[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘Felipe Calderón’

Adriana y su anticipada campaña al Senado o, Los Pinos no baja la guardia

.

La oficina estará en Primero de Mayo y habrán de pasar lista los delegados federales, pero Adriana dice haber ganado por sobrado mérito los 194 mil votos ¿apoco?


Adriana Dávila regresó. Publicó un desplegado en el que presume los casi 194 mil votos obtenidos el cuatro de julio anterior. Y de una vez anuncia que alzará la voz si lo juzga necesario, aunque no piensa ser obstáculo para ningún gobierno (o sea para Mariano).

Si Adri nos dijese que quiere aprovechar los resultados de la multimillonaria campaña que involucró al Gobierno Federal, a la administración Ortiz y colapsó con la dimisión de Minerva Hernández, para ser una popular candidata de su partido, el PAN al Senado de la República, no consideraríamos tan mareador el rollo mediante el cual grita: ¡hey, no me dejen fuera, yo también quiero tener mi imaginario gobierno paralelo!

¿Recuerda el atento saludo a Adri desde Los Pinos luego del sainete que les hizo, culpando a Ortiz de su derrota?

Fue más o menos de las de aquí:

“Te incorporas aquí en un puesto acorde a tu capacidad o, tomas el liderazgo del partido en tu estado y reanudas tu carrera política… y ya sabes, cuentas con las delegaciones federales, con la encomienda de mantener saludables los 194 mil votos para la elección de 2012”.

Así que ahora la “rompedora de barreras” nos lanza un mensaje que en el fondo dice: “no hay pex, perdí, pero como cuento con el apoyo del ‘aiga sido como aiga sido’, me instalo en la calle Primero de mayo y, le sigo metiendo mano a ciertos programas federales; así, mantengo encendida la veladora del calderonismo en tanto patrocinador de mi otra campaña, al Senado”.

Hay que considerar que esa candidatura era para Héctor Ortiz, el premio a su valiosa contribución para alcanzar los casi 194 mil sufragios, mismos que Adri insiste en ver con suyos.

O sea, pasa por alto el trabajo de la Red de Mujeres (cuyos candidatos, en su mayoría ganó) y de los liderazgos regionales leales a Héctor Ortiz, así como de los tres generales (Islas Chío, Velázquez Nava y Quiroz Pérez) quienes movieron el abanico como en sus mejores tiempos de marquesas.

Las cámaras de Secoduvi

Un aplauso al secretario de Obras, Adalberto Campuzano, por instalar sistemas de seguimiento de obra a través del video, y además, colocar estos avances en la web a través de http://www.secoduvi.gob.mx

Nada más una pregunta. ¿Por qué lo hacen cuando faltan cinco meses de gobierno?

Eso hubiese sido formidable al inicio de la administración. Chance y habríamos visto en youtube los desfiguros de Wilfrido Domínguez, ya sea en su plan de senecto conquistador o, utilizando las escaleras exclusivas para dar servicio a su oficina, la más linda de Secoduvi.

Que en estos esfuerzos contraten cámaras submarinas para que el mundo vea las causas por las cuales se hunde en el río Zahuapan el puente más importante del Libramiento.

Que también escuchemos las conversaciones de ingenieros residentes cuando temerariamente ordenan cambiar de grosor las varillas que, finalmente irán dentro del concreto y que nadie podrá ver.

Eso sería una respuesta a la transparencia demandada por ciudadanos y nuevas autoridades.

Numeralia en el triunfo de Mariano

Un amable lector nos envió un análisis digno de compartir con todos ustedes:

Don Mariano, tiene mente de adolescente y adolescente que por siempre quiso tener un charpe para matar a los pájaros.

Una parte de los tlaxcaltecas y los arreglos de arriba, le regalaron el charpe y se ha dedicado no solo a matar pajaritos sino a tirar con su arma infantil a todo el mundo como si no entendiera que siendo el gobernador, si es cierto que está harto de las corrupciones y que no dará chamba a ninguno de sus cuates, todos corruptos en otras épocas como Yayo, su consentido, podrá meter a la cárcel a todo aquel que haya tomado recursos del erario para sí o para su familia.

Claro, tendrá que haber olvidado cómo hizo el dinero que hoy tiene manejando las arcas del estado en dos ocasiones, la primera siendo yerno del gobernador, su maestro don Emilio Sánchez Piedras, porque de hacendado tenía solo la fama. Su familia estaba acabada económicamente cuando terminó sus estudios.

Pero una cosa muy importante para el presente es que debieran ustedes hacerle entender que no debe destacar tanto que el 60% de electores emitieron su sufragio y que debe aceptar la realidad: El obtuvo 231,631 sufragios, Adriana 193,689, Rosalía 32,371, Minerva 24,436 y se anularon 16,296.

Esto quiere decir que sumando a sus contrincantes y los nulos (que no fueron para él), son 266,792 en su contra, pero si se agregan los 292,109 que se negaron a ir a votar, entonces Mariano tiene a su favor 231,631 y en contra 558,901 porque en total somos 790,532 electores.
No debe ser su obligación respetar y tratar de  ganarse desde ahora a este significativo número de tlaxcaltecas que no simpatizan con él?

Orlando Santacruz rema contracorriente

.

Como Orlando quedó indefenso, no tiene de donde asirse… en consecuencia, Apizaco, el primer dolor de Cabeza para Mariano * Los ausentes en la fiesta del gober *¡Corrieron a las hermanas de Perla, qué barbaridad!

Orlando Santacruz, rema contracorriente. Por lo menos dos problemas lo tienen sin dormir.

Primero, su triunfo en la elección municipal de Apizaco se sostiene con alfileres. En la Sala Electoral Administrativa (SAE) se percibe el aroma a derrota panista. Nada más para darnos una idea, la defensa orlandista se habrá declarado incapaz de pelear en contra de la peor acusación.

¿Recuerda usted el programa de bacheo en Apizaco?, ¿que dispuso de un presupuesto superior a los ochenta millones de pesos?, ¿que dispuso también de una penetrante campaña mediática para convencer a los ciudadanos de su incuestionable conveniencia?

Pues resulta que ello enrareció al proceso electoral, al comprobarse que significaba una tremenda ventaja para el panista. Y conste que se trata de recursos federales.

Y también la difusión provino de la Capital. Yo creo que fue víctima del impulso de operadores panistas de esos que andan perdidos en la inmensidad del país, suponiéndose capaces de descubrir el hilo negro, o de sorprendernos gracias a la creatividad de sus escasas neuronas.

Esa elección no tiene más destino que anularse.

Brincan jubilosos Reyes Ruiz (el zar del WC) y Arturito Rojas (el gallo polvos). Pero esa anulación no permitirá que alguno de los dos gane. Hará de este municipio el primer problema político al que se enfrente el gobierno de Mariano González Zarur.

Sabe qué, le apuesto lo que quiera a que se la juega.

La otra bronca es peor

Por alguna causa, antes de los comicios la secretaria particular del secretario de Finanzas (o sea, la esposa de Orlando) quedó fuera del gobierno.

¿Fuera?…  ah caray, ¿no que muy cuates?

Así comenzó una guerrita. Inició con habladas, siguió con cuestiones de centavos y le siguió hasta con votos para Reyes Ruiz.

¿Cómo la ve?

O sea, Orlando quedó descobijado del lado del gobernador y, nunca lo ha estado de lado del otro gobernador. Esta perdido. Como dicen los chavos, está “pelas”.

Hagan sus apuestas señores. Por el partido rojo, el gallo polvos. Por el verde, el zar del WC. Al otro partido ya no lo aceptaron en este palenque porque es tramposo.

Los ausentes en las pachangas del gober

Claro, la primera ausente fue Perlita, quien se buscó otra casa y otro que le grite. Ni modo, ella se lo perdió. Igualitito como sus hermanas perdieron la chamba… cada una, así como lo oye. Ahora, hay que considerar que nada más son cinco meses y medio. Porque de seguro el amo Mariano (el de ellas) las va a recontratar.

El segundo: Víctor Cánovas (virolo)… quien también se acaba de conseguir otra chamba, nada más que con Rafa Moreno Valle, gobernador electo de Puebla.

Lo curioso en este asunto es que Cánovas cumple años el mismo día que Héctor Ortiz y, también le apuesto que en lo subsecuente va a cumplir años el mismo día que el Rafa… va a ver…

En casa de gobierno, ya sabe usted, las filas interminables de burócratas esperando su turno de besar la mano del gober, muy de pants nuevos, cafecitos y hasta con la etiqueta colgando del ziper. Y en los tres distritos, sendas pachangas organizadas y costeadas por los diputados Julián Velázquez y Oralia López Hernández.

Que alguien regale a Domingo Fernández un catálogo nuevo porque al sombrerito de Eliot Ness ya se le ven hoyos de tan viejo. Le urge un cambio de look…

Felicidades a Prudencia Juárez Capilla

Porque ayer miércoles, el diputado Julián Velázquez Llorente, entregó la solicitud de licencia para dejar su curul en San Lázaro, pues tiene la encomienda de presentarse en breve, muy de traje y muy boleadito a la delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tlaxcala.

Y qué va a hacer ahí uno de los operadores políticos más eficientes del PRIAN. Eso tiene jiribilla para 2012.

Afrenta a Adriana Dávila

Cómo que Sergio González y Benjamón Ávila disputan a la ex candidata de progresopatlax la presidencia del CDE del PAN. Acaso están operados de la cabeza?, ¿no saben que Adriana tiene el record histórico de 193 mil votos y también las puertas abiertas de las delegaciones federales para hacer un gobierno paralelo al de Mariano?

Ah, si serán guajes estos dos que no dan su lugar a quien lo tiene bien ganado.

A ver, dígame, cuándo el Benja ha tenido derecho de picaporte con Calderón… pues nunca. Y, cuando Sergio González (el superagente 86) ha tenido alguna misión importante de parte del jefe (el suyo, o sea Calderón), pues nunca.

Ahí está verdad. No nos quieran dar atole con el dedo tratando de disfrazar la llegada de la inminente y obligada lideresa panista. Otra no se las pasamos. Ya ven cómo somos capaces de razonar nuestros votos cuando quieren burlarse de nosotros, como cuando nos quisieron enjaretar a la Mine.

Los consejeros electorales cambiaron una estrella por un tache

.

Ante las inconsistencias y anomalías registradas en la elección para presidente municipal de Apizaco, no se descarta que los comicios sean declarados nulos y se convoque a nuevas elecciones para alcalde.


Si bien los consejeros electorales de Tlaxcala estaban en posibilidades de presumir su trabajo con la organización de los comicios del 4 de julio una vez que el triunfo como gobernador de Mariano González Zarur no fue impugnado, lo cierto es que conforme avanzan los días se conocen más errores en la operación del IET que lejos de dar certeza y certidumbre genera dudas y abren la puerta a conflictos postelectorales.

Los consejeros electorales ya no se vieron en la necesidad de integrar ningún expediente en la elección de gobernador, por lo que quizá pensaron que su trabajo había terminado y optaron por dejar al personal del Instituto Electoral de Tlaxcala la resolución de los casos pendientes con las consecuencias que hoy conocemos.

El PRD en Tlaxcala impugnará ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación la resolución del Instituto Electoral de Tlaxcala por cual realizó la distribución de las diputaciones plurinominales, pues en opinión de los líderes del sol azteca su partido resultó afectado en ese proceso.

La Sala Electoral de Tlaxcala desechó la impugnación del PRD porque el expediente fue mal integrado por un error involuntario de la Dirección Jurídica del órgano electoral, según reconoció el presidente del IET, Salvador Cuahutencos Amieva.

Sin embargo, la pregunta obligada es ¿es el único error sin dolo?.

La respuesta es probable que se conozca en los próximos días, pues en la actualidad los diferentes partidos revisan sus documentos para verificar si ellos no fueron víctimas de otros errores involuntarios.

Por lo pronto sería sano que el presidente del IET informe que sanción se aplicará a la persona responsable de ese error, ya que los afectados  -los ex candidatos a diputados plurinominales en los lugares tres y cuatro, Efrén López y Ernestina Ramírez, respectivamente- ya presentaron una denuncia en contra de quien o quienes resulten responsables de alterar el expediente promovido ante la Sala Electoral.

Se repetirá la elección en Apizaco

Aunque el abogado Orlando Santacruz Carreño, candidato de PAN a la presidencia municipal de Apizaco, confia en que la Sala Electoral-Administrativa del Tribunal Superior de Justicia ratifique su triunfo del 4 de julio, lo cierto es que podría llevar se una sorpresa.

Ante las múltiples anomalías registradas en los comicios para alcalde, las autoridades ya han abierto la posibilidad de declarar nula la elección y solicitar al Congreso del estado que convoque a un nuevo proceso.

Si bien la diferencia entre el supuesto ganador de la elección Orlando Santacruz y su más cercano contendiente, Reyes Ruiz del PT, es mínima, lo cierto es que  el comportamiento registrado en algunas casillas pone en duda la credibilidad de los resultados.

Es decir, nadie ofrece una explicación convincente de cómo en las casillas de la zona urbana de Apizaco gana Reyes Ruiz y cómo en las urnas de la periferia logra el triunfo Orlando Santacruz.

Ese comportamiento atípico puede derivar en la anulación de la elección.

La milagrosa reunión con Calderón y el bálsamo de poder que cura heridas

.

Creo que tiempo de que marianoglez deje de hacer campaña y asuma la grandeza de su responsabilidad; ahí nomás para su agenda, tiene que echarse a la bolsa a los tres diputados federales (panistas), para gestionar un presupuesto a la altura de sus expectativas.


Al gobernador electo de Tlaxcala, Mariano González Zarur, le hacía falta reunirse con el presidente Felipe Calderón Hinojosa, para reafirmar su creencia al sistema presidencialista. Después de todo, son dos años, vitales de su administración, los que deberá convivir con un Ejecutivo Federal de pensamiento opuesto al PRI.

Tras la reunión, se advierten dos momentos en el desempeño del inminente mandatario tlaxcalteca.

Uno, que lo muestra afable, dispuesto y con voluntad, para seguir al pie de la letra la instrucción de Los Pinos, para que los recursos sigan fluyendo a Tlaxcala, con la abundancia que al apizaquense le ha motivado a expresar una extraña combinación de opiniones: qué bueno que haya tanto dinero, pero que malo que no disponga de él…

El otro, tiene que ver con el obligado ejercicio político en el cual deberá moverse, para hacer sus aliados a los diputados tlaxcaltecas (Oralia Hernández, Sergio González y Julián Velázquez), cuya gestión es (por si no se había dado cuenta) vital para la aprobación un presupuesto convenientemente planteado, en la Cámara de Diputados.

¿Verdad que el éxito no depende del golpeteo sistemático al mandatario en turno?, ¿Ya habrá visto marianoglez que su papel debe ser congruente al de una autoridad, estoy de acuerdo, a la que falta un trecho bien largo (hasta el 15 de enero) para asumir la gloria, pero no al de un candidato que aun después de ganar en las urnas siga lanzando consignas como si fuese un adolescente?

Estoy seguro que sí. Tiene que despojarse de la modorra en la que lo tenían sumido años del imperio tricolor, ante el cual no había más que “sumarse, sumarse y sumirse”… tal y como lo pregonaba para la causa suya hasta antes de participar en una elección donde, dos de sus adversarias se encargaron de hacer efímero el momento político más trascendente de su vida.

De lo anterior, supongo que hay elementos para anunciar un cambio de estrategia del gobernador electo; del guerrillero en que se había convertido (abajo hospitales, vamos por la universidad, todo está peor que cuando el PRI gobernaba…), al elemento consciente de que en sus manos se halla disponer de los recursos indispensables para detonar el arranque ese al que tanto menciona.

Fechas, lugares, hora…

Bueno, luego de pasar lista con el Presidente, al gobernador electo tlaxcalteca le queda cumplir con un compromiso no agendado, pero indispensable para aspirar a la transición ideal.

De buena fuente sé que esta reunión será mañana miércoles 21 de julio, en un marco institucional, aprovechando que el hacendado todavía tiene puesto el traje con el cual entró de lleno al mundo del poder y, dejó atrás los resentimientos que le significaban sus derrotas, tanto al interior de su partido, como en la elección constitucional de 2004.

Finalmente llegó. Y lo mejor que podría hacer es gobernar sin resentimientos. O sea, dibujar una tendencia al alza en su desempeño de mandamás, pero manteniendo el equilibrio entre la facilidad suya para decir y ofender, y el compromiso de labrar en mármol el nombre de Mariano González Zarur, como un gobernador que sin duda superará la enseñanza de su eterno mentor, Emilio Sánchez Piedras.

Uno de los grandes temas entre ambos gobernadores es el de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT). A la institución no se le puede regatear el apoyo, pues si hoy es una gran institución, se debe a la simbiosis con la administración estatal y a los apoyos del Gobierno Federal ganados a pulso.

Y parece que mariano asumirá que así como su feudo político se instaló en Lira y Ortega 8 (la sede del tricolor), el de su contraparte lo tiene en Avenida Universidad.

Haciendo a un lado el uso que se dio a las chaquetas de Perla López Loyo, respecto a la especulación de que podría ser ella la próxima rectora de la UAT, a través de la sinergia marianista, es justo decir que la añosa legisladora debiera, si se considera utilitaria, hacer grandes esfuerzos en materia presupuestal para Tlaxcala, dentro del ámbito legislativo en el que se mueve.

Ah!… de Perla y sus inexplicables reacciones, como aquella de agradecer, casi con lágrimas en los ojos a Josefina Vázquez Mota, la amabilidad con la que se le trató dentro de la bancada albiazul y la nostalgia que le embargaba al haberla cambiado por la de enfrente.

Y como resultado de la nueva y obligada postura:

Mariano puede igualar o superar la coordinación alcanzada por su homólogo poblano, Rafael Morano Valle Rosas, cuyo aprovechamiento del tiempo y las energías se enfocó a la correspondiente gestión, de tal suerte que hasta al precioso le va a tocar iniciar obras logradas por el equipo del panista-perredista.

Si pone sus barbas a remojar viendo el comportamiento de nuestros vecinos, el temperamental gobernador tlaxcalteca se dará cuenta que ha perdido horas, días, semanas preciosas, en seguir apachurrándose una herida que ya debería estar bien cerrada gracias a bálsamo milagroso del triunfo.

Tiene en sus manos hacer de su gobierno un portento ante el cual debe uno quitarse el sombrero, o seguir con la tradición de ciertos mandatarios que alardean de su priísmo al tiempo que se pasan a la ley por el arco del triunfo.

Tenemos nuevo gobernador, ojalá le apueste a lo grande.

¿Qué?, Ortiz administrará un hotel… a, pero suyo, en Tlaxco, ¿verdad?

.

Ahora que todo pasó y la voluntad de los ciudadanos se inclinó por un proyecto distinto, el gober ya anda pensando en meter sus tiliches en una petaquita e ir a su hotelito cerca de los laberintos, en Tlaxco, a administrarlo.


Al parecer, el gobernador Héctor Ortiz no va a responder la incipiente metralla, desatada por su sucesor. Fiel a su estilo, procurará apaciguar el golpeteo luego de analizar sus causas.

Es probable que el autor de la candela se pregunte: y yo, ¿en qué leo? (hay que tomar en cuenta que su trato lo plantea entre iguales) y, en consecuencia no se extrañe usted si es que una (o varias) de esas patentes, ahora en disputa, se manejan como ofrenda para amainar los bombazos.

Creo que esta será la constante hasta que se cumpla el plazo fatal.

Dado el prolongado lapso que falta para formalizar al nuevo comandante del barco, esto se aprecia como una divertida y duradera partida de naipes, con múltiples manos para repartir el botín, y con la oportunidad de que presenciemos si es posible que las cuestiones materiales en un contexto territorial, marquen la diferencia entre los que están por salir y los a punto de entrar.

Todo está diseñado para que el ganador se quede con todo, puesto que el saliente ya se despachó no con la cuchara grande, sino con el cucharón.

Por lo pronto, he sabido de los planes orticistas para cambiar de residencia en cuanto nada tenga que hacer en el palacio que durante seis años lo albergó como huésped principal.

Una probable reubicación es el bello hotelito construido en el caprichoso y montañés paisaje de Tlaxco, allá por donde los laberintos (uno de los atractivos turísticos que dan fama mundial a este municipio).

Dicen que don Héctor adquirió unos terrenitos con todo y dos jacales. Con el tiempo lo transformó en un agradable lugar con panorámica garantizada y clima entre frío y húmedo, pero eso sí, muy propio para pasar varios días apartado del estruendo cotidiano.

Vamos, al negocio le tomó tal cariño el dueño que, hasta dice que podría auto contratarse como el administrador, y al mismo tiempo el que ande cortando el césped, podando los pinos y explicando a grupos malpensados que él no se apropió de los mencionados laberintos, sino que por mera casualidad estos quedaron junto a su propiedad.

Entre hoteles y casitas (hospitales, universidades dentro y fuera del país) qué te puede preocupar, si no se trata de tu estado de salud… de veras, nada.

Por eso, en estos seis meses de distancia para que todo se acabe, pero de forma definitiva, no hay que permitir olas, y menos tsunamis.

Que el nuevo anda dando sombrerazos… compartamos “lo poco que se tiene”…

Que el nuevo echa pestes porque quiere plazas pa sus cuates estos últimos meses… pues dáselos “oyes…” y no dejes que el chocolate se derrame.

Que necesita el helicóptero para ir a ver a unos cuates… ¡hombre, pero para qué son las cosas si no para andar volando ahí como mallate… da la orden para que le pongan aceite y le limpien los vidrios (nomás aguas, no vaya a ser que te caigas y luego andes ahí de chillón diciendo que no se te advirtió…)

Está de moda y va a alcanzar intensidad la duplicidad de mandos. Y a lo que van es a alcanzar el nivel ideal de trato: el uno aprueba y el otro… también. O el uno rechaza, y el otro… pos también…

Pero para conseguirlo hace falta voluntad, sobre todo de la parte nueva, porque el que está en la parte otoñal de su mandato, a ver dígame, qué tiene qué perder… pues nada, en cambio, el otro, lo tiene todo para ganar, porque aun sin ser gobernador en funciones, con el sólo hecho de mostrar el petate del muerto, hace que todos a su alrededor le digan: sí mano, está bien, tu ganas…

Ahora, no dejes de considerar a la opositora Adriana por obligación (que ahora con lo de los cambios en el gobierno federal anda, pero obediente con el mero mero) quien, tiene la misión de hacer uno como gobierno alterno, utilizando todos los medios de los que dispone la administración federal.

Se trata, le dijeron muy claro, de mantener viva la flama de los 187 mil votos que consiguió el cuatro de julio pasado, para que llegado el otro día cero, en 2012, la maquinaria esté bien aceitadita para echarla a andar de nuevo y procurar la suma de todos los votos sufragios que se pueda, vamos, hasta el más humilde se necesita.

Así que el nuevo tuerce la mano al viejo. Y la que perdió hará lo propio con el nuevo.

No cabe duda, así es la política a la mexicana… unos a perjudicar, y otros a perjudicar más.

Reunión Calderón-González

Si la agenda no cambia, será este viernes cuando el gobernador electo de Tlaxcala, Mariano González Zarur, se reúna con el presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa.

Lo que habrá que ver cuál es el trato que Calderón dará al priista que fue capaz de derrotar a la candidata de la presidencia Adriana Dávila Fernández.

En un encuentro, Calderón Hinojosa y Gabino Cué Monteagudo, gobernador electo de Oaxaca, coincidieron en estrechar la colaboración de las distintas dependencias de los órdenes federal y estatal, con el fin de dar un impulso a las acciones en el orden social, la generación de infraestructura y la mejora de la seguridad.

Por su parte, el gobernador electo de Puebla, Rafael Moreno Valle, presentó al titular del Ejecutivo federal algunos de los principales proyectos de infraestructura dirigidos a detonar el crecimiento económico del estado, para los cuales solicitó el apoyo de Felipe Calderón.

Ahora falta ver que trato recibirá Mariano González y qué proyectos presentará al gobierno federal para recibir recursos económicos, pues es evidente que nuestro estado no recibirá el mismo apoyo que Puebla, Oaxaca y Sinaloa, estados que serán gobernados por políticos que encabezaron una coalición en la que participó el PAN.

Se sabe que Tlaxcala ha recibido en los últimos cinco años del gobierno federal el presupuesto más elevado en materia de salud y carreteras, recursos que fueron administrados por el mandatario panista Héctor Israel Ortiz Ortiz.

Mariano González tiene proyectos y además cuenta con los contactos para acceder a los recursos públicos, pues como diputado federal presidió la Comisión de Hacienda. Por tal razón, se espera que en los próximos meses se conozcan las acciones que emprenderá el priista para impulsar el desarrollo de Tlaxcala.

Uno de esos proyectos se desarrollará en el municipio de Apizaco, sin embargo no se dará a conocer  hasta que se tenga la certeza sobre quién será el próximo alcalde, ya que esa elección se encuentra impugnada y será resuelta en los tribunales.

Con Mariano regresa el PRI de antes… lo lamentamos

.

El gobernador electo de Tlaxcala, debe tomar en cuenta que el pueblo tiene memoria, y así como le dieron un voto de confianza, que no nos amargue el día con palabras tan desagradables como eso de ya regresó el PRI de antes…


El gobernador electo de Tlaxcala, Mariano González Zarur, comete un error al afirmar que al poder retorna el PRI, “y con las viejas prácticas”…

Se nota que calculó el malestar de su ironía, pues luego de expresarla, intentó matizarla, argumentando que esas viejas prácticas tienen que ver con el manejo transparente de los recursos, con que no haya tantos muertos, “como existen ahora”, con el rechazo al enfrentamiento con los ciudadanos y el dejar atrás los discursos de la denigración, denostación e insulto…

Desenterrar al, “partido de antes”, evidencia un delicado retroceso pues, al no aclarar que únicamente impulsará las acciones positivas (suponiendo que el tricolor las tuvo), deja en el aire el pésimo recuerdo del PRI y sus íconos violentos (Díaz Ordaz, Echeverría), corruptos (López Portillo); perversos (Carlos Salinas de Gortari).

Mariano evade que el pueblo no olvida. Si le otorgó su voto, no fue por su gran proyecto, ni por su discurso, lo hizo para castigar a una administración que cayó en los excesos.

El priísta que al alcanzar el triunfo se muestra recalcitrante, se olvida que cuando su candidatura se complicaba estuvo dispuesto a competir con los colores de cualquier partido.

La suerte se puso de su lado, cuando la presidenta nacional de su partido, Beatriz Paredes Rangel, aceptó ser su cómplice en esta aventura. Sin su apoyo, su fracaso estaba cantado. Ya lo había visto, en 2004, cuando probó el amargo sabor de la derrota. El PRI ya lo había vivido en 1998, cuando Beatriz apostó al primer descalabro de su partido en Tlaxcala.

Transcurrieron dos gobiernos priístas con máscara de opositores. El primero, adquirió la franquicia llamada Partido de la Revolución Democrátiva (PRD) y pintó de amarillo a Tlaxcala. Su ejecutor, Alfonso Sánchez Anaya, llegó a sentir admiración de las paradojas de la vida… él, hijo de hacendado, todo un güerito de rancho, con el tiempo llegó a ser tan influyente en la izquierda mexicana que, hasta encabezó la comisión refundatoria del perredé.

Pero Alfonso nunca dejó de ser un político de línea autoritaria, o sea al estilo del antiguo PRI, el mismo al que Mariano evoca en sus primeras y eufóricas declaraciones.

Y con esa arrogancia persiguió a Javier Flores Macías, su inventor, para no hacerlo senador, pues ese lugar lo tenía reservado para su esposa, Maricarmen Ramírez. Y luego impuso a esta como candidata a gobernadora, luego de un desgastante litigio que, colocó a “su partido, el PRD” en la tercera posición, después de haber detentado el poder.

Así es el PRI de antes.

La otra versión, usted ya la conoce.

Se autodenomina: los académicos en el poder. Pretendía perpetuarse bajo el nombre de orticismo, pero no calculó la injerencia del presidente Felipe Calderón en el proceso de selección de candidato.

El proyecto colapsó cuando de la nada emergió un personaje mal visto por los académicos. El resto de la historia es de sobra conocido, pero se constituyó en un rechazo colectivo o, voto de castigo, a los desenfrenos orticistas del poder, al metiche Presidente y su recomendada y nada más para asegurar el fracaso, a una rara dimisión acordada entre el DIA y el Presidente, como pensando que los votantes no son más que una perrada con la obligación de humillarse cuando se le arrojan mendrugos.

Es complejo, pero engloba a la costumbre muy priísta de los excesos, con la más vil imposición. Dos características del PRI al que en 2000, Vicente Fox Quesada, sacó de los Pinos. El mismo que amaga con regresar, sediento de poder y cargado de resentimiento.

Y parece que en el terreno local  nos adelantamos a lo que en 2012 registrará el país.

Tras doce años, al PRI dejaron de interesarle las franquicias. Parte de la culpa la tienen los verdaderos perredistas y panistas que se sirvieron con la cuchara grande, sin más mérito que facilitar sus siglas.

Ellos no han pensado que sus días en la política están contados, pues al dejar de tener como líder a un ex priísta, los espera un mar sin brújula. En el caso de los panistas, por lo menos salieron ganando su nuevo edificio. Pero, los perredistas están perdidos. Quedaron huérfanos. Ninguno de los dos se repondrá. Y según se ve, no se apetecen como para hacer una alianza, así como la que ganó aquí junto, con Rafael Moreno Valle.

Es la verdadera historia del PRI en Tlaxcala. El mismo que al sentir el triunfo cerca no dudó en sacar cadáveres de sus tumbas para hacerlos vigentes.

Es el PRI de antes.

Y creo que la palabra “firmeza” en la oferta política del entonces candidato tricolor tuvo siempre oculto el sello del autoritarismo, con riesgo de convertirse en tiranía.

Ahora entiendo por qué Beatriz Paredes, se resistía a soltar la rienda a ese “PRI de antes”. Un poco por el imperecedero rencor en contra de quien en su momento la condenó por ser la candidata más joven, y otro, por este riesgo latente, el de la intolerancia, la arrogancia, la corrupción y el engaño.

No dio el ancho, Siñor Presidente…

.

En la elección de ayer fue derrotado el empeño de Calderón por hacer gobernadora a alguien que ganó puntos explotando su baja autoestima… El virtual gobernador Mariano, tiene ahora la responsabilidad de liberarse de los viejos perfiles inservibles.


Llevar a cuestas la derrota a pesar de los recursos sin fin con los cuales el Presidente sustentó su capricho de hacer gobernadora a una inexperta, ha de ser angustiante, porque el otro factor de peso en la campaña, el orticismo, no respondió como lo esperaba su líder. Y el barco se hundió.

1.- Ante la ausencia de una candidata alejada de la improvisación, los hacedores de su campaña crearon dos momentos, perfectamente identificables; el primero se refería a Adriana como la persona con limitadísimos alcances, pero con derecho de picaporte en la oficina de Calderón… “si no me cumples, te acuso”. La otra, el gran personaje, imbatible porque a la fuerza había conseguido el apoyo de cientos de grupos, muchos de cuyos integrantes sabían que aun ganando Adriana, ellos perderían, pues la soberbia de la candidata jamás conoció la palabra suma.

2.- El voto de castigo contra un sistema que ha tratado de pasar por alto al nepotismo y a delicados actos de corrupción que, se fueron acumulando a lo largo de los cinco años y medio del presente régimen. Así que los votantes formularon esta ecuación: la mala imagen del gobernador más, la mala imagen de quien lo ha de suceder, nos da como resultado un eventual gobierno doblemente malo, y votar por él sería ilógico, suicida, pernicioso…

Para que Adriana vuelva a ver las condiciones de hoy en el futuro va a estar muy difícil. No contará más con Calderón para imponerla, ni con Ortiz, para apoyarla a regañadientes; ni con Minerva Hernández, volviendo a dimitir. O sea, su vida política habrá de limitarse a algún encargo en lo que resta al sexenio de Calderón. En ese lapso, habrá de mostrar virtudes para seguir. Si no, su perspectiva laboral es pobre.

Ahora bien, ¿qué sucederá con Ortiz?

Creo que el ofrecimiento de incorporarse al gabinete de Felipe, en eso quedará. Y el sueño de hacer inmortal al orticismo no pudo ser. Son momentos que viven su esplendor una vez en la vida y, nadie duda que lleguen a consolidarse, pero no en esta oportunidad. De que lleguen mejores momentos lo dudo. Mejor será ver a burócratas y colaboradores orticistas haciendo fila en la nueva oficina marianista, donde el nuevo gobernador los habrá de someter a otras condiciones, muy distintas. Quién sabe si a los orticistas les convenga formarse en esa fila. Quién sabe que planes tendría para ellos el nuevo mandamás.

Tan grave fue el resultado del vendaval tricolor que, Adriana ni siquiera ha tenido la iniciativa para explicar qué fue lo que ocurrió. Dejó de cumplir con entrevistas en la televisión nacional y optó por encerrarse, tal vez a buscar explicación a lo inexplicable.

La otra cara de la moneda

En cambio, el de sangre libanesa anda tan risueño que no lo puede creer. El tiempo superó los desencuentros con Beatriz y le permitió, por sus propios fueros, hacer efectivo su derecho a gobernar porque, entre otras cosas, era el único de la foto con Sánchez Piedras a quien le tocaba. Este fue el detalle que restañó el odio entre los hermanos herederos de ese sanchezpiedrismo al que Mariano quiso convertir en doctrina. Sin embargo, habrá de convertirlo en marianismo, en tanto una corriente que habrá de comulgar con muchos para robustecer su base, menos con el orticismo, que tanto daño le hizo en aquella elección de 2004, cuando no hubo mariachis, sino caras largas –como el inolvidable rostro descompuesto de Enrique Jackson – quien por cierto nunca le perdió la fe a su amigo, el temperamental Mariano.

Falta un buen trecho para que inicie funciones la administración de González Zarur. Adelanta que su gobierno será de puertas abiertas. Ojalá no sea premonitorio del regreso de los dinosaurios al poder. Mariano tiene la obligación de dirigir la mirada hacia las nuevas generaciones, de guardar en la gaveta las osamentas que aun al paso del tiempo se empeñan en volver a estar tras el escritorio para activar el cajoncito del dinero. Que no sea ese el estilo de quien ha encontrado la nueva oportunidad por medio de una persistencia incuestionable.

Es tiempo de replantear su carácter explosivo. La vida le ha dado la oportunidad de ser gobernador de su estado, pero lo obligó a actualizarse, a ser (al menos a fingir) tolerante con las mujeres, con aquellos que disienten de su forma de pensar. Lo acercó a los jóvenes, con quienes tiene la gran oportunidad de pactar el desarrollo del estado al que señala de atravesar por la peor de sus etapas debido al estilo impreso por el orticismo y el panismo.

La frase de ataque de Mariano, “con firmeza…” no debe aplicar como una tiranía que sucede al orticismo-panismo, en una etapa de Tlaxcala que requiere inteligencia más que sed de venganza y, una real hambre de progreso, en lugar de romper lo hasta ahora logrado.

La demostración espontánea del respetable hacia Mariano, es inobjetable. Falta que la consolide con un equipo de trabajo más interesado en lograr el consenso con el gobierno federal que, en iniciar una confrontación, improductiva en todos los ámbitos.

Ortiz no esperaba semejante fracaso

Dicen quienes conviven con Héctor Ortiz que, su habitual frialdad se fue transformando en profunda angustia, en un rostro desencajado que reaccionaba así a los prospectos que le vendieron con la garantía de triunfo en  los comicios… y ¿el congreso?, ¿y las presidencias municipales?… no era lo que se esperaba… lo mismo hacían agua la sexagenaria apuesta en Huamantla que, el invencible Winnie the Poo (Victor Hugo Cahuantzi) en Tlaxcala.

Y Reyes Ruiz, el zar del WC estaba a punto de arrancar el triunfo a Orlando Santacruz Carreño, el soberbio líder de la bancada albiazul que antes de las campañas procuró meter a la cárcel por lo menos a uno de sus adversarios.  Y ni así pudo con ellos. Por la mañana, la diferencia entre ambos era de a penas cuarenta votos.

¡¿Qué ocurrió?!, se preguntaban orticistas y panistas. Y parece que la respuesta es la siguiente: ante la falta de candidata y el voto de castigo, los arrastró un verdadero tifón.

La desesperada búsqueda de una elección en pares

.

Andan desatados los integrantes de una tripleta cuasi invencible, conformada por panistas de cepa, calderonistas y claro, orticistas, todos ellos enfundados en un traje bajo las siglas del adrianismo.


Nadie quiere perder en la elección del cuatro de julio. Creo que es lógico, ¿verdad? Pero, en el pensamiento de los candidatos, advierto, se desborda la siguiente idea: si yo pierdo, nadie gana. Y sobrevienen frases como aquella de que nos acercamos a unos comicios judicializados.

Vemos a un sobreactuado representante del PRI en el Instituto Electoral de Tlaxcala (IET), Martín Darío Cásares Vázquez que no deja títere con cabeza y, de lado de Adriana notamos como los dos ex presidentes de dicho órgano ciudadano, Jesus Ortiz Xilotl y Patricio Lima Gutiérrez, se encuentran atrincherados esperando el momento de descargar metralla en contra del tabasqueño.

Seguro. Esa es la apuesta de varios. Que la elección se anule si los resultados no me favorecen; y tienen calculados escenarios que posibiliten este fracaso electoral.

Se diluye elección en tercios

Nos parece que los candidatos de las alianzas Progreso para Tlaxcala, Adriana Dávila y, Unidos por Tlaxcala, Mariano González Zarur, son quienes llegarán al final del proceso.  Por lo pronto, disputan lo que se mueva para subirlo a su carro. He ahí el ejemplo de la diputada federal Perla López Loyo y su reciente cambio de chaqueta, del PAN al PRI.

Disponemos de elementos que nos permitirían sugerir el siguiente escenario, luego del “bazucazo al cerebro del gobernador Héctor Ortiz” (así describió Mariano la suma de Perla a su causa):

1.- Entiendo que la reciente gira del senador Santiago Creel Miranda, a tierras tlaxcaltecas no constó sólo de participar en actos como el de San Pablo del Monte, donde el güero totalmente palacio demostró su habilidad para hacer discurso partiendo de unos cuantos datos. En realidad sus motivos obedecían a temas más elevados. Acompañado por el otro senador panista, Alberto Cárdenas Jiménez, encabezaría una mesa para persuadir a su gran amiga, la senadora panista (todavía y parece que por mucho tiempo) Rosalía Peredo Aguilar, para sumarse a la causa adrianista a cambio de enormes, portentosas prerrogativas, entre las cuales se hallan el compromiso de ese poderoso PAN al que representan para que las gestiones de la luchadora social sean incluidas en el Presupuesto Federal del próximo año. Se trata de una causa multimillonaria que aseguraría cantidades soñadas solo por quien las propuso, Rosalía, para detonar una nueva etapa en los ámbitos productivo, industrial y sobre todo social. Por si fuera poco, en la próxima administración (si así lo deciden los votos del cuatro de julio) los espacios de cogobierno asignados a Rosalía ( Finanzas, Fomtlax, Protección Civil, entre otros) no sólo se conservarían sino que podrían incrementarse. Como puede verse, la exitosa campaña –aunque modesta – de la pupila de Natalia Teniza, plantea potenciar desde la vida de su partido, el Socialista –con un desempeño diez veces superior al partido del gobernador, Alianza Ciudadana (PAC) –  hasta el bienestar de su influyente y creciente grupo. Lo que le piden es la actitud de una política con causa –como es el aceptar el apoyo a Adriana a cambio de las ventajosas condiciones planteadas – que si bien habrá de aceptar que no aún le asiste la suficiente fuerza electoral como para participar en una disputa pareja por la gubernatura de Tlaxcala. Sin embargo, al representar más de la décima parte de la votación (sus dirigentes aseguran que los respaldan 40 mil sufragios) el aspirar a que se active el mecanismo de voto diferenciado faltando nueve días para el cotejo, podría ser la verdadera estrategia no sólo del orticismo, sino de un vasto equipo que incluye al PAN doctrinario, desde luego al del presidente Felipe Calderón y, nada más por no dejar, al del gobernador Héctor Ortiz (a la larga el principal activista de la campaña de Adriana Dávila).

2.- Si el adrianismo (ya vimos que en este momento esta corriente engloba por lo menos tres poderosas fuerzas: PAN-Calderón-Ortiz) consigue parte de los cuarenta mil votos de Rosalía Peredo, mediante el voto diferenciado (que parece ser una de las herramientas con las que los partidos pequeños pero actualizados tienen listas para activarlas cuando así convenga a sus intereses) no puede dejar de lado la enorme oportunidad que en este momento lo liga con un aliado, el PRD, con el cual comparte el rechazo a que el PRI regrese al poder. Sabemos que en la reciente reunión del líder perredista nacional, Jesús Ortega y el gobernador Héctor Ortiz, se analizó ante todo la impresionante fuerza del candidato priísta, Mariano González, quien en este momento ganaría sin mayor problema, gracias al tres por ciento de ventaja sobre su adversaria de progresopatlax. Entonces, comenzaría a trabajarse en idear los mecanismos para que la candidata de Transparencia y Honestidad, Minerva Hernández Ramos (al día de hoy la mujer más valiosa para el perredismo nacional, debido a su preparación académica, a su rendimiento parlamentario y a su disciplina como política) recorra los caminos que la lleven a una suma de facto, sin que esta se considere una dimisión entendida como fracaso electoral. Y algunos de los escenarios analizados tienen que ver con el crecimiento exponencial de Minerva como causa, apoyada por un partido que aspire a una estructura decente, con base en las prerrogativas indispensables para un desempeño alejado de los sobresaltos económicos. Qué tal el impulso de Minerva para sustituir a Jesús Ortega en la presidencia del Comité Nacional perredista; qué tal dinerito suficiente para que el perredismo tlaxcalteca deje de pensar en que en este momento ya gastaron hasta lo que correspondía a diciembre. El partido está en bancarrota, pero la candidata brilla con luz propia. Y el vendedor más grande del mundo, también conocido como Jesús Ortega Martínez, ya tuvo su audiencia con el gobernador Héctor Ortiz Ortiz. Al parecer estos que, mostramos aquí arribita, serían los temas que trataron y que para nada se me hacen lejanos en esta lucha a muerte por hacer de la siguiente una elección en pares y por tratar de superar el “bazucazo al cerebro del gobernador”.

With money dancing de dog (con dinero baila el perro, criatura, como lo diría Piporro) y dicho sea con honestidad a muchos les conviene bailar ya sea como bóxers o como xolozcuintles, pero por lo menos tener la esperanza de bailar en este tiempo en el que parece inexorable el retorno del PRI al poder, primero, por ser el proyecto con la suficiente trayectoria para poder utilizar las ideas de experiencia y prestigio; lo que no sucede con el PAN, sometido al suicidio en los últimos diez años, cuando le ha tocado gobernar, ya sea a través de acciones como las emprendidas por Vicente Fox y su frustrado intento de desafuero a AMLO, o ya por el aiga sido como aiga sido, alejado de todo principio demócrata como lo plantean los fundadores de este partido desde 1939.

¿Interesa el desarrollo del país, la convivencia entre personas con distinta filiación, la democracia?, no, creo que lo único que le interesa al gobierno de Calderón es defenderse como gato panza pa’rriba de la ola roja que, en estados como Tlaxcala, donde las cosas pudieran ser desventajosas para el tricolor, se las está viendo negras. Imagine usted lo que se vive en Puebla, Veracruz o Oaxaca, donde el gobierno federal ha tenido que recurrir al espionaje para lanzar las peores descalificaciones no le aunque que se recurra a la ilegalidad como aquello de difundir las grabaciones, eso sí, viles, de Fidel Herrera, ante el beneplácito de Felipe Calderón.

Perla López, de buena samaritana a, destructiva mujer despechada… (La verdadera historia)

.

A los sesenta le cayó el veinte de que una mujer debe tener fortuna, sobre todo si para merecerlo comprometió todo, hasta la progenie… pero ahora, nada más tiene su vivienda y… su auto… ¡pobrecita!

Hace como tres semanas –según narración de Perla López Loyo –, “un amigo al que quiero mucho y respeto, me dijo que no sirvo para la política porque soy una samaritana y solamente me preocupaba por quienes menos tenían y, para ayudarlos…”

Hay elementos para suponer que ese respetado y querido amigo de Perla, es el gobernador Héctor Ortiz Ortiz, quien hace más o menos esas tres semanas aludidas por López Loyo, la echaría de Tlaxcala, “porque lo de querer ser gobernadora se lo tomó en serio” –confiaría el mandatario a varios de sus confianzas. Entonces, la envió con su amigo Rafael Moreno Valle, el candidato de Compromiso por Puebla (PAN-PRD-Panal-Convergencia) al gobierno de ese estado, para ayudarlo a armar un sistema de aglutinamiento de mujeres, parecido a las redes que funcionan aquí (algo para mantener ocupada a Perlita, porque de abnegada colaboradora, capaz hasta de comprometer la vida misma y su progenie, pasó a una tremenda activista del despecho y reclamante de la escasa especie con la que en estos momentos cuenta, nada más su vivienda y su auto, se queja, en una entrevista al final de su adhesión a la causa marianista, donde utiliza su acostumbrado tiple un poco de niña boba, otro poco de ya ves?, con todo y mi ingenuidad y mi título académico de doctora, soy capaz de hacerte daño porque ya no me quieres <aquí  exaltaría el tonito ese como de Popis, el personaje encarnado por la grotesca Florinda Meza, en El Chavo.

La diputada de los folders vacíos y el interminable subir y bajar por los pasillos de San Lázaro, de súbito se dio cuenta que a los sesenta y tantos años, las mujeres deben tener fortuna, y no deben permitir que alguien las mande, y que prácticamente les dirija su vida… porque como es una mujer inteligente y responsable – así se describe en la mencionada entrevista – no está bien que nada más la tomen en cuenta cuando (su relativo intelecto) haga falta y se olviden de que es una mujer de carne y hueso que piensa y siente y sabe que puede… (aquí, para qué le voy a decir, si usted ya sabe que está escuchando a Popis).

(Ese grosero de Héctor) hace como tres semanas me dijo que yo no servía para lo política porque era una samaritana y solamente me preocupaba por quienes menos tenía y para ayudarlos… y yo creo que en la política tiene que haber del todo (sic)… nosotros, los samaritanos como (el malo, cruel y lépero de Héctor) me etiquetó, también necesitamos estar en la política porque nuestra gestión puede ayudar a quienes menos tienen.

Perlita, su inseparable escudero Luis Girón (quien salió del Partido Alianza Ciudadana, PAC, como tapón de sidra, cuando calzó los zapatos de la diputada y, sin tomar en cuenta su naturaleza de empleado, malito, malito, se aventó la puntada de “dejar a los militantes de su partido en libertad para que diesen su voto a quien mejor les pareciera”… bueno, hay que ser bien claros, Girón habló en esa oportunidad, un poco porque su jefe se lo ordenó <pues con eso acalambraron a Adriana y a su equipo de soberbios e ignorantes> pero el resto, no le costó trabajo alguno, porque así, como el pez que por la boca murió, tapó como el gato hace con sus heces, su falta de labor al frente del partido que si por él fuera estaría en serio riesgo de perder su registro) y el despecho, se combinaron  en una especie de tira cómica (Pinky y Cerebro) y comenzaron a planear la forma de regresar a Tlaxcala, porque oiga usted no era vida ir y venir con folders vacíos allá en los pasillos de la casa de campaña de rafamoreno, donde al parecer sí trabajan y, como una doctora con título de diputada ( o al revés) no está para esos esfuerzos (es más fácil espantar con el petate del muerto) entabló contacto con sus cuates integrantes de la bancada priísta en San Lázaro y tomó esta decisión de sumarse a Mariano (un hombre con experiencia, con trayectoria, con compromiso… no con fuerza… no rompiendo nada… sino al contrario… sumando <este es el discurso con el que la temblorosa Popis, también conocida como Perla López Loyo, entregó su virtud (ejem…) a Mariano.

A lo mejor, si Popis Loyo, escuchara la seguridad con la que su gran amigo, querido y respetado, augura ganar la elección para Adriana Dávila, dudaría con su natural capacidad de sentir miedo por cualquier cosa, en tomar la decisión que la colocó este domingo bajo los reflectores, eso sí, dignos de aplaudir de nuestros queridos camisas verdes, quienes gustosos levantaron su mano, igualito que ella lo hizo hace más o menos “tres semanas” a la mismísima Adri (claro esos eran tiempos de disciplina disfrazada de panismo).

Ahora bien, falta ver qué harán los otros dos diputados federales orticistas. Ya ve, Oralia López Hernández, fue la primera en hacer gestos un poco raros que el rostro muy de ella no los irradió así como que muy estéticos, pero al final de cuentas se disciplinó. Julián Velázquez (y conste que es amigo comprobado de Beatriz Paredes) también se sulfuró, al grado de mostrar su disgusto –temporal – por cualquier tema que le recordara a su compadrito. Nada más que con el paso de las semanas y la ya inocultable cucharota del presidente Calderón para que la sucesión saliera de acuerdo con sus indicaciones, pues no le quedó otra más que reencontrarse y hasta sentarse a la mesa a cenar, en aquella simpática ocasión en que una candidata invitada opinó de su conyugue, “pues se dedica a las labores del hogar”. Aplausos para semejante ejemplo de sacrificio, quien lleva siempre junto a él una bolsa en cuyo interior, sólo a los muy de confianza se les revela que van las históricas chanclas para que cada que se pueda descansen las adoloridas panteras sometidas a largos trechos de subir y bajar en esto que suele llamarse campaña política.

Cede Patricio Lima a su imparcialidad para apoyar a Adriana, pupila suya en la universidad

.

Patricio Lima fue invitado por Adriana (y aceptó) ser el representante de la alianzapalprogreso ante el IET; su incorporación a ese equipo tiene mucho más fondo del que se alcanza a ver.

A veinte días de los comicios, dos personajes destacados en el derecho electoral, Jesús Ortiz Xilotl y Patricio Lima Gutiérrez, fueron convocados por Adriana Dávila Fernández, candidata de la alianza Por el Progreso para Tlaxcala, para fungir como representantes ante el Instituto Electoral de Tlaxcala (IET), el primero por el PAN y el segundo, por la coalición (PAN-PANAL-PAC)

Ortiz Xilotl tuvo que renunciar al cargo de presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHT), dejando atrás una muy modesta cauda de logros, mucho menor a la cantidad de fiestas –algunas en medio de verdaderos excesos – según versión de amigos de quien pasó a formar parte de las nuevas contrataciones adrianistas.

La incorporación de Patricio Lima, obedecería a la invitación hecha por Dávila Fernández, para encargarle el aspecto político de su proyecto, trascendió en las instalaciones del IET, en San Miguel Contla, mientras que Ortiz Xilotl, tendría a su cargo el lado legal.

El movimiento, a iniciativa de Adriana y con un creciente apoyo del orticismo, equilibra la balanza que, a partir de este mes se inclinó a favor del mandatario, cuyos principales operadores políticos irrumpieron en la víspera comicial, unos con probados aciertos, aunque de la mayoría se observe el acecho en un contexto oportunista y luego de sonoros fracasos cuando se asumieron en potenciales candidatos.

Lima Gutiérrez y Ortiz Xilotl, fungieron como presidentes del IET en distintos momentos y, los dos tuvieron un papel relevante en los comicios que organizaron. A sus nombres se sumarían tres o cuatro reconocidos profesionistas, todos con la misma suerte: fueron excluidos del nuevo consejo general, el cual finalmente quedó integrado por aquellos que obtuvieron las calificaciones más bajas en los exámenes aplicados por el Congreso.

Claro, ello exhibió la ínfima calidad de los organizadores, dispuestos a dar la batalla con tal de defender los presuntos recursos ilícitos gracias a los cuales repartieron juego con baraja amañada.

Cuando aquello acontecía, pocos tenían clara la inminente medición de fuerzas que con posterioridad acabó por imponer a la inexperta panista.

Convocar a Lima Gutiérrez parece ser el primer tema en el que realmente coinciden la candidata de Calderón y los orticistas, aunque no pueden dejarse de tomar en cuenta por lo menos dos factores:

1.- En tanto uno de los docentes que mayor huella dejó en la formación académica de Dávila, el hoy convocado a representar a la alianzapalprogreso en el IET, es el adrianista sin partido con el mayor nivel de confianza, cuya labor será fundamental en el desempeño de quien fuera su pupila en las aulas de la Universidad del Altiplano.

2.- Cual cerillo que se enciende ante la menor chispa –uno de sus grandes parecidos con Calderón- Adriana logra con Lima entre sus principales colaboradores, la estabilidad emocional del sujeto que le significa certidumbre en este turbulento océano, donde la depredación camuflada es la constante que puso el término de dos años al matrimonio por conveniencia (temporal), cuya duración, bajo esta variante, podría prolongarse hasta el término constitucional, gracias al oficio político que emane de la unión que al convocado le significa la pérdida de la imparcialidad con la cual procuró conducirse hasta hoy, y a  convocante, la firmeza en términos docentes para cambiar las vulgaridades por una perspectiva con sustento académico.

Es lógico que no a todos los involucrados en este, uno de los proyectos políticos más destacados que irán a las urnas en veinte días, les resulte simpático. Y sin embargo, parece que van a tener que deglutirlo como la amarga medicina que les espantaría los fantasmas del cerebro.

Las chaquetas de Beneberto

Cuando al diputado Beneberto le quedaban mal los orticistas en aquél convenio fifty-fifty de tiempo en la diputación cuyo titular es winnie the poo (también conocido como Víctor Hugo Cahuantzi), a este se le ocurrió vender la causa con el de enfrente. Y ándale que se reúne con Mariano González en una mesa del Vips, donde incluso le fueron tomadas varias fotos, publicadas después en El Sol de Tlaxcala.

Yo creo que Bene suponía que de ambos lados trataba con aficionados y le dio por imaginarse que podría formarse en ambas filas para recibir mesadas religiosamente. Para sorpresa de todos ponía las dos manos y a lo mejor supuso que así se sobrepondría a la crisis económica ocasionada por la necedad de Poo para dejar de cobrar en el administrativo de Allende 31. Sin embargo, tenía hasta chamba de subsecretario en el gobierno de Ortiz, pero eso tampoco le importó.

Hoy podemos ver en Bene uno de los casos más escandalosos de chaquetería en pleno siglo XXI, descubierto por ambos bandos de los que suponía servirse. No se imaginaba que estos cruzan información y que lo usaban como bandeja para llevar y traer. Tan ingenuo se vio que a ninguno sirve ya pues, se descubrió como un ineficiente correveydile y se condenó a ser el apestado de lo que le falta a la actual legislatura.

El hoy diputado chaquetero fue el que entregó al equipo de Adriana Dávila el directorio de los contactos y operadores municipales de Mariano González, si así como ve de ese es el tamaño de su traición.

Con esos aliados para que quieren enemigos los candidatos.