[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘Fernando Bernal’

Trascendidos de fin de año y algo más

.

Ya casi paso un año de que los ex acaldes dejaron sus cargos y hasta el momento ni uno solo ha sido sancionado ni administrativa ni penalmente, por lo que si en el primer trimestre del próximo año ninguno enfrenta una detención prácticamente habrán librado sus problemas por las denuncias penales que enfrentan por el desorden financiero que dejaron.

señorio

Los ex presidentes municipales que enfrentan acusaciones de malversación de recursos públicos podrán disfrutar tranquilamente las fiestas de fin de año, pues aunque las investigaciones para llevarlos a la justicia se encuentran avanzadas, aún no existe ninguna orden de aprehensión en su contra.

Sólo un selecto y privilegiado grupo de funcionarios ha tenido acceso a las investigaciones que están bajo el mando de la novata agente del ministerio público Nohemí Nophal, quien según su historial nunca ha integrado carpetas dentro de un proceso penal que haya culminado en una sentencia.

Trascendió que esa funcionaria de la Procuraduría General de Justicia del Estado fue la que se ofreció para llevar a cabo las indagatorias que pretenden llevar a la cárcel no a 28 ex alcaldes que enfrentan acusaciones penales, sino a cinco de ellos que se excedieron y que según la documentación obtenida malversaron varios millones de pesos.

Entre los impolutos ex presidentes municipales con posibilidades de enfrentar la justicia se encuentran los panistas Adolfo Escobar Jardínez y Vicente Hernández Roldán, quienes gobernaron Tlaxcala y Calpulalpan, respectivamente, así como el petista perredista Antonio Mendoza Romero que encabezó la administración en Santa Ana Chiautempan.

Pronto veremos si en realidad los ex alcaldes serán llevados a la justicia o si simplemente se trató de una pantomima en la que participó la Procuraduría General de Justicia del Estado, el Órgano de Fiscalización Superior y los diputados locales para simular que se castiga la corrupción, cuando en realidad la protegen y avalan.

Trascendió que Rosalía Peredo Aguilar anda más que preocupada por la posibilidad de perder el control del Partido Socialista, pues por más que un magistrado del Tribunal Electoral de Tlaxcala operó para dejar en firme el Tercer Congreso Estatal Ordinario donde fue electa la intrascendente marioneta Patricia Zenteno Hernández como dirigente estatal, éste no pudo subsanar las inconsistencias que tenía la documentación oficial que se presentó para acreditar la validez de esa asamblea.

Aunque al PRI y a Rosalía no le guste, el control de la militancia de ese partido con registro estatal lo tienen los diputados locales Agustín Nava Huerta y Delfino Suárez Piedras, por lo que si se actúa de forma legal en la disputa que ambos grupos sostienen por el dominio de ese instituto político no sería raro que el PS terminara en poder de los legisladores que están más que dispuestos a poner fin a las canonjías de la señora Peredo.

Trascendió que ayer el juez federal que conoció el caso del ex magistrado Fernando Bernal Salazar recibió el incidente de inejecución de sentencia en contra de los diputados locales que no acataron correctamente la orden que se emitió para llevar a cabo la ratificación o no del abogado como miembro del pleno del Tribunal Superior de Justicia del Estado.

De acuerdo con el expediente, el ex magistrado solicitó al juez proceder legalmente contra los legisladores a quienes se les debe destituir y aplicar la ley porque no cumplieron con una sentencia de amparo.

Como se recordará hace unos días los diputados locales votaron en una sesión la no ratificación del ex magistrado Fernando Bernal, con lo cual según ellos dieron total cumplimiento al fallo del juez federal, sin embargo ese acto soberano ya fue cuestionado y ahora habrá que ver si la justicia decide seguir el caso o ya le pone punto final a esa historia.

Trascendió que esta columna puede dejar de publicarse unos días, sin embargo puede ser que aparezca si en estas fechas surge algún tema interesante o un chisme o trascendido que merezca ser difundido.

Pésima señal enviaron los diputados locales

.

Los legisladores locales fueron incapaces de ajustarse a los lineamientos establecidos en una sentencia de amparo y por arte de magia llegaron a la conclusión que el ex magistrado Fernando Bernal fue improductivo y que por esa y otras razones no merecía ser reincorporado al Pleno del Tribunal Superior de Justicia en el Estado (TSJE).

fernando bernal

La sesión extraordinaria celebrada ayer para desahogar el caso del ex magistrado Fernando Bernal Salazar representa un pésimo antecedente para el inminente análisis y aprobación del marco legal que dará vida al Sistema Estatal Anticorrupción, así como al nombramiento de magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa de Tlaxcala y del Fiscal Anticorrupción.

Los legisladores dieron cumplimiento a la sentencia de amparo que un juez federal emitió para salvaguardar los derechos del ex magistrado, sin embargo no respetaron los lineamientos que se fijaron para llevar a cabo la evaluación y optaron por ver “las graves inconsistencias” que según ellos tuvo Fernando Bernal como integrante del Poder Judicial en Tlaxcala.

Lo curioso del caso es que los diputados dieron a conocer que existen motivos razonables, sustanciales y objetivos para no ratificar a Fernando Bernal Salazar, pues se logró acreditar que el evaluado no conservó los atributos de excelencia profesional, laboriosidad, diligencia y profesionalismo que su carácter de magistrado le exigía, es decir, llegaron a la conclusión de que fue improductivo y un mal impartidor de justicia.

Los diputados comandados por el obstinado priista Mariano González Aguirre encontraron hasta la tercera sesión que celebraron para tratar de desahogar el asunto múltiples fallas en el supuesto desempeño de Fernando Bernal.

Si se aplicaran esos mismos criterios de evaluación a otros magistrados que si fueron ratificados, como fue el caso de Elsa Cordero Martínez, se encontraría que la hoy presidenta del TSJE tendría la misma improductividad e inconsistencias que le reprochan a Fernando Bernal, de ahí que el proceder de los diputados locales no se apega a la verdad ni a la ley.

Aunque para la mayoría el caso del ex magistrado está concluido porque ahora sí está sustentado en un acto soberano, falta ver si el ex magistrado se inconforma y si el juez federal acepta o no el dictamen aprobado por los legisladores, pues existe la posibilidad de que sea rechazado si se comprueba que no se acataron los lineamientos que se dieron para resolver ese caso que inició desde el 2014.

Con este pésimo antecedente se llegará al análisis y aprobación de las leyes secundarias del Sistema Estatal Anticorrupción. Los diputados lejos de avalar un marco jurídico de avanzada lo más seguro es que opten por ver su conveniencia y su recompensa económica.

En el caso del ex magistrado Fernando Bernal por lo menos había diez diputados de oposición que estaban a favor de la ratificación, pero ayer sólo tres se mantuvieron firmes y el resto cambio su postura y su sumó a los votos del PRI y sus aliados para sacar ese tema.

Con esos dobleces y actitud sumisa de algunos diputados opositores, el PRI y sus aliados impondrán el Sistema Estatal Anticorrupción, los magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa de Tlaxcala y el Fiscal Anticorrupción, que desde hoy le puedo asegurar que no llegarán personajes independientes y con la capacidad para garantizar el correcto funcionamiento de esa estructura que al final será un adorno más en el gobierno.

Lo grave es que la actual legislatura presume que es la mejor de los últimos tiempos.

Un millonario final tendrá caso de ex magistrado

.

Si alguien aún piensa que los diputados locales podrían ser multados y destituidos por no acatar una sentencia de un juez federal por el caso del ex magistrado Fernando Bernal Salazar, déjeme decirle que eso no pasará y que en unas semanas más el conflicto entrará en una ruta que conducirá a su solución.

fernando_bernal

Legalmente nadie puede obligar a los diputados locales a lograr una votación de mayoría calificada para aprobar un dictamen que establezca la ratificación o no del ex magistrado Fernando Bernal Salazar, por lo que los legisladores ya libraron la multa y la separación del cargo que tiene implícita una inejecución de una sentencia de amparo.

Por esa razón, es muy probable que los diputados sometan de nuevo a votación el caso del ex magistrado del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), quien desde el 2014 inició un litigio para lograr su permanencia como miembro del Poder Judicial de Tlaxcala, pero sin tener la presión de lograr la votación mínima requerida o de cumplir con un tiempo fatal para acatar el fallo de la justicia federal.

Lo que es un hecho es que Fernando Bernal no será reincorporado como magistrado, porque es una decisión que el ex gobernador Mariano González Zarur está empeñado en mantener para demostrar que aún tiene influencia y poder en Tlaxcala.

Dicen que el hacendado habría recurrido nuevamente a la asesoría de su amigo el magistrado del Tribunal Colegiado, Othón Manuel Ríos Flores, para encontrar una solución al conflicto que afecta a su hijo Mariano González Aguirre, quien cobra como presidente de la Junta de Coordinación y Concertación Política en el Congreso del estado.

El mencionado magistrado federal que fue un aliado clave de Mariano González en el pleito legal que sostuvo con los ortinotarios que fueron suspendidos en sus funciones durante su administración, habría recomendado mantener la simulación que existe en el cumplimiento de la sentencia de amparo hasta que se promueva un incidente de inejecución, pues ese procedimiento abrirá la puerta para ponerle punto final a ese conflicto.

Cuando se llegue a ese punto, quedará establecido que los diputados locales no podrán ser multados ni separados de sus cargos por no acatar un fallo de un juez federal, sin embargo la justicia a través de un Tribunal Colegiado tendrá facultades para ordenar que Fernando Bernal sea resarcido económicamente, es decir, que reciba una liquidación y el pago de sus prestaciones a las que tendría derecho como magistrado del TSJE.

Así como algunos ex magistrados han recibido su haber de retiro, Fernando Bernal podría obtener el suyo, así como el pago de todas las prestaciones que han cobrado los actuales magistrados, lo cual tendría que abarcar desde el 2014 a la fecha en que se emita esa nueva y probable resolución judicial.

De esa forma los diputados locales se librarán del problema que al final terminará en el Poder Judicial de Tlaxcala, pues los recursos para cumplir con esos pagos tendrán que salir de sus saqueadas finanzas.

El diputado Mariano González Aguirre y Elsa Cordero Martínez, presidenta del Tribunal Superior de Justicia podrán presumir que ganaron ese pleito y que tienen asegurado el control del Poder Judicial, aunque se hayan evidenciado como malos operadores para solucionar un problema que ellos mismos complicaron por sus exagerados ímpetus de protagonismo y venganza.

Fernando Bernal cumplió con su objetivo de evidenciar al ex gobernador y a los diputados. Su proceso de no ratificación como magistrado fue ilegal, sin embargo ya no dirá nada cuando reciba su abultada compensación económica.

Sólo la ASF ve la corrupción de Mariano González

.

En daño patrimonial del gobierno de Mariano González Zarur acumulado en los dos últimos años de su administración suman casi los mil millones de pesos, sin embargo no existe ningún procedimiento legal para sancionar a los ex funcionarios estatales que junto con el hoy ex mandatario son responsables de esos presuntos actos de corrupción que quedarán impunes.

manchis el impune

 

Si las cifras revelan o no la tremenda voracidad que mostró Mariano González Zarur durante el último año de su gobierno es otra cosa, sin embargo es un hecho que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró un daño patrimonial superior a los 200 millones de pesos cometidos a lo largo del 2016.

De acuerdo con los reportes de la ASF, la administración del hacendado gobernador pagó a 2 mil 900 empleados de los Servicios Educativos 156 millones de pesos de más y se comprobó que el ex mandatario ordenó la compra de bienes y servicios de forma directa por 45.9 millones de pesos sin que los funcionarios estatales responsables elaboraran la documentación que respaldara las adjudicaciones o licitaciones.

Según la información disponible, González Zarur y su secretario de Educación Pública, Tomás Munive Osorno pagaron 30 contratos de honorarios en los Servicios Educativos por 2.2 millones de pesos, sin que hubiera una relación laboral con la administración estatal.

Resulta que la pasada administración no presentó documentación correspondiente a los procedimientos de adjudicación de servicios adquiridos por 21.5 millones de pesos y tampoco elaboró un dictamen que aprobara la excepción de llevar a cabo licitaciones públicas que terminaron en 10 invitaciones a cuando menos tres proveedores que se supone fueron beneficiados con los contratos. También se ubicaron 32 adjudicaciones directas con irregularidades que sumaron 8.1 millones de pesos.

A estos más de 200 millones de pesos observados por la ASF hay que agregar los 743 millones de pesos que aún están pendientes por comprobar y que corresponden al ejercicio fiscal del 2015 del gobierno de Mariano González.

Lo lamentable es que nadie vio la corrupción rapante que prevaleció en el sexenio del hacendado gobernador. Los legisladores locales y federales se muestran indiferentes ante el descarado saqueo que hubo y la actual administración estatal ha optado por cargar el muerto y tapar los hoyos financieros heredados antes que iniciar un procedimiento legal para sancionar los excesos y abusos de Mariano González y su pandilla de vivales.

El ex mandatario goza de total impunidad y lo que es peor es que ya se prepara para regresar y tratar de recuperar el poder que perdió. Sólo espera que su amigo José Antonio Meade Kuribreña sea confirmado como candidato del PRI a la presidencia de México para volver a gritar y mandar y revivir al poderoso Mariano que todo mundo teme.

Si hoy en día la actual administración no puede o no quiere castigar la corrupción del pasado gobierno, difícilmente sancionará cualquier práctica similar que se esté realizando en estos momentos, o no.

 

El cinismo de Arnulfo Arévalo

La ausencia de argumentos y de capacidad se hizo presente en la persona que hoy ostenta la presidencia de la mesa directiva del Congreso del estado, el diputado priista Arnulfo Arévalo Lara, quien tiene bajo su responsabilidad el caso del ex magistrado Fernando Bernal Salazar.

Ante el grave problema que implica la negativa del Congreso local de resolver la ratificación o no del ex magistrado, Arnulfo Arévalo trató de introducir el tufo de la corrupción en el caso al declarar que hubo ofrecimiento de dinero a algunos diputados locales para avalar la reincorporación de Bernal Salazar al pleno del Tribunal Superior de Justicia del Estado.

Sin aportar más elementos o nombres, el diputado dejó entrever que ese es uno de los motivos por los cuales el Congreso del estado no ha podido cumplir con el fallo de un juez federal, situación que resulta grave porque puede ser que también se haya ofrecido dinero para que los legisladores aceptaran la no ratificación de Fernando Bernal porque nadie se explica cómo le hizo el PRI para convencer a sus aliados (Nueva Alianza y Partido Socialista) de ir juntos en ese tema si estaban hace unos días casi al punto del divorcio.

Para terminar le cuento que la Feria de Tlaxcala 2017 cumplió. Tuvo cosas buenas y malas que sin duda servirán para organizar mucho mejor la próxima edición. El único escándalo que se registró fue el protagonizado por el magistrado Héctor Maldonado Bonilla, quien estando acompañado de los hermanos Temoltzin Carreto recibió tremendos gritos de su esposa, quien al parecer no le gustó algún comentario porque su malestar traspasó las paredes del restaurante La Botica un viernes a eso de las 22 horas.

Pronto despertará la estructura priistas ligada a Manchis

.

La inminente designación del próximo candidato del PRI a la presidencia de México es esperada con mucha atención en Tlaxcala, pues si se confirma que el actual secretario de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña, resulta el elegido, el grupo del ex gobernador Mariano González Zarur recibirá oxígeno puro para revivir y pelar posiciones en el 2018.

 pri

La estructura priistas que dejó Mariano González Zarur y que permanece aletargada en la actual administración pronto podría dar señales de vida, sin embargo ésta difícilmente se someterá al círculo de influencia que dice tener el actual líder del PRI en Tlaxcala, Florentino Domínguez Ordoñez.

 Sólo espera que se confirme la inminente nominación en el PRI de José Antonio Meade a la presidencia de México para dedicarse a trabajar por él y los candidatos que Mariano González decida apoyar para el Senado y las diputaciones federales y locales.

Florentino Domínguez nunca pudo convencer a la estructura priista montada en el gobierno del estado de sumarse al nuevo proyecto, porque los funcionarios y empleados que operaron en la última elección donde el PRI logró retener la gubernatura se sienten desplazados y traicionados.

A nivel nacional el PRI no visualiza ningún conflicto serio en Tlaxcala al momento de repartir las posiciones que estarán en juego en los comicios del próximo año, ya que en su radar sólo tiene registrados dos grupos con fuerza y capacidad para exigir candidaturas. Uno lo encabeza el actual gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez y el otro el ex mandatario Mariano González.

 Y aunque ambos grupos han mantenido las formas, la realidad es que mantienen una disimulada disputa por las candidaturas al Senado. El primero busca apuntalar a la actual secretaria de Gobierno, Anabel Alvarado Varela, mientras que el segundo impulsa a su hija y actual delegada de la Sedesol, Mariana González Fullon.

 Faltan pocos días para que el hacendado empiece a mover sus piezas en este juego de ajedrez. Veremos si tiene la fuerza y la habilidad para imponer sus deseos y caprichos como lo hizo en el último año de su gobierno.

Oposición se alista para dar otro coscorrón al PRI en el Congreso

Será mañana jueves cuando el caso del ex magistrado Fernando Bernal Salazar sea nuevamente puesto a discusión en el pleno del Congreso local, donde los priistas comandados por Mariano González Aguirre y Arnulfo Arévalo Lara harán hasta lo imposible por evitar la ratificación del abogado como miembro del Tribunal Superior de Justicia del Estado.

 Sin embargo, la oposición que hace unos días logró aprobar la ley para entregar uniformes escolares a los estudiantes de educación básica con el rechazo del PRI está convencida que lo mejor es evitar un conflicto con el Poder Judicial de la Federación, de ahí que al parecer podrían lograr los votos necesarios para ratificar a Bernal Salazar como magistrado.

 Los diputados panistas y perredistas ya comprobaron que no hay ningún elemento que impida la confirmación de Fernando Bernal como integrante del TSJE, por lo que tendremos que esperar hasta mañana para saber si el PRI logra su propósito o si la oposición vuelve a vencer a los priistas.

 Se valen las apuestas.