Central de Autobuses, dicen que González Sarmiento, prosiguió contra viento y marea legales, con los nombramientos de los candidatos a alcaldías y presidencias de comunidad.

Sin la calidad de dirigente, esta persona usó en varias ocasiones supuestas encuestas realizadas por Mitofsky, para ungir a quienes en esta acción clandestina, resultaron apresurados candidatos tricolores, ¿sabe por qué?

Por la sencilla razón dictaminada por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que, al desconocer a González Sarmiento, dio al partido en Tlaxcala un plazo de 48 horas para nombrar a un interino o encargado de la dirigencia.

Así que el tiempo apremiaba y había que aprovechar esas horas, supongo que para concretar los negocios hechos con antelación, consistentes en la venta de las candidaturas al mejor postor.

Aquilatemos este entuerto. ¡Es casi una tragedia para el PRI!

¡El proceso de selección de candidatos a alcaldes se halla en vilo, pues estuvo sancionado por un dirigente que no lo era!

Que se complique, depende de los precandidatos perjudicados. Aquellos a quienes se cobraron diversas cantidades a cambio de permitirles participar en el proceso de pre registro, que debieron completar $200 mil por municipio para pagar a Mitofksy por supuestas encuestas que no les fueron entregadas, en esto que parece el papel de un gallero, de un tahúr ante un grupo de apostadores.

Y para empeorar las cosas: el Trinunal Electoral del Poder Judicial de la Federación será la instancia que determine si las convocatorias para la eleccion de presidentes municipales de eleccion directa, presidentes municipales por usos y costumbres y presidentes de comunidad es legal, una vez que ese procedimiento fue impugnado por Salvador Temoltzin Durante, según información fresca a la que tuvimos acceso.

«El priista acudirá a esa instancia tras conocer el fallo que emitió -respecto de los tocas electorales 160/2013, 162/2013 y 163/2013- el magistrado Pedro Molina, responsable de la Sala Electoral y Administrativa del Tribunal Superior de Justicia del Estado, sobre la mencionada convocatoria pues fue parcial e ilegal».

De acuerdo con lo expuesto por Temoltzin Durante, la convocatoria correra la misma suerte que tuvo la convocatoria para elegir a los dirigentes del PRI en Tlaxcala, la cual fue anulada hace unos días al comprobarse que no cumplió con la ley.

Por cierto, Salvador Temoltzin negó haber sostenido reunión alguna con la cúpula tricolor con el propósito de buscar algún tipo de convenio, según nos lo hizo saber él mismo.

Manos a la obra para confrontar a la intolerancia

Parece una broma de mal gusto pero, es la intolerancia del régimen, que no cesa y al contrario, está pendiente de la mínima oportunidad para activar el mecanismo Procuraduría-Poder Judicial (a modo), de tal suerte que, al menos hasta que pasen las elecciones no dará tregua a todo comunicador que ponga en riesgo sus intereses.

Si ayer nos tocó el turno, hoy corresponde al reportero Rubén Hernández Ramírez, de Agenda Tlaxcala, probar la parte amarga del marianismo tras publicar una nota donde daba cuenta del incumplimiento de Ubaldo Velasco Hernández (el oficial mayor), de la entrega de la pensión alimenticia a su ex esposa.

El proceso derivó en la presumible inexactitud de dicha información. En consecuencia, Rubén está emplazado a ofrecer una disculpa pública, previo llamado a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia, donde la titular, Alicia Fragoso Sánchez y el denunciante -pues con una (im)popularidad creciente por su intolerancia- lo aguardaban con intenciones intimidatorias pues, además de nocturna esta acción se aderezó con la grotesca custodia de un par de ministeriales, sí de esos de ojo azul y melena rubia que, suelen atender estos casos.

Esta provinciana actitud que al día de hoy nos coloca en la cumbre de los estados donde ser periodista es una actividad de alto riesgo, ha tenido que toparse con la reacción lógica de sectores no dispuestos a cruzarse de brazos. A las intervenciones de las senadoras Adriana Dávila y Lorena Cuéllar, reclamando su intolerancia al marianismo, ya comenzaron acciones concretas… la batalla legal requerida para poner un alto a los tiranos que aún cuentan con la difamación como herramienta para activar su piel sensible, casi siempre ocultando otras actividades suyas, para nada dignas de erigirles un busto.

Veamos lo que publica hoy la diputada federal Aurora Aguilar Rodríguez (PAN) en su cuenta de Facebook:

«Derivado del encarcelamiento del periodista Martín Ruiz, ademas del exhorto vía medios de comunicación que hicimos los diputados del PAN al gobierno del estado para que respete la libertad de expresión ingresé un punto de acuerdo para que se eliminen de las 13 legislaturas locales que aun penalizan los delitos de honor, ese delito de los códigos penales y lo lleven a los códigos civiles, como dicen todas las recomendaciones internacionales que debe ser. Ayer, la Comisión de Derechos Humanos de la cámara de diputados aprobó el punto de acuerdo».

En otras palabras, las hostilidades marianas y de ciertos funcionarios muy vulnerables a la crítica está en sus últimos momentos. Se acaba.

Será una batalla que perdió la impunidad y la intolerancia.

Yo creo que gana la Libertad de Expresión. Que dejamos de retroceder en ese marco democrático en cual, esto de la crítica era prueba superada de los políticos y no actitud mañosa para ocultar con este pleito ratero, verdaderas linduras, en las cuales generalmente intervienen instancias superiores y las echan abajo.

Eso, señores, es el papel que juega el medio de comunicación como mecanismo que actualiza el sistema de pesos y contrapesos, tan de capa caída por la dolorosa sumisión de poderes ante el Ejecutivo.

Enhorabuena a los actores que condenaron esos horribles atentados contra la libertad de expresión, y sobre todo a aquellos que pusieron manos a la obra, porque esto no puede seguir por la pendiente que va.

Grotesco uso de motivos oficiales en las nuevas pintas tricolores

.

Los creativos del PRI acusan los efectos de las ideas cortas y las brochas largas… no advierten que su acción puede incluso poner en riesgo la próxima elección, hay una inequidad bárbara.

A qué grado habrá llegado la desesperación del marianismo que, sin reparar en las implicaciones legales contenidas en las nuevas bardas del PRI, iniciaron una campaña de pintas en las cuales destaca la frase «Bienestar para todos», curiosamente parecida a la de «Desarrollo para todos» que usa el gobierno del hacendado Mariano González Zarur, y con un logotipo también con una extraordinaria semejanza.

Los creativos del tricolor resultaron de ideas muy cortas y de brochas muy largas, pues deberían saber que con semejante inducción, grotesca si nos ponemos un poco más exigentes, la misma elección se halla en riesgo por la falta de equidad plasmada, le decía en cada vez más fachadas.

Cuando a la Sala Electoral Administrativa (SEA) le quitaron la calidad de colegidada y la convirtieron en el monólogo de unitaria, seguramente vislumbraron estos desfiguros electoreros que, aquí entre nos se nos hacen, ambos, gravísimos retrocesos en el marco democrático que con las alternancias sacó de su marasmo al PRI y se suponía lo iba a mejorar.

Pero ocurrió lo opuesto.

La elección anterior fueron las provincianas manchigrecas, un intento estético de colocar las iniciales MGZ a cuya infame pinta le inventaron hasta motivos prehispánicos para justificarla.

Pero viendo el escandaloso fracaso del marianismo en dicho proceso electoral, supongo que el dinero tirado a la basura para delimitar territorio como lo hacen los osos y los gatos, fue para los entonces candidatos tan lesivo como para los próximos lo será el logotipo en las nuevas manchibardas y claro, las frases que amalgaman la frase de batalla de la administración con las del partido, operado hoy por el mejor vendedor de paellas y de candidaturas del cual se tiene registro en los anales tricolores.

Si Manuel Cavazos Lerma, demandaba la demostración de que se está moviendo, ni quien le alegue algo, pero eso sí, con semejante experiencia y con tales violaciones a la legislación vigente, pues uno se pregunta, verdad, ¿si aquello de las acusaciones no demostradas que tienen que ver con dineros malhabidos en realidad fueron una verdad de a kilo?

Ha llegado el güero de las antestéticas texanas a enseñarnos el arte del chanchuyo. Eso sería meritorio verdad, pero con tan mala táctica que solo nos permitimos recordarle, ¡en esta elección les va la vida!

Si a pesar de los focos rojos, encendidos a su causa, de todos modos siguen empeñados en hundirse perdiendo el próximo Congreso, ya los veo pidiendo chamba de lo que sea, en otros estados, con el hocico partido y la cola entre las patas (bueno así reza un portento de poema escrito por el Chavo del ocho).

Y uno se pregunta dónde están los consejeros electorales de Tlaxcala que deben garantizar la equidad en los comicios.

Rafael Ortega, de las palmas al silencio

El error cometido por el matador Rafael Ortega, es pasar por alto que al ser el virtual candidato del PRI a la alcaldía apizaquense, habrá perdido la imparcialidad, esa que lo hizo un personaje querido por perredistas, panistas y también tricolores… todos amantes de la fiesta de los toros.

¿Se habrá cansado de cosechar triunfos?, ¿El tiempo, inmisericorde lo llevó a buscar otros derroteros porque enfrentar a los toros comenzó a generarle temblores?

No lo sabemos. Lo que sí nos aflige es la vertiginosa velocidad con la cual el otrora querido matador y banderillero, cae en una espiral descendente de impopularidad.

Bueno, hasta se lo mandó a decir Mariano… ¡zapatero a tus chanclas!

Ortiz, incursiona en la literatura

Hay que esperar sólo unas horas y ver de que se trata la obra del ex gobernador Héctor Ortiz, quien con una antología de justificaciones bajo el título «Motivos y Razones«, defenderá (ya veremos con qué clase de prosa) su honor, tan vapuleado por el marianismo y sus frustrados deseos de ponerlo tras las rejas.

Con seguridad el ex mandatario reservará un espacio de su obra para platicarnos cómo le fue por Dubai y todos aquellos países por los cuales pasó buena parte del tiempo que aquí se dedicaron a ordenar las fichas de su nuevo juego llamado Partido Alianza Ciudadana (PAC).

Los ineptos… su enorme amigo el gobernador y la exculpación de Ortiz

.

Entre amigos no se juega chueco… el gobernador ha creído ciegamente en su pull de abogados, pero no dan una. En su pleito mítico, contra el ex gobernador Ortiz, tronaron como ejotes. * En el palenque de Tlaxcala, ¡la vida no vale nada!


A algunos les parecerá disco rayado pero los yerros legales del marianismo siguen siendo socorridos, sobre todo en temas de alto impacto.

Nuestras fuentes nos dicen que el pasado martes la Sala Electoral Administrativa (SAE) otorgó al ex gobernador Héctor Ortiz Ortiz, la suspensión definitiva respecto al proceso administrativo en su contra.

Se esgrimía un cuantioso daño patrimonial en un voluminoso pero inconsistente documento que partía de aquella aparatosa visita –con todo y medios de comunicación- a la Plaza del Bicentenario, e incluía otros asuntos, hasta hacer una considerable reclamación de miles de millones de pesos.

Después de tantas inconsistencias legales como el lío de la Central de Abasto, “la clausura” del Tribunal Laboral, la cancelación de 16 patentes notariales y los macanazos a  policías y ancianos, se había dejado correr la versión del, “ahora sí van a ver los orticistas de lo que somos capaces”.

Y ya lo vieron.

1.- Las reiteradas embestidas legales con más pasión que oficio, activaron la alerta en el cuantioso equipo del ex mandatario panista todavía en puestos clave –como la SAE- y resultaron un parámetro de lealtades que superó el débil proceder de un solo magistrado, Silvestre Lara, de quien corre la versión respecto a una obediencia ciega a quien lo pueda cohechar en el asunto que se trate, dentro del esquema cortoplacista nada más productivo para el de la firma y sin garantía alguna para el pagador.

2.- Se trata del fracaso legal más estrepitoso, sobre el cual descansaba la estrategia de culpar al anterior para justificar la parálisis de acciones. Es el amargo despertar de una larga siesta, aguardando los tiempos del poder omnímodo y supremo para tratar a todos con el desprecio propio del señor feudal, comenzando con su antecesor y ensanchando ese malsano sentimiento a todo aquél que no se humille ante los nuevos tiempos de la arrogancia sectaria con el PRI de parapeto.

3.- La presión de esas inconsistencias fue usada por Ortiz para incluirse en la próxima contienda electoral federal. Fiel a su estilo, esperaba cual monje del Tíbet (un poco fuera de forma) las señales dentro y fuera de su partido-franquicia el PAN, para autoproclamarse the number one en la fórmula al Senado, con una compañera –Adri- un poco más madura, digamos menos lenguarica como principio de su conflictivo expediente político.

Tantas fallas legales le significan al gobierno de Mariano González Zarur, pérdidas incuantificables no nada más en el terreno económico, sino en la credibilidad con sus propios seguidores, castigados en sus ingresos justo al fin de año, cuando ya imaginaban aguinaldo y prestaciones a salvo de la avaricia del amo.

Un equipo de abogados con el sambenito de la derrota por sistema debería alertar al ejecutivo tlaxcalteca sobre la inconveniencia de arropar a agachones en lugar de contratar a profesionales.

Quienes se han dedicado a lamer el suelo por donde pasa su eminencia son los responsables de la grave derrota anímica de este gobierno. Les ha tocado medrar en el desconocido lapso de la regresión política y administrativa, puesta de moda en este sexenio.

Como toda enfermedad, no son eternos y van a tener que hacerse a un lado para que el gobernador reponga, con urgentes contrataciones, las tremendas afectaciones que al día de hoy se podrían interpretar como el voto de confianza de un líder de buena fe hacia unos amigos suyos –por cierto de generación espontánea- que ya le causaron demasiado daño.

En el palenque de Tlaxcala, la vida no vale nada…

Vieras lo divertido que resultan Los Tigres del Norte, haciéndose las víctimas porque ya no van a poder exaltar los valores (¡!) de narcos y otros bichos, por decreto de la Cámara de Diputados… pues qué bueno verdad, porque eso de lanzar códigos a los cárteles, cantando la tonadilla de encargo nos llevaba al extremo de aplaudir estas mañas, y aparte, engordar la cartera del palenquero.

Pero Los Tigres nada más cantan, y no contaban con la violencia al interior del palenque de Tlaxcala.

El viernes anterior, noche de su show, se registraron por lo menos seis broncas descomunales, incluso con la presencia del presidente del Patronato, Joaquín Cisneros Fernández, en el palenque de la feria de Tlaxcala.

Las sillas volaban. Hombres y mujeres, alcoholizados al extremo intervenían en penosas escenas.

¿Y la policía?

Verá usted.

Un equipito de tiras, flacos y desaliñados no se daba abasto para repartir macanazos. Y cuando llegaban a un sitio conflictivo a sofocar la bronca, en el otro extremo retumbaban cachetadas, piquetes de ojos y bolzasos.

Oiga, ¿no que Tlaxcala es el estado más seguro?

Seguro… sales madreado y bolseado.

Bueno, no todos eh… había en lugar preferencial un espacio muy decente, con güisqui del bueno y tequila del carito. Ah, lo principal, con un aparato de seguridad personal que hubieras visto.

Nos acercamos y pudimos notar la nada agraciada jetatura de Carlitos Rojas… ¡hombre, qué gusto verlo por el palenque con su respetable familia! Y también con la guardia personal del gobernador. No menos de diez guaruras –sí los que también cuidan a Marianito- armados, con todo y chícharo en sus grasosas orejotas.

Era como una isla entre el zafarrancho colectivo. Haga de cuenta que se trataba de la embajada italiana en Libia…

Ah, también pudimos ver muy alegre a Helenita González Zarur y otras lindas damitas muy respetables que la acompañaban. Desde luego, también con seguridad personal en ese infierno de puro salvaje adicto al palenque.

Naturalmente Cesar Carvajal no podía faltar en tan ambientoso entorno. ¿Clausura? ¡Nombre… cómo crees, si era el puro jolgorio!

Puntual entrega de la plaza a García Luna, tras el favor pedido en junio, para aplastar policías

.

El tiempo apremia y lo que menos importa a estas alturas es el llamado tejido social… los nuevos funcionarios vienen a trabajar con intensidad, claro a trabajar a su estilo, muy de temer… lo estamos conociendo y créame, qué caro nos salió el conflicto de los policías.

Se trata de una súbita y convenenciera alianza PAN-PRI (versión manchis) para repartir un botín, ahora que el tiempo apremia.

La llegada de Orlando May, a la Secretaría de Seguridad Pública, a muchos nos ha dejado con el ojo cuadrado. ¿Un forastero más viene a adivinar el teje y maneje del mal ese que tanto daña al tejido social?

Pues así parece.

Del equipo de Genaro García Luna (y sus actos de barbarie por toda la República) llega con bombos y platillos quien hasta abril de este año se desempeñó como director de la ministerial en Tabasco. Y renuncia porque su muy cercano comandante, “el casi casi”, fue sorprendido con las manos en la masa… un cargamento de 18 kilos de mariguana y cocaína, según lo aseguran investigaciones periodísticas en aquella entidad del sureste mexicano.

Quedó sin chamba. El procurador de allá lo emplazó a presentar su renuncia. Y algo debía hacer Genaro, para no dejarlo en el desamparo.

Estaba pendiente cobrar al gobernador de Tlaxcala el favor hecho en junio de este año, cuando fue enviada la Policía Federal, a aplastar a los policías revoltosos, con los que el gobernador Mariano González Zarur, fue incapaz de encontrar una salida entre paisanos.

Vendrían las súplicas a los dueños del monopolio de la violencia, pero la de a de veras, no la teórica. Sí, podríamos decir que fue un logro del recién desempaquetado Noé Rodríguez Roldán, en la Segob.

Y cuajó. Y aquellos vinieron y arrasaron con cuanto vestigio de conflicto laboral-político, presuntamente manipulado por el ex gobernador (panista) Héctor Ortiz Ortiz.

No se trata del crimen organizado. Pero en este sistema las cosas son así. Si recibes un favor tienes que pagar. Y los tlaxcaltecas estamos pagando por el favor que no pedimos como estado, como en cambio sí lo hizo un team desesperado porque, hágame el favor… ¡las calles tomadas por policías!

Así que llegaron, “los profesionales” (así los llama elogiosamente el señor manchis) y activaron la aplanadora.

Y hubo muertos.

Y de eso nada se informa.

A pesar de las familias lastimadas (ha de ser una versión del famoso tejido social…)

Cual moneda de cuño corriente fue entregada la plaza. Fue el costo del favor hecho a un gobierno incapaz de encontrar otros mecanismos de diálogo. Le salió caro.

Orlando May, tiene fama de torturador. Por lo visto donde ha andado dejó una huella indeleble de su proceder. Es temido, pero su historial lo puso en al menos una ocasión en una postura incómoda. Y debió retirarse.

Originario de la Ciudad de México y creación del secretario García Luna, viene hoy a descubrir el hilo negro, pero eso sí con herramientas infalibles. La macana y el terror.

“Son unos profesionales”, de veras lo son… coincido con el amo.

En el otro lado del teatro, Norita Caballero, viene a dar caballazo a quien tuvo el infortunio de fungir como delegado de la PRG en Tlaxcala, justo cuando Maricela Morales (con todo y la delicia de cirugías al estilo Campusano) se hizo con el control de la PGR, gracias a los buenos oficios de su amigo y creador, el general Rafael Macedo de la Concha.

Y sin previo cálculo del daño que causaría, tomó el machete y cortó cabezas por toda la República. A ella también le urge operar, porque quedan unos cuantos meses para que siga fluyendo el doloroso néctar social extraído en plena época de la guerra contra el crimen organizado.

Cada quien espanta con el petate del muerto al alcance de su mano. Y ese espantajo es cruel, reconoce su fracaso, pero al menos es eficiente para los intereses de quienes lo utilizan.

Tlaxcala para los tlaxcaltecas. Cómo no.

Dos extraños dos, llegaron en circunstancias parecidas pero con perspectivas idénticas. Hay que trabajar duro porque el tiempo se agota.

Y nosotros, el tejido social, a cumplir con nuestra parte.

Lo mejor que pueden hacer los ciudadanos es cuidarse. Si caen en las manos de estas beldades formarán parte de las estadísticas, no precisamente de seguridad, sino de indicativos del bienestar económico de esa parte de poder con alcances espantosos, que ya comenzamos a conocer.

Qué caro nos salió aquél conflicto.

El malogrado debate… de la que nos salvamos…

.

A ver, qué íbamos a escuchar, ¿descalificaciones, piquetes de ojos, pisotones?, y eso en que beneficia a la conciencia colectiva, ávida de por lo menos un discurso, uno solo que conmueva a Tlaxcala.


La cancelación del debate entre los candidatos a la gubernatura de Tlaxcala decepcionó a muchos, ansiosos de escenarios violentos en lo que pudo ser el intercambio de metralla. Mas dicha acción no obedeció, como dice el diputado con licencia Sergio González Hernández, a las múltiples descalificaciones contra Adriana Dávila, sino a una supuesta mejoría en las encuestas de las que dispone el  PAN y que apuntan a una ligera ventaja de la apizaquense.

En consecuencia sería ocioso –según la percepción de los operadores adrianistas – exponer a su candidata al fuego cruzado entre Mariano González (PRI-PVEM) y Minerva Hernández (PRD-PT-Convergencia) de quienes hasta llegaron a pensar que podrían intercambiar tarjetas informativas para utilizarlas contra la comunicóloga egresada de la Universidad del Altiplano.

A todos les convino rajarse

Al  Instituto Electoral de Taxcala, porque sus inexpertos consejeros ya perlaban su frente de sudor, de ese sudor ocasionado por el pánico de quien llegó sin merecimientos a sentarse en el escritorio más grande de San Manuel.

A Adriana, porque sin su presencia en una tribuna teniendo enfrente a Mariano y a Minerva, no será necesario escuchar alocuciones tan largas como el invierno polar y tan faltas de contenido como los parlamentos de Mario Moreno en la cinta Si yo fuera diputado (dirigida por Miguel M. Delgado).

A Mariano, porque su misoginia, negada y defendida por Martha Palafox (la diputada boxeadora) Linda Munive Temoltzin (el fracaso priísta en persona) y por Blanca Águila (que se ve rete guapa con 15 kilos menos), por lo menos no tuvo el riesgo de desbordarse  al tiempo que una de sus manos comenzara a moverse sin control. Además, según la más reciente encuesta (de Mendoza Blanco y Asociados) anda cinco puntos arriba de Dávila, entonces ese ejercicio de potencial violencia innecesaria, ¿para qué?

A Minerva, porque su campaña va para arriba en las encuestas, gracias al discurso propositivo de la senadora con licencia, quien está demostrando al país entero, la forma en que una mujer, solita, es capaz de despojarse de la mala sombra de un partido chueco, con dirigentes que lo venden al mejor postor y con integrantes tan, pero tan sorprendentes (¿?) como el  candidato a alcalde de Panotla (un empleado de la Segob llamado Lowel Taylor).

Por gracia divina nos libramos de un intercambio de frases vanas y de argumentos virulentos que, a estas alturas son más que innecesarios.

Nada más que tal cancelación también evidenció que entre el discurso muy particular de cada candidato se han producido errores graves, como aquél accidente que cobró la vida a dos personas y que retrató de cuerpo entero la caótica campaña de Dávila; como la misoginia combinada con androginia expresadas en uno de los arranques de Mariano, quien hizo pomada al inocente de Domingo Fernández (ajá) luego que este irrumpió con un maravilloso nivel de manejo de crisis (¿?) cuando a Adri le tundían por aquí y por allá (yo sé que con el tiempo le va a hacer bien… ¡¿queeé?!)

Al día de hoy no he podido escuchar un solo discurso que me ponga la piel chinita, vamos, ni siquiera de parte de Beatriz Paredes, que ayer muy de huipil pidió a los gobiernos federal y estatal que saquen las manos de la elección, pero haga de cuenta que se convirtió en estatua de sal cuando le preguntaron si metería las manos al fuego por el tranza de Fidel Herrera y, las nuevas grabaciones tan parecidas a las del gober lindísimo de Puebla.

Ese no es el tema, respondió. O sea, hasta esas vacas sagradas de la política caen redonditas ante la picardía de los reporteros.