[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘Lorena Cuéllar’

Sumisión a la vista o relación de respeto

.

Joel Molina Ramírez, actual Senador y líder estatal de Morena está empeñado en demostrar sus grandes dotes de operador político y por ello hace hasta lo imposible por convencer a los legisladores federales y locales que forman parte de su partido y de sus aliados el PT y el PES para asistir a una reunión con el gobernador priista Marco Antonio Mena Rodríguez, la cual se tiene programada en Casa de Gobierno mañana viernes por la tarde.


Lo que no pudo hacer ninguno de los operadores del mandatario estatal como Arnulfo Arévalo Lara, enlace del Ejecutivo con el Legislativo y el inútil morenista priista presidente de la Junta de Coordinación y Concertación Política del Congreso del Estado, Víctor Manuel Báez López, para que los diputados locales acudieran a un encuentro con Marco Mena, lo está consiguiendo el nuevo Senador que busca dejar en claro que él es el único pastor de ese rebaño de legisladores.

Su aliado para quedar bien con el gobernador Mena es su compañera en el Senado Ana Lilia Rivera Rivera, quien está más que emocionada de volverse a sentar con el jefe político del estado, porque seguramente se volverá a manejar su nombre junto con el de Joel Molina como dos fuertes adversarios para disputar a la “super delegada” Lorena Cuéllar Cisneros la candidatura de Morena al gobierno de Tlaxcala.

El longevo político Joel Molina ha vendido la idea de que será una reunión de trabajo para analizar la problemática que afecta a la entidad y al mismo tiempo buscar coordinadamente las soluciones, de ahí que ya repartió entre la senadora Ana Lilia Rivera y los diputados federales Claudia Pérez y el chaquetero José de la Luz Sosa Salinas algunos temas a tratar.

Rubén Terán Águila, diputado federal, también fue convocado, sin embargo declinó a participar con el tema de justicia y seguridad, porque no estaba claro el objetivo de la reunión ni los alcances de la misma.

Si vamos a ir a trabajar para establecer una agenda compartida de compromisos y acciones está bien, pero si la intención en mostrar sumisión y acatar las instrucciones del gobernador entonces el encuentro será un fracaso, alertó el legislador federal que es ubicado como uno de los operadores de Lorena Cuéllar.

Aunque el gobernador Mena ha sostenido algunos encuentros con legisladores federales y locales, hasta el momento ha fracasado en sus intentos por tener una reunión con los senadores, diputados federales y la mayoría de los diputados locales, en gran medida porque el mandatario se ha mostrado un tanto irrespetuoso y soberbio con los últimos.

Mena Rodríguez no asistió a la instalación de la actual legislatura local y en la ceremonia de su segundo informe de gobierno optó por marginar a los diputados con lugares ubicados en la quinta y sexta fila, situación que incrementó la molestia entre la mayoría de los legisladores que prefieren mantener una sana distancia con el jefe del Ejecutivo.

Se sabe que al principio de las actividades de los nuevos legisladores, el gobernador de Tlaxcala les envió a cada uno de los 25 diputados un cheque como muestra de su voluntad para trabajar coordinadamente, según lo cuenta y documenta con copias de esos bonos el fracasado torero y hoy presidente del Comité de Administración de Congreso del Estado, Rafael Ortega Blancas, quien guarda esa delicada información para lo que se ofrezca más adelante.

Habrá que esperar para saber cuál fue el comportamiento de los legisladores federales y locales durante la reunión con Marco Mena, pues sólo así se podrá saber si optaron por la sumisión o decidieron mantener la sana distancia que dicen tener y que en ocasiones se refleja en las permanentes observaciones que el gobernador hace al trabajo de los diputados que no pueden aprobar una ley sin que esta sea frenada para su publicación, porque el mandatario encuentra fallas en esos documentos que ni un estudiante de derecho cometería.

Por lo pronto, la “super delegada” Lorena Cuéllar ya se adelantó a Joel Molina, pues la funcionaria federal acudió ayer por la mañana a Casa de Gobierno para sostener un encuentro con el gobernador Marco Antonio Mena, con el propósito de tratar asuntos relacionados con la operación de los programas sociales y el inició de algunas obras en Tlaxcala.

Los primeros acuerdos para que el gobierno federal trabaje coordinadamente con la administración local ya se tuvieron pese a quien le pese.

Morena ya tiene candidatos para el Senado en Tlaxcala

.

El responsable de aterrizar las instrucciones de Andrés Manuel López Obrador en Tlaxcala es su hijo Gonzalo López Beltrán, quien el pasado fin de semana despejó a los militantes de Morena la duda sobre quienes conformarán la fórmula que ese partido registrará para competir por el Senado de la República.

Amlo-Cuellar

Salvo que suceda algo extraordinario, los candidatos de Morena al Senado están definidos y serán la fundadora de ese partido en Tlaxcala, Ana Lilia Rivera Rivera y el ex priista y operador de Héctor Ortiz Ortiz, Joel Molina Ramírez.

Aunque la relación entre Andrés Manuel López Obrador y Ana Lilia Rivera no pasaba por su mejor momento, el tabasqueño se decantó por una de las fundadoras de ese partido en Tlaxcala que mostró trabajo y disciplina para encabezar la fórmula al Senado, con lo cual se trata de enviar una señal a la militancia de ese instituto político en el sentido de que los iniciadores del proyecto serán incluidos como abanderados para los comicios del próximo año.

Trascendió que la aún diputada local del PRD, Floria María Hernández Hernández, si será candidata al Senado porque será registrada como suplente de Ana Lilia Rivera, de ahí que su papel en estos momentos es el de provocar un desgaste al líder del sol azteca Juan Manuel Cambrón Soria y a su compañero en el Congreso del estado y también aspirante a la Cámara Alta, Alberto Amaro Corona.

Dicen que a la lucha por las candidaturas al Senado por Tlaxcala también se sumó la camaleónica Elsa Cordero Martínez, presidenta del Tribunal Superior de Justicia en el Estado, quien tras recibir la invitación para participar como probable candidata de Morena en los comicios del 2018 se dio a la tarea de buscar aliados y apoyos.

Incluso habría hasta hablado con uno de los asesores principales de Andrés Manuel López Obrador, el ex ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Genero Góngora Pimentel, quien vio con buenos ojos la participación de una mujer de las características de Cordero Martínez.

La ex diputada del PRD Eréndira Jiménez Montiel también buscó la candidatura de Morena al Senado, pero al final no le alcanzó y ahora está siendo evaluada para una diputación federal o local. Lo que es un hecho es que su nombre aparecerá en las boletas de los comicios del 2018.

Hay que tener presente que la actual senadora Lorena Cuéllar Cisneros ya tiene un lugar asegurado en las elecciones venideras, pues aparte de contender por una diputación federal formará parte de la coordinación estatal de Morena que establecerá la estrategia para ganar Tlaxcala.

Si hay un partido que se encuentra muy avanzado en la designación de sus candidatos para el Senado, las diputaciones federales y locales es Morena, ya que a estas alturas sólo existen dudas en un distrito federal y en 5 o 6 distritos locales, las cuales en una semanas quedarán despejadas a fin de tener lo más pronto posible el equipo completo de abanderados que junto con López Obrador buscarán el voto en el mes de julio de próximo año.

Rumbo a las elecciones del 2018 sin duda el partido más debilitado es el PRD que no ha podido frenar la salida de militantes que en su gran mayoría han optado por respaldar a López Obrador y Morena.

Aunque la dirigencia estatal del sol azteca minimiza ese hecho, es una realidad que su única esperanza de medio competir en Tlaxcala es si formaliza el frente amplio opositor con el PAN, lo cual se ve muy complicado porque ninguno de los dos partidos estará dispuesto a ceder la primera posición de las candidaturas al Senado.

Segundo debate, ¿ganadores, pero a qué hora debatieron?

.

Si acaso se lanzaron petardos sobre temas que en su momento les dieron buenos resultados, como las casas de Lorena; otra vez el perdedor fue Mariano González

Lorena Cuellar, Pelea Marco Mena PRD, PRI, Debate, Elecciones Tlaxcala En Linea

El debate de este domingo 15 de mayo habría sido de una gran intensidad si los candidatos al gobierno de Tlaxcala hubiesen trasladado el torpedeo constante usado en redes sociales, sobre todo en Facebook, donde los desacuerdos van de arriba abajo y consiguen épicos intercambios entre sus simpatizantes.

Es decir, para que se dé una verdadera confrontación de ideas y de estrategias descalificatorias, hacen falta los asesores y las porras, porque a los candidatos solos les da miedito el daño que pudiera resultar si abriesen las compuertas de sus represas.

No vamos a negar que tuvo sus detalles, como la advertencia de la perredista Lorena Cuéllar, a su cuñado Fabricio Mena, hermano del candidato de la pomposamente llamada mega alianza, Marco Mena: “ya sabemos de dónde proviene la campaña de lodo usada en mi contra”, acusó la senadora con licencia y casi lo acompañó con el movimiento de su palma extendida en posición de: vas a ver cómo te va a ir con mi hermana…

Tuvo su pimienta el que la panista Adriana Dávila Fernández, llamase al priísta empleado del gobernador, y que la perredista también hiciera esa referencia… tu jefe, mencionó al referirse a Mariano González.

Así que se esperaba una réplica intensa de Marco Mena (ya no Marco Antonio) pero una vez más volvió a mostrar disciplina con los productores de su película.

Como el tema de los ridículos precios en las propiedades de Lorena generó en su momento la creencia que ese debate alcanzaría la temperatura de fusión, el priísta lo volvió a utilizar, aunque esta vez los titubeos e inconsistencias de la Cuéllar no se dieron como en la anterior oportunidad.

Nunca vimos escarceo con ensayo previo en esos segundos que pudieron marcar la diferencia entre un agarrón que mostrase el hambre de alguno por llegar a la silla y la respuesta del otro, dispuesto a responder con sus mejores misiles.

El debate volvió a centrarse en Mariano

Porque a Mariano González Zarur le faltan 231 días para dejar Tlaxcala, dijo Cuéllar en tono de quien ha de someterse a la extirpación del carcinoma que tanto merma su salud.

Y en efecto, las arremetidas contra el libanés no tuvieron regateo.

Ha de ser porque el sistema de Salud y su singular regenteadora, Blanca Águila Lima, halló con Mariano la oportunidad de hacer una tregua maligna en la que los trabajadores del sector no sean sino tropa para usarla a placer en apoyo o en contra de determinados procesos.

A pero la atención a la gente puede esperar. Y como dijo el independiente, Jacob Hernández, “no estoy contra médicos y enfermeras… hay que ver que les aqueja, cuales son los problemas a los que se enfrentan”.

Al orticista Felipe Hernández le pareció superfluo que el priísta hablase de nuevos hospitales –expuesto por Mena– si en estos seis años, dijo, se dedicaron a derruir proyectos como el Hospital Infantil.

Es que esa es parte de la actitud destructiva de un Mariano González que demanteló dicho proyecto millonario, creado con recurso federal de finales del sexenio de Fox e inicios del de Calderón. Nada más cayó en manos del beduino, y todo se derrumbó. Los médicos fueron a parar al hospital de su hermana (dirigido por su cuñado) y de aquél gran proyecto… las puras cenizas.

No se limitaron los candidatos, a excepción de Mena, a reclamar a Mariano corrupción y destrucción del sector.

Mariano, factor de pobreza

Y en los indicativos de la baja en el nivel de vida cómo tundieron a Mariano. Bueno, era más fácil emprenderla contra el cadáver que todavía se mueve –tuvieron que verlo balbucear en el aniversario de Síntesis- tan deteriorado que hasta se le puede comparar con Héctor Párker Vázquez, de Coracyt, que ya es una referencia grave (por no decir ofensiva).

La conclusión es que Tlaxcala es el segundo estado más pobre, que un porcentaje mayor a las 75 unidades involucra a alguien con marcados problemas de pobreza o con un pariente en ese esquema. Marco Mena no tuvo manera de defender a su inventor.

Nada para nadie

Afirmar que hubo un ganador en este debate es inexacto. A todos faltaron arrestos, preparación y un verdadero concepto de debatir. Seguro eso va implícito en el formato. Nunca se contó con espacios para la discusión, para el intercambio. Fueron bloques usados para lectura, a veces con evidente desconcentración, pero nunca para mostrar ante las cámaras el nivel esperado en alguien con capacidad desbordante para defender sus tesis rumbo a la jornada comicial.

El otro debate, TEPJF vs ITE

Miren lo que son las ambigüedades de la manchirreforma. Ya tocó a los integrantes del tribunal supremo del país hacer una interpretación que para los consejeros locales no tuvo razón porque siempre en el tema que pase por el filtro de dicha reforma habrá asideros para no ir al fondo del precipicio.

Así que de la falta detectada por el Tribunal respecto a fallas en el capítulo de paridad de género en las candidaturas comunes, resultó que el ITE usó a los candidatos de alguno de los partidos en el mencionado esquema de la candidatura común.

Hay que ver cómo viene la contrarréplica del TEPJF. Ya falta menos de tres semanas y las inconsistencias del ITE comenzaron a poner pálidos a sus integrantes. Nada más falta que de forma irreversible por la cortedad de tiempo venga otra indicación. Entonces sí, la elección corre el riesgo de caer.

Ya se dieron cuenta los consejeros del ITE que pese a las recomendaciones sobre las cuales descansa su falta de talento, en cualquier momento se caen. No lo descarten. Este primer susto es apenas la punta del iceberg. Lo decimos por segunda vez, a los integrantes del OPLE chiapaneco los corrieron en bloque. ¿Estos de Tlaxcala, de qué privilegio gozan?

Las golondrinas a Juárez Fragoso

Para el ex representante del PRD ante el ITE, Sergio Juárez Fragoso, debe haber sido difícil dejar la chamba en la que sus dos rostros le daban la imagen izquierdosa en la diestra y la otra, extendida para hacer lo mismo que quincenalmente hace el grupo al que pertenece (el comandado por Gelacio).

No pudo seguir estorbando. De aquella alianza con los consejeros del ITE para impedir su remoción, solo se exhibe la colusión en medio de la cual se da esa grilla retrógrada e inexplicable, como la vez que se le hizo noche para registrar la candidatura común PRD-PT.

Heriberto Gómez, hombre de las confianzas de Lorena Cuéllar Cisneros, es el nuevo representante del PRD ante el ITE. Al principio, equivocadamente llevaba una misiva en su frente, firmada por el presidente nacional del PRD. No era el camino. Lo corrigieron. Y lograron cambiar la sonrisa de hiena del farsante izquierdoso Juárez Fragoso.

¡Las encuestas!… de clandestinas a efímeras, pero tienen fuertes coincidencias

.

Dos coinciden en que Lorena va arriba; en que Adriana va para abajo, en que Marco Antonio crece conforme se sacude a Mariano y que Martha mantiene el bajo perfil

Lorena Cuellar, Adriana Davila, Marco Antonio Mena, Martha Palafox, Elecciones 2016

Son interesantes las fotografías de los momentos que vive este proceso rumbo al cinco de junio. Candidatos y partidos suben, bajan, acusan los efectos de sus errores o al contrario, se regodean porque alguna maniobra les dio puntitos.

El descontón de tres encuestas alborotó a la gallera. Una, la del lunes anterior en el Sol de Tlaxcala, con la malicia de quien arrojó la piedra manteniéndose apetrechado coloca en una escasa delantera a la panista Adriana Dávila, en empate técnico con la perredista Lorena Cuéllar Cisneros al priísta Marco Antonio Mena lo mandó a la tercera posición y a la morenista Martha Palafox la ubica en una cuarta posición.

Nadie dijo esta boca es mía. Y así dejaron dicho alacrancito en el pecho del imaginario colectivo.

Pero ayer otra maniobra volvió a meter ruido. Mañosamente en la página de Facebook del Partido de la Revolución Democrática (https://www.facebook.com/PartidodelaRevolucionDemocratica/photos/pcb.10154750336378574/10154750334853574/?type=3&theater) publicaron unas horas una encuesta bajo la autoría de Gii360. Por unas horas porque seguramente fueron apercibidos por la autoridad electoral.

Pero el descontón se dio. A Lorena Cuéllar Cisneros le atribuyen 29.10; mientras que 20.85 mencionó que votaría por Adriana Dávila y 15.17 por Marco Mena. Dicho estudio considera que 8.53 de las personas que respondieron al cuestionario apoyaría a Martha Palafox, 4.93 a Jacob Hernández, 2.46 a Algredo Jaramillo, 2.09 a Felipe Hernández y 1.80 por Federico Barbosa.

A, pero falta un tercer estudio, ya sin el pisa y corre de los anteriores. El realizado por el Gabinete de Comunicación Estratégica (http://gabinete.mx/index.php?option=com_k2&view=item&id=533:seguimiento-gce-Tlaxcala) si bien coloca al PRI a la cabeza en el capítulo: Voto por Partido, con 19.1 contra 13.1 del PAN, 13 del PRD y 8.8 de Morena, en la intención voto por candidato pone a Lorena a la cabeza, con 24.9, seguida de Adriana con 20.4, Marco con 11.7 y Martha con 8.3.

Para la encuesta de GCE, el voto negativo, o sea la pregunta ¿por cuál candidato nunca votaría?, se lo llevó el priísta Marco Antonio Mena con 28.3, seguido por Adriana 12.2, Martha 12.2, y deja en el cuarto sitio a Lorena con 6.9.

GCE volvió a preguntar la preferencia por los candidatos y obtuvo estas respuestas: por Lorena 24.9, Adriana 2.4 –ninguna se mueve- pero en cambio el priísta crece de 11.7 a 17.6, lo mismo que Martha Palafox de Morena, quien pasa de 8.3 a 13.7.

Coincidencias

1.       Consecuencias Adriana Dávila observa un comportamiento a la baja, pese a que antes detentó números favorables.

2.       Dos de estas encuestas colocan a Lorena Cuéllar a la cabeza.

3.       El priísta Marco Antonio Mena va al alza, lo mismo que su partido. Solo que también las menciones negativas lo agobian.

4.       Martha Palafox también crece, aunque no lo suficiente para dejar el cuarto lugar.

 

El discurso de la continuidad usado en un principio por el priísta Marco Antonio Mena, ha sido el peor lastre en su ruta al cinco de junio. Mostrarse aún sin percibirlo, como el patiño del odioso Mariano González Zarur, fue sin duda una autoflagelación innecesaria porque seguramente lo hacía para quedar bien con el hostigoso manchis.

Tarde o temprano tenía que cortar el cordón umbilical y alcanzar un equilibrio que lo librase de la historia inverosímil de la abuelita carbonera, en tanto la desvalorización propia tendiente a bajar al nivel de los pobres.

Marco tiene que aceptar que su llegada fue súbita. Hace unos meses aún disputaba el lugar con el subrepticio Ricardo García Portilla –quién recién pidió licencia en San Lázaro, seguramente emplazado por Mariano– y con Anabell Ávalos Zempoalteca.

Entonces no es lo suyo la cercanía con el pueblo. No es su culpa vivir el proceso de desconocido a intensamente promovido, así que su discurso podría ser más realista y de convocatoria para involucrar a los altos mandos de su partido, para tratar con inteligencia la caída en picada del presidente Enrique Peña Nieto, y sobre todo para sacudirse garrapatas y pulgas convidadas por Mariano.

Marco compite con una Lorena, en campaña desde 2010, cuando vivió la persecución de Mariano, quien la engañó prometiéndole apoyarla a cambio de cederle la candidatura al gobierno.

Meses de estar en el candelero en un atropellado proceso de iniciación no son suficientes para confrontar a los más de 75 mil atendidos por la fundación de Lorena, una herramienta que se vale de los pobres para sumar promotores, pero al fin y al cabo un medio del cual se vale en esta guerra sin cuartel en pos de los grandes negocios del gobierno.

Adriana, por qué a la baja

La abanderada del PAN optó por ganar violentamente la candidatura de su partido. Primero rompió a sus contrincantes, luego se declaró enemiga de las alianzas y finalmente encaró el airado reclamo de una militancia encabronada porque regaló a la priísta Guadalupe Sánchez Santiago, la pluri uno al Congreso local.

Uno la supone una estratega, mas catafixiar la perla negra del partido por un convenio de promoción con la radiodifusora de Apizaco, no solo sería negativo y poco inteligente. Yo diría que es estúpido, porque los costos con su ejército son impagables. Cómo van a aceptarlo los mandos medios haciendo fila desde hace años. Los hirió en el corazón. Un convenio de publicidad no lo vale.

Respecto a su declarada guerra contra las alianzas, Adriana no tuvo más alternativa que confrontarse con el gobernador de Puebla Rafael Moreno Valle. No solo era anteponerse a Lorena sino asumir un papel protagónico a manera de extensión de sus dueños, Felipe Calderón y Margarita Zavala, exigentes cobradores de aquella fortuna en 2010 –de la cual la mayoría no se ha aclarado- y sus intereses.

Así que la hábil senadora no tuvo mucho de donde escoger. Su reto fue pegarle a Moreno Valle para limpiar el camino a Margarita, y aprovechó para hacer lo mismo con Lorena.

Otras ocasiones, caos como este le redituaron ganancias. Hoy no. La dejaron sola, y por ejemplo es la fecha en que 25 candidaturas panistas a presidencias municipales están volando. Casi la mitad del estado, una minucia…

Así que su baja en las encuestas es resultado de la lógica.

Factor Peje

Parece que la candidata de Morena mantiene una estrategia de bajo perfil. Pero subir de 8 a trece, según GCE es un atributo por el cual nadie debería darla por muerta, pues esto apenas comienza.

Un factor que a diario la mantiene vigente es la esgrima de AMLO hoy, el más favorecido por los números rumbo a 2018.

No descartemos que se sume al boicot nacional en contra del Instituto Nacional de Elecciones (INE) en protesta por haber quitado el registro a David Monreal en Zacatecas y a Guillermo Fabela Quiñones en Durango.

Ese tipo de movimientos, de carácter nacional sacan a su lucha del agobiante contexto local, donde pareciera que los grupos y liderazgos de siempre comienzan a degustar el caldo de manipulación dado a grandes cucharadas a una ciudadanía mayoritariamente dispuesta a dejarse consentir con regalitos chatarra.

Conclusión

Interesante la cuasi clandestinidad de las encuestas. Que hoy ellas pierdan credibilidad porque pareciera que cada quien tiene a la empresa, siempre foránea para dar tendencias sin comprometerse localmente.

Esto deviene en un vulgar palenque con gallos borrachos, mal amarrados y con apuestas millonarias porque lo que está en juego son los jugosos, los millonarios negocios de un gobierno estatal que hace muy poco, gana muchísimo y tiene en la oposición (los acametitla, los montieles, los sesines y los cambrones) a viles mamarrachos con las manos extendidas para recibir su parte proporcional de estas linduras.

Por cierto, los organismos electorales, metidos en el lodo hasta abajito de las axilas.

Pega Lorena Cuéllar en el feudo de Mariano… lo exhibe

.

Ahora toca a los priístas retacar la plaza de toros de Apizaco y prepararse a recibir el mensaje de Manlio Fabio, ¿de felicitación, o de advertencia?, eso nadie lo sabe

Mariano Gonzalez Chichon, Chamarritas, Manchigrecas, Lorena Cuellar, Apizaco, Tlaxcala Online

Lorena Cuéllar Cisneros osó invadir los terrenos de Mariano. Y allí mismo llamó no gobernar a la repartición de chamarritas y a las pintas de manchigrecas en escuelas.

Con plaza llena y templete atiborrado, la candidata del Partido de la Revolución Democrática (PRD) ascendió un nivel más. Y así, entre cientos, miles de entusiastas seguidores también formó a los conflictivos dirigentes perredistas y hasta los hizo sentir parte de su fiesta.

Con mirada satisfecha, el vendedor más grande del México Jesús Ortega Martínez; el dirigente Agustín Basave Benítez y su constante expresión de gato espantado. Y no podía faltar el ejecutivo de venta de candidaturas, Manuel Cambrón. Todos muy contentos, vamos hasta el petista Silvano Garay y su divina apostura que por cierto, acabó mal con su ex fan, el zar del WC Reyes Ruiz, hoy entusiasta y desinhibido priísta.

La Cuellar definió la esencia de su proselitismo: confrontar al gobernador peor evaluado a nivel nacional –su calificación oscila entre 2 y 3 puntos-, el menos querido por el PRI, bueno en realidad lo detestan, y con suficientes méritos para no volver a conciliar el sueño, tras los gravísimos resultados de la Auditoría Superior de la Federación.

La perredista aprovechó el inmejorable escenario para mostrar una de sus estrategias para ir por el estado recogiendo voluntades: el voto de castigo a la singular administración de un gobernante tan deformado que ni a su propio delfín deja ser.

No desaprovechó la oportunidad para arrojar piedras a Marco Mena: “y así se atreven a hablar de continuidad”; hay que aclarar que el abanderado priísta por fin dejó esa lesiva frase y a partir de la llegada de su íntimo Luis Carlos Ugalde, blandió la espada con al leyenda: “Una nueva historia”.

Como sea, la ex priísta comenzó la campaña con el pie derecho. Y no le temblaron las corvas para taconear en la tierra del tirano.

Huelga decir que Apizaco también es feudo de la panista Adriana Dávila Fernández. Y allí, de frente a su colega senadora acaso le envió el mensaje: “mira, le pongo ganas para ser una de las finalistas en esta competencia, cuya meta es el cinco de junio”.

Durante el mitin, el senador poblano Miguel Barbosa se pronunció por un gobierno austero; Agustín Basave llamó supergobernadora a Lorena y hasta Manuel Cambrón se animó a exaltar la fuerza del partido.

Todos esperan el súper sábado

Tras el accidentado inicio del proceso sucesorio en el PRI –Peña quería a Anabell Ávalos de candidata pero Mariano no lo permitió– parece que los rencores se superan pues se anuncia con bombo y platillos la presencia del líder nacional tricolor, Manlio Fabio Beltrones Rivera.

Bueno, el sonorense es tan impredecible que, a estas alturas todo es posible. Ya sea que venga a darse un abrazo con el rasposo gobernador, o bien que le venga a sacar la lengua, con alguno de esos mensajes de ida y vuelta, como bien sería cantarle que le tienen preparado un paquete de este tamañote para persuadirlo de que le baje dos o tres, o cuatro rayitas.

La cosa es que la perredista ya pegó en Apizaco.

Ahora, los priístas tienen la obligación con ellos mismos, de retacar la plaza de toros Rodolfo Rodríguez “el Pana”, ese magnífico coso levantado gracias a la generosidad del inolvidable comercializador de crudo, Baltasar Maldonado.

Pero con José Luis Ramírez Conde, al timón del partidazo ¡cuidado!, ya ven que se pelea con todos.

Ya veremos los métodos usados por el tirano manchis, hijo y demás tropa que le acompaña, para poner hasta la madre la plaza de toros.

Los delegados

Además de ser la elección con más lodo, esta es la más monitoreada de la historia.

No sé si a ustedes les pase pero al entablar una conversación telefónica, los pájaros en el alambre se aplican a fondo y paran la orejota, no vaya a ser que se enteren del gran complot.

Primero click, luego clock, y le sigue un brrrr; es decir, más de tres orejones intervienen las llamadas.

Supongo que unos pertenecen al Cisen, o sea son enviados directos de Presidencia.

Otros, al CEN del PRI… muchachos de Manlio Fabio Beltrones.

Le siguen los venidos de Bucareli, a saber, favoritos de Miguel Angel Osorio Chong.

Y lo novedoso, hoy hasta contamos con delegado incróspido (al estilo Calzonzin) del INE, en la persona de Luis Carlos Ugalde.

Oigan pero eso cuesta un dineral. Y si la lana se la gastan para andar de chismosos enterándose de los simpáticos problemitas maritales de manchis chico, pues a dónde van a dar.

Recordemos que el PRI está en bancarrota. Así lo dejó el mexiquense Cesar Camacho Quiróz, bueno para discurso, mejor para burlarse de la oposición, pero único para dejar en la calle a un instituto político que se supone debería contar con el suficiente dinero para financiar sus acciones tendientes a defenderse como gatos panza arriba, tras las regadas una tras otra, de Peña Nieto.

No hay partido que aguante a un dirigente que gasta mil millones a lo vil. Y en el siguiente ejercicio ocupa otros mil millones para hacer un fondito que le permita defenderse si alguien lo acuse de haberse robado los primeros mil millones. Cesar Camacho podría ser el primero en caer en el calabozo de Manlio.

¿Por qué tanto interés de desplazar al INE?

Ya ven el caso Zacatecas, donde la falta de claridad en los gastos de precampaña de David Monreal, fue aprovechado por el Instituto Nacional de Elecciones, para tronarlo como ejote.

Sin medir consecuencia, los integrantes del organismo cumplieron ciegamente la instrucción, pero no alcanzaron a vislumbrar las consecuencias.

1.       El gobierno federal muestra así su sobresalto ante el crecimiento de Andrés Manuel López Obrador, rumbo a la elección de 2018.

2.       Responden así al acuerdo pactado por el Peje con la Coordinadora de maestros, y parte esencial del SNTE en el sureste, con el propósito de echar abajo la lesiva Reforma Educativa.

3.       Sin embargo, enervan a las masas y crean un efecto multiplicador en el país.

No se extrañe si los abanderados de Morena tienen un crecimiento sustancial rumbo a las urnas, pues está clara la estrategia del PRI para afianzarse en el poder seis años más.

Ahora el INE tiene que tronar a los 87 candidatos tlaxcaltecas sancionados por cometer una falta idéntica a la de Monreal en Zacatecas.

De no hacerlo así, quedará comprobado que la imparcialidad y certidumbre de la autoridad electoral en el país es solo una farsa.

Por lo pronto aquí en Tlaxcala, sin tratarse de una elección federal, serán instaladas 15 casillas especiales. ¿Con qué objeto?, ¿Acaso no podrá trasladarse el que ande por Calpulalpan a votar a San Pablo del Monte?

Lo malo es que estas decisiones tienen un carácter oficial.

Así quién va a poder contra la nueva versión de la aplastante maquinaria y sus nuevas versiones de fraudes electorales.

Tras una larga espera ungen a Adriana candidata del PAN a la gubernatura

.

Llega con más emoción que respaldo social en ese contrastante escenario, bajo el engaño que el panismo tlaxcalteca se puede comparar con cualquiera del país.

Adriana Davila, Edilberto Algredo, Martha Palafox, Serafin Ortiz, Lorena Cuellar, Candidatos Tlaxcala, Caricatura En Linea

Tras un prolongado y titubeante proceso, el PAN finalmente se inclinó por la senadora Adriana Dávila Fernández, para contender el cinco de junio por la gubernatura de Tlaxcala. Si es o no la mejor, ya lo veremos, pues de hoy en adelante la apizaquense no podrá alegar factores externos o intervenciones malévolas en su contra.

¿Quiénes la acompañan en esta aventura? Desde luego el ex presidente Felipe Caderón Hinojosa, Margarita Zavala Gómez del Campo, el senador Roberto Gil, Santiago Creel. Muy a la fuerza acabaron por aparecer en la foto el actual presidente del CEN albiazul, Ricardo Anaya Cortés y el ex líder nacional, Gustavo Madero.

Pese a presidir la Comisión Permanente del CEN, el que ni la nariz asomó es el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas, perdedor en esta disputa cuyo fin era conseguir una alianza con el PRD. Dicen que su estrategia tendrá que variar para que no se caiga su proyecto de contender en 2018 por la Presidencia. Por lo pronto fue incapaz de franquear a esta oposición, muy decidida a no dejarlo pasar.

¿Qué respaldo social tiene Adriana Dávila, como para considerarse una candidata competitiva?

Escaso, a causa de la acentuada división. Ni siquiera logró, bajo el principio de equidad, candidatas y candidatos en todos los municipios. Y no siempre fue la escasez de militantes, sino la búsqueda de incondicionales a los cuales no le fuera trabajoso tenerlos con la mirada baja y la cartera abierta.

¿Quiénes colaboran con Adriana en el terreno local?

Bueno, comenzando con el siniestro mayordomo suyo, Carlos Carreón Mejía, un dirigente estatal sacado del sombrero de mago en medio de la impopularidad y la opacidad. Así, así lo requería. Y ahí lo tiene.

El diputado Juan Corral Mier, principal beneficiario de la franquiciataria panista, quien hizo hasta lo imposible por asegurarle su curul en San Lázaro. De empresario a la baja –y para nada motivo de orgullo de la comunidad española en Tlaxcala- no ha tenido empacho en poner su dignidad en un recipiente entre estrecho y permeable, al grado de perderla, eso sí bajo el silencio más productivo que los pasivos de su nostálgico almacén de muebles.

La hermana Irma, una especie de head hunter dentro del limitado espacio de su desempeño, con más emoción que academia, más o menos como la hermana Adri.

De ahí hacia abajo sería ocioso buscar nombres destacados.

Uno ve el protagonismo, por ejemplo de Roberto Gil en las decisiones nacionales, lo compara con lo conseguido con nuestra representante en ese grupo parlamentario, y acaba por sentir un poco de decepción. Pues a partir de ese desengaño… para abajo. Ese es el contraste entre los panista de allá y la de acá.

Allá pensaron que los arrebatos de quien resultó ungida contaban con un importante respaldo social. Bueno, eso les hicieron creer. Y le apostaron a Tlaxcala, como si fuese Veracruz, o Puebla, o Chihuahua. Nunca se dieron cuenta que la de aquí, pues hacía lo que podía en una plaza donde al remontarnos por ejemplo al sexenio de Antonio Álvarez Lima, nos demos cuenta que a los panistas los tenían que inventar en el mismo gobierno. He ahí a don Luis González Pintor, primer senador panista de Tlaxcala, cuya carrera costó más al demócrata pelón, que haber impulsado a algún priísta. Loco el piojo por echar maromas.

De entonces a la fecha una minoría convencida formó a un PAN de respeto. Pero jamás con la capacidad de ganar una elección. El resto de la historia ustedes la conocen. Llegó Héctor Ortiz, usó el emblema para ser gobernador e hizo autoridades por ejemplo a Adolfo Escobar Jardinez, a Benjamín Ávila Márquez, a Sergio González Hernández.

El PAN entonces tuvo una etapa de protagonismo, y creyó no necesitar vejigas para nadar. Ahí tienen el resbalón de Adriana Dávila en 2010 ante Mariano González. No pues ni a quien irle.

De entonces a la fecha, el PAN sufre una crisis moral de tales dimensiones como los osos que hace el cercano a Adriana, dedicado a lanzar improperios en las redes sociales, colocado su simpático sombrero con el que asegura su membresía a los Búfalos Mojados.

Ese es el PAN que hoy tiene la candidatura para contender con Marco Antonio Mena (PRI), Martha Palafox (Morena), Lorena Cuéllar )PRD), Serafín Ortiz (PAC) y Edilberto Algredo (Movimiento Ciudadano).

Ahora sí vamos a ver cuánto vale.

La PSN pide licencia

Sin goce de sueldo, así será la licencia de la senadora Martha Palafox Gutiérrez, quien hoy deja temporalmente el Senado de la República para registrarse como aspirante a contender por la candidatura del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) al gobierno de Tlaxcala.

Creo que Andrés Manuel López Obrador, no tiene los ojos puestos en otro proyecto. Así que lo más probable es ver a la Palafox como aspirante formal de dicho movimiento a la gubernatura de Tlaxcala.

Por lo pronto ve muy probable tener una nueva gira por todos los municipios, acompañada del señor Peje, y bajo la misma dinámica de reuniones con el sello característico de un discurso fuerte, crítico y bien recibido. Antes tendrá que cumplir con la agenda pendiente por las principales cabeceras municipales.

O sea, el arroz de las candidaturas ya se coció

Están prácticamente definidos los contendientes de la lucha electoral del cinco de junio. A partir de mañana 19 de marzo y hasta la primera quincena de abril, todo se traducirá en ejercicios internos de los partidos y sus candidatos, planeación y demás acciones del afilado de lanzas, pero de manera interna. Aquí veremos quién comete actos anticipados  por carecer de ese reloj interno más arriba de sus instintos.

Adriana Dávila Fernández, abanderada del PAN, Lorena Cuéllar Cisneros, del PRD, Martha Palafox Gutiérrez, de Morena; Marco Antonio Mena Rodríguez, del PRI; Serafín Ortiz Ortiz, de Alianza Ciudadana y Edilberto Algredo de Movimiento Ciudadano.

El fantasma de Granier sobre Mariano… y su traición al PRI

.

Igual que el soberbio ex mandatario tabasqueño, nuestro hacendado no ve más allá de sus rotundas decisiones, así sepa que sobre él va a caer la ira del presidente Peña Nieto.

(etlaxcala) Adriana Davila, Lorena Cuellar, Candidata Debil, Caricatura, Tlaxcala Online

Lo encuentro como el enésimo mensaje del alto mando al arrogante señor manchis. La más reciente entrega de la analista Anabella Pezet, en su leídisimo blog El Caldero Político, de Excelsior, hace un símil entre la efímera coronación de Miss Universo –consumada por equivocación en la representante de Colombia, Ariadna Gutiérrez, cuando en realidad correspondía a Pia Wurtzbach, de Filipinas.

Ya saben, el presentador Steve Harvey, pasó a la historia por cometer el oso de su vida. Como en 2012 lo hizo el entonces gobernador de Tabasco, Andrés Granier (una especie de manchis, versión costeña), al imponer a su secretario de salud Luis Felipe Graham Zapata, como candidato a sucederlo, en lugar de hacerlo con Alí de la Torre, entonces el mejor prospecto según lo arrojaban los estudios de la Secretaría de Gobernación.

Por esas fechas, el secretario Miguel Ángel Osorio Chong y el presidente del PRI, Pedro Joaquín Coldwell intentaron infructuosamente convencer a Granier de replantear sus propuestas, dando a cada uno la candidatura de, gobernador y senador, según sus posibilidades de triunfo. Granier, como aquí Mariano González Zarur, les dijo, ¡de ninguna manera!

No era un gobernador. Era un dios. Y ni así pudo impedir que sobre él cayera la ira del presidente Enrique Peña Nieto. Granier fue perseguido y perdió su libertad.

Versión corregida

Estamos hablando de la diplomacia de Pedro Joaquín Coldwell (el eterno preferido de Beatriz Paredes). Hoy, es Manlio Fabio Beltrones, quien piensa estrenarse como presidente de su partido haciendo hasta donde pueda porque el PRI conserve el poder en todas las entidades donde irá a las urnas en junio de 2016.

Como Granier en 2012, González Zarur hoy, no considera otra opción más que Ricardo García Portilla o Marco Antonio Mena Rodríguez. Y no quita el dedo del renglón. Sabe de las marcadas posibilidades de derrotas de ambos –al menos esa es la lectura de cada encuestadora usada aquí y en los altos mandos- pero se empeña en no soltar prenda.

Supone que el partido, tomado como coto propio es capaz de cometer las peores mapacherías hasta llevar al poder a quien él diga.

Pero lo que está quedando a la vista de todos es el pacto con la panista Adriana Dávila Fernández, para volcar a su favor toda la fuerza del PRI y llevarla al poder, cuadre o no a los altos mandos del partidazo.

Y la senadora no ha sido cuidadosa en ocultar esa perversidad. Hoy asegura que su nombre va a estar en las boletas, con o sin el logotipo del PAN, y al día siguiente afirma que no dejará a su partido, el que pugna por la dignidad de la gente, presume.

Zona de riesgo

Mariano llevó a su partido a una región harto peligrosa. Asoma el fantasma de la derrota. Lo peor es que él no lo ve mal, es su plan B a toda máquina.

Se atreve, priísta como se dice, a patear las bolas al tigre. Sabe que la ira de Peña Nieto –hoy más en posición que en 2012, cuando la persecución a Granier- caerá sobre él. Y extrañas descargas de adrenalina lo llevan, como el tahúr que es, a apostar aun sabiendo que su juego con cartas marcadas es vigilado por múltiples cámaras tras las cuales, se encuentran los sabuesos de Presidencia.

No es una traición al PRI, es su necesidad por contar con alguien, como él sediento de detentar el poder por el poder, y cumplir a cabalidad el pacto de no procesarlo.

Son días cruciales en su rarísima conducta. Hoy su descrédito ante Peña, Manlio y Osorio, no puede ser peor. Dejó correr las cosas hasta donde el incendio dejó de ser controlable. Arden sus escasos méritos, como aquél de disponer de un PRI adiestrado para doblegar a una oposición en contra de la cual jamás dejó de provocar divisiones.

Pues esos puntos a su favor ya no lo son. Su traición quedó a la vista de todos.

Adriana, viaje en globo

Entre más alto se eleva, más dolorosa será su caída. La senadora que habla de candidatas débiles no esgrime una línea de racionalidad en sus palabras.

Se auto promueve como la bronca de Tlaxcala.

Pero en su favor no hay ni las grandes movilizaciones, ni la gente se desgarra las vestiduras por apoyarla.

Es un factor de puro bla-bla. ¿Su fuerza?, la promesa de Mariano para hacerla gobernadora.

Como candidata independiente cuenta con diez días más por mandato del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para reunir los requisitos (ese es el palo más reciente al Instituto Electoral de Tlaxcala). A lo mejor le alcanza para lograr potentes manifestaciones a lo largo y ancho del estado, clamando su inclusión en la boleta.

Pero hoy se dice panista y mañana lo desdeña. Su caos interno se le ve en la mirada. Entre más alto sube, más le dolerá la caída. Puede estar fraguando el más escandaloso fracaso de la oposición en Tlaxcala.

 

 

La consigna de los futuros candidatos es sumar

.

Cualquier candidato de oposición que pretenda ganar la gubernatura deberá superar los 160 mil votos.

(etlaxcala) minis aspirantes

El reto de los futuros candidatos al gobierno de Tlaxcala será superar o por lo menos mantener la última votación que sus partidos obtuvieron a nivel estatal en los comicios del 2012 en que se disputaron el Senado.

disenocandidatos[1]

En los comicios del 2012, el PRI no logró ganar ni la elección de presidente, ni la de senadores en Tlaxcala, pues en la entidad Andrés Manuel López Obrador con la coalición conformada por el PRD, PT y MC se alzó con el triunfo y logró llevar a la Cámara Alta a Lorena Cuéllar Cisneros y a Martha Palafox Gutiérrez.

El PAN se ubicó en la segunda posición y le permitió incluir a Adriana Dávila Fernández al Senado. El PRI quedó rezagado en el tercer lugar.

En el 2012, Lorena Cuéllar y Martha Palafox sumaron más de 164 mil votos, contra 138 mil del PAN que llevó como aspirantes a Adriana Dávila Fernández y al ex gobernador Héctor Ortiz Ortiz.

El PRI con poco más de 121 mil votos perdió y no puedo incrustar en el Senado a Joaquín Cisneros Fernández y a Anabell Ávalos Zempoalteca.

Pero las cifras son engañosas, pues si se comparan con los resultados de la elección de gobernador del 2010, se verá que al PRI se le esfumaron en dos años casi 110 mil votos, ya que en esa elección cuando ganó con Mariano González Zarur contabilizó más de 231 mil sufragios.

Al PAN y a Adriana Dávila se le fueron casi 55 mil votos, pues de los 193 mil sumados en 2010, para el 2012 lograron acumular 138 mil sufragios.

El crecimiento del PRD del 2010 al 2012 fue mayúsculo. En el primer año sumó poco más de 24 mil votos en la persona de Minerva Hernández Ramos y en los siguientes comicios captó otros 140 mil sufragios junto con MC y el PT.

Hay que decir que se trata de elecciones diferentes y que los niveles de participación varían, pero también es un hecho que en Tlaxcala existe cerca de 120 mil ciudadanos que emiten un voto switcher que hace imposible, en este momento, dar un pronóstico para los comicios del próximo año.

Sobre todo, porque si sumamos los votos que PRI, PAN, PRD y Morena juntaron en los tres distritos durante las pasadas elecciones federales en que fueron electos diputados, se comprobará que ninguno superó los cien mil sufragios.

El PRI apenas si rebasó los 92 mil, el PAN rasguño los 50 mil y el PRD se desfondó al sumar casi 30 mil. El partido de López Obrador –Morena- contabilizó en su primera elección en Tlaxcala 42 mil votos, de los cuales la mitad fueron aportados por el ex gobernador Alfonso Sánchez Anaya.

El próximo gobernador ganará con menos de 200 mil votos

Sin duda el partido que llega con un piso más firme y elevado para enfrentar la futura contienda es el PRI que tiene la necesidad de lanzar a un candidato competitivo.

Si los electores tlaxcaltecas perciben que el abanderado priista es el continuismo de Mariano González Zarur en el gobierno de seguro analizarán otras opciones que representen un cambio o una renovación.

El candidato priista debe garantizar más de 180 mil votos que permitan asegurar que su partido mantendrá el gobierno en Tlaxcala.

El PAN que tuvo un crecimiento importante a partir de la elección para gobernador del 2004, deberá superar las diferencias internas y demostrar que es una marca que aún compran los electores.

Adriana Dávila tiene el enorme reto de por lo menos alcanzar la votación que obtuvo hace seis años cuando perdió ante Mariano González. Si iguala los 193 mil votos alcanzados en el 2010, prácticamente tendría asegurada la gubernatura.

Sin embargo, tal proeza resulta muy complicada desde mi óptica porque en esta ocasión la senadora no tendrá el respaldo financiero y operativo del gobierno federal, ni del presidente de México, así como del ex gobernador Héctor Ortiz.

El PRD es un partido muerto en vida y Lorena Cuéllar será la que aporte el plus para que se vuelva competitivo en el 2016, pero lo interesante será conocer cuánto vale electoralmente la senadora.

Nadie puede negar que es una política con presencia estatal y seguidores. Su tarea primordial consistirá en igualar la votación que obtuvo en el 2012 cuando ganó el Senado al lado de la también ex priista Martha Palafox.

Si Cuéllar Cisneros llega a los 164 mil votos estaría en posibilidades de sentarse en el despacho principal de Palacio de Gobierno, aunque habrá que ver si hoy que carece del respaldo de Andrés Manuel López Obrador es capaz de alcanzar dicha cifra.

Morena enfrentará su primera elección local y llevará como abanderada a la también senadora Martha Palafox. El activismo del tabasqueño y la legisladora ha sido intenso y se espera que se traduzca en sufragios para su causa.

Las divisiones internas en ese partido serán un factor que jugará en su contra, sobre todo cuando ya se comprobó que el ex senador y ex gobernador Alfonso Sánchez fue el que aportó el 50 por ciento de la votación que Morena alcanzó en junio pasado.

López Obrador será el mejor aliado de Palafox en su lucha por la gubernatura, pero se ve difícil, aunque no imposible, que ambos puedan juntar más de 150 mil votos.

El PAC con Serafín Ortiz también se podría meter en la pelea si se considera que es un partido estatal con estructura, recursos y aliados.

Hay que tener presente que la futura campaña de Serafín Ortiz estará bajo las manos de Gisela Rubach, experta en campañas políticas que desde hace unas semanas ya trabaja en su estrategia.

La alianza que siempre fue inviable

.

El PRI en Tlaxcala entrará de lleno al proceso interno para elegir a su candidato al gobierno del estado.

(etlaxcala) pinky y cerebro

Los próximos siete días serán claves para el futuro de la alianza entre el PAN y el PRD, la cual tiene más posibilidades de fracasar que de concretarse por el ambiente generado en torno a ella.

PAN-PRD

Sin duda la reconciliación que tuvo el grupo del ex presidente Felipe Calderón con Ricardo Anaya y que se pudo observar en el desarrollo de la Asamblea Nacional del PAN celebrada el sábado pasado, hace visualizar que ese partido no sacrificará a Adriana Dávila Fernández para lograr un acuerdo electoral con el PRD en otras entidades donde habrá elecciones para gobernador.

La ausencia del gobernador de Puebla Rafael Moreno Valle en la sesión del consejo panista fue notable, pues es uno de los principales impulsores de la alianza del PAN con el PRD, por lo que de inmediato se especuló sobre un alejamiento con Ricardo Anaya.

Si hay un grupo panista que apoya y desea ver a Adriana Dávila como candidata del PAN al gobierno de Tlaxcala es el de Felipe Calderón, quien en 2010 la designó para ese mismo cargo que finalmente no pudo alcanzar porque el priista Mariano González Zarur le ganó la elección.

Si el PAN no someterá a la negociación a Adriana Dávila, el PRD tampoco cederá y se mantendrá en la posición de que sea Lorena Cuéllar Cisneros la que encabece esa coalición.

Los perredistas están conscientes que la única abanderada con posibilidades de ganar y lograr una alta votación en los comicios del próximo año es la senadora Cuéllar, de ahí que ayer se haya celebrado un consejo para reestructurar y repartir posiciones en la dirigencia estatal que preside el bellaco Juan Manuel Cambrón.

Los movimientos realizados por ambos partidos en los últimos días apuntan más a desechar una alianza que en tratar de lograrla, lo que sin duda será interesante porque al final se verá que senadora tiene más oficio político y suma a su causa a más grupos y apoyos que le permitan competirle al candidato o candidata del PRI.

El más feliz de que no se formalice la alianza en Tlaxcala entre el PAN y PRD sin duda será el PRI y el hacendado gobernador Mariano González, toda vez que de entrada el voto opositor deberá ser repartido en al menos tres candidatos que tienen presencia entre los ciudadanos como Adriana Dávila, Lorena Cuéllar y Martha Palafox.

El PRI tras su candidato de unidad

El PRI también celebró una sesión de su Consejo Político Nacional donde no sólo autorizó a que el CEN emita las convocatorias respectivas para elegir a sus candidatos a los gobierno estatales donde habrá comicios el próximo año, sino que también abrió la posibilidad de entregar esas nominaciones a personas ajenas al tricolor que gocen de respaldo social y encabecen las preferencias electorales.

Lo que el PRI dejó muy claro es que nominará a candidatos ganadores y no los que los gobernadores en funciones quieren dejar o imponer. Los resultados de las encuestas serán claves para la toma de decisiones.

En Tlaxcala el primer paso será definir la terna de los priistas que serán sometidos a la evaluación final, para después conocer la opinión del mandatario Mariano González –su derecho a veto- y así llegar al nombre que representará al priismo en los comicios del primer domingo de junio del 2016.

El estudio de opinión que encargará el CEN del PRI incluirá los nombres de Anabell Ávalos, Marco Antonio Mena, Noé Rodríguez, Guadalupe Sánchez y Ricardo García Portilla. Entre ellos saldrá la terna y de ahí el ungido.

Mariano González ya abrió su juego y apostó a Marco Antonio Mena y a Ricardo García, de ahí que se verá  si es capaz de romper la maldición de que gobernador no pone gobernador.

Juez se niega a notificar a Mariano resolución de ortinotarios

.

Si el gobierno del estado dice que le asiste la razón en el caso de la cancelación de las notarías, porque evadir un fallo que deberá acatar.

caricatura mariano Gonzalez Zarur 1 botija Marco Antorio Diaz Tlaxcala Online[1]

El caso de los notarios cuya patente fue cancelada indebidamente, según el fallo de un tribunal colegiado, abrirá un nuevo frente con el juez que se niega a notificar al gobierno de Mariano González Zarur sobre la sentencia que establece que los fedatarios deben ser reinstalados.

Hace más de un mes el Tercer Tribunal Colegiado de Circuito del Centro Auxiliar de la Segunda Región emitió una sentencia y aunque fue lento el proceso de notificación, lo cierto es que todas las partes ya están apercibidas sobre el alcance de la resolución.

Sin embargo, el juez que tiene la obligación legal de notificar al gobierno del estado se ha negado a llevar a cabo ese procedimiento, con la clara intención de evitarle molestias al hacendado que una vez que reciba la instrucción deberá cumplir con el mandato o de lo contrario él junto con sus funcionarios entrará en desacato, lo que abre la posibilidad de destituirlo y proceder penalmente contra ellos.

Al juez que se muestra renuente a cumplir con su trabajo habría que recordarle que el caso de los ortinotarios ha derivado en una queja que fue aceptada y es analizada por el Consejo de la Judicatura en contra de los magistrados del Tribunal Colegiado del Vigésimo Octavo Circuito Justino Gallegos Escobar y Othón Manuel Ríos Flores por su proceder dudoso en ese asunto legal.

Además, trascendió que también existe una denuncia ante la Procuraduría General de la República contra ambos magistrados.

Si había alguna duda de que el gobierno de Mariano González manejó la cancelación de las notarías con triquiñuelas legales, los últimos hechos del caso confirman que hubo y hay corrupción entre el gobierno de Tlaxcala con un sector del Poder Judicial de la Federación.

Los asesores marianistas y el mismo hacendado deben entender que tarde o temprano deberán reinstalar a los 16 notarios que recibieron su patente en el gobierno del panista Héctor Ortiz, para después iniciar de nueva cuenta el procedimiento que abrieron para dejar sin efecto esas notarías.

 La austeridad debe ser de los subordinados

La diferencia entre el presupuesto sugerido por el gobernador Mariano González y la partida solicitada por el Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE) para costear los comicios del 2016 es enorme.

El mandatario especialista en exigir austeridad a todos menos para él, propuso destinar 75 millones de pesos al ITE, mientras que el organismo consideró un gasto por casi 255 millones de pesos.

El primer presupuesto raya en lo ridículo pues es insuficiente para solventar el costo de las elecciones para gobernador, diputados locales, alcaldes y presidentes de comunidad, de ahí que el hacendado tendrá que abrir la cartera y ser más generoso con el ITE.

Por lo que respecta a la petición del ITE que es tres veces más de lo que el gobierno del estado les pretende destinar, los consejeros electorales tienen la obligación de detallar, transparentar y explicar los gastos que pretenden hacer, porque de lo contrario las plumas marianistas empezarán, de nueva cuenta, a acusarlos de despilfarradores.

El argumento de que la disminución de diputados locales generaría ahorros en las elecciones ya se fue a la basura, pues si bien el gasto de 255 millones suena un tanto exagerado, también resulta irrisoria la cantidad que propone la administración priista de González Zarur.

El tema sin lugar a dudas será tratado por varios días en los medios de comunicación por las partes involucradas, lo que lejos de contribuir a la certidumbre de los comicios generará un ambiente de dudas y desconfianza que se sumarán a la incertidumbre que priva sobre la designación de los tres magistrados que conformarán el Tribunal Electoral de Tlaxcala.

A lo anterior, también hay que sumar el fallo que emita la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre la reforma electoral aprobada por el Congreso del estado, toda vez que existe la certeza de que algunas modificaciones legales se vendrán abajo.

Pinky y cerebro buscan controlar Tlaxcala

El malestar de perredistas que apoyan las aspiraciones de Lorena Cuéllar Cisneros a la gubernatura de Tlaxcala va en aumento por las actitudes protagónicas de Juan Manuel Cambrón y Santiago Sesín.

Resulta que esa dupla convertida en Pinky y Cerebro ha logrado aislar a la senadora del contacto perredista. Nadie tiene acceso a la virtual candidata si no es a través de esos personajes que sueñan con convertirse en los operadores de cabecera de la ex priista.

Juan Manuel Cambrón es todo un ladino que busca su interés personal y para ello utiliza a la perredista para obtener notoriedad entre la clase política, ya que por sí sólo no representa nada. En su estrategia de mantener secuestrada a Lorena Cuéllar recurrió a los oficios de operador aldeano de Santiago Sesín, quien se visualiza como el gran político joven que en unos años estará gobernando Tlaxcala.

Ambos se niegan a ver más allá de sus narices y no ven el rechazo que ya empezaron a generar al interior del PRD.

Con esos aliados Lorena Cuéllar para que quiere enemigos.