[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘Marco Mena’

Priistas tlaxcaltecas sin rumbo a la asamblea nacional

.

Tlaxcala está dentro de los 14 estados que gobierna el PRI, sin embargo la escasez de liderazgos locales es notoria al grado que el partidazo luce débil y sin estrategia para enfrentar la competencia electoral del 2018. La unidad entre la militancia está sujeta por alfileres y el riesgo de salir divididos de su asamblea nacional es latente.

ff532463-0253-46b2-a59a-58c95e21dc93
A unos días de que se lleve a cabo la Asamblea Nacional del PRI para discutir probables cambios en sus estatutos, la postura de los militantes tlaxcaltecas es un misterio porque todos han optado por guardar silencio y dejar que la corriente los arrastre a fin de evitarse conflictos que les pueda complicar el avance en sus carreras políticas.

Mientras a nivel nacional hay un grupo de ex gobernadores y poderosos priistas que piden mantener los actuales requisitos establecidos para ser candidato a la Presidencia de México, en el nuevo PRI que encabeza Enrique Ochoa Reza se impulsan algunos cambios que pretenden abrir la nominación a simpatizantes o a priistas que no reúnen en estos momentos los elementos que se requieren para representar al partidazo.

Los primeros exigen que la elección del candidato sea a través de una consulta entre la militancia y los segundos quieren que sea el dedo del presidente Enrique Peña Nieto el que decida a la persona que los representará en el 2018.

El gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez ha sido al extremo cuidadoso con ese tema, pero tarde o temprano tendrá que fijar una postura que sin duda dejará entrever por donde está su preferencia en la sucesión presidencial, aunque todo indica que estaría apostando por un candidato cercano al grupo de Enrique Peña.

El actual mandatario sabe que su llegada al poder se debe al apoyo que recibió del gobierno federal y al aval y respaldo operativo del ex gobernador Mariano González Zarur, quien es considerado como el verdadero artífice del triunfo del PRI en los pasados comicios locales.

A casi ocho meses de que González Zarur dejó de tener la influencia y poder en Tlaxcala, el PRI ahora en manos de Mena Rodríguez y del ex secretario de Gobierno, Florentino Domínguez Ordoñez, se percibe débil y sin el respaldo de los verdaderos operadores, por lo que se ve complicado que ese partido pueda repetir los triunfos logrados en las elecciones del 2016 y del 2015 cuando ganó la gubernatura y las tres diputaciones federales, respectivamente.

Sobre todo porque lejos de reforzar las estructuras y mantener un contacto permanente con los ciudadanos, los priistas del estado con cierta responsabilidad – Florentino Domínguez Ordoñez y el diputado federal Ricardo García Portilla- prefieren tener convites entre amigos, andar sembrando árboles o presumir que participan en carreras populares.

Eso es lo que les gusta destacar en las redes sociales, como si la consciencia ecológica y deportiva sirviera para ganar comicios.

El PRI tlaxcalteca bajo el mando y responsabilidad de Marco Antonio Mena enfrentará una gran batalla. En la actualidad el tricolor controla 14 estados donde viven 52.4 millones de personas, es decir, el número más bajo de entidades y población gobernadas en la historia del partidazo.

Además, gobierna el 31 por ciento del total de los municipios del país y controla el 30.6 por ciento de las diputaciones locales a nivel nacional. Un fenómeno que ha vivido el tricolor desde el 2012 a la fecha es que en cada elección pierde votos y posiciones.

En Tlaxcala la ausencia de priistas con liderazgo es la constante. A nivel nacional destacaron el fin de semana la ex gobernadora y ex líder nacional de PRI, Beatriz Paredes Rangel, quien acudió a la comida con el presidente nacional de su partido Enrique Ochoa, reunión a la que también asistió el ex mandatario Tulio Hernández Gómez, quien después diera la nota al ser reportado como extraviado.

Esos dos ex gobernadores fijaron una postura respecto a los cambios que se pretenden discutir en la Asamblea Nacional del PRI, porque el resto de los priistas tlaxcaltecas parecen borregos que están dispuestos a ser partícipes de la cargada para no equivocarse. La verdad es que dan hueva.

La Secoduvi vive entre la lentitud de un titular inepto

.

Si hay una dependencia del gobierno del estado que mantiene una inercia negativa es la Secretaría de Obras Públicas, Desarrollo Urbano y Vivienda, pues a cinco meses de que finalice el primer año de la administración estatal su trabajo es pobre y desalentador al grado que el mandatario debería pensar en un cambio urgente en esa dependencia.

 lento

El presupuesto para obras de este año se fijó en los 800 millones de pesos, sin embargo hasta el momento la Secretaría de Obras Públicas, Desarrollo Urbano y Vivienda (Secoduvi) a cargo de Francisco Javier Romero Ahuactzi sólo ha realizado una obra visible y se trata del mejoramiento de la imagen urbana del municipio de Nanacamilpa.

 Aunque Romero Ahuactzi asumió su responsabilidad desde el inicio del nuevo gobierno, es todo un misterio tratar de conocer que hizo durante los últimos meses porque la obra pública en el estado es nula, de ahí que exista la duda si de aquí a diciembre se ejercerá todo el presupuesto que se etiquetó para el 2017.

 Antes de que se diera a conocer el Plan Estatal de Desarrollo y que se informará  la ampliación del estadio Tlahuicole y la remodelación de la Central de Autobuses de Tlaxcala, la Secoduvi llevaba a cabo la licitación de diez proyectos, proceso que al parecer se ha frenado porque ahora se busca obtener los recursos que permitan incrementar el aforo de la cancha donde juega el equipo de futbol Coyotes.

La versión es que algunas empresas ya obtuvieron el fallo de ciertas obras, las cuales en breve arrancarán, pero también hay señalamientos que indican que el plan estatal de obras se detendrá y sufrirá  modificaciones a fin de darle prioridad al agrandamiento del Tlahuicole.

 La información disponible confirma que el titular de la Secoduvi  Francisco Javier Romero no puede con el paquete y que lo suyo no es la planeación ni el trabajo, pues a siete meses apenas ha licitado tres obras por un monto superior a los 20 millones 995 mil pesos y ha adjudicado cinco obras por un monto superior a los 2 millones 147 mil pesos.

 El monto ejercido hasta el momento es menor al 3 por ciento del presupuesto establecido para este año, lo que sin duda demuestra que la Secoduvi no tiene rumbo ni proyectos porque hay dinero, pero no planes ni acciones para ejecutar obra pública en Tlaxcala.

Las empresas que han ganado una licitación son CCISA Corporativo Constructor Interactivo S.A de C.V, la cual realiza el mejoramiento urbano en Nanacamilpa. El monto del contrato fue de  8 millones 652 mil pesos.

 Celia Valadez  Paredes también aparece como ganadora de una licitación por 6 millones 606 mil pesos, recursos que obtendrá por una obra para mejorar la captación y protección del manantial El Molinito.

 Sararo Constructora  S.A de C.V logró el contrato por la rehabilitación del sistema de agua potable en la colonia El Alto de Chiautempan, por la cual recibirá 5 millones 737 mil pesos.

 Las cinco adjudicaciones directas han sido para  Constructor Gio S.A de C.V para impermeabilizar las instalaciones del Coracyt, trabajo que implicó el pago de  221 mil 679 pesos.

 A Pedro Díaz Serrano por llevar a cabo obras de rehabilitación en un inmueble ubicado en Chiautempan recibirá 387 mil 885 pesos, mientras que la empresa Cuatro Señoríos  El Reto, S.A de C. V cobrará por un trabajo similar, pero en el municipio de Tepetitla, la cantidad de 326 mil 173 pesos.

 Carmen Rene Tlatelpa González  fue beneficiado con una obra en Apetatitlán por un monto de  835 mil 317 pesos y Rey David Morales Orea obtuvo una obra en Yauhquemehcan por  376 mil 295 pesos.

 Esos son los números y lo que puede presumir  el titular de la Secoduvi y ex diputado local, Francisco Javier Romero.

 Lo mejor que le puede pasar a ese gris funcionario es que lo cambien y que el PRI lo apoye para convertirse en candidato a diputado local, pues está comprobado que para lo único que sirve es para levantar el dedo en el Congreso del estado.

 

Atrás quedaron las diplomáticas y discretas formas de procurar al todavía gobernador

.

Y sin proponérselo, mandatario saliente y entrante, pusieron al descubierto el anticipado rompimiento, que conforme acaba el año irá subiendo de tono como nunca llegó a pensarse

Marco Mena, Mariano Gonzalez, Donald Trump, Todos Gobiernan,Atropellan, Tlaxcala Online

En la forma de sostener el taco puede advertirse el estilo de tragón. Ayer el controvertido taco tuvo que ver con el triunfo electoral de Donald Trump. ¿Cómo lo tomó el señor manchis?… ganara una u otro, de todos modos a la fechan han expulsado a más de dos millones de indocumentados mexicanos. Entonces el triunfo electoral del magnate más bien le fue intrascendente.

Para Marco Mena , la manera como los gringos definieron su elección presidencial le mereció un mensaje solidario a los miles de paisanos tlaxcaltecas del otro lado de la frontera, generando las bien recibidas remesas. A ellos les dijo que lo tienen de su lado, que es su aliado en estos momentos de incertidumbre mundial.

Atrás quedó el bajo perfil de Mena. El twitt cifrado atendiendo a una simbología ni tan apreciada, ni tan descifrada por manchis. Cada cual mostró su estilo. El hacendado con la opinión de quien ya va de salida. Marco, comenzando la construcción de un necesario capital social para equilibrar su parca presencia toda la entidad, en las comunidades que hace tiempo vieron aminorada su población masculina porque generaciones completas emigraron en busca del sueño americano, y sus compañeras se quedaron aquí para administrar lo poco o mucho que manden.

No hay más declaraciones maquilladas o pasadas por filtros para procesarlas lo más benignas a Mariano y discretas con Marco.

Es una más de las manifestaciones inherentes al adelantado rompimiento. En efecto, una estúpida discriminación de la familia empoderada a la otra familia, en la senda hacia Palacio, abonó al distanciamiento. Y así como hoy los vemos externando sus puntos de vista sobre la llegada del magnate republicano a la presidencia de los Estados Unidos, ya los veremos debatiendo sobre los grandes pendientes. Las inconcebibles deudas… los litigios perdidos, con los ortinotarios, el predio perdido de la primaria Luis G. Salamanca en pleno corazón de Tlaxcala, hoy en la valija de la UAT; el pleito perdido con los dueños de Cemex y también dueños del proyecto de la Central de Abasto de Tlaxcala.

A estas alturas es imposible reiniciar otro intento de reconciliación. El poder de uno llena la represa de las miras muy de él y de la expectativa generada por conseguir ni más ni menos que la gubernatura.

Dos estilos distintos. Esto se está definiendo. Ni el gobernador saliente puede esperar prerrogativas por haber intercedido de mil formas para propiciar el triunfo del candidato de su partido, ni el mandatario electo tiene la obligación de atender a pactos que quisieran ser la extensión mariana para los próximos cuatro años y ocho meses.

En el PAN se pone bueno

Los primeros días de diciembre la actividad albiazul tiende a incrementarse para conformar al nuevo Consejo, en cuyas manos quedará deliberar a quién corresponderá encabezar la nueva dirigencia.

Si oportunamente salieron aliados la senadora Adriana Dávila y el alcalde Adolfo Escobar, bajo el supuesto de acaparar voluntades mayoritariamente, es de conocimiento público la otra alianza, protestando por el monopolio en que reiteradamente quedó inmerso dicho partido en las manos de la seño Adri, con resultados nada halagüeños para la causa general.

Y esa creciente oposición decantó en una interesante oportunidad para el aún gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, sus intenciones de participar en la elección de 2018 con los colores de Acción Nacional y el activismo de esos grupos panistas a los cuales la voracidad de Adriana-Adolfo vio fácil echar del partido, limpiando de esa forma el camino hacia las candidaturas próximas a disputar.

Vemos que en la misma proporción que crecen esos inconformes, aquél monopolio aludido arriba se desdibuja y se debilita.

Y la prueba son las encuestas locales que ponen a Margarita Zavala de Calderón, muy debajo de la percepción en el centro de la República. A lo mejor por eso en la novela que cuenta la vida de la esposa del ex Presidente, las fotos con políticas nacionales e internacionales, limitó a Tlaxcala a una imagen con una militante más, que por cierto no es Adriana. Se me hace que los reiterados intentos fallidos de la seño Adri, no son la sombra en que se quiere cobijar la espigada señora del reboso y la cifra más alta en la encuesta realizada hace unos días por El Universal.

Bueno, la división en el PAN puede verse en esta víspera de la renovación de sus consejeros. Esto se pone bueno y cómo no, se esperan sorpresas, caras nuevas, y formas menos parciales de ver el destino del albiazul.

Ahí la lleva

José Luis Ramírez Conde, es dueño de una estrategia  interesante en la dirigencia del PRI. Ha evitado los reflectores y la confrontación, tan socorridos en el instituto político en el poder, cuando sus líderes se hunden en el fango del protagonismo.

Digamos que Ramírez Conde, acabó por ser un dirigente con el deseado respaldo de esa base, esa extensa base que define elecciones bajo el nombre del voto duro.

Ahora resulta que mientras en el PAN la división tiene de la greña a los dos grupos antagónicos y reacios a tener el mínimo diálogo, que en el PRD al dirigente estatal no lo bajan de traidor, en una pugna despiadada por hacerse con la dirigencia, en el tricolor han podido conseguir una etapa de relativa estabilidad pese a los vaivenes de este trecho al final del sexenio.

Conservar Procuraduría y Contraloría… el alto precio de los miedos de Mariano

.

Inmunidad y un poderoso guarura, del tamaño de la procuraduría de justicia, eso es lo que fuentes confiables captaron en un restaurante de Polanco… el Cambalache

Mariano Gonzalez Zarur, Quiere Procuraduria Contraloria Cuidar Abusos, Marco Mena, Hugo Rene Temoltzin, Tlaxcala Online

Lo que menos debió hacer Mariano es subir la voz… digo si se trata de pedir un favor, bueno pues debió conservar un poquito de clase.

Fecha… hace poco. Lugar: el ostentoso restaurante argentino de Polanco Cambalache, en honor al famoso tango de Carlos Gardel: “ Hoy resulta que es lo mismo / ser derecho que traidor / Ignorante sabio o chorro / generoso o estafador…”

¿Alusiones? A quien le quede el saco.

La cosa es que, sin la apostura arrogante de quien se sabe dueño de todo, ha tenido Manchis que pisotear su incontrolable orgullo, planteando a Marco Mena, la urgencia que siente por la llegada del inminente plazo.

Con las reservas propias de oídos prejuiciosos, citemos la primera idea expuesta por un manchis a quien el sueño hace tiempo abandonó (con lo sano que es dormir bien): “para mí (una primera idea) es seguir conservando la Contraloría y la Procuraduría… tú sabes Marco, me tengo que proteger de mis enemigos”.

Ah… por fin motivó el silencio de Mena la exasperación de quien siempre procuró la orden tajante. Ha podido más el simbolismo del lacónico Marco Mena Rodríguez (con sus twits chiquitos y su ostracismo entendible, que la soberbia desbordada de un manchis ciertamente encabronado porque el miedo que lo ha acompañado hace rato, se manifestó a la hora de estar en Cambalache… “No hay aplazaos / ni escalafón / los inmorales / nos han igualao “.

Y esta fue la respuesta de un Marco, incrédulo de ver cómo se desmoronaba ante sus ojos la figura de una supuesta columna de mármol.

Esta sería la respuesta a aquél primer tiro derecho del temperamental beduino: “Déjeme revisar, Señor Gobernador, pero he de decirle que hay personas que lo acompañaron y que han generado malestar entre los amigos y enemigos, y no quisiera heredar esos odios”.

¡Cataplunchis!… para las pulgas de manchis; no, no, no, esto es inaudito.

Entonces sobrevino la manchiparte más acentuada, en medio de un difícil estilo rasposo pero no rasposo (a caray), sí expresado por un cuate habituado a mandar y equivocarse, y luego volver a mandar, nada más que esta vez era menester matizar, cosa que no logró. Claro, el tono iba subiendo: “Deja que mi gente, por ejemplo Hugo René Temoltzin, nos siga cuidando la espalda… ya ves que nos ha hecho el trabajo sucio, y el también necesita inmunidad, Marco“.

Bueno, imaginen que estas palabras ya se hallaban con un decibelaje bien alto, en el mismo contexto del político este ya cadáver, que regaña y alza la voz en el peor momento… cuando la sutileza debía acompañarlo y la diplomacia enmarcarlo. Pero qué quieren, genio y manchis hasta la sepultura. Dejemos que Gardel lo narre a su estilo: “Si uno vive en la impostura / y otro roba en su ambición / da lo mismo que sea cura / colchonero rey de bastos / caradura o polizón “.

Tan alterado estaba que, llamó la atención de los comensales de este exclusivo lugar. Todo terminó en un largo silencio… silencio que nos lleva a pensar en la inevitable separación, por ejemplo a la hora de designar puestos clave para la adecuada gestión del nuevo gobierno.

82 millones volando

Pero qué sangre fría de estos quince gobernadores, para simular la devolución de más de ocho mil millones de pesos a la Tesorería de la Federación, y luego retirarlos de esa cuenta bancaria, para destinarlos a gastos sin aclarar.

Según el sapo es la pedrada. El más escandaloso consiste en la defraudación por 4 mil 770 millones de pesos en el gobierno de Javier Duarte de Ochoa.

Así, la lista va disminuyendo. Fausto Vallejo, de Michoacán con mil 268 millones; Ángel Aguirre, desplazado del gobierno de Guerrero, por 967 mdp; Manuel Velasco, de Chiapas con 253 mdp; Graco, de Morelos, con 167; Malova de Sinaloa, por 135 mdp; Carlos Mendoza, de Baja California Sur, con 88 mdp, Gabino Cué, de Oaxaca, con 83 mdp y ¿quién creen? Sí, Manchis con 82.7 mdp.

Mariano, señala esta investigación en Contralínea, “ aún titular del gobierno de Tlaxcala enfrenta dos denuncias penales por la supuesta simulación de reintegros por 82.7 millones. Las acusaciones fueron presentadas en agosto y octubre de 2014”.

O sea, hay daño patrimonial y la PGR tiene cuarenta y nueve largos, larguísimos días para llegar al fondo de este escandaloso fraude, que en suma llega a los 8 mil y tantos millones de pesos, divididos entre estos quince… ¿respetables mantadarios?, creo que no.

Era lógico

A lo mejor por eso el señor manchis perdió la compostura allá en el Cambalache, pues el cruel fantasma que le quita el sueño, con frecuencia lo lleva a verse adentro de una hedionda celda, con chicos barrotes y compañeros nada agradables.

Tiene el PRI en capilla a Duarte y a Borge… ¿qué pasa con Mariano?

.

Al sistema tricolor le sobran argumentos para sumar al señor manchis a su lista de sacrificados; hasta hoy ha caminado por un delgado filo… y todavía no cae

Joaquin Cisneros Fernandez, Marco Mena, Gustavo Diaz Ordaz, Comienza Intolerancia, Tlaxcala Online

¿Qué enigmas encierra la imagen del gobernador electo Marco Mena?, ¿podrá el casi seguro sustituto del señor manchis dar el ancho, ya sea en un concepto de continuidad, o tiene planeado sorprendernos con nuevos estilos que pudieran ser congruentes con su triunfo en las urnas?

Por lo pronto está claro que la aparente serenidad que se puede apreciar en Marco Mena, es la envoltura de un paquete cargado de un desafío abismal: sostener el ritmo de perversidad de quien al día de hoy no duda en presumirlo como la extensión de mandato.

Ah pero cuidado, el factor engaño en Mena es de ida y vuelta. Y así como Mariano lo supone su incondicional, hay una reaparecida fuerza… el poder tras el trono que, cuenta las horas para imponer su estilo a esta parte de la historia.

Por supuesto que me refiero a Joaquín Cisneros Fernández, un político de la vieja guardia priísta, aguardando discretamente su turno al poder, el cual se le fue de las manos en aquél noviembre de 1998, cuando Beatriz Paredes Rangel, asestó uno de los goles más sonados al PRI, con Alfonso Sánchez Anaya.

Ya va tomando forma el rostro de Marco Mena.

Creo que en la afabilidad con que suele transitar, irremediablemente aparecerá aquél temperamento de quien fuera uno de los juniors más poderosos de su tiempo… nada más, hijo del entonces secretario particular del presidente Gustavo Díaz Ordaz, ícono de esa Derecha tricolor que alcanzó su más alto nivel de intolerancia en aquél dos de octubre de 1968.

¿Será entonces la mirada casi ingenua de Mena el medio a través del cual penetren decisiones sin el mínimo rubor?, ¿Nos aguardan cuatro años y ocho meses de una engañosa intolerancia?

Odio fraterno

Hoy al PRI parecen urgirle motivos para ensañarse contra elementos de su misma militancia que cometieron el exceso de perder la elección del cinco de junio anterior.

Javier Duarte de Ochoa es hoy por hoy el mandatario priísta más odiado, incluso por sus mismos compañeros de partido.

Al presidente Enrique Peña Nieto le interesan individuos como este, que le puedan menguar el creciente desprecio social. Como Roberto Borge Angulo, el mandatario de Quintana Roo con las peores cuentas de los últimos sexenios.

Y mi pregunta es, ¿acaso Mariano posee el picaporte de impunidad?

¿Le ha sido de tanta ayuda la presencia de Carlos Salinas de Gortari en momentos apremiantes para su desempeño político?

Hasta hoy, a manchis el gobierno federal no lo toca ni con el pétalo de una rosa. Y no creo que sea por la influencia de su amiguis José Antonio Mead Kuribeña, hoy en el lugar con el que Luis Videgaray tuvo que arrojar la toalla, simulando haber sido quitado luego de haber tenido la brillante idea de hacer campaña al monstruoso Donald Trump, dando el papel de animador al mismísimo presidente Peña Nieto.

Pero de que al gobierno federal le sobran oportunidades para elevar el nombre de manchis al nivel de Duarte o de Borge, eso ni quien lo dude. Hay de todo en Tlaxcala… desde los actos de magia, capaces de desaparecer la friolera de once mil toneladas de fertilizante hasta los de una ingeniería tal vez adelantada a su tiempo, porque gracias a ella en los edificios de la cacareada Ciudad Judicial tenemos unos potenciales jardines gracias al sistema de filtración localizado en los techos.

Hay que decir que a manchis poco le interesa salir entre aplausos y por la puerta grande – bueno así lo describió hace poco – primera porque forma parte de la quinteta de gobernadores más odiados, según estudios realizados por importantes firmas, y luego por las fuertes cantidades de daño patrimonial, denunciadas ya por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Los despidos en SESA

Para empezar debemos conocer si esos desafortunados desempleados formaban parte del personal médico y enfermeras, o se trata de eventuales cuya contratación obedeció exclusivamente a ayudar con la operación política que llevó al triunfo al candidato del PRI.

En tal caso, ya podemos dimensionar los exorbitantes desvíos de recursos en el área de la Salud, por cierto en la mira de la ASF, pues son los dineros del Seguro Popular y las asignaciones en absoluta opacidad, como la reciente de 159 millones de pesos a la firma Proveedora Mexicana de Artículos y Laboratorios SA de CV.

Lo interesante en esta adquisición es el involucramiento del ex rector de la UNAM, José Narro Robles, en el mundo de la corrupción que cuenta con elementos activos de la talla del gobernador de Tlaxcala.

No crean ustedes que en el Senado y en la Cámara Baja, no tengan en la mira al ex impoluto Narro, hoy metido hasta las axilas en negocios como el descrito aquí arriba, y con antecedentes tan delicados como otorgar la aprobación de la UNAM a obras hechas con las patas… sí, Ciudad Judicial.

No sabemos entonces si la contratación y posterior despido de estos quinientos trabajadores de la Secretaría de Salud, fue parte del tradicional engaño-traición tricolor. Si a los despedidos les asista la razón en un contexto laboral o si sencillamente se trata del adelgazamiento de la nómina vía el frío y antipático Ubaldo Velasco, para permitir que el nuevo tenga oportunidad de ayudar a los grupos que le convenga.

Un viaje de vergüenza a Europa; Mariano hace maletas

.

Los posibles inversionistas –suponiendo que la agenda de dicho paseo sea real – a quien querrían ver, pues es al nuevo gobernador, hablar con este, ¿para qué les sirve?

Viaje Vergonzoso Europa Mariano Gonzalez Zarur, Retrogrado Inutil, Marco Mena, Celo, Tlaxcala Online

Mariano González Zarur no da tregua a su protagonismo. Consciente que le restan ciento tres días a su administración, hace maletas para seguir tirando el dinero en viajes de carácter internacional.

1.       Es tan breve el tiempo que le resta a su gobierno que, eventuales compromisos – suponiendo que su paseo por el viejo continente sea real – afectarían una agenda ajena ya a su tiempo legal como gobernador de Tlaxcala.

2.       Entonces sus intenciones están lejos de un beneficio real para el estado porque ya no tiene tiempo. En realidad elabora un mensaje, para la gente y para el gobernador electo: “sigo conservando el poder, soy dueño de los contactos y ya empiezo a hacer convenios para seguir manejando al estado, aún después de haber dejado el gobierno”.

3.       Porque si sus intenciones fueran honestas, su prioridad sería que el viaje lo realizase el gobernador electo,Marco Antonio Mena. Es más, procuraría ya no aparecer en escena porque, la verdad ya resulta molesto ver a un viejo espécimen priísta, necio en seguir acaparando las miradas cuando todos sabemos que ya es un cadáver político.

Celo

Tras el desangelado Grito del jueves anterior, el señor manchis dirigió sus pasos al pomposo banquete de élite donde él y sus achichincles degustarían su última cena del 15 de septiembre.

Al llegar, oh sorpresa ahí estaba Marco Antonio Mena.

No le causó entusiasmo. Al contrario, dicen quienes bien que le conocen sus desplantes que frunció el bigote y levantó la ceja derecha, antes de iniciar casi una sesión de escaneo, usando sus pequeños y negrísimos ojos, por donde le suelen salir llamaradas de odio.

Y vio lo que no quería.

La perrada de funcionarios y lambiscones, pues no dejaban de saludarlo pero de manera muy breve. Otros de plano lo evitaron. ¿Por qué?

Muy simple. Esta vez, el tiempo lo acaparaba el gobernador electo, Marco Antonio Mena.

La gente dejó de temer la ira del casi libanés. Seguramente a sus adentros se repetían en forma incesante… si me corre, pues que me corra, al fin que ya se larga; no por seguirle haciendo la barba me voy a perder de estar cerquita del próximo. ¿Además, a cuántos tendría que correr?, si prácticamente todos ya se tapan la nariz para saludarlo (sí ya huele mal).

Sus íntimos no tardaron en cuchichearse. “Se molestó el lic… y hasta dijo que si ya la perrada quiere estar con Mena, pues entonces que renuncien y ya que se olviden de él”.

Renuncias en puerta

No creo que ande pensando en repetir, primero porque no entiende la vida sin asumirse como una herramienta marianista de intimidación, y luego porque al reprogramar su disco duro, de activista y mujer valiente, al de mazo incondicional, pues lo que ha de estar deseando ya no es más queso, sino salir de la ratonera.

Dicen que Alicia Fragoso Sánchez, estaría empacando sus chivas.

Aunque juran que no ha lambisconeado con Mena. Quién sabe, verdad…

Calladito

Pero Marco Mena, mírenlo, como monje tibetano con voto de silencio. Ni pío dice de la sinvergüenzada esta del viaje de manchis, a 103 días de que a muchos les haga el favor de desaparecer de la escena política.

Qué difícil ha de ser prepararse para tapar los cientos de hoyos dejados por el roedor mayor, en obra pública, en administración, en el desastre con el tejido social en que decantó el sedicente propulsor de la caja de cristal y de mandar lejos a parientes y gente sin perfil.

Qué difícil ha de ser darse cuenta, incluso antes de protestar como ejecutivo tlaxcalteca – conste que todavía alegan que la elección podría negociarse con Aguascalientes – de que se tiene que convertir en un depredador, para refrenar la marejada de pendientes, conservar cerrada la boca, y luego, ponerse a trabajar para su propia causa.

No me digan ustedes que en el paseo al viejo continente, a quien los inversionistas querrían ver, pues es con quien pueden hacer planes de mediano y corto plazo.

Lo mejor habría sido que manchis nos dijese, con su tradicional rasposidad y valemadrismo: “y qué y qué, me largo a gastarme el dinero en hoteles y restaurantes caros para alivianarme si quiera un poco, porque esto de mi gobierno… ya valió mad…”

Sedesol, el nuevo rostro

Que no por nuevo ha de ser mejor. La cosa es ya superan los cincuenta los despidos ordenados por la delegada,Mariana González Foullón, quien dispone de ciento tres días para ilusionarse con esa carrera política ascendente, gracias a la cual botó su chamba en el Poder Judicial Federal.

Pero esos planes son efímeros.

Ya la quiero ver operando, ahora que su apá, no sea más que una lápida con hartas majaderías labradas.

Por lo pronto se dio vuelo echando gente.

Y también premiando a otras, como la conta a quien la anterior delegada, Anabell Ávalos Zempoalteca, la llegó a considerar una colaboradora leal.

Parece que se equivocó.

Porque la seño Tomasa Maricela, a quien dejó como encargada del despacho, la premiaron como subdelegada.

Ya saben, bajo los criterios de amo-esclavo, se va a encargar de hacer todo lo que la simpática delegada tiene por obligación.

Así es su estilo… levanta su muñeca izquierda, la quiebra hacia abajo, mueve y mueve su dedo índice, ah y alza las cejas, como viendo todo y a todos con un desprecio del tamaño de sus complejos.

Meade manda mensajito

Fíjense nada más que el presuesto –que en términos reales decreció más de treinta por ciento- de egresos para 2017 tendrá el incremento de un espectacular 1.2 por ciento.

Guau… José Antonio Meade Kuribeña, seguro se acordó de nosotros, hizo así y nos libró de tragedias presupuestales como las ocurridas en estados no amigos, donde les dieron tremendos tijeretazos.

Mi pregunta es: ¿ese pequeño incremento es igual o mayor a las carretadas de dinero devueltas por falta de proyectos?

Decadente proceso electoral; un franco retroceso que hoy involucra al árbitro

.

La oposición, la más complaciente. Los candidatos, a un lado las propuestas, mejor venga el plan emergente para actuar el día de la elección, acarreando, corrompiendo…

Lorena Cuellar Cisneros, Mariano Gonzalez Zarur, Calzonzin Inspector, Marco Mena, Tlaxcala En Linea Caricatura

El cinco de junio tiende a ser la pesadilla del caos. Demasiado blof de candidatas y candidatos; escaso contenido. Nos platican cómo se ven a si mismos… la gobernadora del cambio; la adelantada adquirente de un terreno para instalar un hospital, el que más o menos va cuatro puntos arriba en las encuestas.

¿Cuáles encuestas?, ¿las propias?, ¿las que endulzan sus oídos?

Lo que falta es sustancia.

Nadie ha tocado el tema de las leyes hechas trizas por el reformador a modo: Mariano. El responsable de este juego lleno de vacíos legales y de amañadas alianzas extralegales con los árbitros electorales.

Hoy vemos a la ex diputada presidenta de la comisión electoral del Congreso, atareadísima en labores de promoción del voto de su candidata. Pero cuando en sus manos estuvo parar en seco la avalancha marianista, no movió ni un dedo (salvo para recibir alguno de los generosos estímulos a elementos con su tendencia).

Vivimos las campañas de la descalificación en tanto pacto colectivo para impresionar a ciudadanos mayoritariamente cegados por la ignorancia inducida de sistemas como este, que ya apesta a difunto.

Una minoría es consciente de esta pachanga, y la combate. Pero no es suficiente para detener el direccionamiento masivo basado en los grandes engaños.

Las redes sociales juegan un papel fundamental en la conceptualización de la democracia. Pero no todos tienen acceso a ellas. La gran mayoría recibe mensajes aislados. Conserva recuerdos de aquellos procesos en los que alguna vez habrá participado.

Y en este limbo legal-ciudadano el tiempo se va como agua y salvo honrosas excepciones, todos van por aprovechar la movilización el día D, cuando los engranajes de las tamalizas, revisión de credenciales, pago en efectivo del voto, uso de cámaras en dispositivos móviles y hasta intercambio de boletas, estén por delante del convencimiento mediante la razón y no a través de los chanchullos.

Nuestro estado es híbrido en elecciones. Por eso nos ven atributos de laboratorio electoral.

Aquí el priísta de antaño deviene en perredista, panista, morenista, lo que le convenga.

Pero no se priva de la oportunidad de entrar a la tómbola de los recursos, 95 por ciento provenientes del presupuesto federal. Quien quita y pega. Si se le hace, vocación de servicio y proyecto, pues ya han de llegar. Por lo pronto hay que participar en la rifa.

Resulta que estamos a menos de dos semanas para que los candidatos debatan ideas y propuestas, y es la hora en que la autoridad electoral no ha informado de la sede (ya le dijimos que será el Teatro Xicohtencatl), ni la fecha (24 de abril). De la temática, ni hablar. Ni del formato, ni del moderador o moderadora.

Es la fecha en que la redistritación sigue siendo el gran pendiente de unos consejeros, buenos para pedir, mejores para exigir, pero cojos para dedicarse a cumplir con sus obligaciones.

Hoy, no vemos a candidatas y candidatos aludiendo a las reformas chafas, electoral, del notariado –como las más escandalosas- dando atribuciones impensadas a un ejecutivo que ha acabado por atragantarse con los grandes bocados permitidos por una oposición ramplona.

No nos salvamos de tener uno de los congresos más onerosos, donde los diputados reciben dietas ofensivas y estímulos hasta para comer. ¿Por qué no se pagan sus alimentos? Hasta para ayudar con los gastos de la escuela, con las cirugías estéticas, los brackets y las borracheras que con mucha frecuencia culminan de la peor manera.

En tanto laboratorio, nos han descubierto facilidades de sobra para dejarnos manipular, siempre y cuando nos conviden nuestra parte proporcional de los dineros mal habidos, burla de topes de campaña, útiles para comprar tinacos rotoplas o bultos de fertilizante. Al fin que nadie pide certificado de origen. Si es parte de las 11 mil toneladas robadas hace tiempo, a quién a estas alturas le afecta.

Es un extraordinario diálogo de sordos. Por un lado Carolina Monroy ha venido a restañar el extraño lapsus de Manlio Fabio Beltrones, al llamar Marco Adame a Marco Mena. Aprovecha para afirmar que su abanderado lleva una ventaja de cuatro puntos. ¿Según quién? La secretaria general del PRI no mostró algún respaldo con suficiente credibilidad como para aceptarlo.

Por su parte, la candidata del PAN, Adriana Dávila Fernández, no tiene empacho en llamarse desde hoy la gobernadora del cambio. Pero si todavía es candidata. Otras encuestas equis la fotografían en una especie de caída libre tras detentar un excelente posicionamiento, mientras a sus pares priísta y perredista les encuentran evidencias que hacen suponer en un franco crecimiento.

Pero, esto no es una competencia de rollos mareadores.

Es una sobreactuación de lo que ya se veía venir como guerra sin cuartel.

No es a madrazos como se gana una elección. Tampoco con dinero.

Bueno, no debería ser. Pero, acostumbrada esa abrumadora mayoría a los vicios con los que se dejan venir los abanderados de la ficción, las campañas son una breve temporada de reparto de chatarra verbal y de bienes, previa a la cita en las urnas.

Ni hay reiteración ideológica partido-militante, como tampoco definición entre tricolores, amarillos, azules o magentas. Son distintas porciones de ensalada con más lengua que lechuga y jitomate. Cualquier hijo de vecino es, a estas alturas garantía de tres mil votos, o acaso diez mil, siempre y cuando haya el lógico estímulo a su esfuerzo, por lo menos para promoverse a sí mismo.

Y el colmo de esta crisis es la alianza de facto –así dicen los mamones- entre partido en el poder y los árbitros electorales, pasando por los legisladores, hoy ocupadísimos en campaña.

Vamos, hasta magistrados como Rebeca Xicohtencatl, entró al baile del cinismo y, emocionada dio besito y apapacho a Marco Adame, digo, a Marco Antonio Mena.

Esto, señores no es ni la guerra ni la competencia. Es una kermés al estilo calzonzin, con sede en San Garabato, donde Don Perpetuo Del Rosal (manchis) ha tenido que reconocer ante las fuerzas vivas que si no hacen algo, se los va a llevar la trampa en cuanto llegue el inspector.

Ya queremos ver bailando a Juanito Calzonzin con Doña Eme (Carmen Salinas) en medio de la guerra de bolillos, y las alegres expresiones de dueño de la cantina El Sanatorio, Fiacro Franco: así bailaba Carusso…

La fractura calculada al interior del PRI

.

La gandallez de Mariano González al tratar de presumir una obra en la que su gobierno no puso ni un peso.

los increibles del PRI, Caricatura, Anabel Avalos, Noe Rodriguez, Marco Mena, Guadalupe Sanchez, Ricardo Garcia Portilla, Tlaxcala Online

La designación del candidato del PRI al gobierno de Tlaxcala sin duda puede generar una fractura, pero sus efectos se tienen calculados al grado que se descarta que esa división se traduzca en un factor grave para motivar una derrota electoral.

De los precandidatos priistas que buscan la nominación, Marco Antonio Mena Rodríguez, es el que se ubica en la mejor posición para negociar. El diputado local sabe que aún perdiendo la designación es el único que puede salir ganando, porque quien sea el abanderado oficial simplemente necesitará de la estructura que controla para enfrentar los comicios locales del próximo año.

El mandatario estatal Mariano González Zarur decidió jugar la sucesión con un sólo delfín y a través del control absoluto del partido en Tlaxcala, por esa razón le dio a Mena Rodríguez la autorización para renovar la estructura territorial del tricolor que hoy está en manos de priistas con sello marianista.

Y aunque no lo parezca, el CEN del PRI mantiene bajo lupa el proceso de elección de su candidato al gobierno estatal. A estas alturas dicen que tiene medido el efecto que podría generarse si alguno de los precandidatos opta por romper y salirse del partido.

Saben que la fractura más fuerte la podría inducir la actual delegada de la Sedesol en Tlaxcala, Anabell Ávalos Zempoalteca, quien es la única precandidata que tiene una estructura real entre los priistas de la entidad, sin embargo su salida está descartada porque es catalogada como una mujer leal, situación que ya le valió para ser una de las principales invitadas a la negociación en caso de no ser la elegida.

Noé Rodríguez Roldán, ex delegado de Gobernación en Puebla, quizás cometió el error de construir en los últimos meses más afuera que adentro del PRI. Es cierto, goza del respaldo de priistas, pero el CEN tiene la certeza que muchos no estarán dispuestos a seguirlo, porque saben que el ex líder del tricolor no le alcanza para ganar por sí sólo la gubernatura sin el partido.

Al final, si Rodríguez Roldán no resulta señalado por el dedo presidencial, tendrá que someterse a una negociación para sacar el mayor provecho de su declinación.

Pero si Noé Rodríguez resulta el elegido, deberá pactar con Mariano González y con Marco Antonio Mena si es que quiere tener como aliado al PRI, pues cometería un grave error si lejos de dedicarse a su campaña opta por destinarle más tiempo a lograr el dominio de una estructura con marca marianista.

Guadalupe Sánchez Santiago no representa ningún riesgo de fractura dentro del partido, porque sólo tiene un mínimo posicionamiento electoral y el abolengo de su padre, el ex gobernador tlaxcalteca Emilio Sánchez Piedras.

Marco Antonio Mena es el único precandidato que goza de la mejor posición para ganar dentro del proceso interno, pues perdiendo puede resultar beneficiado al quedarse como líder del PRI y encaminar los esfuerzos para lograr la gubernatura, la mayoría en el Congreso local y en los 60 municipios de la entidad.

Si el candidato del PRI al gobierno y Mena Rodríguez entregan buenas cuentas, no dude que la carrera política del líder del tricolor se mantendrá y quizá sea uno de los pocos marianistas que empiece a brillar con su propia luz, capaz de opacar a Marianito González Aguirre.

El PAN y su torpe líder estatal

De inteligencia limitada y escaso talento para dirigir como se debe al partido que representa la segunda fuerza política en el estado, Carlos Carreón Mejía, insiste en poner piedras a la posible alianza entre el PAN y el PRD.

Cegado por su sumisión a Adriana Dávila Fernández, el líder panista busca confundir a los miembros de su partido y a los ciudadanos, con el argumento de que la comisión especial local tendrá un peso en la designación de su candidato al gobierno de Tlaxcala.

Como todo buen zopenco, se niega a aceptar que será a nivel nacional y a través de la Comisión Permanente encabezada por el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, la que tenga la última palabra en la imposición de su abanderado, como lo reconoce en una entrevista la propia senadora Dávila.

Es probable que esa instancia nacional quizás lea las sesudas recomendaciones que haga la comisión local, pero eso no quiere decir que las atienda, pues es obvio que la dirigencia del PAN en manos de Ricardo Anaya buscaba el aval de los panistas tlaxcaltecas para negociar una alianza, lo cual finalmente lo logró.

El CEN panista está consciente que no puede pactar una alianza con las descomunales condiciones que puso la dirigencia estatal en voz de Carreón Mejía, que propone un convenio electoral total y que el candidato al gobierno sea un panista.

Si el gris dirigente del PAN es incapaz de lograr la unidad en su propio partido, como pedir que los perredistas acepten a Adriana Dávila como su candidata.

En los pasados comicios locales para elegir gobernador la hoy senadora sufrió el rechazo de los simpatizantes del sol azteca luego que la entonces perredista y hoy panista Minerva Hernández optó por declinar por ella.

El desprecio perredista a Dávila Fernández se mantiene porque la senadora siempre ha minimizado las alianzas y porque en los hechos ha mostrado su desprecio al PRD y si no pregúntele a los diputados locales de ese partido cómo les fue cuando el PAN y PRI se unieron en el Congreso del estado.

Mariano y su gandallez

Ocurrió en la inauguración de la Biblioteca Digital de la UNAM en Amaxac de Guerrero. El hacendado gobernador ordenó borrar cualquier indicio visual que dejará ver que esa obra fue impulsada por el alcalde Carlos Luna y por las gestiones del ex diputado federal Humberto Vega.

Y para estar más seguro, el cuerpo de seguridad y logística de González Zarur buscó impedir que en el evento donde estaría el rector de la UNAM, José Narro Robles, el alcalde perredista fuera uno de los oradores oficiales.

Al final no pudieron concretar esa orden, pero en venganza alteraron el discurso del edil plasmado en hojas y sin consultar a nadie los esbirros del mandatario borraron párrafos alusivos a las gestiones hechas por el presidente municipal y por Humberto Vega.

Al final sucedió lo que ya parece costumbre en este sexenio, el gobernador Mariano González le encanta inaugurar obras en los municipios en las que no invirtió un peso pero que presume que el gestionó o realizó. Vaya que eso es gandallez pura.

Irrumpe Noé Rodríguez… alza la mano e irrita a Mariano González

.

Nuevamente nos volvemos a encontrar, se deben decir el delfín del marianismo y actual diputado federal Ricardo García Portilla y el tan atacado paisano suyo, Noé Rodríguez Roldán.

Noe Rodriguez Roldan, Destape, Gubernatura, PRI, Mariano Gonzalez Zarur, Marco Mena, Ricardo Garcia Portilla, Caricatura Tlaxcala Online

El contenido del grupo plural que sirvió de escenario para el destape del delegado de Gobernación en Puebla, Noé Rodríguez Roldán, es una interesante reunión de ex diputados pertenecientes a la LVII, formados en torno al señor pie grande (o sea Noé), a excepción de Gelacio Montiel Fuentes, y su eterno idilio con las delicias del poder (que nunca se concretan).

Da gusto ver al cuñao-delegao de Infonavit, Fernando León Nava, zopiloteando alrededor de lo que va quedando del poderoso señor Manchis, en plena mengua; su retórica sobre la democracia es tan buena como el inseparable bisturí, que con el paso del tiempo lo hizo un excelente político cuando ha de cirujanear, y vicecersa.

En vista del inevitable fin al timón del barcote tricolor que ondea banderas de triunfo pese a la votación más baja de su historia, el diputado local Marco Antonio Mena Rodríguez, viene a ser como el único peón de confianza, incondicional y sumiso que a don Mariano le hace falta para invertir su resto, con el deseo que en 2016 otro escenario abstencionista dé chance a Marquito de ocupar el despacho de Palacio, para cubrir las manchi espaldas.

Dicen que el diputado Ricardo García Portilla, anda realmente ocupado, colocándose en comisiones y definiendo el liderazgo de la triología tlaxcalteca de nuevos legisladores, con la sólida encomienda de ponerse de tapete a los intereses del presidente Enrique Peña Nieto y sus reformas estructurales, de suerte que quepa la posibilidad de benevolencia en el mexiquense para palomear al próximo candidato tricolor al gobierno tlaxcalteca.

Incluso, hay quien asegura que el doble doctor (eso lo debe probar con documentos) ha puesto los ojos en una senaduría para 2018, acaso aceptando que este podría no ser el momento oportuno para frenar… su sólida carrera en la política (con triunfazos como el del siete de junio).

Por lo pronto, Marco Mena y Noé Rodríguez, se han sentado a la mesa de las vencidas… el primero, castrado como condición de sobrevivencia en el decadente grupo marianista de poder, y el segundo, con media docena de golpes que, al no destruirlo, con el paso del tiempo lo hicieron corrioso y temible para el aún grupo empoderado, pues si de algo pueden estar seguros es que con Noé en el gobierno, no va a haber quien oculte la tremenda cola de los júniores, los constructores de generación espontánea, de los miles de toneladas de fertilizante desaparecidas, de la cadena de litigios fracasados –verbigracia el caso de los notarios- de la Plaza Bicentenario, de la Central de Abasto.

No es promisorio el futuro del criador de reses bravas, por más que desee vender la idea de que gracias a su magia mapacheril pudo arrancar de nuez el carro completo del otrora invencible y marrullero Revolucionario Institucional.

Tampoco es desconocida la cercanía del calpulalpense con el Grupo Atlacomulco y su representante más copetón, el Presidente, gracias a la cual no se le complicó acomodarse como corresponsal del titular de Segob, Miguel Osorio Chong, en Puebla, desde donde tiene un panorama más que claro respecto al teje y mameje de la grilla en su entidad federativa.

Dos destapes dos, en Calpulalpan y en Tepeyanco, son suficiente promoción, uno, para que Mariano defina a su delfín, seguramente Marco Mena y dos, para que la expresión actual de PRI, deje las ambigüedades y los asuntos poco claros, pues no tienen mañana… si el marianismo pierde contra su propio partido, con todo y la tripleta de diputados federales, le aguardan tiempos difíciles.

Nada han dejado a la improvisación. El grupo plural de Noé y el cándido Gelacio, tiene planeadas asambleas en nueve municipios, para reunir una bola de gente, con la firme convicción de apostar a un cambio, en vista de que el actual modelo de gobierno ya huele a cadáver.

Una de aspirantes

Ignoro si los ímpetus del contralor del ejecutivo, por apuntarse en la elección a alcalde de la Capital, haya sido platicada a profundidad con personas bien intencionadas, por tanto, críticas de las acciones actuales.

La cosa es que el más pelón de los funcionarios marianistas hizo antesala en el despacho del ex senador Joaquín Cisneros Fernández, para solicitarle su apoyo y pedirle que lo vea con buenos ojos, y así, juntos puedan recuperar el municipio hoy en manos del panista Adolfo Escobar Jardínez.

A lo mejor no fue una buena visita. Primero porque el también ex candidato a la mano tiene la mira puesta en su vástago, un brillante abogado que actualmente despacha como delegado de Relaciones Exteriores en Tlaxcala… digo al fin y al cabo Joaquín junior ya dijo que se ve como gobernador en un tiempo perentorio (dijo que diez años, ya pasó uno).

Y otro que tal vez esté en los afectos del riquísimo político, pues es el hermano de su sobrino político Fabricio, el consentido del marianismo, Marco Mena.

Dados los tiempos y lo desgastado del señor manchis, esto que los teóricos llaman acomodo de fuerzas se torna tan complejo conforme pasan los días que, lo más seguro es que nada es seguro…

Los tres momentos de Navarrete Ruiz, en el proceso de hundimiento

.

El líder nacional del PRD necesita con urgencia tratamiento neurológico. ** Moreno Valle, vino, despotricó y se fue. *** Mariano, placeándose en el Portal con Carlos Rojas.

Molesta Rafael Moreno Valle Priistas, Mariano Gonzalez Zarur, Marco Mena, Aurora Aguilar, Tlaxcala Online

Creo que en el PRD necesitan atender la salud mental de su líder nacional. En Puebla, Carlos Navarrete Ruiz, fue puras castañuelas con el gobernador Moreno Valle, y en ningún momento descartó a su partido para sumarse a la alianza con la que el mandatario vecino piensa contender por Los Pinos.

Al pasar por acá, en un mitin con el candidato del tercer distrito, Tomás Orea, le advirtió que no debe olvidarse quién lo va a hacer diputado (como anticipando que de llegar Tomy a San Lázaro, un día va a darles la espalda).

Pero en la Ciudad de México, Navarrete fue tan catastrofista que ya habla de una probable paliza electoral a su partido en la Ciudad de la Esperanza.

Tres momentos tres que exhiben a un presidente del Comité Nacional perredista, cargando sentimientos de culpa tan grandes, o más, que el desmoronamiento ideológico de los amarillos a partir del tristemente célebre –para la oposición- Pacto por México, donde izquierda y derecha (así, con minúscula) levantaron sus naguas argumentando causas que hoy nos tienen naufragando.

En consecuencia, los discursos de Navarrete –parece más priísta que los priístas- no ayudan lo que deberían a los abanderados, al contrario, a veces me hace pensar que de veras opera como esquirol de Peña Nieto, haciendo el trabajo sucio… el desmantelamiento de los adversarios del sistema.

Moreno Valle, un fresco

Ahí lo tienen, levantando la mano a su mayordomo el joven Polvo, bueno o malo para la grilla pero con un padrino cuyos más de cuarenta ahijados a San Lázaro, tienen de dónde surtirse para dar la batalla este siete de junio.

Y aparte, despotricando contra el partido de Mariano… ¡Fuera el PRI!, gritó hasta que se cansó en pleno zócalo de Tlaxcala.

Con razón Marquitos Mena andaba en la víspera hecho un energúmeno, lanzando pedradas al pinacate vecino, osado y fresco pues esta elección es para él la razón de sus viajes por cuanta plaza puede, haciéndose cuate de quien tenga y llevando, muy a discreción, los recursos necesarios, como los ofrecidos por su secretario de Salud, en la avanzada de lo ocurrido este fin de semana… “nosotros no somos bocones, a ver su nombre, y ahí está Rafa (Moreno) como garante de esto que les digo”; Ni les platico, ¡la gente pululaba!

Muy cerca del gober chalupero, la delegada del CEN albiazul en Puebla, la diputada Aurora Aguilar Rodríguez, y también el alcalde, Adofo Escobar Jardínez, quien tiene su corazoncito y hartas ganas de aliarse con quien tenga que hacerlo, a ver si el arcángel Rafael le hace el milagro de ser el mero macizo (al fin que de Manchis ya tiene la palabra empeñada).

En cambio

Fueron notorias las ausencias de la senadora Adriana Dávila Fernández y su asistente, Carlos Carreón –que chambea de líder estatal- en el cierre de campaña de Polvo, abanderado por el distrito dos.

Recordemos que la seño Adri prefiere ir sola en la búsqueda de la candidatura a gobernadora, y si acaso lo decidiera se aliaría con jóvenes pero no con personajes por ejemplo: Héctor Ortiz, Alfonso Sánchez Anaya o el mismo Mariano.

Hoy vemos que su decisión también incluye a Rafael Moreno Valle y, desde luego a la diputada presidenta de la Comisión de Hacienda, Aurora Aguilar Rodríguez.

Son formas de ver la política.

Tal vez se trata de una estrategia para no mostrarse receptiva en este momento a las alianzas que considera inconvenientes. Bueno, es su manera de ver las cosas.

En los portales

Por ahí de las cuatro y media del pasado viernes se detuvieron chicas camionetotas con montón de guaruras (ya saben, de ojo azul y pelo rubio jeje).

Eran el gobernador Mariano González Zarur y el envejecido Carlos Rojas Gutiérrez, quienes se sentaron a una de las mesas del restaurante Jardín Plaza.

Estuvieron horas. No se iban. La gente pasaba y, claro, saludaban a su gobernador (no todos).

Tal vez si en lugar de Mariano hubiera ocupado el lugar Tulio Hernández o Beatriz Paredes, se habrían registrado tumultos, de chicos a moderados.

Nosotros, viendo al gobernador tan despreocupado nos acercamos y también lo saludamos:

–          Buenas tardes gobernador (ya saben, abrazo al estilo mariano y toda la cosa, pero fuimos al grano)

–          ¿Me concede una entrevista?

–          Sí (y cuando sacábamos nuestra grabadora la pensó mejor), digo no… yo no concedo entrevistas (cómo no persuadirlo a dárnosla si estamos en la víspera de la elección; en eso interviene Carlos Rojas)

–          ¡Ya déjenlo en paz!, es sábado por la tarde… déjenlo descansar.

–          Don Carlos –respondimos- no es sábado, es viernes, y disculpe, ya vendrá el turno de usted, pero ahora, buscamos la respuesta del gobernador.

No, pues no nos la dio. Nos quedamos con las ganas.

Peor porque no se iban, y no se iban…